Está en la página 1de 6

El Gaspar de la noche

de León de Greiff
Un encuentro en el mundo
de las entidades colectivas

Luis Fernando Macías

L
a historia de Gaspar de la noche, como
álter ego de León de Greiff, consti-
tuye una novela1 que, como todo lo
que concierne a su obra, es al mismo tiem-
po juego y sustancia. Como esta, se inscribe
en una de las líneas más profundas de la
pregunta por el ser; y como juego, entra y
sale de la realidad y de la ficción, de la gra-
vedad y de la levedad, de lo material y de lo
espiritual, de lo real y de lo maravilloso…
en un intrincado trueque de antinomias en
el que se hacen presentes la magia, la belle-
za, la gracia, el humor y la revelación de la
poesía, en lo que esta tiene de fundación de
lo que permanece, tanto como de lo que es
efímero, fugaz; esto es, mito y logos.
A continuación presento una síntesis
de esta novela, que estaría por escribirse, y de
la forma como ella conduce al encuentro de
otros mundos, especialmente uno al que po-
dríamos denominar “mundo de las entidades
colectivas”.

82
Durante una velada del grupo Panida, En la cita de la Obra dispersa que
León de Greiff encarnó un nuevo Otro-yo: acabamos de hacer, el que habla es Leo
Legrís y dice que “Gaspar vagó con Nos
Bautizado por Nos, el Padre de los
y con Matías durante doce años”, tiempo
Búhos, como Gaspar de la Nuit, en
suficiente para desarrollar una personali-
homenaje a Aloïsius [sic] Bertrand,
dad y una obra. Como Otros-yoes, es claro
en 1914, en el Café de El Globo, en
que cada uno debe configurar una labor
Medellín. Fueron testigos Tisaza,
desemejante y al lado de la de los demás.
Rendón, Jovica, Pepe Mexía y Rafael
Después podrá verse que los álter egos de
Jaramillo Arango. Matías Aldecoa le
León de Greiff presentan temáticas distin-
recitó el Credo, en vascuence (como era
tas y responden a biografías y características
obvio) ya que Aldecoa es de Azpeitia.
de personalidad diferenciadas, pero el esti-
Por doce años vagó y divagó con Nos
lo de la poesía sigue siendo único. Esta es
y con Matías, como consta en muchos
una diferencia clara con los heterónimos de
papeles impresos.2
Fernando Pessoa que, además de biografías
Visto así, se trata de un acontecimien- diferentes, responden por diferentes estilos
to sencillo. A León de Greiff lo impresio- en su escritura.
nó el libro de Aloysius Bertrand y decidió Doce años significa que el trío se di-
rendirle este homenaje; pero como lo que solvió en 1926, concretamente el 2 de fe-
más le llamó la atención fue el personaje brero, cuando León de Greiff se presentó
que se presenta como autor, Gaspar (de la en Bolombolo para asumir su nuevo em-
noche en español), dio nacimiento al terce- pleo como administrador de la construc-
ro, hasta ese momento, de sus Otros-yoes. ción del tramo Bolombolo-La Pintada del
Ya existían Leo Legrís (Le Gris) y Matías Ferrocarril de Antioquia. La intención de
Aldecoa, con lo cual se presentaba una tri- León de Greiff al aceptar este trabajo y
nidad. Comparó a esta tríada con el aceite regresar a Antioquia, después de diez años
tres en uno, lo que significa que se asume el de labor en el Banco Nacional de Bogotá,
hecho como un juego y hay en ello algo de era volver a la “vida en bruto”; esto es, vi-
burla, sobre todo se “pitorrea de sí mismo”, vir el mito del retorno al paraíso, algo a lo
como dijera Vladimir Goncharenko; pero que él mismo llamó “fuga rimbaldiana”.
en el fondo el asunto es grave, la trinidad Entendida esta fuga como dedicarse a la
es el misterio más importante de la religión vida simple, en el silencio, en “el preñado
cristiana y, más allá de la burla o por me- silencio, hosco y austero”.
dio de ella, León de Greiff se pregunta por Cansado de la capital, de los “enjibacai-
el fenómeno metafísico. En un caso como res, macuqueros”, de los “gansos del capito-
este la dualidad es necesaria para mantener lio”, “trujamanes de feria”, su plan consistía
la cordura, si es que ello es posible, dado el en abandonar la poesía como lo había hecho
tenor de semejante asunto. Los problemas Arthur Rimbaud cuando desapareció del
metafísicos constituyen serias amenazas mundo visible y no volvió a escribir. Para él,
contra el buen juicio, la risa es entonces pa- esta era la prueba máxima de perfección, la
liativo, camino de sanación. autocrítica que lo supera todo.

revista UNIVERSIDAD 83
DE ANTIOQUIA
Pero al llegar a Bolombolo solo hay Grí —el mismo trío del libro ante-
tres: Matías Aldecoa, Leo Legrís y León de rior—. La tal farsa descríbenla así sus
Greiff. Gaspar ha desaparecido. Lo último coautores: Descabalada como ilógica
que se supo de él fueron los tres “Relatos e inútil. Lenta y fastidiante y vacía al
de Gaspar”, en los que se despide de modo del triple espíritu que la conci-
Netupiromba y parte en busca del silencio, bió para sus sarcásticos regocijos, en
“lauticia, letación inefable”. la Villa de la Candelaria de Aná del
A partir de allí, se da por muerto a Aburrá, en 1915 años. Variantes pos-
Gaspar y en los libros aparece una cruz al teriores —en Santa Fé del Altiplano y
lado de su nombre. Es aquí donde se pre- en San Xoaquín de Bolombolo— de
senta lo más inquietante de esta historia, nula monta. De las Variantes, las en el
lo que hace de ella una novela. Al parecer, último lugar nombrado hechas, son de
León de Greiff ha renunciado definitiva- Leo y Matías. (Porque Gaspar despa-
mente a Gaspar, pero más allá de su volun- reció en Korpilombolo). Y siguen de
tad, por encima de su propio deseo y de su esta guisa describiendo la Farsa: Esta
comprensión, el tiempo ha de demostrar Rapsodia Fantasista, de cuyo origen
que Gaspar no había muerto, que lo que ya no se sabe; de cuya intrascendencia,
había sucedido era una extraña confusión. nesciencia y nugacidad no me curo, ni
Gaspar sí partió de Bogotá, pero en vez de ir se curó el Trío Coautor; de cuya forma
a Bolombolo se dirigió a Korpilombolo, una y desarrollo, si los tiene, ya no me doy
localidad del municipio de Pajala, ubicada cuenta clara —lo edita Matías Aldecoa,
al norte de Suecia, tierra de sus antepasados. unidad del trío coautor (clarinete, fa-
Este hecho rompe los límites entre lo real y got y trompa) con el asentimiento de
lo ficticio y entra en el plano de lo metapsí- los “altos heliotropos” y con el de Leo
quico, porque abre un vaso comunicante en Le Grí, unidad del Trío Coautor, en
el orden del sentido entre estas dos regiones, su nombre y en el de Gaspar von der
Bolombolo y Korpilombolo; estas dos na- Nacht, unidad del Trío Coautor, des-
ciones, Colombia y Suecia; estas dos épocas, parecido misteriosa u obscuramente en
la realidad de su presente y el de sus ante- Korpilombolo— Lappland; Sverige;
pasados, su tiempo y nuestro tiempo; y estas 66 grados, 40 minutos aproximada-
dos dimensiones, la realidad y la ficción, dos mente, latitud Norte; 23 grados, 10
mundos ahora imbricados de un modo di- minutos aproximadamente, longitud
fícil de explicar desde nuestras coordenadas. Este, de Greenwich, que allá fuera,
Al viajar a Estocolmo treinta y tres Gaspar, a caza de sus dos compañeros,
años después, es decir, en 1959, como secre- metido en error por una cierta conso-
tario cultural de la embajada de Colombia nancia existente entre Korpilombolo y
en Suecia, se presenta un curioso aquelarre, el País utópico en donde Matías y Leo,
pues allí mismo, en el pequeño cuarto en inducidos en mesteres odiséicos por un
el que el poeta vive con su hijo Axel, reúne supuesto viking de categoría ínfima,
33 Sosías, Otros-yoes u álter egos y estos Erik Fjordson, pescador de bacalaos
discuten sobre la forma de traer a Gaspar y arenques y de poesías iodadas y sa-
(Von der Nacht, en sueco o alemán), que se linas, buscaron “la vida en bruto”, hace
halla congelado en Korpilombolo. El mis- ya de ello. Eso antedicho, describe la
mo León se había referido, en abril de 1957, Farsa de los Pingüinos Peripatéticos.
a la confusión de Gaspar, en estos términos: Luego, en el Preludio della, la inter-
Aparece —primo— una dizque Farsa preta de este jaez un otro qüídam [sic]
de los Pingüinos Peripatéticos, urdi- Dice el Skalde vestido de gris: Todos la
da —dícese por ahí— por Gaspar von conocen y nadie la sabe: la ignoran los
der Nacht, Matías Aldecoa y Leo Le linces, la ignoran los zotes.3

84
Sucedió que en la pregunta por Gaspar apareció
también un Gaspar de la Nuit, suite para piano
de Maurice Ravel […] basadas en tres poemas
del libro de Aloysius Bertrand. […] De modo que
en la pregunta por Gaspar se nos ofrecen cuatro
encarnaciones: el rey mago, el de Aloysius Bertrand,
el de Ravel y el de León de Greiff.
Maurice Ravel / Aloysius Bertrand

Esto como para ofrecer una idea de la nos dice que “la existencia es el viaje del
naturaleza del fenómeno psíquico que de- héroe”, cuyo sentido está cifrado en el mito;
termina esta novela de Gaspar, cuyas peri- Mircea Eliade, quien nos revela el método
pecias siguen más allá del tiempo de la vida como las imágenes primordiales se personi-
de León de Greiff. fican en divinidades y en doctrinas; y Carl
Me detengo entonces aquí en lo que Gustave Jung, quien define esas imágenes
concierne al resumen de “la novela” para primordiales como arquetipos y establece
presentar el verdadero asunto de esta nota, que son ellas el contenido de lo que asi-
el mundo de las entidades colectivas. mismo él denomina inconsciente colectivo.
Lo que se ha narrado hasta aquí tiene Los arquetipos están antes de lo verdadero
por fin definir la atmósfera o sendero de y de lo ficticio, pertenecen a la esencia de
entrada a este otro mundo. Los mundos la potencialidad universal, son universales.
tienen lugar en esa franja interior del ser En la constitución del ser individual acu-
que se ubica en la doble vía entre los planos den a infundir el hálito que nos constituye
mental y espiritual de la existencia. Cuando y se realizan en cada uno al modo particu-
nos conducimos de lo espiritual hacia lo lar de cada uno. El arquetipo principal fue
mental, vamos de la nada al ser; allí suceden nombrado por Jung como “Sí-mismo”, la
las fundaciones y los nacimientos, el jardín esencia individual. Es universal en cuanto a
es un hontanar. Cuando nos conducimos de que es el mismo para todos; pero es indivi-
lo mental hacia lo espiritual, nos encontra- dual en cuanto define lo que cada uno es, al
mos en el plano de la pregunta por el ser, mismo tiempo origen y meta, posibilidad y
somos la criatura aterrada ante el misterio, deber ser, albedrío y destino. Dice Jung que
lo ignoramos todo y solo nos queda oficiar se compone de lo que somos, la conciencia
en las tinieblas. En ese camino ciego es más lo inconsciente que nos constituye.
donde se produce el paso de lo individual a Amplío la noción de arquetipo con el
lo colectivo. Antes del ser individual se en- fin de introducir lo que hasta ahora com-
cuentra el inconsciente colectivo, la historia prendo de la categoría “entidad colectiva”.
de la especie. Este camino lo han recorrido En mi esfera de comprensión esta noción
algunos individuos aislados y, al hacerlo, se nace de Gaspar. Al constatar que León de
han preguntado de diverso modo. Voy a Greiff no tenía idea, en 1914, de lo que sig-
citar cuatro nombres para valerme de sus nificaba para su existencia y para la nuestra
respectivas respuestas, al modo particular el juego de pedirle a Ricardo Rendón que
como yo las vislumbro: Martín Heidegger, le vaciara un aguardiente en la cabeza como
quien citando a Hölderling nos dice que “el bautizo de Gaspar de la noche, nos pregun-
lenguaje es la casa del ser, en su vivienda tamos ¿quién o qué es Gaspar? Y, en la bús-
mora el hombre”; Joseph Campbell, quien queda de respuestas a esta pregunta, aparece

revista UNIVERSIDAD 85
DE ANTIOQUIA
en primera instancia el trío de reyes magos Veamos estas imágenes:
que llegó hasta nosotros como una serie de
figurillas de yeso o de resina plástica en los
caminos del pesebre, cargados con incienso,
mirra y oro, como presentes para el niño de
Belén. Gaspar como nombre viene del ára-
be Gizbar, que significa guardián del tesoro.
Esto es, Gaspar de la noche es el guardián
del tesoro de la noche. Hasta el propio León
de Greiff jugó así con su denominación:
En continencias sofrenadas, mientras
Machín dispone. Y continúo reburu-
jando el pandemónium de la papelería
dispersa por los cuetos y vericuetos
del laberinto del recinto habitáculo de
Gaspar, Ebenezer, Altaír, Melchor y
Baltasur, los cinco poetas reyes magos
y de Matías, Matateo y Matatías, sus
La de la izquierda es un dibujo de
secretarios, del que soy huésped —del
Rimbaud, trazado por Verlaine en la época de
recinto— y de quienes —ellos— hués-
Una temporada en el infierno e Iluminaciones;
ped otrosí... Como es de entretenido el
la de la derecha es un retrato de Gaspar, rea-
transcurrir de los años...
lizado por León de Greiff en 1916.
Junio 6 de 1957.4
Comparémoslas ahora con la des-
¡Mírenlo cómo se ríe! cripción que hace Aloysius Bertrand del
Sucedió que en la pregunta por Gaspar Gaspar que se encontró, según su relato, en
apareció también un Gaspar de la Nuit, suite las calles de Dijon:
para piano de Maurice Ravel. Tres piezas Estaba yo un día sentado a solas en el
de dificilísima ejecución, tituladas Ondine, jardín del Arcabuz […], inmóvil en
Le Gibet y Scarbo, basadas en tres poemas un banco […]. La tos de un paseante
del libro de Aloysius Bertrand y escritas disipó el enjambre de mis ensueños.
durante la agonía del padre del compositor Se trataba de un pobre diablo cuyo
en 1907. De modo que en la pregunta por exterior no anunciaba sino miserias y
Gaspar se nos ofrecen cuatro encarnacio- sufrimientos. Ya había advertido yo en
nes: el rey mago, el de Aloysius Bertrand, aquel jardín su levitón pelado que se
el de Ravel y el de León de Greiff. Si en- abotonaba hasta el mentón, su cham-
tráramos a analizar las características de bergo deforme que ningún cepillo ha-
cada uno, hallaríamos enormes similitudes bía cepillado, sus cabellos largos como
y grandes diferencias; pero en la búsqueda un sauce y peinados como zarzas,
del sentido nos encontramos con esta ca- sus manos descarnadas, semejantes a
tegoría: Gaspar es una entidad colectiva. osarios; su fisonomía burlona, enju-
No es un arquetipo propiamente, aunque ta y enfermiza, afilada por una barba
participa de la sustancia de los arquetipos. nazarena, y mis conjeturas le habían
Es una entidad porque entraña unas carac- encuadrado caritativamente entre esos
terísticas específicas, unos modos de ser y artistas en miniatura, solistas del vio-
unos significados que le son propios como lín y pintores de retratos, a los que un
elementos de la personalidad y de la reali- hambre insaciable y una sed inextin-
zación artística. No es un simple álter ego, guible condenan a recorrer el mundo
es mucho más que eso. tras las huellas del judío errante.

86
Estábamos ahora dos en el banco. Luis Fernando Macías (Colombia)
Mi vecino hojeaba un libro, de cuyas Profesor universitario, narrador y ensayista. Fue direc-
páginas escapó, sin que él se diera cuen- tor de la Revista Universidad de Antioquia entre 1997 y
ta, una flor seca. La recogí para devol- 1998, y director de la Editorial de la misma universidad.
vérsela. El desconocido, saludándome, Actualmente dirige la Colección Palabras Rodantes de
la llevó a sus labios marchitos y tornó a Comfama y el Metro. Entre sus publicaciones, se encuen-
tran: Ganzúa, (1989), La línea del tiempo (1997), Cantar del
colocarla en el libro misterioso.5
retorno (2003), Glosario de referencias léxicas y culturales en
Además de que se nos presenta la obra de León de Greiff (2007), El jardín del origen (2009)
y El libro de las paradojas (2014).
Rimbaud como un quinto Gaspar (no solo
por la pinta), aparece también una nueva Notas
realización de la “entidad”, el judío erran- 1
 Digo que es una novela, porque la forma como se presen-
ta la historia de Gaspar en la vida de León de Greiff, desde
te.6 Esto abre el abanico de interés por este
el día de su bautizo hasta los acontecimientos suscitados a
tipo de manifestaciones del inconsciente raíz de su presencia en el grupo de investigadores y en la
colectivo: entidades con características de- vida de Korpilombolo, constituye una mezcla de hechos
finidas como potencialidad en sí mismas, reales y ficticios que se proyectan entre sí de uno a otro,
de un modo que no es fácil de explicar desde un punto de
que se realizan en individuos, del mismo vista racional. Espero en años próximos escribir esta novela
modo como nacen distintos árboles proce- desde mi punto de vista.
dentes de un único rizoma. La historia nos 2
 De Greiff, León. Obra dispersa. Poesía - Prosa (1956-1957),
ha definido los arcanos mayores del tarot Vol. 3, Medellín: Editorial Universidad de Antioquia, 1998.
Nota CLXXII, del 27 de julio 27 1959, p. 337.
como atmósferas de influencia que rigen 3
 Ibíd, p. 85.
momentos del tránsito existencial e incluso 4
 Ibíd, capítulo CXXII.
como criaturas que se personifican, a modo 5
 Se recomienda la lectura completa del prólogo. La con-
de rasgos de la personalidad, como el loco o versación de Louis Bertrand y Gaspar sobre la poesía, la
historia de Dijon, el arte y el demonio. Según se lee, el li-
el prestidigitador, y a veces como cualidades bro Gaspar de la Nuit le queda a Louis de esta conversa-
que se requieren especialmente en situacio- ción y decide publicarlo. Al final del prólogo firma Louis
nes dadas, como la fuerza o la templanza. Bertrand, pero el libro lo firma Aloysius Bertrand. Louis
Quiere esto decir que al lado de los ar- corresponde a la firma del ser humano y Aloysius al álter
ego. Tanto Louis como Gaspar son entonces aspectos de
quetipos, y participando de ellos, existen las Aloysius: Louis, la persona; Gaspar, la sombra. La ideología
entidades colectivas como principios deter- religiosa del autor identifica a este último con el demonio.
minantes del comportamiento o de la perso- 6
 Cito, como ilustración, la “Balada ahsvérica del minis-
nalidad, e incluso de la condición del ser. Al tril, trovero y juglar: A Luis Tejada”. Ministril, trovero,
juglar /de alma singular./ Vago de todos los caminos: /en tu
personificar la entidad de Gaspar, León de alma funambulesca /no cabe lo regular, /ni los mohínos /vivires
Greiff asume una identidad que lo relaciona en urbe grotesca... // Señor de la nava infinita! /Señor de la
más profundamente con la noche y con la landa /y de la estepa! /vago de todos los caminos… /¿cuándo
errancia como ideales y como posibilidades errarás, cosmopolita, /por Mossul y por Samarcanda? /¿cuán-
do —Mazeppa— /jugarás tus destinos /al azaroso galopar /
de reflexión y vivencia en el doble sendero de de los corceles, /o al deslizar /de antañeros bajeles, /—urcas,
lo metafísico y lo real. Tal vez por eso puede galeones, carabelas— /dejando, en todo mar, /dejando albas
concebir una obra en la que la nada se erige estelas /rizas de luna...? //Ministril, trovero, juglar /triste y
como creadora de sentido y la noche como quejoso... /Andarín claudicante... /¡muévete el sino prestigioso
/de eterno errar /por el alucinante /camino misterioso...! /Deja
símbolo de lo precioso de la existencia: la so- el monótono vivir /gris, tardo y zurdo! /Vete al viaje frenético
ledad, el aislamiento, la sombra, la vagancia y /por Antares, Ofir /y por la luna... /Desorbitado, absurdo, /
la no acción (incluso la pereza) se convierten galopa cinegético /tras de las mil y una /noches, bajo los astros...
en los valores que hacen posible el olvido //Ministril, trovero, juglar /de alma singular... /Vago de todos
los caminos: /¡tus innúmeros rastros /confundan al viajero /del
de sí, entendido este olvido-de-sí como el futuro...! /Avienta tus destinos /al viento aventurero, /al suelo
abandonarse al ser sencillo sin la concien- duro; /entrégate al vagar /por la tierra y el mar, /por el espacio
cia del dolor de ser. Ese camino mantuvo a /y el abismo... /¡Y por el feérico palacio /que hay en ti mismo!
//Ministril, trovero, juglar /de alma singular... /Vago de todos
León de Greiff al borde del abismo nihilista,
los caminos: /en tu alma funambulesca /no cabe lo regular, /ni
el mismo del que pudo fugarse gracias a la los mohínos /vivires en urbe grotesca!
risa, la gran salvadora.

revista UNIVERSIDAD 87
DE ANTIOQUIA