Está en la página 1de 6

EL CASO OYARCE

RESUMEN
Walter Oyarce cayó de un palco en medio de un enfrentamiento vandálico entre
barristas de Universitario y Alianza Lima durante el clásico que se jugaba en
el Estadio Monumental el 24 de setiembre del 2011.

Al inicio de las investigaciones se identificaron los nombres completos de


tres sospechosos de provocar el incidente: Marco Antonio Chimoya Asenjo,
'Chiclayano’, Gian Carlo Díaz Maysa, 'Ratón' y David Sánchez Manrique
Pancorvo, 'Loco David'. Asimismo se habla de un cuarto barrista al que llaman
'Cholo Payet'.

ANALISIS DEL CASO


Por más de dos horas se realizó la inspección judicial a los palcosC-128, C-130
y C-132 del Estadio Monumental como parte del juicio por la muerte del hincha
aliancista Walter Oyarce, ocurrida en setiembre del 2011 cuando se jugaba el
clásico entre Universitario y Alianza Lima en el recinto de Ate.

En la diligencia participaron los vocales de la Segunda Sala Penal para Reos en


Cárcel y los procesados, entre ellos David Sánchez-Manrique Pancorvo ‘Loco
David’ y José Luis Roque Alejos ‘Cholo Payet’.

El juez superior Carlos Escobar Antezano, presidente del Colegiado B de la sala,


comentó a la prensa que el miércoles continuará el proceso con una nueva
audiencia. También dijo que faltan debates médicos.

Sin embargo, adelantó que “parece que esta es la única vez que vamos a venir”
al estadio.

En tanto, cada parte del proceso sostuvo que la inspección de hoy fortalece
sus respectivas hipótesis.
“CAYÓ POR SU AUTOIMPULSO”

Según José Urquizo, abogado de David Sánchez- Manrique, el acusado hizo el


mismo recorrido que realizó aquella tarde en el recinto deportivo.

“Se ha podido verificar que nuestros testigos, que no son amigos de David,
estaban en un ángulo de vista razonable, no cuestionable”, explicó a la prensa
Urquizo, acotando que también se puso en evidencia –a su juicio- que las
personas que declararon a favor de la familia Oyarce no tenían claro el lugar de
los hechos ni cómo ocurrieron.

“Hemos comprobado que en el murete no existe ningún daño, ningún rastro de


sangre, todo se mantiene igual. Y que ese ángulo de caída compromete
solamente el hecho de que la propia persona cayó por su propio autoimpulso
y no otra cosa”, dijo sobre el incidente ocurrido hace más de dos años.

“SE DESVIRTÚAN VERSIONES”

Otra visión de la inspección expresó Walter Oyarce Delgado, padre del fallecido
hincha aliancista. Según dijo, se ha comprobado que el ataque de los barristas
de Universitario, incluido el ‘Loco David’, no es un hecho circunstancial debido a
que se trasladaron en dos oportunidades.

“Se ha permitido en el sitio desvirtuar una serie de versiones que han dado, tanto
los testigos, como los peritos que ha presentado la familia Sánchez Manrique
[…] Ya la credibilidad de parte de la defensa del ‘Loco David’ es
insostenible”, manifestó a la prensa.

Contó finalmente la actitud que pudo apreciar en Sánchez Manrique: “Ha sido
un comportamiento totalmente alterado. Era una persona que quiso
manejar la actividad y, en algún momento, dijo como un sentimiento de
derrota: ‘Me van a condenar a 35 años’”. [Diario el comercio 15 marzo del
2016)

En un principio, el juez aprobó que los periodistas ingresen al estadio. Sin


embargo, estos tuvieron que quedarse en el estacionamiento, puesto que
personal del club Universitario no les permitió el acceso por la llegada del equipo
de Vélez Sarsfield para el reconocimiento del campo donde mañana se medirá
al cuadro crema por la Copa Libertadores.
El personal de inspecciones Criminalisticas de la PNP, llego con retraso a la
escena, permitiendo que esta se contamine y probablemente haya sido
desplazado el cuerpo inerte de WALTER OYARCE, de su posición original, debió
acordonarse 50 m a la redonda desde el punto donde se encontró a la víctima

No se hicieron tomas fotográficas en cantidad suficiente, como para reconstruir


la escena en pleno siniestro, ya que se tiene muchas dudas de los peritajes
físicos, que describe la trayectoria del cuerpo en plena caída, aseverando por los
indicios encontrados que se trataría de una precipitación por empuje, existiendo
pericias de parte por autoimpulsion.

La defensa de David Sánchez-Manrique, procesado por la muerte del hincha


aliancista Walter Oyarce, pidió a la Fiscalía denunciar penalmente a seis peritos
por presuntas adulteraciones en la necropsia practicada al cuerpo de la víctima.
Según el abogado Juan De Dios Zorrilla, el Informe Pericial de la Necropsia
practicada el 25 de setiembre de 2011 "contiene múltiples ilícitos penales, que
hacen que dicho peritaje sea evidentemente adulterado y fraudulento".

"Los médicos denunciados han introducido un sinnúmero de modificaciones


dolosas que no constan en el informe médico", refiere.

Señala, por ejemplo, que en el Informe de Necropsia se indica que ésta duró
apenas diez minutos con 51 segundos, pero que ese tiempo luego fue cambiado
a tres horas y media.

Indica, mediante un petitorio enviado a la Fiscalía de Turno Especializada en lo


Penal, que la referida pericia se le practicó al cuerpo "12 horas después de su
llegada al Instituto de Medicina Legal"

"Es evidente que quienes manipularon el cadáver del occiso lo hicieron con la
finalidad de que entrara en estado de putrefacción para que no se determinara
exactamente los rangos de alcohol en la sangre o que estos se desvanecieran
por el tiempo transcurrido", sostiene en el documento al que Correo tuvo acceso.

Refiere, asimismo, que en el Informe Pericial no figura nada acerca de la pérdida


de un diente de Oyarce Domínguez.

"Según la tesis antojadiza de los médicos denunciados esta pérdida dental sería
como consecuencia de un golpe propinado por la hebilla de una correa, lo que sí
se encuentra en los apuntes de los peritos y que también 'olvidaron' vaciar",
refiere. [Diario correo del 22 de octubre del 2014].

Debió hacerse una reconstrucción infografica, para replicar una simulación en


3D computarizada de la caída, con data que sirva como insumo para reproducir
la caída lo más análogo posible.

Debió hacerse el análisis de alcoholemia en sangre, tomándose las muestra en


la escena, para verificar si la víctima tenía un grado de alcohol en la sangre que
pudiera afectar su equilibrio.

CONCLUSIONES:

1. No quedo establecido fehacientemente que la precipitación haya sido


ocasionada por empuje, ya que los informes periciales contenían una
serie de inconsistencias, una de ellas sería el hecho de que el cuerpo que
se precipito con signos vitales, reacciona y se mueve buscando un punto
de apoyo generando piruetas en plena caída, explicando la caída hacia
un punto más allá del que sería su caída por caída libre de cuerpo inerte
o sin vida.
2. No se hizo examen de alcoholemia en el tiempo oportuno (Escena)
REFERENCIAS:

https://elcomercio.pe/lima/walter-oyarce-cronologia-caso-recta-final-299146

https://www.youtube.com/watch?v=dNfWnYNpsFA