Está en la página 1de 5

EJEMPLOS BIBLICOS DE PERSONAS QUE FUERON LLENAS DEL ESPIRITU

SANTO, CAPACITANDOLAS PARA CUMPLIR CON DETERMINADA FUNCION.

EN EL ANTIGUO TESTAMENTO.

JOSE (Gn. 41:38) Para interpretar sueños y administrar eficazmente un país –Egipto.

BEZALEEL (Ex. 31:1-5) Para diseñar modelos y trabajar los materiales para la
construcción del Tabernáculo.

MOISES y los 70 ANCIANOS DE ISRAEL. (Núm.11:16,17, 24-29) Para gobernar y


resolver sabiamente los problemas del pueblo de Israel. También Profetizaron

SANSON. –Cuando mató a un león sin arma alguna, solo con sus manos (Juec. 14:6).
_Cuando mató a 30 filisteos para quitarles sus vestidos (Juec. 14:19).
_Cuando rompió las cuerdas y mató a mil filisteos con una quijada de burro
(Juec. 15:14-18).
Todo esto, con el fin de atemorizar a los enemigos del pueblo de Dios y darle autoridad
para juzgar al pueblo de Israel.
Aquí vemos que no fue en base a la calidad moral de Sansón que venía sobre él el
Espíritu de Dios, sino porque Dios así lo quería y “buscaba ocasión contra los filisteos”
(Juec. 14:4). No era un premio a su espiritualidad.

SAUL. – Después de ser úngido por Samuel como primer rey de Israel, para capacitarle y
autentificar su ungimiento. También profetizó. ( I Sam. 10:6,7,9-10).

Nuevamente es receptor del Espíritu de Dios y en esta ocasión para darle el coraje
necesario para que dirigiera la batalla en contra de los amonitas, enemigos del pueblo de
Israel (I Sam. 11:6,7,11-15).

LOS DOS GRUPOS DE HOMBRES QUE ENVIO SAUL PARA APREENDER A


DAVID ( I Sam. 19:20-24). Tal vez con el propósito de hacerles ver que lo que
intentaban hacer era contrario a la voluntad de Dios y hacerles desistir de su propósito;
pero sobre todo, era una señal para Saúl, quien los había enviado ¡El mismo tuvo que ser
objeto de la acción del Espíritu de Dios por tercera vez¡, pero en esta ocasión,
tristemente, no para cumplir con alguna misión divina, sino para hacerlo desistir y
frustrar su plan criminal.
En este pasaje se ve claramente que no importa la calidad moral del receptor, ni la
disposición que éste tenía, ya que Saúl iba en plan de matar a David.

DAVID ( I Sam. 16:12,13) Inmediatamente después de su ungimiento por Samuel como


rey; con el propósito de capacitarle para gobernar al pueblo de Israel, defenderlo de sus
enemigos, y dar testimonio de su autenticidad.
NUEVO TESTAMENTO.

JUAN EL BAUTISTA (Luc. 1:15-17). Fue lleno del Espíritu Santo aún desde el vientre
de su madre. Esto con la finalidad de que fuese “delante de la presencia del Señor,
para preparar sus caminos” (1:76), convirtiéndose así en el Heraldo del Mesías.

LA VIRGEN MARIA (Luc. 1:35). Cuando Jesús fue concebido en su vientre fue
“cubierta por el poder del Altísimo”, para preservar así la santidad del niño que había de
nacer , el cual era y sería “llamado Hijo de Dios”, para cumplir así la promesa dada en
Gén. 3:15, de que la simiente de la mujer “heriría en la cabeza” a la Serpiente.

ELIZABET (Luc. 1:41-43). Cuando fue visitada por Maria y escuchó la salutación de
ésta; fue llena del Espíritu Santo para bendecir a Maria, pero sobre todo, al fruto de su
vientre, JESUS. Además, reconoció que aquél niño era su Señor. TESTIMONIO,
RECONOCIMIENTO.

ZACARIAS (Luc. 67-69). Después de nacer su hijo Juan, recuperó la voz, y lo hizo para
ser lleno del Espíritu Santo y profetizar,PROCLAMAR la gran salvación que se
aproximaba de parte de Dios, de la cual su hijo sería el anunciador.

EL SEÑOR JESUS . Su concepción en el vientre de la virgen Maria fue obra directa del
Espíritu Santo (Mat. 1:18).

Cuando fue bautizado por Juan y dio inicio a su Ministerio, CAPACITANDOLO


(Luc. 3:21,22).

Se nos dice que volvió del Jordán “lleno del Espíritu Santo” –estado contínuo- (Luc.
4:1).

El estaba conciente de ello y así lo declaró ( Luc. 4:18,19).

LOS APOSTOLES – DISCIPULOS ( Juan 20:21-23). A excepción de Judas, que se


había suicidado, y de Tomas que no estaba en esa ocasión, Jesús, después de haber
resucitado, envía a sus discípulos como sus representantes y los capacita dándoles el
Espíritu Santo.
LOS 120 DISCIPULOS REUNIDOS EN JERUSALEN EL DIA DE PENTECOSTES
( Hech. 2:2-6).

Esto con el propósito de darles poder para que testificaran de Jesús a todas las gentes
allí reunidas. Incluso, se les dio el “don de lenguas” para hacer más efectivo su
testimonio, ya que los allí reunidos hablaban diversas lenguas.

Si tomamos en cuenta lo que dice Juan 20:22, Jesús ya había dado el Espíritu Santo a
10 de sus discípulos; pero en esta ocasión “son llenos” de El, y no solamente ellos, sino
todos los que estaban en la casa. Para los Apóstoles fue la CONFIRMACION del Don
del Espíritu Santo; para los otros, EL CUMPLIMIENTO DE LA PROFESIA-PROMESA
y su CAPACITACION para ser Testigos de Cristo en Jerusalén, en Judea, en Samaria y
hasta lo último de la tierra. ( Comp. Hch. 8:14-17 –Los samaritanos; Hch. 10:44-46 –
Los gentiles; Hch. 19:1-6 –Los discípulos de Juan el Bautista).

“Así, la venida del Espíritu Santo anuncia una nueva era, porque viene a habitar con
los hombres no temporalmente, sino para siempre” – KISTEMAKER.
Pedro mismo insta a la multitud a arrepentirse y bautizarse en el Nombre de Jesús
para perdón de sus pecados y así recibir el Don del Espíritu Santo ( Hch. 2:38).

PEDRO ( Hch. 4:7-10). Cuando fue llevado junto con Juan ante las autoridades judías
para dar cuenta de la sanidad del cojo y de su predicación. Los capacitó para que con
denuedo diesen testimonio de Jesús ante las autoridades (4:13) -Comp. Marc. 13:11.

LOS MISMOS APOSTOLES Y LOS CREYENTES QUE ORABAN ( Hch. 4:23-31).


Antes de pedirle a Dios que hiciese sanidades, señales y prodigios; le piden que les de
capacidad para “hablar con denuedo la Palabra de Dios” que no era otra cosa que
testificar acerca de Jesús.

LOS 7 DIACONOS ELEGIDOS EN LA IGLESIA DE JERUSALEN (Hech. 6:3-5).


Todos ellos estaban llenos del Espíritu Santo. Esteban y Felipe entre ellos.

ESTEBAN ( Hch. 7:55,56). De por si estaba lleno del Espíritu Santo, pero cuando
comparece ante las autoridades judías, es llenado nuevamente y tiene una visión
magnifica de la gloria de Jesús estando a la diestra de Dios. Esto nos recuerda el sentir de
David en el Salmo 23:5.

BERNABE (Hch. 11:24). Su carácter era similar al de Esteban y ¡ también estaba lleno
de Espíritu Santo!
PABLO ( Hch. 9:17-19 ). Cuando fue visitado por Ananías para que recibiese la vista y
fuese lleno del Espíritu Santo, Ananías le impone las manos, le caen de los ojos como
escamas y recupera la vista; después de esto fue bautizado. No se nos dice que haya
comenzado a hablar en lenguas, aunque por otros pasajes sabemos que sí tenía este don
( 1 Cor. 14:6,18).

( Hch. 13:8-12 ). La ocasión lo requería, para poder confrontar las fuerzas satánicas
en la persona de Elimas, el mago.

PABLO Y BERNABE ( Hch. 13:50-52 ). A pesar de la persecución y de los azotes que


les habían propinado, ¡ estaban llenos de gozo! Porque ¡ estaban llenos del Espíritu
Santo!

En base a lo visto anteriormente, concluimos que podemos hacer una distinción entre
“SER BAUTIZADOS CON EL ESPIRITU SANTO”, y “SER LLENOS DEL
ESPIRITU SANTO”.

1. Lo primero es una experiencia consciente, sobrenatural y sobre todo, ¡única! (Ef.


1:30; 4:30). Lo segundo es una condición contínua, un estado en el cual el
creyente debería estar siempre. Es una forma de vida, no una experiencia pasajera
(Ef. 5:18). “sed llenos” = Presente continuo.

“El derramamiento del Espíritu no es repetitivo, porque el Espíritu Santo


permanece en la persona que ha sido llenada” KISTEMAKER, p. 81

Lo primero da lugar a lo segundo; no puede haber “llenura” sin el “bautismo”.

ES LA CAPACIDAD SOBRENATURAL PARA VIVIR CONTINUAMENTE


UNA VIDA DE ACUERDO A LA VOLUNTAD DE DIOS.

2. En lo primero el hombre permanece pasivo; es Cristo quien bautiza, es Dios quien


hace la obra - el hombre espera. Esto se pone de manifiesto en las expresiones “seréis
bautizados”, “fueron todos llenos del Espíritu Santo”, “fuistéis sellados”.

En lo segundo al creyente se le ordena actuar; llenarse del Espíritu Santo - el


hombre busca. “sed llenos” = Modo imperativo = Orden, mandato.
Y DESPUES DE LLENARSE DEL ESPIRITU SANTO, NO DEBE CONTRISTARLO
(Ef. 4:30); NI RESISTIRLE (Hch. 7:51); NI AFRENTARLO (Heb. 10:29); SINO QUE
DEBE ESFORZARSE DIA CON DIA POR PERMANECER LLENO DEL ESPIRITU
SANTO.

“ No se emborrachen con vino, que lleva al desenfreno. Al contrario, sean llenos del
Espíritu. Anímense unos a otros con salmos, himnos y canciones espirituales. Canten y
alaben al Señor con el corazón, dando siempre gracias a Dios el Padre por todo, en el
nombre de nuestro Señor Jesucristo”. EFESIOS 5:18-20 - NVI.