Está en la página 1de 2

Existe la idea de que con la pena de muerte los crímenes disminuyen, y que las personas

pensaran dos veces antes de poner su vida en peligro. Sin embargo, las evidencias nos
demuestran lo contrario. Por ejemplo, según un estudio en Japón presentado con
información oficial de la policía concluyeron que la pena de muerte no evita que se
produzcan delitos graves (Muramatsu, Johnson, Yano, 2017). Lo mismo ocurre en
Estados Unidos. Por eso, considero que matar a una persona no es la solución para
frenar los crímenes, ni mucho menos. En cambio, sería mejor trabajar como sociedad
para mejorar la situación de las personas y reducir la necesidad de salir a cometer
delitos.

También se han publicado casos de personas condenadas erróneamente, que fueron


ejecutadas o que estaban esperando su castigo, que fueron reveladas como inocentes. En
los casos en que ya se había llevado a cabo la pena de muerte, ya era demasiado tarde
para esas personas inocentes Y, en los casos en que la inocencia fue descubierta a
tiempo, solo podemos estar agradecidos de que no fue demasiado tarde. Un ejemplo
muy controversial de los muchos que existen en Estados Unidos, es el de George
Stinney Jr, un joven de 14 años que fue condenado a morir en la silla eléctrica. Es
conocido como la persona ejecutada más joven en Estados Unidos. Luego de 70 años
fue declarado inocente de haber matado a dos niñas en Carolina del Norte mientras
buscaban flores en el campo. En mi opinión hay bastantes casos de personas acusadas
erróneamente y condenadas, y para cada caso que se revela, debemos tener en cuenta
que es propable que nunca o nunca lo sabremos. Considero que tener una persona
inocente condenada a muerte equivocadamente es un delito en si mismo.
.

Definitivamente hay casos de personas acusadas erróneamente y condenadas, y para


cada caso que se revela, debemos tener en cuenta que es probable que nunca o nunca lo
sabremos. Tener incluso a una persona inocente condenada a muerte equivocadamente
es un delito en sí mismo.

(Muramatsu, Johnson, Y
que el malhechor lo pensará dos veces antes de poner su vida en peligro. Sin embargo,
la evidencia nos demuestra lo contrario. En Japón, por ejemplo, un estudio presentado
este año con información oficial de la policía japonesa concluye que la pena de
muerte no evita que se produzcan delitos graves (Muramatsu, Johnson, Yano, 2017).
Lo mismo ocurre en Estados Unidos, el Death Penalty Information Center ha analizado
data sobre la pena de muerte desde 1987 hasta el 2015 y ha concluido que no existe
evidencia alguna para sostener ese lugar común.

There have also been publicized cases of wrongly convicted individuals, who were
either put to death or were awaiting their punishment, that were revealed to be innocent.
In the cases where the death penalty had already been carried out, it was too late for
those innocent people. And, in the cases where innocence was discovered in time, we
can only be thankful that it was not too late. There are definitely cases of people being
wrongly accused and convicted, and for each case that is brought to light, we must keep
in mind that there are likely to be that we will never - and never will - hear about.
Having even one innocent person put to death wrongly is a crime unto itself.

Joven de 14 años de edad que fue condenado a morir en la


silla eléctrica. Es conocido como la persona ejecutada más
joven en Estados Unidos. Luego de 70 años fue declarado
inocente.
Acusación: Haber matado a dos niñas de 7 y 11 años en
Carolina del Norte mientras buscaban flores en el campo.

https://elcomercio.pe/mundo/actualidad/pena-muerte-casos-muerte-inocentes-fotos-
noticia-470249

También podría gustarte