Está en la página 1de 2

REVISTA

T DOMINICAL • PÁG. 8 LA PRENSA • 17 DE JUNIO DE 2007

ESCRITORES DEL

NO UNA DE LAS
PLUMAS MÁS
SOBRESA-
LIENTES DE
LA ACTUAL
LITERATURA
ESPAÑOLA
ES ENRIQUE
VILA-MATAS

Al principio Nunca tuve suerte con las que nunca ha dicho quién es, la escritura; o bien, tras poner decir, a un buen puñado de
Apareció
r Roberto mujeres, soporto con resig- hacerlo, me volví un bartleby, ni de dónde viene, ni si tiene en marcha sin problemas una escritores tocados por el Mal,
nación una penosa joroba, y de ahí mi interés desde hace parientes en este mundo; que, obra en progreso, queden, un por la pulsión negativa.
Bolaño, luego
e el todos mis familiares más tiempo por ellos. cuando se le pregunta dónde día, literalmente paralizados Por supuesto oí “Bartleby”
violento monólogo cercanos han muerto, soy un Todos conocemos a los bar- nació o se le encarga un traba- para siempre. donde debería haber oído el
de Castellano Moya pobre solitario que trabaja tlebys, son esos seres en los jo o se le pide que cuente algo La idea de rastrear la litera- apellido, muy parecido, de mi
en una oficina pavorosa. Por que habita una profunda sobre él, responde siempre tura del No, la de Bartleby jefe. Pero lo cierto es que este
y en el tercer
r númerro lo demás, soy feliz. Hoy más negación del mundo. Toman diciendo: y compañía, nació el pasado equívoco no pudo resultar
de mimalapalabraa le que nunca porque empiezo -8 su nombre del escribiente -Preferiría no hacerlo. martes en la oficina cuando más oportuno, ya que hizo
eextendemos una innvi- de julio de 1999- este diario Bartleby, ese oficinista de un Hace tiempo ya que ras- me pareció que la secretaria que de golpe me pusiera en
tación al buscador de que va a ser al mismo tiempo relato de Herman Melville treo el amplio espectro del del jefe le decía a alguien por marcha y, después de vein-
un cuaderno de notas a pie de que jamás ha sido visto leyen- síndrome de Bartleby en la teléfono: ticinco años de silencio, me
Bartleby,y el español página que comentarán un do, ni siquiera un periódico; literatura, hace tiempo que -El señor Bartleby está reuni- decidiera por fin a volver a
Enrique Vila-Matas.
V texto invisible y que espero que, durante prolongados lap- estudio la enfermedad, el do. escribir, a escribir sobre los
En esta edición ilus- que demuestren mi solvencia sos, se queda de pie mirando mal endémico de las letras Me reí a solas. Resulta difícil diferentes secretos últimos de
como rastreador de bartlebys. hacia fuera por la pálida ven- contemporáneas, la pulsión imaginar a Bartleby reunido algunos de los más llamativos
tramos
r la página con Hace veinticinco años, tana que hay tras un biombo, negativa o la atracción por con alguien, zambullido, por casos de creadores que renun-
imágenes del Organic
r cuando era muy joven, en dirección a un muro de la nada que hace que ciertos ejemplo, en la cargada atmós- ciaron a la escritura.
Teather Companyy,
T publiqué una novelita sobre ladrillo de Wall Street; que creadores, aun teniendo una fera de un consejo de adminis- Me dispongo, pues, a pasear
la imposibilidad del amor. nunca bebe cerveza, ni té, conciencia literaria muy exi- tración. Pero no resulta tan por el laberinto del No, por
además de una foto Desde entonces, a causa de ni café como los demás; que gente (o quizás precisamente difícil -es lo que me propongo los senderos de la más pertur-
en la que aparecen
r un trauma que ya explicaré, jamás ha ido a ninguna parte, por eso), no lleguen a escribir hacer en este diario o notas badora y atractiva tendencia
Bolaño y Vila-Matas,
V no había vuelto a escribir, pues vive en la oficina, inclu- nunca; o bien escriban uno o a pie de página- reunir a un de las literaturas contempo-
ambos al centro.
r pues renuncié radicalmente a so pasa en ella los domingos; dos libros y luego renuncien a buen puñado de bartlebys, es ráneas [...].
REVISTA
T DOMINICAL • PÁG. 9 LA PRENSA • 17 DE JUNIO DE 2007

Acercamiento
El novelista catalán Enri-
que Vila-Matas, Barcelona,
1948, es uno de los grandes
renovadores de la prosa
BARTLEBY española. Dueño de una
Fragmento
r del Bartleby de Melville: escritura límpida y precisa,
“Soy un hombrer de cierta edad. En los plena de humor e invención,
últimos treinta
r años, mis actividades Vila-Matas ha creado una
me han puesto en íntimo contacto obra narrativa que parece
con un gremio
r interresante y hasta autocontenerse, encerrarse
singular,
r del cual, entiendo, nada sobre sí misma.
se ha escrito hasta ahora: r el de los Desde la novela-ensayo
“Historia abreviada de la
amanuenses o copistas judiciales.
literatura portátil”, el tema
He conocido a muchos, profesio-r cardinal de las narraciones
nal y particularmente, y podría de Vila-Matas es el mismo:
rreferir diversas historias que la escritura como piedra
harían sonreírr a los señorres angular de la construcción
benévolos y llorar
r a las de un mundo de ficción en
almas sentimentales. Pero el cual priman el juego, la
a las biografías
r de todos permanente alusión a seres
los amanuenses prefir fierro y ambientes reales transmu-
tados por el arte aleatorio de
algunos episodios de
la ficción y la aguda obser-
la vida de Bartle- vación de hechos, lugares y
by...
y ”. caracteres.
El tercer número de mimala-
palabra ofrece un extracto
de uno de los textos más
conocidos de Vila-Matas,
“Bartleby y compañía”, si es
que en nuestro país se puede
aplicar el adjetivo “conoci-
do” o el comparativo “más”
a cualquier obra de Vila-Ma-
tas. Magistral combinación
de ensayo, autobiografía
y novela, es un texto sobre
los autores que, por varia-
das razones, se han negado


Un escritor debe a seguir escribiendo: los
tener la máxima escritores del No. Ejemplo
ambición y saber destacado de la estética del
que lo importante No, “Bartleby y compañía”
no es la fama o el es la obra de un creador que
ser escritor, sino se resiste a escribir y redacta
escribir, encadenar- las notas a pie de página de
se de por vida a un un libro inexistente.
noble pero impla- Les dejamos sobre la mesa,
cable amo...”. en espera de no encontrar-
ANEXOS HABLA SOBRE SU OFICIO nos con los “lectores del
•Para conocer un poco “Si bien es cierto que escribo para No”, un pequeño fragmento
sobre este escritor puede que me lean, con el tiempo he
visitar www.escritores.org/ aprendido a completar con otras
de este texto que nos remite
vilamatas.htm. verdades mi sincera respuesta al primer Bartleby que se
a la pregunta de porqué escribo. escapó, ¿o se posesionó?, de
••Nació en Barcelona, Ahora, cuando me hacen la la mente del escritor Her-
España, en 1948. En 1968 se inefable pregunta, explico que
fue a vivir a París. Reside en me hice escritor porque 1) quería man Melville. Aunque en las
su ciudad natal. ser libre, no deseaba ir a una librerías locales es cuestión
oficina cada mañana, 2) porque de suerte encontrarnos con
•••Algunos de sus libros: vi a Mastroianni en ‘La noche de
“La asesina ilustrada”, 1977; Antonioni’; en esa película, que se un texto de Vila-Matas,
“Impostura”, 1984; “Historia estrenó en Barcelona cuando tenía le invitamos a visitarlas y
abreviada de la literatura yo dieciséis años, Mastroianni era entregarse a la búsqueda de
portátil”, 1985; “Suicidios escritor y tenía una mujer (nada
ejemplares”, 1991; “El mal menos que Jeanne Moreau) estu-
sus libros. Suerte.
de Motano”, 2002 y “París penda: las dos cosas que yo más
no se acaba nunca”, 2003. anhelaba ser y tener”.

Intereses relacionados