Está en la página 1de 1

El siglo XX constituyó uno de los más dinámicos en los procesos de modernización en el

continente latinoamericano en lo referente al campo de la formación superior, en el cual


se presentaron algunas tendencias comunes en el proceso de estructuración de un
sistema de educación superior tales como la expansión, la diversificación y la
fragmentación como características predominantes a lo largo del siglo.
En Colombia, las reformas llevadas a cabo durante la primera mitad del siglo XX tuvieron
como objetivo la modernización de la educación y la consolidación de un sistema
educativo en consonancia con un proyecto político que procuraba el fortalecimiento del
Estado nación.
Para comienzos del siglo existían en el país ocho universidades a saber: el Colegio Mayor
del Rosario -–institución privada y de carácter tomista fundada durante la colonia--, la
Universidad Nacional -–entidad pública fundada en 1867, al igual que otras tres
universidades oficiales de índole regional creadas a principios del siglo XIX: la
Universidad de Antioquia, la Universidad del Cauca y la Universidad de Cartagena. Como
instituciones privadas, existían además tres de carácter liberal: el Externado Nacional de
Derecho, creado en 1886, clausurado en 1895 y reabierto en 1918, la Universidad
Republicana (1895) y la Universidad Libre (1913).
la ley 68 de 1935 reformó la Universidad Nacional, La importancia de la Universidad
Nacional fue significativa: en el año de 1946 llegó a tener 3.673 estudiantes, cifra
equivalente al 50 % de los estudiantes universitarios en el país.
A partir de la segunda mitad del siglo XX se presentaron transformaciones estructurales
de diverso orden; el acentuamiento de los procesos de modernización económica, social y
política, así como una creciente urbanización, condujeron a una mayor demanda
educativa y a la necesidad de replantear la formación superior de acuerdo a los avances
de la ciencia y la tecnología. En 1968 se creó el Icfes con el objetivo de ejercer la
vigilancia y control sobre este nivel educativo.
Para el año 2000, las políticas estatales redefinieron los niveles de educación superior
delimitando en el pregrado la existencia de la formación técnica profesional, la formación
tecnológica y la universitaria, y en el posgrado la formación según niveles de
profundización denominados especialización, maestría y doctorado. Esta educación se
impartía en un total de 291 establecimientos, 32.6 % públicos y 67.4 % privados. Por su
parte, la expansión de la matrícula creció entre 1981 y 2000 en un 281.5 %, registrando
en este último año un total de 491.793 estudiantes.
Las últimas décadas del siglo XX marcaron la crisis del sector debido a las
transformaciones económicas y los cambios en la esfera laboral, los desarrollos científicos
y los avances tecnológicos en el campo de la información y las comunicaciones.
Como parte de este proceso se puso en marcha un sistema de acreditación académica de
las instituciones ante las instancias gubernamentales y ante la opinión pública, para lo
cual se creó la Comisión Nacional de Acreditación.