Está en la página 1de 4

¿Qué son las emociones?

El texto no habla acerca de las emociones, que muy comúnmente se le pregunta a


alguien que son las emociones y no saben responder con exactitud lo que son, pero
en realidad presentamos emociones en todo momento de nuestra vida, tal ves no
sepamos definir las emociones porque en muchas de las ocasiones las reprimimos
ya que por ejemplo en el caso de cuando lloramos pensamos que es una actitud de
débiles. Pero no cabe duda de que sin todas estas emociones nosotros no
estaríamos vivos, puesto que cada una de las emociones nos proporciona un
aprendizaje, y en ocasiones nos ayudan, pero nosotros no lo vemos de esta manera,
pues con el paso del tiempo nos han enseñado que el sentirte triste, ansioso etc no
está bien, y preferimos no expresar la emoción o pensar que esta mal.

Todas las emociones son indispensables para nuestra vida sean agradables o
desagradables pues nos ayudan a conocer nuestro interior y así también las cosas
que pasan a nuestro alrededor, en ocasiones no sabemos como controlar nuestras
emociones de manera que se nos salen de control ante determinada situación.

Existen las emociones primarias las cuales nos motivan a actuar ante una situación,
entre este tipo de emociones se encuentran; la ira, miedo, ansiedad y la tristeza,
todas estas nos dejan una enseñanza en diversos contextos que suelen suceder en
la vida cotidiana.

Como por ejemplo en el caso de la irá nos ayuda a querer expresar alguna
inconformidad que estemos pasando, nos ayuda a defendernos ante algo, tal vez la
podamos expresar dando una opinión al respecto, pero esto nos ayuda a sacar por
lo menos la emoción de nuestro cuerpo para no expresarla como con un golpe etc.

Existen tres componentes de las emociones, mediante los cuales podemos


clasificarlas si son del sistema cognitivo, fisiológico y conductual.

En el primer sistema se hace referencia acerca de lo que pensamos ante


determinada emoción, cuando la emoción es muy intensa por lo general se
distorsiona y por lo general no es racional.
El segundo sistema se refiere a las cosas que sentimos en nuestro cuerpo ante
determinada emoción o situación de manera intensa, una de las sensaciones que
se pueden percibir en este sistema, es la sudoración, frecuencia del ritmo cardiaco,
nauseas etc.

Por último, en el tercer sistema se hace referencia ha las formas de actuar que
tenemos cuando la emoción es intensa, ese impulso a realizar una acción. Ya
teniendo claro la clasificación de los tres sistemas, es más fácil percibir así una
emoción y saber en que sistema se encuentra, además de que nos ayuda regular
las emociones que tenemos.

Las respuestas que son impulsadas por una emoción nos ayudan a sobrevivir a la
situación en ese momento, puede ser que a corto plazo nos ayuden a escapar o
salir de la situación, pero si están siguen apareciendo después del acontecimiento
que ya paso nos perjudica puesto que de cierta manera estamos evitando que
suceda otra vez lo mismo, lo cual nos hace cerrarnos en un ciclo que no nos haga
salir de esté ante situaciones similares las cuales queramos evitar.

Todas las emociones que percibimos en algún momento del día tienen una causa,
algún evento que hizo que se desencadenara cierta situación, las emociones
aparecen después de que pasa un acontecimiento ya sea agradable o
desagradable, por lo que esto nos conducirá a tener uno de los tres sistemas
fisiológico, cognitivo, y conductual, y estos producirán respuestas para poder
sobrevivir.

Las consecuencias pueden ser a corto y a largo plazo, por ejemplo, en las de corto
plazo, implican la reducción de la emoción, por lo general se refuerzan y se vuelven
a presentar ante situaciones similares, en el caso de las de largo plazo son aún más
perjudícales para nosotros pues estas nos hacen no realizar la acción.

Nosotros los seres humanos aprendemos de cada situación lo cual nos deja una
experiencia, lo que hace que en otras situaciones tengamos conocimiento de lo que
pueda pasar y tener recursos para poder sobrellevar la situación y controlar a corto
plazo la emoción.
El proceso de regulación de las emociones supone que la persona sea capaz de
tener el dominio ante una emoción intensa, de manera que la regule, y que sea el
que ponga un limite y que la emoción no sea la que se apodere de la persona.

Dos autores mencionan que hay tres vías por las cuales puede haber problemas
para regular nuestras emociones: la primera vía supone que en ocasiones
emociones que no nos hacen sentir cómodos con nosotros mismos, pero aun así
que nos sintamos de tal manera no hacemos nada por cambiar la situación. La
segunda vía supone que no se ha tenido éxito con las estrategias que hemos
utilizado para regular nuestras emociones, lo cual hace que no tengamos ese
dominio para regularlas. La tercera vía supone que la estrategia nos puede ayudar
reducir la emoción en primera instancia, pero en sí son dañinas a nuestra salud.

Existe un modelo de regulación emocional, que supone que antes de tener una
influencia sobre nuestras emociones, tenemos que pasar por ciertos estadios, hasta
legar al equilibrio de nuestras emociones.

Por lo general las personas que constantemente presentan estados de tristeza


extrema o en repetidas ocasiones presentan una dificultad para regular esta
emoción, en comparación con las personas que presentan con menor frecuencia
esta emoción no logran percibir aspectos positivos que tal ves otra persona si
pudiera identificar aun así que este presentando la emoción. La tristeza como ya se
mencionaba anteriormente es una de las emociones primarias, y esta nos ayuda al
igual que las otras a estar vivo, y también a generar experiencias a través de ella,
es probable que esta emoción nos traiga sentimientos desagradables pero a la vez
también nos trae cosas buenas puesto que hace que la gente sea empática con
nosotros, pero esta emoción también puede llegar a perjudicarnos cuando la
emoción no es regulada y nos dejamos llevar por ella.

La depresión es un estado de inmensa tristeza que perdura mucho tiempo, con


frecuencia. En ocasiones se suele confundir a la tristeza con la depresión, cuando
la primera es una emoción completamente normal como cualquier otra que se
presenta en ocasiones, mientras que la depresión es un estado del cual la persona
es incapaz de regular la emoción. Las teorías conductistas suponen que ante la
pérdida de refuerzos positivos para la persona se genera una baja en el estado del
ánimo, lo cual hace que la persona persista en este estado.

Aaron Beck quien postulo la teoría de la depresión mencionaba que la depresión


era una serie de distorsiones de pensamiento, lo que hace que se siga fomentando
el estado de animo triste.

Por último, la teoría atribucional, explica el proceso de adquisición y mantenimiento


de la depresión. Esta teoría sostiene que la conducta de las personas esta en
función de la persona y el ambiente, la atribución es la relación que le da la persona
ante un acontecimiento, por lo general no hacemos atribuciones ante
acontecimientos que ya están precedidos.

Los síntomas que puedes presentar si estas en un episodio de depresión podrían


ser los siguientes : Perdida de peso, y las más importante tristeza la mayor parte
del tiempo, dificultad para dormir, fatiga o poca energía, sentimiento de fracaso,
perdida del deseo sexual entre otra más, es normal que sientas en ocasiones una
de estas conductas, pero si ya presentas más de 5 hay que ir con un especialista
para que nos ayude a saber que es lo que esta pasando.