Está en la página 1de 28

Bernardo O´Higgins

(1778-1842)
Político, militar y prócer chileno, que dirigió al Ejército en su
lucha por la emancipación del dominio español, y se convirtió
en el primer jefe del Estado chileno desde su cargo de director
supremo (1817-1823).
Nació el 20 de agosto de 1778 en Chillán Viejo. Su padre era un irlandés al servicio de la
corona de España, que fue Intendente de Concepción, don Ambrosio O'Higgins y su madre
doña Isabel Riquelme.
Sus primeros estudios los hizo en el internado para nobles que funcionaba en el Colegio de
Naturales de Chillán, y en 1790 fue enviado por su padre -quien ya era Gobernador de
Chile-, a Lima, donde fue matriculado en el colegio Del Príncipe.
Tomó parte en la revolución de 1810, a consecuencia de la cual se
estableció una Junta de Gobierno en Santiago, que sustituyó al
gobernador general español. En 1811 se reunió el primer Congreso
Nacional chileno y, O'Higgins fue elegido diputado.
Cuando Chile tenía su propia Constitución en 1813, O'Higgins fue
nombrado general del Ejército por la segunda Junta de Gobierno
nacional.
Huida hacia Mendoza
O'Higgins huyó con la mayoría de sus seguidores y cruzó los Andes hasta el actual
territorio argentino. Los combatientes por la independencia chilena fueron vencidos por los
ejércitos realistas, y el territorio chileno se mantuvo durante los tres años siguientes bajo
dominio español. Mientras tanto, O'Higgins se unió al general José de San Martín, con
quien regresó para derrotar a los realistas en la batalla de Chacabuco el 12 de febrero de
1817.
Director Supremo de Chile
El 16 de febrero, después de que José de San Martín rechazara dos veces la elección de
Director Supremo hecha por una Asamblea de notables en Santiago, O´Higgins es
proclamado por aclamación Director Supremo del Estado de Chile.
Su primera preocupación, luego de organizar el gobierno, se dirige a
reforzar el poderío bélico de Chile. Confiere poderes, el 8 de marzo, a
Manuel H. de Aguirre para gestionar en Estados Unidos la compra de
buques de guerra. El 16 de marzo decreta la instalación de la Academia
Militar, destinada a la preparación de oficiales para el ejército. El 22 de
marzo ordena retirar del frontis de las casas los escudos nobiliarios. El
13 de septiembre decreta la abolición de los títulos hereditarios.
Aprueba, el 18 de octubre, la nueva bandera nacional, la misma
existente hasta hoy.
Gobernó autoritariamente durante los seis años siguientes, bajo un
marco legal, y trató de liberalizar la sociedad chilena, pero se alejó del
clero católico por su tolerancia hacia los protestantes y enfureció a los
terratenientes aristócratas por tratar de abolir leyes e instituciones
(principalmente el mayorazgo) que protegían sus patrimonios.
La abdicación
El asesinato de Manuel Rodríguez, el 26 de mayo de 1819, significó otro rudo golpe al
prestigio del gobierno del Director Supremo, pero éste sigue imperturbable dedicado a sus
labores de gobernarnte. El 4 de septiembre fue fusilado en Mendoza José Miguel Carrera,
hecho que es celebrado como triunfo propio por O´Higgins y su gobierno, pero que
contribuye a hacer más profundas las grietas que dividen la sociedad chilena.
En 1822 contrata un empréstito en Inglaterra para satisfacer las necesidades del erario
nacional e impulsar nuevas obras de progreso. En el curso de este año, el aislamiento de su
gobierno se va haciendo progesivamente mayor. la dictación de la Constitución Política
promulgada el 30 de octubre de ese año es vista por la opinión pública como el
levantamiento de provincias y, pese a que O´Higgins cuenta con fuerzas militares que le
son fieles y con los recursos del empréstito inglés que ya han llegado al país, deseando
evitar una guerra civil, renuncia al mando en una Junta de Gobierno el 28 de enero de 1823.
El exilio en el Perú
El 17 de julio de 1823, rodeado de honores, se embarca en Valparaíso con rumbco al
Callao, alejándose de Chile, al cual ya no volverá más. En Perú se le reconoce, el 20 de
agosto de 1824, el grado de General en el Ejército de la Gran Colombia, incorporándose al
Gran Consejo de Generales del Ejército Unido Libertador, desde el que interviene, a las
órdenes de Simón Bolívar, en la campaña de Ayacucho.
En cambio, en Chile, el 24 de mayo de 1826 es dado de baja del
Ejército, acusado de conspirar, lo que era efectivo, y por haber
expirado los dos años del permiso concedido para ausentarse del
país. Se establece en 1828 y hasta diciembre del año siguiente en su
hacienda de Montalván que, con la de Cuiya, ambas en el valle de
Cañete, le han sido donadas por el Estado del perú en recompensa
por los sericios prestados a la independencia de ese país, y cuya
proopiedad le es confirmada por el Congreso peruano el 24 de
noviembre de 1832, la Orden de la Legión de Honor Nacional del
Protectorado Perú-Boliviano.
El 8 de agosto de 1839, el gobierno de Chile le restituye, el grado de
Capitán general del Ejército, con la antigüedad que por nombramiento le correspondía. El 6
de octubre de 1842, el Congreso chileno le reconoce el derecho a gozar de sus sueldos, pese
a residir en el extranjero. Pero ya O´Higgins está llegando al término de su vida.
Su muerte
A las 12 y media del día 24 de octubre de 1842 se apaga en Lima la gloriosa vida de
Bernardo O´Higgins, que consagró íntegramente al servicio de Chile y de América, siendo
sepultados sus restos con los honores militares correspondientes a su rango. Un mes
después, el 26 de noviembre, en la iglesia limeña de San Agustín se celebran una solemne
honras fúnebres, a las que asisten el vicepresidente del Consejo de gobierno y el cuerpo
diplomático , cubierto por las banderas de Chile, Perú y Argentina.
Sus restos, que hoy descansan en el Altar de la Patria, frente al edificio de La Moneda
fueron repatriados en 1869.
Más información:

Biografía de O´Higgins
En esta página web encontrarás una completa biografía de este personaje nacional.
Completa biografía del Libertador
http://www.ejercito.cl/historia/heroes/ohiggins.htm

Fotografías de B. O´Higgins
http://www.puc.cl/faba/ARTE/OBRAS/GildeCastro18.html
Ubicadas en el Museo Histórico Nacional. Santiago, Chile.

Canto a Bernardo O´Higgins


http://www.geocities.com/Vienna/Strasse/1791/chile/ohiggins.html
Texto de Pablo Neruda, pseudónimo de
Ricardo Neftalí Reyes; Música de Vicente Bianchi.

Poema al Libertador General


http://hem.spray.se/harold.durand/ohig2.html
Escrito por Pablo Neruda

Por Carmen Mendoza

(Chillán, Chile, 1778 - Lima, 1842) Político y militar chileno, prócer


de la independencia chilena. Era hijo natural de Ambrosio
O'Higgins y de una joven criolla, doña Isabel Riquelme y Mesa. Por
conveniencias sociales, el niño recién nacido fue llevado a Talca,
donde se crió al cuidado de don Juan Albano Pereira y de su esposa,
doña Bartolina de la Cruz.
Cuando cumplió once años regresó a su ciudad natal para seguir
estudios en el colegio de los religiosos franciscanos, pero no
permaneció mucho tiempo en Chillán, pues su padre, a la sazón
gobernador de Chile, decidió que completara su educación en un
centro más selecto, como era el Convictorio de San Carlos, en Lima,
donde permaneció hasta los 17 años.

Bernardo O'Higgins
El futuro libertador de Chile se puso de nuevo en camino, siguiendo
las instrucciones de su padre. Esta vez se dirigió a Cádiz y de allí a
Inglaterra, donde estudió en una academia inglesa y donde, además
de materias científicas como geografía, botánica o matemáticas,
aprendió francés, música, pintura y esgrima. Durante su estancia de
tres años en Gran Bretaña vivió una apasionada aventura amorosa,
al tiempo que crecía en él el interés por la política. En este sentido,
la relación con el prócer venezolano Francisco de Miranda le
introdujo en la senda revolucionaria.
Enterado su padre, ya virrey del Perú, dejó de protegerle, aunque a
su muerte resolvió legarle la mayor parte de su fortuna. Regresó a la
patria en 1802 y hasta 1810 se dedicó a la hacienda que le dejó su
padre, la cual engrandeció notablemente. Ocupó cargos públicos,
como el de procurador del cabildo de Chillán, pero al propio tiempo
se mantuvo en la tarea de fomentar el ideal de la Independencia.
El 18 de septiembre de 1810 colaboró activamente con Juan
Martínez de Rozas en la creación de un cuerpo de milicias y la
convocatoria de un Congreso Nacional, para el que obtuvo el acta de
diputado por Los Ángeles. Luego se trasladó a Santiago y se integró
en el Tribunal Superior de Gobierno. Siguió después una confusa
etapa en la que las luchas políticas se mezclaron con asonadas
militares, que desembocaron en un proceso legislativo más activo y
liberalizador. El golpe militar de José Miguel Carrera le condujo a la
cuarta Junta Gubernativa, pero las intrigas y desavenencias
provocaron el cansancio de Bernardo O'Higgins, quien se retiró a
los trabajos de su hacienda.
El desembarco de Pareja el 26 de marzo de 1813 en San Vicente
modificó de nuevo sus planes, pues hubo de alzarse en armas contra
la intentona realista. Muerto el brigadier Pareja y derrotadas sus
fuerzas, los realistas se concentraron en Chillán y contra ellos
avanzó O'Higgins, pero la posición se mantuvo y los patriotas
tuvieron que retirarse. Las guerrillas realistas se extendían por la
región. Mostró valor personal y de estratega en diversos combates,
que le condujeron al generalato en 1814. Continuó la guerra contra
los españoles, pero hubo de aceptar el convenio de Lircay, que
supuso una tregua en las operaciones.
La llegada de refuerzos para los españoles selló la reconciliación
entre Bernardo O'Higgins y José Miguel Carrera, quienes decidieron
unir sus fuerzas para concentrarse en la defensa de la estratégica
Rancagua. La caída de la ciudad originó una crisis política profunda
que se saldó con la huida de muchas familias patriotas hacia
Argentina, entre ellas la de O'Higgins. El desastre de Rancagua puso
fin al período de indecisiones conocido como la Patria Vieja.
Durante su estancia en Argentina hizo amistad con José de San
Martín y entre ambos organizaron el Ejército de los Andes, que
cruzó la Cordillera en enero de 1817 como fuerza emancipadora, y
obtuvo la decisiva victoria de Chacabuco, que abrió las puertas de la
capital. El 16 de febrero, una ciudadanía entusiasta ofrecía el mando
supremo del Estado al victorioso general. Sin embargo, los intereses
prioritarios no pasaban entonces por la política sino por la guerra y
fue preciso continuar la lucha en el sur, aunque la suerte ya estaba
echada y los realistas dejaron de ser una amenaza seria para la
Independencia de Chile, que fue proclamada formalmente el 12 de
febrero de 1818.
Según su notable visión geopolítica, la toma de Perú precisaba de
medios navales, por lo que formó una escuadra, entregando su
mando a Manuel Blanco Encalada primero y a Thomas Cochrane
después. La flota de combate logró mantener la supremacía sobre la
flota virreinal, dominando toda la costa del Pacífico. De esta manera
el general San Martín pudo liberar a Perú del dominio colonial
español.
El abrazo de O'Higgins y San Martín en Maipú
Tras la batalla de Maipú pudo el general dedicarse plenamente a las
tareas de gobierno. Acordó de inmediato un reglamento
constitucional que determinaba sus atribuciones y deberes y creó un
Senado con funciones legislativas y consultivas. La nación a la que
ayudó decisivamente a nacer fue libre y unitaria en gran parte
gracias a su esfuerzo. La libertad podía saborearse plenamente; libre
era el comercio que abarrotaba el puerto de Valparaíso, libres las
personas para circular sin pasaporte. La inteligencia y la cultura
comenzaron a prosperar, pues en los pueblos se construían escuelas,
se creaban bibliotecas y se impulsaban las artes.
Con todo, el militar afortunado, el político honesto y consciente,
hubo de afrontar pruebas muy duras, como fueron los rencores
desatados tras el ajusticiamiento en Mendoza de los hermanos
Carrera y la insurrección de Concepción. El 28 de enero, un cansado
O'Higgins resignaba el mando supremo de la patria y aceptaba el
nuevo gobierno. Poco después abandonaba Chile rumbo a El Callao.

La abdicación de O'Higgins
Su objetivo era seguir viaje a Inglaterra junto con toda su familia.
Para ello confiaba en los rendimientos de unas haciendas peruanas
que San Martín le había donado, pero los realistas ocupaban todavía
buena parte del territorio y la situación era caótica. Recibido con
todos los honores, fue amablemente presionado para que asumiera el
mando de las fuerzas peruanas. A la llegada a tierras peruanas del
Libertador Simón Bolívar, O'Higgins entró en contacto con él y
selló una fuerte amistad, al convertirse en un distinguido miembro
de su Estado Mayor.
Los avatares de la lucha les llevaron a la costa, mientras el general
Sucre vencía a los realistas en la decisiva batalla de Ayacucho.
O'Higgins no realizó el viaje a Inglaterra, sino que permaneció en
Perú tratando de rentabilizar sus posesiones de Montalván y Cuiba,
en el valle del Cañete. Los rencores que dejó atrás en Chile
maquinaron para que se le interrumpiera el pago de su pensión
militar. En 1826, sus partidarios quisieron devolverlo al poder
mediante una conspiración en Chiloé, pero, fracasada ésta, el
general fue borrado del escalafón militar y quedó prácticamente
proscripto.
Cuando el ministro Diego Portales declaró la guerra a la
Confederación peruano-boliviana, el dictador Andrés Santa Cruz
pretendió ganarlo para su causa. O'Higgins condenó la guerra
fratricida, pero se negó a apoyar a Santa Cruz, incluso cuando éste
le ofreció el retorno al poder en Chile. Cuando terminó la contienda,
tras la victoria del general Manuel Bulnes en Yungay frente a las
tropas de la Confederación, se abrió un paréntesis liberal en Chile
con una política de reconciliación nacional liderada por el propio
Bulnes. Éste ordenó en 1841 que se restituyeran el rango y los
sueldos debidos a O'Higgins, pero la reparación llegó cuando éste
estaba a las puertas de la muerte. Falleció en Lima el 24 de octubre
de 1842.

Inicio Buscador Índice alfabético Recomendar sitio Añadir a favoritos

© Biografías y Vidas, 2004-10. ¿Desea reproducir alguna biografía en su web?


Quiénes somos | Enlácenos | Contacto | Publicidad | Aviso legal | Privacidad
Nuevo » Ahora puede instalar nuestro bu
Bernardo O'Higgins
De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a navegación, búsqueda

Bernardo O'Higgins
Director Supremo de Chile
16 de febrero de 1817 – 28 de enero de 1823
Predecesor José Miguel Carrera
Sucesor Ramón Freire

Comandante en Jefe del Ejército de Chile


27 de abril de 1819 – 28 de enero de 1823
Predecesor José Miguel Carrera
Sucesor Ramón Freire Serrano

Datos personales
20 de agosto de 1778
Nacimiento
Chillán, Cap. Gral. de Chile
24 de octubre de 1842 (64 años)
Fallecimiento
Lima, Perú
Hijos Demetrio
Ocupación Militar

Firma

Bernardo O'Higgins Riquelme (Chillán, 20 de agosto de 1778 – Lima, 24 de octubre de


1842) fue un político y militar chileno. Es considerado el Padre de la patria en Chile y fue
una de las figuras militares fundamentales de la independencia de su país y de
Latinoamérica. Fue el primer jefe de Estado de la República de Chile bajo el título de
director supremo entre 1817 y 1823, cuando renunció voluntariamente al cargo para evitar
una guerra civil, exiliándose en el Perú hasta su muerte. Fue capitán general del Ejército de
Chile, brigadier de las Provincias Unidas del Río de la Plata, general de la Gran Colombia y
uno de los principales organizadores de la Expedición Libertadora del Perú.

Contenido
[ocultar]
• 1 Primeros años
• 2 Inicios de la Independencia
• 3 Bernardo O'Higgins General en Jefe
• 4 El Desastre de Rancagua
• 5 El Ejército de Los Andes
• 6 O'Higgins, Director Supremo de la Nación
• 7 Exilio y muerte en el Perú
• 8 Ministros de Estado
• 9 Notas
• 10 Bibliografía
• 11 Véase también
• 12 Enlaces externos

[editar] Primeros años


Nació en Chillán Viejo,[1] hijo de Ambrosio O'Higgins, irlandés al servicio de la corona
española, Intendente de Concepción, luego Gobernador de Chile y posteriormente Virrey
del Perú y de Isabel Riquelme, mujer de ascendencia vasca.[2] A los cuatro años, es sacado
de la casa materna por orden de Ambrosio y llevado a Talca, a la casa del comerciante Juan
Albano Pereira.[3]
Bernardo se educa primeramente Chillán en el Colegio de Naturales (ya que en un
principio no había sido reconocido por su padre; es conocido como "Bernardo Riquelme"),
donde aprendió a hablar mapudungun, debido a que sus compañeros eran los hijos de
caciques, luego en el Colegio del Príncipe en Lima. Luego viajó a Europa, primero a Cádiz
donde residió en varias ocasiones en la casa del primer conde de Maule y después a
Londres, donde estudió en el colegio de Richmond. Su vida en Europa, según relatan sus
cartas, fue muy sufrida, estando incluso a punto de morir cuando lo atacó la fiebre amarilla
en Sanlúcar de Barrameda. El conde de Maule fue quizás el único que supo acogerlo.[4]
Es en Inglaterra en donde conoce a su mentor, el venezolano Francisco de Miranda,
idealista e independentista, quien le señala el camino para la emancipación de la América
Española. Esta entrevista es crucial en el futuro de O´Higgins.[5]
Regresó a Cádiz en 1799, no logrando adoptar la carrera militar que deseaba.[6] El 3 de abril
de 1800 se embarca en la fragata "Confianza" con dirección a Buenos Aires para regresar a
Chile, pero ésta es capturada por una nave de guerra británica, debiendo regresar a Cádiz.
Su padre Ambrosio estaba enfermo y esperaba su llegada a Chile.
En diciembre de 1801 se embarcó una vez más hacia Chile y estuvo a punto de naufragar
en Tierra del Fuego. Llegó a Chile finalmente en 1802. Al año siguiente se le puso en
disposición de sus bienes, heredando de su padre, muerto en 1801, la hacienda San José de
Las Canteras, de 16.689 cuadras y más de 4.000 cabezas de ganado, ubicada 20 km al
oriente de la ciudad de Los Ángeles, en la cual amplió las plantaciones y los cultivos,
mejoró la calidad del ganado y construyó una magnífica casa señorial, llamándose desde
ahí Bernardo O'Higgins. De cuando en cuando viajaba a Concepción, donde se quedaba por
algunas temporadas. En 1806, acudió puntualmente al Cabildo de Chillán, para ser su
Procurador, y defender los intereses de ese pueblo, ante el Intendente de la Provincia de
Concepción Luis de Álava (1795-1810).
En 1806 fue elegido Subdelegado de la Isla de la Laja, capital Los Ángeles, cargo que
reemplazaba a los antiguos Corregidores o Gobernadores Municipales, a finales de 1809
pasa a ser el primer Alcalde Republicano de la villa de Los Ángeles y Teniente Coronel,
segundo Jefe, del Regimiento Nº 2 de milicias de la Isla de la Laja Los Ángeles, y por
aclamación popular, en acta del 10 de enero de 1810, fue elegido diputado por el Partido de
Isla de la Laja de Los Ángeles, al primer Congreso Nacional de Chile.
Por lo anteriormente descrito se puede señalar que, los ojos de Bernardo O’Higgins se
abrieron a la luz de la vida al sur de Chillán Viejo, que fue educado hasta los 4 años en esa
localidad, luego Talca, y en su juventud en el extranjero, pero que, en la actual Provincia de
Biobío, capital Los Ángeles, se hizo hombre, se formó como agricultor, administrativo,
político y militar.
[editar] Inicios de la Independencia
Al ocurrir el cabildo abierto del 18 de septiembre de 1810 y la posterior instauración de la
junta de gobierno, O'Higgins era Subdelegado de la Isla de La Laja. Era amigo cercano de
Juan Martínez de Rozas, el principal líder de la junta de gobierno, y antes de la partida de
Rozas a la capital, O’Higgins le insistió en la necesidad de establecer la libertad de
comercio y convocar a un congreso nacional, para que el pueblo tomara interés en la
insurrección.[7] Fue electo diputado por Los Ángeles (Chile) al primer Congreso Nacional
de Chile,[8] siendo partidario del grupo más radical de los que apoyaban la causa de la
independencia. El 24 de junio junto a otros 12 diputados, lanzan una protesta a la junta de
gobierno y renuncian a sus cargos,[9] en un movimiento que intenta mover a una revolución
estancada por la supremacía de los moderados en el congreso. Los poderes de diputados de
O’Higgins son posteriormente ratificados por los vecinos de Los Ángeles,[10] así que cuando
el congreso fue purgado por José Miguel Carrera de numerosos elementos realistas,
O’Higgins volvió a ejercer como diputado, destacándose por su propuesta de ley de
establecer cementerios en Chile, recuperando una fracasada iniciativa de su padre, aunque
esta no llegó a prosperar tampoco en 1811.
Cuadro de O´Higgins como diputado

Batalla de El Roble.
No obstante su importante labor como diputado, O’Higgins se encontraba bastante enfermo
para viajar a Santiago (Chile), por lo que faltó a muchas sesiones, dedicándose a sus labores
de Agricultor y comerciante en su Hacienda Las Canteras, en las cercanías de Los Ángeles.
Cuando Carrera dio un segundo golpe de estado para iniciar un gobierno personalista,
O’Higgins fue llamado para integrar una junta de gobierno, junto con Carrera y José Gaspar
Marín. Junto con este último, renunció el 3 de diciembre en protesta por el nuevo golpe de
estado de Carrera, que suspendió el congreso e instauró una dictadura, regresando
O'Higgins a su hacienda de Las Canteras.
En 1813, con motivo del arribo de la primera expedición realista en Chile, comandada por
el Brigadier Antonio Pareja, decidió dejar su retiro, reuniendo milicianos de la Laja y
comandándolos a Concepción, ciudad que se creía manejada por los realistas.[11] Tras
recibir un mensaje que le ordenaba dispersar sus tropas, desconfiado, se dirigió a Talca, en
donde se reunió con Carrera, colocándose a sus órdenes.[12]
Carrera le ordenó que se dirigiese a Linares para interceptar el paso al comandante español
Melchor Carvajal que se dirigía a Talca. Logró vencer a los dragones de Carvajal en la
plaza de Linares, acto que fue una de las primeras victorias chilenas de la independencia,
por lo que se le ascendió a coronel del ejército por la Junta Gubernativa de Santiago. Para
esa fecha la figura de O´Higgins hacía sombra a la de Carrera.
Tras varias escaramuzas victoriosas, O'Higgins se dirigió al sitio de Chillán, que resultó en
un desastre para los patriotas, aunque combatió con un valor temerario que le hizo famoso
entre los soldados. Como forma de venganza por su apoyo a la independencia, los realistas
quemaron las casas de su hacienda, talaron sus campos y tomaron prisioneras a su madre y
hermana.
El 17 de octubre, en el valle de El Roble, O'Higgins y sus hombres fueron atacados por
soldados realistas. En el fragor de la batalla O’Higgins lanza su famosa frase:
"¡A mí Muchachos! ¡Vivir con honor o morir con gloria! ¡el que sea valiente que me siga!".
[13]

Inclusive tras ser herido con un balazo, continúa luchando hasta que la situación obliga a la
retirada. José Miguel Carrera reconocería el heroísmo de O'Higgins, escribiendo en el parte
de la batalla:
No puedo dejar en silencio el justo elogio que tan dignamente se merece el citado
O'Higgins, a quien debe contar V. E. por el primer soldado, capaz en sí solo de
reconcentrar y unir heroicamente el mérito de glorias y triunfos del Estado Chileno
José Miguel Carrera, Parte oficial de la batalla de El Roble 25 de octubre de 1813

[editar] Bernardo O'Higgins General en Jefe

Bernardo O'Higgins, óleo de Gil de Castro.


Durante el proceso de Independencia de Chile, luego del desembarco de las tropas realistas
en Talcahuano, y del fracaso del cerco de Chillán, la Junta de Gobierno de Santiago se
trasladó a Talca y nombró a O’Higgins general en Jefe, deponiendo por tanto a Carrera.
O’Higgins se resistió tres meses a aceptar el mando; sólo cuando Carrera se resignase y se
retirase a Concepción aceptaría tomar el mando el 28 de enero de 1814.[14] A sólo dos días
de haber asumido desembarcaría una nueva expedición española, dirigida por Gabino
Gaínza, con más recursos que la expedición de Pareja
Los realistas toman Concepción y Talca. Aunque se envia una fuerza expedicionaria que
resulta victoriosa(batallas de El Quilo y el Membrillar) ambas partes se encontraban
cansadas especialmente los patriotas y querían un canje de prisioneros entre los que estaban
Jose Miguel Carrera, la madre y la hermana de O'higgins por lo que se suscribe el Tratado
de Lircay coartado por el secuestro de sus familiares, en que se reconoce la “legitimidad
del coloniaje”. O’Higgins perdió gran parte de su reputación por esta capitulación.
Carrera se niega a aceptar tal situación y con el apoyo del presbítero Julián Uribe da un
cuartelazo, derribando el gobierno del Director Supremo Francisco de Lastra y retomando
el mando en el Ejército. El 29 de julio de 1814 se celebraban en Talca un cabildo abierto[15]
y otra junta de guerra que acordaron desconocer al nuevo gobierno y deponerlo por las
armas. O’Higgins marcha hacia la capital, combatiendo contra las fuerzas de Carrera
dirigidas por su hermano Luis Carrera en la Batalla de las Tres Acequias (26 de agosto de
1814), que resultó en una derrota para O’Higgins.[16]
Con la llegada de una nueva expedición española al mando de Mariano Osorio, Carrera y
O’Higgins se reconcilian, poniéndose este último bajo las órdenes del primero.[17]
[editar] El Desastre de Rancagua
Artículo principal: Desastre de Rancagua
Para enfrentar a los realistas O’Higgins eligió ocupar Rancagua, contrariando a José Miguel
Carrera que veía más oportuno ocupar la Angostura de Paine. El 25 de septiembre de 1814
O’Higgins fortificaba todos los accesos de la plaza.
El 1 de octubre, con 4.500 realistas y dieciocho cañones, más del doble de fuerzas que sus
enemigos, Osorio se presentó frente a Rancagua. No existió posibilidad de contactar las
divisiones que comandaban Juan José Carrera y José María Benavente, por lo que
O’Higgins decidió refugiarse en la villa. Se apostaron en las cuatro calles que desembocan
en la plaza cañones atrincherados. Tras un primer intento fallido de tomar la plaza, Osorio
decide bombardear las trincheras y asaltar las cuatro trincheras simultáneamente. Sin
embargo los patriotas resistieron hasta el anochecer, cuando la oscuridad terminó con la
lucha, aunque ya sin agua pues los realistas cortaron la acequia que vertía agua en la
ciudad.
El 2 de octubre la batalla continuó ferozmente, los patriotas habían resistido ya seis
embestidas desde el inicio de la batalla, pero estaban casi deshechos. En un último intento
por salvar a los sobrevivientes, O’Higgins y sus soldados se lanzaron a la carga abriéndose
paso a través de las líneas enemigas, en el denominado Desastre de Rancagua.[18]
Monte a caballo el que pueda. ¡Nos abriremos paso a través del enemigo!
O'Higgins en el Desastre de Rancagua

[editar] El Ejército de Los Andes


Monumento al Brigadier de las Provincias Unidas del Río de la Plata y Libertador de Chile
Bernardo O'Higgins en Buenos Aires, Plaza República de Chile Argentina.
Se trasladó a Santiago con los sobrevivientes, en donde se entrevistó por última vez con
Carrera, quedando de manifiesto la enemistad de estos dos hombres. O’Higgins marchó
hacia Argentina junto a su madre y hermana. Después del paso por la cordillera, el 16 de
octubre O’Higgins finalmente llegó a Mendoza, siendo recibido al día siguiente por Juan
MacKenna y por José de San Martín.
Después de una breve estadía en Mendoza, se trasladó a Buenos Aires. Hasta que el
gobierno de Buenos Aires resolvió integrarlo al ejército que se organizaba en Mendoza al
mando de San Martín, con el grado de Brigadier de las Provincias Unidas del Río de la
Plata. Durante la organización del ejército libertador manifestó una fuerte amistad con San
Martín que se mantendría hasta el fin de sus días, y que había comenzado en Europa,
cuando ambos integraban la Logia Lautarina, de principios masónicos.
Completados los preparativos, el ejército emprendió marcha el 21 de enero de 1817. Cruzan
la cordillera por el paso de Los Patos, liberan Putaendo en el Combate de Las Coimas (7 de
febrero de 1817) y San Felipe el Real. Se reúnen en Curimón con las tropas de Las Heras,
procedentes de Santa Rosa de Los Andes, y se dirigen a los cerros de Chacabuco. El 12 de
febrero, en la cuesta Chacabuco, se enfrentaron al ejército realista dirigidas por el Coronel
Rafael Maroto. O’Higgins cargó heroicamente contra los españoles, acto que el coronel
Estanislao Soler tildaría de insubordinación. El día 16 de Febrero la junta le ofreció la
dirección del país al general San Martín por su gran colaboración en la jornada anterior,
pero este se negó a aceptar el cargo. Luego doscientos vecinos de Santiago proclamarían a
Bernardo O'Higgins Director Supremo de la joven nación. Este hecho da comienzo a la
llamada "Patria Nueva".
[editar] O'Higgins, Director Supremo de la Nación
Ceremonia de Jura de la independencia de Chile.
O’Higgins designa como ministros de Estados a Miguel Zañartu en Interior y a José Ignacio
Zenteno en Guerra. Para enfrentar los problemas financieros crea el Ministerio de
Hacienda, con Hipólito Villegas como titular. Abolió los títulos de nobleza y creo la
"Legión del Mérito de Chile", luchó contra los prejuicios religiosos, sacando imágenes
antiestéticas o ridículas de los templos, sustituyó la moneda con la efigie de Fernando VII
de España con una con el sello del gobierno.

Carta de José de San Martín a Bernardo O'Higgins en la que le comunica la victoria patriota
en la Batalla de Maipú. Colección del Archivo Nacional de Chile.
El 2 de febrero de 1818, en Talca, firma el Acta de Independencia de Chile, que fue jurada
en la Plaza de Armas de Santiago el 12 de febrero del mismo año.
En ese año, nació su hijo natural, Pedro Demetrio O'Higgins, nacido de su relación amorosa
con la que fuera su amante, la dama criolla Rosario Puga.
Debido a la presencia de tropas realistas en Talcahuano, O’Higgins manda una expedición
para terminar con esas tropas, sin embargo una noticia alarmante puso fin a la situación.
Llegaron noticias de una nueva expedición realista, encabezada por Mariano Osorio.
Los realistas atacaron de sorpresa el 19 de marzo de 1818 en Cancha Rayada, derrota de los
patriotas y en que O’Higgins salió gravemente herido de un brazo. Creyéndosele muerto a
él y desesperando a San Martín, Manuel Rodríguez tomó el poder tras un discurso ante el
Cabildo en Santiago, y haber sido electo por aclamación del pueblo. Al conocer las
noticias, O’Higgins marchó de inmediato a Santiago desoyendo las recomendaciones de su
médico, restableciendo el orden y reorganizando las fuerzas patriotas.

El 5 de abril, las fuerzas chilenas y argentinas comandadas por San Martín se enfrentaron a
los realistas de Osorio en la Batalla de Maipú. O’Higgins había salido de la capital esa
misma mañana y se dirigía hacia Maipú con unos mil milicianos alcanzando a participar en
el desenlace final de la batalla.
Al llegar al campo de batalla O'Higgins se abraza con San Martín dialogando lo siguiente.
O'Higgins: ¡Gloria al salvador de Chile!

San Martín: General, Chile no olvidará jamás al ilustre inválido que se presenta herido al
campo de batalla
O'Higgins y San Martín en el momento del abrazo de Maipú.

El abrazo de Maipú.
Una vez ganada la batalla, O'Higgins hizo suyo un voto hecho por el pueblo a la Virgen del
Carmen de que si se ganara la batalla se construiría un templo en su honor, dando origen a
la Capilla de la Victoria, predecesora del actual Templo Votivo de Maipú, mediante
Decreto del 7 de mayo de 1818.[19]
O'Higgins se consagró a la organización de la Primera Escuadra Nacional, para asegurar la
soberanía de Chile y del resto de América, pues estas naves participarían de la Expedición
Libertadora del Perú. El 20 de agosto de 1820, su natalicio, O’Higgins despediría a la
escuadra libertadora desde Valparaíso, que navegaba al Perú a cargo del General José de
San Martín. Toda esta colaboración se llevó a cabo después de una seria reflexión, ya que
tras rechazar al Libertador general argentino José de San Martín para apoyar la Campaña
Libertadora hacia el Perú, comprendió finalmente que de no apoyar a San Martín, la suerte
de la independencia de Chile corría peligro. Posteriormente O'Higgins negó nuevamente su
auxilio a San Martín para el perfeccionamiento de sus planes del Sur del Perú, cristalizados
en la desastrosa expedición a Intermedios.
La guerra en el sur no había concluido, debiendo enfrentarse a la nueva amenaza de las
montoneras, en especial la liderada por el bandido realista Vicente Benavides.
En materia política, proclamó dos cartas fundamentales, la Constitución de 1818 y la
Constitución de 1823, con él como director supremo y con un congreso bicameral, con
cámara de diputados y de senadores.
Entre sus obras destacan la creación de la Escuela Militar, destinada a la preparación de la
oficialidad para el Ejército de Chile; la creación de la Academia de Guardiamarinas el 4 de
agosto de 1818, que hoy es la Escuela Naval, organización del mercado de abastos,
difundió el uso de la vacuna antivariólica y creación de la Junta médica nacional, reabrió el
Instituto y la Biblioteca Nacional, transformó el basural de La Cañada en la Alameda de las
Delicias (hoy Alameda Bernardo O'Higgins), mejoró el alumbrado público, terminó el
Canal del Maipo; fundó las ciudades de Vicuña, San Bernardo y La Unión, e inició las
construcciones de una capilla donde hoy se encuentra el Templo Votivo de Nuestra Señora
del Carmen en Maipú.
Gobernó en forma autocrática durante los seis años siguientes, bajo un marco legal hecho a
su medida; las decisiones tomadas por O'Higgins trajeron como consecuencia la enemistad
declarada y furibunda del clero realista (encabezada por el Obispo de Santiago, José
Rodríguez Zorrilla) y de los terratenientes aristócratas, que veían amenazado su poder
legado desde la época de la Colonia.
Su gobierno se vio oscurecido por una serie de "crímenes de estado" de los que se le
inculpó, tales como el asesinato en Tiltil de Manuel Rodríguez por orden de Bernardo de
Monteagudo , el fusilamiento en Mendoza de Luis y Juan José Carrera por el intento de
golpe en la ciudad y posteriormente José Miguel Carrera debido a sus montoneras en
Argentina, son hechos que hacen cada vez más impopular la gestión de O'Higgins a la
cabeza del país y que, a la postre, marcaría el inicio del fin de su gobierno.
La situación económica del país no marchaba bien, y para mayores desgracias el 19 de
noviembre de 1822 un terremoto azotó la zona central del país. Buscando una solución a los
problemas financieros, en 1822 manda a Antonio José de Irisarri para contratar un
empréstito en Inglaterra de 1.000.000 de libras, obtenido tras arduas negociaciones.
El descontento hacia su gobierno se va haciendo progresivamente mayor, la nueva
Constitución de 1822 es vista por la opinión pública como un intento desesperado por
aferrarse al poder, y provoca el levantamiento de las provincias dirigido por Ramón Freire.
Pese a que cuenta con tropas leales y con los saldos del empréstito inglés, desea evitar una
inminente guerra civil, por lo cual renuncia el 28 de enero de 1823, entregando el mando la
autoridad que designase el pueblo de Santiago, nombrándose una junta de tres personas.
Abdicación de Bernardo O'Higgins.
Leída el acta, O'Higgins tomó juramento a los miembros de la junta y les hizo entrega del
mando, pronunciando la siguiente arenga:
Siento no depositar esta insignia ante la asamblea nacional, de quien la había recibido;
siento retirarme sin haber consolidado las instituciones que ella había creído propias del
país y que había jurado defender; pero al menos tengo el consuelo de dejar a Chile
independiente de toda dominación extranjera, respetado en el exterior y cubierto de gloria
por sus hechos de armas.
Doy gracias a la divina providencia que me ha elegido instrumento para tales bienes, y
que me ha concedido la fortaleza de ánimo necesaria para resistir el inmenso peso que
sobre mi han hecho gravitar las azarosas circunstancias en que he ejercido el mando.
Pido muy de veras al cielo proteja del mismo modo a los que deben sucederme.
Señores, al presente soy un simple particular. Mientras he estado investido de la primera
dignidad de la república, el respeto, sino mi persona, al menos a ese alto empleo, debía
haber impuesto silencio a vuestras quejas. Ahora podéis hablar sin conveniencia. Que se
presenten mis acusadores. Quiero conocer los males que he causado, las lágrimas que he
hecho derramar. Salid y acusadme. Si las desgracias que me echáis en rostro han sido, no
el efecto preciso de la época del poder sino del desahogo de malas pasiones, esas
desgracias no pueden purgarse sino con mi sangre. Tomad de mi la venganza que queráis,
que yo no os opondré resistencia. ¡Aquí está mi pecho!".
Abdicación de O'Higgins
Tras decir esto abre violentamente su casaca y ofrece su pecho desnudo a sus acusadores, a
lo que responden los presentes: Nada tenemos contra el general O'Higgins. Viva
O'Higgins.[20]
[editar] Exilio y muerte en el Perú
Casa donde vivió su exilio y murió el Libertador O'Higgins en Lima, Perú (Actualmente
conservada por la Pontificia Universidad Católica del Perú).
El 19 de julio de 1823, embarca en el puerto de Valparaíso en la corbeta inglesa Fly, para
nunca más tocar en vida suelo chileno. Originalmente su destino era Inglaterra, pero se
radicó en el Perú. El Estado Peruano lo acoge y le obsequia la Hacienda de Cuiva y la
Hacienda Montalván (en la cual reside), ambas ubicadas en San Vicente de Cañete, en el
actual Departamento de Lima. Vivió pobremente dedicado a la agricultura, y cuando Simón
Bolívar libera definitivamente Perú, O'Higgins participa en la recepción al Libertador pero
no recibe responsabilidad alguna. Posteriormente Bolívar le otorga el grado de General de
la Gran Colombia aunque el prócer chileno no haya participado en ninguna batalla.
Tampoco existe parte oficial alguno que estando en Perú haya participado en batalla con el
Ejército Libertador, tampoco decreto oficial de grado militar o título conferido.
En 1836, a inicios de la creación de la Confederación Perú-Boliviana, Bernardo O’Higgins
se encontraba en Lima. El 20 de diciembre de 1836 envía una carta a San Martín[21]
manifestándole una favorable impresión sobre Santa Cruz. O’Higgins defiende el derecho
de integrarse como una sola nación el Alto Perú y el Bajo Perú, adhiriéndose al
integracionismo de Santa Cruz. De igual manera está en contra de la política belicista de
Diego Portales.[22]
El 1 de diciembre de 1837 envía una misiva a Santa cruz expresándole su pesar por el inicio
de la Guerra contra la Confederación Perú-Boliviana, así como celebrando el tratado de paz
firmado con Manuel Blanco Encalada.[23] Finalmente, el 10 de noviembre de 1838
O’Higgins escribe sendas cartas a Santa Cruz y Manuel Bulnes, ofreciéndose como
mediador en la guerra.[23] Terminada la Confederación, Agustín Gamarra, ordena confiscar
la condecoración que le otorgó Santa Cruz a O’Higgins.[22]
La cripta de Bernardo O'Higgins ubicada en la Plaza de la Ciudadanía.
El 8 de agosto de 1839, el Gobierno chileno le restituye, el grado de Capitán General del
Ejército de Chile, con su respectiva antigüedad.
Postuló desde Lima a la presidencia, obteniendo solo 1 voto, por lo tanto fue derrotado por
Manuel Bulnes.
El 6 de octubre de 1842, el Congreso Nacional de Chile le reconoce el derecho a gozar de
sus sueldos, lo cual le abría la puerta para volver al país. Tras dirigirse al Callao para
embarcarse a Chile, el 28 de septiembre de 1842, se sintió desfallecer. El doctor Young,
que lo asistía, ordena trasladarlo a Lima, después de un nuevo ataque experimentado el 3 de
octubre. A las 12.30 del 24 de octubre de 1842 a la edad de 64 años, falleció Bernardo
O'Higgins en la ciudad de Lima, producto de un problema cardíaco, pero antes de fallecer,
en su agonía, se escuchó la palabra: Magallanes.
Sus restos fueron sepultados en suelo peruano gracias a la caridad de su vecindad y fueron
repatriados en 1869, contraviniendo sus expresos deseos de ser sepultado en la ciudad de
Concepción. Por largo tiempo permanecieron en un sarcófago de mármol de Carrara en el
Cementerio General de Santiago, hasta que el 20 de agosto de 1979 la urna fue trasladada
por orden de Augusto Pinochet al Altar de la Patria, a la entrada de la Avenida Bulnes,
frente al Palacio de La Moneda.
El 18 de octubre de 2004 los restos de O'Higgins fueron llevados temporalmente hasta la
Escuela Militar, debido a la construcción de la nueva Plaza de la Ciudadanía.
Permanecieron allí hasta el 10 de marzo de 2006 cuando su cuerpo fue trasladado, ahora en
forma definitiva, a la nueva cripta subterránea del Libertador, en el mismo espacio que
ocupaba el Altar de la Patria.
El 15 de agosto de 2007, la casa donde residió sus últimos años en San Vicente de Cañete
fue seriamente afectada por un terremoto.[24] Actualmente residen en Lima, Cañete y otras
ciudades del Perú la mayoría de los descendientes de Demetrio O'Higgins, hijo único del
prócer chileno, fallecido en 1868.[25]
A principios de 2009 fue entregada las obras de restauración de la casa donde vivió en
Lima, siendo está administrada ahora por la Pontificia Universidad Católica del Perú y
restaurada por la empresa JL Conserva EIRL.
[editar] Ministros de Estado
Ministerio Nombre/Periodo
Miguel Zañartu y Santa María (1817-1818)
Interior y Relaciones Exteriores Antonio José de Irisarri Alonso (1818)
Joaquín Echeverría Larraín (1818-1823)
José Ignacio Zenteno (1817-1821)
Guerra y Marina
José Antonio Rodríguez Aldea (1821-1823)
Hipólito de Villegas (1817-1818)
Anselmo de la Cruz (1818)
Hacienda José Miguel Infante (1818)
Anselmo de la Cruz (1818-1820)
José Antonio Rodríguez Aldea (1820-1823)

General en Jefe del Ejército de


Predecesor: Chile Sucesor:
José Miguel Carrera 27 de noviembre de 1813 – 2 de José Miguel Carrera
septiembre de 1814
Director Supremo de Chile
Sucesor:
Predecesor:
Agustín Eyzaguirre
Francisco Ruiz-Tagle
Gobernador Político Interino Arechavala
de Santiago 16 de febrero de 1817 – 28 de Presidente de la Junta
Gubernativa
enero de 1823
General en Jefe del Ejército de
Predecesor: Chile Sucesor:
José Miguel Carrera 27 de abril de 1819 – 28 de enero Ramón Freire
de 1823

[editar] Notas
1. ↑ Marquez Allison, Antonio (2000). «"Los Primeros Años de la emancipación"».
Historia de Chile Ilustrada. Ercilla. pp. 16.
2. ↑ http://www.euzkoetxeachile.cl/libros/09-imaginariosvascosdesdechile.pdf
3. ↑ Vicuña Mackenna, p.25
4. ↑ Eyzaguirre, Pereira y Valenzuela, Archivo de don Bernardo O'Higgins, Editorial
Nascimiento, Santiago, 1946.
5. ↑ Vicuña Mackenna, p.46-53
6. ↑ Vicuña Mackenna, p.55-56
7. ↑ Archivo de don Bernardo O'Higgins, vol.I, p.68
8. ↑ Acta de Elección de diputados por la Villa de los Ángeles en 10 de enero de 1811
9. ↑ Archivo de don Bernardo O'Higgins, vol.I, p.114-119
10. ↑ Archivo de don Bernardo O'Higgins, vol.I, p.130-133
11. ↑ Amunátegui, p.93
12. ↑ Barros Arana, tomo IX, p.46-50
13. ↑ Barros Arana, tomo IX, p.188
14. ↑ Archivo de don Bernardo O'Higgins, vol. II, p.36-37
15. ↑ Archivo de don Bernardo O'Higgins, vol. II, p.317-318
16. ↑ Diario Militar de José Miguel Carrera, Capítulo X
17. ↑ Archivo de don Bernardo O'Higgins, vol. II, p.340-346
18. ↑ Archivo de don Bernardo O'Higgins, vol. II, p.420-427
19. ↑ http://www.santuarionacional.cl/
20. ↑ Amunátegui, p.448
21. ↑ Cartas de O’Higgins a San Martín 1823-1837
22. ↑ a b Prof. Pedro Godoy, Yungay: ¿festejo o funeral?, Centro de Estudios Chilenos
CEDECH
23. ↑ a b Cartas de O’Higgins a varios corresponsales 1816-1842.
24. ↑ Yahoo noticias (2007). «Sismo destruye casa del libertador chileno O'Higgins en
costa central peruana». Consultado el 2007.
25. ↑ http://www.elcomercio.com.pe/ediciononline/html/2008-05-29/unicos-
descendientes-ohiggins-mayor-heroe-chile-son-peruanos.html
[editar] Bibliografía
• Archivo de don Bernardo O'Higgins Santiago: Nacimento, 1946-, 36 v.
• Miguel Luis Amunátegui Aldunate La dictadura de O'Higgins Santiago:
Imprenta, Litografía i Encuadernación Barcelona. 1914.
• Diego Barros Arana Historia General de Chile 16 vol. Santiago: Imprenta
Cervantes.
• Jaime Eyzaguirre O'Higgins Santiago: Zig-Zag, 1946.
• Guillermo Feliú Cruz El pensamiento político de O'Higgins: estudio histórico
Santiago: Universitaria, 1954.
• Julio Heise González O'Higgins, Forjador de una tradición democrática. Santiago,
Imprenta Netipert, 1975.
• Eugenio Orrego Vicuña O'Higgins, Vida y Tiempo 211. Ed. Buenos Aires.
Editorial Losada, S.A., 1957.
• Renato Valenzuela Ugarte Bernardo O´Higgins. El Estado de Chile y el Poder
Naval Andrés Bello, ISBN 956-13-1604-8.
• Benjamín Vicuña Mackenna El ostracismo del jeneral D. Bernardo O'Higgins
Santiago: Imprenta i Librería del Mercurio 1860.
• Domingo Contreras Gómez, La ciudad de Santa María de Los Ángeles, Tomo I,
1942.
• Alberto Recart Novión, El Laja: un río creador, 1971.
[editar] Véase también
• Presidente de Chile
• Padre de la nación
[editar] Enlaces externos
• Wikimedia Commons alberga contenido multimedia sobre Bernardo
O'Higgins.Commons

• Wikisource contiene obras originales de o sobre Bernardo


O'Higgins.Wikisource

• Wikiquote alberga frases célebres de o sobre Bernardo O'Higgins. Wikiquote


• Instituto O'Higginiano de Chile
• Instituto O'Higginiano de Rancagua
• Instituto O'Higginiano de Chillán Viejo
• Biografía en el sitio del Ejército de Chile
• Biografía en el sitio de la Armada de Chile
• Biografía en Icarito
• Héroes en educarchile
Obtenido de "http://es.wikipedia.org/wiki/Bernardo_O%27Higgins"
Categorías: Nacidos en 1778 | Fallecidos en 1842 | Chillanejos | Comandantes en jefe del
Ejército de Chile | Diputados de Chile | Hispano-irlandeses | Independencia de Chile |
Masones de Chile | Dictadores | Generales de Argentina | Militares de la Guerra de
Independencia Hispanoamericana | Muertes por complicaciones cardiovasculares |
Sanmarquinos (siglo XVIII) | Revolucionarios | Memorialistas de la Independencia |
Cronistas de Chile | Militares del Ejército de los Andes | Directores supremos de Chile
Categoría oculta: Wikipedia:Artículos destacados
Herramientas personales
• Nuevas características
• Registrarse/Entrar
Espacios de nombres
• Artículo
• Discusión
Variantes
Vistas
• Leer
• Editar
• Ver historial
Acciones
Buscar
Principio del formulario
Especial:Buscar

Final del formulario


Navegación
• Portada
• Portal de la comunidad
• Actualidad
• Cambios recientes
• Página aleatoria
• Ayuda
• Donaciones
• Notificar un error
Imprimir/exportar
• Crear un libro
• Descargar como PDF
• Versión para imprimir
Herramientas
• Lo que enlaza aquí
• Cambios en enlazadas
• Subir archivo
• Páginas especiales
• Enlace permanente
• Citar este artículo
Otros proyectos
• Commons
• Wikisource
• Wikiquote
En otros idiomas
• Asturianu
• Català
• Dansk
• Deutsch
• Ελληνικά
• English
• Suomi
• Français
• Gaeilge
• Galego
• ‫עברית‬
• Bahasa Indonesia
• Ido
• Italiano
• 日本語
• ქართული
• Nederlands
• Norsk (bokmål)
• Occitan
• Polski
• Português
• Română
• Русский
• Scots
• Slovenščina
• Српски / Srpski
• Svenska
• Türkçe
• Tiếng Việt
• Winaray
• 中文
• Esta página fue modificada por última vez el 20 oct 2010, a las 15:45.
• El texto está disponible bajo la Licencia Creative Commons Reconocimiento
Compartir Igual 3.0; pod
Bernardo O'Higgins Riquelme (1778-1842) | Presentación

Militar y gobernante
Bernardo O'Higgins Riquelme es considerado el padre de la patria.
Su presencia, como militar y gobernante, fue crucial en todo el
proceso de emancipación chilena del dominio español, ya fuera
luchando en las batallas de la Independencia o ejerciendo como
primer Director Supremo de la nueva nación.

Hijo natural del que fuera gobernador de Chile y virrey del Perú,
Ambrosio O'Higgins, nació el 20 de agosto de 1778, en Chillán
Viejo. Realizó sus estudios en Lima y luego en Inglaterra, donde
conoció a Francisco Miranda, quien lo inició en las ideas
independentistas. Muerto su padre en 1801, regresó a Chile a tomar
posesión de la hacienda de Las Canteras cercana a la ciudad de Los
Ángeles.

En 1810, fue elegido diputado de la recién formada Junta de


Gobierno y nombrado coronel de ejército en 1811. En 1813, se
enfrentó por primera vez a los realistas en la batalla de El Roble. Su
rivalidad con José Miguel Carrera, el otro líder de la Independencia,
la llevó a enfrentarse, en 1814, en el combate de Tres Acequias. No
obstante su espíritu patriota primó y O'Higgins se unió a Carrera para
enfrentar la invasión de las fuerzas realistas dirigidas por Mariano
Osorio.

Durante el período de la Reconquista, organizó en Mendoza, junto a


José de San Martín, el Ejército Libertador de Los Andes y dirigió la
ofensiva chilena. Derrotadas las fuerzas realistas, asumió como
Director Supremo y firmó, el 12 de febrero de 1818, la Proclamación
de la Independencia de Chile. En algunas de las proclamas dirigidas
por O'Higgins a los soldados enemigos que aún resistían, dejó
claramente establecida su posición antimonárquica. Sin embargo, su
afán por incrementar el desarrollo económico del país, lo impulsó a
establecer relaciones comerciales con las principales monarquías
europeas; las cartas enviadas a los reyes, escritas en un lenguaje
equilibrado y cauteloso, quedaron para la posteridad como un
testimonio de su carácter eminentemente pragmático.

Entre las obras de su gobierno, tuvo especial relevancia la


construcción de escuelas primarias, la reapertura del Instituto
Nacional y la Biblioteca Nacional, además de la creación de la
Escuela Militar. En su gestión como Director Supremo tomó medidas
que le significaron ganarse la antipatía de la aristocracia criolla, como
la abolición de los mayorazgos y los títulos de nobleza, la supresión
de los escudos de armas y la creación de la legión al mérito. En estas
disposiciones puede observarse la influencia de la logia masónica
Lautarina -a la que O'Higgins pertenecía-, que se caracterizaba por su
rechazo al orden nobiliario.

Su gloriosa vida pública -aunque no desprovista de episodios oscuros,


como su participación en la muerte de José Miguel Carrera y Manuel
Rodríguez- fue evaluada por él mismo en un manifiesto dirigido a su
pueblo. Paradójicamente, su abdicación al cargo de Director Supremo
de Chile el 28 de enero de 1823, uno de los episodios más tristes de
su vida, fue la máxima expresión de su adhesión a la causa del país,
ya que voluntariamente se despojó del poder para evitar una guerra
civil, dejando como testimonio una emocionada despedida. Falleció
en Lima el 24 de octubre del año 1842.

Intereses relacionados