Está en la página 1de 4

Fósforo

El fósforo se representa en la tabla periódica con el signo P y su número


atómico es 15. Respecto a su importancia biológica, podemos mencionar las
principales formas en las que se presenta en el organismo:

• En los ácidos nucleicos: ADN, ARN, ATP y ADP. (En el grupo fosfato)

• En la membrana plasmática o membrana celular (En forma de


fosfolípidos)

• En el plasma sanguíneo (Como “fosfato”)

• En dientes y huesos; Los huesos están formados en su mayoría por


fosfato de calcio Ca3(PO4)2.

Para la comprensión del ciclo, es necesario el manejo de ciertos términos


básicos:

Fosfatos: Son sales del ácido fosfórico (H3PO4). Su forma más común es en
ortofosfatos que contienen el ión PO4-3, que es la base conjugada del ion
hidrogenofosfato (Ortofosfato monoácido) HPO4-2 , que a su vez es base
conjugada del ión dihidrogenofosfato (Ortofosfato diácido) H2PO4-,que a su
vez es la base conjugada del ácido fosfórico.

*En disolución acuosa, medio básico, prima el ión fosfato, luego el ión
hidrogenofosfato y en medio ácido, el dihidrogenofosfato y en medio muy
ácido, el ácido fosfórico.

Apatita: Es una roca metamórfica con fórmula aproximada Ca5 (PO4)3(F, Cl,
OH) y corresponde a la principal fuente de fósforo y fosfato para su uso en
agricultura.

Fosfato inorgánico: Son los fosfatos obtenidos de la degradación química


de la roca madre.

Fosfato orgánico: Son los fosfatos que están formando parte de la


biomasa de los cuerpos, ya sea de animales, plantas o microorganismos.

Ortofosfato: Son fosfatos inorgánicos. Utilizaremos el término para


referirnos a sus dos formas primarias, que son el ión diácido y el ión
monoácido, que son las únicas que pueden ser absorbidas por las plantas.

Lo interesante respecto al ciclo del fósforo es que no posee etapa gaseosa


porque la planta no es capaz de asimilarlo, sino a través de difusión, es
decir, que los nutrientes pasan a la planta (entre ellos el fósforo) por medio
acuoso. El ciclo del fósforo es un ciclo muy complejo, por lo que lo
dividiremos en dos partes: Medio marino y medio terrestre.

Medio terrestre
El ciclo del fósforo se inicia en la roca madre, apatita, que sufre un proceso
de meteorización, que es la degradación química que sufre por mediación
de agentes biológicos como son las bacterias fosfato solubilizadoras, que lo
convierten en fosfatos en solución (ortofofosfatos), el cual puede ser
absorbido por la planta por medio de difusión. La difusión es el paso de una
sustancia, por medio acuoso, a favor de gradiente, es decir, de mayor a
menor concentración. Dentro de la planta, pasa a formar parte de su
biomasa y pasa a tomar parte de distintos procesos metabólicos de ésta
como son la captación de energía, crecimiento de raíces y ayuda a la
captura de nitrógeno. Entonces, la planta puede concluir su ciclo de vida y
pasar la tierra como humus o puede ser comida por otro animal que
consumirá su biomasa y la asimilará en su sistema, llevándose el fósforo
entre otros nutrientes, eliminando orina y heces que llegarán a la tierra en
forma de fosfato orgánico y muriendo finalmente. El cadáver de animal
pasará por el mismo proceso de la planta.

Una vez en la tierra, formando parte del humus, los microorganismos fosfato
solubilizadores y las raíces de las plantas liberarán fosfatasas (primeras
ácidas y alcalinas y segundas ácidas), que son enzimas que hidrolizan el
fosfato y lo convierten en fosfato en solución para que pueda ser
reabsorbido por la planta, mediante un proceso llamado “mineralización”.
La mineralización se define como el paso de una materia orgánica a otra
inorgánica.

El fosfato en solución puede sufrir procesos como la precipitación, que es la


reacción que sufre un fósforo en solución con iones de Ca+3, Fe+3 y Al+3,
quedando inutilizable para la planta como un medio de regular la cantidad
de fósforo en el suelo.

Una pequeña fracción del fósforo disponible se lixivia a través de la tierra


hasta llegar a capas inferiores a través del proceso que vemos en la imagen
como “lavado”. Así, llega a aguas subterráneas cuyas corrientes utiliza para
llegar al mar.

También la roca madre puede sufrir erosión, que puede degradarla


físicamente o por escurrimiento, el fósforo en solución en las zonas
superiores puede llegar al océano donde continuará la otra parte del ciclo.

Medio marino

El fósforo llega al mar en forma de ión ortofosfato, especialmente en forma


de ión monocálcico y de ión dicálcico, ya que tienen mayor solubilidad. Esto
ocurre por la filtración, escorrentía o por erosión. Este ión fosfato es
utilizado por el fitoplancton, un plancton vegetal, para hacer fotosíntesis
junto al agua y CO2 y para su crecimiento y reproducción. El fitoplancton
transforma el ión fosfato en una sustancia orgánica y es consumido por un
zooplancton. Un zooplancton es un plancton animal que se alimenta de
materia orgánica ya elaborada, por ingestión. Este a su vez es consumido
por los peces que alimentan a las aves marinas. Cuando estos peces, o los
plancton que no fueron consumidos por otros seres, mueren, su cuerpo se
hunde formando rocas sedimentadas por sedimentación y fosilización, y se
vuelven materia inorgánica, es decir, apatitas. Las aves marinas que se han
alimentado de estos peces producen guano, así reiniciando el ciclo al
devolverlo a la tierra en forma de ion fosfato que las plantas podrán
consumir.

Existen dos formas de regeneración del fósforo útil en el mar:

La primera es cuando el fósforo llega directamente por escorrentía de las


capas superiores de la tierra, donde se entrega disponible para que el
fitoplancton lo utilice.

La segunda forma de regeneración es cuando los restos de los seres


muertos se depositan en el suelo del mar y las bacterias los transforman en
elementos inorgánicos, que quedan disponibles para ser utilizados, y son
llevados a la superficie por Up-Welling.

El término Up-Welling es utilizado para referirse a un fenómeno


oceanográfico que consiste en el movimiento vertical de las masas de agua,
de niveles profundos hacia la superficie, haciendo que, por la corriente
marina, las capas superiores del mar sean reemplazadas por las aguas más
profundas. Esta zona de agua es rica en nitrato y fosfato y este fenómeno
da origen a las zonas pesqueras más productivas. En el mar, se producen
dos: en primavera y otoño.

Influencia del hombre en el ciclo del fósforo

El hombre esta presenta en este ciclo, explotando el mineral, en forma de


minas de fosforo (la mayor en Marruecos) principalmente con fines de
producción de detergentes, jabones y fertilizantes. El fósforo se extrae de la
roca madre, llamada fosforita, y para la utilización de los detergentes, este
fosfato, lo transforman a superfosfato en el caso de los detergentes y
jabones, se encuentra como fosfato (tripolifosfato de sodio). Estos son
eliminados por las cañerías desde los hogares o sitios de trabajo y se unen
al agua disponible para las plantas: estanques, lagos o ríos. En estos, el
agua puede ser oligotrófica o eutrófica. Las aguas oligotróficas son aguas
con pocos nutrientes, bastante oxigeno, la vegetación no es muy grande y
se encuentra peces en sus aguas (truchas).

Por otro lado, las aguas eutróficas son generalmente aguas con muchos
nutrientes, poco oxigeno, abundante vegetación, y aguas medias turbias, y
el suelo con sedimentos, sin peces, ecosistemas parecidos a los pantanos,
a causa de la eutrofización. La eutrofización es una acumulación fuera de lo
normal de nutrientes, haciendo que las plantas crezcan mucho, ocupen
oxigeno en su respiración celular, y en su descomposición, dejando sin
oxigeno a animales que podrían vivir allí. Estas plantas cubren casi toda la
superficie, sin dejar que la luz penetre y que se puedan generar nuevas
plantas.

Hay dos fuentes de eutrofización:

a) Eutrofización natural.- La eutrofización es un proceso que se va


produciendo lentamente de forma natural en todos los lagos del mundo,
porque todos van recibiendo nutrientes.

b) Eutrofización de origen humano.- Los vertidos humanos aceleran el


proceso hasta convertirlo, muchas veces, en un grave problema de
contaminación. Las principales fuentes de eutrofización son:

• los vertidos urbanos, que llevan detergentes y jabones.


• los vertidos ganaderos y agrícolas, que aportan fertilizantes, y una
causa muy frecuente es su mal utilización ya que, al utilizar el
fertilizante en mayores cantidades de lo normal, el fertilizante no es
capaz de unirse bien a la tierra y a través de escorrentía llega a esta
agua, ó simplemente por luxación llega a las aguas.

*El fósforo interviene en este proceso debido a que interviene en el


crecimiento de la planta en la captación de nitrógeno y en el crecimiento
de raíces.