Está en la página 1de 13

La pobreza en Guatemala

Estos son los principales elementos que causan pobreza: el colonialismo, la esclavitud, la guerra, la estratificación social, la
exclusión/marginación social, productividad sin equidad, la corrupción, el cambio climático, las enfermedades y epidemias,
la discriminación de género y la incapacidad gubernativa para implementar políticas públicas exitosas. Y estos son los
efectos directos de la pobreza: los pobres no tienen acceso suficiente a la alimentación, la vivienda y los servicios. Los
pobres siempre están marginados del circuito económico y del sistema político de su país. Los conceptos comunes utilizados
para describir la pobreza son: según el Banco Mundial, padecen pobreza extrema las personas que viven con menos de 1
dólar al día. Pobreza moderada la padecen personas que viven con menos de 2 dólares al día. Para los centros de
investigación no conservadores, la pobreza extrema afecta a personas que utilizan todo su ingreso para comida y aun así no
logran alimentarse. Pobreza no extrema es la que afecta a personas que utilizan todo su ingreso únicamente para
alimentación.
El Fondo Monetario Internacional (FMI) señaló que en Guatemala los programas sociales, específicamente las
Transferencias Monetarias Condicionadas (TMC), no solo no han contrarrestado la pobreza y la extrema pobreza, sino al
contrario han aumentado después de ocho años (2008-16), esto en concordancia con los datos proporcionados por la
Encuesta Nacional de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística. Guatemala registra 59.3 por ciento de
habitantes en pobreza y pobreza extrema (10 millones de habitantes) la cual impacta mayoritariamente a la población
indígena-rural, siendo los niños los principales afectados. Los departamentos que presentan los mayores índices de pobreza
son Alta Verapaz y Sololá, con porcentajes superiores al 80 por ciento. Prácticamente todos los departamentos de
Guatemala tienen alto índice de pobreza.
¿Cómo se reduce la pobreza? Con políticas públicas de largo plazo y con programas sociales, cuyos principales rasgos deben
ser productividad y temporalidad. Para Guatemala en particular ambos (Políticas Públicas y Programas Sociales) deben
operar simultáneamente. En Guatemala nunca se ha implementado una política pública para la reducción de la pobreza. Los
programas sociales en Guatemala están condenados a fracasar porque: 1. No forman parte de una estrategia general de
política pública y desarrollo económico para reducir estructuralmente la pobreza. 2. Fueron implementados con objetivos
políticos-clientelares. 3. No poseen continuidad: son modificados o cancelados a partir del gobierno de turno. 4. No se
asignan suficientes recursos dentro de los presupuestos del Estado para darles sustentabilidad. 5. No existen métodos
eficientes para medir los resultados obtenidos, lo que les resta continuidad operativa. 6. No existe una fiscalización precisa
en el manejo de esos fondos, lo que ha dado paso a múltiples denuncias de corrupción.
Una verdadera política pública para la reducción de la pobreza implica: productividad con equidad y una justa tasa
impositiva, en Guatemala la redistribución fiscal es mucho más limitada porque la tributación y el gasto público son muy
bajos. El gasto público debe fortalecerse en materia de educación y salud. Esto nos lleva a la existencia necesaria de un
gobierno comprometido con los intereses y las necesidades sociales. Para algunos voceros oficiosos del sistema imperante,
eso se llama “populismo”. Pero como bien lo expresó Rafael Correa: “Populismo es la palabra que utilizan los sectores
conservadores para calificar todo aquello que no entienden”.

La regionalización de la pobreza en Guatemala


REGIONALIZACIÓN DE GUATEMALA
POBREZA
La línea de pobreza no extrema además del costo de la canasta de alimentos, incluye un monto adicional que corresponde
al porcentaje del gasto por consumo de otros bienes y servicios. Por lo tanto, serán clasificadas en este nivel de bienestar,
todas las personas cuyo gasto total anual es mayor al valor de la línea de pobreza extrema, pero menor a la línea de pobreza
no extrema
Según la ENCOVI 2011, La pobreza extrema a nivel nacional afecta al 13.33% de la población (1, 951,724 personas), y la
pobreza no extrema a un 40.38% (5, 909,904 personas
Los departamentos que registran
los mayores niveles de pobreza extrema son Alta Verapaz 37.7%, Chiquimula 28,3% y Zacapa 25.0% de la población
Al analizar la pobreza por sexo, se observa que la pobreza extrema y la pobreza general tienen mayor prevalencia en las
mujeres. Por su parte la pobreza por grupo étnico, destaca la pobreza extrema en los indígenas.
Fuente: INE
MORTALIDAD
En el departamento de Guatemala residen la mayor proporción de personas fallecidas durante 2013 (23.3%). Le siguen los
departamentos de Alta Verapaz y San Marcos con 5.5% y 5.4%, respectivamente. En el extremo inferior se encuentran los
departamentos de El Progreso con 1.2% y Baja Verapaz con 7.6%.
Defunciones por departamento
Número de defunciones por departamento de residencia de la persona fallecida
Para 2013, el departamento con la tasa bruta de mortalidad más baja fue Petén, con 3.0 defunciones por mil habitantes. En
el otro extremo superior, es decir con la tasa más alta, se encuentra Zacapa, con 6.7 defunciones por mil habitantes. La
sobremortalidad de este último departamento es 45.9% más que la de Petén
Tasa Bruta de Mortalidad
Tasa Bruta de Mortalidad: número de muertes
(por cada 1,000 habitantes)
Año 2013
MORBILIDAD
En la República de Guatemala, en 2012 la mayor demanda de servicios de salud pública fue por resfriado común, con 29,3%
del total de casos atendidos.
Le siguieron en orden de importancia: Amigdalitis aguda con 12.5% así como infección de vías urinarias, con 10.2%

La pobreza, el hambre y la desnutrición


Desde Acción contra el hambre sabemos que la relación entre pobreza y hambre es casi inevitable. Los pobres de
hoy serán los desnutridos del mañana y los desnutridos de hoy serán los pobres del mañana. Puedes
evitarlo, hazte socio o haz una donación y únete a la generación que puede acabar con el hambre.
La desnutrición no se da solamente en periodos de gran escasez, no es una característica de las emergencias humanitarias,
como estamos acostumbrados a ver en las noticias. Actualmente, la mayor parte de los fondos dedicados a la
desnutrición aguda se destinan a intervenciones a corto plazo. Elhambre es una emergencia diaria y
que tiene muchas causas, entre las que se encuentran:
1.Medios de vida de subsistencia: paradójicamente, una de cada dos personas con hambre son pequeños
agricultores. La falta de recursos, la pobreza heredada, la falta de medios y preparación hace que millones de personas
en el mundo se dediquen a actividades de subsistencia (agricultura, pesca, silvicultura) que apenas les reportan alimentos o
ingresos para cubrir sus necesidades básicas. Esto hace que su equilibrio de vida sea muy precario e inestable y los deja a
merced de cualquier crisis sea del tipo que sea.
2.Falta de agua segura: es uno de los mayores factores desencadenantes de la desnutrición. Las enfermedades
relacionadas con el agua son hoy la segunda causa de mortalidad infantil en el mundo. Cada año mueren por
diarrea 760.000 niños menores de 5 años. Aunque ha habido grandes avances en los últimos años, todavía hoy 783
millones de personas carecen de agua segura (el 11% de la población mundial) y 2.500 millones de
saneamiento básico. Unos 1.1000 millones de personas (15% de la población mundial) defecan al aire
libre. De las personas que defecan al aire libre, 949 millones viven en zonas rurales.
3.Mujeres sin poder: producen más del 70% de los alimentos y son las responsables de la nutrición de sus hijos,
pero poseen solo el 1% de la tierra productiva y siete de cada diez personas con hambre son mujeres y niñas.
4.Violencia: ha provocado el desplazamiento de 34 millones de personas y dificulta el acceso de la población civil a tierras,
mercados y medios de vida.
5.Desastres naturales: el cambio climático está aumentando la recurrencia e intensidad de los desastres
naturales, lo que ha convertido la prevención y preparación ante los mismos en una prioridad para la acción
humanitaria. El 95% de las víctimas de desastres naturales viven en países en desarrollo.
6.Volatilidad de los precios de los alimentos: el aumento de la demanda en la industria agroalimentaria, los
biocombustibles, la especulación y el incremento de los costes de transporteestán provocando un aumento
generalizado de los precios de alimentos básicos que, lejos de beneficiar al pequeño campesino, está dificultando
aún más su acceso a los mismos.
La falta de estabilidad, de educación, de medios y de voluntad política así como los conflictos y los desastres
naturales, hace del hambre y la pobreza un ciclo contra el que luchamos y del que se puede
salir. Necesitamos tu ayuda para acabar con la pobreza y el hambre. Sabemos que con muchos pocos
podemos hacer mucho. Contigo, seguro que podremos.
“Quien cree que es demasiado pequeño para hacer algo, nunca ha dormido con un mosquito en una habitación” José
Esquinas Alcázar. Cátedra de estudios sobre Hambre y Pobreza. Universidad de Córdoba.
Las cifras de la pobreza en Guatemala
Hace algunas semanas, la CEPAL nos sorprendió cuando en su publicación Panorama social de América Latina ubicó a
Guatemala como el segundo país más pobre del continente, con una incidencia de pobreza de 70.5 por ciento, solo por
encima de Nicaragua (74.1 por ciento), empatado con Honduras (70.5 por ciento) y por debajo de todos los demás,
incluyendo Haití. Esta estimación publicada por la CEPAL se basa en el índice de pobreza multidimensional que calcula el
PNUD para sus informes de desarrollo humano.
Sin pretender entrar a disquisiciones metodológicas, lo que vale la pena destacar es que dicho indicador no coincide con el
índice oficial de pobreza total que calcula el Instituto Nacional de Estadística –INE–, el cual se basa en las encuestas de
condiciones de vida –ENCOVI–. El dato más reciente corresponde a 2014 (desgraciadamente no hay una ENCOVI más
actualizada), e indica que el 59.3 por ciento de la población se encontraba en pobreza ese año; es decir, que más de la
mitad de la población tenía un consumo por debajo de Q10 mil 218 al año. La tendencia del indicador es ascendente, según
las cuatro ENCOVI existentes (de los años 2000, 2006, 2011 y 2014), pues aumentó 2.9 puntos porcentuales, pasando de
56.4 por ciento en 2000 a 59.3 por ciento en 2014.

La pobreza y la salud
La pobreza y la mala salud son fenómenos interrelacionados. Los países pobres tienden a presentar peores resultados
sanitarios que los más pudientes, y dentro de cada país las personas pobres tienen más problemas de salud que las
acomodadas. Esta asociación refleja una relación de causalidad que funciona en los dos sentidos: la pobreza genera mala
salud, y la mala salud hace que los pobres sigan siendo pobres. En este artículo se examinan las pruebas disponibles
respecto a las desigualdades sanitarias entre las personas pobres y las que no lo son, así como respecto a las repercusiones
que en forma de empobrecimiento y desigualdad de ingresos pueden tener los gastos en atención de salud. Se hace una
exposición sucinta de los actuales conocimientos sobre las causas de las desigualdades y sobre la eficacia de las políticas
destinadas a combatirlas, y se señala que es demasiado poco lo que se sabe acerca de los efectos de esas políticas, pese a
las abundantes técnicas de medición disponibles y a los muchos datos obtenidos sobre la magnitud y las causas de las
desigualdades.
La pobreza y la vivienda
El problema de la vivienda se desparrama por todos los espacios urbanos y muestra la cruda cara de la pobreza. Es una gran
verdad de la exclusión. Muestra por ejemplo como los pobladores de las ciudades (¿ciudadanos?) ocupan espacios como
sea para sobrevivir. Se aferran a un pedazo de tierra para poder echar raíces y crecer. Desde su imposibilidad de participar
en una economía que los acepte, que hable su lenguaje y que les dé oportunidades, desarrollan su pertenencia al bando de
los excluidos.
Tal vez son ellos los incluidos en nuestros países, son las mayorías. Tampoco tienen condiciones para crecer en esa
economía que los excluye. Carecen de requisitos a veces necesarios: capacidades técnicas, educación, etc., a veces
arbitrarios: protocolo, aspecto, relaciones, etc.
En realidad, la inclusión la define el poder: económico, mediático, social. Los que manejan los conceptos y los hacen
realidad, ese es el poder. Los excluidos son los de la periferia, los que hablan mal, los que construyen mal. Para los pobres,
el paso es cada día más difícil a la inclusión, especialmente en América Latina, el continente más desigual.
No se trata de resaltar prácticas que carecen de calidad técnica y que en fin de cuentas complican el problema aún más,
reproduciendo lo indeseado. Reparar las ciudades que crecen sin criterios de seguridad, sostenibilidad ni infraestructura
adecuada, es más difícil y costoso que adelantarse a las invasiones y desarrollar programas adecuados. En esta situación es
necesario reconocer que el pobre, al sembrar una lámina de zinc, inicia el proyecto de un hogar. Y eso no lo para nadie,
porque es el deseo de vivir que perpetúa la especie, es el reflejo biológico hecho ciudad, la pobreza que crece. Es así como
construyen las mayorías en nuestras ciudades de muchas realidades, de estratos sociales distintos.

La pobreza y las mujeres


El 70% de las personas que viven en pobreza extrema son mujeres. Además, aún existen claras diferencias de éstas con
respecto a los hombres en el acceso a servicios y derechos básicos como la educación, la sanidad o la planificación familiar.
La muestra ‘La pobreza tiene rostro de mujer’ recoge las principales causas que han provocado y mantienen esta
discriminación, entre las que se encuentran la mayor dificultad para acceder a los recursos o los puestos de toma de
decisiones, por ejemplo, así como su mayor vulnerabilidad ante abusos sexuales o recorte de libertades individuales.
Y es que el sistema patriarcal y la perpetuación de roles en función del género fomentan unas desigualdades sociales en las
que las mujeres cuentan con mayores dificultades, especialmente en los países del Sur, para desarrollar una vida digna.
De igual manera, esta exposición recoge los principales pasos que la comunidad internacional ha dado para fomentar
la igualdad de género, así como acciones concretas que convierten a la mujer en motor de desarrollo en muchas de las
zonas más empobrecidas del planeta.
Para terminar, te invitamos a que conozcas la vida de varias mujeres que, a lo largo de la historia, han supuestoejemplo de
trabajo en favor de la igualdad y que han aportado importantes logros a las sociedades de su tiempo.
Caracterización de la pobreza
Agua · Tener acceso a agua potable dentro de la propiedad (viviendas urbanas) · Tener acceso a agua de un sistema de
tubería o pozo (viviendas rurales)
Saneamiento · Tener un servicio sanitario, que no sea letrina de fosa simple (vivienda urbana) · Tener por lo menos una
letrina de fosa simple (vivienda rural)
Educación primaria · Que los niños de edad primaria estén matriculados en la escuela (hogares urbanos y rurales)
Capacidad de subsistencia · Que el jefe del hogar tenga más de tres años de educación primaria y se encuentre empleado; y
si esto no es el caso, que exista por lo menos una persona ocupada para cada tres miembros del hogar (urbano y rural)
Hacinamiento · Que no existan más de tres personas por habitación, excluyendo baños (hogares urbanos y rurales)
Estado de la vivienda · Que la vivienda no sea improvisada ni construida con desechos y que no tenga piso de tierra
(vivienda urbana) · Que la vivienda no sea improvisada ni construida con desechos (vivienda rural).

Causas de la pobreza
Antes de explicar cuáles son las causas de la pobreza en el mundo, nos parece importante que entiendas que no es lo
mismo hablar de factor y de causa. Las causas son situaciones que llevan al desarrollo de la pobreza, mientras un factor
puede mantener estas condiciones de pobreza durante largo tiempo dado que no permiten una solución.
Diferentes instituciones han estudiado las causas de la pobreza. Sin embargo, hay que tener en cuenta que cada territorio y
situación es diferente, con lo cual hablar de la casuística general es más que complejo. Manos Unidas, Colectivo de
Potenciación Comunitaria, Pobreza Mundial o EuroSur hacen un estudio de algunas de las causas de esta situación en el
mundo.
Modelo comercial multinacional
Se considera un factor de riesgo el desarrollo de grandes corporaciones que utilizanrecursos y mano de obra barata de
países en riesgo de pobreza, lo que no contribuye a su economía, sino que los empobrece todavía más. Muchas
empresas utilizan trabajadores de los países del sur para abaratar costes y conseguir un beneficio económico mayor, lo que
influye directamente en el desarrollo del país.
Corrupción
Impide o merma la asignación de recursos hacia servicios sociales de los que se beneficiaría la población. Los recursos
destinados a aspectos sociales pasan muy a menudo a manos privadas que los utilizan para su propio beneficio, lo que
provoca que no haya un reparto equitativo en la sociedad.
Cambio climático
Las sequías son la causa más común de la escasez de alimentos. Cada vez más tierras fértiles sufren de erosión, salinización
y desertificación. La deforestación a manos de los humanos causa una erosión acelerada lo cual dificulta la cosecha de
alimentos.
Enfermedades y epidemias
Aunque se puede considerar también una consecuencia del bajo nivel económico de una sociedad, una población enferma
es menos productiva y por tanto se crea un empobrecimiento mayor de sus miembros. En realidad, este es un círculo
cerrado en el que la falta de recursos provoca la falta de medicación y la enfermedad no permite que un territorio se
desarrolle económicamente. Por eso es tan importante que los países del primer mundo se preocupen por abastecer
con los tratamientos necesarios a quienes más lo necesitan.
Desigualdades en el reparto de recursos
Hablamos en este caso de capital, infraestructuras o recursos. A veces, no todos los miembros de usa sociedad pueden
utilizar por igual este tipo de recursos, lo que puede derivar directamente en una situación de pobreza.
Crecimiento de la población
En el año 2011 la población mundial era de 7.000 millones de personas. Ahora, la previsión es que en el año 2050 aumente
hasta rebasar los 9.000 millones, según el Fondo de Población de la ONU. Este crecimiento exponencial del número de
habitantes del planeta inevitablemente contribuirá al aumento de situaciones de desigualdad si no tomamos medidas para
poner freno a las causas que provocan la pobreza en el mundo.
Conflictos armados
Las guerras obligan a la población a desplazarse fuera de su lugar de residencia o avivir refugiada en países vecinos. Pierden
su hogar, su vivienda, su trabajo. Dejan atrás sus pertenencias para luchar por lo más preciado, la vida. La contienda daña
las infraestructuras, limita los suministros básicos como el agua o impide que se cultiven los campos, obligando a realizar
trabajos de rehabilitación o reparación y evitando que haya cosechas, con el agravante de que les roba a las personas sus
derechos.
Discriminación de género
La falta de igualdad entre sexos impide la plena participación de la mujer dentro de la sociedad, limita sus oportunidades de
desarrollo o el acceso a los recursos y perpetúa la pobreza. La brecha de género a nivel educativo, salarial o en el acceso a
puestos de responsabilidad, son ejemplos de esta desigualdad.
Despilfarro de alimentos
Anualmente malgastamos a nivel mundial más de 1.300 millones de toneladas de alimentos, según indica la Comisión
Europea. La FAO estima que con una cuarta parte de la comida que desaprovechamos se podría alimentar a más de 800
millones de personasque sufren hambre.
Desinterés de los países desarrollados por acabar con la pobreza
La ONG Manos Unidas constata que hay cierta indiferencia de los países desarrollados a la hora de atajar la pobreza, pues la
implicación de éstos no está siendo tan rápida o diligente como debería ser.
Las causas económicas de la pobreza
La pobreza es el resultado de una estructura económica deficiente. Las diferentes estructuras económicas que frenan el
progreso pueden listarse como premodernistas, mercantilista, intervencionista, y de orientación hacia adentro. Excluimos
los modelos socialistas y comunistas de esta discusión, aunque el modelo intervencionista usualmente contiene muchas de
sus características retardantes. Es preciso notar que todas las estructuras modernas son mezclas de diversos tipos; ningún
modelo es exclusivo a un país.
Estructura pre-modernista
La estructura pre-modernista o semi-feudal data de la Edad Media, cuando la vida se percibía como una lucha repetitiva y
continua, y escasamente se tenía una noción del progreso. Es característica de la producción agrícola que depende
intensamente de la mano de obra, con poca división de trabajo. Puede consistir en parcelas pequeñas, en las cuales familias
individuales producen cosechas tradicionales para consumo propio o venta en mercados locales, sin tecnología ni
herramientas modernas, y frecuentemente con la obligación de pagar algún tipo de diezmo o feudo al terrateniente, O
puede consistir, como ocurrió en la época colonial, de extensas plantaciones agrarias que producen cosechas para
mercados internacionales bajo condiciones que traen a la memoria el trabajo esclavizado. En cualquier caso, los
trabajadores. están virtualmente casados con la tierra local, aislados de la industria moderna y las amenidades disponibles
en los mercados mundiales. La de ellos es una existencia monótona que provee poco incentivo para el mejoramiento
personal y promueve la continua emigración de siervos analfabetas de las comunidades rurales a la. ciudad capital y al
mundo externo. Una muy alta tasa de reproducción generalmente acentúa estos efectos.
La estructura mercantilista
El mercantilismo de antaño, de los siglos XVII, XVIII, se caracterizó por la práctica de parte de los nuevos estados
centralizados, particularmente Inglaterra, España. Francia y los Países Bajos, de controlar su industria y comercio
internacional. Lo hicieron concediendo privilegios únicos a compañías individuales para producir y distribuir productos
específicos, e intentaron proteger a estas compañías por medio de todo tipo de exclusión, tarifas y subsidios.

Las consecuencias sociales de la pobreza


Pobreza: es la principal consecuencia frente a la desigual distribución de los recursos. En los países menos desarrollados
son las personas más pobres y los menos favorecidos de la sociedad los que pagan mayores impuestos en proporción con
otros sectores de la sociedad.
Derecho a Sanidad: las condiciones sociales en las que la gente nace, vive y trabaja determinan directamente el nivel de
Salud de la población, según la Organización Mundial de la Salud. En los países más pobres no todos tienen acceso al
sistema sanitario ni a medicamentos.
Desnutrición: Este mal afecta a 146 millones de niños en el mundo. La falta de recursos económicos priva no sólo del
alimento, sino también de la educación necesaria para alimentarse de forma correcta.
Inmigración: la mayoría de las personas que emigran lo hacen por motivos económicos, escapando de situaciones de
hambre y miseria de países con una alta desigualdad social.
Enfermedades: los niños desnutridos tienden a morir de enfermedades comunes. El régimen alimenticio que llevan estos
niños no los protege contra las infecciones.
Falta de educación: Más de 550 millones de mujeres en el mundo son analfabetas. En países como Níger, Burkina Faso,
Pakistán o Bangladesh la desigualdad educativa es marcada entre mujeres y hombres, ya que toda la población femenina
tiene menos posibilidades de acceder a la educación.
Falta de Inserción laboral: la pobreza, la exclusión social y la desigualdad en renta, disminuyen las oportunidades de
empleo de la población.
Iniciativas contra la pobreza
1. Desarrollo y nutrición en la primera infancia
Estas medidas ayudan a los niños durante los primeros 1.000 días de vida, pues las deficiencias nutricionales y la falta de
desarrollo cognitivo durante este período puede ocasionar retrasos en el aprendizaje y menor rendimiento escolar en
etapas posteriores.
2. Acceso universal a educación de calidad
A pesar de que el acceso a la educación ha mejorado en los últimos años, ahora se necesita enfatizar en garantizar que
todos los niños reciban una educación de calidad. “En la educación de todos los niños se debe asignar prioridad al
aprendizaje universal, los conocimientos y el desarrollo de aptitudes, así como a la calidad de los docentes”.
3. Cobertura universal de salud
Según el Banco Mundial, con la cobertura de servicios asequibles y oportunos de atención de la salud se reduce la
desigualdad y al mismo tiempo “aumenta la capacidad de las personas para aprender, trabajar y progresar”.
4. Tributación progresiva
Los impuestos progresivos equitativos permiten financiar las políticas y los programas del Gobierno que son necesarios para
equiparar las condiciones y transferir recursos a los habitantes más pobres. Asimismo, se pueden diseñar sistemas
tributarios que permitan reducir la desigualdad y al mismo tiempo mantener los costos de eficiencia en un nivel bajo.
5. Infraestructura rural
La construcción de vías rurales, reduce costos de transporte, conecta a los agricultores con los mercados, y promueve el
acceso a las escuelas y los centros sanitarios.
“Es raro que haya una disminución rápida de la pobreza rural sin que ocurra una transformación estructural y/o rural
rápida”, señala un estudio del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA).

Los esfuerzos públicos para combatir la pobreza


Una agricultura intensiva, industrializada, que desplaza a los pequeños productores y es objeto de especulaciones
financieras que provocan crisis alimentarias, al tiempo que utiliza grandes cantidades de abonos y pesticidas y recurre al
transporte por avión de productos fuera de estación, con la consiguiente contaminación y degradación del suelo cultivable;
La inversión de la relación vegetal/animal en las fuentes de proteínas, con fuerte caída del consumo de cereales y
leguminosas y correspondiente aumento del consumo de carnes, productos lácteos, grasas y azúcares. Se trata de una
opción de muy baja eficiencia porque, como ha señalado Jeremy Rifkin, hay que producir 900 kilos de comida para obtener
1 kilo de carne (¡), a lo que hay que añadir que se necesitan unos 16000 litros de agua. En definitiva, se perjudica la
alimentación de muchos más seres humanos y se eleva el consumo de energía, de modo que la industria de la carne es
responsable de más emisiones de CO2 que la totalidad del transporte;
La refinación de numerosos productos (azúcares, aceites…), con la consiguiente pérdida de componentes esenciales como
vitaminas, fibras, minerales, con graves consecuencias para la salud;
Un gravísimo desperdicio de alimentos que coexiste con hambrunas crónicas: según datos de la FAO, la basura es el destino
de, por ejemplo, un tercio de los alimentos que se producen en Europa; y en Estados Unidos, cerca del 50% de todos los
alimentos cosechados se pierden anualmente antes de ser consumidos. Y no es un problema exclusivo de los países
desarrollados: en algunas partes de India, por ejemplo, la falta de espacios adecuados para almacenar alimentos provoca
enormes desperdicios. De hecho alrededor de un tercio de los alimentos que se producen en todo el mundo no llegan a ser
aprovechados. La FAO ha creado el programa Save Food (http://www.save-food.org/) para combatir este grave problema.

Programas de combate a la pobre en Guatemala


El Programa Conjunto tiene como propósito apoyar la Estrategia de Reducción de la Desnutrición Crónica (ENRDC)
presentada por SESAN en enero de 2008 y dar continuidad a diversas acciones realizadas por el anterior Programa Conjunto
2006-2008.
El Programa Conjunto plantea intervenciones complementarias con las instituciones gubernamentales y trabajará
conjuntamente en los 111 municipios definidos como prioritarios por la ENRDC en el período 2008–2011.
El programa espera fortalecer el funcionamiento de los servicios básicos de salud; mejorar las prácticas de alimentación
infantil (incluyendo la lactancia materna y alimentación complementaria), la entrega de micronutrientes especialmente
para la mujer y la niñez; implementar una estrategia de consumo de agua segura en el hogar, acciones de saneamiento
básico; mejorar los sistemas productivos que incidan en la economía familiar y desarrollar una estrategia de información,
educación y comunicación. La población objetivo de este programa es de 343,459 niños y niñas menores de 3 años y
216,455 mujeres embarazadas y madres lactantes.
La pobreza y las desigualdades no son un fenómeno natural, sino el fruto de políticas económicas equivocadas, o corruptas,
o defensoras de los intereses de los más poderosos. Esas políticas son instrumentadas por los gobiernos nacionales, pero en
muchos casos han sido recomendadas por las instituciones que ahora denuncian esos abusos del sistema. Estos días en los
que Nicholas Stern ha asumido el cargo de economista jefe del Banco Mundial, conviene recordar el testamento que dejó su
antecesor en el cargo, Joseph Stiglitz, que dimitió hace unos meses del puesto en desacuerdo con las políticas aplicadas por
esos organismos.
Países ricos
4. Singapur
PPA per cápita: 98.014 dólares - 83.898 euros
3. Luxemburgo
PPA per cápita: 110.870 dólares - 94.902 euros
2. Macao
Es otra región administrativa especial de China.
PPA per cápita: 122.489 dólares - 104.868 euros
1. Catar
PPA per cápita: 128.702 dólares - 110.165 euros
Países pobres
1. República Centroafricana En los últimos años, uno de cada 4 centroafricanos ha tenido que huir a causa de la guerra.
Entre ellos, miles de niños se han visto reclutados y forzados a trabajar como soldados o esclavos sexuales.
2. Burundi Tras el golpe de estado en Bujumbura, más de 300.000 personas dependen de la ayuda humanitaria
para sobrevivir en este país.
3. República Democrática del Congo A pesar de estar en situación de emergencia humanitaria, la República
Democrática del Congo acoge a casi medio millón de refugiados de otros países.
4. Liberia A pesar de ser uno de los 5 países más pobres del mundo, miles de refugiados de Sudán del Sur han encontrado
en los campos de refugiados de Liberia un hogar donde quedarse.
5. Níger El quinto país más pobre del mundo acoge a día de hoy a miles de vecinos refugiados de Nigeria.
6. Malawi El 50,7% de la población se encuentra bajo el umbral de la pobreza. Esto significa, según el estándar internacional
de pobreza extrema, que millones de personas viven con menos de 1,25 dólares al día: menos de 35 € al mes. A pesar de su
situación y de su escasa extensión, más de 2.000 refugiados de Mozambique viven en el campo de Luwani en Malawi.

Caracterización de los países según su desarrollo


Características de los países desarrollados
Concepto
No existe una única definición para un país desarrollado, ni una única acepción de cómo se alcanza
dicho desarrollo o en qué consiste. En términos del ex secretario de las Naciones Unidas Kofi
Annan, un país desarrollado sería aquel que provea a sus habitantes de una vida libre y saludable
en un ambiente seguro.
Índices de medición
Existen diversos índices para medir el grado de desarrollo de un país y poder compararlo con el de
los demás, o con el promedio de su región. Uno de los más usados es elÍndice de desarrollo
humano (IDH) elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).
Existen otros índices como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional.
Este índice abarca los cálculos del índice de esperanza de vida, en el cual se resumen las
condiciones de salud y alimentación de la población; el índice de educación; y finalmente el índice
de Producto Interno Bruto, para abarcar los aspectos económicos e industriales.
Industrialización
Los países desarrollados demuestran un alto nivel de organización industrial, de la mano del
desarrollo tecnológico y de la generación de bienes de consumo para su propia población y para
venta externa (exportación).
Esto contrasta con las economías dependientes de la venta de materia prima de los países menos
desarrollados, cuya dinámica de dependencia económica suele consistir en la venta de productos
primarios y la compra, a mayores precios, de los bienes procesados por la industria.
Educación
Los países desarrollados invierten fuertemente en la educación de sus ciudadanos,
exhibiendo matrículas plenas y ofreciendo planes de subsidio, de beca y otras facilidades para el
incentivo del conocimiento en sus habitantes.
Esta inversión se retroalimenta en la capacidad de desarrollo de nuevas tecnologías, nuevas
tendencias académicas y nuevas tendencias estéticas, lo cual hace de dichas naciones el “centro”
del saber mundial.
Servicios básicos
Un requisito indispensable en los países desarrollados es la oferta constante, regular y accesible de
los servicios básicos fundamentales para la vida: luz eléctrica, agua corriente, gas, telefonía,
internet, vivienda, aseo urbano.
Nivel de vida
La satisfacción de las necesidades básicas de los ciudadanos de los países desarrollados permite
la inversión en otro tipo de comodidades, como los viajes, la tecnología y eso que comúnmente
se denominan “lujos” pero que son buenos indicadores del nivel de vida de la gente.
En la medida en que menos del presupuesto familiar se vaya subsanando las carencias de la
nación, más se podrá invertir en el consumo secundario, lo cual generará a su vez más empleo y
así se perpetúa un ciclo positivo de generación de riquezas. El desempleo es siempre un factor
atendido en los países desarrollados.
Otro factor determinante en este sentido es la seguridad ciudadana. Los países desarrollados
tienen bajo control el problema del delito, permitiendo a sus ciudadanos vivir en relativa paz y
tranquilidad, disfrutando de los espacios públicos, a diferencia de muchas naciones
subdesarrolladas, en las que el crimen y la violencia urbana están fuera de control.
Finanzas
La riqueza como tal, es decir, el manejo de capitales y la banca, forman parte de los indicadores de
desarrollo de un país. Mientras los países subdesarrollados se endeudan y presentan monedas
débiles, los desarrollados atraen capitales y sostienen monedas más robustas. En ellos la evasión
fiscal y la corrupción son flagelos combatidos y perseguidos, tanto en las finanzas públicas como
privadas.
Instituciones
Por lo general los países desarrollados exhiben instituciones republicanas sólidas, cuyo
funcionamiento es independiente del partido de gobierno y que atienden las demandas de justicia y
legislación de sus ciudadanos.
En cambio, el llamado Tercer Mundo exhibe aún democracias incompletas y estados fallidos,
incapaces de mantener sus propias instituciones andando por separado y a menudo víctima de
regímenes antidemocráticos y populistas.
Relaciones internacionales
Los países desarrollados suelen lidiar con las demás naciones en términos de relativa igualdad,
tanto en los aspectos comerciales, políticos y territoriales, a diferencia de los subdesarrollados que
se hallan siempre en una posición de inferioridad, dependencia o incluso sometimiento respecto a
sus pares desarrollados.
Ejemplos
Los países más desarrollados de acuerdo al Banco Mundial son: Estados Unidos, Canadá, Chile,
Uruguay, Surinam, Australia, Nueva Zelanda, Japón, Islandia, Groenlandia, los países de la Unión
Europea y los países de la Liga Nórdica Escandinava.

Indicadores de pobre y riqueza


Uno de cada cinco españoles vive oficialmente debajo del umbral de la pobreza y la desigualdad social en el país ha
aumentado de manera alarmante. La crisis ha puesto en primer plano unos conceptos que antes no tenían este
protagonismo en el debate público. ¿Pero qué significa ser pobre en un país europeo y como se determina la desigualdad
social? ¿Cómo medir estos fenómenos para obtener así una visión real y detallada de la situación socioeconómica y de su
evolución como base para las decisiones políticas y la evaluación de las mismas? Está claro que para ello no basta con los
clásicos indicadores omnipresentes en las noticias económicas como el producto interior bruto (PIB), su tasa de
crecimiento, la renta per cápita (el PIB dividido entre la población, que como media aritmética nada nos dice sobre el
reparto de la renta) y la tasa de paro (más aún cuando se extiende el empleo precario de modo que un trabajo ya no
supone necesariamente unos ingresos dignos). Una elevada renta per cápita y una reducida tasa de paro no son sinónimo
de menos pobreza y desigualdad, como muestra muy bien el caso de Estados Unidos. Pero estos conceptos se emplean
demasiadas veces sin rigor y de manera confusa, como ilustraremos con algunos ejemplos, a la vez que intentaremos
aclarar los más relevantes, empezando con la renta per cápita para pasar después a los indicadores específicos de pobreza y
desigualdad.

Caracterización de los países ricos


1- Desarrollo económico
Se considera que una economía es desarrollada cuando tiene altos niveles de crecimiento económico y seguridad
financiera.
Entre los factores más aceptados para determinan la fortaleza económica de un país encontramos el PBI per cápita, que
representa el total de los ingresos brutos de una economía divididos en la cantidad de habitantes del país.
2- Industrialización y comercio exterior
El nivel de industrialización del país será más alto a medida que dependa menos de la actividad agropecuaria para subsistir.
Aquellos países que puedan generar mayor valor agregado sobre sus recursos naturales y materias primas alcanzarán un
mayor nivel de industrialización, y por ende, de desarrollo.
La balanza comercial representa la diferencia entre las importaciones y exportaciones de cada país. Nos brinda información
sobre los flujos comerciales de cada uno. Un país será más desarrollado en la medida que tenga una balanza comercial
equilibrada o con ganancias.
3- Estabilidad política
Otro índice confiable, elaborado por el Banco Mundial, es el IGM (Indicador de Gobernanza
Mundial). Su elaboración incluye datos sobre estabilidad política, ausencia de violencia y conflictos
armados, efectividad gubernamental, respeto y calidad de las leyes, transparencia y posibilidad de
diálogo por parte de la ciudadanía.
La estimación del IGM se basa en una escala de entre -2,5 a +2,5 puntos. Los países más cercanos al
+2,5 muestran un alto grado de gobernabilidad, factor que determina su nivel de desarrollo. En
cambio, aquellos que estén por debajo de 0 no tendrán un gobierno con buenas proyecciones ni
podrán alcanzar pleno desarrollo.
4- Salud y educación
Desde 1990 el Programa para el Desarrollo de las Naciones Unidas (PDNU), desarrolla el Índice de
Desarrollo Humano (IDH).
Este reconocido informe toma en cuenta 3 dimensiones de la vida humana -salud, educación e
ingresos- sobre los que elabora un índice que concentra a los países desarrollados en sus primeros
puestos.
En cuanto a salud se considera el Índice de expectativa de vida al nacer. Este valor refleja la
posibilidad que tienen los habitantes de un país a tener una vida larga y saludable.
Respecto a educación se establece el promedio de años de escolaridad que poseen los ciudadanos,
para reflejar su capacidad de incorporar saberes y conocimientos. Los ingresos se calculan en base al
PBI per cápita.

Los países pobres


1 Bajo nivel de ingresos
Los países subdesarrollados conservan un nivel de ingresos extremadamente bajo en comparación a los países
desarrollados. Las entradas de capital de estos países son extremadamente bajos si los comparamos con las grandes
potencias. Asimismo la desigualdad en la comercialización del ingreso junto con este bajo nivel de ingresos crea un nivel
desastroso en la economía.
2 Pobreza masiva
La presencia de pobreza masiva crónica es otra característica de los patrimonios de un país subdesarrollado. Esta dificultad
de la pobreza no corresponde a un desajuste bancario temporal, sino que se debe especialmente a la existencia del método
ortodoxo de producción y política sociales. El nivel de pobreza en estos patrimonios aumenta progresivamente debido al
aumento de su población, la gradual desigualdad en los ingresos y el aumento del nivel de precios los hace cada vez más
pobres.
Casi el 66% de la población mundial viven en esos países subdesarrollados o en vía de desarrollo en el mundo, y solo se
regocija del 25,6% del PNB mundial total. En estos países, la totalidad de la población vive por debajo del origen de la
pobreza.
3 Falta de formación de capital
Los países en desarrollo o subdesarrollados del mundo están soportando la falta de capital para poder brindar a sus
habitantes un mejor estilo de vida. Como el nivel de ingreso del capital en estos países es muy bajo, su espesor y tasa de
ahorro también son muy bajos. Esto ha dado un efecto en la falta de la alineación de capital y que nuevamente está
comprometido las bajas tasas de inversión en estos países.
Como por ejemplo, la tasa de revolución en países como India y Pakistán es por debajo al 10% pero en las zonas más
turísticas, la tasa oscila entre el 25 y el 30% llegando a un nivel más alto en esta área, pero aun así sigue siendo un país
subdesarrollado. La baja tasa de orden del capital es uno de los primordiales obstáculos para el desarrollo de estos países
subdesarrollados en todo el mundo.
4 Presión de población pesada
Los países subdesarrollados se caracterizan por una gran presión demográfica. La tasa de desarrollo natural de la población
en estos países es demasiado alta debido a su alta tasa de natalidad y la tasa de mortalidad es carente. Esta presión
demográfica fenomenal ha creado la dificultad del bajo nivel de vida y la disminución en el tamaño medio de la explotación.
Esto también resulta por una baja tasa de formación del capital en estos países. La población de estos países se está
incrementando entre 2 y 4% anual, lo que ha establecido diversos problemas, como la insuficiencia de tierras agrícolas
impidiendo la exploración y explotación en esos países. El problema del desempleo, la dificultad alimentaria y la pobreza
aumenta cada vez más convirtiéndolo en un país más pobre y mediocre.