Está en la página 1de 5

El calentamiento global o

cambio climático es el aumento


observado en más de un siglo de
la temperatura del sistema
climático de la Tierra y los efectos
de aquel aumento. Múltiples
líneas de pruebas científicas
demuestran que el sistema
climático se está calentando
 3. Disminución del rendimiento de los cultivos
Existen comunidades rurales en delegaciones como Xochimilco y Milpa Alta, pero las tierras
de cultivo que existen en el interior de la ciudad ya enfrentan escasez de agua, por lo que el
cambio climático afectará a las tierras de propiedad común y a las comunidades que llevan
a cabo actividades. La caída de la capa freática es fácilmente verificable en el hundimiento
de varias áreas como el centro de la ciudad.
 4. Más olas de calor
Habrá ondas de calor más frecuentes. Esto podría provocar tasas de mortalidad más altas,
sobre todo entre personas de la tercera edad, bebés y personas de bajos recursos. Este
aumento afecta particularmente a las zonas más desprotegidas de la urbe.
 5. Más mosquitos
Muchos científicos esperan que las temperaturas mínimas en la ciudad sean más altas
durante todo el año, lo que implica que habrá cada vez menos días fríos y olas de calor cada
vez más intensas. Los mosquitos y otras plagas son más difíciles de combatir. Esto podría
afectar el sistema de salud de la CDMX.
 6. Mala calidad del aire
Los días de calor intenso con pocos vientos pueden incrementar el nivel de ozono en la
atmósfera y el total de partículas en suspensión, lo que también provoca enfermedades
respiratorias en sectores vulnerables. Estas condiciones también dañan la vegetación y
causan estrés en los ecosistemas, alterando la fauna y la flora.
 7. Afectaciones a la salud
Algo evidente en alcaldías como Iztapalapa, también hay otros efectos directos, como un
aumento en los accidentes cerebrovasculares, lesiones y muertes en general. Algunas
enfermedades, cuya presencia podría convertirse en un problema para el sistema de salud,
son la diarrea, asma y neumonía, episodios cardiovasculares e incluso un aumento en la
incidencia de enfermedades mentales.
 Aumento de los gases de efecto invernadero. ...
 Quema de combustibles fósiles. ...
 Deforestación de selvas y bosques. ...
 Excesivo uso de fertilizantes. ...
 Alta producción de residuos.
 1. Potenciar las energías renovables. Una de las formas de reducir las emisiones procedentes de la
quema de combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas natural) que liberan CO2 es la utilización de
fuentes de energía limpias como la solar, la eólica, la mareomotriz (que utiliza la fuerza de las olas), la
térmica, etc.
 2. Disminuir el uso del automóvil. Hay muchas ocasiones en las que podemos desplazarnos sin utilizar
el coche. Caminar, ir en bici, o utilizar el transporte públicoson alternativas que ayudan a eliminar el
uso de combustibles fósiles y reducir el calentamiento global. En los casos en los que el coche sea
totalmente necesario, una solución es compartir coche con compañeros, amigos o familiares. Los
nuevos vehículos eléctricos, que no utilizan motor de combustión ni necesitan gasolina, se presentan
como la alternativa más respetuosa con el medio ambiente.
 3. Plantar árboles. Potenciar la reforestación a nivel mundial de zonas arrasadas por la tala es otra
solución. Los árboles absorben CO2 y producen oxígeno. A lo largo de un año, una hectárea de
árboles elimina la misma cantidad de dióxido de carbono que producen cuatro familias en ese
mismo tiempo. Plantar árboles en las ciudades y crear más parques en entornos urbanos ayuda a
disminuir el efecto invernadero.
 4. Reciclar. Un pequeño porcentaje del dióxido de carbono que existe actualmente proviene de la
descomposición de los diversos productos orgánicos y desperdicios que se arrojan en los vertederos
 1. Transporte. Reducir el individual y promocionar los medios colectivos.
2. Energía doméstica. Disminuir su gasto con electrodomésticos de etiqueta energética o
apagando los aparatos completamente (y no en modo Sandy).
3. Residuos. Favorecer la separación de basuras y el reciclaje.
4. Materiales. Reutilizarlos siempre que se pueda (papel, juguetes, herramientas, muebles…) y evitar
usar bolsas, cajas y embalajes.
5. Agua. Reducir su consumo colocando, por ejemplo, botellas en las cisternas.
6. Riego. Minimizar el riego de jardines y promocionar el sistema por goteo.
7. Urbanizar. Sólo donde se sepa que habrá agua suficiente a largo plazo. En muchas ocasiones se
otorgan licencias donde no hay agua.
8. Naturaleza. Respetar los espacios protegidos y minimizar el impacto en zonas naturales.
9. Casas. Construirlas con buenos materiales aislantes térmicos para que la inversión en
calefacción y el aire acondicionado sea menor
10. Rendijas. Mejorar los aislantes en ventanas y puertas porque entre un 5% y un 10% del calor del
hogar se escapa por ellas.
11. Paneles solares fotovoltaicos conectados a la red eléctrica.
12. Energías alternativas. Darles más valor y estar dispuestos a financiarlas. Si todos las apoyamos,
serán rentables, aunque sean más caras.
13. Impuestos. Permitir que se asignen para la conservación de recursos.