Está en la página 1de 1

Una escritora ha nacido

por javito 4-3-2019


La igualdad, afincada desde hace tanto tiempo en el exilio de los incomprendidos
habló con la filosofía que, buscando en el corazón de su esencia, encontró al
pensamiento creador y, ayudado por la poesía, consiguió abrazar a la belleza que le
permitiera conocer la verdad.
¿Qué amor necesitado pudo dar satisfacción?
El aliento, que de manera efímera consiguió afincarse en el espacio existente entre dos
realidades inherentes habló y se mostró revelador:

De dos mitades nació, ambas enfrentadas.


Dos mitades que habían reclamado eternamente para sí el alma que habita en la
certeza, dos realidades encontradas promotoras de no pocas frustraciones y otras
tantas angustias.
La vida azarosa propiciada por el encuentro, el don y el hallazgo por inspiración,
caminaba por estrechos senderos de locura creciente cuando imperaba la búsqueda, la
reflexión y la imposición del método.
Ni la locura de la sabiduría ni la contradicción extrema pudieron nunca con la última
raíz de la razón y, ambas, locura y razón, henchidas de orgullo, generaban su existencia
asomadas al balcón de la inevitable hipocresía.
La locura, siempre rebelde y terriblemente indiscreta gritaba palabras que la
radicalidad racional e indiscutible nunca quería escuchar y ésta, sentada en su trono,
condenaba a la improvisación y la inspiración a vivir en los arrabales.
Todas las verdades inconvenientes fueron censuradas obligando al ingenio a tomar la
palabra.
Sin embargo, frente al abismo de la nada, irrumpió el razonamiento creador, que,
mediante la palabra de quién todo lo puede hablando, se situó más allá del ser y de la
nada.
Tal como ella escribiría mucho tiempo después eso supuso el principio más allá de todo
lo principiado.