Está en la página 1de 18

ANATOMÍA LARINGEA

La Laringe, es una estructura móvil, que forma parte de la vía aérea, actuando
normalmente como una válvula que impide el paso de los elementos deglutidos y
cuerpos extraños hacia el tracto respiratorio inferior. Además permite el mecanismo de
la fonación diseñado específicamente para la producción de la voz. La emisión de
sonidos está condicionada al movimiento de las cuerdas vocales. Son los movimientos
de los cartílagos de la laringe los que permiten variar el grado de apertura entre las
cuerdas y una depresión o una elevación de la estructura laríngea, con lo que varía el
tono de los sonidos producidos por el paso del aire a través de ellos. Esto junto a la
disposición de los otros elementos de la cavidad oral (labios, lengua y boca) permite
determinar los diferentes sonidos que emitimos.

Se encuentra situada en la porción anterior del cuello y mide aproximadamente 5 cm de


longitud, siendo más corta y cefálica en las mujeres y especialmente en los niños. Ella
se relaciona con los cuerpos vertebrales C3-C6.

Su estructura está constituida por un esqueleto cartilaginoso al cual se unen un grupo


importante de estructuras musculares y en donde la mucosa adquiere características
particulares.

Figura 5.1:
Visión endoscópica y esquema laringe.
Es posible observar ambas cuerdas vocales y los distintos pliegues mucosos en relación alas estructuras
cartilaginosas.

. Cartílagos de la laringe
El esqueleto laríngeo está formado por seis cartílagos: Epiglotis, tiroides, aritenoides,
corniculados, cuneiformes y cricoides.
Figura 5.2:
Cartílagos laringe visión
posterior

1. Cartílago tiroides:

Cartílago hialino que limita la laringe anterior y lateralmente. Consiste en dos


láminas cuadradas que se fusionan anteriormente en la línea media. Sobre el
punto de fusión se encuentra la escotadura tiroídea. Estas láminas divergen hacia
atrás formando un ángulo que en el hombre es de 90º y en la mujer de 120º.
Desde el borde posterior de cada lámina se proyectan dos cuernos, uno superior
y otro inferior. El cuerno superior recibe la inserción del ligamento tirohioideo
lateral. El cuerno inferior se dobla levemente hacia medial y articula en su cara
interna con el cartílago cricoides.

2. Cartílago cricoides:

Cartílago hialino que tiene la forma de un anillo de sello. Se encuentra inferior al


cartílago tiroides. Hacia anterior y lateral el anillo se adelgaza formando el arco,
pero posteriormente se expande en una lámina gruesa y cuadrada. En la parte
superior de la unión del arco con la lámina hacia lateral se encuentra la faceta
que articula con el cartílago tiroides. En este mismo punto hacia superior se
encuentra una segunda faceta para la articulación con el cartílago aritenoides. El
cartílago cricoides forma el único anillo cartilaginoso completo del esqueleto
laríngeo, y su preservación es esencial para mantener cerrada la vía aérea.

3. Epiglotis:

Cartílago fibroelástico con forma de hoja que se proyecta hacia arriba detrás de
la lengua y el hueso hioides. La delgada porción inferior se inserta a través del
ligamento tiroepiglótico al ángulo entre las láminas tiroideas, bajo la escotadura
tiroídea. La ancha porción superior se dirige hacia arriba y hacia atrás. Se
conecta al hueso hioides por el ligamento hioepiglótico. Su borde superior es
libre. En su cara anterior está cubierta por mucosa que viene desde la lengua. En
la línea media esta mucosa se eleva para formar el pliegue glosoepiglótico
medio y a cada lado de la epiglotis forma los pliegues glosoepigloticos laterales,
que pasan hacia la faringe. La depresión que se forma a cada lado del pliegue
glosoepiglótico medio se conoce como Vallécula. Desde cada lado de la
epíglotis la mucosa se continua como un pliegue que pasa hacia los cartílagos
aritenoides Este se conoce como pliegue ariepiglótico.

4. Cartílago aritenoides:

Son dos cartílagos hialinos, de forma piramidal, ubicados sobre el borde superior
de la lámina del cartílago cricoides en el borde posterior de la laringe. El vértice
se curva hacia atrás y medialmente para la articulación con el cartílago
corniculado. El ángulo lateral se prolonga hacia atrás y lateralmente para formar
el proceso muscular en el cual se insertan algunas fibras de músculos intrínsecos
de la laringe como cricoaritenoideo posterior y cricoaritenoideo lateral. El
ángulo anterior se prolonga hacia delante para formar el proceso vocal al que se
inserta el ligamento vocal

5. Cartílago Corniculado o de Santorini:

Son dos cartílagos fibroelásticos, ubicados por encima del cartílago aritenoides. Dan
rigidez a los repliegues Ariepiglóticos.

6. Cartílago Cuneiforme o de Wrisberg:

Son dos cartílagos fibroelásticos muy pequeños ubicados a nivel del repliegue
ariepiglótico, al cual también confieren rigidez.

Figura 5.3:
Cartílagos laringe visión lateral
Membranas y Ligamentos de la laringe:

Los ligamentos de la laringe pueden ser extrínsecos o intrínsecos.

Ligamentos extrínsecos:

Son aquellos que unen los cartílagos a estructuras adyacentes a los otros cartílagos y
además encierran la estructura laríngea, en orden cefálico-caudal son:

• Membrana tirohioidea (desde hueso hioides a escotadura tiroidea)


• Ligamentos tiroepiglóticos
• Membrana cricotiroidea
• Ligamento cricotraqueal (desde borde inferior del cricoides al primer
anillo traqueal)

Figura 5.4:
Esquema ligamentos laringe visión
anterior
Ligamentos intrínsecos :

Son aquellos que unen los cartílagos de la laringe entre sí, y juegan un rol importante en
el cierre de este órgano:

• Membrana elástica
• Membrana cuadrangular
• Cono elástico
• Ligamento vocal

Figura 5.5 :
Esquema ligamentos laringe posterior
Músculos de la laringe:
Los músculos de la laringe son los responsables de la variedad de movimientos de ella.
Estos se clasifican en:

• Músculos extrínsecos: aquellos que se relacionan con los movimientos y


fijación de la laringe. Tienen una inserción en la laringe y otra fuera de ella.
o Grupo depresor:
 Esternohioideo
 Tirohioideo
 Homohioideo
o Grupo elevador:
 Geniohioideo
 Digástrico
 Milohioideo
 Estilohioideo
 Constrictor medio e inferior de la faringe
• Músculos intrínsecos: aquellos con sus dos inserciones en la laringe,
responsables del movimiento de las cuerdas vocales.

Figura 5.6:
Musculatura intrínseca laríngea visión
lateral
Músculo Cricotiroideo: se origina de la cara lateral del arco anterior del cartílago
cricoides. Algunas fibras se dirigen hacia arriba a la parte posterior del borde inferior de
la lámina tiroidea, y otras fibras pasan hacia atrás y lateralmente hacia el cuerno inferior
del cartílago tiroides. Es el único músculo de la laringe que es inervado por el nervio
laríngeo superior. Alarga y tensa las cuerdas vocales al llevarlas a la línea paramediana.

Músculo Cricoaritenoídeo posterior: se origina de la superficie posterior de la lámina


del cricoides, las fibras pasan hacia arriba y afuera para insertarse en el proceso
muscular del cartílago aritenoides. Es abductor de las cuerdas vocales. Inervado por el
N. Laríngeo recurrente.

Figura 5.7:
Visión posterior laringe. Músculo
cricoaritenoideo posterior.
Músculo Cricoaritenoídeo lateral: se origina en el borde superior de la parte lateral
del arco del cartílago cricoides, sus fibras pasan hacia atrás y arriba para insertarse en el
proceso muscular del cartílago aritenoides. Aduce, tensa y alarga las cuerdas vocales.
Inervado por el N. Laríngeo recurrente.

Músculo Tiroaritenoídeo: se origina de la cara interna de la lámina del c. tiroides y de


la superficie externa de la membrana cricovocal y se inserta en la superficie
anterolateral del cartílago aritenoides. Posee dos porciones: una media (tira vocal) y una
porción lateral (tira muscular). Forma el cuerpo de la cuerda vocal. Relaja y acorta las
cuerdas vocales. Inervado por el N. Laríngeo recurrente.

Figura 5.8:
Visión anatómica musculatura laríngea
Músculo interaritenoideo: Se origina en un aritenoides y sus fibras se dirigen hacia el
vértice del otro. Aducen las cuerdas vocales y está inervado por el N. Laríngeo
recurrente.

Subdivisiones clínicas de la laringe:

Para describir la patología y semiología laríngea, la laringe puede ser dividida en tres
compartimientos, en relación a los pliegues de la mucosa.

Figura 5.9:
Esquema divisiones clínicas laringe

1. Supraglotis:

Se extiende desde la punta de la epiglotis a la unión entre el epitelio respiratorio


y escamoso en el piso del ventrículo ( zona superior de la cuerda vocal).

2. Glotis:

Espacio limitado por la comisura anterior, las cuerdas vocales verdaderas, y la


comisura posterior.

3. Subglotis:

Desde la unión del epitelio escamoso y respiratorio en la superficie de la cuerda


vocal (5mm por debajo del borde libre de la cuerda vocal verdadera) al borde
inferior del cartílago cricoides.
Fisiología:
Las funciones básicas de la laringe en orden de importancia son tres:

• Protección
• Respiración
• Fonación

• Protección: es la función más antigua de la laringe, actúa como esfínter


evitando la entrada de cualquier cosa, excepto aire al pulmón. Para lo cuál utiliza
los siguientes mecanismos:
o Cierre de la apertura laríngea
o Cierre de la glotis
o Cese de la respiración
o Reflejo de la tos
• Respiración: durante la respiración las cuerdas vocales se abducen en forma
activa, esto contribuye a la regulación del intercambio gaseoso con el pulmón y
la mantención del equilibrio ácido-base.
• Fonación: Los cambios en la tensión y longitud de las cuerdas vocales, ancho
de la hendidura glótica e intensidad del esfuerzo espiratorio provocan
variaciones en el tono de voz. Este tono formado por la vibración de las cuerdas
vocales en la laringe es modificado por los movimientos de la faringe, lengua y
labios para formar el habla.

Figura 5.10:
Cuerdas vocales. Visión esquemática y endoscópica, en abducción y adducción.

• Supraglotis.
• Glotis.
• Subglotis.
La laringe es una cavidad fibroelástica en forma de tubo o tonel elástico, situada
en la parte media y anterior del cuello, apoyada en el cricoides y amarrada a la
parte media del aparato hioideo.

En un corte frontal el tubo laríngeo aparece ancho en sus extremos y estrecho a


la mitad de su recorrido. Su parte interna, o endolaringe, puede dividirse en tres
niveles o compartimentos con relación al plano de las CV: piso superior supraglótico
o vestíbulo laríngeo, piso medio o glótico y piso inferior o subglótico.

NIVEL SUPRAGLOTICO:
SUPRAGLOTIS.

Corresponde a la parte de la laringe


situada por encima de las CV. Está
formado por el vestíbulo laríngeo y el
ventrículo de Morgagni.

Vestíbulo laríngeo.

Constituye el límite entre la endolaringe


y la faringe. Se abre en la laringe por el
orificio superior de la laringe, también
llamado aditus laríngeo. Tiene una forma
de tronco cónico, es más alto y más ancho
por delante que por detrás, si bien su
forma y dimensiones varían con los
movimientos de la epiglotis.

Está formado por cuatro paredes: una anterior, otra posterior y dos laterales.

- Pared anterior.

Formada por el cartílago epiglótico y por el ligamento tiro-epiglótico, revestidos


por la mucosa laríngea. En su parte superior es ancha y de arriba hacia abajo se va
haciendo más estrecha. Es cóncava en sentido transversal. En sentido vertical es
convexa por arriba, cóncava en su parte media y de nuevo convexa por abajo. En
su parte baja, por encima de las CV, presenta unas veces un surco y otras un
rodete denominado tubérculo epiglótico de Czermak, que se corresponde con la
cola del cartílago epiglótico y en el que se inserta el ligamento tiro-epiglótico.

- Pared posterior.

Es muy estrecha no sobrepasando los 8-10 mm de altura. Su anchura depende


en parte de la separación de los CA.

Está comprendida entre la rimula y la inserción posterior de las bandas


ventriculares. En su línea media se corresponde con el músculo interaritenoideo
transverso. Lateralmente se corresponde con las extremidades superiores de los CA
y de los corniculados, revestidos de mucosa laríngea.

Cuando los CA están separados por la acción de los músculos dilatadores, se


forma en esta pared un desfiladero vertical y medio que se corresponde con la
hendidura interaritenoidea. Por el contrario, cuando los CA están próximos, este
desfiladero se borra y la mucosa aparece ligeramente plisada.

- Paredes laterales.

Comprenden desde los repliegues ariteno-epiglóticos hasta las bandas


ventriculares. Están inclinadas de arriba a abajo y de fuera a adentro y son más
altas por delante que por detrás.

Los tres cuartos anteriores son cóncavos en todos los sentidos, mientras que su
cuarto posterior presenta un rodete más o menos saliente, oblicuo hacia abajo y
hacia adelante, que se pierde hacia abajo sobre la CV y que por arriba termina en
el tubérculo de Morgagni. Este rodete está formado por el cartílago de Morgangni y
un conjunto de glándulas laríngeas, está separado del CA por un pequeño surco, el
philtrum ventriculi de Mekel.

NIVEL GLOTICO: GLOTIS.

Se denomina glotis al espacio que queda entre los bordes libres ambas CV,
correspondiendo al piso medio de la laringe. Se han de considerar en él las CV
superiores o bandas ventriculares, las CV inferiores o verdaderas, el orificio glótico
y los ventrículos laríngeos.

Cuerdas vocales superiores o


bandas ventriculares.

También denominadas falsas CV. Están


situadas en el límite del vestíbulo laríngeo
y de los ventrículos de Morgagni, estando
constituidas por dos repliegues más o
menos relevantes que hacia arriba se
continúan con el pie de la epiglotis.

Van desde la parte superior del diedro


tiroideo a la parte inferior del rodete que
corresponde al cartílago de Morgagni,
punto en el que se fijan sobre la cara
anterior de los CA.

Se pueden considerar en ellas tres cara y un borde interno. La cara superior,


oblicua hacia arriba y hacia afuera, mira hacia el vestíbulo laríngeo y se continúa
con la pared lateral de éste. La cara inferior, menos ancha que la superior, forma el
techo del ventrículo de Morgagni. La cara externa, o adherente, es la que une la
banda a la pared de la laringe. El borde interno es libre, redondeado, y mira a la
hendidura glótica. Las dos bandas delimitan entre ellas un espacio retráctil,
denominado rima vestíbulo, que es intermedio entre el aditus y el ventrículo
laríngeo.

Constitucionalmente están formadas por un repliegue de mucosa laríngea


conteniendo en su interior el ligamento tiro-aritenoideo superior, que va desde el
tercio medio de la cara ántero-externa del CA hasta el ángulo entrante del CT o
escotadura tiroidea. Son por tanto exclusivamente estructuras ligamentarias. Este
ligamento superior está situado como a unos 3-4 mm por encima del ligamento
tiro-aritenoideo inferior de la CV. La banda contiene además una densa masa de
glándulas submucosas, estando recubierta de mucosa, por tanto la mucosa de las
bandas posee numerosas glándulas. Se dan como medidas medias de las bandas
en longitud, 20 mm en el hombre y 15 mm en la mujer.

Las bandas no tienen función fonatoria como órgano vibrante, siendo su función
accesoria de tipo mecánico.

Cuerdas vocales.

También denominadas CV inferiores o


verdaderas. Constituyen el elemento noble
de la fonación y sus alteraciones
patológicas pueden producir alteraciones
patológicas en las tres funciones
fundamentales de la laringe: fonación,
respiración y protección del aparato
respiratorio.

Están situadas en el límite del piso medio


con el inferior de la laringe y van desde la
escotadura tiroidea, o ángulo entrante del
CT, insertándose en él a unos 3 mm por
debajo de las bandas, hasta la apófisis
vocal de los CA.

Macroscópicamente se muestran como


dos cintas nacaradas dirigidas
horizontalmente de adelante a atrás y de
dentro a fuera. Su coloración nacarada es
debida a la presencia en su interior del
ligamento tiro-aritenoideo inferior. El
espacio que delimitan en la cavidad
laríngea es menor que el que delimitan las
bandas. En su parte anterior muestran a
veces una mancha amarillenta denominada macula flava, que se correspondería
con los cartílagos sesamoideos a este nivel. Están recorridas por finas estriaciones
vasculares longitudinales. Por detrás están separadas por la región inter-
aritenoidea que forma la comisura posterior, y por delante llegan a juntarse
formando la comisura anterior.

Su forma, al corte frontal, es la de un prisma triangular con tres caras y un


borde libre. La cara superior plana, casi horizontal, forma el suelo del ventrículo
laríngeo. La cara inferior, oblicua hacia abajo y hacia fuera, se continua con la
pared lateral del piso subglótico de la laringe. La cara externa o adherente se
corresponde con la capa externa del músculo tiro-aritenoideo. El borde libre interno
es delgado y en estado de reposo, entre ambos bordes, delimitan un triángulo de
base posterior y vértice anterior denominado glotis.

Su longitud es de 20-30 mm en el hombre y de 18-23 mm en la mujer. En el


adulto están situadas en el hombre en un plano horizontal de cuello que pasa por el
tercio superior del cuerpo de la 5ª vértebra cervical. En la mujer están situadas
más altas, correspondiéndose con la cara inferior del cuerpo de la 4ª vértebra
cervical.

Macroscópicamente la cuerda esta constituida por un repliegue de mucosa


laríngea, el ligamento tiro-aritenoideo inferior, el músculo tiro-aritenoideo interno o
músculo de la CV. Entre músculo y mucosa existe un espacio despegable
submucoso que es el denominado espacio de Reinke, muy importante para
comprender ciertos fenómenos fonatorios y asiento de ciertos tumores
pseudoinflamatorios. El tercio posterior de este esqueleto está formado por la
apófisis vocal del aritenoides. Los dos tercios anteriores están formados por el
ligamento vocal, o ligamento tiro-aritenoideo inferior que prolonga la apófisis vocal
del aritenoides hasta alcanzar la escotadura tiroidea del CT. Son por tanto
estructuras ligamentarias y musculares.

Con la edad las cuerdas se atrofian, especialmente la musculatura, pudiendo


aparecer las cuerdas más delgadas de lo normal, lo que se traduce en una voz más
quebrada en el anciano.

Glotis.

Se conoce como glotis, o hendidura glótica, al espacio delimitado por el borde


libre de ambas CV. Se ha diferenciar de la falsa glotis, que es el espacio delimitado
por las bandas ventriculares.

La glotis en su conjunto presenta el aspecto de una hendidura alargada de


delante a atrás, que comunica el vestíbulo laríngeo o piso superior de la laringe con
la subglotis o piso inferior.

Es la parte más estrecha de la laringe y tiene una función fonatoria y respiratoria.

Sus medidas varias de unos sujetos a otros, siendo más larga y más ancha en el
hombre que en la mujer. Sus dimensiones también varían de un sujeto a otro en el
transcurso de la fonación y durante las diferentes fases de la respiración.

Longitud de la hendidura glótica: 25-30 mm en el hombre y 20 a 25 mm en la


mujer.

Se pueden diferenciar en ella dos partes: una anterior limitada por las CV, que es
la glotis interligamentaria y otra posterior limitada por las apófisis vocales de los
cartílagos aritenoides, que es la glotis intercartilaginosa. - Glotis interligamentaria o
glotis vocal. Tiene el aspecto de un triángulo isósceles, cuyo vértice se corresponde
con el diedro tiroideo y cuya base se corresponde con una línea transversal que une
la cima de las apófisis vocales.

Las CV son órganos móviles que realizan movimientos de aproximación,


addución, y de separación, abducción, de la línea media y como resultado de los
mismos las dimensiones transversales de la glotis interligamentaria varían según
las diferentes fases de la fonación.

En la addución, las CV llegan a contactarse, quedando entre ambas una


hendidura: hendidura glótica. En la abducción, las CV se abren dejando entre ellas
una separación que puede alcanzar 12 a 15 mm. En esta posición el borde libre de
las CV es ligeramente cóncavo.

En posición intermedia, es decir, en estado de reposo la longitud de las cuerdas


es de 7 a 8 mm en el hombre y de 5 a 6 en la mujer.

La parte anterior de la glotis


interligamentaria forma un ángulo muy
agudo y se denomina comisura anterior,
resultado ser el área de más difícil
visualización a la exploración laringocópica
al poder estar encubierta por el tubérculo
de Czermak de la epiglotis.

- Glotis inercartilaginosa o respiratoria.


Ocupa fundamentalmente el espacio
intertiroideo. A los lados está limitada por
la cara interna de las apófisis vocales y por
detrás por los músculos ari-aritenoideos,
estando estos elementos tapizados por
mucosa laríngea. La pared posterior de la
glotis intercartilaginosa constituye la comisura posterior.

Su forma y sus dimensiones varían según la posición de las CV, siguiendo las
mismas variaciones en este sentido que la glotis interligamentaria.

Cuando las CV están en abducción esta parte de la glotis tiene un aspecto


trapezoidal de base mayor anterior. Por el contrario, cuando están en adducción
tiene una forma triangular de base posterior y vértice anterior. En estado de reposo
su forma es rectangular.

Los músculos que actúan para la glotis se diferencian por su función en


constrictores y dilatadores.

Ventrículos de Morgagni o
ventrículos laríngeos.

Son dos, uno a cada lado, a forma de


divertículos de la cavidad laríngea. El
ventrículo es una cavidad o depresión de
eje mayor antero-posterior situada entre la
banda por arriba y la CV por abajo. Esta
cavidad, hacia fuera del tubo laríngeo. está
limitada por los dos ligamentos elásticos de
la banda y la CV, llegando su fondo
externo hasta el pericondrio del ala
tiroidea, del que la separa tan solo por una fina cubierta muscular.

Está más desarrollado en el hombre que en la mujer y en general sus


dimensiones e incluso su forma pueden variar mucho. Así, cuando los ligamentos
tiro-aritenodeos a nivel de su inserción anterior quedan muy separados por
insertarse altos, en tal caso, el ventrículo se prolonga hacia delante hasta llegar al
CT. Cuando por el contrario las cuerdas y las bandas están próximas por delante, el
ventrículo es más estrecho y tiene su extremo anterior más afilado, perdiendo
amplitud.

Tienen una forma triangular, pudiéndose diferenciar en cada uno de ellos tres
paredes, inferior, superior y externa, y dos extremos el anterior y el posterior.

- Pared inferior o suelo del ventrículo. Formada por la cara superior de la CV,
tiene una forma ligeramente cóncava hacia arriba.- Pared superior o techo del
ventrículo. Formada por la cara inferior de la banda ventricular, es plana o
ligeramente cóncava, oblicua hacia abajo y hacia dentro.

- Pared externa. Está comprendida entre las inserciones externas de la CV y de


las bandas ventriculares. Es pequeña, cóncava hacia adentro y, a veces, con dos o
tres repliegues mucosos verticales. Se corresponde por dentro con el músculo tiro-
aritenoideo y con el cartílago de la lámina del CT.

- Extremidad anterior. Está comprendida entre las inserciones tiroideas de las


bandas ventriculares y las de las CV, fusionándose ambos lados. En algunos casos
ambos ventrículos pueden intercomunicarse por delante, bajo el pie de la epiglotis,
a nivel de una pequeña fosita media denominada fosita central de Merkel. Cuando
los ventrículos de ambos lados se fusionan no existe esta fosita media.

- El orificio de entrada, o hendidura por la que el ventrículo comunica con la


cavidad laríngea, está situada justo encima de la glotis, es alargado y elíptico, con
una longitud en torno a 1,5– 2 cm y una altura media de 3 a 5 mm.

Apéndice ventricular.

Consiste en un divertículo del ventrículo laríngeo, ascendente, situado en la pared


superior. Es una peculiaridad especial que puede encontrarse sólo en algunas
laringes. A veces es una pequeña hendidura, o simplemente un orificio, que
conduce a un divertículo muy corto que por encima de la banda ventricular se
introduce en el vestíbulo laríngeo. En la literatura anglosajona se le denomina
“sacculus”. Tanto el apéndice ventricular como la fosita central de Merkel son
órganos rudimentarios, vestigios de bolsas aéreas que se remontan en la escala
filogenético a ciertos mamíferos.

En la patología laríngea el ventrículo puede ser el origen de tumores aéreos,


denominados laringoceles, y de quistes saculares congénitos, que levantan la banda
ventricular y el repliegue ari-epiglótico. El apéndice ventricular ha sido implicado en
la patogenia de los laringoceles.

Apófisis vocal del aritenoides.


Larga y delgada, nace en la base del aritenoides, en su unión con la cara externa
y antero-externa, mirando en dirección a la escotadura del CT. En ella se insertan
los fascículos internos del músculo tiro-aritenoideo y la parte posterior del
ligamento vocal (conos elasticus).

La apófisis constituye la parte posterior cartilaginosa de la CV, estando recubierta


solo de mucosa, lo que explica que se trate de una zona fácilmente traumatizable:
ulcera de contacto de Chevalier-Jackson, granulomas post-intubación, etc.

Mucosa vocal.

Posee ciertas peculiaridades histológicas.


Macroscópicamente posee una
característica muy importante en la
patología cordal que es el espacio
despegable de Reinke.

El espacio de Reinke es un espacio


virtual que existe entre el ligamento y la
mucosa. La inyección de líquido o de aire
en este espacio muestra que la mucosa en
esta zona está libre de toda adherencia
interna. Tiene forma de uso y los dos
extremos son la apófisis vocal del
aritenoides por detrás y la inserción de
ligamento en el CT por delante. Su borde superior es una línea cóncava hacia
adentro que alcanza el tercio externo del suelo del ventrículo. El borde inferior es
una línea cóncava hacia arriba que desciende un poco hacia la vertiente subglótica.

Macroscópicamente no existe ningún punto de unión entre la mucosa y el


ligamento vocal, sin embargo microscópicamente pueden observarse algunas fibras
elásticas adheridas a la cara interna de la mucosa vocal.

Repliegue interaritenoideo.

Forma la pared posterior del vestíbulo laríngeo y esta bordeado a cada lado por la
cara interna, plana y lisa del CA.

NIVEL SUBGLOTICO: SUBGLOTIS.

Es la parte más estrecha del desfiladero laríngeo. El diámetro del tubo se va


estrechado de arriba hacia abajo hasta unirse a la traquea.

Por arriba está limitado por la glotis y el borde libre de las CV y por abajo por un
plano horizontal que pasa por el borde inferior del CC.

Su diámetro antero-posterior es mayor que el transversal.


Se relaciona por detrás con el sello cricoideo, por delante con el tercio inferior del
CT, con el arco del cricoides y con la membrana crico-tiroidea y a los lados con el
músculo tiro-aritenoideo y con la parte lateral del anillo cricoideo, así como la parte
correspondiente de la membrana crico-tiroidea. Se pueden diferenciar en este
espacio dos partes:

- Parte superior. Su techo es la hendidura glótica. La cara posterior está surcada


de pequeños pliegues longitudinales de mucosa. La cara anterior es muy estrecha y
está formada por la convergencia hacia adelante de las caras laterales,
correspondiendo con la escotadura del CT.

En la unión de la pared posterior con la pared lateral, la apófisis vocal forma un


relieve bajo la mucosa.

- Parte inferior. Es casi cilíndrica y se continúa hacia abajo con la tráquea.

Durante la inspiración la glotis se abre permitiendo ver en el examen


laringoscópico la subglotis y los primeros anillos traqueales. Durante las
inspiraciones profundas se abre ensanchándose, tomando forma losángica, cuya
anchura puede alcanzar los 10 a 15 mm.

Actualizado ( Sábado, 30 de Enero de 2010 18:44 )