Está en la página 1de 2

CUERPO HUMANO

La Boca es el primer órgano del aparato digestivo. Por ella ingresa el alimento. La constituyen el paladar, los labios,
los dientes y muelas, que son los encargados de triturar los alimentos, y la lengua, que en conjunto con el paladar
se encargan de mezclar el alimento con la saliva, formando así el bolo alimenticio.

La faringe es el conducto que comunica la boca con el esófago. Es un órgano que también interviene en el sistema
respiratorio; por ello, su principal función es impedir que el bolo alimenticio se dirija hacia el aparato respiratorio, y
que el aire se dirija al aparato digestivo.

El esófago es el conducto que une la faringe con el estómago. Es un órgano muscular, y su función es conseguir
que el bolo alimenticio pase desde la faringe hasta el estómago. Esto se lleva a cabo gracias a contracciones
musculares.

El estómago es un depósito que recibe todos los alimentos, tanto líquidos como sólidos. Su función es hacer que los
alimentos adquieran forma líquida para poder pasar al intestino. Ésto se lleva a cabo gracias a que cuenta con
numerosas glándulas gástricas que segregan ácido clorhídrico y enzimas.

El intestino delgado es la parte mas larga de todo el sistema digestivo. Está formado por tres partes: Duodeno,
Yeyuno e Íleon. Se encarga de la fase terminal de la digestión con jugos que segregan tanto sus propias glándulas
como otras accesorias del hígado y el páncreas. También se encarga de absorber los productos alimenticios que se
liberan en la digestión.

El intestino grueso es el último órgano del aparato digestivo. Sus funciones básicas son dos: absorber el agua u
otros líquidos que no han sido asimilados por el intestino delgado, y almacenar las sustancias sólidas de desecho
hasta que son desechadas.

El páncreas es una glándula que está situada detrás del estómago. Está comunicada con el intestino delgado,
donde segrega enzimas necesarias para la digestión.

El hígado es el órgano mas grande del cuerpo. Su principal función en el sistema digestivo es la secreción de bilis,
que es una solución líquida y viscosa indispensable en la emulsión y absorción de grasas.
Fosas nasales: Consiste en dos amplias cavidades cuya función es permitir la entrada del aire, el cual se humedece,
filtra y calienta a una determinada temperatura a través de unas estructuras llamadas pituitarias.

Faringe: es un conducto muscular, que se comparte con el sistema digestivo. La entrada de la faringe tiene una
"tapita" llamada epiglotis, que se cierra al tragar el alimento, para que este pueda seguir su curso natural hacia el
esófago sin que nos atragantemos.

Laringe:es un conducto cuya función principal es la filtración del aire inspirado. Además, permite el paso de aire
hacia la tráquea y los pulmones. También, tiene la función de órgano fonador, es decir, produce el sonido.

Tráquea:Tubo formado por anillos de cartílago unidos por músculos. Debido a esos anillos, aunque flexionemos el
cuello, el conducto nunca se aplasta y, por lo tanto, no obstruye el paso del aire.

Brónquios: Son dos ramas producidas por la bifurcación de la tráquea, las cuales ingresan a cada uno de los
pulmones. Conducen el aire que va desde la tráquea hasta los bronquiolos.

Bronquiolos y bronquiolitos: Son el resultado de la ramificación de los bronquiolos en el interior de los pulmones, en
tubos cada vez más pequeños que se asemejan a las ramas de un árbol. Conducen el aire que va desde los
bronquios a los alvéolos

Pulmones: Son dos órganos esponjosos y elásticos ubicados en el tórax y formados por una gran cantidad
de alvéolos pulmonares que parecen pequeñas bolsitas rodeadas por vasos sanguíneos.

Los órganos secretores: los riñones, que producen la orina y desempeñan otras funciones.

La vía excretora, que recoge la orina para expulsarla al exterior.


Está formado por un conjunto de conductos que son:

Los uréteres que conducen la orina desde los riñones a la vejiga urinaria.

La vejiga urinaria es una bolsa muscular y elástica en la que se acumula la orina antes de ser expulsada al exterior.
En el extremo inferior tiene un músculo circular llamado esfínter, que se abre y cierra para controlar la micción (el
acto de orinar).

La uretra es un conducto que transporta la orina desde la vejiga hasta el exterior. En su parte inferior presenta el
esfínter uretral, por lo que se puede resistir el deseo de orinar. La salida de la orina al exterior se produce por el
reflejo de micción.