Está en la página 1de 20

TALLER

DE INICIACIÓN
EN LA DIVINA VOLUNTAD

SESIÓN # 1

¿POR QUÉ DEBO


CONOCER EL
REINO DE LA
VOLUNTAD DE
DIOS?
Por qué debo
conocer el Reino de
la Voluntad de Dios?
PORQUE …
Dios tiene un inmenso deseo de que se viva en su Voluntad
y si te la está dando a conocer es porque quiere que vivas
en ella.
Debemos corresponder a esa gracia que Él nos está dando
y pronunciar nuestro "Fiat", "hágase la Voluntad de
Dios" aquí en la tierra como en el cielo, aquí en mi tierra,
en la tierra de mi alma, como se hace en el cielo.
CÓMO ES NECESARIO
QUE SUS CONOCIMIENTOS
SEAN CONOCIDOS
Y SE ABRAN CAMINO
EN MEDIO DE LAS CRIATURAS

PARA LLEVAR A CADA UNA LA VIDA DE MI VOLUNTAD


CON LA FUENTE DE LOS BIENES QUE ELLA CONTIENE…
…PERO SI A ESTOS CONOCIMIENTOS LOS DEJAN DORMIR SIN PONERLOS EN
MEDIO DE LAS CRIATURAS, DEJARÁN SIN FRUTO LOS ACONTECIMIENTOS
QUE ESTOY PREPARANDO; ¿qué cuentas me darán? Mientras que CON
ESTOS CONOCIMIENTOS ESTOY PREPARANDO LA RENOVACIÓN Y LA
RESTAURACIÓN DE LA FAMILIA HUMANA.” Volumen 24 -Marzo 19, 1928
El 10 de Febrero de 1924, Jesús le dice a Luisa sobre la importancia de
estos escritos :
“Yo, en mi Omnividencia veo que estos escritos serán para mi Iglesia
como un nuevo sol que surgirá en medio de Ella…..Por lo cuál,
RENOVÁNDOSE MI IGLESIA, TRANSFORMARÁN LA FAZ DE LA TIERRA…
La doctrina sobre mi Voluntad es la más pura, la más bella, no está
sometida a sombra de materia ni de interés, tanto en el orden sobrenatural
como en el orden natural, por eso será, a la manera de sol, la más
penetrante, la más fecunda y la más bienvenida y acogida. Y como es Luz,
por sí misma se hará entender y se abrirá camino.
No estará sometida a dudas o a sospechas de error, y si no se entiende
alguna palabra, será por la demasiada Luz que, eclipsando la inteligencia
humana, no hará posible comprender toda la plenitud de la verdad, pero
no se podrá encontrar una palabra que no sea verdad, a lo más, no será
posible comprenderla completamente. …Tú no puedes entender todo el
bien, la luz, la fuerza que hay dentro de una palabra, pero tu Jesús lo sabe,
y sabe a quién debe servir y el bien que debe hacer".
Vol. 16,Febrero 10, 1924

Luisa escribe: Ahora, mientras decía esto, me ha hecho ver


en medio de la Iglesia una mesa y todos los escritos sobre la
Divina Voluntad puestos encima, muchas personas venerables
rodeaban esa mesa y salían transformadas en luz y
divinizadas, y conforme caminaban comunicaban aquella Luz
a quien encontraban. Y Jesús añadió:
…Tú lo verás desde el Cielo, verás el gran bien cuando la Iglesia
reciba este Alimento Celestial, que fortificándola, la hará
resurgir en SU PLENO TRIUNFO”.
OBJETIVOS DEL TALLER
• 1. Conocer y profundizar la Doctrina
de la Divina Voluntad.
• 2.Estudiar las verdades a la luz de la
Sagrada Escritura y la Doctrina de la
Iglesia.
• 3.Compartir y meditar lo estudiado
en los volúmenes.
Conceptos Básicos Doctrinales
Qué es la Voluntad en el hombre?
Qué es la voluntad humana?

.La voluntad en el hombre es la facultad


de orientar, decidir, y ordenar sobre la
propia conducta.
La voluntad humana es la del hombre y realiza
actos humanos.
La Voluntad Divina es la Voluntad de Dios y
realiza actos divinos.
En Dios su Voluntad es Él mismo:
“En suma, mi Voluntad soy Yo, y los actos
hechos en mi Querer girarán siempre en la
rueda interminable de la eternidad para
constituirse vida, luz y calor de todos.”
Volumen 13, Febrero 2, 1922
Historia de la Divina Voluntad
El hombre en el paraíso era uno con la Trinidad y
participaba de la esencia del amor Divino: Don de la Divina
Voluntad.

"3.Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo,


que nos ha bendecido con toda clase de bendiciones
espirituales, en los cielos, en Cristo; 4.por cuanto nos ha
elegido en él antes de la fundación del mundo, para ser
santos e inmaculados en su presencia, en el amor;
5.eligiéndonos de antemano para ser sus hijos adoptivos
por medio de Jesucristo, según el beneplácito de su
voluntad, 6.para alabanza de la gloria de su gracia con la
que nos agració en el Amado." Efesios 1, 3-6
El Catecismo no es una teoría,
sino el ENCUENTRO CON UNA
PERSONA, que vive en la Iglesia:
CRISTO
CATECISMO DE LA IGLESIA
• 27 El deseo de Dios está inscrito en el corazón del
hombre, porque el hombre ha sido creado por Dios y para
Dios; y Dios no cesa de atraer al hombre hacia sí, y sólo
en Dios encontrará el hombre la verdad y la dicha que no
cesa de buscar:
• «La razón más alta de la dignidad humana consiste en la
vocación del hombre a la comunión con Dios. El hombre
es invitado al diálogo con Dios desde su nacimiento;
pues no existe sino porque, creado por Dios por amor, es
conservado siempre por amor; y no vive plenamente
según la verdad si no reconoce libremente aquel amor y
se entrega a su Creador» (GS 19,1).
375 La Iglesia, interpretando de manera auténtica el
simbolismo del lenguaje bíblico a la luz del Nuevo
Testamento y de la Tradición, enseña que nuestros primeros
padres Adán y Eva fueron constituidos en un estado "de
santidad y de justicia original" (Concilio de Trento: DS 1511).
Esta gracia de la santidad original era una "participación de
la vida divina" (LG 2).

376 Por la irradiación de esta gracia, todas las dimensiones


de la vida del hombre estaban fortalecidas. Mientras
permaneciese en la intimidad divina, el hombre no debía ni
morir (cf. Gn 2,17; 3,19) ni sufrir (cf. Gn 3,16). La armonía
interior de la persona humana, la armonía entre el hombre y
la mujer (cf. Gn 2,25), y, por último, la armonía entre la
primera pareja y toda la creación constituía el estado
llamado "justicia original".
Jesús viene enviado por el Padre para que
recuperemos el don perdido.
460 El Verbo se encarnó para hacernos "partícipes de la naturaleza
divina" (2 P 1, 4): "Porque tal es la razón por la que el Verbo se hizo
hombre, y el Hijo de Dios, Hijo del hombre: para que el hombre al
entrar en comunión con el Verbo y al recibir así la filiación divina, se
convirtiera en hijo de Dios" (San Ireneo de Lyon, Adversus haereses,
3, 19, 1). "Porque el Hijo de Dios se hizo hombre para hacernos Dios"
(San Atanasio de Alejandría, De Incarnatione, 54, 3: PG 25,
192B). Unigenitus [...] Dei Filius, suae divinitatis volens nos esse
participes, naturam nostram assumpsit, ut homines deos faceret
factus homo ("El Hijo Unigénito de Dios, queriendo hacernos
partícipes de su divinidad, asumió nuestra naturaleza, para que,
habiéndose hecho hombre, hiciera dioses a los hombres") (Santo
Tomás de Aquino,
521 Todo lo que Cristo vivió hace que podamos vivirlo en Él y que Él
lo viva en nosotros. "El Hijo de Dios con su encarnación se ha unido
en cierto modo con todo hombre"(GS 22, 2). Estamos llamados a no
ser más que una sola cosa con Él; nos hace comulgar, en cuanto
miembros de su Cuerpo, en lo que Él vivió en su carne por nosotros y
como modelo nuestro:
«Debemos continuar y cumplir en nosotros los estados y misterios de
Jesús, y pedirle con frecuencia que los realice y lleve a plenitud en
nosotros y en toda su Iglesia [...] Porque el Hijo de Dios tiene el
designio de hacer participar y de extender y continuar sus misterios
en nosotros y en toda su Iglesia [...] por las gracias que Él quiere
comunicarnos y por los efectos que quiere obrar en nosotros gracias
a estos misterios. Y por este medio quiere cumplirlos en nosotros»
(San Juan Eudes, Tractatus de regno Iesu).
.Vosotros, pues, sed perfectos como es perfecto vuestro Padre celestial." Mt. 5,48
Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu Nombre; venga tu Reino;
hágase tu Voluntad así en la tierra como en el cielo." Mt. 6,9-10
"Buscad primero su Reino y su justicia, y todas esas cosas se os darán por
añadidura." Mt.6,33
"«No todo el que me diga: "Señor, Señor, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que
haga la voluntad de mi Padre celestial." Mt. 7,21
"Le dice Jesús: «Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre sino por
mí." Juan 14,6
"para que todos sean uno. Como tú, Padre, en mí y yo en ti, que ellos también sean
uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado. 22.Yo les he dado la
gloria que tú me diste, para que sean uno como nosotros somos uno: 23.yo en ellos y
tú en mí, para que sean perfectamente uno, y el mundo conozca que tú me has enviado
y que los has amado a ellos como me has amado a mí." Juan 17, 20-23
HISTORIA DEL AMOR DIVINO

PADRE HIJO ESPIRITU SANTO

FIAT LUX FIAT MIHI FIAT VOLUNTAS TUA


.

CREACIÓN REDENCIÓN
SANTIFICACIÓN

DON D.V. DON DE LA D.V.


LA GRACIA
En qué consiste este don de la
Divina Voluntad.
• En tener como vida propia la misma
Voluntad de Dios, su Voluntad
operante en cada acto nuestro como
se conoce mediante los Escritos de
Luisa Piccarreta.
• Esa fue la vida de Adán y Eva antes
del pecado y la vida interior de
Nuestro Señor Jesucristo y de María
Santísima., Madre suya y Madre
nuestra.
¿COMO SE OBTIENE ESTE DON?
• Mediante el conocimiento de las verdades de
nuestra Fe y la Doctrina dela D. Voluntad a
través de los escritos de Luisa Piccarreta.
• Haciendo la Voluntad de Dios manifestada en la
Sagrada Escritura, Doctrina de la Iglesia,
Autoridades legítimamente constituidas,
deberes de estado y circunstancias.
• Fundiéndonos constantemente.
• HACIENDO LA VOLUNTAD DE DIOS EN LA
VOLUNTAD DE DIOS.
METODOLOGIA
En el aula:
1. Oración para fundir nuestra
voluntad con la de Dios.
2. Explicación sobre el tema
3. Lectura, comprensión y
meditación de las verdades que
fundamentan el tema.
4. Escucha de las inquietudes,
preguntas y dudas y respuesta
a las mismas.
5. Síntesis de la verdad para
recordar y poner en práctica.
6. Estudio personal de lo
aprendido.
• A nivel personal, en casa:
• 1 Relectura de las verdades
consultando los volúmenes.
• 2. Revisión del video y las
diapositivas.
• 3. Meditación de lo aprendido.
• 5. Práctica de las verdades.
• 6. Iniciación con la lectura del
volumen 11.