Está en la página 1de 7

“Las Dificultades en la lecto­escritura como factor de fracaso escolar” 

                                                                               Diversos estudios enfatizan  la relación entre los 
factores educacionales y los problemas de los niños en el área de la lectura, las limitaciones del 
enfoque teórico predominante en esos momentos marca decisivamente la forma en qué los alumnos 
van   adquiriendo   la   lecto­escritura,   si   pensamos   en   el   alumno   como   constructor   de  sus   propios 
aprendizajes e individuo reflexivo, por qué al trabajarse  sobre este aspecto el alumno pasa a ser un 
a gente receptivo  y mero ejecutador de las actividades que indica el docente, causando así de una 
dificultad en los alumnos para entender y construir el conocimiento de las cuestiones relacionadas 
con   la   alfabetización,     provocando   que   el   trabajo   que   realizan   durante   las   sesiones   sea   nulo   o 
realizado con el apoyo de alguien más, pues por ellos mismo no pueden dar significado a   las 
actividades que involucran la lecto­escritura que sdon la mayoría.

Por estos motivos los alumnos terminan por no querer trabajar, dejar de asistir a la escuela o pedir 
que otro compañero les haga el trabajo, debido a estas circunstancias es que parto para hacer un 
análisis de las situaciones presentadas durantes las diferentes sesiones de clases, donde los alumnos 
estuvieron alejados de los temas que involucraron al proyecto, ya que considero importante poder 
conocer hasta donde afectan estos procesos para que los  alumnos puedan desarrollarse en los demás 
aspectos de la curricula según en grado en el que se encuentran, cómo el proceso de alfabetización 
está   afectando   sus   áreas   de   desarrollo   y   qué   consecuencias   puede   traer   par   que   que   puedan 
completar un proceso en grados superiores, mencionaré algunas de las concepciones que se tienes 
sobre estos dos aspectos que invoculran a la alfabetización, los aspectos que influyen para que el 
alumno se alfabetice y porqué la importnacia de dicho proceso para los niños al igual que haré una 
selección de estrategias que pueden ser utilizadas para favorecer este proceso y así evitar que los 
alumnos sufran de un fracaso escolar.

Justificación
Durante el sexto semestre de la licenciatura en educación primaria, como parte del trabajo de la 
asignatura    de Observación y Práctica Docente IV, realicé las jornadas  de prácticas dividas   en 
momentos   que   conjuntaron   dos   jornadas     para   realizar   observaciones   dentro   del   grupo,   y   tres 
semanas   de   práctica,   el   trabajo   fue   realizado   en   una   escuela   multigrado   “Elisa   López”   de 
organización tridocente,, ubicada en la comunidad de “El Sauz”, el ciclo en el que practiqué fue el 
primer ciclo, que incluye los grados de primero y segundo.

Al   realizar   el   trabajo   con   los   alumnos   de   éste   ciclo,   me   percaté   de     algunas   dificultades   que 
presentaban   dos   alumnos     Miguel   y   Alejandro   de   6   y   8   años   respectivamente   (cada   uno 
perteneciente a un grado del ciclo) para realizar las actividades plantedas durante las clases, ya que 
al copiar algunas instrucciones del pizarrón tardaban mucho, borraban constantemente la escritura 
de las mismas, volteaban con mucha frecuencia a ver el pizarrón para escribir cada una de las letras 
de la palabras, lo que producía un retraso en la realización de las actividades, aunado a esto los 
alumnos   preguntaban   a   los   demás   qué   se   iba   a   hacer,   al   pedir   que   hicieran   lectura   de   las 
indicaciones, en el caso de alumno de primer grado, podía hacer la lectura de algunas sílabas o 
palabras, pero mostraba gran dificultad, requiria de la aprobación mia para continuar leyendo y le 
era complicado leer palabras juntas, es decir, leía por partes o sílabas, pero escasamente toda la 
palabra unida, respecto al alumno de segundo grado, su lectura era también por sílabas, presentaba 
mayor fluídez, pero tendía a saltarse algunas palabras en la lectura.

Refiriendome al aspecto de la escritura los alumnos también mostraba diversas dificultades, en el 
alumno de primero, al escribir podía hacerlo apoyándose en el dictado de las palabras que tenía que 
anotar en su cuaderno, para hacerlo constantemente pedía apoyo de mi parte y preguntaba sobre 
algunas de las letras con las que se le soliciban escribir, al hacer el escrito que no sólo involucraba 
palabras aisladas, al alumno le costaba más trabajo, pues mencionaba que no recordaba las letras, no 
las conocía  y el tiempo para realizar la actividad aún apoyado de material como  el alfabéto móvil, 
era   demasiado   utilizando   entre   20   minutos   o   30   para   hacer   la   actividad,   considerando   que   la 
realizaba bajo sus propios medios y sin la reafirmación de la maestra.En el caso del alumno de 
segundo grado, su escritura presentaba falta de letras en las palabras, confusión en el orden de las 
mismas y utilización de unas letras por otras en la formación de las palabras, aún cuando sólo tenía 
que copiarlas.

Estas   dificultades   que   se   presentaron   en   los   alumnos   ocasionaron   la   realización   de   diversas 


situaciones en el aula con ellos, como el hecho de que los alumnos de quedaran rezagados en la 
realización de las actividades  que hacían los demás compañeros, pudieran participar poco en los 
temas grupales, ya que al estar retrasados con las actividades, que implicaban lectura o escritura, los 
alumnos  perdían la coherencia entre los temas y los contenidos que se estaban trabajando con todo 
el grupo.

Decidí revisar esta dificultad que se me presentó en el aula, pues el hecho de que los alumnos 
tuvieran   éstas   dificultades   para   leer   y   escribir,   generaba   distracción   en   ellos   (en   momentos   se 
quedaban   viendo   por   un   tiempo   prolongado   el   pizarrón,   hablaban   con   otros   compañeros),   no 
querían trabajar o se mostraban dudosos al hacer las actividades, situación que me requirió dedicar 
más tiempo al trabajo individual con los alumnos para apoyarlos y que pudieran avanzar en las 
actividades, debido a estos antecendentes planteo  como problemática la existencia de dificultades 
en el  proceso de lecto­escritura como factor de rezago educativo y me parece imporntante analizar 
hasta que punto esta carencia en el proceso impide a los alumnos avanzar en los contenidos de las 
demás asignaturas.

Para identificar sí los alumnos en verdad tenían un problema de lecto­escritura utilicé alguno sus 
escritos e hice algunas comparaciones con los niveles de alfabetización que propone el documento 
del docente CAD, referente a la lengua escrita  en la educación primaria y según algunos diálogos 
entablados   con   los   alumnos,   puedo   identificar   que   ambos   alumnos   se   encuentran   en   el   nivel 
sílabico1,   razón   que  concuerda   con  el  hecho  de  que  la   maestra  titular   utiliza   este  método   para 
enseñar la lecto­escritura, a continuación presento algunos fragmentos de los videos del trabajo con 
los alumnos.
Diálogos:
Mtra: miguel, por qué no apuntas
Ao: es que no se qué dice
Mtra titular: es que Miguel aún no logra aprender a Leer

Mtra: no te distraigas Miguel, fijate cómo está escrito coche en la lámina
Ao M: aahh sii, //escribe coche//

1 Documento docente “La lengua escrita en la educación primaria” en el CAD pp. 68­72
Mtra: muy bien, cómo escribo avión, con cuál la voy a escribir
Ao M: con la v 
Mtra: a ver escribela
//el alumno escribe v//

Mtra: Alejandro traeme tu trabajo
Ao: na, maestra ni he hecho nada
Mtra:  es que eso que puso en el pizarrón ni lo entiendo
Mtra: que es lo que no entiendes
Ao: que tengo que escribir y no me sale maestra
Mtra: bien te voy a dictar las palabras que tienes que escribir 
Ao: es que no me sale

Mtra: bueno tu escribelo como tu puedas
Ao: bueno,pero ya le dije que no se
//palabras dictadas blanco, perro, agua, contaminar, el alumno escribió : blanc, pero, cotaminr//

sí bien los alumnos han logrado avanzar en su proceso,  pero aún se encuentran en la primera parte 
del periódo de fonetización de la escritura, que se manisfiesta con el periódo silábico, al encontrarse 
en esta etapa del mismo, sus dificultades para poder entender los textos y escribir son notables, el 
alumno aún no ha logrado ser alfabetizado y por lo tanto convencionalmente es la razón por la que 
no pueden  avanzar en los contenidos  que se platean dentro del aula, ya que su limitante no le 
permite   realizar   las   actividades   que   se   proponen   para   que   los   alumnos   se   apropien   de   los 
contenidos, creando así que estos alumnos se enfrente a un problema escolar  “Ya que para aprender 
los sujetos deben demostrar poseer las habilidades deifinidas como requisitos  previos para poder 
acceder   a   cierto   nivel   de   enseñanza”2,   dentro   de   los   procesos   de   aprendizaje,   se   presentan   un 
conocimiento previo que  servirá de referente para que el nuevo aprendizaje pueda relacionarse con 
algo anterior visto por el sujeto, al  que estará expuesto ante lo nuevo, el individuo puedar asimilarlo 
por el mismo y como consecuencia, se adquieran otros aprendizajes, tener estos antencedentes son 
importantes para que los conocimientos se vayan enlazando como una cadena que necesita de un 
eslabón para poder unirse y dar continuidad, viéndolo de esta manera, la adquisición de la lecto­
escritura se conciba como el eslabón requerido para unir los conocimientos de los otros temas, ya 
que sin estos el alumno no puede acceder a la información impresa que se le presente del nuevo 
tema por aprender.

“Cuando una persona se enfrenta a un texto no sólo requiere tener   conocimientos respecto a las 
formas de las grafías  y a la oralización correspondiente”3, sino que requiere poner en juego y hacer 
uso de sus conocimientos previos para entender la imformación que este texto le provea, cuando el 
alumno   no   tienen   la   posibilidad   de   hacer   este   proceso   su   dificultad   para   adquirir   nuevos 
conocimentos de un texto en cuestión será totalmente limitada, y si aunado a esto el alumno no tiene 
un conocimiento previo del tema, será mayormente complicado poder responder a las actividades 
que el maestro proponga cuando se trabaje bajo estas carcaterísticas, entonces se crea en el alumno 
una   carencia,   un   espacio   que   manejado   desde   está   forma   de   trabajo   no   aportará   nada   a   sus 
aprendizajes, que según el curriculum debería estar adquiriendo.

Esta situaciones suelen presentarse como casos comunes en la escuela, porqué  “La escritura es un 
objeto social, pero la escuela lo ha transformado en objeto exclusivamente escolar, ocultando al 
2 Ferreiro, Emilia “alfabetización  teoría y práctica”, editorial siglo veintiuno editores, Mexico, pp. 180
3 Documento docente “La lengua escrita en la educación primaria” en el CAD pp. 131
mismo tiempo sus funciones extra­escolares”,los alumnos llegan crecer que hacer uso de la escritura 
sólo le ayudará a entregar las tareas, a cumplir con los trabajos dentro del aula, pero poco sentido le 
ven para su vida diaria, ya que también la escuela se ha encargado de imponer una concepción 
errónea de lo que se puede obtener con la escritura, ya que termina siendo concebida como una 
forma de cumplir con lo que se pide, una repetición constante   de grafías, como uso para copiar 
textos ya escritos y poco se relaciona con su función comunicativa y social, que le permtite a las 
personas entenderse en los diferentes medios sociales.

“En   lugar   de   facilitar   en   aprendizaje,   esta   visión   mecanicista   de   la   alfabetiación   dificuta   el 
aprendizaje   de aquellos niños que más dependen de la escuela para alfabetizarse”, ya que en su 
contexto   inmediato son pocas las  posibilidades  que tienen para hacerlo, su entorno familiar   no 
provee situaciones que lo ayuden a avanzar en ese proceso, no es sino dentro de la escuela que 
puede tener contacto con elementos que lo ayuden a completar su proceso y sí este medio se ve 
obstaculizado   por   sus   propios   limitantes   conceptuales,   será   más   complicado   para   el   alumno 
lograrlo. “Ven la lectura como un procedimiento pasivo quie consiste en el simple reconocimiento 
de letras, palabras y oraciones”4  Partiendo de estas concepciones que va adquiriendo el alumnos 
sobre  la lecto­escritura su adquisición se dificulta más y su proceso para entender otros temas se 
mantiene estancando.
 
“Es importante resaltar el fracaso de una visión mecanicista sobre la alfabetización y no del fracaso 
de   los   niños,   el  hecho de  confundir  la  escritura  con  la  reproducción  de  formas   gráficas   y   que 
confunde el acto de lectura con la sonorización de letras, con esta visión tradicional se deja de lado 
las   capacidades   cognitivas   de   los   niños   impidiéndoles   reflexionar   durante   el   proceso   de 
alfabetización”5, debido a estos retos que se presentan en los procesos de los alumnos, es que el niño 
dificilmente durante el ciclo escolar puede apropiarse de estos procesos, se le complica entender 
cómo   hacer   la   relación   entre   las   grafías   y   la   significación   que   tienen   en   un   contexto   real,   no 
encuentran una relación con sus interés, no satisface sus necesidades, ya que utilizan con mayor 
frecuencia el lenguaje oral, y lo conciben como una exigencia con la que se tiene que cumplir para 
evitarse porblemas en el salón con el docente, partiendo de estos impedimentos para aprender los 
procesos   básicos  de  un lenguaje que permite  a las  personas  comunicarse,  expresarse y hacerse 
entender, es que considero que los alumnos que no logran leer y escribir de manera convencional, 
refiriéndome con esto a que puede comunicar y entender lo que les dicen dando un uso a este 
intercambio de información, es cuando esto ocurre que el alumno puede llegar al fracaso escolar.

Si comparamos las actividades dee lectura y escritura que tradicionalmente propone la escuela con 
aquellos en que particfipamos permanentemente en la vida cotidiana, se puede entender que exite 
una   brecha   profunda   entre   la   lengua   escrita   como   objeto   social     y   cultural   y   el   objeto   de   la 
enseñanza  formal en que se convierte la lectoescritura dentro de la escuela, fuera de la escuela la 
elengua escrita es utilizada para cumplir funciones específicas: comunicación a distancia, registro 
de lo que se desea  recordar, organización  de la información, reflexión acerca de als propias ideas y 
vivencias.El   alumno   está   expuesto   a   una   comunicación   que   surge   por   la   necesidad     de   querer 
expresar algo, ya sea un sentimiento, pensamiento o compartir alguna experiencia, cosa que pocas 
veces   sucede   dentro   de   un   aula,   donde   los   trabajos   estan   alejados   de   la   vida   cotidiana   de   los 
alumnos, se tiende a fracmentar el conocimiento causando confusión, ya que en la viuda diaria éste 
no se maneja así, es importante concebir a la lengua escrita como un instrumentos de comunicación, 
que se mantenga alejada de la idea de que su utilidad consiste en obtener una buena nota en clase.
4 Documento docente “La lengua escrita en la educación primaria” en el CAD pp. 123
5 Ferreiro, Emilia “alfabetización  teoría y práctica”, editorial siglo veintiuno editores, Mexico, pp. 194­195
La   comprensión   de   la   lectura   consiste   en   algo   más   que   una   reconstrucción   del   dignificado 
intencional del autor, dentro de las restricciones del vocabulario y de la sintaxis de las oraciones de 
un pasaje, un lector puede ocnstruir significados a múltiples niveles de abstracción, por lo tanto sí el 
alumno no puede realizar estas acciones para entender la información con la que interactua, será 
dificil que pueda contruir dentro del aula, considerando las actividades que se plantean y que llevan. 
este proceso de manera implicita y explicita

Pensando en la importancia que tiene que el niño pueda leer y escribir convencionalmente para 
entender   y   hacerse   entender,  es  que  el  no tener  esta  competencia  le  dificultará  su paso  en   la 
adquisición de los conocimientos de las demás materias y por lo tanto, al no poder cumplir con este 
requisito dentro del curso que se encuentran, los alumnos deberán esperar otro ciclo para poder 
lograr el propósito o en definiftiva pasaran al siguiente grado sin tener los elementos necesarios y 
estas dificultades se harán mayores para ellos.

Consiero imporntante mencionar algunas esttrategias que pueden ser utilizadas para apoyar a los 
alumnos   y que sí puedan avanzar en este proceso, viendo, pues la imporntacia que tiene no sólo 
como parte de los propósitos de la educación primaria, sino como un elemento funcional que le 
permtitirá al niño desarrollarse en el medio dentro y fuera de la escuela.

• Permitir descubrir a los niños la utilidad y función de la lectura y los beneficios que se 
pueden obtener de ella, presentarlos ante actividades interesantes y cercanas a lo que les 
interesa.
• Centrar a los alumnos en el significado para conducirlos a una lectura de comprensión
• Su funcionalidad recide en  la implicación  de brindar al niño las oportunidades de acceso a 
todo tipo de material  escrito 
Conclusión:
como   maestros   muchas   veces   no   logramos   percatarnos   del   alcance   que   tiene   el   hecho   que   de 
nuestros alumnos no lleguen a desarrollarse en determinado ámbito, no concebimos las dificultades 
que podemos estar propiciando en los alumnos y las problemáticas que posiblemente se generarán 
con estos   atrazados que tienen los alumnos, y en vez de apoyarlos tendemos a culparlos por no 
esforarse lo suficiente para alcanzar el propósito esperado, creemos que es el alumno el que está 
fallando, que no le interesa, que es flojo y utilizamos bastantes justificaciones para culpar a todos y 
evitar asumir la responsabilidad que como docentes tenemos con los alumnos.

Creo   que   perdemos   la   objetividad   de   nuestro   trabajo,   dejamos   de   evaluar   nuestros   propios 
procedimientos para enseñar y por consecuencia   nuestros alumnos tienden a presentar mayores 
dificultades para entender los contenidos a los que son expuesto en clases, nuestra visión se hace 
más inmediata, perdemos el alcance de las acciones que realizamos dentro del aula.

Pienso que es importante poder analizar cómo los alumnos van entendiendo los diferentes procesos 
que pasan para comprender un tema, qué actividades les crearán mayor interés y propiciarán en ellos 
la relfexión que se necesita para que puedan avanzar en los conocimientos que ya tienen, reconocer 
claramente   en   dónde   están   mis   alumnos   y   qué   requieren   para   llegar   hacía   donde   yo   pretendo 
llevarlos, pero sobre todo cómo lo voy hacer, tener ésta claridad, apoyará a que haya más posibilidad 
de que al alumno no fracase en el transcurso.

Considerar al alumno como el humano y no sólo como alguien a quien tienes que enseñar, sino 
como una persona que va formando y que tiene un futuro, un proyecto, ser conciente de cómo tus 
acciones pueden repercutir en su vida inmedianta y posterior, no decidir y opinar por el o por su 
familia, no jugar con su tiempo, pues muchas veces los maestros consideran algo sencillo que los 
alumnos reprueben cuando ven la dificultad de para aprender, que estén un año más en el mismo 
grado, sin analizar todas las implicaciones que tendrán,  en vez de apoyarlos más para que lo logren, 
dejamos a un lado nuestro papel.
BIBLIOGRAFÍA

Documento docente “La lengua escrita en la educación primaria”  Editorial SEP en el CAD 
pp. 68­72,123, 131

Ferreiro, Emilia “alfabetización  teoría y práctica”, editorial siglo veintiuno editores,
Mexico, pp. 194­195

Palacios De Pizan “ comprensión lectora y expresión escrita: experiencia pedagógica” 
Editorial Aique didáctica pp.20­23