Está en la página 1de 8

Ministro de Cultura omite dar información sobre visita al TC para que se rechace

demanda de amparo a favor de la consulta previa de comunidad campesina de Puno

Oficina de Derechos Humanos y Medio Ambiente


Instituto de Defensa Legal
Coordinadora Nacional de Derechos Humanos
Red Muqui

El artículo 45° de la Constitución Política del Perú es claro: el poder se ejerce en el marco de
lo establecido en la Constitución y las leyes. El poder no se ejerce fuera de este marco.
Asimismo, el artículo 47° de nuestra carta política precisa que la defensa de los intereses del
Estado en los procesos judiciales estará a cargo de los Procuradores Públicos. Es decir, la
defensa judicial del Estado no está a cargo de los ministros o ministras de Estado, sino que
está a cargo de los Procuradores. Por último, de conformidad con el artículo 93° del
Reglamento de Organización y Funciones del Ministerio de Cultura (MINCUL), aprobado
mediante Decreto Supremo Nº 005-2013-MC, la Dirección de Consulta del Ministerio de
Cultura “promueve” la implementación del derecho de consulta. Es decir, el MINCUL
promueve la implementación de la consulta previa, no promueve su negación o
desconocimiento.

No obstante, parece que esto no es de conocimiento del actual Ministro de Cultura, Salvador
del Solar. Al respecto, el MINCUL ha decidido intervenir en contra de una demanda de
amparo presentada por la comunidad campesina de Arboleda, para que el Estado reconozca
e implemente su derecho a la consulta previa. Esta demanda fue presenta debido a que el
Ministerio de Energía y Minas (MINEM) y el Instituto Geológico Minero y Metalúrgico
(INGEMMET) vienen desconociendo y negando este derecho, al entregar concesiones
mineras sin consulta previa a la comunidad, concesiones que se superponen con su territorio
ancestral, que tradicionalmente han ocupado. Lamentablemente, el MINCUL ha decidido
intervenir no para defender ni promover el derecho de la comunidad campesina a la consulta
previa. Por el contrario, ha decidido intervenir para que no se reconozca ni se aplique este
derecho. El argumento dado por le MINCUL para desconocer este derecho e intervenir en
este proceso es que “la consulta podría generar falsas expectativas en la población
consultada”.

La situación se agrava, debido a que cuando le hemos preguntado de manera directa al


Ministro de Cultura, Salvador del Solar, si para este caso ha ido él mismo a entrevistarse con
magistrados del Tribunal Constitucional (TC), el ministro omite responder si él acudió o no
al TC, omite esta respuesta señalando que el MINCUL va a intervenir en este proceso.
Tampoco señala si la intervención del MINCUL en el proceso ha sido posterior o no a su
visita al TC.

De ser el caso que, el mismo titular del MINCUL hubiese acudido a entrevistarse con
magistrados del Tribunal para abogar por un caso concreto, estaría contraviniendo el artículo
47 de la Carta Política. Llama la atención entonces su silencio. Sorprende aún más, porque
estas concesiones mineras inconsultas se superponen no solo al territorio de la comunidad
campesina de Arboleda, también se superponen en otras zonas sobre los restos arqueológicos
de las Chulpas de Sillustani, a pesar que estos restos arqueológicos son patrimonio cultural
de la nación y gozan de especial protección de acuerdo al artículo 21° de la Constitución.

1. Pedido de Información al TC

Habiendo recibido información de varias fuentes, que el Ministro de Cultura “habría” ido a
entrevistarse con magistrados del Tribunal Constitucional (TC) para pedir se rechace la
demanda de amparo de la comunidad campesina Arboleda, diversas instituciones firmantes
de este artículo formulamos el 26 de junio pasado, el siguiente pedido de información al
Presidente de este alto importante tribunal en los siguientes términos:

Como no obtuvimos respuesta en el plazo de ley, volvimos a reiterar el pedido de información


el 28 de agosto pasado, sin recibir hasta la fecha respuesta alguna.
Hasta la fecha, el Tribunal Constitucional no ha dado respuesta a nuestro pedido, guardando
un preocupante silencio sobre este pedido de información, violando la Ley de Trasparencia
y Acceso a la Información Pública.

2. Pedido de información al Ministerio de Cultura

Paralelamente al pedido de información al Tribunal Constitucional, le formulamos un pedido


de información similar al Ministerio de Cultura, si es que había ido efectivamente a
entrevistarse con los magistrados del TC y con qué finalidad.
3. La respuesta del MINCU

La respuesta del Ministerio de Cultura fue precisar que efectivamente se habían reunido con
los magistrados del TC para garantizar que el contenido del derecho a la consulta se
implemente de acuerdo al ordenamiento jurídico. Sin embargo, no dijeron si fue el procurador
o el propio Ministro de Cultura Salvador del Solar. Nos han respondido, sin negar o desmentir
que el propio Ministro de Cultura se ha reunido personalmente con los magistrados del TC,
con lo cual, a nuestro entender, están aceptando tácitamente, que Salvador del Solar se ha
reunido con los magistrados del TC. Y lo que es peor, para pedir que se desestime y se rechace
la demanda de la comunidad campesina de Arboleda pidiendo que se consulte las concesiones
mineras que se superponen en su territorio ancestral.
4. Ministro habla contra consulta en vez de interceder en defensa del patrimonio
histórico amenazado por las concesiones mineras.

Una de las razones por las cuales la comunidad campesina de Arboleda se opone a las
concesiones mineras dentro de su territorio, es porque el INGEMMET, emite concesiones
mineras que se superponen a restos arqueológicos como son las chulpas
Fotografías tomadas por DHUMA de los restos arqueológicos ubicados en el distrito de Tiquillaca y Atuncolla

La comunidad campesina de Arboleda ubicada en el distrito de Tiquillaca, comparte un


pasado histórico y cultural de la cultura “Colla”, junto a otras comunidades asentadas en esta
zona, la que se asentó en los actuales distritos de Tiquillaca y Paucarcolla de la provincia de
Puno. Como muestra de este pasado, se evidencia en la actualidad restos de su arquitectura
como las “Chullpas de Sillustani”, las que se encuentran en territorio de las comunidades
campesinas quechuas actualmente. En las fotografías se pueden apreciar estos restos, que
tienen distintas características las mismas que en la actualidad están siendo custodiadas por
los miembros de las comunidades.

Durante el año 2011, período en el que se emitieron la mayor parte de las concesiones
mineras, estas fueron dadas superponiéndose a los restos arqueológicos e históricos de la
cultura “Colla”. Las mismas que fueron reconocidos y declarados como Patrimonio Cultural
de la Nación, con las resoluciones: Resolución Directoral Nacional N° 663/INC en fecha 17
de julio del 2001 los restos arqueológicos de Sillustani; Resolución Directoral Nacional N°
099/INC de fecha 04 de octubre del 2001 que reconoce al Complejo Arqueológico de
Sillustani; Resolución Directoral Nacional N° 1842/INC de fecha 02 de noviembre del 2006,
que reconoce a las Chullpas Blanca del Cerro Llungo.

De la misma forma, no podemos dejar de mencionar que muchos de estos restos y los lugares
en los cuales se ubican (como los cerros), representan espacios sagrados para todas las
comunidades donde se realizan celebraciones festivas, actividades religiosas (rituales) y
culturales, actos por las cuales se conserva parte de las tradiciones culturales de las
comunidades.

5. Conclusión: ¿Qué intereses defiende y patrocina el Ministro de Cultura?

Es evidente que no es competencia del Ministro de Cultura Salvador del Solar, la defensa
judicial de los intereses del Ministerio de Cultura. No lo han nombrado ministro para eso. Su
posible entrevista con los magistrados del TC constituye no solo un acto de inconducta
funcional, sino incompatible con la prohibición expresa establecida en el artículo 139.1 de la
Constitución, que reconoce: “La independencia en el ejercicio de la función jurisdiccional.
Ninguna autoridad puede avocarse a causas pendientes ante el órgano jurisdiccional ni
interferir en el ejercicio de sus funciones”. Antes bien, debería el ministro preocuparse por
defender el patrimonio histórico, amenazado por una actividad minera que no parece
encontrar límites, como es el caso de las Chulpas de Sillustani.

Es evidente que está usando su investidura para una actividad para la que no fue nombrado.
Es increíble que un Ministro de Cultura vaya a pedir que no se consulte concesiones mineras.
Nos queda duda, en favor de quién o quiénes ha abogado y cuál es la relación de esas
gestiones con su cargo como ministro. Nos queda dudas si el ministro tiene conflicto de
intereses, por razón directamente suya o de sus familiares, en relación con los procesos
constitucionales sobre omisión de consulta de concesiones mineras presentado por
comunidades campesinas de Puno. Consideramos que estos actos generan responsabilidad.
Ante estos hechos, los que firmamos exigimos una explicación y una investigación
inmediata.