Está en la página 1de 16

NUEVA

UNSUEÑO MUY REAL


EDUARDO LAGO, ESCRITOR
DOWNTOWN
La torre OWTC domina
el perfil de la zona sur
de Manhattan, el vértice
donde confluyen
los ríos East y Hudson.

JAY RADHAKRISHNAN / GETTY IMAGES


L
a primera emoción, sentida como un nudo en la que rastrillan la superficie de la isla
boca del estómago, tiene lugar cuando aún se está de norte a sur. Broadway es un caso
aparte. La arteria más antigua de
en el aire y se tiene la fortuna de que sea un día claro, la ciudad efectúa un recorrido en
y de que te haya tocado la parte del avión desde donde se diagonal de un extremo a otro del
divisa con relativa nitidez el perfil de Manhattan, a modo trazado urbano. Hay avenidas con
nombre: York, Lexington, Madi-
de pequeño adelanto de lo que nos aguarda en tierra. son, Park, Amsterdam, Columbus,
Saint Nicholas y alguna más. El
Para quien haya estado antes en do altura, se divisan rascacielos resto se reconoce por su número
Nueva York, se trata de una suerte que quizá no identifiquemos ini- de orden: Primera, Tercera, Déci-
de reconocimiento, del gozo que cialmente, como el edificio en bisel ma. La Quinta Avenida divide la
produce saber que pronto será del Citicorp, aunque hay dos que isla con exactitud en dos mitades.
posible volver a ver, sentir y pisar resulta imposible no reconocer: el Al tomar nota de una dirección no
lugares que han dejado una huella Chrysler y el Empire State. basta con el número de la calle; es
honda en nuestro recuerdo. A ello Al norte de Central Park se dis- preciso indicar si se sitúa al este o
se añade la posibilidad de visitar, tingue la mancha borrosa que al oeste de la Quinta Avenida.
esta vez sí, lugares a los que nos vi- sabemos que es Harlem, orillada
mos obligados a renunciar en viajes por el río que lleva su nombre. Al El ombligo de Nueva York es el
anteriores por falta de tiempo. Pa- noroeste, la isla se escora de re- arco de Washington Square, pun-
ra quienes visitan Nueva York por pente, conformando un largo co- to de arranque de la Quinta Ave-
primera vez, todo está por escribir, rredor bañado por el río Hudson, nida. Situado en el corazón del
aunque es rigurosamente cierto un promontorio sobre el que se Greenwich Village, barrio apaci-
que al contemplar los espacios más alzan, más que verlo lo sabemos, ble de calles arboladas, Washing-
emblemáticos de la ciudad se apo- los Cloisters, capillas arrancadas ton Square es el primer punto de
derará de ellos una intensa sensa- piedra a piedra de la Europa Me- referencia de nuestro mapa. El se-
ción de déjà vu. dieval para plantarlas a orillas del gundo puede ser donde se cruzan
Hudson. No da tiempo a más. Aca- Broadway y la Quinta Avenida, a la
Lo que se atisba desde la venta- bamos de aterrizar. altura de la calle 23 junto a Madi-
nilla es imborrable: la forma de Para acercarse a la realidad tan- son Square Park. Se alza allí el Fla-
la isla, en su extraña exactitud, y gible de Manhattan, una posibili- tiron Building, de 87 m de altura y
dentro de sus confines, algunos dad interesante es hacerse con un afiladísimo perfil, uno de los edifi-
de sus símbolos más permanen- mapa de la isla e ir dejando señales cios más idiosincráticos de Nueva
tes. Primero, el rectángulo de Cen- en él. La primera operación con- York. Al coincidir, las dos arterias
tral Park y el perfil erizado de los siste en seguir el trazado de líneas principales de la isla conforman
edificios que conforman la línea verticales y horizontales del plano un ángulo agudo, al que hubo que
del cielo de Manhattan Sur, pre- urbano. Manhattan es una retícula ajustar la fachada del edificio.
sididos por la silueta plateada de asombrosa precisión geomé- Las calles de Manhattan dis-
de un advenedizo, el One trica: un entramado perfec- curren en sentido horizontal. La
World Trade Center, el to de más de doscientas mejor manera de acotar su trazado
CENTRAL
rascacielos más alto PARK calles que, salvo en el es demarcar los límites de Central
de Nueva York, eri- extremo sur, por de- Park, verdadero centro de grave-
gido en el lugar que bajo de Wall Street, dad de la isla. Al norte, la calle 110
r
ive

MIDTOWN
antes ocupaban las se identifican por marca la frontera con Harlem, ba-
on R

QUEENS
Torres Gemelas. números, y una do- rrio que ha experimentado cam-
Huds

Hacia Midtown, cena de avenidas, bios sumamente interesantes, ha-


t River

a medida que el LOWER unas con nombre ciendo de él uno de los lugares más
MANHATTAN
Ea s

avión va perdien- y otras numeradas, atractivos para vivir hoy.


BROOKLYN
ROMAN KRUGLOV

ROCKEFELLER CENTER
El gigantesco árbol de Navidad
y la decoración de los Channel
Gardens son toda una institución
de fin de año en la ciudad.
BROADWAY
El Minskoff Theatre
(200 W 45th St)
es uno de los teatros
de musicales más
veteranos de la ciudad.
KÁROLY MEYER

EL DISTRITO TEATRAL DE BROADWAY CON


SU EXTRAORDINARIA OFERTA SE HALLA
A POCOS PASOS DE TIMES SQUARE.
OASIS URBANO
Los rascacielos de la Quinta
Avenida y de Central Park
West delimitan este gran
rectángulo de naturaleza
abierto en el corazón de
Manhattan en 1853.

CENTRAL PARK ENCIERRA UNA PECULIAR


TOPOGRAFÍA DE SENDEROS, BOSQUES,
PRADERAS, LAGOS Y PUENTES.
SHUTTERSTOCK
Al sur de Central Park, la calle llamada Milla de los Museos, que Trade Center (One WTC), situa-
59 colinda con otro de los puntos incluye paradas clave, como el Me- do en el panorámico piso 102, es de
neurálgicos de la ciudad, Columbus tropolitan y el Guggenheim, ade- más reciente apertura.
Circle, situado en uno de los vérti- más de la Neue Gallery. En las inmediaciones del Rocke-
ces del parque. Al señalar su ubica- feller Center hay mucho que ver,
ción en el mapa, vemos que a unas No se puede hablar de centros desde tiendas prohibitivas hasta el
manzanas en dirección noroeste de arte neoyorquinos sin hacer célebre Radio City Music Hall. No
se encuentra el conjunto arqui- mención al MoMA, el museo in- muy lejos se encuentra el distrito
tectónico del Lincoln Center, por signia de la ciudad. Situado en la teatral de Broadway, con su ex-
delante del que discurre Broadway. calle 53, entre la Sexta y la Quinta traordinaria oferta de espectácu-
La ópera, el ballet, así como las salas Avenida, en sus inmediaciones se los. Rivalizando con Central Park
de cine y teatro más exclusivas de encuentra la catedral de St Patrick, en cuanto a su valor como icono de
Nueva York tienen sus sedes allí. cuyo impostado perfil gótico se alza la ciudad, está Times Square, cen-
Parafraseando el tí- tro infernal de la ur-
tulo de una novela de be, con su llamarada
William Gass (1924- de pantallas publici-
2017), podríamos de- PARA ADMIRAR LA CIUDAD A tarias, titulares elec-
cir que Central Park VISTA DE PÁJARO, ADEMÁS DEL trónicos de noticias
es «el corazón del co- TOP OF THE ROCK, TENEMOS EL y el espectáculo deli-
razón de Manhattan». EMPIRE STATE Y LA ONE WTC rante de las luces de
No hemos delimitado neón. En tiempos el
aún sus laterales. En corazón de las tinie-
Central Park West tienen su resi- en la calle 52, a un paso del comple- blas de Nueva York, Times Square
dencia innumerables celebridades jo de edificios que se agrupan en limita al sur con la calle 42, consi-
del mundo del espectáculo, la polí- derredor del Rockefeller Center, derada el ecuador de la ciudad.
tica y las finanzas. Entre sus lugares con su pista de patinaje y las verti-
de referencia figuran el histórico ginosas vistas que se pueden con- Recorrer la 42 de un extremo a
Dakota Building y los Museos de la templar desde el Top of the Rock, otro constituye un paseo fasci-
Ciudad de Nueva York y el de Cien- abierto hace unos años después de nante. Conviene empezar en la
cias Naturales, con su espectacular haber estado tres décadas cerrado sede de las Naciones Unidas, jun-
planetario. El segmento más exclu- al público. Las multitudes se con- to al East River, seguir por la elegan-
sivo de la Quinta Avenida discurre gregan cada diciembre allí para te Tudor City, zona ajardinada a la
a lo largo del flanco oriental del par- contemplar cómo se enciende su que se accede subiendo unas esca-
que. Allí se acumulan mansiones, magnificente árbol de Navidad. leras, para continuar en dirección
entre ellos la que alberga la Frick El mejor consejo que se puede al Hudson, pasando ante la sede
Collection, uno de los dos museos dar a quien visita Nueva York es del Daily News, en cuyo vestíbulo
de pequeño formato más exquisitos que renuncie de antemano a la idea podemos contemplar un gigantes-
de la ciudad; el otro es el de la Mor- de intentar verlo todo y establezca co globo terrestre semihundido
gan Library, en Madison Avenue. una jerarquía de intereses, dosifi- en un foso circular. Frente a Park
cando qué lugares visitar. Es lo que Avenue, la majestuosa estación de
Central Park encierra en sí una haremos al trazar nuestro mapa. Grand Central, con su techo que
peculiarísima topografía de sen- Un buen ejemplo es la elección del reproduce el firmamento y su reloj
deros, bosques, lagos, puentes, lugar desde donde contemplar el de cuatro esferas, y los 117 andenes
praderas y recodos secretos, cada espectáculo que ofrece la ciudad a que bombean el tráfico ferroviario
uno con su historia, que es preciso vista de pájaro. Además del Top of en dirección norte. En la confluen-
explorar con atención. En cierto the Rock, tenemos el Empire State, cia con la Quinta Avenida se halla la
modo se puede decir que es un re- en la 34 con la Quinta, quizá el de Biblioteca Pública –edificio de már-
sumen de la ciudad en clave mágica. mayor valor simbólico, mientras mol inaugurado en 1911–, en los ale-
La Frick es el punto de partida de la que el observatorio del One World daños del encantador Bryant Park.
CUADRÍCULA
VERTICAL
Midtown y Lower
Manhattan concentran
la mayoría de rascacielos.
En la imagen, el cruce de la
Av. Madison con la calle 57.
BRYSON GIBBONS
ALBERTO PAREDES / AGE FOTOSTOCK
Grafiti en
Chelsea.

DE CHELSEA A
WALL STREET
Almacenes industriales,
escaleras de incendios,
muros con grafitis, bares
de copas, restaurantes
italianos, vegetarianos o
asiáticos, galerías de arte,
talleres, tiendas de moda
alternativa, librerías...
Pasear desde Chelsea
hasta el sur de Manhattan
permite descubrir
barrios que han aunado
esfuerzos para limpiar
su pasada imagen de
deterioro y ofrecer un
festín de estímulos.
GIOVANNI SIMEONE / FOTOTECA 9X12

Bar en Little Italy


Séptima Avenida con
la calle 56. Midtown.
KEN RUBIN

UNA CIUDAD QUE NO CESA DE RENOVARSE


Manhattan es el corazón de una ciudad cuya esencia es el cambio. Junto
a los rascacielos más clásicos e icónicos, los nuevos símbolos surgidos en
Wall Street, el World Trade Center o en realidad en cualquier punto de la
trama urbana proclaman la infinita capacidad de Nueva York para renovarse.
Memorial del 11/9 en
el Liberty State Park,
en New Jersey. En la
otra orilla del río Hudson,
se eleva la torre OWTC.
AWL IMAGES
Estación de metro
Oculus, WTC.

LOÏC LAGARDE
Toro embistiendo (1989),
de Arturo di Modica, y Niña
sin miedo (2017), de Kristen
Visbal, en Wall Street.

SHUTTERSTOCK
Vale la pena desviarse una calle de las carnicerías al por mayor. La la Bolsa, templo mayor del capita-
para admirar, en la 43, el edificio transformación de la zona ha su- lismo, y uno de los centros finan-
del New York Times, ejecutado por puesto que se trasladen aquí las tien- cieros del mundo. Asombra pensar
Renzo Piano. Los últimos tramos, das de moda más lujosas del mundo. lo mucho que se queda fuera. Dos
antes de llegar al Hudson, son la barrios con tanto carácter como
bulliciosa estación de autobuses de Paralelo a la High Line, a partir historia que es preciso visitar son la
Port Authority y el museo del porta- de la calle 23, entre la Novena y la bulliciosa Chinatown y Little Italy,
viones Intrepid. Los barcos que cir- Décima Avenida, se encuentra el contiguos uno al otro. En el confín
cundan la isla se cogen cerca de allí. barrio de Chelsea, donde se acu- meridional de la isla se encuentra
La calle 42 divide la ciudad en mulan algunas de las galerías de el otrora legendario South Street
dos mitades nítidamente separa- arte más importantes de la ciudad, Seaport, al final de Battery Park.
das. Incluso los mapas laminados aunque en años recientes muchas Estamos muy cerca del Puente de
de plástico que compran los turis- se han trasladado a otras zonas de Brooklyn, que invita al visitante a
tas reproducen los recorrerlo a pie. De los
hemisferios norte y muelles del sur parten
sur de Manhattan en los ferris que llevan a
el anverso y el reverso. DE LOS MUELLES DEL SUR la Estatua de la Liber-
Dirijámonos ahora al PARTEN LOS FERRIS A tad, a la isla de Ellis, o
Sur, donde podremos ELLIS ISLAND, STATEN ISLAND Y al barrio menos tran-
tomar dos decisiones LA ESTATUA DE LA LIBERTAD sitado de Nueva York,
importantes. A la ho- Staten Island. Vale la
ra de elegir qué museo pena abordar este úl-
visitar, si es que ha de ser uno en la ciudad, como el Lower East Side, timo para tener la satisfacción, al
representación de los demás, una otro distrito fuertemente gentri- regresar, de contemplar la línea del
opción excelente es el Whitney, que ficado, al sur de la calle Houston, cielo de Manhattan.
en 2015 dejó la sede que ocupaba en donde últimamente han empezado
Madison Avenue para trasladarse al a proliferar hoteles asequibles. Nueva York no es solo Man-
edificio de nueva construcción en Grandilocuente y polémica, pero hattan, como nos recuerdan
que se encuentra. La visita supone destinada a durar, está la remode- los puentes que salvan los tres
una experiencia completa, no solo lación del World Trade Center, un ríos que circundan la isla: Hud-
por lo sugerente de la obra exhibi- intento por parte de las autoridades son, East y Harlem. Un solo puente
da, sino porque desde sus terrazas de curar la terrible herida que abrie- atraviesa el caudaloso Hudson, el
se puede contemplar la vista sobre- ron en Manhattan los atentados del Washington Bridge, que conecta
cogedora que ofrece el Hudson, de 11 de septiembre de 2001. La torre los estados de Nueva York y Nueva
manera especial al atardecer. vigía de esta zona es el rascacielos Jersey. En el East River, el Queens-
del One World Trade Center con borough proyecta su sombra sobre
El Whitney se encuentra en una su observatorio. Cerca, el emotivo Roosevelt Island, a la que se puede
zona que ha sido objeto de una memorial del 11-S, con las casca- acceder en teleférico. El puente de
espectacular recuperación ur- das que caen sobre cuadrados que Williamsburg enlaza con el barrio
banística. Del museo se descien- reproducen la forma de la base de de Brooklyn donde se da la mayor
de directamente a la High Line, las torres perdidas. Justo al lado se concentración de cultura hipster.
uno de los rasgos más llamativos halla el audaz Oculus, terminal de Los últimos puentes son el de
del nuevo rostro de Manhattan. transportes diseñada por Santiago Manhattan y el Brooklyn Bridge, sin
Construido sobre la vía elevada de Calatrava que generó una violenta duda el más idiosincrático. Atrave-
un antiguo tren industrial, este pa- polémica entre los neoyorquinos sémoslo. Al otro lado espera el ele-
seo ajardinado ofrece magníficas cuando se inauguró. gante barrio de Brooklyn Heights.
vistas del río y la ciudad. El Whit- Dejando atrás la Zona Cero, al Y frente a las aguas de la bahía, lle-
ney está implantado en el Meat otro lado de Broadway, en Wall nando el horizonte, veremos la icó-
Packing District, antiguo distrito Street tiene su sede el edificio de nica Estatua de la Libertad. ]
DOS SÍMBOLOS
La Estatua de la Libertad
fue un regalo de Francia
en 1876 por el centenario
de la independencia de
Estados Unidos. La Torre
OWTC (2014) es el nuevo
gran icono de la ciudad.

GAVIN HELLIER / STOCKSY