Está en la página 1de 8

Universidad Autónoma de Chile

Carrera de Psicología
Epistemología aplicada a la Psicología

Informe 'Un método peligroso’

Docente:​ Tuillang Yuing


Integrantes:​ Benjamín Benítez
Lucas Contreras
Kattia Silva
Catalina Quezada

Lunes 29 de Octubre, 2018. Santiago de Chile


Resumen de la película:
La película transcurre durante comienzos del siglo XX, momento donde el psiquiatra y
psicólogo suizo Carl Jung, casado y a pronto de tener una hija, comienza a utilizar el
experimental método psicoanalítico en el hospital Burghölzli. Es allí donde conoce a la joven
paciente rusa Sabina Spielrein, diagnosticada de histeria e ingresada al hospital por su
errático comportamiento. Es en base a esta paciente en quien Jung busca demostrar la
efectividad de la metodología de “cura por la palabra” de Sigmund Freud, admitiendo ser un
seguidor de su trabajo. La evidencia que pudo desprender del tratamiento de Spielrein,
quien presentaba un esencial elemento sexual como origen de su padecimiento, sirvió para
respaldar la teoría de Freud que asociaba la sexualidad con la afecciones emocionales.

A partir del estudio de este caso y el análisis en conjunto del mismo, fue que Freud y Jung
comienzan a desarrollar una relación de tutor-discípulo, donde el neurólogo austriaco
espera que su compañero continúe con su teoría y ejerza sus metodologías, representando
a un digno heredero intelectual; pero es ahí donde se inician los conflictos entre ambos
protagonistas.
Jung desea adaptar la teoría psicoanalítica a otros ámbitos y no centrarse únicamente en el
origen sexual de los trastornos de sus pacientes, sino que aspiraba a ampliar su campo de
estudio, muy al contrario del fundador, quien permanecía inamovible en su postura de
adaptar su teoría y abandonar sus cimientos, arriesgándose así a perder su credibilidad
dentro del círculo científico. A través de este conflicto entre los protagonistas, se integra la
mirada de Sabina a la discusión sobre el psicoanálisis. Sumando así algunos de los aspectos
que pueden identificarse en la metodología de la terapia contemporánea.
Análisis del sujeto

Para comenzar un análisis debemos dejar en claro a qué se refiere el psicoanálisis y sobre
todo hablar del protagonista de la película, quien además es el padre y fundador del
psicoanálisis, Sigmund Freud.
Sigmund Freud fue una de las personas más influyentes en el siglo XX, fue el primero en
plantear que nuestras mentes guardan recuerdos y emociones en nuestro “inconsciente”,
término que comienza a usarse desde la creación del psicoanálisis.
El psicoanálisis tiene algunos principios básicos, Freud separa las etapas vitales y declara que
es en la primera infancia donde surge el desarrollo de la personalidad marcada por los
acontecimientos que ocurren en esta etapa, fijando la edad de 5 años para crear la base de
la personalidad. Nuestro comportamiento además, se encuentra influenciado en gran parte
por impulsos inconscientes y cuando la información inconsciente pasa a nuestro ser
consciente, según Freud, puede conducirnos a una catarsis y nos permite lidiar con el
problema; para esto, utilizamos una serie de mecanismos de defensa. Menciona también
que nuestros problemas emocionales y psicológicos suelen estar ubicados entre la mente
conciente e inconciente.

El ELLO es el componente original de la personalidad, la parte más primitiva, presente ya al


nacer. Contiene los aspectos heredados e instintivos, es la parte más ”animal” de nuestra
vida psíquica, que se manifiesta a nuestra experiencia interna sólo indirectamente, en forma
de impulsos y tendencias que se imponen y que escapan muchas veces a nuestro dominio.
El Ello se rige por el principio del placer: la idea de que todas las necesidades deben ser
satisfechas de inmediato. (Barmeosol, 2005)
El YO corresponde al mundo de los fenómenos de los que nos sentimos verdaderamente
autores: el Yo percibe, recuerda, aprende y es el agente o ejecutor en nuestra personalidad.
Como el Ello no puede manejar con eficacia la realidad objetiva, se desarrolla este segundo
conjunto de funciones psíquicas, que se rige por el principio de la realidad: la idea de que no
sólo debemos considerar las necesidades y urgencias que provienen del interior, sino
también, las condiciones del mundo externo. (Barmeosol, 2005)
El YO no pretende bloquear permanentemente los deseos del Ello: busca que sus urgencias
sean satisfechas, pero en el momento adecuado y de manera realista. El Yo, como ejecutor,
es capaz de discernir entre los conveniente y lo inconveniente, aunque sea placentero.
El SUPERYO es el componente final de la personalidad y el último en desarrollarse. Su
función, como instancia moral, es la de legislar, juzgar y valorar éticamente, premiando o
castigando la actuación del Yo. Representa lo que se debe y lo que no se debe hacer en
sociedad, gracias a la incorporación de los valores paternos sociales. Se desarrolla a partir de
las experiencias del Yo con la realidad social, entre ellas, las reglas impuestas por los padres.
A su base está el mecanismo de introyección, identificación con los padres y su normativa. El
Superyo, conciencia moral, manda y prohibe. (Barmeosol, 2005)

En el tratamiento se da por sentado que los trastornos actuales tienen su origen en la


infancia temprana. Hay que sacar a la luz ese origen; se trabaja sobre el trastorno original, y
la comprensión adquirida a través de la experiencia ayuda a superar el trastorno pasado. El
paciente se resiste al trabajo de develación: tiene miedo, por ejemplo, teme perder un
equilibrio relativo con el que se ha encariñado. La tarea del analista consiste en reconocer e
interpretar esta resistencia, luego deberá interpretar la ‘transferencia’. Se llama así a la
repetición de experiencias y vivencias infantiles con cierta persona. Por último, se interpreta
el deseo que esta en el fondo del trastorno: este deseo ha sido negado y, según la teoría, los
síntomas del trastorno son un arreglo intermedio para su satisfacción. L a resistencia, la
transferencia y el deseo son inconscientes, el tratamiento analítico deberá hacerlos
conscientes. (Barmeosol, 2005)
Relación de la película con el marco teórico

Todo lo expuesto y explicado con anterioridad se puede ver demostrado durante la película.
Freud y Jung se consideran a sí mismos como padre e hijo, el joven suizo incluso denomina
al fundador del psicoanálisis como su figura paterna; lo cual, debido a sus diferencias en el
método terapéutico llegan a utilizar metáforas para demostrar esta traición del hijo hacia su
padre al desear apartarse de lo que él esperaba de su heredero.

En cuanto a la metodología en sí, Jung utiliza el método de asociación libre para tratar a su
paciente Sabina Spielrein, incluso intentándolo con su esposa. Es en consecuencia de este
procedimiento que Sabina logra encontrar por sí misma el elemento causal de su patología.
Es entonces, una búsqueda insistente del elemento patógeno, donde cede su puesto a la
expresión espontánea del paciente. (​Lapanche y Pontalis​, ​2004)
Otra metodología expuesta en la película es la interpretación de sueños, ésta no sólo se
utiliza en los pacientes, sino que entre ambos protagonistas, donde Jung y Freud afianzan su
relación al describirse mutuamente sus sueños para que el otro les diera un significado o
una interpretación.

Algo destacable también es como se presenta de manera implícita el ELLO en los personajes
en las distintas situaciones, en la forma de impulsos que instan a éstos a satisfacer las
necesidades al momento. Un ejemplo puede ser el mismo Jung al aceptar las propuestas de
Sabina de ser su primer amante, muy a pesar de que el psicólogo suizo se encontraba
casado y de que la joven era su paciente. Sin embargo, la historia nos indica que
posteriormente a Sabina, Jung tuvo otra paciente como amante, de nombre Toni Wolff.
Pero quizá el personaje que se ve mayormente influenciado por el principio del placer es
Otto Gross, psiquiatra y psicoanalista. Gross considera el concepto de monogamia como
algo estresante de practicar, así como cualquier tipo de represión sexual. Él manifiesta en la
película que el autocontrol es el origen de la enfermedad y por tanto, del atestamiento de
los hospitales. Dice haber aprendido a “Nunca reprimir nada”, lo que indica una debilidad
por parte de este Superyo.
Problema epistemológico del psicoanálisis

Desde esta perspectiva la película nos señala que Freud mantiene que el psicoanálisis sería
un método perfecto y por el cual al regirse como corresponde era posible conseguir
soluciones reales y verdaderas.
Desde la epistemología podríamos decir que Freud quiere o cree que el psicoanálisis dentro
de la psicología sería una “ciencia natural”, mientras que por otro lado su pupilo Jung busca
la innovación del método, cosa que particularmente no aprobaba Freud, pues significaría
apartarse de su pretensión de ser una ciencia exacta.

Hoy en día el psicoanálisis se considera una fuerza de la psicología y una rama de ésta que
se estudia de forma casi aislada al resto debido a que sus conceptos e implicaciones son
analizados desde una perspectiva particular.
Para hacer una diferenciación un poco más clara de sus ideas: para Freud ​la libido era una
energía puramente sexual, mientras que para su aventajado discípulo era mucho más, el
interés que despierta el sujeto hacia diversos objetos, la energía que explica la dinámica del
funcionamiento de la psique. Además, mientras que para Freud el inconsciente tenía un
cariz negativo, siendo el lugar de la mente donde se acumulan todos los escombros de
nuestra consciencia -esto es, los traumas, los deseos reprimidos, las fobias, etc.-, para Jung,
de nuevo, el inconsciente era mucho más y no necesariamente negativo. El inconsciente,
para Jung, es también una fuente casi inagotable de saber y creatividad, un cajón de sastre
con una cantidad de información casi disparatada, en la que el buen observador puede
lograr extraer datos valiosísimos. (Blanco, 2018)

La ruptura entre ellos ocurre en el año 1913, cuando Freud, en una carta, le propone a Jung
que abandonen sus relaciones personales enteramente. Luego de esto Jung entra en un
colapso nervioso, el cual se extiende por un largo tiempo, sin embargo, sirvió como
renacimiento de Jung como un personaje reconocido dentro de la psiquiatría y psicología.
Conclusión
La película “Un método peligroso” podría plantearnos de primera que el psicoanálisis es
aquel método peligroso, el cual nos da paso a un mundo del cual no tenemos control de
nuestras intenciones más ocultas, pero cabe preguntarse si lo peligroso es realmente el
método y no tal vez la naturaleza humana y el estudio del sujeto desde esta perspectiva
psicoanalítica, donde comienza a verse el sujeto mezquino, prejuicioso y con intereses
creados. Lo peligroso entonces no sería el método ni en la práctica terapéutica en que se
basa esta película sino más bien en los seres humanos, en lo que significa su fragilidad
emocional, sus debilidades y sus vilezas.

El psicoanálisis logra cumplir su cometido y explorar al ser humano en más de un sentido,


brindándonos otros términos antes no vistos, Freud nos comienza a entender de una forma
arcaica (en su época) pero más real y natural, plantea un método diferente en su contexto,
que hoy en dia sigue dando frutos por medio de las terapias psicoanalíticas, tan exitosas
pero de arduo trabajo.
Referencias
Bermeosol, J. (2005). ​Cómo aprenden los seres humanos: Una aproximación

psicopedagógica.​ Ediciones UC.

Blanco, J. (2018). Freud y Jung, la amistad rota en tiempos de psicoanálisis.

Lapanche, J., Pontalis, J. (2004). ​Diccionario de psicoanálisis.​ Buenos Aires, Argentina:

Editorial Paidós.

Thomas, J., (productor) y Cronenberg, D. (director). (2011) Un método peligroso. [Cinta

cinematográfica]