Está en la página 1de 4

Lluvia ácida

Los enlaces en color anaranjado lo llevan a las páginas en Inglés, que aún no han sido
traducidas al Español.

Lluvia ácida es el término general


que se usa para describir los
diferentes tipos de contaminación
por aire ácido. Aún cuando algunos
contaminantes ácidos regresan
directamente a la Tierra, gran
cantidad de ellos regresan en forma
de lluvia, nieve, aguanieve, granizo,
o niebla; de ahí el término lluvia
ácida. Eventualmente, la mayoría de
los ingredientes ácidos queda
depositado debido a que son
La lluvia ácida daña edificaciones como esta, solubles en agua y llegan a las
que se encuentra en Copola, México. gotas en la atmósfera.
Haz "click" en la imagen para una vista
completa (171 Kb JPEG)
Cortesía de UCAR Cuando las plantas de energía,
fábricas, viviendas, y automóviles
liberan contaminación hacia la atmósfera, ésta contiene químicos conocidos
como bióxido de sulfuro y óxidos de nitrógeno. Algunas veces, estos químicos
regresan al suelo. A esto se le conoce como deposición seca. El resto de las
veces, se mezclan con agua (humedad) en el aire y forman ácidos. Una vez que
estos ácidos se han formado, el viento puede transportarlos largas distancias, y
depositarlas en forma de lluvia, nieve o granizo. Esto es lo que se conoce como
lluvia ácida.

Durante los años 70, los científicos de Suecia y Noruega comenzaron a notar
que la lluvia ácida dañaba sus árboles y agua fresca. La mayoría de la lluvia
ácida se debía a contaminación transportada por el aire y proveniente de otros
países, particularmente del Reino Unido. Después de esto, la lluvia ácida fue
considerada un problema internacional.

La lluvia ácida ejerce impactos negativos sobre los ecositemas del medio
ambiente. Donde quiera que cae, acidifica los suelos y el agua, dañando y
matando plantas y animales. La acidificación de la superficie del agua puede
implicarla disminución o desaparición de poblaciones de peces y otras especies
acuáticas incluyendo ranas, caracoles y cangrejos. La lluvia ácida también
puede afectar los árboles, generalmente debilitándolos mediante daño a su
follaje. La lluvia ácida es capaz de disolver, de forma gradual, edificaciones
hechas en piedra tales como piedra caliza y mármol.

El clorofluorocarburo, clorofluorocarbono o clorofluorocarbonados


(denominados también CFC) es cada uno de los derivados de los
hidrocarburos saturados obtenidos mediante la sustitución de átomos de
hidrógeno por átomos de flúor y/o cloro principalmente.

Esmog
De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde Smog)
Saltar a navegación, búsqueda
Para la banda estadounidense de rock, véase Smog (banda).

Smog en Londres.

Smog en Los Angeles

La contaminación atmosférica o el esmog (del acrónimo smog derivado de


las palabras inglesas smoke -humo- y fog -niebla-) es una forma de
contaminación originada a partir de la combinación del aire con contaminantes
durante un largo período de altas presiones (anticiclón), que provoca el
estancamiento del aire y, por tanto, la permanencia de los contaminantes en las
capas más bajas de la atmósfera, debido a su mayor densidad. Existen dos
tipos de smog, a cuál más dañino:

Contenido
[ocultar]
• 1 Smog sulfuroso
• 2 Smog fotoquímico
• 3 Efectos en la salud
• 4 Areas afectadas

• 5 Medidas correctoras

Smog sulfuroso [editar]


Artículo principal: Esmog gris

El smog gris, smog sulfuroso, smog reductor, smog industrial y, más


comúnmente lluvia ácida, fue muy típico en grandes urbes industriales
(principalmente Londres), debido a la contaminación por óxidos de azufre
procedentes de la combustión del carbón, que reacciona con el vapor de agua
de la atmósfera, formando ácido sulfúrico (de ahí su última denominación
citada), y una gran variedad de partículas sólidas en suspensión. Origina una
espesa niebla cargada de contaminantes, con efectos muy nocivos para la
salud de las personas, la supervivencia de los vegetales y la conservación de
edificios, estatuas y otros materiales, principalmente en las zonas urbanas.

Smog sulfuroso (o húmedo): se conoció tras el estudio de la contaminación en


Londres en 1952. Su origen se debe a la elevada concentración de SO2 en
núcleos urbanos y su combinación con nieblas. Esto da lugar a una neblina de
color pardo-gris sobre la ciudad que produce alteraciones respiratorias.

Smog fotoquímico [editar]


Artículo principal: Esmog fotoquímico

El smog fotoquímico se dio por primera vez en Los Ángeles en 1943, cuando
una combinación de óxidos de nitrógeno y COVs procedentes del escape de
los vehículos reaccionaban, catalizados por la radiación solar, para formar
ozono y PAN. A la vez se oscurecía la atmósfera, tiñendo sus capas bajas de
un color pardo rojizo, cargado de componentes dañinos para todos los seres
vivos y diversos materiales.Surge de las reacciones de óxidos de nitrógeno,
hidrocarburos y oxígeno con la energía proveniente de la radiación solar
ultravioleta.

El smog fotoquímico reduce la visibilidad, irritando los ojos y el aparato


respiratorio. En zonas muy pobladas, el índice de mortalidad suele aumentar
durante periodos de smog, sobre todo cuando una inversión térmica crea sobre
la ciudad una cubierta (la llamada boina) que impide la disipación del smog.
Éste se produce con más frecuencia en ciudades con costa o cercanas a ella, o
en ciudades situadas en valles amplios, con zonas arbóreas abundantes. Su
mayor incidencia se produce en las horas centrales del día, cuando la radiación
solar es mayor, acelerando la producción de los contaminantes secundarios.
Se ve favorecido por situaciones anticiclónicas, fuerte insolación y vientos
débiles que dificultan la dispersión de los contaminantes.