Está en la página 1de 10

Taller: MANEJO DE CONFLICTOS

INTRODUCCIÓN:

El conflicto es un tema emergente que se justifica ante la necesidad de dar


respuestas a los problemas de convivencia (violencia, intolerancia,
discriminación y marginación) que se observan en nuestra sociedad y que se
filtran en las aulas.

Tradicionalmente el conflicto posee connotaciones negativas y se percibe como


desarmonía, incompatibilidad, pugna, litigio, violencia e incluso se lo asocia a
emociones como ira, odio, rabia y pérdida. Desde hace algunos años, se viene
promoviendo la comprensión del conflicto como una oportunidad para
fortalecer las relaciones humanas democráticas. Para comprender su
dinámica, revisamos en este capítulo qué se entiende por conflicto, las fuentes
que lo generan y los estilos que las personas asumen frente a ellos.

CONCEPTO:
Que es un conflicto
El conflicto es cuando dos o más valores, perspectivas u opiniones son
contradictoria por naturaleza o no pueden ser reconciliadas

ELEMENTOS INVOLUCRADOS
Dos o más partes
Intereses opuestos
Sentir o percibir la oposición

¿De qué depende que un conflicto sea percibido como?

Una oportunidad
o

Un desastre
Distorsiones cognitivas
1. Pensamientos erróneos
1.2. filtraje
1.3. pensamiento polarizado
1.4. sobregeneralizacion
1.5. interpretación del pensamiento
1.6. visión catastrófica

2. locus de control
2.1. locus de control interno
Existen personas que explican un acontecimiento como relativo a su propia
conducta
2.3. locus de control externo
Aquellos que identifican los acontecimientos que les suceden como resultado
de fuerzas ajenas o externas a ellos mismos y que estas actúan
independientemente de sus actos

Esto significa que nuestros pensamientos controlan nuestras acciones y que


entonces realizamos esa función ejecutiva: podemos pensar positivamente,
afectar nuestras creencias, motivación y desempeño laboral.
¿Entonces, son buenos o malos los conflictos?

Los conflictos son parte de la vida, los grupos y de las


organizaciones por lo tanto son inevitables

Pueden ser:

FUNCIONALES O CONSTRUCTIVOS
Hacen visibles problemas que no habíamos percibido antes
Ayudan a tomar decisiones con más cuidado
Aumentan la información necesaria para tomar decisiones
Dan espacio a la creatividad e innovación

DISFUNCIONALES O DESTRUCTIVOS
Consumen mucha energía personal
Dañan la cohesión de los grupos
Promueven hostilidades interpersonales
Crean un ambiente negativo

TIPOS DE CONFLICTOS
Conflicto interpersonal
Conflicto entre personas debido a diferencias en sus objetivos o valores
Conflicto intragrupo
Conflicto dentro de un grupo o equipo
Conflicto intergrupo
Conflicto entre dos o mas equipos o grupos
Conflicto interorganizacional
Conflicto entre organizaciones
FUENTES DEL CONFLICTO
1. Los valores y creencias
2. La percepción de los hechos
3. Las necesidades e intereses
4. Las relaciones interpersonales
5. La estructura y sistema organizacional
6. Los recursos escasos

QUE ES MANEJO DE CONFLICTOS


Es la acción orientada con criterios éticos que refuerzan el aprender a convivir
y el aprender a ser, en la solución de un problema o un conflicto interpersonal
que se ha incoado en las esferas escolares institucionales.
La intervención supone asumir el conflicto como parte consustancial de la vida
en sociedad, como elemento inevitable de las organizaciones humanas,
incluidas las instituciones escolares.

Estilos de Manejo de conflictos

Formas de enfrentar los actitud Resultado


conflictos
Controversial Preocupación por uno Se gana a costa de la
Abuso de poder mismo otra persona
Autoritarismo
Agresión o violencia
Colaborativa Preocupación por el Ambos ganan y ceden
Dialogo otro
Negociación
Cooperación
En base a estas formas de enfrentar los conflictos, Thomas y Killman6
diseñaron un esquema de coordenadas que explica cinco estilos de
comportamiento ante situaciones conflictivas. Estos son:
a) Competitivo
b) Complaciente
c) Evasivo
d) Comprometedor
e) Colaborador
A continuación, presentamos el esquema de coordenadas y desarrollamos
cada uno de los estilos mencionados.

Competitivo
Quien asume este estilo quiere que las cosas se hagan “a su modo”. Se
preocupa por satisfacer sus propios intereses y necesidades sin preocuparse
de la relación que tiene con el otro, ni de los intereses y necesidades del otro.
Se preocupa por satisfacer sus propias metas y hace todo lo que está a su
alcance para lograrlo.
Cuando se manejan los conflictos usando este estilo “uno gana y el otro
pierde”.
A le gana a B.
Usa frases como:
“Las cosas no son así, yo quiero que...”.
“¡Estás equivocado!”.
“¡Cállate!”.
“Las normas o el reglamento dicen que...”
“¡Aquí yo soy el docente y las cosas se hacen a mi modo!”
La imposición de normas que no han sido consensuadas entre todos los
miembros de la comunidad educativa. Sanciones injustas o que vulneran los
derechos de los estudiantes. Abuso de poder, desde las autoridades y entre
pares.
Uno pierde y otro gana
Complaciente
En contraste con el estilo competitivo, existe el complaciente. Quien asume
este estilo solo se preocupa por preservar y mantener la relación con el otro y
que este satisfaga sus intereses y necesidades, a tal punto que sacrifica sus
propias metas. Cede completamente ante lo que la otra parte demanda.
Usando este estilo B pierde ante A.
Usa frases como:
“Lo que usted diga…”.
“Está bien, haré todo de nuevo...”.
“De acuerdo, lo haremos a tu modo...”.
Uno pierde y otro gana

Evasivo
Quien asume este estilo evade el conflicto, no lo afronta. No se preocupa por
lograr sus metas, tampoco por satisfacer ni lograr las metas del otro. Quien
asume este estilo evasivo pierde la oportunidad de construir una solución a esa
situación y de generar cambios.
Usando este estilo A y B pierden.
Asume actitudes como:
Ignorar la situación.
No enfrentar las cosas.
Tener una actitud pasiva.
Nadie gana
Comprometedor
Quien asume este estilo satisface en parte sus metas e intereses, asume
pequeños compromisos, cede en algunos puntos y permite que la otra parte
también satisfaga en parte sus intereses y necesidades. Es el clásico mitad y
mitad: “Te doy esto, pero tú me das eso a cambio”.
Con este estilo ambas partes involucradas “ganan algo pero a la vez pierden o
ceden algo”.
A gana algo y pierde algo y B gana algo y pierde algo.
Usa frases como por ejemplo:
“Hoy hacemos la manualidad, pero mañana exponen los trabajos de ciencias”.
“Bueno... si tú dejas de llamarme gorda, yo dejo de decirte fea”
Nadie gana

Colaborador
Quien asume este estilo busca satisfacer sus propios intereses y necesidades,
y lograr sus metas, a la vez que promueve, ayuda y motiva a la otra parte a
lograr sus propias metas. Se preocupa por preservar la relación.
Usando este estilo ambos satisfacen sus metas y preservan su relación al
100%.
Se llega a que A gana y B gana.
Tienen actitudes como:
Predisposición al diálogo.
Apertura y accesibilidad.
Disposición a colaborar con el otro.
Creatividad para encontrar posibles soluciones al conflicto.
Interés por buscar ayuda de una tercera persona.

Un ejemplo puede ser:


Cuando dos compañeras o compañeros han juntado dinero para asistir al
concierto de su artista favorito. El dinero reunido solo alcanza para una
entrada. Ellos deciden elaborar cuadros decorativos y venderlos entre sus
amigos y familiares y así obtener el dinero necesario para la otra entrada.
Todos ganan es el estilo más funcional