Está en la página 1de 7

Procedimiento del juicio ejecutivo cambiario:

A continuación se realiza el procedimiento del juicio ejecutivo cambiario desde su inicio hasta su
consumación.

Demanda: Como todo juicio se inicia con la demanda, la cual se puede definir como: “El acto por el cual la
parte ejercita su derecho de acción, de petición, de tutela judicial, y solicita que se ponga en marcha la
actividad jurisdiccional de los tribunales”.

La demanda ejecutiva cambiaria se define como: “El acto procesal de parte por medio del cual el poseedor de
un título de crédito promueve la actividad del órgano jurisdiccional con el objeto de obtener el cumplimiento
forzoso de los obligados en el documento.”

La demanda debe de cumplir con los requisitos que exige el Código Procesal Civil y Mercantil estipulados en
los Artículos 61 (referido a los requisitos que debe llevar el escrito inicial), 106 (referido al contenido de la
demanda), y 107 (referido a los documentos en que funde su derecho y que debe acompañar el actor en su
demanda).1 La demanda tiene su principio constitucional en el primer párrafo del Artículo 28 de la Constitución
Política de la República de Guatemala que establece:

“Los habitantes de la República de Guatemala, tienen derecho a dirigir, individual o colectivamente, peticiones
a la autoridad, la que está obligada a tramitarlas y deberá resolverlas conforme a la ley”2

Promovido el juicio ejecutivo cambiario, el juez calificará el título en que se funde si lo considerase suficiente
y la cantidad que se reclama fuere líquida y exigible, despachará el mandamiento de ejecución, ordenando el
requerimiento del obligado y el embargo de bienes, si este fuere procedente. Varios autores coinciden en que
el ofrecimiento de la prueba no puede considerarse necesario, ya que es suficiente con acompañar el título en
que se funda la petición ejecutiva, sin embargo en la práctica se ofrece la prueba, con el objeto de prevenir la
posible oposición del ejecutado.

Resolución o auto inicial: En esta resolución el Juez ordena la formación del expediente respectivo, admite
para su trámite la demanda ejecutiva cambiaria, por ofrecidos los medios de prueba, ordena librar
mandamiento ejecutivo a efecto de requerir el pago al demandado de la obligación consignada en el título de
crédito (título ejecutivo por constituir una cantidad liquida y exigible), el embargo de bienes (si fue solicitado en
la demanda inicial), y emplaza al ejecutado por cinco días para que se pronuncie al respecto o haga valer sus
excepciones las cuales se encuentran reguladas en el Código de Comercio y fueron explicadas con
anterioridad.

1
Codigo del comercio Decreto 2-70, Articulo Articulo 61,106,107.
2
Constitucion Politica de la Republica de Guatemala Articulo 28.

1
Notificación de la resolución inicial y requerimiento de pago: Emitida la resolución inicial, procede
notificar a las partes, la cual puede realizarse a través del notificador como ejecutor del Juzgado, a través del
secretario si se tratare de un juzgado menor donde no hubiere notificador, o de un Notario que nombrará el
Juez a solicitud de la parte actora.

Actitudes del Ejecutado:

Las actitudes del ejecutado pueden ser las siguientes:

• Pago: Si el ejecutado paga en el momento de ser requerido y sin oposición alguna, se entregará al
ejecutante la suma debida y se dará por terminado el procedimiento. Así mismo, puede el deudor hacer
levantar el embargo, consignando dentro del mismo proceso, la cantidad reclamada, más un diez por ciento
para liquidación de costas, reservándose el derecho de oponerse a la ejecución. Lo anterior se entiende sin
perjuicio de que la cantidad consignada no fuere suficiente para cubrir la deuda principal, intereses y 85
costas, según liquidación, se practicará embargo por la que falte; como lo consigna el Artículo 300 del Código
Procesal Civil y Mercantil.3

• Incomparecencia del ejecutado: Si el ejecutado no paga, y no comparece a deducir oposición o a


interponer excepciones, vencido el término de cinco días el juez dictará sentencia de remate, declarando si a
lugar o no la ejecución. En la práctica es en este momento en el que el juez examina el título ejecutivo y si el
mismo carece de algún requisito de validez, desestima la demanda, absolviendo al ejecutado;

• Oposición del ejecutado e interposición de excepciones: En caso de haber oposición del ejecutado el
juez dará audiencia por cinco días al ejecutado, para que se oponga o haga valer sus excepciones como lo
señala el Artículo 329 del Código Procesal Civil y Mercantil; si el ejecutado se opone debe razonar su
oposición ofreciendo sus medios de prueba de ser necesario, si se ofreciere la prueba sin estos requisitos, el
juez no le dará trámite a la oposición (Artículo 331 del Código Procesal Civil y Mercantil);4 si el ejecutado
interpone excepciones puede ser cualquiera de las que enumera el Artículo 619 del Código de Comercio y
debe deducirlas todas en el escrito de la oposición,5 seguidamente el juez oirá por dos días al ejecutante y
con su contestación o sin ella, mandará a recibir las pruebas, por el término de diez días comunes a ambas
partes, si lo pidiere alguna de ellas o el juez lo estimare necesario. (Artículo 331 segundo párrafo Código
Procesal Civil y Mercantil).

3
Ibid Articulo 85 Y 300 C.P.C.M.
4
Codigo Procesal Civil y Mercantil Articulo 329
5
Codigo Procesal Civil y Mercantil Articulo 331

2
• Sentencia: Vencido el término de prueba, el juez se pronunciará sobe la oposición, y en su caso sobre todas
las excepciones deducidas. Esta sentencia debe ser emitida en el término de quince días de conformidad con
el Artículo 142 de la Ley del Organismo Judicial.6

• Recursos: De conformidad con el Artículo 334 del Código Procesal Civil y Mercantil en el juicio ejecutivo
únicamente serán apelables: a) el auto en que se deniegue el trámite a la ejecución; b) la sentencia; c) el auto
que apruebe la liquidación. La sentencia dictada en juicio ejecutivo no pasa en autoridad de cosa juzgada, y lo
decidido puede modificarse en juicio ordinario posterior.

Este juicio sólo puede promoverse cuando se haya cumplido la sentencia dictada en el juicio ejecutivo.

Para conocer en el juicio ordinario posterior, cualquiera sea la naturaleza de la demanda que se interponga,
es competente el mismo tribunal que conoció en la Primera Instancia del juicio ejecutivo. El derecho de
obtener la revisión de lo resuelto en juicio ejecutivo caduca a los tres meses de ejecutoriada la sentencia
dictada en éste, o de concluidos los procedimientos de ejecución en su caso como lo estipula el Artículo 335
Código Procesal Civil y Mercantil.7 Se puede mencionar también los medios de impugnación regulados en el
Libro Sexto del Código Procesal Civil y Mercantil, como lo son la aclaración que procede cuando los términos
de un auto o de una sentencia sean oscuros, ambiguos o contradictorios, la ampliación que procede cuando
se haya omitido resolver alguno de los puntos sobre que versare el proceso. Tanto la aclaración como la
ampliación debe de pedirse dentro de las cuarenta y ocho horas de notificado el auto o la sentencia.

La revocatoria que es en realidad una facultad del juez para revocar los decretos que se dicten cuando los
mismos carecen de algún vicio jurídico.

El ocurso de hecho que procede cuando el órgano jurisdiccional de primer grado deniega el recurso de
apelación, por lo que resuelve el tribunal de alzada. Este recurso se encuentra regulado en el Artículo 611
Código Procesal Civil y Mercantil.8

La nulidad procede contra resoluciones y procedimientos en que se infrinja la ley, cuando no sean
procedentes los recursos de apelación y casación.

Una vez la sentencia esté pasada en autoridad de cosa juzgada procedemos a la vía de apremio; entendiendo
por cosa juzgada la firmeza de una resolución, auto o sentencia en la que no cabe recurso alguno.

Podría darse también que se haya dado una transacción celebrada en escritura pública o un convenio
celebrado en juicio lo cual también nos sirve como título ejecutivo para proceder a la vía de apremio, como lo
consigna el Artículo 294 del Código Procesal Civil y Mercantil.9

6
Ley del Organismo Judicial Articulo 142
7
Codigo Procesal Civil y Mercantil Articulo 335
8
Codigo Procesal Civil y Mercantil Articulo 611

3
• Vía de apremio: “Con la ejecución en la vía de apremio se pretende la realización de los bienes del deudor
a través de la venta en pública subasta de los mismos, y con el producto que se obtenga, hacer pago al o a
los acreedores, si éstos no optan por una adjudicación en pago de dichos bienes.”

Una vez tenemos la sentencia de remate que constituye el título ejecutivo se solicita al Juzgado que haya
conocido sobre el proceso ejecutivo, haga valer dicha sentencia, al respecto el Artículo 295 del Código
Procesal Civil y Mercantil dice: “La petición de ejecución de sentencias o de laudos arbítrales puede hacerse
en el mismo expediente o mediante presentación de certificación del fallo, a elección del ejecutante.” En estos
casos, sólo se admitirán las excepciones nacidas con posterioridad a la sentencia o al laudo cuya ejecución se
pida, las cuales se interpondrán dentro de tercero día de notificada la ejecución.10

La vía de apremio procederá siempre y cuando el título no sea ineficaz, ya que tal y como lo estipula el
Artículo 296 del Código Procesal Civil y Mercantil los títulos expresados anteriormente pierden su fuerza
ejecutiva a los cinco años, si la obligación es simple y a los diez años se hubiere prenda o hipoteca. En ambos
casos, el término se contará desde el vencimiento del plazo, o desde que se cumpla la condición si la hubiere.
Sólo se admitirán las excepciones que destruyan la eficacia del título y se fundamenten en prueba
documental, siempre que se interpongan dentro de tercer día de ser requerido o notificado el deudor. Las
excepciones se resolverán por el procedimiento de los incidentes.”11

Mandamiento de ejecución y embargo: Atendiendo a lo establecido en el Artículo 297 del Código Procesal
Civil y Mercantil que expresa: “Promovida la vía de apremio, el juez calificará el título en que se funde, y si lo
considerare suficiente, despachará mandamiento de ejecución, ordenando el requerimiento del obligado y el
embargo de bienes, en su caso.12 No será necesario el requerimiento ni el embargo si la obligación estuviere
garantizada con prenda o hipoteca. En estos casos, se ordenará se notifique la ejecución, señalándose día y
hora para el remate de conformidad con el Artículo 313. En todo caso, se podrán solicitar las medidas
cautelares previstas en este Código.”13

La misma no es necesaria si lo que consigna el Artículo citado ya se ha dado en el juicio ejecutivo. En la


práctica judicial algunos jueces proceden a realizar las fases antes señaladas exigiendo el embargo definitivo
sobre los bienes que ya han sido embargados precautoriamente, lo cual crea más gastos y alarga la
ejecución.

• Notificación al ejecutado: El juez ordena se notifique al ejecutado para que este pueda hacer valer sus
excepciones nacidas con posterioridad a la sentencia, y que podrá interponer dentro del tercer día de

9
Codigo Procesal Civil y Mercantil Articulo 294
10
Codigo Procesal Civil y Mercantil Articulo 295
11
Codigo Procesal Civil y Mercantil Articulo 296
12
Ibid Articulo 297 C.P.C.M.
13
Ibid Articulo 313 C.P.C.M.

4
notificada la ejecución, las cuales se ventilarán por la vía de los incidentes. Las excepciones que se podrían
interponer son las de pago, prescripción, transacción, compensación y la novación, fundamentadas en prueba
documental. Si el embargo hubiere sido decretado en el juicio ejecutivo, el ejecutante deberá presentar su
proyecto de liquidación para establecer el monto de la reclamación, (deuda, intereses si se hubieren pactado y
costas procesales.) El procedimiento para hacerse efectiva la ejecución en la vía de apremio dependerá de lo
que se haya embargado pudiéndose dar los siguientes supuestos:

• Si el embargo se hubiere trabado en dinero efectivo o depósitos bancarios, al estar firme el auto que
apruebe la liquidación, el juez ordenará se haga el pago al acreedor, como lo estipula el Artículo 320 Código
Procesal Civil y Mercantil.14

• Si el embargo hubiere recaído sobre bienes muebles o inmuebles, la finalidad de la vía de apremio se
logrará a través de la venta en pública subasta, por medio de la adjudicación en pago de los bienes objeto del
remate o al mejor postor al que se hubieren fincado los bienes rematados.

Al recaer el embargo sobre bienes muebles, es necesaria la tasación que consiste en el avalúo o justiprecio
realizado por expertos nombrados por el juez, quien designará uno sólo, si fuere posible, o varios si hubiere
que valuar bienes de distinta clase o en diferentes lugares. La tasación se omitirá siempre que las partes
hubieren convenido en el precio que deba servir de base para el remate.

Cuando se tratare de bienes inmuebles, podrá servir de base a elección del actor, el monto de la deuda o el
valor fijado en la matricula fiscal para el pago del impuesto territorial como lo expresa el Artículo 312 Código
Procesal Civil y Mercantil.15

• Remate: Consiste en la venta en pública subasta de bienes del deudor, realizada judicialmente para que, ya
fuere con el pago que haga el subastador o la adjudicación que se haga al ejecutante quede satisfecha su
reclamación.

Mauro Chacón al referirse a las personas que intervienen en el remate expresa: “En nuestro sistema las
personas que intervienen en el remate además del Juez y Secretario, la ley procesal los llama pregoneros. El
pregonero es el empleado del tribunal encargado de anunciar el remate y las posturas u ofrecimientos que se
haga por los bienes. Postor, quien participa en el remate como interesado en la cosa subastada. Rematario o
subastador, la persona en quien se finca el remate y la llamada a cumplir con las condiciones en que se obligó
en el remate.”

• Orden de remate: “Hecha la tasación o fijada la base para el remate, se ordenará la venta de los bienes
embargados, anunciándose tres veces, por lo menos, en el Diario Oficial y en otro de los de más circulación.

14
Ibid Articulo 320 C.P.C.M.
15
Codigo Procesal Civil y Mercantil, Articulo 312.

5
Además, se anunciará la venta por edictos fijados en los estrados del Tribunal, y si fuere el caso, en el
Juzgado Menor de la población a que corresponda el bien que se subasta, durante un término no menor de
quince días. El término para el remate es de quince días, por lo menos, y no mayor de treinta días como lo
indica el Artículo 313 Código Procesal Civil y Mercantil.16

El día y hora señalados, el pregonero del Juzgado anunciará el remate y las posturas que se vayan haciendo,
de las cuales el secretario tomará nota.

Cuando ya no hubiere más posturas, el juez examinará y cerrará el remate declarándolo fincado en el mejor
postor y lo hará saber por el pregonero.

De todo esto se levantará un acta que firmarán el juez, el secretario, el rematario y los interesados que estén
presentes y sus abogados. Sólo se admitirán postores que en el acto de la subasta depositen el diez por
ciento del valor de sus ofertas, salvo que el ejecutante lo releve de esta obligación.

Si fueren varios los bienes que se rematan, serán admisibles las posturas que por cada uno de ellos se
hagan, separadamente. Fincado el remate en el mejor postor, se devolverán a los demás los depósitos que
hubieren hecho. El postor y el ejecutante podrán convenir en el acto del remate en las condiciones relativas a
la forma de pago, como lo estipula el Artículo 315 de Código Procesal Civil y Mercantil.17 Durante el remate y
antes de fincarse, pueden ejercitar el derecho de preferencia por el tanto, en el siguiente orden: los
comuneros, los acreedores hipotecarios, según sus grados, y el ejecutante Si fracasara la venta en pública
subasta, el ejecutante puede pedir la adjudicación del bien subastado. El artículo 318 del Código Procesal
Civil y Mercantil dispone lo siguiente: “Si el día señalado para el remate no hubiere postores por el setenta por
ciento, se señalará nueva audiencia para la subasta, por la base del sesenta por ciento, y así continuará,
bajando cada vez un diez por ciento.18 Si llegare el caso de que ni por el diez por ciento haya habido
comprador, se hará un último señalamiento, y será admisible entonces la mejor postura que se haga,
cualquiera que sea. En cualquier caso, el ejecutante tiene derecho de pedir que se le adjudiquen en pago los
bienes objeto del remate, por la base fijada para éste, debiendo abonar la diferencia si la hubiere.”

Lo anterior significa que el ejecutante tiene la opción de solicitarle al juez que se le adjudique el bien en
cualquiera de las audiencias referidas; pero, si fuere en la primera y hubiere participado postores o
subastadores y el ejecutante ejercita su derecho de tanteo de conformidad con el Artículo 316 del Código de
Comercio;

el juez podrá adjudicarle los bienes rematados, en cuyo caso, deberá abonar la diferencia que resultare entre
el monto de lo adeudado y lo que se obtendría con la venta de aquéllos, para entregársela al deudor o para

16
Codigo Procesal Civil y Mercantil, Articulo Articulo 313
17
Codigo Procesal Civil y Mercantil, Articulo 315
18
Codigo Procesal Civil y Mercantil, Articulo 316

6
cubrir otros créditos. Estas situaciones son las que se conocen como adjudicación judicial en pago, que lleva a
cabo el órgano jurisdiccional con el adjudicatario.

• Liquidación: Es el ejecutante el que presenta el proyecto de liquidación al juez, el cual de ser aprobado se
procede a la entrega y escrituración de los bienes. Al auto que apruebe la liquidación se puede oponer el
ejecutado mediante la interposición del recurso de apelación.

• Escrituración y entrega de bienes: Como lo estipula el Artículo 324 del Código Procesal Civil y Mercantil
“Llenados los requisitos correspondientes el juez señalará al ejecutado el término de tres días para que
otorgue la escritura traslativa de dominio. En caso de rebeldía, el juez la otorgará de oficio, nombrando para el
efecto al notario que el interesado designe, a costa de éste. En la escritura se transcribirán el acta de remate y
el auto que apruebe la liquidación.” Otorgada la escritura, el juez mandará dar posesión de los bienes al
rematante o adjudicatario. Para el efecto, fijará al ejecutado un término que no exceda de diez días, bajo
apercibimiento de ordenar el lanzamiento o el secuestro, en su caso, a su costa, como lo consigna el Artículo
326 del Código Procesal Civil y Mercantil.19

Admisión y trámite

Según el Artículo 329 del C.P.C. y M. promovido el juicio ejecutivo, el juez califica el titulo en que se funda y si
lo considerase suficiente y la cantidad que se reclama es liquida y exigible, despacha el mandamiento de
ejecución, ordenando el requerimiento del obligado, el embargo de bienes, si este fuere procedente y dará
audiencias por cinco días al ejecutado, para que se oponga o haga valer sus excepciones.20 Para requerir el
pago, el juez puede nombrar a un notario, si así lo pidiere el ejecutante o bien puede designar a uno de los
empleados del juzgado, que regularmente son los notificadores, para hacer el requerimiento, lo que se hará
constar por razón puesta a continuación del mandamiento. De no hacerse efectivo el pago, el ejecutor
procede a decretar el embargo de los bienes que haya propuesto el acreedor y que los mismos sean
suficientes para cubrir la cantidad que se reclama más un diez por ciento para la liquidación de costas.

19
Codigo Procesal Civil y Mercantil Decreto Articulo 324 Y 326.
20
Codigo Procesal Civil y Mercantil, Articulo 329.