Está en la página 1de 7

Acero

Las propiedades mecánicas y físicas del acero pueden variar enormemente


dependiendo de su composición y porcentaje de impurezas (como fósforo o
sulfuro). El acero en general tiene un contenido de carbón inferior a que se
encuentra en el hierro, y un menor número de impurezas que las encontradas
en otros metales.
En general, las propiedades físicas como la densidad, conductividad eléctrica y
térmica no varían mayormente de una aleación a otra.
Sin embargo, las propiedades mecánicas como la resistencia, la ductilidad y la
dureza dependen enormemente del tipo de aleación y composición del acero.

Aceros dulce

Cuando el porcentaje de carbono es del 0,25% máximo. Estos aceros tienen una
resistencia última de rotura en el rango de 48-55 kg/mm2 y una dureza Brinell en
el entorno de 135-160 HB. Son aceros que presentan una buena soldabilidad
aplicando la técnica adecuada.
Aplicaciones: Piezas de resistencia media de buena tenacidad, deformación en
frío, embutición, plegado, herrajes, etc.

Aceros semidulce

El porcentaje de carbono está en el entorno del 0,35%. Tiene una resistencia


última a la rotura de 55-62 kg/mm2 y una dureza Brinell de 150-170 HB. Estos
aceros bajo un tratamiento térmico por templado pueden alcanzar una resistencia
mecánica de hasta 80 kg/mm2 y una dureza de 215-245 HB.
Aplicaciones: Ejes, elementos de maquinaria, piezas resistentes y tenaces,
pernos, tornillos, herrajes.

Aceros semiduro

Si el porcentaje de carbono es del 0,45%. Tienen una resistencia a la rotura de 62-


70 kg/mm2 y una dureza de 280 HB. Después de someterlos a un tratamiento de
templado su resistencia mecánica puede aumentar hasta alcanzar los 90 kg/mm2.
Aplicaciones: Ejes y elementos de máquinas, piezas bastante resistentes, cilindros
de motores de explosión, transmisiones, etc.

Aceros duro

El porcentaje de carbono es del 0,55%. Tienen una resistencia mecánica de 70-75


kg/mm2, y una dureza Brinell de 200-220 HB. Bajo un tratamiento de templado
estos aceros pueden alcanzar un valor de resistencia de 100 kg/mm2 y una
dureza de 275-300 HB.
Aplicaciones: Ejes, transmisiones, tensores y piezas regularmente cargadas y de
espesores no muy elevados.
Diagrama tensión-deformación

El diagrama tensión-deformación resulta de la representación gráfica del ensayo


de tracción, normalizado en UNE-EN 10002-1, y que consiste en someter a una
probeta de acero normalizada a un esfuerzo creciente de tracción según su eje
hasta la rotura de la misma. El ensayo de tracción permite el cálculo de diversas
propiedades mecánicas del acero.

La probeta de acero empleada en el ensayo consiste en una pieza cilíndrica cuyas


dimensiones guardan la siguiente relación de proporcionalidad:
L0= 5,65 · √S0

Para llevar a cabo el ensayo de tracción, las anteriores variables pueden tomar los
siguientes valores:
D0 = 20 mm, L0 = 100 mm, ó bien, D0 = 10 mm, L0 = 50 mm.

Límite elástico y Resistencia a la tracción

La determinación de las propiedades mecánicas en el acero, como el límite


elástico (fy), la resistencia a tracción (fu), así como de otras características
mecánicas del acero como el Módulo de Elasticidad (E), o el alargamiento máximo
que se produce en la rotura, se efectuará mediante el anteriormente definido
ensayo de tracción normalizado en la UNE-EN 10002-1.
El valor de la tensión última o resistencia a la tracción se calcula a partir de este
ensayo, y se define como el cociente entre la carga máxima que ha provocado el
fallo a rotura del material por tracción y la superficie de la sección transversal
inicial de la probeta, mientras que el límite elástico marca el umbral que, una vez
se ha superado, el material trabaja bajo un comportamiento plástico y
deformaciones remanente.

Módulo de elasticidad longitudinal o Módulo de Young

Para comprender el concepto de Módulo de Elasticidad longitudinal del material,


se debe partir del ensayo de tracción ya descrito. De esta manera se vio que si
sobre una probeta cilíndrica de acero de sección transversal A y longitud inicial L0
se le someta a una tracción F que actúa a lo largo de su eje, ésta sufrirá, por
efecto de la solicitación, un alargamiento de magnitud ΔL.
El Módulo de Elasticidad o Módulo de Young, para el cálculo y diseño de
estructuras de acero en el rango elástico, toma convencionalmente el siguiente
valor:
E= 210,000 N/mm2

El módulo de elasticidad transversal, módulo de cortante o módulo de cizalla G,


para la mayoría de los materiales, y en concreto para los materiales isótropos,
guarda una relación fija con el módulo de elasticidad longitudinal y el coeficiente
de Poisson, según la siguiente expresión:

Para el acero, toma el siguiente valor: ν = 0,3

Como en el caso anterior, las expresiones arriba indicadas del coeficiente de


Poisson, ν, son valores constantes siempre dentro del rango de comportamiento
elástico del acero.
En la siguiente tabla se indica los valores para el Módulo de elasticidad
transversal, G, para distintos materiales:
Los concretos normales son concretos con Masa Unitaria menor a 2200kg/cm2 y
resistencia igual o menor a 250kg/cm2, elaborados con agregados de peso ligero
con diferentes aplicaciones.

En la mezcla el volumen de cemento es bajo y altos los contenidos de agregado


fino a fin de dar trabajabilidad. El concreto simple es resistente a la compresión
pero débil a la tensión, lo que limita su aplicabilidad como material estructural. La
falta de resistencia a tensión del concreto simple puede solucionarse por medio de
un refuerzo de varillas de acero convenientemente distribuidas en las zonas donde
se prevee que se desarrollaran tensiones.

Resistencia a la compresión

Es el esfuerzo máximo al que está sometido un material por la aplicación de una


carga de aplastamiento que va de 150-500 kg/cm2 a valores de 2000 kg/cm2
(especiales). El comportamiento de una estructura bajo carga, depende
principalmente de la relación esfuerzo - deformación del material del cual está
hecho, obtenida a partir del tipo de esfuerzo a que estará sujeto el material en la
estructura. Puesto que el concreto es usado comúnmente en compresión, es
importante conocer la curva de esfuerzo – deformación.
Las curvas esfuerzo – deformación, usualmente, se obtienen mediante ensayos de
laboratoio realizados mediante normas estandarizadas y utilizando probetas
también estandarizadas. Se fijan la velocidad de carga.

Resistencia a la tensión

El concreto se caracteriza por tener una excelente resistencia a la compresión, sin


embargo su capacidad a la tensión es tan baja que se le desprecia para propósitos
estructurales. La poca capacidad del concreto a la tensión le ayuda a disminuir los
agrietamientos que se pueden producir por la influencia de tensiones inducidas por
restricciones estructurales, cambios volumétricos u otros fenómenos,
generalmente el valor de la capacidad a la tensión se encuentra alrededor del 9%
de la capacidad a compresión en concretos de peso y resistencia normal.

El concreto no es un material eminentemente elástico, esto se puede observar


fácilmente si se somete a un espécimen a esfuerzos de compresión crecientes
hasta llevarlo a la falla, si para cada nivel de esfuerzo se registra la deformación
unitaria del material, se podría dibujar la curva que relaciona estos parámetros, la
muestra la curva esfuerzo-deformación

Madera

Las características de la madera varían según su contenido de humedad, la


duración de la carga y la calidad de la madera (dureza, densidad, defectos…).
Las características mecánicas de la madera pueden ser analizadas a través de las
fibras paralelas y las fibras perpendiculares. En las fichas técnicas analizaremos
las fibras en el sentido paralelo, pues la resistencia es mayor que en sentido
perpendicular.

Resistencia a la tracción

Es la fuerza que hace la madera contra las tensiones de compresión y tracción de


las fibras en paralelo.

La madera puede estar en distintas posiciones a la hora de enfrentarse a las


fuerzas de flexión: entre dos apoyos, sobre dos apoyos o adherida a una pieza.
Esta propiedad es muy importante cuando las piezas son largas y finas (estantes,
bancos, suelos…). La resistencia de la madera a la flexión suele ser muy grande.

Resistencia a la compresión
Fuerza que realiza la madera contra tensiones que tienden a aplastarla. El efecto
de aplastamiento es mayor con las fibras de sentido perpendicular, que en sentido
contrario.
Módulo de elasticidad

Propiedad de la madera para curvarse longitudinalmente sin romperse. En la


madera existen dos módulos de elasticidad, en las fibras en sentido paralelo: el
módulo de elasticidad a la tracción, y el módulo de elasticidad a la compresión; de
hecho, como hemos podido ver anteriormente, la resistencia ante dichas fuerzas
adquiere valores diferentes.
En la práctica, en las fibras en sentido paralelo se utiliza un único valor del módulo
de elasticidad.
Para calcularlo, se tienen en cuenta los anteriores valores de tracción y
compresión. Su valor, según la calidad de la madera, suele ser de entre 70.000 y
120.000 kg/cm2.