Está en la página 1de 7

UNIVERSIDAD ABIERTA PARA ADULTOS

RECINTO ORIENTAL NAGUA

Participantes:
Iandra Peña Cleto 201902476

Materia:
Ser Humano y Desarrollo Sostenible

Facilitadora:
Juan Raul Quiroz-MA

Tema:
Tarea X

Fecha:
13 de Marzo del año 2019
Distinguido(a) participante: Lo primero es leer los documentos de apoyo y tu
libro de texto (ver el capítulo II del texto básico) recomendado para la
asignatura. Recuerda lo único que debes hacer es dar click en los temas que
resalten en azul para que puedas ver los materiales de apoyo de cada tema.

Para esta semana se pide que realices las siguientes actividades:

Actividad imaginándose siendo funcionario.

Después de leer la ley de Medio Ambiente cuáles son los principales elementos
que tienen que ver con el desarrollo sostenible. Identifica 10 puntos que tengan
que ver en esta con el desarrollo sostenible y explica cada uno.

Los recursos naturales y el medio ambiente son patrimonio común de la nación y un


elemento esencial para el desarrollo sostenible del país. Es por tanto que se declara
de interés nacional la conservación, protección, restauración y uso sostenible de los
recursos naturales, el medio ambiente y los bienes que conforman el patrimonio
natural y cultural. Es responsabilidad del Estado, de la sociedad y de cada habitante
del país proteger, conservar, mejorar, restaurar y hacer un uso sostenible de los
recursos naturales y del medio ambiente, y eliminar los patrones de producción y
consumo no sostenibles. En la utilización de los recursos hídricos, el consumo
humano tendrá prioridad sobre cualquier otro uso. Es por eso, que la política
nacional sobre medio ambiente y recursos naturales deberá fundamentarse y respetar
los principios establecidos en la presente ley y conforme a los compromisos
internacionales contraídos por el Estado Dominicano.

1) Elaborar la política nacional sobre medio ambiente y recursos naturales del país;

2) Ejecutar y fiscalizar la política nacional sobre medio ambiente y recursos


naturales;

3) Administrar los recursos naturales de dominio del Estado que les hayan sido
asignados;

4) Velar por la preservación, protección y uso sostenible del medio ambiente y los
recursos naturales;

5) Procurar el mejoramiento progresivo de la gestión, administración y


reglamentación relativas a la contaminación del suelo, aire y agua, para la
conservación y mejoramiento de la calidad ambiental;
6) Velar porque la exploración y explotación de los recursos mineros se realice sin
causar daños irreparables al medio ambiente y a la salud humana; paralizar la
ejecución de cualquier actividad minera, cuando considere, sobre la base de estudios
científicos, que la misma puede poner en peligro la salud humana y causar daños
irreparables al medio ambiente o a ecosistemas únicos o imprescindibles para el
normal desarrollo de la vida humana; y garantizar la restauración de los daños
ecológicos y la compensación por los daños económicos causados por la actividad
minera;

7) Controlar y velar por la conservación, uso e investigación de los ecosistemas


costeros y marinos y sus recursos, de los humedales, así como por la correcta
aplicación de las normas relativas a los mismos;

8) Promover y garantizar la conservación y el uso sostenible de los recursos


forestales y vigilar la aplicación de la política forestal del Estado y las normas que
regulan su aprovechamiento;

9) Elaborar normas, revisar las existentes y supervisar la aplicación eficaz de la


legislación, para garantizar la conservación y el uso sostenible de los recursos
naturales y mejorar la calidad del medio ambiente;

10) Orientar, promover y estimular en las instituciones privadas, organizaciones


comunitarias y no gubernamentales, las actividades de preservación, restauración,
conservación y uso sostenible del medio ambiente, así como la protección de los
recursos naturales, adecuando sus actividades a las políticas, objetivos y metas sobre
medio ambiente y recursos naturales previstos;

Los recursos naturales y el medio ambiente son patrimonio común de la nación y un


elemento esencial para el desarrollo sostenible del país. Es por tanto que se declara
de interés nacional la conservación, protección, restauración y uso sostenible de los
recursos naturales, el medio ambiente y los bienes que conforman el patrimonio
natural y cultural. Es responsabilidad del Estado, de la sociedad y de cada habitante
del país proteger, conservar, mejorar, restaurar y hacer un uso sostenible de los
recursos naturales y del medio ambiente, y eliminar los patrones de producción y
consumo no sostenibles. En la utilización de los recursos hídricos, el consumo
humano tendrá prioridad sobre cualquier otro uso.
¿Qué es el modelo sostenible y cuáles son los resultados de estos?.

El desarrollo sostenible se basa en tres resultados: crecimiento económico, cuidado


del medio ambiente y desarrollo social, que equivale a decir prosperidad, planeta y
personas. Sin una atención cuidadosa a estos tres componentes, no podemos crear un
mundo sostenible.

En los 25 años transcurridos desde que el desarrollo sostenible fue acuñado como
término (i), ha habido avances, pero ahora el camino debe ser de crecimiento
ecológico más incluyente.

El progreso a menudo ha redundado en detrimento de nuestra riqueza natural.


Hemos destruido y agotado nuestros recursos naturales hasta el punto de correr el
riesgo de socavar los valiosos logros.

Al mismo tiempo, mientras que a nivel mundial el planeta está más nivelado y
equitativo, en los países la brecha entre ricos y pobres ha crecido de manera
insostenible.

Piense en esto: 1.300 millones de personas todavía no tienen acceso a la electricidad


(i), 1.000 millones pasan hambre todos los días, unos 900 millones todavía no tienen
acceso a agua potable (i) segura, y más de 2.500 millones carecen de acceso a
saneamiento (i). Satisfacer estas necesidades durante un periodo de urbanización sin
precedentes y con un futuro cada vez más complejo debido al cambio climático,
exige un crecimiento que proteja los recursos naturales de los que dependen
especialmente los pobres. No podemos equilibrar nuestras economías o la salud del
planeta a expensas de los pobres.

La respuesta es un crecimiento donde se usen los recursos de manera eficiente, así se


evita quedar atrapado en un daño ambiental irreversible, y el cual es orientado por
políticas públicas para garantizar la inclusión. Adoptar este tipo de crecimiento
verde incluyente no significa que no haya crecimiento ni que sea más lento, y
ciertamente no es un retroceso. Significa un cambio radical en la manera de
gestionar la economía.

Por ejemplo, cuando los países valoran su riqueza natural y los ecosistemas, además
del producto interno bruto (PIB), pueden ver el verdadero valor del capital natural (i)
que hemos dado por sentado durante mucho tiempo. Para tomar decisiones
diferentes en materia de inversión, necesitamos distintos datos y pruebas.
El crecimiento verde, como todas las políticas de buen crecimiento, requiere corregir
los precios. Demanda, además, abordar las fallas de las políticas y del mercado,
crear derechos de propiedad comercializables y eliminar los subsidios inadecuados.
Esto significa que es necesario aumentar la eficiencia y reconocer la ineficiencia de
los modelos actuales de crecimiento que estamos experimentando.

Realiza una tabla donde presentes por lo menos 10 ciudades en el mundo que
practiquen estándares de sustentabilidad y después explique cuáles de las
estrategias que usan estos países que podríamos adoptar en nuestro país.

Copenhague

Es la capital de Dinamarca, una urbe que ya desde el inicio sorprende porque está
toda pensada para cubrir su territorio con bicicletas. Tiene unos 400 km de carriles
ciclistas y es que todo el mundo allí usa este medio de transporte para ir a su trabajo.
Para ellos es cultural y como el estado ha promovido cada vez más este medio, sus
emisiones de CO2 resultan de los más bajos del mundo. A esta movida también se
han sumado las industrias que firman acuerdos mundiales para no contaminar. Toda
una experiencia que ha llevado a Copenhague a liderar todos los rankings de
ciudades habitables dado su alto grado de sustentabilidad.

San Francisco

En Estados Unidos, en su costa Oeste asoma esta ciudad de terreno tan irregular, que
hoy alberga la clase más alta y concientizada del país. Siempre a la vanguardia en
todo, fueron por ejemplo los primeros en dar luz al movimiento gay y hippie en la
década del '60. Lo mismo cuando se trata de cuidar el planeta, fueron precursores en
la prohibición de las bolsas de plástico y este año además llegan hasta las botellas de
plástico tan comunes. Son líderes en alimentación orgánica y natural, promoviendo
grandes cadenas de comercio en esta sintonía, al igual que las huertas urbanas. Su
población se ha vuelto de las más conscientes y radicales a la hora de los cambios.
En sí misma la ciudad es toda muy diversa, entre la zona latina, el barrio gay, el
vecindario más hippie, el centro de negocios tecnológicos o el puerto pesquero. Bien
vale la pena como destino para conocer en toda su oferta y recorrer durante varios
días, allí lo que cambia es la fachada, pero nunca su mentalidad.

Reykjavik
Es la capital de Islandia, un país que se encuentra muy cerca del ártico, con noches
eternas en verano e inviernos de poquísima luz. De ella no se conoce mucho más
que sus historias de vikingos y a la cantante Björk. Pero esta ciudad es la vanguardia
total si se habla de energías renovables, con las que se abastece por completo. La
energía geotérmica por ejemplo alumbra casi el 95% de todos sus edificios, todo un
logro al aprovechar su paisaje volcánico para nutrirse de ellos.

En la ciudad, sus autobuses funcionan todos con hidrógeno y las casas se abastecen
de energía hidroeléctrica. Parte de la proyección que hace este estado es no depender
de los combustibles fósiles dentro de 30 años.

Toronto

En Canadá, es la candidata a convertirse en la ciudad más sostenible de América del


Norte, y para demostrarlo creó un plan de acción de cambio climático cuyo principal
objetivo es reducir en un 80% las emisiones de gases de efecto invernadero para el
2050. En esta sintonía se toman todas las medidas posibles, por ejemplo hace unos
días se sumó a la lucha contra las bebidas envasadas en plástico y quiere prohibirlas,
promueve los techos verdes, exige a sus ciudadanos la separación de residuos, ubica
paneles solares en todo edificio estatal y hasta se mete con la comida natural. Si hay
algún terreno libre, lo habilita para que entre varios puedan usar esta tierra para
cultivar. Sus promesas de a poco se van cumpliendo y así es que pretenden también
tener unos 1000 km de ciclovías para colaborar con el desplazamiento urbano.

Melbourne

Es una de las ciudades más pobladas de Australia y más extensas del mundo, con
una gran cantidad de espacios verdes disponibles que hacen a la calidad del aire. Su
estilo europeo y su alta calidad de vida le valen todos los años los mejores
reconocimientos mundiales como "ciudad ideal para vivir". Pero no todo se va en su
belleza, también hay mucho desarrollo para instalarla como una ciudad verde, donde
todo va en esta línea. Por ejemplo, los colectivos, como el Shuttle Skybus Super
emite el mínimo de CO2 y ya piensa en implementarse su sistema para los autos y
aviones. El turismo que promueve también es sustentable, desde los hostels más
baratos hasta los hoteles de lujo, todos están preocupados en reducir su huella de
carbono. El paseo más promocionado sin duda es en bicicleta por sus amplios
parques y jardines que caracterizan esta ciudad a orillas del río Yarra.

---
La sustentabilidad en una ciudad no es un mérito menor a la hora de visitarla, de
hecho para algunos viajeros es condición imprescindible, porque ellos también
buscan dejar menos huella en su recorrida. La limpieza, la naturaleza y el aire puro
son fabulosas armas de atracción, que nos demuestran como una gran metrópoli
también pude ser ecológica a la vez que convive con la modernidad y la tecnología.