Está en la página 1de 15

Tipos de cimientos

La cimentación es la parte estructural del edificio, encargada de transmitir


las cargas al terreno, éste es el único elemento que no podemos elegir, por
lo que la cimentación la realizaremos en función del mismo. Por otro lado,
el terreno no se encuentra todo a la misma profundidad, otra circunstancia
que influye en la elección de la cimentación adecuada.

La finalidad de la cimentación es sustentar estructuras garantizando la


estabilidad y evitando daños a los materiales estructurales y no
estructurales.

Tipos de Cimientos:

 Cimientos superficiales
 Cimiento ciclópeo
 Cimientos de concreto armado
 Cimentaciones corridas
 Cimentación por zapatas
 Cimentación flotante
 Cimentaciones profundas
 Cimentación por pilotes

Cimientos superficiales:

los cimientos superficiales son aquellos que descansan en las capas


superficiales del suelo y que son capaces de soportar la carga que recibe
de la construcción por medio de la ampliación de base. La piedra es el
material más empleado en la construcción de cimentación superficial,
siempre y cuando ésta sea resistente, maciza y sin poros. Sin embargo, el
concreto armado es un extraordinario material de construcción y siempre
resulta más recomendable.
Cimiento ciclópeo:

En terrenos cohesivos donde la zanja pueda hacerse con parámetros


verticales y sin desprendimientos de tierra, el cimiento de concreto
ciclópeo es sencillo y económico.

Cimientos de concreto armado:

los cimientos de concreto armado se utilizan en todos los terrenos, pese a


que el concreto es un material pesado, presenta la ventaja de que en su
cálculo se obtienen, proporcionalmente, secciones relativamente
pequeñas si se las compara con las obtenidas en los cimientos de piedra.
Cimentaciones corridas:

Es un tipo de cimiento de hormigón o de hormigón armado que se


desarrolla linealmente a una profundidad y con una anchura que
depende del tipo de suelo. Se utiliza para transmitir adecuadamente
cargas proporcionadas por estructuras de muros portantes. También se usa
para cimentar muros de cerca, muros de contención por gravedad, para
cerramientos de elevado peso….. etc. Las cimentaciones corridas no son
recomendables cuando el suelo es muy blando.

Cimentación por zapatas:

las zapatas pueden ser de hormigón en masa o armado, con planta


cuadrada o rectangular, así como cimentación de soportes verticales
pertenecientes a estructuras de edificación, sobre suelos homogéneos de
estratigrafía sensiblemente horizontal.

Las zapatas aisladas para la cimentación serán de hormigón armado para


firmes superficiales o en masa para firmes algo más profundos, salvo las
situadas en linderos y medianeras. La profundidad del plano de apoyo o
elección del firme, se fijará en función de las determinaciones del informe
geotécnico, teniendo en cuenta que el terreno que queda por debajo de
la cimentación no quede alterado. Previamente para saber qué tipo
de cimentación vamos a utilizar tenemos que conocer el tipo de terreno
según el informe geotécnico.
Tipos de zapatas:

 Zapatas aisladas
 Zapata aislada cuadrada
 Zapata aislada rectangular
 Zapata aislada descentradas
 Zapatas corridas

Cimentación flotante:

Cuando la capacidad portante del suelo es muy pequeña y el peso del


edificio importante, puede suceder que el solar del que disponemos no
tenga superficie como para albergar una losa que distribuya la carga; en
tal caso es posible construir un cimiento que flote sobre el suelo.
Cimentaciones profundas:

Las cimentaciones profundas se encargan de transmitir las cargas que


reciben de una construcción a mantos resistentes más profundos. Son
profundas aquellas que transmiten la carga al suelo por presión bajo su
base, pero pueden contar, además, con rozamiento en el fuste; las
clasificamos en:

 Cilindros
 Cajones

Cimentación por pilotes:

Un pilote es un soporte, normalmente de hormigón armado, de una gran


longitud en relación a su sección transversal, que puede hincarse o
construirse “in situ” en una cavidad abierta en el terreno. Los pilotes son
columnas esbeltas con capacidad para soportar y transmitir cargas a
estratos más resistentes o de roca, o por rozamiento en el fuste. Por lo
general, su diámetro o lado no es mayor de 60 cms. Forma un sistema
constructivo de cimentación profunda al que denominaremos
cimentación por pilotaje. Los pilotes son necesarios cuando la capa
superficial o suelo portante no es capaz de resistir el peso del edificio o bien
cuando ésta se encuentra a gran profundidad; también cuando el terreno
está lleno de agua y ello dificulta los trabajos de excavación. Con la
construcción de pilotes se evitan edificaciones costosas y volúmenes
grandes de cimentación.
Métodos para mejorar el suelo

La mejora de suelos podría definirse como el conjunto de los


procedimientos constructivos que actuando sobre el terreno natural con o
sin adición de aditivos (p.e. cal o cemento), permiten adaptar las
condiciones del sustrato a las solicitaciones que impone la infraestructura.
De esta manera se racionalizan los plazos, costes de construcción y
posterior mantenimiento.

En general las técnicas o procedimientos no suelen implicar un único


mecanismo de mejora del suelo (p.e. compactación, inyección, etc.) y por
tanto suele haber un solape entre los diferentes tipos y la consecuente
dificultad para la clasificación y selección de las más adecuadas. En
cualquier caso no se debe considerar que hay una única opción,
pudiendo afectar a la elección, además de los condicionantes de plazo y
precio, otros factores locales como la experiencia y disponibilidad de
equipos además de la posibilidad de una mejor reparación o control de la
ejecución o incluso la respuesta a solicitaciones extraordinarias (p.e. sismo
o inundaciones).

Los métodos de refuerzo del terreno se pueden clasificar en:

Métodos Observaciones
Operaciones habituales de excavación y sustitución
Sustitución y/o de capas superficiales. Una operación usual es la
desplazamiento del inclusión de elementos rígidos que en un caso
terreno extremo son los pilotes o columnas de suelo-
cemento
Construcción de zanjas o pozos además de las
Reducción de
precargas o la electro-ósmosis. Agotamiento o
humedad
depresión del nivel freático
Tales como la compactación dinámica (DC/ RIC),
vibro-compactación, vibro-sustitución (se indican en
Refuerzo del suelo general suelos cohesivos con resistencia al corte sin
drenaje (su) de 15 a 50 kPa) o vibro-desplazamiento
(su=30-60 kPa)
Diferenciados entre inyección (Jet grouting) y
Adición de cemento
mezcla (soil mixing)
o cal
Calor o frío, con limitaciones en la efectividad,
importante influencia de la permeabilidad,
Térmicos
problemas por su reversibilidad lo que involucra al
factor tiempo y con costes elevados
En este ámbito las opciones son numerosas: geogrid,
geotextiles, geomallas o geomembranas. Las
propiedades más destacables son garantizar la
Instalación de impermeabilidad y su condición de refuerzo por lo
Geosintéticos que su aplicación es prácticamente global como
complemento a otras técnicas como el control de
erosión, filtro, mejora del refuerzo o distribución de
las carga, etc.

Mecánica de suelo para cimentaciones

¿Qué es la Mecánica de suelos?

El Dr. Karl Terzaghi fue el iniciador y orientador de la materia, dio una


interpretación científica al suelo como materia de la ingeniería civil.

Así nació la mecánica de suelos abarcando en sus estudios teorías sobre el


comportamiento de los suelos sujetos a cargas, investigación de las
propiedades físicas de los suelos que existen en todo el mundo y
aplicaciones del conocimiento teórico y empírico a los problemas que se
presentan en la práctica.

Crespo Villalaz, en su libro de mecánica de suelos y cimentaciones, define


la mecánica de suelos como la rama de la mecánica que trata de la
acción de las fuerzas de los suelos, es decir, estudia las propiedades físicas
del suelo.
¿ Qué es la Ingeniería de Cimentaciones?

Según Braja M. Das, es una combinación ingeniosa de mecánica de


suelos, ingeniería geológica y buen juicio derivado de una experiencia
pasada, que hasta cierto punto se puede denominar un arte.

Entonces tenemos que la Ingeniería en cimentaciones necesita del


conocimiento de la mecánica de suelos, geología y geotecnia, para
poder diseñar los cimientos según las características de cada suelo y tener
la seguridad en el cálculo y construcción de la cimentación.

¿Qué es y para que nos sirven las cimentaciones?

Crespo Villalaz dice que el objeto de una cimentación es proporcionar el


medio para que las cargas de la estructura se transmitan al terreno,
produciendo en éste un sistema de esfuerzos que puedan ser resistidos con
seguridad sin producir asentamientos o asentamientos tolerables y
uniformes.

Otras propiedades de la mecánica de suelos para cimentaciones:

 Distribución granulométrica

 Plasticidad

 Compresibilidad

 Resistencia cortante

Estas propiedades geotécnicas del suelo se evalúan mediante pruebas de


laboratorio, tomando después los resultados de laboratorio para así poder
diseñar y proponer una cimentación.
Ensayos para tipos de suelo

CBR

La finalidad de este ensayo, es determinar la capacidad de soporte (CBR)


de suelos y agregados compactados en laboratorio, con una humedad
óptima y niveles de compactación variables. Es un método desarrollado
por la división de carreteras del Estado de California (EE.UU.) y sirve para
evaluar la calidad relativa del suelo para sub-rasante, sub-base y base de
pavimentos.

También se dice que el CBR de un suelo es la carga unitaria que


corresponde a 0.1” y 0.2” de penetración y que su valor se expresa en %.

Es decir, el CBR es nada más y nada menos que la relación entre la


carga vs la penetración en un espécimen con una muestra de suelo con
una humedad y densidad dada que podemos conseguir de un patrón
(Próctor).

No sobra destacar que hay diferentes formas de este ensayo, que son las
siguientes:

En suelos inalterados.

En suelos alterados.

In situ.
ENSAYO DE PLACA DE CARGA

El ensayo de placa de carga es uno de los ensayos “in situ” llevados a


cabo para realizar un reconocimiento geotécnico. La ejecución de la
prueba resulta imprescindible para la comprobación de la capacidad
portante de un suelo, en función de su estado natural o como
consecuencia de una determinada compactación.

Consiste en aplicar una carga sobre una placa (generalmente rígida),


colocada sobre la superficie del terreno, y medir los asientos producidos. Se
utilizan con gran profusión para comprobar el módulo de deformación de
capas de terraplenes y de firmes.

El método habitualmente utilizado es el estático, con carga aplicada sobre


una placa circular mediante un gato hidráulico, utilizando un camión
cargado o una máquina pesada como reacción para el gato. La norma
NLT-357/98 describe la realización de este ensayo. El Pliego de
Prescripciones Técnicas Generales para Obras de Carreteras, especifica
valores mínimos del módulo E2 para diferentes materiales y situaciones

VALOR DE RESISTENCIA DE HVEEM

Los conceptos del Método Hveem de diseño de mezclas de


pavimentación fueron desarrollados por Francis N. Hveem, anteriormente
Ingeniero de Materiales e Investigación con la División de Carreteras de
California.

El ensayo Hveem, en su forma actual, surgió de investigaciones indicadas


por el Departamento de Carreteras de California en 1940. El método
abarca la determinación de un contenido aproximado de asfalto por
medio del ensayo Equivalente Centrifugo de Kerosene, y luego el
sometimiento de probetas con este contenido de asfalto, y con contenidos
mayores y menores, a un ensayo de estabilidad. También se efectúan un
ensayo de expansión sobre una probeta que ha sido expuesta al agua.
PENETRACIÓN DINÁMICA DE CONO

El DCP fue desarrollado en 1956 por Scala; estudios realizados en campo


por Livneh y Ishali (1987) y Kleyn (1975) han sido básicos para la evaluación
de pavimentos. Posteriormente se ha difundido su uso en Inglaterra,
Australia, Canadá, Nueva Zelanda y Estados Unidos.

Este instrumento es utilizado esencialmente para evaluar la resistencia de


suelos tanto no disturbados como compactados y estimar un valor de CBR
en campo. A diferencia de este último, el DCP presenta ventajas como su
simplicidad y economía de uso. Implícitamente, el DCP estima la
capacidad estructural de las diferentes capas que conforman a un
pavimento, detecta simultáneamente el grado de heterogeneidad que
puede encontrarse en una sección y la uniformidad de compactación del
material, de una manera rápida, continua y bastante precisa. 2.1
Especificaciones Geométricas del DCP Recientemente la ASTM publicó
una metodología estándar para el uso y aplicación del DCP en
pavimentos, con la designación: D-6951-03.

Este ensayo utiliza un DCP basado en el dimensionamiento de Sowers, con


un martinete de 8 kg el cual tiene una caída libre de 575 mm y un cono
intercambiable en la punta con un ángulo de 60º y un diámetro de 20 mm.

Capacidad de soporte de suelo

La capacidad portante es a la capacidad de soporte del terreno para


soportar las cargas aplicadas sobre él. Técnicamente la capacidad
portante es la máxima presión media de contacto entre la cimentación y
el terreno tal que no se produzcan un fallo por cortante del suelo o un
asentamiento diferencial excesivo. Por tanto la capacidad portante
admisible debe estar basada en uno de los siguientes criterios funcionales:

 Si la función del terreno de cimentación es soportar una


determinada tensión independientemente de la deformación, la
capacidad portante se denominará carga de hundimiento.
 Si lo que se busca es un equilibrio entre la tensión aplicada al terreno
y la deformación sufrida por éste, deberá calcularse la capacidad
portante a partir de criterios de asiento admisible.
Las propiedades mecánicas de un terreno suelen diferir frente a cargas
que varían (casi) instantáneamente. Esto se debe a que los terrenos son
porosos, y estos poros pueden estar total o parcialmente saturados de
agua. En general los terrenos se comportan de manera más rígida frente a
cargas de variación quasinstantánea ya que éstas aumentan la presión
intersticial, sin producir el desalojo de una cantidad apreciable de agua.
En cambio bajo cargas permanentes la diferencia de presión intersticial
entre diferentes partes del terreno produce el drenaje de algunas zonas.

En el cálculo o comprobación de la capacidad portante de un terreno


sobre el que existe una construcción debe atenderse al corto plazo (caso
sin drenaje) y al largo plazo (con drenaje). En el comportamiento a corto
plazo se desprecian todo los términos excepto la cohesión última, mientras
que en la capacidad portante a largo plazo (caso con drenaje) es
importante también en rozamiento interno del terreno y su peso específico.

La capacidad de soporte del suelo de fundación, se estableció a partir


de la teoría general elaborada por Terzaghi y las modificaciones
posteriores. Esta teoría se basa en que las resistencias corresponden al peso
del suelo y a la sobrecarga, y que pueden calcularse independiente una
de otra.

Terzaghi, propuso una fórmula sencilla para la carga máxima que


podría soportar una cimentación continua con carga vertical centrada,1
apoyada sobre la superficie de un suelo dada por:
UNIVERSIDAD RURAL DE GUATEMALA

INGENIERIA CIVIL

SEDE CHIQUIMULA 017

LUIS ALFREDO ARITA GALINDO

15-017-0101

NOVENO SEMESTRE AÑO 2019

ING. LUIS AMBROSIO

CIMENTACIONES

TEXTO PARALELO

CHIQUIMULA, 9 DE MARZO DE 2019


INTRODUCCION

La cimentación es la parte estructural del edificio, encargada de transmitir


las cargas al terreno

La finalidad de la cimentación es sustentar estructuras garantizando la


estabilidad y evitando daños a los materiales estructurales y no
estructurales.

La mejora de suelos podría definirse como el conjunto de los


procedimientos constructivos que actuando sobre el terreno natural con o
sin adición de aditivos (p.e. cal o cemento), permiten adaptar las
condiciones del sustrato a las solicitaciones que impone la infraestructura
CONCLUSIONES

La capacidad de soporte del suelo de fundación, se estableció a partir de


la teoría general elaborada por Terzaghi y las modificaciones posteriores

los cimientos son aquellos que descansan en las capas del suelo y que son
capaces de soportar la carga que recibe de la construcción