Está en la página 1de 6

Capítulo I: Introducción

En la cadena del ciclo de vida de un producto, es fundamental considerar qué se hará con éste
una vez que haya cumplido la función primaria para la que fue concebido, es decir, dar
opciones para que al final del mismo se reintegre a otra cadena de valor o a los ciclos
naturales. Para el caso de las llantas en México, lo más común ha sido desecharlas,
inadecuadamente, en cementerios de llantas, tiraderos clandestinos o basureros.

Actualmente, el uso y fabricación de llantas para automóviles es una industria a nivel mundial
y un producto que más del 60 por ciento del transporte que los humanos usamos necesita; un
hecho que convierte este producto en algo muy difícil de sustituir o dejar de usar a pesar de
las afectaciones que está provocando.

Un neumático necesita grandes cantidades de energía para ser fabricado (medio barril de
petróleo crudo para fabricar un neumático de camión) y también provoca una contaminación
ambiental. Un gran porcentaje se deposita en vertederos controlados sin tratar, otro
porcentaje se deposita después de ser triturado, y, el resto no está controlado.

A menudo, para acabar con estos residuos se queman, en ocasiones en hornos industriales,
pero es evidente que trasladar la contaminación a la atmósfera en forma de grandes
cantidades de sustancias tóxicas es crear otro problema.

La solución tampoco es almacenarlos. Su almacenamiento acaba siendo también sinónimo


de polución por su degradación química pues, si bien no son biodegradables, sí
experimentan una peligrosa descomposición parcial que contamina lo suyo.

Existen métodos para conseguir un reciclado coherente de estos productos, pero faltan
políticas que favorezcan la recogida y la implantación de industrias dedicadas a la tarea de
recuperar o eliminar, de forma limpia, los componentes peligrosos de las gomas de los
vehículos y maquinarias.

Dentro de las enfermedades que esta contaminación puede causar están la faringitis, la
laringitis, la bronquitis y la neumonía. Las personas más susceptibles son los niños menores
de 5 años, los ancianos, los enfermos cardiacos y los enfermos respiratorios crónicos.
Párrafo introductorio

Actualmente se tiran 40 millones de llantas al año en nuestro país, de éstas, solo un 12% se
recicla o reutiliza; así, hay un inventario de aproximadamente 300 millones de llantas
desechadas que resultan contraproducentes, pues representan un foco de propagación de
plagas como roedores o mosquitos y pueden ser muy peligrosas en caso de incendio al ser
difíciles de apagar, su quema incontrolada genera sustancias cancerígenas; además, son un
recurso utilizable desperdiciado. A nivel mundial se ha ido tomando conciencia sobre la
importancia de recolectar y clasificar los desechos para su posterior reciclaje, algunos países
ya han empezado a tomar iniciativa al respecto e incluso las han hecho obligatorias a través
de leyes.

Pregunta de investigación

Preocupados en la conservación del medio ambiente, debido a que hoy en día se ven la
cantidad de problemas de los cambios climáticos, del calentamiento global o del efecto
invernadero así como enfermedades crónicas respiratorias. Planteamos la siguiente pregunta:
¿Cómo reducir la contaminación que generan los neumáticos?

Objetivo general

Elaborar un proyecto de reciclaje de llantas de automóviles, investigando sobre los daños y


perjuicios que estas provocan al medio ambiente, y a su vez hacer un adecuado uso de las
llantas dándoles una segunda vida.

Objetivos específicos

 Incrementar la cultura cívica ciudadana para que las llantas no terminen en los
basureros, ríos y arroyos.
 Mantener el estándar más alto en el cumplimiento de la normatividad para hacer
más innovador y amigable con el ambiente el proceso de fabricación de una llanta.
 Invertir e incrementar los modelos de reciclado o co-procesamiento de neumáticos
en beneficio de nuestra sociedad.
 Reducir la quema de llantas, promoviendo la cultura del reciclaje.

Definición conceptual de variables de estudio

El principal componente del neumático es el caucho: casi la mitad de su peso. La fabricación


de neumáticos concentra un gran porcentaje de la industria del caucho constituyendo el 60
% de la producción anual del mismo. El caucho natural se extrae a partir del árbol Hevea
Brasiliensis que es un látex con partículas de caucho en suspensión. Después de un proceso
de secado y de ahumado se utilizan diferentes productos.

Además de caucho, los neumáticos están compuestos por:

- Rellenos reforzantes: el negro de humo, formado de partículas muy pequeñas de carbono,


que aumenta la tenacidad y la resistencia a la tracción, a la torsión y al desgaste.

- Fibras reforzantes: textiles y de acero, usualmente en forma de hilos, que aportan resistencia
a los neumáticos: algodón, nylon y poliéster. La cantidad de acero y fibras sintéticas
reforzantes en los neumáticos varía según el fabricante.

- Plastificantes: se adicionan para facilitar la preparación y elaboración de las mezclas,


utilizándose para el control de la viscosidad. Reducen la fricción interna durante el procesado
y mejoran la flexibilidad a bajas temperaturas del producto: aceites minerales (aromáticos,
nafténicos y parafínicos) y de tipo éster.

- Agentes vulcanizantes: el azufre se usa para entrecruzar las cadenas de polímero en el


caucho:

- Acelerantes: compuestos organo - sulfurados, benzotiazol y derivados, óxido de zinc y ácido


esteárico.

- Retardantes: N-nitroso difenil amina.

- Otros componentes (antioxidantes o antiozonizantes, adhesivos)


En cuanto a su composición química, puede variar según el uso a que están destinados:

Elemento Porcentaje
Carbono 70-83
Hidrógeno 5-7.5
Azufre 1.2-1.9
Color 0.1-0.8
Nitrógeno 1.5
Oxigeno 5
Zinc 1.2-2.7
Hierro 5-18
Otros 5

Algunas de las cuestiones importantes sobre la composición de los neumáticos son las
siguientes:

-Los neumáticos contienen cloro en un 1% de su peso.

-Los policlorobifenilos (PCB), peligrosos productos clorados cuya fabricación está


prohibida, están presentes en los neumáticos viejos, mezclados con algunos de sus
componentes (aceites y plastificantes).

-Los componentes de los neumáticos contienen varios metales pesados en diferentes


cantidades.

En la Figura 1 se puede observar la constitución esquemática de un neumático. Se evidencia


la heterogeneidad de la materia prima constitutiva del polvo o molienda de caucho, a pesar
de que antes de las primeras moliendas se retiren parte de los componentes:
Figura 1

Justificación:

Actualmente los neumáticos son un auténtico atentado contra el entorno, debido a su


componente principal (caucho), su masiva fabricación y lenta degradación, los convierte en
un problema medio ambiental de primer orden en todo el mundo, pues no siempre se
reutilizan. Debido a la contaminación generada por la quema, abandono o mal
procesamiento de neumáticos, resulta de vital importancia el correcto aprovechamiento de
estos.

Con este proyecto se pretende reducir la contaminación provocada por el mal uso de los
neumáticos usados, proporcionando opciones para reutilizarlos de manera eficiente y
sustentable; además se pretende concientizar a la población sobre la importancia del
reciclaje de llantas.

También podría gustarte