Está en la página 1de 4

que son los simbolos reiki

como usar simbolos reiki


como aplicar simbolos reiki
como utilizar simbolos reiki
como trabajar con los simbolos reiki

como se pronuncian los simbolos reiki

donde comprar simbolos reiki

como dibujar simbolos reiki


como hacer simbolos reiki
como se trazan los simbolos reiki

Primer símbolo CHO KU REI

Segundo símbolo HON SHA ZE SHO NEN

Tercer símbolo SEI HE KI

primer símbolo
CHO-KU-REI
este es el símbolo CHO-KU-REI

la característica más importante de este símbolo es aumentar la


potencia de la energía en las sesiones de reiki como la sanación a
distancia.
En el dibujo podemos observar la dirección de cómo tenemos que
realizar el símbolo.
es muy importante memorizarlo perfectamente, tanto en el orden de
su construcción, como en el símbolo completo.
El CHO-KU-REI tradicional se dibuja en sentido contrario de las
agujas del reloj. Se puede aprender en el sentido de las agujas del
reloj, y probarse de las dos maneras.
El CHO-KU-REI tradicional más que multiplicar expresa la energía.
Lo más importante en cada sesión de reiki es la intención. Si te
propones multiplicar el símbolo, este se multiplicará, cualquiera que
sea el sentido de su trazado
es importante practicar de las dos formas y sacar cada uno sus
propias experiencias
El CHO-KU-REI es un símbolo que por sus características es muy
adecuado para las sanaciones en el cuerpo físico, tanto en las
sesiones de reiki, como en la sanación a distancia

acabaremos utilizando este símbolo en casi todas las sesiones ya


que nos potencia y enfoca la energía hacia el punto adecuado

es muy útil utilizarlo conjuntamente con el segundo y el tercer


símbolo, pues multiplicará las cualidades de estos.

Segundo Símbolo HON-SHA-ZE-SHO-NEN

FOTO
tiene como característica más relevante el de transmitir la energía
reiki a través de la distancia, del espacio y del tiempo
HON-SHA-ZE-SHO-NEN es el símbolo que presenta más visiones
diferentes seguramente por su complejidad que dificulta la
memorización y su posterior reproducción.

Es muy importante memorizarlo correctamente, tanto en el orden de


su construcción, como el símbolo completo.

Este símbolo por sus características actúa en el plano mental,


utilizándose siempre como primer símbolo en todas las sanaciones
a distancia.

En las sesiones de reiki nos será útil para modificar pautas


mentales, introduciéndolo en el sexto chakra.

Con este símbolo podemos programar para que se repita


sucesivamente la sanación que hemos realizado, las veces que
consideremos necesarias. Se tiene que renovar diariamente la
orden y asignarle un límite.

Tercer símbolo SEI-HE-KI

Este es el tercer símbolo SEI-HE-KI


FOTO

Su característica más importante es la depuración y purificación,


aliviándonos de síntomas como el miedo, la frustración, la soledad o
la ira.

Es muy importante al igual que los símbolos anteriores, memorizarlo


perfectamente, tanto en el orden de su construcción, como en el
símbolo completo.

Al utilizar el SEI-HE-KI nos dirigimos directamente al cuerpo


emocional, que en muchas ocasiones es el detonante de la
sanación.

Este símbolo hace aflorar esa emoción que tenemos escondida en


nuestro interior, haciendo que la persona vuelva a sentir ese dolor
un instante, lo suficiente para procesarlo, comprenderlo y expulsarlo
para siempre.

Con esta comprensión del tercer símbolo es difícil realizar una


sesión de reiki o a distancias sin contar con él.

Durante la sesión de reiki utilizaremos el símbolo en el tercer


chakra, y sobre el chakra corona, antes de empezar la sesión,
combinándolo casi siempre por sus cualidades, con el primer
símbolo.

En la sanación a distancia lo combinaremos situando primero el


segundo símbolo

Aplicación de los símbolos

Estos tres símbolos que hemos visto se aplican de 4 formas


diferentes. No quiere decir que se tengan que usar por separado,
sino al contrario, que se combinan entre ellas, potenciando más sus
cualidades:

Dibujando el símbolo con la mano.

Pronunciando su nombre, mentalmente o en voz alta.


Visualizándolo mentalmente.

Trazándolo con la punta de la lengua en el paladar.