Está en la página 1de 2

Sánchez contrapone la imagen “del ayer” de Colón a la del “hoy y del mañana” del 8-

M
0
El presidente lamenta que escuchando a la derecha “se llega a la conclusión de que
hay más testosterona que neuronas”
Sánchez contrapone la imagen “del ayer” de Colón a la del “hoy y del mañana” del 8-
M
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el acto del PSOE junto con el
candidato socialista a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Luis Tudanca.
(Nacho Gallego / EFE)
Luis B. García
09/03/2019 14:28
Actualizado a 09/03/2019 18:16

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha protagonizado un mitin desde


Valladolid en el que ha hecho una defensa cerrada de los llamado “viernes sociales”
y ha arremetido contra “la derecha de las tres siglas” por su concepción del
feminismo. Tras comentar que cuando escucha a los dirigentes de la derecha “se
llega a la conclusión de que hay más testosterona que neuronas”, ha contrapuesto la
imagen de Colón con la de las manifestaciones feministas del 8-M, “la imagen del
pasado y del ayer”, frente a “la imagen del hoy y del mañana”. Al tiempo, ha
garantizado que “en la España de los socialistas cabemos todos”, y ha parafraseado
una canción de Víctor Manuel al advertir de que “o en España cabemos todos, o en
España no cabe ni Dios”.

El día después de la huelga feminista del 8-M, marcada por las manifestaciones
multitudinarias en ciudades de toda España, Sánchez ha reprochado especialmente a
PP y a Ciudadanos su concepción del feminismo. “¿La igualdad tiene apellidos? Pues
el feminismo tampoco”, ha recriminado, tras recordar que los populares siempre
recurrieron todos las leyes de igualdad y Ciudadanos ha mostrado una clara
incoherencia por asistir a la manifestación feminista de este viernes pero anunciar
que votarán en contra del real decreto que eleva los permisos de paternidad.

“Es más coherente el PP que Cs”, dice el presidente

“Es más coherente el PP que Cs”, ha señalado el presidente para concluir que “aquí
hay muchas siglas pero solo una camino”, y que los españoles deberán elegir el
próximo 28-A entre “una España en la que quepamos todos o una España en la que solo
caben los representantes que estaban en Colón”. Sánchez quiso así contraponer esa
imagen “del pasado, del ayer, al que no queremos regresar”, con la “visión del país
integradora” que atribuyó a su partido.

El feminismo marcó buena parte de su intervención. En ella quiso dejar claro a sus
oponentes que esta movimiento “no es ideológico”, sino que “es igualdad” y
“democracia”, por lo que advirtió que “quien quiera expulsar a las mujeres de la
política va a ser expulsado de la política por las mujeres”. En este sentido, puso
en valor el papel de las mujeres en el escenario electoral al recordar que
representan a la mitad de la población y que “sufren desigualdades que no son
aceptables”. En cambio, “este es el siglo de las mujeres” y “no se puede hacer un
proyecto político sin contar con las mujeres”, ha proclamado.

“Las mujeres saben que mientras haya un presidente o alcalde socialista lo va a


haber feminista”

Sánchez ha lamentado que en la derecha no sólo no creen en el feminismo sino que


además han “empezado a jugar con las palabras” y a calificar la violencia que
sufren las mujeres como “violencia doméstica o intrafamiliar”. Según el líder
socialista, este uso “nos retrotrae al siglo pasado”, cuando “estamos hablando de
violencia de género”. Por eso, “las mujeres saben que mientras haya un presidente o
alcalde socialista lo va a haber feminista”, ha garantizado.

Además del feminismo, el presidente contrapuso la agenda social de su gobierno a la


del PP, hasta el punto de asegurar que “hemos hecho más en estos meses por la
justicia social que el Gobierno del PP en siete años”. Sánchez ha recriminado a la
oposición que estén “enfadados” porque “no les gusta el viernes social”, pero ha
garantizado que mantendrá esta forma de actuar. “Empezamos a gobernar desde el
minuto uno y vamos a gobernar hasta el último minuto”, ha zanjado. Y para sacudirse
las acusaciones que le lanzar de “instrumentalización” de las instituciones
públicas para beneficio electoral, ha reprochado la entente de PP y Cs a la hora de
“obstaculizar la investigación de casos de corrupción”.

“El problema de la derecha es que no le gustan las políticas sociales” y que “el PP
siempre llegaban tarde mal y a rastras”

A renglón seguido, ha retado a ambas formaciones, especialmente a Ciudadanos, a


desvelar si van a apoyar las medidas sociales que el Ejecutivo socialista viene
aprobando cada viernes, como el derecho laboral de este viernes, o el que amplía
los permisos de paternidad. Ante la posible oposición de ambas formaciones, Sánchez
ha lamentado que “el problema de la derecha es que no le gustan las políticas
sociales” y que “el PP siempre llegaban tarde mal y a rastras”, como ocurrió con la
Constitución o la aprobación del matrimonio del mismo sexo, según ha citado. Y es
que “con Casado no es que lleguen tarde, mal y a rastras, sino que quieren llegar
marcha atrás”.