Está en la página 1de 10

See discussions, stats, and author profiles for this publication at: https://www.researchgate.

net/publication/315829442

EL IMPACTO DEL FENÓMENO DE EL NIÑO EN ZONAS URBANAS

Article · January 2011

CITATIONS READS

0 124

1 author:

Arturo Rocha - Felices


Universidad Nacional de Ingeniería (Peru)
25 PUBLICATIONS   16 CITATIONS   

SEE PROFILE

Some of the authors of this publication are also working on these related projects:

Los Meganiños de la costa norperuana en los últimos cinco siglos View project

Los Meeganiños de la costa norperuana en los últimos cinco isglos View project

All content following this page was uploaded by Arturo Rocha - Felices on 09 April 2017.

The user has requested enhancement of the downloaded file.


EL IMPACTO DEL FENÓMENO DE EL NIÑO
EN ZONAS URBANAS Arturo Rocha Felices
Consultor de Proyectos Hidráulicos

Primera Parte:
EL FENÓMENO EL NIÑO
Este artículo es una adaptación y resumen de algunos capítulos de un trabajo integral que prepara el autor sobre el Impacto del Fenómeno de El Niño en
diversos aspectos de la vida nacional.

Presentación del tema sobre el tema tiene que estar encaminada al construcción, las áreas de esparcimiento, el
esclarecimiento de las causas que motivan la tipo de agricultura y, en general, todo aquello
El impacto fuertemente negativo de los gran- gran intensidad de dicho impacto. vinculado a la vida y a las actividades econó-
des Niños sobre la vida, la salud, el bienestar micas.
y la economía de una porción importante de Las causas son básicamente cuatro:
la población nacional es innegable. El cono- La aparición del Fenómeno de El Niño significa
cimiento científico de las circunstancias vincu- a) La magnitud de la alteración climática pro- una violenta e inusual manifestación climática
ladas a esta enorme complejidad meteoroló- ducida, y, por lo tanto, todo el desarrollo biológico y
gica-oceanográfica, que se desarrolla en una b) La gran separación entre algunos Megani- económico de la zona afectada sufre un enor-
parte significativa del planeta, es muy impor- ños, me impacto. Eso es lo que ocurre, por ejem-
tante y, afortunadamente, se sigue trabajando c) La pobreza que existe de manera crónica plo, en la costa norte del Perú. En ella el FEN se
en el análisis y desarrollo de métodos para el en gran parte de la población afectada, y caracteriza, desde el punto de vista hidrome-
pronóstico de su ocurrencia a corto plazo. d) La falta de planificación en la ocupación teorológico, principalmente por un aumento
territorial y en el desarrollo de las infraes- generalizado de la temperatura ambiental y
Sin embargo, el pronóstico es sólo un aspecto tructuras. por la ocurrencia de fuertes e inusitadas llu-
del problema. Al ingeniero proyectista le in- vias de gran duración e intensidad, que traen
teresa conocer la probabilidad de ocurrencia como consecuencia un notable incremento
de eventos de determinada magnitud para El FEN como manifestación climática de las descargas de los ríos y quebradas.
su consideración en la planificación, diseño, en un clima árido
construcción, operación y mantenimiento de El clima de la costa es reconocido como cálido
las infraestructuras. Esto es particularmente Para comprender la naturaleza del Fenómeno y seco, porque la mayor parte del tiempo lo es;
importante para las ciudades ubicadas junto de El Niño y sus efectos e impacto en un lu- sin embargo, está fuertemente determinado
a los ríos. gar determinado es indispensable analizar las por la temperatura del mar. Para los efectos
circunstancias relativas al clima de ese lugar. del presente trabajo interesa demostrar que
Nuestro conocimiento del Fenómeno de El En general son varias las condiciones atmos- desde muy antiguo ha habido entre la pobla-
Niño (FEN) ha aumentado significativamente féricas determinantes del clima, entre las que ción la convicción de la sequedad de la costa,
en los últimos años. El FEN se manifiesta como están: la presión barométrica, la humedad re- pero no como clima dominante, sino como si
una fuerte modificación del clima dominante lativa, los vientos, la nubosidad, la temperatura éste fuese el clima permanente e inalterable.
en un lugar determinado. Es como si de pron- del aire y las precipitaciones. En consecuen- Este hecho ha tenido enormes repercusiones
to la región afectada y sus habitantes se hubie- cia, y pensando por ejemplo en las lluvias, hay en nuestra concepción de la ocupación terri-
sen trasladado a otro lugar de la Tierra. en un extremo regiones áridas y semiáridas y, torial y en el desarrollo físico de los últimos
en el otro, lugares en los que el clima es hú- siglos.
En los últimos cinco siglos el Fenómeno de medo y aun hiperhúmedo. El clima es, pues,
El Niño se ha presentado en el Perú muchas el conjunto de condiciones atmosféricas que Es en este contexto climático de gran aridez
veces, once de ellas con una magnitud impor- caracterizan un espacio determinado. El clima que se producen eventualmente copiosas
tante e ingentes daños materiales y económi- se suele definir también como la temperatura lluvias cuyo volumen acumulado llega en los
cos y, lo que es más lamentable, con pérdida particular y demás condiciones atmosféricas y Meganiños a valores inusitadamente altos.
de vidas humanas, y ha constituido lo que para telúricas de cada región. Algunos ejemplos resultan muy ilustrativos.
los fines de la presente exposición se denomi- Durante 1983 en Tumbes, en la Estación El
na Meganiños. Su intervalo medio, según Usualmente el clima varía dentro de ciertos Tigre, llovió 3000 mm; sin embargo, el pro-
nuestro análisis, resulta ser de 38 años para la rangos o límites. No es, pues, una constante; medio anual de los 19 años precedentes era
costa norperuana. es una tendencia. En una región determinada de 256 mm; es decir que llovió una cantidad
hay un clima persistente (dominante), que es equivalente a 12 veces el promedio histórico.
Los lamentables acontecimientos climáticos el que está presente la mayor parte del tiempo Hasta antes de las citadas lluvias de 1983 la
de los últimos años han mostrado la gran vul- y que da a esa región sus características típicas precipitación anual máxima en la citada Es-
nerabilidad de ciudades y centros poblados, para el desarrollo de la vida y de las activida- tación era de 562 mm (1972) y la mínima era
así como de muchas estructuras que, lamen- des económicas conexas. El clima dominante cero (1968). En la zona de Piura y Catacaos
tablemente, han fallado. La experiencia vivida determina muchos aspectos cotidianos, como la lluvia media anual era de 47 mm en los 20
ha mostrado que los daños causados por los por ejemplo, nuestro modo de vestir, las ca- años anteriores a 1983. Esa era la precipita-
Meganiños han sido generalmente muy gran- racterísticas de nuestras ciudades, nuestras ción normal, pero al presentarse el Meganiño
des. Una parte importante de nuestra reflexión viviendas, la arquitectura, los materiales de de 1982-83 la lluvia anual fue de 1761 mm,

Revista Ingeniería Civil 29


vale decir casi 38 veces el promedio histórico. para la que intensidad (daños) del Meganiño permiten avanzar mucho en el esclarecimiento
En estos fuertes contrastes reside la caracte- de 1720 fue de tal duración que hasta ahora de las causas de lo ocurrido.
rística pluvial del FEN. se viven sus efectos.

Otra de las características de las lluvias co- La intensidad de los daños que se experimen- Daños causados por el FEN
rrespondientes al FEN es su gran duración, ta ante el Fenómeno de El Niño depende de
que puede ser de semanas o meses. Una de la vulnerabilidad de la zona afectada. Un fe- Es muy útil describir y sistematizar los diferen-
las lluvias de más larga duración de las que se nómeno natural extraordinario, aunque sea tes daños que ocurren o pueden ocurrir du-
tiene registro y mediciones fue la que ocurrió de gran magnitud, no tiene por que producir rante los grandes Niños. Es difícil realizar una
en Piura y Tumbes entre diciembre de 1982 y necesariamente un desastre. En todo caso, los clasificación rigurosa de los daños, pero se ha
junio de 1983, la que tuvo un enorme impacto desastres producidos por muchos fenóme- intentado hacerlo, en forma preliminar, con-
económico y estructural. Otra de las caracte- nos naturales se deben al desconocimiento siderando los aspectos más importantes. Sin
rísticas de las lluvias durante el FEN correspon- que tenemos de la naturaleza, a la falta de embargo, debe señalarse que la relación ten-
de a las altísimas intensidades que se registran. planificación y de previsión en el diseño y en tativa adjunta que se ha preparado de los As-
Así por ejemplo, el 18 de enero de 1998, du- la construcción de las infraestructuras, a la pectos Involucrados en los Daños Asociados a
rante el Meganiño de ese año, en Sullana llovió irresponsabilidad o a la pobreza, pero nada de los Grandes Niños tiene el carácter más gene-
216 mm; este es un valor extraordinariamente esto implica que se trate necesariamente de ral posible. Se debe considerar que algunos
alto en cualquier parte; lo es más todavía en “desastres naturales.” daños que hace siglos podían ser enormes,
un lugar donde usualmente la precipitación como las epidemias, ahora no lo son tanto y,
de todo un año no alcanza ni remotamente Muchas veces se hace un uso ambiguo en cambio, otros que antes no existían, como
ese valor. En Chulucanas en enero de 1983 o inadecuado de la expresión “desastres podría ser la rotura de una gran presa, ahora sí
hubo un día en el que llovió 203 mm. En la naturales”. Se suele considerar, por ejemplo, son posibles.
Estación Miraflores (Piura) se ha registrado un que una ciudad construida en las orillas de un
máximo diario de 174 mm y en Morropón, de río, que no tenga defensas ni encauzamiento, La intensidad con la que se manifiesta el FEN
171 mm. que es invadida por las aguas provenientes del en cada lugar y en cada momento depende
desborde fluvial, ha sufrido un desastre natural no sólo de su magnitud, sino de diversos fac-
Por lo tanto, lo característico del FEN, en espe- que es consecuencia de un “castigo divino”, tores vinculados fundamentalmente al grado
cial de los Meganiños, es el contraste entre el de la “furia del río”, de la “fuerza de las aguas” de desarrollo físico alcanzado, tanto en lo que
clima habitual y la aparición circunstancial de o “del rigor de la Naturaleza”. Últimamente respecta a la cantidad y a la calidad de las infra-
un nuevo clima. se diría que la destrucción se debió al estructuras, como a la eficacia de las acciones
“Fenómeno de El Niño”. Estas explicaciones no de protección y prevención.
Durante el FEN las descargas de los ríos son
grandes y persistentes. Cauces, que han es- ASPECTOS INVOLUCRADOS EN LOS DAÑOS ASOCIADOS A LOS GRANDES NIÑOS
tado secos durante mucho tiempo, reciben
de pronto gran cantidad de agua. Todo esto
El hombre y su hábitat
produce enormes daños en las estructuras y Vidas humanas y salud de la población.
en las ciudades ubicadas junto a los ríos. La Ciudades, viviendas y edificios
experiencia vivida en los últimos años nos in- Instalaciones y servicios públicos urbanos
dica que se debe considerar un hidrograma de
diseño y no un valor puntual para las crecidas. Naturaleza
Curso de los ríos. Geodinámica, paisaje.
Vida animal. Flora y fauna silvestres y especies en extinción
Magnitud e Intensidad
Infraestructura mayor
Carreteras, puentes y ferrocarriles
Desde el punto de vista del ingeniero
Obras hidráulicas
proyectista las manifestaciones de la magnitud Puertos y aeropuertos
del Fenómeno están dadas fundamentalmente
por los incrementos de temperaturas (aire Agricultura y ganadería
y mar), precipitación, escorrentía y caudales Infraestructura menor de riego y drenaje
de sólidos arrastrados por las corrientes Tierras agrícolas y cultivos
fluviales. Así por ejemplo, en la cuenca del Producción pecuaria
río Piura durante el año hidrológico 1997- Viviendas y caminos rurales
98, la precipitación acumulada en los cuatro
Pesquería y fauna marina
meses de mayor lluvia alcanzó el valor
Fauna marina en general
de 21,600 millones de metros cúbicos. La Actividad pesquera y afines
descarga máxima fue de unos 3500 m3/s.
Estas son medidas de la magnitud del Instalaciones, industrias y servicios varios
Fenómeno. Para una apreciación más amplia Instalaciones diversas (Hidroelectricidad, agua potable, etc.)
del FEN es necesario considerar su extensión Ruinas arqueológicas
y su duración. Muchas veces la extensión del Estaciones de observación (hidrológicas, meteorológicas y de otro tipo)
Fenómeno es tal que compromete una parte
importante del planeta. Actividades económicas y comerciales
Turismo
Calidad de vida, migraciones internas
Algunas veces la duración ha sido de varios
Producto Bruto Interno
años. A modo de ejemplo bastaría con recor-
dar lo ocurrido con la inundación de Zaña, Arturo Rocha

30 Revista Ingeniería Civil


Los Meganiños de los últimos cinco tarse a la luz de la realidad hidráulica exis- Luego de la gran sequía que hubo en los pri-
siglos tente en cada momento y en cada río. meros años del siglo XIX hubo en esta centuria
tres Meganiños: 1828, 1877-1878 y 1891. En
Es importante mencionar, aunque sea muy Se tiene así que en los 478 años comprendidos 1828, después de 37 años del último Mega-
brevemente, datos del pasado que demues- entre 1532 y el 2010 se habrían presentado niño, hubo importantes lluvias entre Trujillo
tran que la ocurrencia esporádica de lluvias once Meganiños. De ellos, los cinco que ocu- y Piura que duraron catorce días y que con-
fuertes es una constante en la árida costa del rrieron en los últimos 120 años tienen, cierta- figuraron el primer Meganiño del siglo XIX.
norte del Perú. Uno de los aspectos funda- mente, información mucho más confiable y ex- José Gregorio Paredes, citado por Eguiguren,
mentales para la evaluación del impacto de tensa. Precisamente, este periodo de 120 años menciona que en Piura hubo “inmensas llu-
los Meganiños es el conocimiento de su pro- se ha empleado para contrastar la serie total. vias, tempestades de relámpagos y truenos,
babilidad de ocurrencia. Para ello necesitamos desconocidos allí como en lo demás de la
datos. Las mediciones son muy escasas y muy El primer Meganiño del que tenemos noticia Costa, desbordes de ríos e inundaciones. En
recientes. Los datos del pasado son importan- cierta y detallada es el de 1578. Se trata del pri- el despoblado Sechura, hacia el punto dicho
tes porque nos permiten establecer, aunque mer gran Niño post incaico. Este gran aconte- Cabo Verde, se formó en la ocasión un nuevo
sea rudimentariamente, series históricas lo cimiento hidrometeorológico del siglo XVI se y caudaloso río...”.
suficientemente largas como para inferir el pe- manifestó mediante fuertes lluvias en la costa
riodo de retorno del Fenómeno. Las fuentes norte que duraron aproximadamente dos me- En 1877 y en 1878 se tuvieron nuevamente
de que se dispone para el conocimiento de las ses. Se produjeron en Trujillo, Zaña, Chiclayo, grandes lluvias, 49 años después del anterior
lluvias del pasado en la costa norte del Perú Lambayeque, Piura y otros lugares de la costa Meganiño. En Chiclayo se produjeron fuertes
son diversas y variadas. norte. lluvias. En la ciudad de Lambayeque los daños
fueron muy grandes y la población fue auxilia-
La identificación y estudio de los Meganiños Durante el siglo XVII aparentemente no ocu- da “por medio de embarcaciones que prove-
del pasado forma parte de una amplia investi- rrió ningún Meganiño. Esto puede haber sido yeron toda clase de útiles y recursos...”. Todos
gación en curso, de la que se adelanta algunos así o, simplemente, que no se ha encontrado los pueblos y ciudades de la región quedaron
resultados, tal como puede verse en el cuadro información suficiente. Se tiene datos, muy aislados.
adjunto Relación de Meganiños (1532-2010). A incompletos, de grandes lluvias en Trujillo y
continuación se hace un rapidísimo recuento Zaña en 1624. Parecería que se trató de un Trece años después, en 1891, en la costa nor-
de los Meganiños de los últimos cinco siglos. Niño importante, pero no se ha encontrado te del Perú soportaron fuertes y catastróficas
hasta la fecha elementos de justificación sufi- lluvias; se trató del tercer Meganiño del siglo
El objetivo de la investigación es establecer cientes para considerarlo un Meganiño. XIX. El Meganiño de 1891 es el primero de
con un razonable grado de seguridad los Me- cuyo estudio tenemos noticia. Fue identifica-
ganiños ocurridos en los últimos cinco siglos, Durante el siglo XVIII el FEN se presentó varias
do claramente como una anomalía climática
a partir del registro histórico iniciado en 1532 veces, tres de ellas con características de Me-
cuyo origen se vinculó al mar, como consta en
con la llegada de los españoles. El recuento se ganiño: 1720, 1728 y 1791. Las intensas lluvias
las publicaciones de la época. Fue la primera
refiere exclusivamente a aquellos Fenómenos de 1720, se produjeron también en Trujillo,
vez que se estudió ampliamente lo sucedido,
de El Niño que por su magnitud pueden con- Piura y Paita y tuvieron una duración de varias
hasta donde lo permitían los conocimientos y
siderarse Meganiños, es decir, grandes Niños. semanas. El acontecimiento más impactante
mediciones existentes, y se planteó el origen
Para identificarlos se ha partido de los datos del Meganiño de 1720 fue la destrucción de
oceánico de la anomalía climática ocurrida.
existentes en diversas fuentes y se ha estable- la por aquel entonces próspera y opulenta
En la costa norte se produjeron cuantiosos
cido las alteraciones climáticas presentadas ciudad de Zaña, en el hoy departamento de
daños y se calcula que hubo 2000 muertos y
en la costa norte del Perú con las siguientes Lambayeque.
50 000 personas afectadas. En Piura y Tum-
características: bes se produjeron lluvias extraordinarias que
Sin embargo, los daños no quedaron en lo
descrito, ya que ocho años después se pre- duraron más de dos meses, las que causaron
a) Gran extensión de las lluvias; es decir, se ex-
sentó el Meganiño de 1728. Se trata de un in- daños tremendos, pues fueron precedidas por
cluye las lluvias locales y sólo se considera
tervalo entre Meganiños sumamente peque- varios años de sequía. Hubo desbordes de
aquéllas que cubrieron un área importante,
ño. Ocurrieron grandes lluvias en Paita, Piura, ríos y grandes daños a la agricultura. En Chi-
lo suficientemente grande como para infe-
Sechura, Zaña, el valle de Chicama y Trujillo. clayo y Trujillo se presentaron lluvias torren-
rir la presencia de lluvias generalizadas en
En Chocope y Trujillo llovió cuarenta días. En ciales que duraron más de dos meses y hubo
la región,
Zaña llovió doce días y “corrieron ríos de agua tempestades, truenos y relámpagos. Chimbo-
b) Gran duración de las lluvias; es decir, se ex- por las calles”. te quedó destruido en un 95%, Casma quedó
cluye aquellos años en los que las lluvias se en ruinas y Supe desapareció por el embate de
presentaron por pocos días y sólo se consi- Los Meganiños de 1720 y 1728 fueron muy las aguas. En Lima también ocurrieron cuan-
dera aquellos años en los que se sabe que próximos. Su impacto económico ha sido am- tiosos daños, “el río Rímac se desbordó el 20 de
las lluvias tuvieron duraciones medidas en pliamente estudiado y se ha establecido con marzo, anegando el puente Balta y avanzado
semanas, toda precisión la ruina agroeconómica que sin obstáculos hasta las estaciones del ferroca-
significó para el norte, especialmente para rril de Desamparados y la Palma destruyendo
c) Aumento de la temperatura ambiental; Lambayeque, la ocurrencia de dos grandes Ni- los terraplenes y obras anexas e impidiendo el
este es un dato casi imposible de obtener ños con un intervalo de sólo 8 años. libre tráfico de los convoyes”.
en forma directa en las fuentes históricas
muy antiguas, pero se puede inferir dicho En 1791, es decir, 63 años después, se presentó En 1925 y 1926, luego de 34 años, se presenta-
aumento a través de ciertos indicadores, ta- el tercer Meganiño del siglo XVIII. Llovió fuer- ron dos Meganiños seguidos (en realidad, sólo
les como los daños sufridos por las plantas, temente en toda la región. Dice Eguiguren el segundo responde a la definición interna-
epidemias y plagas, y que “Las ciudades de Piura y Payta y casi todas cional del FEN) que fueron de gran extensión
las poblaciones del departamento quedaron y duración. Fueron los primeros de los cuatro
d) Avenidas y desbordes de ríos; este es un semi arruinadas, habiendo el río arrastrado, el Meganiños del siglo XX. En aquella oportuni-
dato muy incierto y que tiene que interpre- 7 de abril, el puente de Piura...”. dad se midió un aumento de la temperatura

Revista Ingeniería Civil 31


del mar, la que puede correlacionarse con el Sin embargo, contra todo lo que hubiese estimó que se destruyeron 880 km de carre-
aumento de la precipitación. En 1925, año de podido pensarse, 15 años después, en el año teras y 58 puentes. El Colegio de Ingenieros
fuertes lluvias, la temperatura del mar frente al hidrológico 1997-98 apareció nuevamente del Perú frente a la gravedad de la situación
Callao aumentó unos 10 °C, que es un cambio el Fenómeno, con características similares presentada publicó un libro sobre el Fenóme-
de temperatura intolerable para los peces y se y con una gran secuela de destrucción, no del Niño 1997-1998, que contiene las ense-
produjo una gran mortandad como conse- muerte e impacto económico. Se trataba ñanzas dejadas por los hechos ocurridos.
cuencia de la cual “las playas quedaron cubier- del cuarto Meganiño del siglo XX, el que
tas de millones de peces muertos”. causó un gran impacto económico debido
a su larga duración. Estimaciones hechas Recurrencia del FEN
Los Fenómenos de 1925 y 1926 abarcaron por la Organización Meteorológica Mundial
toda la costa norte y parte de la costa central. (OMM) de Naciones Unidas concluyeron que De lo expuesto y del examen del cuadro ad-
Se caracterizaron por catastróficas lluvias, des- se trataba “del fenómeno meteorológico más junto Relación de Meganiños (1532-2010) se
bordes de ríos e inundaciones que causaron violento vivido hasta el momento”. concluye que contrariamente a lo que a veces
enormes estragos, especialmente en el depar- se dice, los Meganiños no son cíclicos ni perió-
tamento de Lambayeque. Schweigger señala En el Perú los daños fueron muy grandes. Se dicos; son estocásticos. Ocurren en cualquier
que “los arenales al sur de Pisco se convirtie-
ron en pampas verdes con hierbas y flores”,
RELACIÓN DE MEGANIÑOS (1532-2010)
tal como había ocurrido en 1891. La zona de
Pisco es excepcionalmente seca, de modo que AÑO Intervalo DAÑOS
para que se produzca dicha vegetación tiene
que haber habido lluvias asociadas a un im- 1578 Fuertes lluvias en Lambayeque durante 40 días. Copiosas lluvias en Ferre-
portante cambio del clima. ñafe, Túcume, Íllimo, Pacora, Jayanca, Cinto, Chiclayo, Chicama, Chocope,
142 Trujillo y Zaña. Desborde de ríos. Destrucción de canales. Gran daño a la
Durante el año hidrológico 1982-83 se hizo agricultura. Epidemias. Plaga de langostas. No hay mediciones, pero sí nu-
presente una vez más el Fenómeno de El Niño, merosas descripciones. Solo hay información del Perú.
57 años después del anterior, pero esta vez ya 1720 Copiosas lluvias en Trujillo, Piura y Paita. Desborde de ríos. Destrucción
con su nombre, pues los estudios científicos de Zaña. Enormes daños económicos a la agricultura, especialmente en
8 Lambayeque. No hay mediciones, pero sí numerosas descripciones. Solo
lo habían identificado como una complejidad
meteorológica oceanográfica que cubría una hay información del Perú.
parte importante de la Tierra. El tercer Mega- 1728 Lluvias en Piura (hubo relámpagos y truenos), Paita, Zaña (12 días), Choco-
niño del siglo XX produjo una severa modifica- pe, Trujillo (40 días, corrieron ríos de agua por las calles). Desborde de ríos.
63 Reubicación de Sechura. Ruina económica de la agricultura, especialmen-
ción generalizada del clima en todo el Pacífico
Sur, que abarcó principalmente desde Indone- te en Lambayeque.
sia hasta América del Sur y que ocasionó con- 1791 Fuertes lluvias en Piura, Paita, Lambayeque, Chiclayo y en otros lugares de
siderables daños en Perú, Ecuador y Bolivia. 37 la costa norte. Daños a la agricultura en Lambayeque. Fuertes lluvias entre
Chincha y Pativilca.
El año hidrológico 1982-83 fue, desde el punto 1828 Importantes lluvias entre Trujillo y Piura (14 días). Tempestades. Desbordes
de vista de las precipitaciones, muy húmedo 49 de ríos. Inundación de Lambayeque. Formación de un río en Sechura.
en la costa norte del Perú. Para describir y eva-
1877- Periodo húmedo de dos años seguidos Fuertes lluvias en la costa norte.
luar la intensidad de los daños y el impacto Grandes daños en el departamento de Lambayeque: fue la ruina total de
1878
del Meganiño de 1983 en el Perú es necesario 13 la agricultura. Impacto mundial. El Índice de Oscilación Sur se volvió nega-
pensar en dos hechos fundamentales. De un tivo durante 19 meses, casi continuos.
lado, el Intermeganiño fue muy grande. En los
1891 Torrenciales lluvias en toda la costa norte. En Piura, Trujillo y Chiclayo llovió
57 años transcurridos la memoria se debilitó y 2 meses. Chimbote, Casma y Supe quedaron en ruinas. 2000 muertos,
se perdió conciencia de que vivimos en una 34 50,000 damnificados. Desbordes del río Rímac. Fue el primero que empezó
zona en la que se producen esporádicamen- a estudiarse científicamente en el Perú.
te grandes lluvias. De otro lado, el desarrollo
1925 Fortísimas lluvias en todo el norte. En Tumbes llovió 1524 mm. En la cuenca
infraestructural alcanzado era mucho más baja del río Chancay-Lambayeque llovió 1000 mm. El río Rímac alcanzo los
grande que el que había seis décadas atrás. Se 600 m3/s. Desborde de ríos. Lluvias hasta Pisco. Aumento de la temperatu-
había construido puentes y carreteras, las ciu- 1
ra del mar (frente al Callao fue de 10 ºC) y del ambiente. Plagas epidemias
dades habían crecido, la ocupación del territo- y enfermedades. Grandes daños económicos. No tiene las características
rio era intensa y se había desarrollado los gran- que corresponden a la definición internacional del Fenómeno El Niño.
des proyectos de irrigación. Muchas de estas Fortísimas lluvias en todo el norte durante 3 meses. En Tumbes llovió
1926
obras, no todas, fueron concebidas como si no 57 1265 mm. Plagas epidemias y enfermedades. El Índice de Oscilación Sur
existiese la posibilidad de grandes y catastró- se volvió negativo.
ficas lluvias y el consiguiente aumento de las Fuertes y largas precipitaciones en toda la costa norte. Llovió durante 6
1983
descargas de los ríos. El FEN 1982-83 tuvo un meses en Piura y Tumbes. (2500 mm en Piura) Interrupción de carreteras.
fuerte impacto en la economía nacional. Por 15
Fuertes pérdidas en la pesquería. Gran impacto mundial. El Índice de Osci-
ese entonces se comparó la magnitud de las lación Sur se volvió negativo.
lluvias y de las descargas de los ríos con los Grandes lluvias en todo el norte. Fuertes descargas de los ríos. Cuantio-
1998
registros históricos existentes, y se concluyó, sas pérdidas. Cayeron 58 puentes. Plaga de langostas. Grandes pérdidas
erróneamente, que se trataba de un fenóme- ?
económicas. Gran impacto mundial. El Índice de Oscilación Sur se volvió
no absolutamente extraordinario, cuya proba- negativo.
bilidad de ocurrencia sería muy baja y que, en
Arturo Rocha ( abril 2011)
consecuencia, su periodo de retorno debía ser INTERVALO 38
muy grande.
PROMEDIO años

32 Revista Ingeniería Civil


momento, a veces con intervalos muy gran- En consecuencia, la actitud de la ingeniería mos que convivir. Nada podemos hacer para
des y, otras, muy pequeños. El carácter esto- frente al Fenómeno de El Niño debe ser la de impedir que ocurra, pero si mucho para ate-
cástico del FEN tiene que examinarse desde el considerarlo como un evento con el que tene- nuar sus efectos negativos.
punto de vista de la ingeniería y a la luz de la
Oceanografía, la Meteorología y la Hidrología.
Usualmente el FEN, que puede empezar en
Referencias estructuras hidráulicas. Primer Foro
cualquier momento, se desarrolla durante el
Regional de Ingeniería Civil del norte
año hidrológico que empieza en septiembre
1. BLAIKIE Piers et al. Vulnerabilidad. El peruano. Colegio de Ingenieros del
u octubre y termina al año siguiente. Por ello
entorno social, político y económico Perú. Trujillo, junio 2000.
los Niños, especialmente los grandes Niños,
de los desastres. La RED-ITDG. 9. ROCHA FELICES Arturo. El Meganiño
suelen designarse con un bienio, es decir, dos
Bogotá, Colombia. 1966. de 1578. Revista «Ingeniería Civil» del
años sucesivos. Usualmente, por simplicidad,
2. COLEGIO DE INGENIEROS DEL PERU. Colegio de Ingenieros del Perú-Consejo
se designa al Fenómeno sólo con el año co-
Informe del Fenómeno del Niño Departamental de Lima. Año 6, N° 28-
rrespondiente al segundo.
1997-1998. Consejo Nacional. Lima, 2002.
junio 1998. 10. ROCHA FELICES Arturo. La inundación
3. EGUIGUREN Víctor. Las lluvias en Piura. de Zaña de 1720. XIV Congreso
Reflexión final
Boletín de la Sociedad Geográfica de Nacional de Ingeniería Civil. Iquitos,
Lima, Boletines N° 7, 8 y 9, diciembre octubre 2003.
Frente a los fenómenos naturales que cons-
1894. 11. ROCHA FELICES Arturo. El impacto del
tituyen amenazas para las infraestructuras,
4. HUERTAS Lorenzo. Diluvios Andinos a Fenómeno de El Niño en las obras
y que pueden eventualmente constituir de-
través de las fuentes documentales. de ingeniería. Conferencia. Colegio
sastres, la ingeniería se interesa por conocer
Pontificia Universidad Católica del Perú. de Ingenieros del Perú. Consejo
fundamentalmente su magnitud y su probabi-
Fondo Editorial. Lima, 2001. Departamental Ancash-Chimbote,
lidad de ocurrencia. Magnitud y probabilidad
5. QUINN, William H., NEAL, Victor, agosto 2003.
de los eventos extremos son dos elementos
ANTUNEZ DE MAYOLO, Santiago E. 12. ROCHA FELICES Arturo. La costa
asociados en el diseño. El conocimiento an-
Niño Occurrences Over the Past peruana y su vulnerabilidad frente
ticipado de la oportunidad en la que ocurrirá
Four and a Half Centuries. Journal al Fenómeno de El Niño. Revista del
un determinado evento, es decir el pronóstico,
of Geophysical Research Vol. 92, N° C13 Capítulo de Ingeniería Civil del Consejo
es importante para el manejo de otros aspec-
December 1987. Departamental de Lima del Colegio de
tos del comportamiento de las infraestructu-
6. ROCHA FELICES Arturo. Recursos Ingenieros del Perú. Año 8, Número 29,
ras, así como para contrarrestar determinados
Hidráulicos. Colección del Ingeniero Lima, 2006.
daños producidos por el Fenómeno en otras
Civil. Colegio de Ingenieros del Perú. 13. ROCHA FELICES Arturo. Las famosas
actividades humanas.
Lima, noviembre 1993. lluvias de 1925 y 1926: ¿El primer
7. ROCHA FELICES Arturo. La ingeniería Meganiño del siglo XX? ICG, HIDRO
La información existente de los últimos cinco
civil ante el Fenómeno de El Niño. 2011.
siglos nos lleva a la conclusión de que el pe-
Primer Congreso Panamericano de 14. RODRÍGUEZ BORIES Rafael. Las presas
riodo de retorno de los Meganiños en la costa
Ingeniería Civil y Planificación. CIP- peruanas y el Fenómeno El Niño.
norte peruana es del orden de 38 años. Inves-
UPADI Lima, noviembre 1998. Comité Peruano de Grandes Presas.
tigaciones más detenidas permitirán una me-
8. ROCHA FELICES Arturo. El impacto Boletín N° 39, septiembre-octubre
jor precisión, pero, la que se ha obtenido hasta
del Fenómeno de El Niño en las 2001.
la fecha es lo suficientemente confiable para
obligarnos a su consideración en los diseños.

Segunda Parte:

LAS INUNDACIONES DE LOS CENTROS URBANOS

Aspectos Generales tierra y la no consideración de los más elemen- agresión fluvial como a las lluvias excepciona-
tales conceptos de Hidráulica Fluvial. Es decir, les, lo que multiplica los daños. Es entonces
Uno de los problemas más interesantes, y que todos los factores giran en torno a nuestra cuando se producen las temidas inundaciones
siempre actual, de la ingeniería fluvial es el de falta de previsión y de planificación. que en algunos lugares son muy frecuentes y
las inundaciones. Las fuertes y esporádicas en otros ocurren solo eventualmente.
lluvias, el incremento notable de los caudales En numerosos lugares de la costa peruana
de ríos y quebradas, los huaicos y las consi- hay ciudades y centros poblados en los que al Debe recordarse que una avenida no es lo
guientes inundaciones no son nuevos en el producirse un cambio circunstancial del clima, mismo que una inundación. Una avenida
Perú. Pero, también es cierto que sus efectos debido al Fenómeno de El Niño (FEN) o no, y es un fenómeno natural, producto de
se sienten cada vez con mayor intensidad, a presentarse grandes lluvias y descargas de los determinada combinación de agentes
veces con características de desastre, debido ríos, la interacción entre ellas y las ciudades hidrometeorológicos. La Hidrología, a partir
a diversos factores entre los que están la cre- ubicadas cerca de ellos se torna muy intensa y, de la información existente, determina la
ciente erosión de cuencas, el aumento de la como consecuencia, sufren con mayor fuerza probabilidad de ocurrencia de avenidas de
deforestación, la explosión demográfica, la el impacto del exceso de agua. En esas con- determinada magnitud. Si una cierta avenida
concentración poblacional, el mal uso de la diciones la ciudad se ve sometida, tanto a la no queda contenida en la caja fluvial se produce

Revista Ingeniería Civil 33


el desbordamiento y la correspondiente la necesidad de estudiar “en forma exhaustiva sus viviendas, las que, según el material usado
inundación. En consecuencia, el estudio de la ocurrencia de estos fenómenos y facilitar y las características de su construcción, sufren
las inundaciones corresponde a la Hidráulica. por consiguiente las acciones que se deben daños o destrucción. Se ha observado que
Hay otras formas en las que se puede generar tomar, con el fin de disminuir en unos casos y durante las grandes lluvias las casas de adobe
una inundación, como por ejemplo por lluvia suprimir en otros, sus efectos.” colapsan fácilmente. En algunos lugares ocu-
o por la rotura de una presa. rre que las casas están construidas a un nivel
Han pasado casi cuarenta años desde aquel inferior al de la vereda y la calzada y, por lo tan-
Desde hace años la ingeniería hidráulica ha simposio y los problemas originados por no to, resultan sumamente vulnerables.
venido estudiando medidas para controlar las haber aplicado una “Cultura de la Prevención”,
inundaciones. Sin embargo, cada vez se hace que entonces se recomendó, han motivado Es indudable que quienes más sufren son los
más evidente que no hay protección absoluta que las avenidas y las inundaciones causen más pobres. En realidad, cuando se habla de
y total y que, a medida que se diseñan obras cada vez mayor impacto en nuestras vidas, viviendas perdidas se está hablando de cons-
de mayor envergadura, los costos aumentan salud y economía. Muchas veces se han pro- trucciones absolutamente rústicas y precarias.
enormemente. Por lo tanto, el control de las ducido verdaderos desastres, llamados impro- Al temerse, a fines del 2001, la aparición de
inundaciones no debe reposar exclusivamen- piamente naturales. En realidad, se trata de fuertes lluvias el Concejo Provincial de Trujillo
te en medidas infraestructurales, que son ne- fenómenos naturales que pueden producir un dio una serie de recomendaciones a la pobla-
cesarias y complementarias, sino que debe desastre. ción para el cuidado y mejora de sus viviendas.
considerar prioritariamente la correcta planifi- Se señaló que las “casas construidas con ladri-
cación del uso de la tierra y el conocimiento y Las inundaciones ocurren en casi todas partes llo crudo en asentamientos humanos corren
manejo del río y de la cuenca. del mundo y son los desastres, originados en el peligro de desplomarse en caso de lluvias.”
fenómenos naturales, que causan en el mun- Se recomendó también limpiar los techos de
Constantemente vemos como se construye do mayor cantidad de víctimas y de daños. Se las viviendas, cubrirlos con mantas de plástico
casas, urbanizaciones e instalaciones de todo calcula que en el siglo XX más de tres millones y reforzar los cimientos. Se señaló asimismo
tipo ubicadas en áreas pertenecientes al río. de personas murieron en el planeta a conse- cual sería el recorrido de las aguas por las ca-
Cada cierto tiempo se presenta una avenida, cuencia de inundaciones de diverso origen, lo lles de Trujillo, luego de cruzar el cementerio
que puede no ser muy grande, y da lugar a que representó algo más del 50% de las vícti- de Mampuesto (lo que había ocurrido en otras
una inundación, a los daños y a los pedidos de mas originadas por fenómenos naturales. oportunidades). Se pidió que “los que tienen
ayuda. Mientras no se haga un uso racional sus casas en las quebradas (por ejemplo, las de
de la tierra que tenga en cuenta el compor- Los riesgos de inundaciones urbanas son cada León y San Ildefonso) deben abandonarlas y
tamiento fluvial no habrá solución económi- vez mayores. La causa está básicamente en reubicarse en zonas más altas”. Como puede
camente posible para los problemas de las una falta de coordinación entre el manejo verse estaba todavía fresco el recuerdo de lo
inundaciones. integrado de la cuenca y del río y una plani- ocurrido el año 1998.
ficación urbana adecuada. La mala ubicación
El exceso de agua en la ciudad causa la de los centros urbanos con respecto a la ame- En ciudades importantes como Piura se ha
destrucción de muchos de sus elementos naza que representa el agua es la causa esen- visto el colapso de los sistemas de agua y al-
materiales constitutivos, tales como viviendas, cial de los daños que se presentan, los que, en cantarillado durante el FEN. En algunas opor-
edificaciones diversas, pistas y veredas, que casi todos los casos, son perfectamente evi- tunidades esto ha producido, además de la in-
resultan con fuertes daños. Se produce la tables. Existe una profunda relación entre la terrupción del servicio de agua, que las aguas
destrucción de los servicios públicos (agua, ubicación de los asentamientos humanos y su servidas inunden la ciudad por obstrucciones
alcantarillado, energía). También se ven vulnerabilidad. En el Perú se tiene numerosos en sus puntos de descarga con el peligro de
afectados otros elementos de servicio de ejemplos de pueblos y centros urbanos que epidemias que esto representa.
la ciudad, (es decir, de la población) y que han sufrido las consecuencias de su mala ubi-
muchas veces le dan el carácter de tal, como cación. Dentro de las inundaciones urbanas en
por ejemplo, hospitales, escuelas, centros de el Perú es famosa la de Zaña que ocurrió en Inundaciones del pasado
cultura, de protección social, de distracciones, 1720 y que precipitó la ruina de la ciudad y de
de comunicación y de transportes, etc. Como su economía. La destrucción de ciudades y viviendas es una
consecuencia del exceso de agua se pierde constante asociada a los grandes Niños. Los
no sólo partes importantes de una ciudad Los grandes daños que causan las inundacio- datos más antiguos de los que se tiene noticia
en lo que toca a los servicios a la población, nes se deben no sólo a la acción directa de la cierta y detallada en la costa norperuana co-
sino que se pierde también elementos de un fuerza del agua, sino a la destrucción de los sis- rresponden al Meganiño de 1578; se sabe que
valor sentimental especial, como fue en Piura temas de salubridad, a la falta de agua potable, casi todas las casas de los lugares afectados por
la caída del Puente Viejo en 1998. Los daños, a las aguas estancadas y, principalmente, a la las lluvias resultaron destruidas o fuertemente
tanto en cantidad como en calidad, dependen falta de capacidad de recuperación de los po- dañadas. Lo mismo ocurrió con iglesias y loca-
de las circunstancias de cada lugar y de cada bladores económicamente deprimidos. Todo les públicos. Durante el Meganiño de 1997-
época. En suma, todo lo que hace que la esto causa enfermedades y muertes. 98 se estima que hubo en el territorio nacional
ciudad sea habitable resulta afectado por la 100 000 viviendas, 800 locales escolares y 600
inundación. postas médicas, entre afectados y destruidos.
Viviendas precarias Hubo alrededor de 200 000 damnificados.
Conviene recordar que el año 1972 fue muy
lluvioso en la costa norperuana y en la zona En el Perú hay un gran número de centros po- En el lapso de 420 años comprendido entre
central del país. Se produjeron fenómenos, blados y de viviendas que son muy vulnera- los dos Meganiños arriba mencionados se
como los antes señalados, que causaron cuan- bles al riesgo de inundaciones y huaicos. Los produjeron otros nueve, con lo que se podría
tiosas pérdidas. Ante la gravedad de la situa- daños y la destrucción causada por el exceso decir que en los últimos cinco siglos ha ha-
ción el Colegio de Ingenieros del Perú con- de agua en zonas habitualmente secas no bido unos once Meganiños en la costa norte
vocó a un simposio titulado Deslizamientos pueden separarse de la situación económica con un intervalo medio del orden de treinta
(Huaicos) e Inundaciones en el que se planteó de la población y de la calidad constructiva de y ocho años.

34 Revista Ingeniería Civil


Las acciones humanas una altura en milímetros, llega en los Megani- de agua de lluvia. Así, durante el Meganiño
ños a valores inusitadamente altos. Petersen 1997-98 fue lamentable la inundación del ba-
Sin embargo, no sólo se presentan daños menciona que la precipitación acumulada en rrio de San José ubicado a una cota muy baja,
durante eventos hidrometeorológicos extra- 1925, en Zorritos (Tumbes) fue 1524 mm. con 4000 viviendas afectadas y 22 000 pobla-
ordinarios, como podría ser el FEN, sino dores damnificados.
que a veces existe tal acumulación de Hay lugares o circunstancias en las que duran-
circunstancias desfavorables, originadas por te los Meganiños la precipitación anual puede Hace años era frecuente ver en numerosas ciu-
acciones humanas equivocadas, que aun sin ser 30 ó 40 veces el promedio histórico. Este dades de la costa peruana que a lo largo de
la presencia de eventos extremos se producen contraste resulta más impactante si se tiene en las calles había canaletas colectoras de agua
inundaciones que causan grandes daños. Por cuenta que en algunos lugares la precipitación de lluvia, las que hoy han desaparecido. Para
ejemplo, el 15 de marzo del 2001 se desbordó acumulada en los años inmediatamente pre- resolver este problema de las inundaciones,
el río Chillón e inundó la urbanización San cedentes al FEN es cero. Así por ejemplo, en agravado por la expansión urbana de las últi-
Diego, ubicada en una zona muy próxima al la zona de Piura y Catacaos (parte baja de la mas décadas y por la desordenada ocupación
río y en una cota inferior a la que alcanzan las cuenca del río Piura), la lluvia media anual era territorial, se ha hecho algunos avances, pero
aguas del río. Muchos pobladores perdieron de 47 mm en los veinte años anteriores a 1983. no se atacado frontalmente el problema. Sin
sus viviendas y enseres. En otros lugares, por Esa era la “precipitación normal”, pero, al pre- embargo, no basta con la construcción de sis-
ejemplo en las márgenes del río Rímac, las sentarse el Meganiño de 1983 la lluvia anual temas de evacuación de aguas pluviales, sino
viviendas están ubicadas al borde mismo de fue de 1761 mm, vale decir casi 38 veces el que debe dárseles adecuado mantenimiento.
una margen sujeta a erosión. Entonces, en promedio histórico. En Morropón, ubicado en Los largos periodos secos, sin lluvias importan-
cualquier momento, sin ningún fenómeno la misma cuenca, la lluvia media anual era de tes, que a veces duran varios años, agravan el
excepcional, puede producirse una tragedia. El 366 mm hasta antes de 1983. Al presentarse problema del abandono de los sistemas de
problema es la alta vulnerabilidad de muchas el Meganiño antes señalado, la lluvia fue de evacuación, los que se llenan de basura, es-
viviendas y asentamientos humanos. 2891 mm, es decir casi ocho veces el prome- combros y desperdicios. Al presentarse una
dio histórico. En Tumbes, estación Puerto Pi- lluvia fuerte en esas condiciones suele suceder
zarro, durante 1983 la lluvia total fue de 3174 que el sistema de drenaje esté bloqueado y,
Orígenes y manifestación de las inun- mm. Esta cantidad representa la suma de los por lo tanto, inútil.
daciones 19 años precedentes en una serie cuyo valor
mínimo es de casi 2 mm. En un solo mes, abril b) Invasión del centro poblado por uno o
Si bien es cierto que las inundaciones se ma- 1983, llovió lo mismo que la suma de los seis más brazos fluviales creados súbitamente
nifiestan de diversas formas, también lo es que años precedentes. a partir de un río cercano
cuando originan desastres esto se debe, casi
siempre, a fallas en la planificación del uso de Otra de las características de las lluvias duran- Cuando se tiene ríos jóvenes sujetos a la
la tierra. Lo más dramático de esta afirmación te los Meganiños corresponde a las altísimas aparición eventual de grandes avenidas que
es que, por lo general, no hay problemas téc- intensidades que se registran. La intensidad pueden tener larga duración, como ocurre
nicos difíciles para definir las áreas peligrosas. es la cantidad de lluvia que cae en un tiempo en algunos lugares cuando se presenta
Sin embargo, a pesar de su peligrosidad, mu- determinado. Usualmente se habla de inten- el Fenómeno de El Niño, esto trae como
chas veces ya demostrada, los pobladores se sidades referidas a un minuto, una hora o un consecuencia que debido a la inestabilidad
asientan en ellas. día. Así por ejemplo, el 18 de enero de 1998, fluvial, a la inexistencia o mal estado del
durante el Meganiño de ese año, en Sullana encauzamiento y a otros factores, como
A menudo las formas en las que se manifies- llovió 216 mm, que es un valor extraordina- podrían ser los originados en acciones
tan las inundaciones están superpuestas. Sólo riamente alto en cualquier parte y que lo es humanas, el río manifieste su dinamismo
con fines de ordenamiento de las ideas es que más todavía en un lugar donde usualmente dando lugar a la aparición de nuevos cauces
se señala a continuación que una inundación la precipitación de todo un año no alcanza y brazos. Podría tratarse también de la
de origen fluvial y/o pluvial que afecta centros ni remotamente ese valor. En Chulucanas en activación de una quebrada (de aquellas que
poblados o rurales se manifiesta como con- enero de 1983 hubo un día en el que llovió llaman erróneamente “quebradas secas”).
secuencia de una o más de las siguientes cir- 203 mm. En Morropón el valor máximo regis- Estos fenómenos han ocurrido muchas veces
cunstancias: trado para la intensidad es de 171 mm en 24 y los nuevos cauces creados así tienen vida
horas. Las intensidades horarias también son efímera, pero pueden ser muy destructivos.
a) Exceso de agua de lluvia e incapacidad altísimas. Se recuerda para Piura los siguientes La ubicación de ciudades, urbanizaciones y
o inexistencia de un sistema de evacuación valores: Montegrande, 80 mm/hora (23 de centros urbanos en general, cerca o sobre
de aguas pluviales. marzo, 1983); Chignia, 103 mm/hora (25 enero uno de estos brazos genera inundaciones
1983), Chilaco, 119 mm/hora (24 de marzo de importantes.
La urbanización, es decir, la construcción de 1983).
pistas, veredas, casas y edificios, impermeabi- Naturalmente que la ubicación de un asenta-
liza el suelo y aumenta el coeficiente de esco- Hay lugares en los que a consecuencia del miento humano debe realizarse luego de un
rrentía. Cuando se presentan grandes lluvias exceso de agua de lluvia los daños son muy estudio de Hidráulica Fluvial, que incluya la
sobre un centro poblado y no hay condiciones grandes. Así ha ocurrido, por ejemplo, en dinámica fluvial, su variación en el tiempo y la
naturales de drenaje se requiere de un sistema Tumbes, Sullana, Piura y muchísimos lugares identificación de los paleocauces.
de evacuación de aguas pluviales. Es decir, es más, tanto en los Meganiños más antiguos de
de vital importancia tener un sistema de dre- que se tiene noticia como en los más recien- c) Por desborde del río debido a la incapa-
naje urbano que elimine por gravedad o por tes. Hay barrios y urbanizaciones ubicados cidad de su cauce para contener la avenida
medio de bombeo el exceso de agua. en zonas de la ciudad, sin ninguna condición presentada
natural de drenaje. Allí, naturalmente, el pro-
Las lluvias que ocurren durante el FEN son blema es más grave. En Tumbes se presentan La incapacidad del cauce para contener los
copiosas y el gran volumen que representa su usualmente durante los grandes Niños graves caudales que se presentan puede tener diver-
valor acumulado, que suele expresarse como problemas de inundación urbana por exceso sas causas. Una de ellas podría ser un derrum-

Revista Ingeniería Civil 35


be (un huaico) que obstruya parcialmente el destruir la defensa de la margen izquierda co- CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES DE
cauce del río. Se presentan también obstruc- rrió paralelamente al cauce del río y regresó EL IMPACTO DEL FENÓMENO DE EL NIÑO
ciones originadas por las acciones humanas, a éste para lo cual destruyó el muro de con- EN ZONAS URBANAS
así como por diversas obras de ingeniería, tención de aguas abajo. Como consecuencia
puentes y encauzamientos. Existe la mala de este desborde se produjeron daños ma-
costumbre de arrojar desperdicios, desmonte teriales en casas, locales y calles aledañas de Conclusiones
y basura a los cauces fluviales, con lo que se Chosica.
produce un estrechamiento, que puede ser I. El Fenómeno de El Niño (FEN), con carac-
importante. Así ocurre, por ejemplo, en el río Aguas arriba también hubo daños. El antiguo terísticas de Meganiño, es una realidad
Chillón, muy cerca de Lima y también en el Rí- puente colgante de Chosica ubicado unos 500 que no puede ignorarse en la costa norte
mac. Hay también estrechamientos excesivos metros aguas arriba de la bocatoma de la Cen- y central del Perú, pues su periodo de re-
originados por construcciones que práctica- tral Hidroeléctrica de Huampaní, fuera de toda currencia para la costa norte es del orden
mente invaden el cauce del río. Los encauza- influencia de ella, quedó destruido. Lo que su- de 38 años. En consecuencia, tenemos que
mientos en los tramos urbanos también dismi- cedió fue que al subir el nivel del agua en el río convivir con el FEN y aceptar que su pre-
nuyen la capacidad de descarga del río, como la enorme cantidad de cuerpos flotantes for- sencia intensifica notablemente la interac-
sucede con los ríos Piura y Rímac. mó una gran palizada, la que fue inicialmente ción entre la dinámica fluvial y el desarrollo
contenida por el tablero del puente colgante. urbano.
Una gran avenida puede exceder la capacidad Finalmente, el puente no pudo resistir más y
de la caja fluvial, sea ésta natural, o formada el agua arrastró el tablero y la palizada, todo lo
II. Las obras de ingeniería son muy vulne-
por un encauzamiento (a veces, excesivo). En que fue lanzado por la fuerza del agua hasta la
rables al exceso de agua por lluvia o por
algunos valles ocurre que la ciudad se desa- mencionada bocatoma.
escorrentía. Los Meganiños han causado
rrolla en un área próxima al río, pero ubicada
a un nivel inferior que el correspondiente a Uno de los más serios problemas que se obser- en diferentes épocas enormes daños a las
las crecidas fluviales, lo que crea una situación va en el río Rímac en el tramo en el que atra- ciudades y a las obras de ingeniería, los que
muy grave. viesa la ciudad de Chosica y donde se produjo podrían haber sido menores mediante un
el desbordamiento, es el estrechamiento al adecuado planeamiento y diseño.
Hay otro fenómeno fluvial interesante. A ve- que se ha forzado el cauce, es decir, el tamaño
ces sucede que el río tenía, muchos años atrás, limitado de la caja fluvial y la imposibilidad de III. Hay una interacción profunda entre las
varios brazos que salían de su curso principal, que el río ocupe las áreas de inundación. Este obras de ingeniería y la naturaleza. La ma-
como una manifestación de su tendencia a for- es un problema que se presenta, lamentable- yor parte de los daños se origina en una
mar un abanico fluvial. Con el paso del tiem- mente, en muchas partes del país: la expan- inapropiada consideración de los aspec-
po, las labores de urbanización y la ausencia sión urbana ha ocupado paulatinamente las tos hidráulicos vinculados a las obras de
de lluvias, estos brazos fueron paulatinamente áreas naturales de inundación de los ríos, las ingeniería. La aceptación de la ocurrencia
cerrados por considerarlos inútiles. Al presen- que como cauce secundario servían para el es- de Meganiños con un periodo de retorno
tarse una gran crecida y no tener el río esos currimiento temporal de los caudales mayores. del orden de 38 años, obtenida de la in-
antiguos brazos para evacuar el alto caudal Es decir, que no se respeta la faja marginal. No formación histórica, tiene que llevarnos a
presentado se produce el desborde del cauce han quedado áreas de inundación, pues éstas la adopción de nuevos criterios de diseño
principal. Esto es lo que ocurrió, por ejemplo, se han convertido en áreas urbanas. El ancho que incluyan la consideración de hidrogra-
en Ica en 1998. fluvial del río Rímac había quedado reducido mas de crecidas.
a un valor medio de unos 30 m, aguas abajo
Un caso interesante es el de la inundación de del antiguo puente colgante. En una sección IV. Uno de los problemas más interesante y
Chosica por desborde del río Rímac debida a cercana a la bocatoma y aguas arriba de ella el siempre actual de la ingeniería fluvial es el
varios factores. El 14 de marzo de 1998, año ancho era sólo de 17 metros. Evidentemen- de las inundaciones, las que ocurren en casi
de un Meganiño, ocurrió un fuerte huaico. El te que todo esto dificulta, distorsiona y hace todas las partes del mundo y son los desas-
caudal del río Rímac subió rápidamente hasta poco menos que imposible el tránsito de las tres, originados en fenómenos naturales,
un valor que fue estimado en 212 m3/s. Una grandes avenidas cargadas de sólidos y de
que causan en el mundo la mayor cantidad
gran cantidad de agua, piedras de gran tama- cuerpos extraños.
de víctimas.
ño, lodo y cuerpos flotantes se incorporó vio-
lentamente al cauce fluvial dando lugar a una
V. En el Perú, especial, pero no únicamente
alteración de la sección transversal hidráulica d) Por estar el centro poblado ubicado so-
por la enorme descarga de sólidos y el gran bre las áreas de inundación propias del río durante el FEN, las inundaciones, por
tamaño del material de arrastre, que llegó a o sobre las llamadas quebradas “secas”. lluvia, por desborde fluvial o por ambas
tener rocas de más de 1 metro. La fuerza de causas, han producido importantes daños
los huaicos, aunada al grado de desprotección La vulnerabilidad de los centros poblados por en los centros poblados y los riesgos
de la cuenca son causas del desplazamiento mala ubicación es impresionante. Se ven con- de inundaciones urbanas son cada vez
de árboles, troncos, postes, maleza, material juntos habitacionales ubicados en el lecho de mayores.
flotante de diverso origen y cuerpos extraños una quebrada (presuntamente “seca”) en la
con el consiguiente daño para las estructuras que, sin embargo, se ve abundantes piedras y VI. La causa principal de los daños radica en
ubicadas a lo largo del río. Eventualmente, se rocas que alguna vez fueron descargadas por una carencia de coordinación entre el ma-
forman palizadas. la quebrada, o en las áreas de inundación pro- nejo de la cuenca y del río y en la falta de
pias del río. Es frecuente que se ignore que planificación del uso de la tierra. La mala
En estas circunstancias, y dada la constricción el cauce es el continente de las aguas durante ubicación de los centros poblados con res-
y alteración que presentaba el cauce fluvial, sus máximas crecidas. pecto a la amenaza que representa el agua
se produjo el desborde de las aguas y la con- es la causa esencial de los daños que se
siguiente inundación parcial de Chosica en e) Combinación o acumulación de los ca- presentan, los que en casi todos los casos
ambas márgenes. El agua, luego de rebasar y sos anteriores. son perfectamente evitables.

36 Revista Ingeniería Civil


Recomendaciones de las ciudades que consideren la incorpo- Niño deben prever adecuados sistemas de
ración del río, en cuyas márgenes o proxi- drenaje urbano.
I. Las ciudades y los centros poblados no de- midad se encuentren, deben considerar,
ben ubicarse ni expandirse en las proximi- como parte de un estudio multidisciplina- IV. En el diseño de las estructuras, como
dades de los ríos, sin haber realizado antes rio, el comportamiento fluvial durante el los puentes, se debe considerar que
un cuidadoso estudio hidráulico, que inclu- Fenómeno de El Niño, en las zonas en las la ocurrencia del Fenómeno El Niño
ya la posibilidad de ocurrencia del Fenóme- que éste ocurre. significará un hidrograma de crecidas
no El Niño. que tendrá que tomarse en cuenta
III. Las ciudades y centros poblados ubi- para el cálculo de la socavación y de los
II. Los planes de ornato y embellecimiento cados en zonas sujetas al Fenómeno El encauzamientos.

Referencias Perú. Universidad Nacional de Ingeniería, estudios básicos del encauzamiento


marzo 1999. y de los puentes ferroviarios en la
1. A R T U R O R O C H A I N G E N I E R O S 9. MASKREY Andrew. Los desastres no son quebrada Alcamayo-Cusco». INRENA,
ASOCIADOS S. A. Estudio Integral del naturales. Red de Estudios Sociales en diciembre 2004
Control de Avenidas en el río Tumbes Prevención de Desastres en América Latina 18. ROCHA FELICES Arturo. El Niño: ¿Un
y Programa de Rehabilitación y (LA RED), Bogotá, Colombia, 1993. desastre o un Fenómeno? Revista
Reconstrucción del departamento 10. PALOMINO VELAPATIÑO Zuly y CAMPAÑA PUENTE Nº 4 Colegio de Ingenieros del
de Tumbes, luego del Fenómeno de TORO Roberto (Asesor). Medidas de Perú, marzo 2007.
El Niño de 1983. atenuación de avenidas en la cuenca
19. ROCHA FELICES Arturo. Revisión del
2. BARRERA José Luis. Inundaciones en las baja del río Chillón. Tesis de Grado.
Universidad Nacional de Ingeniería. estudio «Evacuación de descargas
grandes ciudades. Revista Profesiones
11. REYES Jorge. Inundaciones y drenaje del aliviadero de emergencia y
Nº 110, Noviembre-Diciembre 2007,
urbano-Perú. En el libro Inundaçoes evaluación de daños a producirse en
España.
urbanas na América do Sul. ABRH. el río Chira por inundaciones» (Presa
3. BLAIKIE, Piers et al. Vulnerabilidad. El
12. ROCHA FELICES Ar turo. Recursos de Poechos). Proyecto Chira-Piura,
entorno social, político y económico
Hidráulicos. Colegio de Ingenieros del 2007.
de los desastres. La RED-ITDG. Bogotá,
Colombia, 1996. Perú, Libro 16. Lima, 1993. 20. ROCHA FELICES Arturo. Problemática
4. COLEGIO DE INGENIEROS DEL PERÚ. 13. ROCHA FELICES Arturo. La ingeniería civil de las inundaciones y huaicos en
Simposio: Deslizamientos (Huaicos) ante el Fenómeno de El Niño. Conferencia el Perú. Instituto para la Mitigación
e Inundaciones. Lima 1972 Inaugural. Primer Congreso Panamericano de los efectos del Fenómeno de El
5. D O M Í N G U E Z TA L AV E R A I r i s V. de Ingeniería Civil y Planificación. CIP- Niño. IMEFEN. Universidad Nacional
Entwurfsoptimierung städtischer UPADI. Lima, 1998. de Ingeniería, Lima, marzo 2007.
Abwasserentsorgungsnetze. 14. R O C H A F E L I C E S A r t u ro. Examen 21. ROCHA FELICES Arturo. El Meganiño
Mitteilungen des Instituts für del funcionamiento hidráulico y 1982-83 «La madre de todos
Wasserwirtschat und Kulturtechnik der sedimentológico de la bocatoma de la los Niños». Segundo Congreso
Universität Karlsruhe (T H), Karlsruhe, C.H. Huampaní, por encargo de EDEGEL. Internacional de Hidráulica, Hidrología,
Heft 218, 2002. 1998. Saneamiento y Medio Ambiente, Lima,
6. FRANCO Eduardo. La gestión de los 15. ROCHA FELICES Arturo. El Meganiño de 2007
riesgos de desastre ENSO desde 1578. Revista Técnica del Capítulo de
22. SALAS José D. Sobre la Reconstrucción
una perspectiva social. I Encuentro Ingeniería Civil del Colegio de Ingenieros
de Datos Hidrológicos Mediante
de Universidades del Pacífico Sur. Piura del Perú-CDL, Año 6-N° 28, 2002
Índices de Anillos de Árboles con
1999. 16. ROCHA FELICES Arturo. La inundación
Aplicaciones al Río Colorado.
7. GEOLOGICAL SUR VEY. Aspectos de Zaña de 1720 y las fallas en la
Conferencia de Incorporación a la
Hidráulicos e Hidrológicos en la planificación del uso de la tierra. XIV
Academia de Ingeniería de México.
Planificación de las Planicies de Congreso Nacional de Ingeniería Civil.
México, Noviembre, 2008
Inundación. Iquitos, 2003.
8. MARTÍNEZ VARGAS Alberto. Aporte 17. ROCHA FELICES Arturo. Asesoría en 23. VEN TE CHOW. Handbook of Applied
sobre huaycos e inundaciones en el Hidráulica Fluvial para la «Revisión de los Hydrology. Mc Graw-Hill 1964.

Revista Ingeniería Civil 37


View publication stats