Está en la página 1de 4

INTRODUCCION

Vivir una vida que tenga algún tipo de significado es uno de los objetivos más extendidos
que existen, algo por lo cual nos motivamos y medimos.
Justo cómo hacer esto es un enigma que ha desafiado a los filósofos, científicos y muchas
personas a lo largo de los siglos.
Pero quizás la solución no sea tan compleja como parece.
Si bien no hay una respuesta única, las investigaciones han demostrado que hay varios
factores que influyen en nuestra capacidad para encontrar satisfacción y significado en la
vida.
Aquí hay algunos consejos:
Desarrollar un sentido de propósito
Si hay un factor que influye en nuestra capacidad para vivir una vida significativa, es tener
un sentido de propósito: una razón para levantarse de la cama por la mañana y seguir
adelante.
El sentido de propósito no solo alimenta un sentido de sentido en la vida, sino que también
conlleva más tiempo para disfrutar de ese significado.
Las investigaciones realizadas en la Universidad de Rochester han demostrado que tener un
sentido de propósito en la vida no solo aumenta la calidad de nuestras vidas, sino que
también puede ayudarnos a vivir más, independientemente de nuestra edad . [1]
Lo que es más, los beneficios de la longevidad se mantuvieron, incluso después de otros
factores, como las relaciones y las emociones positivas se tomaron en cuenta.
El mensaje para llevar es claro: tener un sentido de propósito es un componente importante
en una vida larga y significativa.

Priorizar la conexión con otros


La investigación conjunta realizada por psicólogos de la Universidad de Stanford, la
Universidad Estatal de Florida y la Universidad de Minnesota muestra que la conexión con
otros es necesaria para dar sentido a nuestra vida. [2]
Estar cerca de los demás, familiares o amigos, resulta en un mayor sentimiento de
propósito, realzando el significado de la vida.
Esto no significa que tengamos que vivir en un entorno familiar o social ideal y
perfectamente armonioso. Los investigadores aclaran que la conexión con otros no debe
confundirse con relaciones "perfectas". Por el contrario, el proceso de conflicto con otros
relevantes y el tiempo invertido en superar los desafíos y desacuerdos pueden servir para
profundizar esas relaciones, aumentando así el significado de la vida.
El simple hecho de tener esas conexiones, aunque el estrés pueda acompañarlas, es
suficiente para que nuestras vidas tengan un sentido más profundo.

Hacer por otros


No es un gran secreto que dar a los demás mejora nuestros propios sentimientos de
propósito y significado. Las donaciones pueden tomar muchas formas, por supuesto: donar
nuestro tiempo o nuestros talentos, o simplemente prestar un oído amistoso.
Ayudar a los demás parece estar fuertemente relacionado con una mayor satisfacción con la
vida. Prestar una mano de ayuda puede proporcionar un sentido de propósito para nosotros,
jóvenes y viejos.
Un aspecto fascinante de trabajar para el beneficio de los demás es que ayudar a los demás
mejora la salud física y mental. De hecho, los estudios muestran que la participación en
actividades de servicio a la comunidad está vinculada a vivir más tiempo. [3]
Pero el voluntariado de vez en cuando parece ser de poca utilidad real. Para tener un
impacto significativo, hay un umbral que una persona debe alcanzar cuando se trata de
servir a los demás.
Dar nuestro tiempo para ayudar a los demás de manera más regular, brindará las mayores
recompensas en términos de mejorar el significado de la vida, al tiempo que maximiza
nuestro impacto positivo en las personas con las que entramos en contacto.
En resumen, ayudar y hacer el bien a los demás es un componente importante de cualquier
vida que se lleve a cabo de manera significativa: paga dividendos reales.

Exprésate
Vivir una vida significativa está estrechamente relacionado con la autenticidad, con ser lo
que realmente somos.
Muchas personas luchan por ser ellas mismas por temor a la crítica o al rechazo; como
resultado, se encuentran viviendo una vida que está lejos de ser satisfactoria o
significativa. Cuando no se nos permite, por el motivo que sea, ser lo que realmente somos,
disminuimos enormemente el significado que podemos derivar de la vida que vivimos.
Un excelente ejemplo de esto es la reciente transición, o afirmación de género, de Bruce
Jenner a Caitlyn Jenner. La Sra. Jenner vivió su vida durante 65 años como alguien que ella
sintió que no estaba alineada con su verdadera naturaleza. Ahora que su afirmación de
género está completa, por fin puede expresar su autenticidad, y al hacerlo, es más capaz de
vivir una vida de mayor significado.
Aquí, entonces, hay otro factor importante en nuestra capacidad para vivir una vida
significativa: debemos estar dispuestos a vivir de una manera auténtica, que nos permita
expresar quiénes somos realmente, incluso si esto requiere coraje.
El valor es clave
El simple hecho es que a veces se necesita coraje para vivir. Y puede llevar incluso más
coraje vivir una vida significativa. Puede ser muy fácil caer en la rutina del hábito, rara vez
extenderse, probar cosas nuevas y frescas.
Las personas que llevan vidas significativas se ponen a prueba, prueban cosas nuevas,
desafían su forma de pensar y buscan obstinadamente lo que desean de la vida.
Una buena manera de ver el valor es verlo como una especie de voluntad tenaz. Una actitud
de estar dispuesto a probar algo un poco diferente, quizás incluso algo aterrador, para
desarrollar y maximizar el significado que derivamos de la vida.
Coraje significa estar dispuesto a hacer conexiones con los demás. Estar dispuesto a ayudar
a nuestros compañeros de viaje en el camino de la vida. Estar dispuesto a cuidar. Como lo
expresó el antiguo filósofo chino Lao Tzu: " De la preocupación viene el valor ".
Cuando tengamos este tipo de voluntad, seguramente seguirá una vida más profunda y
significativa.

El significado y la felicidad no siempre están interrelacionados


Si bien podemos ser felices y encontrar un sentido en la vida, los dos no siempre van de la
mano. [4] Vivir de manera significativa significa que debemos aceptar el hecho de que
habrá golpes, moretones y quizás incluso infelicidad en el camino.
Por encima de todo, experimentar una vida significativa significa vivir en el momento,
mientras se conecta el pasado, el presente y el futuro. Si lo hace, nos da una idea más clara
de dónde debemos ir a la luz de dónde hemos estado.
La vida en sí misma es un proceso, y ver las cosas en su contexto apropiado,
particularmente nuestras luchas y nuestras tristezas, se asocia con un mayor significado y
un sentido de propósito. [5]
Quizás el psiquiatra y sobreviviente de Auschwitz Viktor Frankl lo dijo mejor:
"Si hay significado en la vida, entonces debe haber significado en el sufrimiento".
Una palabra final
Encontrar un significado en la vida es un viaje continuo, un proceso que requiere tiempo,
paciencia y resiliencia. No es algo que ocurre mágicamente y sin esfuerzo. No es
necesariamente algo que sucede en un momento dado de nuestras vidas y luego se "hace y
desempolva".
Tampoco es necesario que nuestro sentido del significado permanezca fijo: lo que
consideremos significativo hoy puede ser reemplazado por un significado diferente
mañana. A medida que la vida cambia, así puede ser el significado que le demos.
Si bien no existe una fórmula secreta que ayude a cada persona a encontrar un significado,
al seguir los pasos descritos anteriormente, al menos nos pondrá en el camino correcto; uno
que puede cumplir nuestras metas, desarrollar un sentido más profundo de comprensión y
vivir la vida más significativa y satisfactoria que debíamos vivir.
"La vida no tiene sentido. Tú le das el significado". - Joseph Campbell
Peter Field es un psicoterapeuta registrado en el Reino Unido y un hipnoterapeuta
certificado. Sus clínicas de hipnoterapia en Birmingham y Londres brindan servicios de
hipno-psicoterapia para una amplia gama de problemas. Su extensa gama de descargas de
autohipnosis también están disponibles.