Está en la página 1de 4

Metodo de Isoyetas

a. Cálculo de la Precipitación Media utilizando el Método de las Isoyetas


Es el método más preciso, pues permite la consideración de los efectos orográficos en el cálculo de
la lluvia media sobre la cuenca en estudio. Se basa en el trazado de curvas de igual precipitación
de la misma forma que se hace para estimar las curvas de nivel de un levantamiento topográfico.

Sobre la base de los valores puntuales de precipitación en cada estación (como los enmarcados en
un cuadro rojo en la siguiente figura) dentro de la cuenca, se construyen, por interpolación, líneas
de igual precipitación:
Las líneas así construidas son conocidas como isoyetas. Un mapa de isoyetas de una cuenca es un
documento básico dentro de cualquier estudio hidrológico, ya que no solamente permite la
cuantificación del valor medio sino que también presenta de manera gráfica la distribución de la
precipitación sobre la zona para el período considerado. Una vez construidas las isoyetas será
necesario determinar el área entre ellas para poder determinar la precipitación media mediante la
expresión:1

Dónde:

Pj: Valor de la Precipitación de la Isoyeta j.


Aj: Área incluida entre dos isoyetas
consecutivas (j y j+1).2
m: Número total de isoyetas.
Como se observa de la anterior expresión este método asume que la lluvia media entre dos isoyetas
sucesivas es igual al promedio numérico de sus valores.3

El trazado de una isoyeta, obedece básicamente a dos criterios que se conjugan entre sí:

El primero dice relación con un trazado entre dos puntos de precipitación conocida, en el
cual caben en proporción lineal a las distancias sobre el plano, todas aquellas isoyetas de valor
intermedio. Es decir, es equivalente al criterio que rige el trazado de las curvas de nivel en un mapa
cartográfico.

El segundo criterio, señala que si bien el primero es altamente orientador, el trazado de las
isoyetas intermedias a través de dos puntos conocidos, debe considerar factores de relieve
condicionantes de la precipitación. Esto implica, que es necesario conocer para la zona de estudio,
un perfil pluviométrico, es decir, cómo varía la precipitación en función de la altitud.

Así el trazado de la isoyeta, a través del primer criterio, se ve compensado hacia una mayor precisión
por medio del segundo, ya que evidentemente la progresión de la precipitación en altitud, no es
lineal.

Es importante destacar, que cuando se trata de una zona relativamente plana, es posible asumir un
trazado lineal de las isoyetas; esto implica la aplicación única del primer criterio, sin necesidad de
recurrir al segundo.

Figura 1. Perfil Pluviométrico. Fuente de Guía metodológica para la elaboración del mapa de zonas
áridas, semiáridas y subhúmedas secas de América Latina y El Caribe.4

4
Mapa de Isoyetas. Fuente de Guía metodológica para la elaboración del mapa de zonas áridas, semiáridas y
subhúmedas secas de América Latina y El Caribe.
La figura 1, presenta un perfil pluviométrico, el cual se puede conseguir por una curva de regresión
del siguiente tipo:

 Pp=a+(b*H^2); Modelo parabólico


 Pp=a*H^b; Modelo exponencial

Dónde:

 Pp=precipitación (mm)
 H=altitud (m)
 a, b=coeficiente de regresión