Está en la página 1de 6

CINTURONES DE VAN ALLEN

Los cinturones de Van Allen son dos zonas de la magnetosfera


terrestre donde se concentran grandes cantidades de partículas
cargadas de alta energía, originadas en su mayor parte por el viento
solar capturado por el campo magnético terrestre. Son llamados así en
honor de su descubridor, James Van Allen.
Hay dos cinturones de Van Allen:
 El cinturón interior se extiende desde unos 500 km por encima
de la superficie de la Tierra hasta más allá de los 5000.
 El cinturón exterior, que se extiende desde unos 15 000 km
hasta unos 58 000 km, que afecta a satélites de órbitas
altas/medias, como pueden ser los geoestacionarios, situados a
unos 36 000 km de altitud.

Una región del cinturón interior, conocida como Anomalía del Atlántico
Sur (SAA), se extiende a órbitas bajas y es peligrosa para las naves y
los satélites artificiales que la atraviesen, pues tanto los equipos
electrónicos como los seres humanos pueden verse perjudicados por
la radiación. La Anomalía del Atlántico Sur es una región en donde los
cinturones de radiación de Van Allen se encuentran a unos cientos de
kilómetros de la superficie terrestre. Como resultado en esa región la
intensidad de radiación es más alta que en otras regiones. La AAS
(Anomalía del Atlántico Sur) o SAA (acrónimo en inglés) es producida
por una "depresión" en el campo magnético de la Tierra en esa zona,
ocasionada por el hecho de que el centro del campo magnético de la
Tierra está desviado de su centro geográfico en 450 km. Algunos
piensan que dicha anomalía es un efecto secundario de una reversión
Geomagnética.

Estos cinturones de radiación se originan por el intenso campo


magnético de la Tierra que es producto de su rotación. Ese campo
atrapa partículas cargadas (plasma) provenientes del Sol (viento
solar), así como partículas cargadas que se generan por interacción
de la atmósfera terrestre con la radiación cósmica y la radiación solar
de alta energía.
Estos cinturones altamente radiactivos contienen antiprotones,
antipartículas de enorme fuerza electromagnética.

CICLOTRÓN
El ciclotrón consta de
dos placas
semicirculares
huecas, que se
montan con sus
bordes diametrales
adyacentes dentro de
un campo magnético
uniforme que es
normal al plano de las
placas y se hace el
vacío. A dichas placas
se les aplican
oscilaciones de alta
frecuencia que
producen un campo eléctrico oscilante en la región diametral entre
ambas. Como consecuencia, durante un semiciclo el campo eléctrico
acelera los iones, formados en la región diametral, hacia el interior de
uno de los electrodos, llamados Ds, donde se les obliga a recorrer una
trayectoria circular mediante un campo magnético y finalmente
aparecerán de nuevo en la región intermedia.
El campo magnético se ajusta de modo que el tiempo que se necesita
para recorrer la trayectoria semicircular dentro del electrodo sea igual
al semiperiodo de las oscilaciones. En consecuencia, cuando los iones
vuelven a la región intermedia, el campo eléctrico habrá invertido su
dirección y los iones recibirán entonces un segundo aumento de la
velocidad al pasar al interior de la otra 'D'.

Como los radios de las trayectorias son proporcionales a las


velocidades de los iones, el tiempo que se necesita para el recorrido
de una trayectoria semicircular es independiente de sus velocidades.
Por consiguiente, si los iones emplean exactamente medio ciclo en
una primera semicircunferencia, se comportarán de modo análogo en
todas las sucesivas y, por tanto, se moverán en espiral y en
resonancia con el campo oscilante hasta que alcancen la periferia del
aparato.
Su energía cinética final será tantas veces mayor que la que
corresponde al voltaje aplicado a los electrodos multiplicado por el
número de veces que el ion ha pasado por la región intermedia entre
las 'Ds'.

-Esquema del ciclotron


ESPECTOMETRO DE MASA
Un espectrómetro de masas es un dispositivo que se emplea para
separar iones dentro de una muestra que poseen distinta relación
carga/masa. La mezcla puede estar constituida por distintos isótopos
de una misma sustancia o bien por distintos elementos químicos.
Todos los elementos del espectrómetro deben estar en el interior de
una cámara de vacío. La muestra gaseosa (situada a la izquierda de la
figura) se ioniza mediante un haz de electrones. Los iones positivos
son acelerados por un campo eléctrico. Entre las placas aceleradoras
existe un campo eléctrico, por lo que los iones experimentarán una
fuerza dada por:

donde q es la carga de los iones positivos.


A continuación el haz de iones pasa por una zona del espacio donde
existe un campo magnético B. La fuerza que el campo magnético hace
sobre una carga es:

que es perpendicular al campo magnético y al vector velocidad de la


carga (en este caso, de los iones positivos).
Como la fuerza (representada en verde en la figura) es perpendicular a
la trayectoria de los iones, éstos tendrán aceleración normal, y se
desviarán describiendo una trayectoria curva.
Utilizando la segunda ley de Newton,

Para un valor fijo de la velocidad y del módulo del campo magnético,


cuanto menor sea el cociente m/q menor será el radio de curvatura ρ
de la trayectoria descrita por los iones, y por tanto su trayectoria se
deflectará más.
Si la muestra está constituida por isótopos del mismo elemento, todos
tendrán la misma carga, pero los que sean más pesados se
deflectarán menos.
Por tanto, haces de iones de distinta relación carga/masa llegarán a
puntos diferentes de un detector, y, en función de la intensidad de las
señales que dejan, se determina la abundancia relativa de cada tipo.