Está en la página 1de 72

DIARIO

ORGANO DEL GOBIERNO CONSTITUCIONAL DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS


OFICIAL
DIRECTOR: LIC. CARLOS FRANCO SODI
SECCION PRIMERA

Relll.tradu comu artt('ulu de


2a. cla.e, en el afiu de 1~4.
lHI~XICO, SABAno 1:~ la1 !UAn:~o In, llH3 ,I Tomo CXXXVII I Núm. 12

SUMARIO
A"iNO a 1(1~ que t:-.l' t'onHideren afectadn~ con el dC'f:lindc
SECCION PRIMERA del terrt:no buheilado )01' ~l Heñor Luis L. ¡.... uen-
tes, en Juárez, Clllh . . . . . . , ., . . . , " .. .. .. .. 3
PODER EJECUTIVO Solicih:d de la Helior: <1eol'gette Johlu;on, para. utilizar
ag-uas del lago He Cnapula, JaL . . . . . . . . . . . . . ' 4
SECRETARI.\. nl<J .-\GRUJUI,'rURA y FOMENTO
'I'ffnlo de conilrn1<.Leión de uprechc)}; otorgado a lus VC~
Acu .... rdo que autoriza la operación de cOlnJraventa, a Clnos del lJuellJ() ü(=> ChalJa dt,' ~\10tlt, l\ll:'A., para tlll-
favor del E,jido La Aurora, de terrenos de la antI- Ilzar aguas del río La CuncelH.ión o La Bufa.. .. .. 4
gua hacienda Santa Engraeia, en Hidalgo, 'lamo .. 1 Titulo de eonfirn1a<"ión de derechoH otorgado a lo~ Ye•
Acuerdo que autoriza !¡. la se,ñorita Isabel Farfán Ca- eino:-: de la cOlnunidatl lndig.ena Curunguco, Mich"
no, para explotar los bosques del predio El Sau¿, vara utilizar agua~ del río ~an JUan \- lPJO o ele hlta-
en Queréndaro, Mich. '" ............... . :! (uaru.. .. .. .. .. ., .. .. .. .. .. .. .. .. " , ' .,
Aviolu a lOS que se conslc1eren afedados eon el c1eslinde 'rítuJo de ('OnflrlllUciúrt de cl( l't:'ChOH otDrgtlllo a 10H Vf'•
del terreno solicitado por el señor J osús Granados, cinos del plH'blo )xtlahuaca de YIlIad", M(·x., par,l
en Galeana, Chih. .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . a utilizar agua::; del río l-'aclluca.. .. .. .. .. . G
Aviso a los que se conHidcl'en atectadoH con el ClUHlIl1fle
del terreno solicitado por el ;'eñor Salvador Val- Copia DOF 1 - 16
dcz, en Galeana, Chih. .. .. .. .. .. .. .. . 3 (SI¡;ue en la pAcina 2)

PODER, EJECUTIVO
SECRETARIA DE AGRICUL TURA y FOMENTO
ACUERDO que autoriza la operaClOn de compraventa, a del río de Santa Engracia, en el Estado de Tamaulipas,
favor del ejido La Aurora, de terrenos de la antigua fijándose sus correspondientes límites para los efectos de
hacienda Santa Engracia, en Hidalgo, Tam. las disposiciones relativas del Decreto Núm. 218 de fecha
,,21 de febrero de 1939, publicado en el ¡'Diario Oficial" el
Al ~argen un sello con el Escudo Nacional, que di• 15 de marzo del mismo año;
ce: Estados Unidos Mexicanos.-Presidencia de la Repú• CONSIDERANDO: Que las disposiciones del mencio•
blica. nado Decreto Núm. 218 de fecha 21 de febrero de 1939,
tienen por objeto principal el evitar especulaciones inde•
ACUERDO A LA SECRETARIA DE AGRICULTURA
J.¡idas con terrenos comprendidos dentro de los Distrito;
Y FOMENTO
Nacionales de Riego, mientras el Gobierno Federal n:>
(Comisión Nacional de Irrigación) quede compensado, en los términos de la Ley de Irrig.l•
eión vigente, por concepto del valor de las obras que hubie•
.cONSIDERANDO: Que por acuerdo presidencial de re llevado a cabo en los mismos Distrito de Riego;
fecha 4 de marzo ele 1942, ~ublicado en el "Diario Oficial" CONSIDERANDO: Que el Ejido de La Aurora, ubi•
de 2 de abril del mismo año, se creó el Distrito de Riego cado en el Municipio de Hidalgo, del Estado de Tamauli-

L. in'de~cndcnc! za la libertad de nuestros hijos,


se c~!endrá~ lo derreta de h~3 a!eta
ro' d:.Iras.

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
2 DIARIO OFICIAL Sibado 13 de marzo de 1,943.

SUMARIO ten por la construcción de las obras en el Distrito de Riego


de que se trata, así como las disposiciones que posterior•
mente se dicten en relación con el aprovechamiento de las
(Sigue de la pAgina 1) aguas del río de Santa Engracia.
Titulo de confirmación de derechos otnrgado rt los V~­ Dado en el Palacio del Poder Ejecutivo Federal, en la
Clnos del pueblo de Ixtlahuaca de Villada, Méx.,
para utllizar aguaR del arroyo Capullne~.. .. .. .. 7 ciudad de México, D. F., a los veintisiete días del mes de
Titulo de confirmacIón de d.erochos oturgado a los ve• enero de mil novecientos cuarenta y tres.-EI Presidente
cinos del pueblo lrlmbo, para aprovecnar aglla:-; ch'l
arroyo del mismo nombre, en el Estado de Mlchoa- Constitucional de l.os Estados Unidos Mexicanos, Manuel
({¡.n . . • . . , ...•........•. '" o......... 8 A vila Camacho.-Rúbrica.-EI Secretario de Agricultura
y Fomento, Presidente de la Comisión Nacional de Irri•

_..
SRIA. DE ('Ollt::-.I ICACIONES y OBDAS P¡;ULICAS
gación, Marte R. GÓmez.-Rúbrica.
Decreto por el cuaL- ~c refonna el artículo 1°, fracl:ión
VII, inciso b), de la L~y de VíaH Ucn('rales de Co-
municación.. .. .. .. .. .. .. .. .. . 1)

DF.PARTA~F]N'rO DtJL DISTRI'I'O f'F]HF.RAL


, ACUERDO que autoriza a la señorita Isahel Farfán Ca•
Olido por el que se comuniea haher]" expedId" nom•
bran1iento de Af-'pirante al Bjen'j( io del Notaria- no, p:lra ~xplotar los bosques del predio El Sauz, en
do, al C. Lic. Hafael Amor Villalpa ndo.. .. .. .. .. 10
~uerénda~o~, l\Iizh.
A~'18o" JudicialcH y Gcneraks . . . . . . .. 10 ¡, 16 Al margen un sello con el Escudo Nacional, que di•
------- ('e: Estados Unidos l\1exicano;.-Presidencia de la Repú•
bliza.
SECCION SEGUNDA
ACUEI:DO A LA SECRETARIA DE AGRICULTURA
P OD E R E J E CUT' V O Y FOMENTO

CONSIDERANDO PRIMERO: Que los bosques del


EXpOHho¡{iu de lnoth'oH del Cúehgo Fed( ral de ]'roneaí•
mientos l~'ivil{s, !,ublieado eH el llUlJh ro col 1'1..:-;,)';,1- pr8dio denominado El Sauz, con ubicación en el Municipio
dIente al 24 de febrero últim".. .. .. .. .. .. .. .. 1 de Queréndaro, Estado de Michq~cán, se encuentran com•
Fe de ~rrat .. s del C6dlgO Feucral de 1 roCüdll1l1pntoH CI-
VlI~¡;. • • • • • • . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . • . . . . . . . :;:~ prendidos en la Zona de Veda, establecida por acuerdo
presidencial de fecha 25 de julio de 1939, publicado en el
"Diario Oficial" de la Federación el 29 de agosto del pro•
pas, desea adquirir en compraventa 80 (ochenta) hectá• pio año;
Copia DOF 2 - 16
reas pertenecientes a la antigua hacienda de Santa- En• CONSIDERANDO SEGUNDO: Que las condicio:'!ca
gracia de la misma localidad, comprendidas dentro del pe• filvícolas de los mismos bosques, han sido estudiadas por
.rímetro del Distrito Nacional de Riego del río de Santa el Servicio Forestal, lIegándof:e a la conclusión de que
Engracia, con el fin de aumentar la superficie laborable una explotación comercial moderada de los mismos, con'
y que el señor Jorge Degetau, propietario de estos terre• apego al estudio económico previamente formulado al
nos, está de acuerdo en llevar a cabo dicha operación; efecto, no perjudicará la conservación indefinida de les
-montes de ~ue se trata;
CONSIDERANDO: Que la repetiua operaci'in no tie•
CONSIDERANDO TERCERO: Que el aprovecha)
ne fines especula~ivo.;, puesto que su objeto es sólo satis•
miento moderado Jel arbolado supermaduro y defectuoso.
facer una 'demanda de tierras formula:.la por 103 cji:.la•
ademús de beneficiar al bosque con los aclareos requeri•
tarios.
(;OS para el desarrollo normal del arbolado joven, cons•
Por las razones antes expue~tas, he tenLlo a b:en di::• tituirá una fuente de trabajo para campesin6S y obreros
iar el siguiente (!e la región; con fundamento en l(! que determina el
acuerdo presidencial de 21 de junio del año de 1940, p:r•
ACUERDO: bEcado" en el "Diario Oficial" de 10 de julio del mismo
año; he tenido a Lien dictar el siguiente
PRIMERO.-Se autoriza a la Comisión Nacional (b
Irrigación' pa~a que permita la operación de compraventa, ACUERDO:
a favor del ejido de La Aurora, Municipio de Hidalgo,
UNICO.--Se fa-::ullu a la Secretaría de Agricultura
Estado de Tal1laulipas, de 80 (ochenta) hectárea3 el::! te•
y Fomento, para que por condu-::to de la Dirección Gene•
rreno perteneciente al señor Jorge Degetau, localizadas eh
ral Forestal y de Caza, otorgue permh:o a la señorita
la afltigua hacienda de Santa Engracia del mismo Muni•
1'abel Farfán Cano, propietaria y cxplotadóra de los bos•
cipio y Estado citados y comprendidas dentro del perí•
rues del predio denominado El Sauz, con ubicación en el
metro del Distrito Nacional de Riego del río de Santa En•
l\Iunicipio de Queréndaro, Estado de Michoacán, bajo la
gracia, Tamaulipas, debiendo la propia Comisión Nacional
diro('ción técnica y control de la Comiáón Reguladora de
de Irrigación hacer las notin~acion~s que corre3pondari la Yeda.
tanto al Gobierno del Estado ele Tamaulipa3 com:> a 1:>s
Dado en el Palacio del Podor Ejecutivo Federal, en la
interesados.
ciudad de México, a los veintisiete días del mes de enero
SEGUNDO.-Esta autorización se con~ede sobre la ele mil novecientos cuarenta y tres.-El Presidente .Cons•
base de que los adquirentes de la superficie de terreno, titucional de los Estados Unidos Mexicanos, Manuel Aví•
motivo de la operación a que se refiere el punto anterior, la Camacho.-Rúbrica.-EI Secretario de Agricultura y
acepten las obligaciones que al actual propietario le resul- Fomento, Marte Ro GÓmez.-Rúbl'ica.

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
Sábado 13 de marzo de 1943. DIARIO OFICIAL

AVISO a los que se consideren afectados con el deslinde número 518:38-30875 de la Dirección de Población Rural,
del terreno solLitado por el señor Jesús Granados, Terrenos Nacionales y Colonización. me ha de~ignado Pe•
en {ialeana, Chih. lito Deslindador, para llevar a cabo el deslinde legal y
planifkación del terreno nacional denominado "Bookes
Al margen un sello que dice: Poder Ejecutivo Fe•
Land" solicitado al amparo del Decreto de 1" de junio de
deraL-Estados Unidos Mexi~anos. -Méxi~o.-Secretaría
1934 por el C. Salvador Valdez, ubicado en jurisdicción
de Agricultura y Fomento.
de Dto. de Galeana, Chih., que colinda:
AVISO DE DESLINDE DE TERRENOS
NACIONALES Al norte con predio Cajón Bonito.
Al sur con predio Picacho Redondo.
La Secretaria de Agricultura y Fomento por oficio Al este con solici tud de Carlos A vila.
número 203.11 de 4 de noviembre de 1942, expediente Al oeste con solicitud de Jesús Gómez Sala'!.
número 51832-30872 de la Dirección de Población Rural,
Terrenos Nacionales y Colonización, me ha designado En cumplimiento ele lo dispuesto en los artículos 17
perito deslindador para llevar a cabo el deslinde legal y 18 del Reglamento del Decreto de 18 de diciembre de
y planificación del terreno nacional denominado "Bookes 1909 y demás disposiciones vigentes sobre deslindes de
La;d", solicitado al amparo del Decreto de 10 de junio terrenos nacionales, se hace del conocimiento de todas
de 1934, por el C. Jesús Granados, ubicado en jurisdic• las personas que puedan resultar afectadas, la verifica•
ción de Dto. de Galeana, Chih. que colinda: ción del deslinde mencionado, para que ocurran ante el
Al norte con predio de Cajón Bonito. suscrito a deducir sus derechos durante los 30 días si•
Al sur con predio de Picacho Redondo. guientes a la fecha de publicación de este aviso en el
Al este con Palomas Land. "Diario Oficial" de la Federación y en el elel E~tado,
I Al oeste con solicitud de Carlos Herrera.
exhibiendo títulos, documentos y planos que los acredite
En cumplimiento de lo dispuesto en los artículos 17 como propietarios, simples poseedores o colindantes.
y 18 del Reglamento del Decreto de 18 de diciembre de Este avi'lo fe manda publicar igualmente en el pe•
1909 y demás disposiciones vigentes sobre deslindes de riódico de información La Voz y se pone a la vhta del
terrenos nacionales, se hace del conocimiento de todas público en el tablero de avi:ios de la Prcsiden~ia Munici•
Ja!l personas que puedan resultar afectadas, la verifica• pal de Ascención y demás parajes público;, de la juri;•
ción del deslinde mencionado para que opurran ante el ¿icción, convocando a los interesados a que concurran
suscrito a deducir sus derechos durante los 30 días si• a presenciar las operaciones de deslinde y planificación
guientes a la fecha de publicación de este aviso en el que se llevarán a cabo, previo cita torio, después de ven•
':Diario Oficial" de la Federación y en el del Estado, cido el plazo de 30 días a que se refiere el párrafo ante•
exhibiendo títulos, documentos y planos que los acre• rior, para que den su conformidad o manifiesten su opo•
Copia DOF 3 - 16sición en los términos del artículo 26 del Reglamento del
dite como propietarios, simple~ poseedores o colindantes.
Este avif;o se manda publicar igualmente en el pe• Decreto de 18 de diciembre de 1909.
riódico de información La Voz y se pone a la vista del Las personas interesadas Que no ocurran ante el SU'l•
público en el tablero de avisos de la Presidencia Muni• crilo a deducir su,> derechos o a presenciar el deslinde
cipal de Asceneión y demá, parajes públicos de la jurÍ1- a que se ('ontrae C'3te aviso, se tendrán por conformes con
dicción, convocando a los interesados a que concurran a las operaciones que se verifiquen y sus resultados, en los
presenciar las operacione<; de deslinde y planificación Que términos que señala el artículo 21 del Reglamento últi•
se llevarán a raho, previo citatorh, despu¿s de vencido mamente citado.
el plazo de 30 días a que se refiere el párrafo anterior; El Perito DC!:ilindallor, Ing. Virginio Domínguez B.•

_.-
para que den su conformidad o manifiesten su oposición rrúbrica.
en los términos del artículo 26 del Reglamento del De:re•
to de 18 de diciembre de 1909.
Las personas interesadas Que no concurran ante el
suscrito a deducir sus derechos o a presenciar el desli'1d3 A VISO a los que ~(' rOTl"irl~r('n afe~taclo~ ron el de~linde
a que se ('ontrae este aviso, se tendrán por conformes con del tprreno ~o'i itado por el señor Luis L. Fuente3,
las operaciones que se verifi~uen y sus resultados, en en J uárez, Chih.
los términos Que señala el artículo 26 del Reglamento
últimamente citado. Al margen un !"ello nuo:) dice: Porler Eje<::utivo Fe•
El Perito Deslindador, Ing. Virginió Domíngucz B.• deral.-Estados Unidos Mexi~anos. -Méxi~o.-Secretaría

-- ..
Rúbrica. de 1-gricultura y Fomento.
AVISO DE DESLINDE DE TERRENOS
NACIONALES
AVISO a 108 que ~e consideren afedadm¡ ron el rl~"lhd~
del terreno ~olicitado por el señor Salvador Valdez, La Sef'retarÍa de Agri,ultura y Fomento nor ofido
en Galeana, Chih. número 203.11 de 4 de noviembre de 1942, expedie'lte nú•
Al m,argen un sello que dice: Poder Ejecutivo Fe• mero 58646 de la Dire .. rÍón de Poblaciñn Rural. Terren03
deral.-Estados Unidos Mexi~an03. -México.-Secretaría Narionales y Colonización mp ha de<ignado Perito flef:•
de Agricl!ltura y Fomento. lindador para llevar a cabo el de~linde legal y planifi":t•
ción del terreno nacional denomir¡ado Zo"'a I rIel ex (;a'l•
AVISO DE DESLINDE DE TERRE~OS tón Bravo, ubicado en la jurisdicción del Municipio de Juá•
NACIONALES rcz, F:~tado de Chihvahu:1, nue ('olinda:
La Secretaría de Agricultura y Fomento e"1 Ofiroio Al norte con Ferronarl'il NOl'oe~te v terreno naciJ":ll.
número 203.11 de 4 de noviembre de 1942; Expedieate Al sur con ~olici:ud de Valentb FU211tes.

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
DIARIO OFICIA~ 8,ibatlo 13 tle marzo de 19<13.

Al este con rancho El Sancho, solicitud del C. Faus• Chapala, Jal., en la cantidad de cinco litr03 por segundo
tino Ortega Sr. UUl'antl' cuarenta días en el aúo, comprendidos de octubre
Al oeste con lote número 1 de la Fidelily Land Co. a junio, a ra:lón de ocho horas diarias, hasta completrlr
En cumplimiento de lo dispuesto en los artículos 17 un volumen anual de 5,760 (cinco mil setecient03 sesenta
y 18 del Reglamento del Decreto de 18 de diciémbrc de metros cúb:cos) p:tra riego de jardine3 y huerta d<! pro•
1909 y demás disposiciones vigentes sobre deslindes de piedad particular.
terrenos nacionales, se hace del conocimiento de todas Las agua,3 ~e toman en el ludo norte del lago, en el
las personas que puedan resultar afectadas, la veri.fi• lugar denominado Ajijic, Jal., que dista aproxi¡nadamen,
cación del deslinde mencionado para que ocurran ante te cinco metros aguas arriba del lago mencionado.
el suscrito a deducir sus derechos durante los 30 días
siguientes a la fecha de publicación de este aviso en el Se trata de regar una huerta de 5,000 (cinco mil me•
"Diario Oficial" de la Federación y' en el del Estado, tros) cuadrados, de la propiedad de la suscrita, denomina·
exhibiendo títl,llos, documentos y plano:; Que 103 acredite dos "Quinta J ohnson", que dista del cauce del lago de
como propietarios dmples poseedores o colindante3. Chapala, 10 metros, y tiene las colindancias: al n(>rte
Este aviso se manda publicar igualmente en el pe• Bertha P. de Mendoza López; al sur, el lago de Chapala,
riódico de información La Voz y se pone a la vista del zona federal; al poniente, calle de Ramón Corona; al
público en el tablero de avisos de la Presidencia Muni• oriente, herederos de Sabino Padilla, siendo los cultivos
cipal de Bocoyna y demás parajes públi~os de la juris• prillc.ipalei', árboles frutales.
dicción, convocando a los interesados a que concurran a Declaro no estar comprendida en la Ley sobre el Im•
vresenciar las operaciones de deslinde y planificación puesto de la Renta.
que se llevarán a cabo, previo cita torio, después de ven•
(';do el plazo de 30 días a ,que se refiere el párrafo antc• Protesto a usted mi respeto y atenta consideración.
rlOr, para que den su conformidad o manifiesten su opo• Guadalajara, Jal., 10 de marzo de 1942.-Georgette
sición en los términos del artículo 26 del Reglamento del Johnson.~Rúbrica.-Al margen un sello que dice: Direc•
llecreto de 18 de diciembre de 190D. ción General de Aguas.-Sec. de Catalogación.-Registr¡¡.•
Las personas interesadas que no concurran ante el da en el libro de COllcesicnes a fojas 3~, con el núme-
suscrito a deducir sus derechos o a presenciar el deslinde 1'0 145.
a que se contrae este aviso, se les tendrá por conformes México, D. F., a 19 de febrero de 1D43.-El Oficial
con las operaciones que se verifiquen y sus resultados, Mayor, Eduardo ~lorillo Safa.-Rúbrica.

.....-
en los términos que señala el artículo 21 del Reglamento
últimamente citado. Copia DOF 4 - 16

El Perito Deslindador, Ing. Virginio Domínguez B.•


Rúbrica. TITULO d~ confirmación de derechos otorgado a los

-- .. yecinos del pueblo de Chapa de !\'Iota, Méx.. para


utilizar a!!,uas del río La Concepción o La Bufa.

SOLICITUD de la señora Georgctte Johnson, pam utilizar Al margen un sello que dice: Poder Ejecutivo Fede•
aguas del lago de Chapala, J al. ra1.-Estados Unidos MexicanQs.-México.-Secretaría tie
Agricultura y Fomento.-Dirección General de Aguas.•
Al margen un sello que dice: Poder Ejecutivo Feue• Departamento de Aguas.-Oficina de Trámite.-Sección
ral.-Estados Unidos Mexicanos.-México.-Secretaría de
1~.-Mesa l.-Expediente 9777.
Agricultura y Fomento.-Dirección General de Agua::;.-!
Departamento de Aguas.-Oficina de Trámite.-Sección 1" TITULO DE CONFIRMACION NUMERO 4
- Mesa I . - Exp. 201.44.- Número 201l441.10(723.~.l)
4137.-Ant. 711(218). MANUEL A VILA CA MACHO, Presidente Constitu•
cional de los Estados Unidos Mexicanos, en uso de las
SOLICITUD de concesión de derechos presentada por la
facultades que me confieren el párrafo sexto y la fracción
señora GeorgeUe Johnson, para utilizar en riego la~
aguas del lag~ de Chapala, Municipio del mismo nom• 1 de los artículos· 27 Y 89, respectivamente, de la Consti•
bre, Estado de Jalisco, la cual se manda publicar en tución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la frac•
cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 81 del Re• ción II del artículo 10 y el 19 de la Ley de Aguas de
Propiedad Nacional vigente, de 30 de agosto de 1934,
glamento de la Ley de Aguas vigente, a fin de que
con fundamento en lo dispuesto por el artículo 8° de la
las personas que se consideren con dcrec:lOs, se opon•
propia ley y atendiendo a que el señor Antonio G. Rodea,
gan dentro del plazo Iegal.
por sí "y en representación de 103 vecinos de Chapa de
C. Secretario de Agricultura y Fomento: Mota, Estado de México, han comprobado el derecho que
les asiste para utilizar en riego de terrenos propios, si•
La suscrita, Georgette J ohnsoI1, de nacionalidad bri'•
tos en el Municipio de Chapa de Mota, del Estado de Mé•
tánica, vecina de Ajijic, J aL, Méx., Municipio de Chapala,
xico, las aguas del rí" La Concepción o La Bufa, en el
del Estado de Jalisco, que gestiona por sí, recibiendo no• Municipio meneionado, las' cuales fueron declaradas de
tificaciones en González Ortega número 76, Guadalaja 1'a, propieda,l nacional, por resolución de 1Q de septiembre de
Jal., ante usted respetuosamente expone: lll:l2, put)licada en el "Diario Oficial" de la Federación el
Que desea concesión de derechos para utilizar las 6 de octubre de 1!J:l2, y en vista también de Que los ¡nte·
aguas del lago de Chapab, que exis~e en el Municipio de rc.:;¡¡dos han llenado los rer;uHtos lcg-a!;::s respectivos,

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
Sábado 13 de marzo de l!MJ. DIARIO OFICIA); /)

de acuerdo con la tramitacioll fe:;-u:da ante b Sccrcl3- de 10.1eO l1lctro~ y pen(¡icllte media ¡le 0.0041. El canal
ría de Agricultura y FOl11cato, la cual aprobó las obras nímc, o 2, tiene U/¡U lullgitud de li,OlO mctros y pendientes
hidráulicas existentes, porque reúnen las condiciones téc• media de 0.0054, riega los terrenos situados en la mar•
nicas del caso, he tenido a bien otorgar al expre5ado se• gen izquierda del 'l'ío. De estos canales s~ derivan zanjas
ñor Antonio G. Rodea, por sí y en representación de 103 secunc;arias ("ue cOl1lple~an la red irrigadora. Las obras
vecinos de Chapa de Mota, b pre~ente ccnf:rmaci~n, ce arte son dos presa3 de la Concepción y Las Lajas y
que acredita y resguarda el derecho que la Naci;',n le3 pequEC:iJS puentes canales de mampostería para cruzar
reconoce para el aprovechamiento de las aguas de que se los arroyod y barrancas. El vaso de almacenamiento más
trata, bajo las siguientes condicione,,: importante es el conocido con el nombre de presa de La
PRIlVIERA.-Esta confirmación se otorga sin perjui• ,Concepdón en el que se deposita la mayor parte del
cio de tercero y quedará sujeta a las leyes y diap03icio• volumen de aguas broncas, que se utiliza en los riegos.
nes vig@ntes y a las que en lo sucesivo se dicten, pudiend:> El otro vaso es el llamado de Las Lajas, que almacena un
ser mod:ficados los derechos que reconoce y fija, en !va volumen muy inferior al anterior. Este segund~ vaso, tie•
términos y condicione3 c,ue cita el artículo 67 de la L2y ne también la funci{:n de regular, pues una vez vaciado
de Aguas de Propiedad Naéional antes mencionada. ¡,h'vc para controlar y regular 103 volúmeTle3 que se ex-'
traen de la presa de La Concepción, a medida qu'e lo exi•
SEGUNDA.-El señor Antonio G. Rodea, pul' sí y
¡,;e las necesidades en riego de los cultivos.
en re¡;resen:ación de los vecinos de Cl:apa de lVIoca, podl'i
derivar en virtud <1e estn confÍl'mación un gaslo hidráuli• El detalle do las obras se hace con3tar en el plano
co de 42 (cuarenta y dOJ) iitros por segundo de las aguas anexo al presente tí~ulo.
mansas, hasta completar un volumen de 831.793 (o::h:>• CUARTA.--El volumen de a6'ua que ampara esta
cientos ochenta y un mil setecientos noventa y ocho) confirmación, se des tillará al riego de 755.16.45 hectá•
metros cúbicos, derivados en los 243 (doscientos cuarenta reas de terreno, ubicadas en jurisdicción del Municipio de
y tres) días del estiaje y ce 103 (ciei1~o OdlCl) 11,ros Chapa de Mota, I:3tado de México, quedando los conf:r•
por segundo en 122 (cLnto vein,ic!ós), d:as ha3ta com• matatios obligados a efectuar la mejor y más eficaz uti•
pletar un volumen de 1.I3d,¡~03 (un millón cien~o treinta ii~ación de la, aguas cuyo uso se les confirma.
y ocho mil cuatrocientos seis) metros cúbicos, derivado,
QUINTA.-Los derechos a que se refiere esta con•
de las aguas bronca3 en el petíodo de avenidas, dando
firmación durarán, l'alvo lo que previene la condición
hasta el total de 2.020,201 (dos millones veinte rr.il dos•
,primera, mier!tras subsista la utilización de las aguas en
cientos cuatro) metros cúb:cos aprovechables.
la forma c:ue esta mi2ma cor.firmadón determina; en la
TERCERA.-La derivación y conelucc'i5n de las Copia DOF 5 - inteligen::ia de c¡ue los dere~hos, así como las obras y
16

aguas se hace meJian_c las obras establecidas, sitas en Lienes relativos a ellos, quedarán sujetos a las disposi•
jurisdicción del Municipio de Chapa de Mota, del Estado ciones de los artículos 15, 4.9, 50 y 112 de la Ley de
de México, cuya deSCrIpción se hace a continuación: Aguas de Propiedad Nacional v:gente, por lo que el Eje•
ClLivo de la Union te.l(h'á facultades, en cual(~uier tiem•
Las obras elerivadoras propiamente dichas están
po, para imponer a tales obras 1 bienes, las ocupaciones
consti.uidas por la cortina de la presa de Las Lajas de
temporales y las scn-idumbres que sean necesarias para
donde anancan l.os dos canales pnndpales de riego. La
el mejor aprovechamiento de las aguas, así como para
cortina tiene 62 metrOJ de largo, altura media de 7 me•
declarar la extinción de la misma confirmación y la ex•
tros y anchura media de 2.40 metros de corona, e;ltan•
propiación del aprovechamIento, obras y bienes corres-
do coniltruiéla de mamp:JsterÍcl de piedra con morlero de
• pondientcs.
cal. En su parte central, tiene dos compuertas de 4. 2J
metros ele altura por 2.80 metros de anchura, que sir• En consideración a lo anterior, expido el presente
ven para elesazolvar la pre.m y <1,11'1e pailO a lo.; vol.ime• título de confirmación, en la resideocia del Poder Ejecuti•
nes excedentes durante las crecientes del río. En su J vo, en la ciudad de México, a los treinta días del mes
,;
extrem03, están las bocatomas de los dos canales princi- de e;'lero de mil novecientos cuarenta y tres.-El Presi•
pales de riego, constituida.> p:Jr orificios de seceÍón cua• dente Constitucional de los Estados Unid03 Mexicanos,
drada de O. &0 x 0.80 mc,rus, cuya abertura puede re• Manuel A vila Camacho.- Rúbrica,- El Se¡;xetario de
gulares y aú,l hoturar~e con tablones de madera, La Agricultura y Fomento, Marte H. G6mez.-Rúbrica.-El
presa de La Concepción es sólo de almacenamien~o. Su Cficial Mayor, Eduardo Morillo Safa.-Rábrica.-El Di•
lonina tiene una longitud dé' 150 metros, altul'a media rector General de Aguas, Federico 1. Peña Aguirre.-Rú•
de 7 me'eros y anchura media en la corona de 2.40 me• Lncd.

---
tros; tiene también una compuerta de desazolve de 1. 50
metros de ancho por 1. 00 me~ro de altura y otras dos
compuertas de las mismas dimensione3 en los extremos,
las que estando oliginalmente contruidas para funcivnar TITULO de confh'marión de derechos otorgado a los veci•
como bocatoma, lo cual se deduce por su localizac;ón y nos de la comunidad ind;gella Curungueo, Mich., para
altura; por la falta de canales funcionan como compuer• utilizar a!!,uas del río San Juan Viejo o de Zilácuaro.
tas reguladoras del vaso para desalojar 103 excedentes
de almacenamiento, evitando que su nivel excede de la Al margen un sello que dice: Poder Ejecutivo Fede•
cota 109.50. Son dos los canales principales de riego, ral.-Estados Un:d03 Mcxicanos.-México.-Secretal'Ía de
abiertos en el terreno natural y cuyas f,ecciones est:in Agricultura y Fomento.-Dirccciún General de Aguas.•
dibuj¡ldas en el plano. El canal 1 que rieg-t lo, terrenrH Departamento de Aguas.-Cficina de Tl'úmi:e.--Secciólt P
situadoJ en la margen derecha del río, tiene Un t!e:~rrollo . ~-~.r:2.;a II.-E:';~l. ~l. ~33 (13) 1:::;2. -Ant. 5532( 1036).

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
6 DIARIO OFICIAL Sábado 13 de marzo de 19 ~3. ,
r

TITULO DE CONFIRMACION NUM. 18 metros de ancho, y a los 1,680 metros un pequeño saUo
de 0.85 metros. El canal termina a la entrada de los te•
MANUEL AVIt;A CAMACHO, Presidente Constitucional
rrenos de riego que tienen una superficie de 613 hectá•
de los Estados Unidos Mexicanos:
reas. El detalle de las obras hidráulicas se hace constr.'1'
En uso de las facultades que me confieren el párrafo en la copia del plano que se anexa al presente título.
sexto y la fracción 1 de los artículos 27 y 89, respeetiva• CUAItTA.-El volumen de agua que ampara esta
mente, de la Constitución General de la República; el ar- ' éonfirmacilin, se destina a regar terrenos comunales de
tículo 89 y la fracción 11 del artículo 10 de la actual Ley Curungueo, denominados El Ventero, El Rincón y Lorr.a
de Aguas de Propiedad Nacional, de 30 de agosto de 1934; Larga, terrenos que están ubicados en jurisdicción del Mu•
con fundamento en lo preceptuado por el artículo 16 de nicipio de Zitácuaro, Estado de Michoacán, quedando los
)a misma Ley, y en atención a que lo~ vecinos de la confirmatarios obligados a realizar la mejor y más eficaz
comunidad indígena de Curungueo han cumplido con to• utilización de las aguas.
dos los requisitos legales correspondientes, de acuerdo con QUINTA.-De acuerdo con lo prevenido en la frac•
la tramitación seguida en la Secretaría de Agricultura y ción VI del artículo 45 de la actual Ley de Aguas de Pro•
Fomento, la cual aprobó el plano de las obras hidráulicas piedad Nacional, los confirmatarios quedan o~ligados a
,relativas para utilizar, en riego de terrenos comunales, ajustarse a las disposiciones relativas a la reducción y ex•
aguas mansas del río San Juan Viejo o de Zitácuaro, que tinción de los derechos amparados por el presente título.
pasa por jurisdicción del Municipio de Zitácuaro, Esta• SEXTA.-Los derechos a que se refiere esta confi:'•
do de Michoacán, aguas que :(ueron declaradas de propie• mación durarán, salvo lo que establece la cláusulapri•
dad nacional con fecha 26 de septiembre de 1917, publica• mera, todo el tiempo que subsista el aprovechamiento de
do en el Diario Oficial de la Federación correspondiente las aguas en la forma que la misma confirmación deter•
al 8 de octubre del mismo año, he tenido a bien otorgar a mina; en el concepto de que los derechos que se confir•
los precitados vecinos de la comunidad indígena de Cu• man, así como las obras y bienes relacionados con la mis•
rungueo, la presente confirmación que acredita y resguar• ma, quedan sujetos a lo que previenen los artículos 15,
da el derecho que se les otorga para qu~_ sigan aprove• 49, 50, 55 y 112 de la precitada Ley de Aguas, por lo que
chando las aludidas aguas, con sujeción a las cláusulas el Ejecutivo de la Uni(,n tendrá facultades, en cualquier
que a continuación se expresan: tiempo, para imponer a tales obras y bienes las ocupa•
PRIMERA.-Esta confirmación se otorga sin perjuicio ciones temporales y las servidumbres que sean necesarias
de tercero y quedará sujeta a las leyes y disposiciones Copia
vi• DOF 6para
- 16 el mejor aprovechamiento de las aguas, así com,)
gentes y a las que en lo sucesivo se dicten; en el concepto para declarar la extinción de la confirmación y expropia•
de que los derechos que ampara podrán ser modificados ción del aprovecham:ento, obras y hienes corespondientes.
en los término!$ que prescribe el artículo 67 de la mencio• En consideración a lo anterior, expido el' presente tí•
nada Ley de Aguas. tulo de confirmación en la residencia del Poder Ejecutivq
SEGUNDA.--,Los vecinos de la comunidad indígena de la Unión, en la ciudad de México, a los once días df 1
de Curungueo podrán det'ivar, en virtud de esta confirma• mes de diciembre de mil novecientos cuarenta y dos.-El
ción, un gasto hidráulico de 252, doscientos cincuenL\ y Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexica•
dos litros por segundo durante 273, doscientos setenta nos, Manuel Avila Camacho.-Rúbrica.-El Secretario de
y tres días de 24, veinticuatro horas (comprendidos Agricultura y Fomento, Marte R. GÓmez.- Rúbrica.- El
del mes de octubre de un año a junio del siguiente), hasta' Oficial Mayor, Eduardo Morillo Safa.-Rúbrica.-EI Di•
completar un volumen anuall de 5.943,974, cinco millones, rector General de Aguas, Federico 1. Peña Aguirre.-Rú•
novecientos cuarenta y tres mil, novecientos setenta y cua• brica.
tro metros cúbicos.
TERCERA.-La derivación y aprovechamiento de las
aguas se realiza por medio de las obras hidráulicas exis•
---
TITULO de confirmación de derechos otorgado a los veci•
tentes, que consisten en: nos de( pueblo Ixtlahuaca de Villada, México, para
Una presa d~rivadora formada por dos grandes 'pe• utilizar a~uas del río Pachuca.
ñascos sobre los que están sostenidas vigas de madera
Al margen un sello que dice: Poder Ejecutivo Fede•
cubiertas de césped. y barro y empotradas sus extremida•
ral.-Estados Unidos Mexicanos.-México.-Secretaría de
des en las márgen~s del río, teniendo este represo una
Agricultura y Fomcnto.-Dirección General de Aguas.•
altura máxima de 2, dos metros en su púte central y una
Departamento de Aguas.-Oficina de Trámite.-Sccción 1~
longitud de 16 metros. La bocatoma del canal está locali•
-Mesa II.-Exp. 21.233(12)76.-Ant. 6055(114.0).
zada del lado derecho de la presa y la forma un orificio
rectangular de un metro de ancho por 0.77 metros de al• TITULO DE CONFIRMACION NUM. 19
tura, con muros de mampostería y su correspondiente
MANUEL} VILA CAMACHO. Presidente Constitucional
compuerta de tablones. El primer tramo del canal de 12
de los Estados Unidos Mexicanos:
metros de longitud es de mampostería, de la misma sec•
ción de la bocatoma y defendido por la izquierda mediante En uso de las facultades que me confieren el párrafo
un muro de dos metros de altura. El canal continúa en sexto y la fracción 1 de los artículos 27 y 89, respecti'lfa•
tierra con un desarrollo de 2,758 metros, pendiente media mente, de la Constitución Política de los Estados Unidos
de 0.0041 metros y sección variable, teniendo a los 400 Mexicanos; el artículo 80 y la fracción 11 del artículo 10
metros de la bocatoma ot¡;O tramo de mampostería, de '" de la Ley de Aguas de Propiedad Nacional vigente; con
sección rectangular, de 0.70 metros de altura por 0.80 fundan:cnto en lo dispuesto por el artículo 16 de la mis-

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
Sábado ]3 de marzo de l!H:1. DI A R 1 O O'F 1 C 1 A L 7

ma Ley, y en atención a que los vecinos del pueblo de Ix• QUINTA.-De acu::rdo con lo prevenido en la frac•
tlahuaca de Villada, han cumplido con todos los requisi• ción VI del artículo 45 de la actual Ley de Aguas de Pro•
tos legales correspondientes, de confol'midad con la tra• piedad Nacional, los (:onfirma tarios quedan obligados .1
mitación seguida en la Secretaría de Agricultul',a y Fo• ajustarse a las disposiciones relativas a la reducción y ex•
mento, la cual aprobó el plano de las obras hidráulicas re• tinción de los derechos amparados por el presente títula.
lativas para utilizar en riego de terrenos propios, aguas SEXTA.-Los derechos a que se refiere esta confir•
mansas del río Pachuca, que pasa por jurisdicción (Id mación, durarán, salvo lo que previene la cláusula pri•
Municipio de Coatepec Harinas, ex Distrito de Tenancin• mera, todo el tiempo que subsista el aprovechamiento de
go, Estado de México, corriente que fue declarada de las aguas en la forma que la misma confirmación deter•
propiedad nacional con fecha 27 de ag03to de 19:31 y cuya mina; en el concep~o de que los derechos que se confir•
declaración se publicó en el Diario Oficial de la Federa• man, así como las obras y bienes lelacionad03 con la mis•
ción el 2 de octubre del mismo año, he tenido a bien otor• ma, quedan sujetos a lo establecido por los artículos 15,
gar a los expresados vecinos del pueblo de Ixtlahuaca de 49, 50, 55 y 112 de la precitada Ley de Aguas, por lo que
Villada, la presente confirmación ~ue acredita y res!uarda el Ejecutivo de la Unién tendrá facultades, en cualquier
el derecho que se les otorga para que continúen aprove• tiempo, para imponer a tales obra, y bienes las ocupa•
chando las aguas de que se trata, con suj,eción a, las cláü• ciones temporales y las servidumbres que sean necesarias
sulas siguientes: para el mejor aprovechamiento de las aguas, así como
PRIMERA.-Esta confirmación se otorga sin perjuicio para declarar la extinción de la confirmación y expropia- .
de tercer)l y quedará sujeta a las leyes y disposiciones vi• ción del aprovechamiento, obras y bienes correspondientes.
gentes y a ,las que en lo sucesivo se dicten; en el concepto , En consideración a lo anterior, expido el presente tí•
de (!ue los derechos Que a 'rpara podrán E'er ll1odificado's tulo de confirmación en la residencia del Poder Ejecutivo
en los términos que enuncia el artículo 67 de la Ley de de la Unión, en la du:lad de México, a los once días del
Aguas de Propiedad Nacional antes mencionada. mes de dicielllbre de mil novp,··j, nto", cual enta y dos.-EI
Presidente Consi itUC<OIl,,1 de lo~ - E,;ta.lo,; lJ nidos Mexica•
SEGUNDA.-Lo~; vecinos del pueblo de TxtlahuuC'u
no" ManUi:'1 Avila ('am;H'h().·~I:ú¡'1 i('a.~El Secretario de
de ViIlada podrún derivar, en virtud de' e',la confinuaci ~ll,
Agricultura ;1 }<'ollH'nlo, Marte R. (;úmez.- Rúbricu.- El
un gasto hi,lráulico de Ul4, ciento noventa y cuatro litro,
Ofici .. 1 Mayo!', 1~luard(; Morillo Safa.~-Itú\¡rica.-El Di•
por segundo, durante 240, doscientos cuarenta (lía~ del 10
rector (;('ner:d (!e Ag'lla:;, F('d('.-i~o l. "(·ña Aguirre.--ltú•
horas (comprendidos dd me" de octubre de un año a mayo
Copia DOF brinl.
del siguiente), hasta comple~ar un volumen anual de 7 - 16

1.676,160, un millón seiscientos setenta y seis mil ciento se•


senta metros cúbicos. --~
TERCERA.-L:i derivación y condu::ción de las aguas TITULO de confi,mación de derechos otorgado a los ve•
se hace mediante las obras h;dráulica'l aprobadas por la cinos del pueblo de Ixtlahuaca de VilIada, Méx., para
Secretaría de Agricultura y Fomento y que consisten en: utilizar aguas del arroyo Capuiines.
Una presa provisional construida con ramas, piedra3
y césped, de 7 metros de longi tud y 0.40 a 0.50 metro 1 Al margen un sello que dice: Poder Ejecutivo Fede•
de altura, por medio de la cual se desvían las aguas hacia Agricultura y Fomento.-Dirección General de Aguas.•
el' canal de conducción localizado en la margen dere::ha Departamento de Agl1as.-Oficina de Trámite.-Sección 1\)
del río. Dicho canal, en su primer tramo de 2.400 metros, -Mesa Il.-Exp. 21. 233 (12) 4:30.-Ant, 6055 (1140).
está excavaQO en roca, tiene una pendiente variable y una
s,ección media de 1.20 metros de anchura por 1.00 metro TITlJ'LO DE C(JNFIRMACION NUM. 20
de altura. Al terminar este tramo, el canal descarga en'
una barranquilla denominada Al'l'oyo de Loma Angosta, MANUEL A VILA CAMACHO. Presidente Constitucional
utilizándose su cauce como canal en una extensión de de los Estados UnidóS Mexi('anos:
2,500 metros, punto en el que se construye una segunda
presa derivad ora, también JlI'ovi~iollal, de pie'dms y ci's• En U'O de las facultat!<" qu<, mC' cGnfie'!'C'!1 el pál'rafJ
ped, para hacer entrar el ag'ua a un canal de ~l,:I:,O meLro,; sexto y la fl'acci¿'n 1 dC' lo, artículo" 27 y 89, l'esnectiva•
de longilud, pendiente media de 0.00:19 y secci:n media mente, de la Consti~uciún General de la República; el ar•
de 1.20 metros de ancho por 1.10 metro.> de profundidad. tículo 8" y la fraeciún II dd artículo 10 de la actual Ley
A los 3,900 metros del origen de este segundo canal, hay de Aguai'f de Propiedad Nacional, de 30 de agosto de 1934;
un ramal de 5,000 metros de longitud que sirve para re• con fundamento en lo preceptuado por el artículo 16 de
gar los terrenos denominados El Potrero y Loma de Gua• la misma Ley y en atención a que lo~ vecinos del pueblo
dalupe. Por medio de estas obras, se riega una superficie de Ixtlahuaca de ViIlada, han cumplido con todos los re•
total de 307.2,400 hectáreas. El detalle de las obras hi• quisitos legales correspondientes, de acuerdo con la tra•
dráulicas s~ hace constar en la copia del plano que se mitación seguida en la Secretaría de Agricultura y Fo•
acompaña al presente título. mento, la cual aprobó el plano ele las obras hidráulicas re•
CUARTA.-La cantidad de agua que ampara esta lat;vas para utilizar, en riego de terrenos propios, aguas
confirmación, se destina exclusivamente al riego de te• mamas elel arroyO' Capulines, que pasa por jurisdiccíón
n'enos de la propiedad de los interesados, ubicados en ju• del Municipio de Coatepec Harinas. ex Distrito de Tenan•
risdicción del Municipio de Coatepec Har:nas, Estado de cÍngo, Estado de México, aguas (lue fueron declaradas
México, quedando los ,eonfiramtarios en la obligación de ('e propi('c¡¡>d nacional por reooluci,',n número 123, de fe•
hacer la mejor y mÍls eficaz utilización de las aguas. cha 27 de agosto ele Hl3l, publicada en el Diario Oficial

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
DIARIO OFICIAL Sábado 13 de marzo de HM3.

de la Federación correspondiente al 2 de octubre del El Pre: ¡.lenle Constitucional de 103 Esta.dos Unidos Mexi•
mismo añ,o, he tenido a bien otorgar a los precitados ve• canos, Manuel Avila Camacho.--Rúbrica.-El SecretaTio
cinos del pueblo de Ixtlahuaca de Villada, la presente con• de Agricultura y Fomento, Marte R. GÓmez.-Rúbrica.- ,
firmación que acredita y resguarda el derecho que se le3 El Oficial Mayor, Eduardo Mqrillo Safa.-Rúbrica-.-El Di•
otorga para que sigan aprovechando las aludidas aguas, rector General de Aguas, Federico 1. Peña Aguirre.-Rú•

....
con sujeción a las cláusulas que a continuación se expre• brica.
san:
PRIMERA.-Esta confirmación se otorga sin perjuicio
de tercero y quedará sujeta a las leyes y disposiciones vi• TITULO de confirmaLÍón de derechos otorgado a los ve•
gente~ y a las que en lo sucesivo se dicten; en el concepto cinos del pueblo lrimbo, pata aprovechar aguas del
de que los .derechos que ampara podrán ser modificados arroyo del mismo nombre, en el Estado de Michoacán.
en los términos que prescribe el artículo 67 de la mencio•
nada Ley de Aguas. Al margen un sello Que dice: Poder Ejecutivo Fede-
SEGUNDA.-Los vecinos del pueblo de Ixtlahuaca de ral.-Estados Unidos Mexicanos.-México.~ecretaría de
Villada podrán derivar, en virtud de esta conf¡rmación" Agricultura y Fomento.-Dirección General de Aguas.•
un gasto hidráulico de 45, cuarenta y cinco litros por se• Departamento de Aguas.-Oficina de Trámite.-Secci911 1~
gundo, durante 240, doscientos cuarenta días de 10 horas -Mesa I1.--Exp. 21.233(13)534.-Ant. 8565(1810).
(comprendidos del mes de octubre de un año a mayo del. TITULO DE CONFIRMACION NUM. 23
siguiente), hasta completar un volumen anual de 388,800,
trescientos ochenta y ocho mil ochocient03 metros cúbi~o::;. MANUEL A VIL",\ CAMACHO, Presidente Constitucional
1'ERCERA.-La 'derivaci6n y aprovechamiento de las de los Estados Unidos Mexicanos:
aguas se realiza por medio de las obras h:dráuli~a3 exis• Eñ uso de !as facultades que me confieren el párrafo
tentes, que consisten en: Eexto y la fracción 1 de los artículos 27 y 89, respectiva•
Una presa provisional formada con ramas, piedras y mente, de la Constitución Política de los Estados Unidos
césped, de 4 metros de longitud yO. 30 metros de altura. Mexicanos; el inciso 11 del artículo 10 y el 19 de la Ley
El canal de conducción está localizado en la margen de• de Aguas de Propiedad N acionaí vigente; con fundamento
recha del arroyo y tiene una longitud de 3,000 metros, en lo dispuesto por el artículo 89 de la misma ley, y en
pendiente media de 0.0033 y sección media de 1.20 me• atención a que los vecinos del pueblo de Irimbo han com•
tros de ancho por 1,. 00 metros de profu'nJidad. Con este probado el derecho qUQ les asi3te para utilizar, en riego
canal se riega una superficie de 72.7,600 hectáreas.CopiaEl DOF 8 -de
16 terrenos de su propiedad, aguas pel arroyo Irimbo, ubi•
detalle de las obras se hace constar en la con:a del plano ('ado en el Municipio del mismo nombre, del Estado de
,-ue se anexa al presente título. Michoacán, corriente que fue declarada de propiedad na•
CUARTA.-El volumen de agua q,-\e ampara esta con• cional por resolución de fecha 2 de ,diciembre de 1926,
firmación se destina a regar terrenos de la propiedad oe publicada en el Diario Oficial de la Federación el 12 de
los interesados, terrenos que están ubicados en jurisdic• febrero de 1927, he tenido a bien otorgar a los expresados
ción deL Municipio de Coatepec Harinas, Estado de Méxi• vecinos del pueblo de lrimbo, la presente confirmación
co, quedando los confirmatarios obligados a realizar la que acredita y resguarda el derecho que la Nación les
mejor y más eficaz utilización de las aguas. ~econoce para que sigan aprovechando las aguas de que
QUINTA.--J)e conformidad con lo enunciado en la se trata, con sujeción a las cláusulas siguiente3:
fracción VI del artículo 45 de la Ley de Aguas de Pro• PRIMERA.-Esta confirmación se otorga sin perjui•
piedad Nacional vigente, los confirmatarios tienen la obli• cio de tercero y quedará sujeta a las leyes y disposiciones
b'ación de ajustarse a las disposiciones referentes a la re• vigentes y a las que en lo sucesivo se dicten sobre la ma•
ducción y extinción de los derqchotf a~parad03 por el pre• teria; el1 la inteligencia de que los derechos que ampara
spnte título. podrán ser modificados en los términos que prescribe el
SEXTA.-Los derechos a que se refiere e3ta confir-, artículo 67 de la Ley de Aguas de Propiedad Nacional
mación, salvo lo que previene la cláusula primera, dura• citada.
rán todo el tiempo que subsista el aprovechamiento de las SEGUNDA.-Los "vecinos del pueblo de Irimbo po•
aguas en la forma que la misma confirr.1adón determina; drán derivar, en virtuJ de esta confirmación, las cantida•
(n el ('on('('I11;o de "ue 1", derechos (1ue emanan de la des de agua que en seguida se especifican, del arroyo de
presente. confirmación, así como las obras y bienes rela• Irimbo:
cionados con la misma, quedan sujetos a las disposiciones "Un gasto unitario de 35, treinta y cinco litros por
de los artículos 15, 49, 50, 55 y 112 de la mencioAnda Ley segundo hasta completar un volumen anual de 362,880,
de Aguas, por lo que el Ejecutivo de la Unión tendrá fa• ü'escientos sesenta y dos mil ochocientos ochenta metros
cultades en cualquier tiempo, para imponer a tales obras cúbicos, de<;tinado;:; para riego de terrenos, en 240, dos•
y bienes, las ocupaciones temporales y las servidumbres cientos cuaren~a días del año, a razón de 12, doce horas
que sean necesarias para el mejor aprovechamiento de las diarias, y durante el período de estiaje, un gasto unitario
aguas, así como declarar la extinción de la confirmaci5n de 5, cinco litros por segundo hasta completar un volu•
y la exn~opiacién del aprovechamiento, obras y bienes co• men anual de 51,840, cincuenta y un mil ochocientos cUa•
rrespondientes. l"'nta metros cúbicos para uso, domésticos, durante 240,
En consecuencia de lo anterior, expido el presente tí• doscientos cuarenta días del año, u razón de 12, doce ho•
tulo de confirmación en la residepcia del Poder Ejecutivo ras diarias.
Pederal, en la ciudad de México, D. F., a 103 onre día3 Se confirma, i'gualmcnte, duranie los meses de"lluvia,
del me.:; de diciembre de mil 110veciento:; cu:¡:'enta y d03.- U:1 :;-:l::;~o uni~u:r;o de ¡¡, ciaco li:r03 por seITundo hallta

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
Sábado 13 de marzo de 1943. ---".~~ D 1A R 1O O F 1C 1A L 9

completar un volumen de 51,840, cincuenta y un mil ocho• táreas, 65 áreas, localizada en el plano que se adjunta
cientos cuarenta metros cúbicos almacenados en un pe• al presente título. Los confirmatal'ios quedan obligados a
queño va~o llamado "La Lagunita", situado en un punto efectuar la mejor y más eficaz utilización de las aguas
U1stante 500, quinientos metros antes del extremo final cuyo uso se les confirma.
del canal de conducción, para ser utilizados en 120, ciento QUINTA.-Los derechos a que se refiere esta confir•
veinte días del año, a razón de 24, veinticua,tro horas dia• mación, durarán, salvo lo que previene la cláusula prime•
rias." ra, todo el tiempo que subsista el aprovechamiento de las
TERCERA.-La derivación y aprovechamiento de las aguas en la forma que la misma confirmación determina;
aguas se hacen por medio de las obras hidráulicas inspec• en la inteligencia de que los derechos que se confirman,
cionadas y aprobadas por la Secretaría de Agricultura y así como las obras y biene3 relacionados con la misma,
Fomento, y que consisten: quedarán s.ujetos a lo dispuesto en los artículos 15, 50 Y
En una presa antigua de mampostería, que tiene una 112 de la Ley de Aguas de Propiedad Nacional vigente,
longitud de 11.62 metros, anchura de corona de 1.40 me• por lo que el Ejecutivo de la Unión tendrá facultades, en
tros y altura de 1.60 metros. cualquier tiempo, para imponer a tales obras y bienes las
Un canal de conducción que tiene una lpngitud de ocupaciones temporales y las servidumbres que sean ne•
2,270 metros, de sección y pendiente variables, sin COr.l• cesarias para el mejor ap~ovechamiento de las aguas, así.
puerta nÍ vertedor de demasías, ni ninguna otra obra como para declarar la extinción de la confirmación y ex•
!imitadora, por lo cual en tiempo de crecientes los usua• propiación del aprovechamiento. CO!1 arreglo a did'h03 pre•
rios ponen una represa en la boca de entrada para impe• ceptos.
dir los azolves en el lecho del canal. Este título nulifica y substituye el número 26, otor•
Al final del canal de conducción existe una pequeña gado a nombre de los CC. Anselmo Soto, Manuel Trejo
laguna o váso llamado "La Lagunita", que sirve como un Sánchez y Jesús Garda Soto. con :fecha 26 de noviembre
pequeño depósito de almacenamiento, en donde se acapa• de 1!)40.
ran las aguas de lluvia y escurrimientos. En consideración a lo anterior, expido el presente tí•
CUARTA.-La cantidad de agua que ampara esta tulo de confirmación en la residencia del Poder Ejecutivo¡
confirmación se destina al riego de terrenos propiedad de en la ciudad de México, a los veint:ún días del mes de ene•
los vecinos del pueblo de Irimbo, Municipio del mismo ro de mil novecientos cuarenta y tres. - El Presidente
nombre, Estado de Michoacán, cuyos nombres se mencio• Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, Manuel
nan en la copia anexa del padrón que dichos vecinos pre• Avila Camacho.-Rúbrica.-EI Secretario de Agricultura
sentaron a la Secretaría de Agricultura y Fomento el y Fomento, Marte R GÓmez.-Rúbrica.-El Oficial Mayor,
año de 1927, para comprobar ser los propietarios de los Copia DOF Eduardo
9 - 16 Morillo Safa.-Rúbrica.-El Director General de
terrenos que riegan, Con una superficie total de 134 hec- Aguas, Federico 1. Peña Aguirre.-Rúbrica.

SRIA. DE COMUNICACIONES Y OBRAS PUBLICAS


DECRETO por el cual se )!eforma el artículo 19 , frac• ARTICULO SEGUNDO.-Se a"diciona el artículo 91?
ción VII, inciso b) de la Ley de Vías Generales de de la misma Ley de Vías Generales de Comunicación,
Comunicación. con una nueva fracción que diga:
"VIII.-Los puentes de carácter provisional y los
Al margen un sello con el Escudo Nacional, que di• definitivos de escasa importancia, a juicio de la Secreta•
ce: Estados Unidos Mexicanos.-Presidencia de la Repú• ría de Comunicaciones".
blica. ARTICULO TERCERO,-Se reforma la fracción III
, del artículo 166 de la Ley de Vías Generales de Comu•
MANUEL AVILA CAMACHO, Presidente Constitucional nica<'Íón, en los términos siguie'ntes:
de los Estados Unidos Mexicanos, a sus habitantes, "IH.-Los permisos para construir y explotar puen•
sabed: tes de carácter provi~ional, podrán otorgarse por el tér•
mino im9rorrogable de cinco años como máximo".
Que el H. Congreso de la Unión, se ha servido diri• José Gómez Esparza, D. P.-Est~ban Garda de Alba,
rirme el siguiente S. P.-Emilio Gutiérrez Roldán, D. S.-Fernando Cruz
Chávez, S. S.-Rúbricas".
DECRETO: En cumplimiento de lo dispuesto por la fracción I del
artículo 89 de la Constitución Política de los Estados
"El Congreso de los Estados Unidos Mexicanos, Unidos Mexicanos y para su debida publicación y obser•
decreta: vancia, expido el presente Decreto en la residencia del
Poder Ejecutivo Federal, en la ciudad de México, D. F.,
ARTICULO PRIMERO.-Se reforma el artículo ll?,
a los veintitré'l días del mes 'de diciembre de mil nove•
fracción VII, inciso b), de la Ley de Vías Generales de
cientos cuarenta y dos.-Manuel A vila Camacho.-Rúbrica.
Comunieación, en los siguientes términos: -El Secretario de Estado y del Despacho de Comunica•
"VIL-Los puentes ... b).-Los ya construidos o que ciones y Obras Públicas, Maximino A vila Camaeho.•
se construyan sobre vías generales oe comunicación o Rúbrica.-Al C. Lic. Miguel Alemán, Secretario de Go•
sobre corrientes de jurisdicción federal". Lernaciún.-Prcsentc.

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
10 ' DIARIO OFICIAL S;ibadQ 13 de marzo de 1!)43.

} DEPARTAMENTO DEL DISTRITO FEDERAL


OFICIO por el Que se comuni::a haberle expedido nom• Para que se sirva publicarlo en el periódico de su
bramiento de Aspirante al Ejercicio del Notariado al digna dirección, me permito comunicar a usted que de
C. Lic. Rafael 4mor VilIalpando. acuerdo con el artículo 24 de la Ley del Notariado el C.
Al margen un sello Que dice: Poder Ejecutivo Fede• Jefe del Departamento del Distrito Federal, con fecha 22
ral.-Estados Unidos Mexicanos.-México.-Departamento ,de febrero de este año, expidió Patente de Aspirante al
del Distrito 'Federal.-Dirección de Servicios J.,egales.• Ejercicio del Notariado a favor del señor licenciado don
Oficina Jurídica.-Sección Consultiva.-Mesa Notariado. Rafael Amor Villalpando. La publicación que se requiere
-Número del oficio 832.-Expediente H-l/137,5/226. de usted, deberá hacerse sin costo para el interesado, por
así prevenirlo la ley anteriormente citada.
A~UNTO: Que se ha expedido Patente de Aspirante
,al ~jercicio del Notariado al C. Lic. Rafael Amor Villal• Reitero a usted mi atenta consideración.
pando. Sufragio Ef:ectivo. No Reelección.
C. Dfrector del "Diai'io Cficial".-Secretaría de Gober• México, D. F., a 27 de febrero de 1943.-EI Jefe de la
nación.-Presente. Oficina, Lic. Francisco Licéaga.-Rúbrica.

t SECCION DE A VISOS que se des"onoee pI domi('ilio de los señores IgÍ1ll.~lo, Pan•


taleón, Guarlalupe y Jf'''ÚS Hoyo y López y Concppc!6n
V'<If'z (1" rñrd1>n"s. (·sl" últiMa ('omo alha('ea oe la. AlI('e•
"ifin il .. ilon ('lirios Vill"z. notlflquf's"les este auto por me•
A VU,OS JUDICIAI~I1JS dio df' f'ilir-toR qllf' RP pllhlif/llf'n pn pI Diario 0fl"lal de la
Foilpra.cilln. ilurante el lapso oe dos mesfoH,-Notlflquese.
Fl .. tado .. rnldo" M"T'f'aDOII Lo provpyll y firma ... 1 C, IIc ... nciailo Ignacio Martfn".
"u'"lIdo 29 d .. H¡ .. tl"lto.-GlIadIJIIJJara. Jal. Alom!a, Juez Prlmpro de 9ilürlto en el Distrito Federal, pn
Materia CiviL - Doy fe. - Flrmadot Lic. IgnaCio MII.. tln ...
AloDl'la.-Lic. GlJill .. rlll .. Durún Vllt'bl,,".
EMPLAZAMIENTO
Copia DOF 10 - 16 México, D. F" a 7 de septiembre de 1943.
Sr: EVerardo Camachn:
El Secretario,
Ignorarse su domÍC'ilio, etnnlá:msele e~ta forma dentro
Lic. Juaa S. de Zeaea.
'f\t,s dlas Ílltima puhllcación, preséntese Juzgado Segundo
Distrito, contestar demanda pntáblale Mini¡terio PÍlblico 4 febo a 3 abrU.
Federál, vr'a civil ordinaria nacional ización, respecto finca
\ nlln;ero ocho calle de La 'l'j,neranza en Tepatitlán, Jalisco.
Co,plas demanda su disTlosi<:i6n Seerptarf" Juzgado. Adviér•
tf'!!ele falta conteRtación, prpsumirá ciertos los heC'hos. Se• AVISOS GENERALES
.
fialáronse trece horas quince entrante junio, celebración
,"udIencla pruebas y alegatos
. dicho juicio. --..-
Glladalajara, veintinueve enero 1943. DEPARTAMENTO DEL DISTRITO FEDERAL
Secretario, Lic. Gabriel Dard.. r. Dlrec("flion de TeHorerla
Oficina I;~J .. cuth'n Fls .. "I.-S ..... Jurldlca y de R .. mate.
16, febo a 14 ahrll.

REMATE
E .. tado.. lJnldoo. M .. xlc!ano.
.r_lrado Prlm .. ro d.. IlI .. trlt .. "n Materia CI-vIL S .. "ta Almoneda
Mé-xh-o, D. ~.,. A las 12 horas del d:a 20 de mRrzo de 1943, se rema•
tará al D1'Pjor postor, pn esta Direeeión de Tesorerla, para
haC"er efectivo un ad~ud() de C'ontrihucioneR, pI predio en
EDICTO ]gna<'Ío Allpnde número 10 en Tacuoa, D. F" amparado con
En el expediente núm('ro 11/942, relativo al jnlclo (fe la cuenta 12983 Toa.
nacionalización de la casa marcada con' el n(¡mero 128 de la Las posturas que se hagan deberán llenar los requisi•
calle de San Jerónimo. de e~ta ('llldad, promovido ante tos legales para spr admitidas; pn el concepto de que ser•
este' Juzgado de Distrito por, el C. Ag('nte del Ministerio virá de hase para el remate, la cantidad de $ 5,180.58 (cinco
Público Fedflral pn Con! ra (jp la Sucpslón d .. 1 Presbltero mil ciento ochenta pesos, cincuenta y ocho centavos), pre•
Carlos Vélez y los señores 19nacl<?, Pan tal eón, Guadalupe via deducción del dipz por ciento, siendo postura legal, la
y Je"jjl! Hoyo y López. se dl('tó el siguiente acuerdo: que cubra las dos terceras partes de esta suma, o sea la
"México, Di,strlto FE'deral, a veintidós de jl~nlo de mil de $ 3,453.1'8 (tres mil cuatrocientos cincuenta y tres pe•
novecientos cuarenta y dos. sos setenta y dos centa\·os).
"Por recibidos los presentes autos que con oficio n1\• Por la presente publi('ación se notifica y emplaza al
mero 252 remite el Departamento de Nacionalización ile propietario del predio que se remata o a quien sus derechos
BIenes dependiente de la Procuradurla GE'neral de la Re• represe nte, así como a los acreedores que hubiere.
pÍlbJlca. Atendiendo a lo que soli('lta el C. Agente del MI• Sufragio Efectivo. No Reelección.
nisterio Público Federal en PBcrlto de diecinueve de los
cQrrlente" y con apoyo, adpmás, en los artlculos 40. tran• México, D. F" a 23 de febrero de 1943.
sitorio oe la Lpy de Nacionalización de Bienes vigente, 122 El Director General,
y 125 del Código FedE'ral de Pro('erlimiento~ Civil",,,, apll• ltlanu ... Yáll ....
_do "up\Horiament(', rH(l[qUpnsG los autos <1" C/ue se trata
en. este Juzgado, reglstr"HC el expediente, y en virtud de 13 marzo. (R.-lS4/S)

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
Sábado 13 de marzo de 1943. DIARIO OI<'ICIAL 11,
• •
Nicolás 'rotolo"pan, l\fag,Lllclla CUlltreras, ":r:l As.tilJeru",
Villa Obregón, D. F., am,parado l'Un la cuenta X-llO!.
En el sorteo verificado el día 10 del actual, salieron Las posturas (jue ",' hagan d€'bcráll llpnar los requisitos
agraciados los siguientes titulos: Serie "A" 0202 $ 1,000. DO, legales para ser adm,itidas; en el concepto de que servi:'á,
.Juan RufrancoH Derteano, H.anCJho de la Viga, Ixtaealco, de base para el remate, la cantidad de $ :;44 57 (quinientos
D. F.-Prima Unica, ad"más d~l premio, ]le\. de $ 643. 7G cuarenta y eU:l..tro pt'~OS) ('it1<'tH:nta y siete centavus), pre- 'j

por cuotas no .levpnga.las.-S,'rie "1\" 3107 '['ítulo en Mora. yia df'du<-.:('ión dt'l dif:Z por ('jpnto, Biendo postura lf'gal, la
-S .. rie "C" 4350 $ 1,000.00, l[prminia Puf'l)pta, Calle de quP cubra las ,los tt'I'('f'ras parLE.,::. dp (~~.;ta slllna, o sea la tle
la Llave 23, Coatzacoall'os, Y,'r.--S,·rie "])" 4831 $ 2,000.00, $ 3G3.0[) «(J'f'8l'i~"tltoH St'!"-f'nta y frt'S lH'ROS, f'in('o pentavo:-..)
Antonia S. de Pi'rez, Calzo de Vallejo 1,,0, Mpxico, D. F.• Por la prE'~entp lHtblie[1ci{)n Re notiflea y enlplaza al
Serie "E" 7154 $ 1,000.00, Luisa B. de Dreyfus, Alzate 76, propietario del predio que se remata, o a quien sus dere•
México, D. F.-Serie "F" 8294 $ 1,000.00, AlIce Vogel de chos represente, así Lomo a los a"reedores que hubiere.
Lindacher, Magdalena 312, Colonia del Valle, D. F.-Serie Sufragio Efectiyo. No Reelección.
"G" 10525 $ 1,000. DO, Miguel Escalante C., Av. Libertad 48, México, D. F., a 15 de febrero de 1943.
Naco, Son.-Serie "H" 12472, Título Deserto.-Serie "1" El Director deneral, Manuel YAdez,
15389 $ 1,000. DO, Tranquilina Nieto, Juárez 20, Río Verde,
S. L, P.-Serie "J" 15125 $ 1,000.00, Eduardo Soriano Bravo, 13 marzo. (R.-t6'n
Murcia 14, Mlxcoac, D. F.-Prima L'niea, además del pr€'rnjo
Dev. de $ 681.25 por cuotas no devengadas.-Serie "I{" 17140, DEPARTAMENTO DEL DISTRITO FEDERAL
Título Deserto.-Serie "L" 18188, Título Deserto.-Serie "AA"
Dlre .. clún dI' Tesorerta
53219 $1,000.00, Felipa Landa, Matamoros 33, .roluca, Méx.
-Serie "BB" 54854 $ 1,000.00, Elisa Beristáin, Calzo Tlalpan Oficina Ejecutiva Fis .. al.-Secci6n Jurldlca y de Remate."
1334, México, D, F.-Serie "CC" 55859, Título en Mora.-:•
Serie "DD" 57961 $ 1,000.00, Elias A. Borel, ('E'ntro Mercan•
REMArE
til, Dep. Casimires, México, D. F.-Serie "EE" 59117 $ 1 000.00,
LE'opoldo Ruiz Sánchez, Campeche 192, Dep. 5, Mpxico, D. F. S .. xta Almoneda . 1 '#,'
-S"rie "FF" 60601 $ 10,000.00, Cía. Servo Púb. de Nogalp~, A ias 12 horas dE'l día 22 de marzo de 1943, !le rem''lttn-~ "
S. A., Re". del Sal vador 31, ne~p. 21., M(ixÍLo, D. F.-Serie ri al mejur postor, ('ll E'sta [¡ir('cción de TeRorerfa, pllra
"GG" 62613, Título en Mora.-Serie "N" 20868, Título en Mo• hacer E'fédivo un adeudo de contribuciones, el predio n(¡•
ra.-Serie "O" 22059 $ 10,00(.,00, M" del Soeorro González de mE'ro 65 de la calle d" ~1iguE'1 Ocaranza en Mixcoac, D. F .•
SaJa, Blanco 316 Sur, Torreón, Coah.-Serie "P" 22717 .. amparado con la cuenta 60491 Mlxe.
$ 5,000.00, Emilio Sada Paz, Agencia Mere. dE'1 N. S. de R. L., Las posturas que se ha:;an deberán llenar los requI•
N. L., Taln.-Serie HQ" 2~n¡jf;, 'Título DeRérto -Serie "11." sitos le"al€'R P6t
s!'r 3,lmitidas; E'n el (,(>!1cepto de que
25844 $ 3,500.00, Fran<:isco Batllori PE'iro, Privo n. IJelga• servirá de baRe para el H"matp, la cantidad de $ 5,436.06
di110 23-A., México, D. F.-Serie "S" 26747 $ 10,000 00, Elía~ «('ineo nlit cuatrocif'ntos treinta y seis peSOR SPiR centa•
Jafif, V. Carranza 59, DE'p. lO, M"xico, D. F.-S .. rie '''T'' vos), previa d"ducción del (Hez por ciento que sefiala la
27983 $ 20,000.00, A,braham n. ChE'rE'm, Av. Uruguay nI, l!'y,
Copia DOF 11 - 16siendo po~tura I<,gal, la (jue cubra las dos terceras

Desp. 210, México, D. F.--SE'rie 'T" 29179 $ 10.000.00, Luis part.,s de esta suma, o sea la de $ 3,624.04 (tres mil seis•
J, Romero, Vicente Guerrero 1, Atlixco, Pue.-Serie "V" cientos veinticuatro pe¡;os cuatro centavos).
30458 $ 10,000,00, Libertad T. de RE'ynaud, Callejón de Bil• Por la pr!'sE'nte publicación se notifica y emplaza al
bao 4, México, D. F.-Serie "W" 30962 $ 10,000.00, Ingenie• propietario del predio que se remata, o a quien sus dere•
ro Justo Avilá BaE'za, Chilpancingo 164, México, D. F.-Se• chos represente, as! como a los sefiores Mario Rendón Es•
rie "X" 32403 $ 10,000.00, Jng. FE'rnando Madrid Mendizábal, pada y dE'más acreedores que hubiere.
Manzanillo 83, México, D. F.-Serie "Y" 33458 $ 5,000.00, Lic. Sufragio Efectivo. No Reelección.
Miguel Becerra, Oriente 6 Núm. 35, Orizaba, Ver.-Serie "Z"
México, D. F., a 23 de febrero de 1943.
35403 $ 2,500.00, Bertha 1. de RodríguE'z, Alamo 103,' Méxi•
co, D, F.-Serie "NN" 35804 $ 5,000.00, Alfonso F. Sánz, EÍ Director General, Manuel VA4es.
Hidalgo 52 Pte" CUliacán, Sin.-·Serie "00" 37279, Título 13 marzo. (R.-M8)
Deserto.-Serie "PP" 38360 $ 5,000 00, Bartolomé Múgica,
Farmlicia Múgica, Jojutla, Mor. '
- - $ 129,000.00 l:'JS LA SUMA PAGADA pon PREMIOS E"f BANCO N'ACIOl\'AI, HIPOTIi:CAIUO rnBA:VO y DE OBRAS
ESTE SORTEO.-- prnI,ICAS, S. A.
"Todos"'OR suscriptorf"R C'uyOf! n(lnlbrE'~ aparE'('en en la
prl'sente lista, tienen dereéh? al pago inmediato del pre• (,{)NVOCA'rOHIA
mio obtenido".
Por acuerdo de·l (;nns(·jo dp Adrninh.;fr:1.cÍón, Re convoca
a lOHtenedorelS de honoH llipotp('arioH f'rnitidoH por el Banco
BANCO CAPlTALIZADOn DE AHOnROS, S. A. Nacional Hipoteeario Urhano y ,le Obras Pública", S. A., a
Auditor: Alfonso E"l'obNlo. la Asamblea Genel'al anual (jIlC' '¡"herá l'('lebrarse el dla
Inspectores de la Com, Nac, Bancaria qlalc intervinieron 2n dt'l prE'sentf' nws <11' marzo, a las 1 G horas, en el "alón
en este sorteo: .. de spsiones de esla institudón (A\'. Madero 32), según la
~iguiente
Rodolfo GutU'rrt'z ·Zamura. Jun,. P.ulonlhlo.
onD.EN DEL [¡lA:
13 marzo. (R.--67l) J.-Informe del Ilepresentante Común, de acuerdo con
los términos de las actas de emisión.

DEPARTA1UEl\'TO DRL DISTRITO FEDERAL n.-Elección del Hepresentante Común de los tenedores
de bonos, y
Dlre-cci,hl (le Tesorerf:\
IIl.-Designación del Auditor.
Oficina Ejecutiva Flsca'.-Secc. Jurldica y de Remates El depósito de los bonos o de las constancias respecti•
vas, deberá hacerse en la Secretaria del Consejo (Av. Ma•
REMATE jero 32), antes del día 27 a las 12 horas.
México, D. F., a 11 de marzo de 1943.
Cuarta Almoneda
Secretario, Lic. Antonio C""tro 1, .... 1.
A las 11 hC(ras del <),ía 16 de marzo de 1943, Si' rematará
Hepresentante Común, Lie. ~I:lrio de la Cuc,'o.
al mejor postor, en esta' Direl'ción de 'l'(;sorería, para hacer'
efectivo un adeudo <le cuntt'ibuliün~~, el predio ~,n" en San (R.-6f1)

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
12 DIARIO OFICIAL 'fh'ibado 1:l de marzo .de 194~.

COMPA~IA BANCARIA DE FOl'tIENTO y BIENES RAICES CREDITO JUIl\"EllO y ~IERCA:\'TIL, S. A.


DE MBXICO, S, A.
(En Liquidación),
CONVOCATORIA

CONVOCATORIA Por acuf>rdo del Consejo de Administración del C'rc'dito


]Vfin('ro y M('J"canti1, S. A., se convoca a los señores [t('C'io•
RURcrltoR, liquid~dorf''' de e"ta Comp~ñfa, de con•
í,O!' niHta~ I)ara quP conf'urran a la AH3nlblea General Ordinaria
formidad con la r~solucl(¡n tomada por la AHamblea Gene• dE' ACC'Íonistas que se cf>lehrará el día 30 de marzo a las
ral del 29 de diclembrf' de 1n13, han ficorclado se convaque diecisi"is horas, en el domicilio social, calle de San Juan
a los señores accionistas a la Asamblea General Ordinaria de Letrán número 11, edificio Banco General, bajo la si•
que tendrá verificativo el dra 29 de marzo de 1943, a las 16 guiente
horas; en las oficinas del Banco Nacional de l\!éxico, S. A"
Avenida Isabel la Católica número 44, de esta ciudad, con• ORDEN DEL DIA:
forme a la siguiente 1,-Lectura del Informe del Consejo de Administración.
OnDr~N DEL DTA: 2,-Lectura dE' las cUf'ntas y Balance GE'neral al 31 de
dicipmbr" de 1942, y del Informe del Comisario.
I,-Informe de los liquidadores sobre la marcha de la 3 ,-Discusión Y aprobación, en su caso, de las cuentas
liquidación en el año de 1942, y Balance del ejercicio de 19·j2,
II,-Presentación del Balance al 30 de diciembre de 4 -Resolución Robre ap1i(a<'Íón de utilidad¡:>s,
1942, formulado por los liquidadores, su discusión y apro• 5 ,-Elección del Consejo d€' Administración para el ej"r•
bación en su caso, cicio de 1943 y caución de los señores Consejeros y del Ge•
Se recuerda a los señoreq accionistas que de conformi• rente,
dad con los arUGulos 44 y 45 de los Estatutos, para poder 6.-Fijación de los honorcuios del Comisario saliente,
concurrir a la asamblea, necesitan obtener la correspon• elección del Comisario para 1913 y caución del mismo,
diente tarjeta de entrada, que se les expedirá mediante 7,-Designación de un Contador Público Titulado que
el depósito de slls acciones, que deben hacf>r, por lo menos practique la auditoria y certifique el Balance correspon•
con tres dlas de anticipación a la fecha señalada para la diente al ejercicio de 1943,
celebración df' la asamblea, en las oficinas de la Liquidación 8.-Ratificación de actos y acuerdos del Consejo de Ad•
de la Compañia Bancaria, actualmente al cuidado de la Com• ministración,
pañia Nacional de Inversiones, Avenida Isabel la Católica 9.-LectUJ·a, discusión y aprobación en su caso, del acta,
número 40, despachos números 313 al 315,
Para tenpr df'rpcho de asistir a la asamhlea, los señores
México, D, F" a 5 de marzo de 1943,
?C'cionistas deberán df~pOf,itar los títulos de RUS acciones
Llquidadore .. : cuando menos la v[spera del día señalado para la mlsmR,
Luis G. I.egorreta. Vfl'tor A,"espar""e. fon el domicilio social o en cualquiera instituci(¡n de cr"'dito
Alberto GOllzález MOlltlllvo. dE' la ea11ital, o con cinco dlfts de anticipación en cualquiera
instituci(¡n dE' crédito en los Estados,
9, 11 Y 13 marzo. (R.-616) l\!É'xico, D F" 11 de marzo de 1943,
Copia DOF 12 - 16
I •. I."tllpi, Secretario del Consejo de Administración,
COMPA~IA EXPLOTADORA Y FRACCIONAD ORA
13 marzo, (R.-6S4)
DEL VALLE DEL BAJO RIO BRAVO, S. C. P.

'pn'T'Rn SnOB MACUINF.RY COl\IPANY OF l\IEXICO, S. A.


CONVOCATORIA (Cornllltñill l\lexil'lIllll .le Maquimlria IUlra Calzado, S. A.)
Por acuerdo del Consejo de Administración, se COl'lvor'l.
a los señores accionistas a la. Asamblea Gent'ral Ordinarh
CONVOCATORIA
que tendrá lugar el dla 30 del presente m.es, a las 17 horas,
en las oficinas del Banco de l\!{>xico, S, A" Ave. Cinco de Bn cllmplimipnto a lo dispuE'sto por el artículo d(lcimo•
Mayo N9 2, de esta ciudad, bajo la siguiente s!lntimo de los (Jstatutos y por acuerdo del Consejo de A'd•
plinistración, ~.'A conyoea a los sf"ñores accionhüas de' esta
ORDEN DEL DIA:
Compafifa, a Asamblea General Ordinaria que tendrá veri•
I -Declaración de haher quedado legalmente constitui• ficativo el próximo día tres de abril df'1 corriente año, a
da la asamblea, 'las rlip7. hora:.:;, en las oficinaH de la misma, calle 4e Poncia•
H,-Informe del Consejo de Administración sobre el no Arriaga número treinta y uno, de esta ciudad, bajo la
ejercicio social 'tIe 1942, . siguiente
IIL-Informe del Comiti' Liquidador.
ORDEN DBL DIA:
IV,-Lectura del Balance General, ('nentas relativas al
mismo ejf'rcicio 'social e informe de los Comisarios, I.-Prpsentación de la~ C'llP-ntaR de] ejerC'iroio s()cial ter•
V,-Discusión y aprobación, en su caso, de las cuentas minado el treinta y "no de diciembre de mil novecientos
de dicho ejercicio y d,,1 término de aplicación de, la cuenta cuvrf'nta y dos, con el informe del Comisario, para su dis•
de Pérdidas y Ganancias, cusión y resolueiones.
>' VL-Nombramiento de un Consejero de la S"rie "A", , JI ~A,~)licaC\.2l:' de los saldos de la Cuenta de Pérdidas
VIL-Prórroga del pl~ de gestión del Comité Liqui• y Ganancl.ls, ,.
dador. ITT,-Elecc!(¡n de los miembros que deberán integrar los
VIIL-Lectura, discusión y aprobación del acta de la Consejo's de Admimdtración y Consultivo, asi como Comi•
asamblea, sario para nuevo período.
Lo que se pone en conocimiento d" los señores accio• IV.--J)0terminar los pmol11mentos correspondientes a
nistas, recomendándoles que para asistir a la asamblea, de
,T,_
los micmllI'oH del Consejo de Administración y Comisarios, y
acuerdo con lo que dispone el articulo 16 d" los estatutos, NuevuH diHD(),o.;icioneH.
('leben depositar" sus acciones por ]0 rnenOH trPR díaR antes
Para Í"ner derf'cbo a concurrir a la asamblea, se re•
de la fecha fijada para la celebración de dicha asamblNl,
cuerda R 10H señorf's a"eionista~ la obligación que tienen
en la SecretarIa del Consejo de Administración, pn las ofi•
de haef>r el depósito de ac'e!on"s de acuerdo con el articulo
cinas de la CompañIa, Ave, Venustlano Carranza N9 4G, de
[l{>cin1os{'ptilno de loH Estatllt(\~.
esta ciudad,
l\fé-xieo, D. F., n1urzn 12, 1943.
México, D, F" a 13 d" marzo de 1943,
El Secretario, Lic. C. Novon. li~erll='lldo Vargas l\loriín, Comisario.

13 marzo. (R.-61íl3) 13 marzo.

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
Sábado 13 de marzo de 1943. , DIARIO OFICIAL 13

DI,lIAR,S.A. Dp acuerdo con el articulo 175 de la Ley General de


Sociedades Mprcantiles, .. 1 Balance con sus anexos y el dic•
tamen de ION ComiRarioH, c~tarán a disposición de los accio•
CONVOCATOIlTA
nistas a partlr d(' ('¡;.;ta feeha, (111lcnCH podrán examinarlos
Por acuerdo del Consejo de Administración de esta en la Secr(·taría elel Consejo.
Compafifa, se convoca a los señores accionistas a Asam• lDn cumplimiento de lo dispucsto por el artlculo 11 de
bleas General Ordinaria y l~xtraordinar¡a, que se efectua• los Estatutos, los accionistas delH:,rán depositar en la Se•
rán a las diecisIete horas y treinta minutos del dia 24 del eretaria del Consejo, sus aCClon('s (o las constancias de
presente mes, en las oficinas de la misma Compañia., calle depósito de cualquier instituéión de crpdito de la Repúbli•
de San Juan de Letrán NO n, edifido "Banco General de ca), y recoger el recibo r~Rpectivo, para comprobar en la
Capitalización", despacho N9 207, bajo la siguiente asamblea su carácter de accionistas y el número de votos a
ORDEN DEL DIA: que tengan dprecho.
gl depósito de acciones o de constancias de depósito
Asaml.lea Ordinaria deherá hacerse en la Secretaria del Consejo (Av. Madero
l.-Lectura del Informe del Consejo de Administración número 32). El plazo para dicfo depósito terminará el dla
por el ejercicio social de 1942, 30 del presente mes a las 13 horas.
n,-Presentación del Balance General y de la Cuenta México, D. F., a 11 de marzo. de 1943.
de Pérdidas y Ganancias al 31 de diciembre de 1942, e In• El Secretario, Lic. Antonio Castro Leal.
forme del Comisario.
IIJ.-Discusión y aprobación, en su caso, de dicho Ba• 13 marzo. (R.-678)
lance y Cuenta de Pérdidas y Ganancias.
lV,-Resolución sobre la aplicación de utilidades.
ASOCIACION DE CREDITO MERCANTIL, S. A.
V.-Fijación de los honorarios del Comisario saliente.
México, D. F'.
VJ.-El<:'cción del Consejo de Administración.
VIL-Elección del Comisario propietario y Comisario
suplente. CONVOCATORIA
VII J.-Ratificación de los actos y acuerdos del Consejo
En cúmplimiento 'de lo dispuesto en la escritura social
de Administración.
.constitutiva, se cita a todos los accionistas de la Asocia•
IX.-Lectura y aprobación del acta de la asamblea.
ción de Crédito Mercantil, S. A., a la Asamblea General Ex•
Terminada la asamblea ordinaria, inmediatamente, y
traordinaria de Accionistas que deherá celebrarse el dla
de acuerdo con lo que disponen los Estatutos de la Compa•
veintinueve de marzo de mil no\'ecientos cuarenta y tres,
ñia, se celebrará la
a las dieci~iete' horas, en el domicilio de la Sociedad, San
ASA:'.IBLEA EXTRAORDINARIA Juan de Letrán N9 21, despachos 504 y 505, con sujeción a
bajo la siguiente la siguiente
ORDEN DEL DIA: ORDEN DEL DIA:
l.-Informe del Consejo. l.-Aumento del c,:!-pital social de la Sociedad.
Copia DOF 13 - 16
II.-Proposición para modificación de Capital y docu• II.-En su caso, reforma de la escritura social.
mentos constitutivos de la Sociedad. De conform.idad con lo estipulado en la escritura cons•
IIJ.-Lectura y aprobación del acta. titutiva, los socios deherán depositar sus accIones en las
Los señores accionIstas, para' tener derecho de asistir oficinas de esta institución, a más tardar el dla 20 del pre•
a las asamhleas ordinaria y extraordinaria, deherán depo• sente mes, para recibir la tarje1 a de admisión a la asam•
sitar el título de sus acciones en cualquier institución de blea a que se convoca.
crédito nacional o extranjera, o en las oficinas de la Com•
México, D. F., a G de marzo de 1943.
pañia, en la dirección arriha indicada, por lo menos coI)
veinticuatro horas de anticipación a la fecha señalada para Lic. Ignacio A. Este~'a, Secretario del Consejo.
la celebración de las asambleas citadas. 13 marzo. (R.-67S)
Contra cada depósito de acciones o la constancia de
haherse depositado en alguna institución de crédito, se les
extenderá y entregará la correspondiente tarjeta de en• CO;)IPASIA MINI!}RA ANONIMA HE CONCEPCION
trada. y ANEXAS, EN CATORCI!}, S. L. P.
México, D. F., 12 de marzo de 1943.
El Secretario, José Mariné L.
CONVOCA't'OIlIA
13 marzo. (R.-68~)
Por acuerdo del Consejo de Administración de esta
Sociedad, en sesión del 27 de febrero próximo pasado, se
BANCO NACIONAL HIPOTECARIO lfRBANO y DE OBRAS convoca a lofo¡ señoreH aceionistaR de la Compañfa, para la
PUBLICAS, S. A. Asamblea General Ordlllaria, que t!'ndrá lugar el dia 30
del actual, a la8 diez horaH, f'n E~l loeal de la Secretaría,
calle de Vnustiano Carranza N0 G9, despacho N° 101, bajo
CONVOCATORIA
la siguiente
Por acuerdo del Consejo de Administración, se convoca
a los señores accionistas de este Banco Nacional Hipoteca• ORDEN DEL DIA:
rio Urhano y de Obras Púhlicas, a nna Asamhlea General J.-Lcrtllra del Informe del Consejo de AdministracIón
Ordinaria, que deberá celebrarse el día 31 del presente mes de la Sociedad.
de marzo, a laS' 16 horas, en el Salón de Sesiones de esto
institución (Av. Madero número 32), conforme a fa siguiente Il.-Lectura del Informe del Comisario.
IIJ.-Discusión y aprohaeión en sU caso, sohre las cuen•
• ORDEN DEL DfA: tas de la Sociedad durante el último dereioio .
T.--Informe del Consejo de Administrarión; lV.-J;;lecciÓn de varios miemhros del Consejo de Admi•
ll.-Presentación del Balance General, Cuenta de P('r• nistración.
didas y Ganancias y proyecto de aplicación de utilidades; De acuerdo con los Estatutos vigentes, las acciones de•
llI.-Informe de los Comisarios; berán ser depositadas con dos dlas de anticipaCión al de ,la
IV.-Aprobación t)n su caso, del Balance, y resolución asamhlea.
sobre aplicación de utilidades; México, D. F., 10 de marzo de 1943.
V.-Elección de los COllHejeros pares y designación de Secretario, G. Alfnro.
Comisarios, Y
VI.-Honorario~ de los Comisarios. 13, 15 Y 16 marzo. (R.-6611)

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
DIARIO OFICIAL Sábado 13 de marzo de 1943. •
t .... " 1 ti g

FABRICA DE AGUAS GAS'EOSAS "EL GAI,LO". S. ·A.


'"
COIUPAÑIA IIUprLSORA Dl<:: EIUPRESAS ELECTRICAS,
S. A.

El Consejo de Adm,inistración, en sesión celebrada el


27 de febrero próximo pasado, acordó convocar a los seño• CONVOCATonIA
res accionistas de esta Compañla, a Asamblea General, con Por acuerdo del Consejo de Administración, se convoca
el doble carácter de Ordinaria y Extraordinaria, que deberá a los señores accionistas de la CompañIa Impulsora de Em•
celebrarse el dla 30 de marzo en curso, a las 16 horas, en presas :¡',léctricas, S. A., a una asamblea general ordinaria
BU domicilio social, situado en la casa número 170 de las que se celebrará a laH once horas del día vllintinueve de
calles de Bollvar, de esta ciudad, bajo ra siguiente marzo de mil novecientos cuarenta y tres, en el despacho
ORDEN DEL' DIA: número 807 de la casa número veintiuno de la calle de Ba•
lf\'ar, de esta dudad, conforme a la siguiente
l.-Informe verbal del Presidente, sobre la marcha de
la Sociedad. ORDEN D]jL DIA:
IL-Pr~sentación de cuentas de las operaciones socia• J.-Informe del Consejo de Admini"tración sobre la si•
les por el perlodo de 17 de diciembre de 1941 a :; 1 de di- tuación y marcha de los negocios de la CompañIa durante el
ciembre de 1942. , ejercieio social vencido el 31 de diciembrfl de 1942.
IIL-Informe del Comisario respecto a las cuentas an• II.-Discusión, aprobación o modificación del balance
teriores. correspondiente al propio ejercicio, después de oldo el in•
IV.-Acuerdo sobre las repetidas cuentas. forme del Comisario, y adopción de las medidas que se juz•
V.-Ratificación del nombramiento de miembros del guen oportunas.
Consejo de Administración y de Comisario, para el ejerci• IlI.-Hesoluclón acerca de la distrIbución que deba dar•
cio de 1943, o elecCión de nuevos funcionarios. se a las utilidades obtenidas durante el mismo ejercicio so•
VL-Ratific,ación de los actos celebrados por el Cortse• cial, si las hubiere.
jo, del 13 de febrero de 1943 a la fecha de celebración de IV.-Nom,bramiento de los miembros del Consejo de Ad•
la asamblea. ministración y de los Comisarios que deben funcionar du•
VIL-Proposición y acuerdo relativos a obtención de rante el ejercicio social correspondiente al año de 1943.
préstamo Y, gravamen real de la negociación propiedad de V.-Cualquier otro asunto anexo o conexo con los an•
la Sociedad, en garantfa. tcrior(~~.
VIIL-Asuntos generales. • Lr)H sefiores aecionistas, según los estatutos sociales,
Se recuerda a los señores accionistas, que parrt conCll• deberán justificar su dere"ho de asistir a las asambleas
rrir a la asamblea, deberán depositar previamente sus ac• COlY lo trlulos rcs!J('ctivos o con un certificado de depósito
ciones, e'n la Tesorería de esta CompañIa, en las oficinas de los mismns fl. favor del dueño o poseedor legal de las
antes mencionadas, a partir de esta fecha y hasta la vlspe• acciones, expedido por una oficina o agencia de la sociedad,
ra de la celebración de la asamblea, durante días y horas o por una institución bancaria dentro o fuera de la Repúbli•
hábiles. ca, por el cual conste el nombre del depositante, el número
México, D. F., 2 de marzo de 1943. de los Utulos depositados y su numeración, y el tiempo que
G. L. de Guláu, Secretaria. subsistirá este depósito.
Copia DOF 14 - 16
México, D. F., a 13 de marzo de 1943.
.13 y 15 marzo. (R.-673)
Un)' J. CoverHtoll, Secretario.

CUl<::nI'l'O CI~NTRAI" S. A. 13 n1arzo. (R.-614)

Socledlld l<'illlludern
"LA HORMIC<A", S. A.

CONVOCATORIA
Por acuerdo del Consejo de Admini"tración del ('re'dito PRIMEmA CONVOCATORIA
Central, S. A., se convoca a los señores accionistas para que Por acuerdo del Consejo de Administración, se convoca
concurran a la Asamblea General Ordinaria que se cele• ft 10R seíiores accioni¡.:;tas ele t'Hta Sociedad, a la Asamhlea
brará el dla veintinueve de marzo del corriente año, a las General Ordinaria que se celebrará en el dOJllicilio social
dieciséis hora3, en 'el donlicilio s0cial, San Juan de Letrán
Avenida 16 de Septiembre Núnls. 78 a 84, de e~ta ciudad, el
número 11, primer piso, bajo el siguiente día 29 de marzo de lU43, a las 16 horas, bajo la siguiente
OnD:r::N DEL DIA:
OHDl<:N DEL DIA:
l.-Lectura del inforIUf del Consejo de Administración, I.~~,Nombramientode dos Escrutadores.
de las cuéntaé y ballwée general ál treinta y uno de diciem• II. -Declaración de que la asamblea está legalmente
bre de m!! novecientos cuarenta y dos y del informe .del, Co•
ponstituida.
misario; I1l.-'Lectllra del informe que presenta el Consejo de
II.-Discusión Y aprobación, en su CRso, <le las cuentas Administración flor el ejercicio de 1~942.
y balance del ejercido de mil novecientos cuarenta y dos;
IV.-Discllsión, aprobación o modificación del Balan('e
lII.-Resólución sobre aplicación de utilidades; corrcspondiente al c'jercicio "ocial de 1942, después de oldo
.Iy'-Elecclón del Consejo de AdministracIón para el
(,1 inforrne del señor Comisario.
ejercicio, ~de mil novecientos cuarenta y tres; ,
V.-Acuerdo sobre la apliroaeión d,,1 saldo de la cuenta
V.-Fijación de los honorarios del Comisario sali0nte y
de "Pl'rdidas y Ganancias" por el ejercicio de 1942.
elección del Comisario para el ejercido de mil novedcntos
VI.-Elección de dos Consejeros del Consejo de Admt•
cuarenta y tres; ., nist raei6n.
VI.-Ratificación de actos Y acuerdos del Consejo de
VTT.~-:r::le{'( ión ele un Comisario propietario y de un Co•
Administración; misario suplente.
VI l.-Lectura y aprobación del acta.
VIII.-Lectura y aprobación del acta de la asamblea.
Para tener derecho de asistir a la asamblea, los "eño•
res accionistas deberán depositar los titulos de sus acciones Se r"cuerda a los señores accionistas .que para poder
cuando menos la vlspera del día señalado' para la misma, ¡udstir a la asamblea, deberán depositar Sl:S acciones, cuan•
en el domicilio social o en cualquiera instituci()n de crédito do mpno" 48 horas antes de la fijada para la celebración
de' la asamblea, siendo el lugar designado por el Consejo de
de la capital, o con cinco días de anticipación en cualcluiera
IJ1I<tltución de crt'dito en los Estados. Administración, para este depósito, la Caja de la Compañía.
:rvl{'xico, D. F., a 011('0 dC" nU1rzo dp l!)UL !Ir pxieo, D, F., a 12 de marzo de 1 ~43.
14uis I ... t:ll~lt B{>cr0t [1 rio. l'("drll Abntl, Scctetario.

13 marzo. (R.-67a) 13 nlarzo. (R.-aSl)

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
Sábado 13 de marzo de 1943. DIARIO OFICIAL 15

CENTRO DEPORTIVO ITALIANO, S. A. TF~SORERIA DE I,A FEDERACION


Eug<,niu y Ilosul, C .. l .. nia del '·uHe. Oficinll de Ingre ...... y Uep6 .. it ....
Sección L'oncth"It

CO:-lVOCATORIA
De conformidad (;on los acuerdos tomados por' el Con• REQCERIMIENTO
sejo de Administración de esta Sociedad, en once de febre• C. Salvador Gutiérrez González: ,
ro de 1943, y de acuerdo con lo que establece la cláusula
vigpsimacuarta de la escritura constitutiva de la misma Por ignorarse su domicilio, de conformidad con 10 dis•
Sociedad, y en los términos que establece la Ley General pueRto por el articulo 71, fra~ción Ir, inciso "C" del Códi•
de Soeiedades Mereantiles, se convoea por este medio a to• go Fiscal de la Federaelón, se requiere a usted de pago por
dos los accionistas del Centro Deporth o Haliano, S. A., la cantidad de $ 256.00 (doscientos cincuenta y seis pesos),
para que concurran a la asamblea general ordinaria de ac• que adeuda al Erario Federal por eoncepto de pagas de
cionistas, que deberá verificarse el próximo dla veinticua• marcha, ¡"egún autorización de pago número 40657, de 15
tro de marzo, a las veintIUna horas, con la siguiente orden de febrero de 1941, para que lo verifique en la Caja de esta
del dla: Tesorería dentro de los tres dias siguientes a la techa de la
última publicación del presente en el DiarIO Oficial: aper•
l.-Discusión, aprobación o modifkación del balance co• cibido de que si no hace el pago dentro del plazo seflalado,
rrespondiente al año de mil novecientos cuarenta y dos. se procederá al embargo de bienes de su propiedad que
ll.-Renuncia del Consejo de Administración. sean bastantes a garantizar el adeudo y gastos de ejecución.
IIL-Nombramiento de nuevos Consejeros. Méxieo, D. F., a 27~e febrero de 1943.
IV.-Asuntos relacionados con obligaciones de esta So• Él Tesorero de la Federación,
ciedad con otra institución.
DUlllel T. Ilenter(u, Jr.
V.-Varios.
11, 12 Y 13 marzo. (R.--643)
Se hace saber a los accionistas interesados, de aenerdo
con lq que establece el articulo ciento oohenta y seis de la
'I'I~SOItEIUA DE .. loA I<'EDI<;UACION
Ley de Sociedades Mercantiles, que los libros y documentos
relacionados con los objetos de la asamblea, están en las ofi• Oficinu de In/lre""" y l)epó"tt ....
cinas de la Sociedad a disposieión de los accionistas, para Se(tción C:O:lcti\ a
que puedan enterarse de ellos.
Asimismo. 'se recuerda a los accionistas lo establecido
HEQrEH 1l\1JE:-ITO
en la cláusula yigésimaoctava de la escritura sodal, que
determina que para que los accionistl¡ls tengan derecho a C. Raymundo Vargas Chabolla:
asistir a asambleas generales, deberán depositar sus accio•
Por Ignorarse su dOll\icilio. de conformidad con lo dis•
nes, cuando menos con veinticuatro horas de anticipaci~ón
puesto por el artí<;ulo 71, fraet"Íón 1I, inciso "e" del Códi•
a la (echa fijada para la asamblea, en la Secretaria de la So•
ciedad °
en un banco o institución de crédito, ya ~ea dentro
go Fis(;al de la Fed,'nU'ióll. se requiere a usted de pago por
Copia DOFla15 -cantida~de
16 $ 80.00 (ochenta pesos), que adeuda al Era•
de l~ República o fuera de ella, cuando algún accionista se
rio Federal por concepto de pag;'s de marcha, según auto•
en'cuentre fuera de la capital. rIzación de pago número 26484. de 11 de febrero de 1939,
México, D. F., marzo 11 de 1~43., para que lo v~ifique en la Caja de esta Tesorería dentro
P. el Consejo de Arhninj¡;traciÓJl, de los tres dlas siguientes a la fecha de la última publica•
Presidente, ()arl .... S. Orínlli. ción d€'! presente en el Viario Oficial; apercihido de que si
no hace el \lago dentro del plazo señalado, se procederá al
13 marzo. (R.--670) embargo de bienes de HU propIedad que sean bastantes a
garantizar el adeudo y gastos de ejeeución.

FOMENTO ECOXOMICO JUEXICA:'\fO, S. A. DE C. Y. México, D. F., a 27, de fehrl'ro -de 1943.


El Tesorero de la Federación,
COXVOCATORIA Daniel T. Itentertu, Jr.

Por acuerdo del Consejo de Administración de esta 11, 12 Y 13 marzo. (R.--644)


Compañía, se convoca a una Asamblea General Ordinaria d&
Accionistas, que habrá de verificarHe el dla 29 del corrien•
te mes de m-arzo. a las diecinueve horas, en el dbmidlio so• (·IA. F'nAC('JO~AnORA y REAI,IZADOIlA DE LOS
cial. n(lméro 15 de la calle de Gante, de esta ciudad. despa• 'l'EIUlEl\OS nf; I,,\. ('OJ,ONIA ,\GRICOLA ORIEXTAL. S. A..
cho 229.
l.-Informe del Consejo de Administrac ión relativo al
ejercIcio social de 1942. CO:-lVOCATORIA
n.-Informe del Comisario. He convoca a los aecionistal:; de esta Compafifa. a la
Ill.-Lectura. discusión Y resolución que se t"me respc~­ Asamhlea General Ordlllaria <lue se efectuará en sus ofi•
to al Balance general correspondiente a dicho ejercicio, a~1 elllas. Palma Norte 315. (l<,spacho 203. a las 20 horas del día
como los resultados del mismo. ~ 1;) ~d~es en curso. bajo la siguiente
IV.-REOtribución al Comisario en ejercicio, por los tra• ORbl~N Dl<;L DIA:
bajos inherentes a su cargo.
1.--Informe del Consejo de Administración.
Para tener derecho de asj¡~tir a esta asamblea, los se•
ñores accionistas deberán cambiar los certificados provisio• 2. -Discusión y aprobación en HU caso, del Balance Ge•
nales de sus aC('iones hasta el dla 27 inelubive, del corrien• neral correspondiente al período 1942.
te, en las .meneionadas ofieinas de la Compañía, recibiendo 3.-Nombramiento del nuevo Consejo de Adminhltra•
a cambio de los certificados depositados, las respectivas ción, y ComiHario.
tarjetas de asistencia, pudiendo personarse diariamente do 4. -Distribución de utilida(les.
las once a las catorce en los dlas hábiles.
México, D. F., 11 de marzo de 1943.
~éxico, D. F., a 12 de marzo de 1943.
Ang<,l GaIarzll. Secretario. El Secretario, JOllé NOTO.

13 marzo. (~.-GSO) 1::: marzo. (U.--6'::)

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
16 DI A R'I O O F I C lA L Sábudo 13 de marzo de 1::1 ~3.

TESORERIA DE LA FEDERACION los sem,,~tr~s primE'ro y segundo de 1939 y primero y segun•


Oficina de IngrcllolI y Dep6sltoll do de 1940, respectivR~mente.
El presente {'(ileto s8rá puhlicado por tres veces con•
Seeci6n Conetivu
secutivas en el "Diario Oficial" de la Federación y en el
Periódico Oficial del Estado, para conocimiento de la inte•
resada o ele alguno ele los h~rederos en caso de fallecimien•
REQtrEIUl\IIE:-'TO
to de la deudora, debiendo dirigirse. a la Oficina Federal
C. Francisco Alvarez: de Hacienda en ViIlahermosa, 'rabo

Por ignorarse su domicilio, de conformidad con lo dis• Villahermosa, Tab., a 22 de enero de 1943.
puesto 'por el articulo 71, fracción n, inciso "C" del Códi• El Jefe de la Oficina,
go Fiscal de la Federación, se requiere a usted de pago por Salvador Sala.ar Granl.l.
la cantidad de $ 25.00 (veinticinco pesos), que adeuda al
Erario Federal por concepto de la multa que le impuso el 11, 12 Y 13 marzo. (R.-U46)
Juzgado Segundo de Distrito del D. F., en Materia Civil, en
el juicio de amparo número. 38/935, parR que lo vf'rifi•

eI
que en la Caja de esta Tesorería dentro de los tres días si•
guientes a la fecha de la última publicación del presente
en el Diario Oficial; apercibido de que si no bace el pago "DIARIO OF I A L"
dentro del plazo señalado, se proc~erá al embargo de bie•
nes de su propiedad que sean bastantes a garantizar el adeu•
do y gastos de ejecución. SECRETARIA DE GOBERNACION
Dlreeel6n General de InforDUlel6.
México, D. F.: a 24 de febrero de 194~.
El Tesorero de la Federación, Administrador: E'RNESTO MARTINEZ
Duniel T. ltenterlu. Jr. Oficinas: Bu.. arell 117

11, 12 Y 13 marzo. (R.-IH7)


Teléfonos:
Dirección: 12-78-37
TESOREltIA J)E LA FEJ)EIlACION
Administración: 12-95-84
Oficina de Ingresos y J)c:,6sltos
Informes y venta de ejemplares: 12-95-87
See('i6n Concth'n

REQUEIUMIE:-'TO SUBSCRIPCIONES.
Para la República, Un trimestre ............• $ 6.00
C. Pedro Medina Herrera: Copia DOF 16 - 16
Para el Extranjero, un trim estre, ... , ....... " 7.50
Por Ignorar8e su domicilio, de conformidad con lo dis• l'UBLICAeJONES.
puesto por el arUculo 71, fracdón 1I, ineis') "e" del Códi• Avisos y Documpntos cuya inserción debe
go Fiscal de la Federación, se requiere a u&ted de pago por hacerse conforme a la Ley, por cada linea. $ 0.50
la cantidad de $ 15. 7~, (quince pesos, ",~ellta y cinco ,'enta• Balances y Documentos similares cuya In•
vos), que adeuda al Erario F8deral por concepto de rcspon• serción dche hacerse conforme a la Ley,
sab'Uidades en que incurrió en su carácter de Laborista "A" por cada línea. . .......... , ... , . . . . . . . . . . . .. .. 1.00
del Departamento de Salubridad Pública, para que lo verifi•
que en la Caja de esta 'resorería dentro de los tres días si• NUMEROS SUELTOS.
guientes a la fecha de la última publicación del presente Del afio en curSI>.............................. $ 0.20
en el Diario Oficial; apercibido de que si no hace el pago De años anteriores ............................ 0.60
dentro del plazo señalado, se l'rocéderá al embargo de bie•
. CONDICIONES.
nes de su propiedad que sean bastantes a garantizar el adeu•
do y gastos de ejecución. subscripciones y publicaciones serlín de pago pre•
L~5
.cisamcnte adelantado.
México, D. F., a 27 de febrero de 1943.
Los subscl'lptores o anuncl"dores FORANJoJOS, podrán
El Tesorero do la f<'cderación, hacer sus pagos por medio de vales o giros postales a la
orden del Administrador.
Daniel T. Rcntcrla, Jr.
Los de la CrUDA D efectuarán sus pago" precisamente
11, 1:2 Y 13 marzo. (R.-64IS) en efecU\\o y en la Caja Recaudadora adscrita a esta Secre•
taria.
No se admitlrlín pagos en TIMBRES POSTALES.
O.FICINA FEDEltAL DE HA()IENDA
Villahermosa. Tub.
Grnpo de Ejeenci6u Las subscripciones se empezarán a computar y servil'
h'cs días después de la fecha en que la Administración del
Diario reciba RU valor.
EDICTb Se cancelarán las que no hayan sido renovadas a su
vencimiento.
En los términos del inciso e) de la fracción Ir del ar• Las reclamaciones por remesas de ejemplares serlín
tíeulo V1 del Código Fiscal de la Federación vigente, se atendidas por la Administración, si las recibe df'ntro de
requiere a la señora Carmen Ritter Vda. de Barrenquy, los ocho, quince y treinta días de la fecha del Diario re'
originaria del Municipio de' Macuspana, Estado de Tabasco, clamado, según se trate, respectivamente, del Distrito ¡'a•
y propietaria dE'1 predio rústico denominado "Bonanza", deral, del interior o del extranjero.
ubicado en el1citado Municipio de Macuspana, para que en
el término de 30, treinta dlas, contados a partir del día si•
guiente a la {!lUma publicación del presente edicto, cubra Se publicar{m al siguiente día, únicamente los avlsoll
en la Caja de esta F"deral de Hacienda, la cantidad de .. que se depositen en la Administración antes de las 10lh
$ 3,025.20, más recargos y gastos de ejécución, que adeuda horas.
por concepto de impuesto sobre fundos petroleros, Begún En ningÚn caso se hará re"ponsable la Dirección, de loa
cuenta por cobrar números 15015-17341, 18134 y 1888~, por errores originados por escritura incorrecta o confusa.

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
DIARIO
ORGANO DEL GOBIERNO CONSTITUCIONAL DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS
OFICIAL
DIRECTOR: LIc. CARLOS FRANCO SODI
SECCION SEGUNDA

Registrado como articulo de
20. daNe. en el año .le 1SS4.
MF.XICO. SAnADO 13 DE lUARZO DE l!H3 I Tomo CXXXVII I Núm. 12

PODER EJECUTIVO
SECRETARIA DE GOBERNACION
EXPOSICION DE MOTIVOS del Código Federal de Pro• de que el proceso no fea "rígido", sino "flexible"
cedhnientos Civiles, publieado en el número corres• hasta el grado indispensable para que, dentro del juicio
pondié'nte al 24 de febrero. ú.ltimo. ya iniciado, pueda- ampliarse o restringirse el contenido
de la litis, en la medida en que, con respecto al negocio
IDEAS FUNDAMENTALES
Copia DOF 1en
- 56 debate, se ampEe o se restrinja el campo de las opo•

1 siciones.

Se reconoce qpe los órganos jurisdiccionales sólo de• El sistema tradicional ha conocido' ya la restrÍcción
ben intervenir, por regla general, para componer coactiva• de la litis por acuerdo de las partes dentro del juicio, y
mente los conflictos que los interesados no puedan o no ha conocido también la ampliación, en los casos d3 terce•
quieran resolver voluntariamente. Por esto, la función ros que vienen al juicio, para que su propia reclamación
de estos órganos sólo se explica y justifica dentro de 10'3 sea tenida en cuenta, al decidir respecto de la controver•
límites en que es necesario que el Estado realice su mi• sia ya planteada; pero no se había llegado a reconocer
sión paeifieadora entre las partes. el principio ordenador que inspira el proyecto, según el
Ahora bien, en el campo de las relaciones humanas cual, la flexibilidad procesal debe ser tal CIue, en tanto
se observa una mutabilidad incesante, que ocasiona que el proceso dure, sea apto para dar solución a todos los
varíen, de igual manera, las relaciones jurídicas que, recí• motivos de controversia que, en relación con el negocio
proeamente, ligan a los hombres, y, en esta incesante a debate, puedan surgir entre las partes principales, y
transformación de la realidad concreta y particular en que aun en relación con terceros, bien porque estos espontá•
se desenvuelve la vida jurídica, surgirán ~ desaparecerán neamente ocurran al juicio. o, bien. porque sean llama:Io:!
constantemente motivos de controversia e'ntre las partes. por nueva demanda conexa introducida en su contra.
Es, evidentemente, imposible, la creación de órganos Dada la complejidad inabarcable en que se entrecrCl•
que pudieran estar capacitados para seguir, hasta en sus zan los lazos recíprocos que ligan a los hombres en el
más nimios detalles, las mutaciones de que se trata, aun• mundo jurídico, no es posible establecer, dogmáticamente
que también sería innecesaria su creación, aun en el caso y "a priori", los límites de información, de manera que
de su posibilidad, porque lo normal es que espontánea• pueda formularse una regla que indique cuál ha de bas•
mente los propios interesados den pacífica solución a sus tar para que el· órgano jurisdiccional pueda resolver; y
cuestiones, y, por consiguiente, sólo lo excepcional es lo como este órgano no puede eludir la resolución, se mani•
que requiere la intervención del poder del Estado; pero, fiesta el evidente absurdo en que se incurre si se le obliga
dentro de eso excepcional propuesto a los órganos de b a resolver sin la información suficiente. Esto ha a~ont('·
jurisdicción, también se continúan operando mutacio:les, cido en el procedimiento tradicional, lo que ha dado mo•
¡¡mesto C:'.le, en un momento posterior al en que se inició la tivo a resoluciones en desacuerdo con la verdadera reali•
intervenoión del órgano, pueden las partes colocarse en dad de las relaciones jurídicas, ocasionando, también, la
nuevos puntos de discordia que inicialmente no se previe• multiplicidad de juicios, para decidir cuestiones que pu•
ron o que, previstos, no Iaabía surgido, hasta entonce'l, dieron y debieron decidirse de una sola vez, si hubiese
motivo de oposición respecto de ellos, y, correlativamente, habido la posibilidad de hacer que el litigio se ampliase
con la misma posterioridad, pueden desaparecer motivos en los términos indispensables. De igual origen han sur•
de controversia que hayan existido al iniciarse la inter• gido decisiones contradictorias que provocan una mayor
vención del órgano. Esto sugiere inmediatamente la idea complicación de la vida jurídica, porq~e también impo-

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
2
--......--~--
DIARIO OPICIAL Sábado 13 de marzo de 1943.

nen, a terceros extraños a una controversia, la ne~esidad II


de seguir un nuevo proceso, para defenderse de 103 efec-" La composiclón coactiva de las controversias debe ser
tos de una resolución dictada sin haber sido oído~. oportuna y tal que ofrezca, en el grado más alto po:ible,
Todo esto se evita con el proceso flexible, que per• la seguridad de que el órgano jurisdiccional resuelva de
mite que los interesados mismos, partes o terceros, puedan acuerdo con los reales valores jurídicos existentes en las
ampliar el campo del debate, y mediante la facultad del relaciones humanas fuera del proceso, puesto que éste e3
órgano jurisdiccional para exigir una mejor informaei5n, únicamente el medio por el que se busca el restableci•
a través de pruebas ordenadas por él, y aun mediant·~ la miento de la situación protegida por el derecho que se
exigencia de que se amplíe el litigio a cuestiones no ~or,:e­ dice violado. Por esto, aparte de establecer la posibilidad
tidas a su resolución, cuando así sea necesario para pu,icr de una información suficiente para el órgano jurisdiccio•
decidir sobre las cuestiones que se le han somitido. nal, ha de cuidarse también de que se integre en el plazo
Contra este sistema de flexibilidad se pregona el 1 í• más breve, para lograr una rápida pacificación y esta•
gido de fijación de los puntos del debate, en un momen'oo blecer la certidumbre del derecho en condiciones tales que
inmediato a la iniciación del juicio. Lo dicho sería bas• la hagan útil, pues la inseguridad jurídica prolongada
tante para desechar este 'sistema antagónico, pero hay viene a convertirse en una verdadera denegación de jus•
más razones que abundan en favor de la flexibilidad. ticia, a tal grado que se postula, como mejor, una jus•
Desde luego, la inmediatez de la fijación de la litis expli• ticia deficiente, pero pronta, que una justicia más estric-
ca que el órgano no pueda tener la documentación indis• ta, pero retardada. '
pensable para percatarse, con entera nitidez, de cuále3 Todos los procedimientos tra¿icionales han recono•
sean las recíprocas pretensiones de las partes, especbl• cido esta verdad, puesto que se han estructurado sobre
mente tratándose de negQcios de cierta complejidad téc• la base de una última im;tancia, cuya resolución, a~ertada
nica; y, aunque es verdad que las partes sí deben conocer o equivocada, debe tenerse como cosa juzgada y verdad
exactamente lo que pretenden, es también verdad que no legal, que impide la eternización de los litigios, así como
debe suponérselas dotadas de conocimientos doctora1er> en la repetición de los mi3mos; y la constante Pl'cocupación
la ciencia jurídica, porque pueden sufrir error en la esti• de cada nueva reforma ha sido proteger el desarrollo
mación técnica de su situación debatida, lo que, correla• procesal de todo entorpecimiento o dilación inmotivados,
tivamente, ha de ocasionar un error en la fijación de los dn perjudicar la garantía de suficiente y veraz informa•
puntos a debate, y es evidente que, ?i se qujer~ hacel ción que ha de servir al tribunal para cumplir con' su
verdadera justicia, no debe el órgano jurisdiccional ha• misión de dictar la resolución final, que habrá d~ cum•
Copia DOF 2 - 56
cerla de maestro, y resolver contra la parte inepta, !-olo plirse coactivamente entre las partes.
por su falta de conocimientos en la ciencia jurídica. .!c.sto Como la experiencia cotidiana presenta casos que
sería un verdadero anacronismo, puesto que la ten.le'lcia requieren una resolución más pronta que la que pueda
moderna es la de que el Estado, a través de sus órgános lograrse a través del juicio de mayor solemnidad, al lado
de jurisdicción, realice una verdadera mLdón de justicia, de éste se ha ideado otro de información sumaria, para
o sea, que su protección se otorgue, no de manera for• lograr más rápidamente la resolución definitiva de la
malista, en correspondencia con una informadón defec• cuestión; y, para casos de mayor urgE'ncia, otros proce•
tuosa por error o mala fe, sino que ha de otorgarse de dimientos aun más breves se han creado para que el
manera que responda, lo más cerca posible, a las verda• ¿rgano jurisdiccional dicte resolución, mediante una in•
deras relaciones existentes entre los hombres, y, paTa formación que, se reconoce deficiente, de:modo que no hay
lograr' esta finalidad, se autoriza al propio órgano p~,ra seguridad de Que corresponda a la verdadera situacihn
que pueda aportar los datos que estime necesarios pa• eue debe Eer protegida, y, poz- esto, las resoluciones dic•
ra realizar su alta misión. tadas mediante este último procedimiento no tienen valor
Un argumento de orden secundario, que ¡;e esgrime r:ecesario de definitivas entre las partes; carecen de" valor
contra la flexibilidad del proceso, se refiere a que resulta de verdad legal de la cosa juzgada, y dan oportnnidatI a"
más costo ·que el de litis cerrada. Esta objeción carece de un nuevo juido, éste sí, de información ,plenaria, en donde
sentido,- si se toma en cuenta que la concentración, en un se agote la dÍi;cusión y se pronuncie un fallo que susti•
solo juicio, mediante la ampliación del litigio, evita h tuya definitivamE'nte al que sólo se haMa dictado con fuer•
multiplicidad de procesos, y, por consecuencia, lejos za provi3ional. Se distinguen, con"iguientemente, dos ca•
de que la flexibilidad ocasione aumento en los gastos, 103 tegorías de procesos: a), aquellos en que la resolución
final tiene valor de cosa juzgada y verdad legal, y que
. disminuye; y en cuanto a que puedan ofrecerse prueba'!
evitan la repetición de la discusión, por su fuerza de defi•
inconducentes, ello nada arguye en contra de la bonuaJ
r:i,ivos para los litigantes, y b), aquellos en que la reso•
del sistema, puesto que se tiene un correctivo efi::az esta•
luci<Jn final sólo vale provisionalmente.
bleciendo que todo gasto inútil sea a cargo de quie:1 lo
En la elaboración del proyecto se ha reconocido que
haya ocasionado, gane o pierda el juicio. es necesario proteger, de manera inmediatísima, ciertas
Una última razón de orden práctico q:-e puede adu• fitua::Íunes jurídicas, para evitar la violencia de las par•
cirse para no aceptar la litis cerrada mediante l'épli~a tes; pero no se ha creído conveniente ni útil conservar un'
y dúplica. se obtiene de la experiencia de 103 Tribunale3 procedimiento de información insuficiente, •que ninguna
del Distrito Federal, durante la vigencia del actual Código garantía ofrece para que el órgano resuelva en justicia,
Local de Procedimientos Civiles. pues, en la dúplica y y que da lugar sólo a una resolución provisional, en es•
r~pH~a, la situadón jurídica establecida con la demanda pera de otra posible resolución definitiva, que recaiga
y - la contestación no sufre alteradón alguna, e:1 más de en un juicio de \nformación plenaria. Se ha juzgado que
uh OOo/ó de los casos. debe intervenir el órgano jurisdiccional en estos casos,

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
f::'\bado 13 de marzo de 1943. DIARIO OFICIAL

para evitar que las partes se hagan justicia recurriendo guarden entrañe la suspenSlOn de una obra, de la ejec:.l•
a la violencia privada; pero, concomitantemente, se ha ción de un acto o de la celebración de un contrato, la de•
juzgado conveniente mantener la respeÚl.bilidad del órgano manda debe interponerla quien ol; tuvo -la medida, con la
jurisdiccional, evitando que dicte resoluciones a ciegas, con &anción de que ésta quede sin efecto si no se promueve
una insuficiente información. Por esto, se ha previsto la el juicio dentro del término de cinco días.
posibilidad de que la autoridad del Estado pueda proteger Queda por analizar si es posible y conveniente e3-
las situaciones de hecho existentes, sin prejuzgar sobre tructurar diversas clases de juicios, cuyas resoluciones
la legalidad de las mism'as ni sobre los derechos o res• definitivas tengan fuerza de cosa juzgada y verdad legal.
ponsabilidades de quienes obtengan la protección, dejan• Al respecto, cabe decir que no es posible, a priori, sentar
do, de esta manera, a las partes, en la misma situación un criterio de distinción respecto de cuáles negocios jurí•
. en que se encontraban antes de ocurrir al órgano juris• dicos exijan la más minuciosa información para poder
diccional, para que sus motivos de disputa sean aprecia• ser resueltos, y cuáles lo puedan ser mediante una infor•
dos en un juicio de información plenaria, que dé lugar mación sumaria. Esto bastaría para descartar la conve•
a una resolución con valor definitivo de cosa juzgada y niencia de la elaboración de juicios con diferencias de in•
verdad legal; pero, como la protección a una situación formación; pero no es despreciable un argumento de
de hecho existente puede causar daños y perjuicios a per• orden práctico derivado de la experiencia secular de qu¿>
sona distinta de la que solicitó la medida, se ha impuesto los juicios sumarios no llenan indefectiblemente su mi•
la condición de que, para que la misma pueda ser dictada, sión, sino que, con escandalosa frecuencia, se hacen inter•
ha de otorgarse garantía suficiente para responder de minables.
dichos daños y perjuicios. Se ve, pues, que las medidas fara conciliar, hasta donde ha podiJo juzgarse po•
de que se trata no tienen otra finalidad que la de impe• sible, las dos exigencias de un buen proces.o: la segurida::l
dir la violencia privada, a partir del momento de' la inter• de justicia y la pronta administración de la misma, se
vención del órgano jurisdiccional, sin que sean un reme• ha estructurado un juicio único, cuyo impul50 no lo ten•
dio para evitar violencias anteriores, de las que exclusi• gañ exclusivamente las partes, sino también, y con igual
vamente son responsables las partes, y que plteden dar amplitud que ellas, los tribunales; en este juicio todos
lugar a procedimientos drásticos de la autoridad, si re• los términos han de ser fatales, de manera que se tenga
visten carácter delictuoso, caso en el cual es un procedi• por perdido el derecho, sin necesidad de acuse de rebel•
miento diveno del civil el que ha de establecer las formas día, por su simple transcurso, si las partes no lo hacen
de intervención de la autoridad, así como la oportuni• valer en tiempo oportuno; con la misma finalidad, se ha
dad de dicha intervención. De esta manera Re logra. 1'0'1 r.roourado que no existan artículos de previo y especial
más rapiqez y efectividad, el mismo resultado que, enCopiaelDOF 3pronunciamiento,
- 56 sino sólo la incompetencia y 103 inci•
procedimento tradicional, se buscaba a través de los in• dentes que por su naturaleza, pongan obstáculo a la
terdictos, y se logra abarcando mayor número de casos, prosecución del juicio, y también se ha tenido extremo
puesto que puede mantenerse cualquier situación de hecho cuidado en cerrar la puerta a toda chicana con que la
existente. Sólo quedan fuera el interdicto de recuperar experiencia Ita demostrado que los litigantes de mala fe
la posesión y el de obra peligrosa, y esto porque ya en logran la demora injustificada de la resoluci,jn final.
ellos no se mantenía la situación de hecho existente, ~ino Bajo la misma inspiración de buscar la rápi ia ter•
que se creaba una situación distinta, coga inronvenipnie minación de los liligios, y también con la finalidad de
pc,r f1 ue, nor la misma naturaleza provisional de la reso• evitar la indebida acumulación de los mi imos, se ha juz•
lu~ión. debida a la inoufidente información, el órgano gado prudente que caduquen, dejando las cosas como se
jl'risdiccional estaba obligado a afectar, con razón o sb encontraban antes de interponer la demanda, si se han
l::11a, los derechos de uno de los litigantes, con el con~i­ paralizado los juicios por un término mayor de un año,
guiente peligro de que, posteriormente, en el juicio pl<,• por inactividad injustificada de las partes y del tribunal;
nario, ~e dictase una resolución contradictoria, donde se pHO, como no puede escaparse que la paralización pueda
reconociese la ilegalidad de la protección otorgada provi• deberse a un caso de imposibilidad del órgano o de las
rionalmente en el interdicto, cosa lamentable porque la partes para el desarrollo normal de la relación procesal,
ligereza en el dictado de la resolución provisional es un se han previsto 103 casos de esas imposibilidades, deter•
meno~caho a la dignidad y regpetabilidad del órgano ju• minando las mismas la suspensión o la interrupción ~
dsdicc!onal, y con la agravante, en much03 casos, de la proceso, por el tiempo estrictamente rn:!i3pensable par·a
impo~it.Jilidad de restitución de las cosas al estado ante• que la relación procesal pueda nuevamente desenvolverse
rior al di' la viola"ión-. como se evidencia nenl'ilndo en que con normalidad.
la posedón provisional restituida puede dar lugar, v. gr., Otra ventaja que se logra con el juido úni~o es la
n una tala de bosp.ues o a destrucción o transformación de que será más accesible tanto para las par(e5 como
de construcciones, que impida Su restablecimien: o en el para los tribunales, pues es evidente que es más fá ~;l
estado anterior al de la restitución de la posesión. y e~­ llegar a dominar un solo método procesal que dos o má3.
pecialmente. en el caso de la demolición de una obra, en Por último, no se diga que puede establecerse una
el que, evidentemente, puede edificarse una nueva, pero regla flexible para que los tribunales puedan determinar
nunca hace'rse resurgw la desaparecida. qué negocios sean suscepLibles de verse en procedimiento
Como la protección se otorga para mantener la si• sumario, porque entonces se deja una verdadera anarqu::\
tuación de hecho existente, se previene que la parte qUE' t¡especto de la forma de juicio, ya que ca1a juzga:l r
pretenda cambiar esa situación, como no debe recurr:r puede estimar las cosas en forma personalíJima, y, con•
1'. 11\ violencia nrivada. ~ea la que tenga que promover el siguientemente, sin una pauta fija, porque las cues1;iones
juicio respectivo, con la sola excepción con~.i ,ten' e en de criterio no tienen pauta alguna, y, si esto se dic<>
que, cuando la man'.ención de los hechos en el estado que respecto de los juzgadores, no se requiere. gran esf.:erzo

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
4 - - - -- -'-..... -.. ---~ DIARIO O PI e 1 A {¡ . - ',-tl-- Sábado 13 de marzo de 1943.

para imaginarse las dudas y variaciones de criterio que desenvuelve y ppríecciona al equiparar a la F,ederación
s~ provocarían en los'litigantes. misma con un ~impJe particular, según lo que se previene
En congruencia con las razones expuestas, en el en el artículo 4. Respecto de la segunda cuestión, la
artículo segundo transitorio se establece la abrogación razón por la que, en los preceptos que se comentan, no
de todas las leyes y disposiciones actualmente en vigor, se definen las condic'iones que han de llenarse para fun•
Robre procedimientos en materia federal, hecha excepción dar la legiLimación para actuar, estriba en que no es
de lss de amparo y de los establecidos para el funciona• la ley procesal la que impone la obligación de defender
miento de tribunales de organización especial. un bien de la vida, ni la que autoriza su defensa potes•
A continuación se consigna la motivación particular tativa, sino que es la ley substantiva la que se ocupa y
del articulado del Proyecto. debe ocuparse del tratamiento de estas cuestiones; por
eso, los artículos de que se trata presuponen la existencia
LIBRO PRIl\IERO de esa ley substantiva, y si pueden darse casos de omi•
sión, de manera que alguna situación concreta pudiera
Disposiciones generales encontrarse con la falla de un interesado procesalmente
en la defensa y cuidado de un bien, esa falla indiscuti·
'I'ITULO PRIMERO blemente -no sería imputable a la ley procesal, sino a la
Partes substantiva, la que debería reformarse en la forma con•
veniente; aunque hay que anticipar que ese supuesto
CAPITULO 1 casi no, debe tenerse en consideración, porque aun los
ausentes, ignorados o no nacidos tienen una forma de
Personas que pueden intervenir en un defensa de sus intereses substantivos, que precisamente
procedimiento juditiál la ley encomienda a un órgano del Estado: el Ministerio
Los ;trtículos 1 y 2 tienen como fundamento que el Público, y aun para quien no esté impedido de actuar,
irtterés substantivo derivado de los derechos litigiqsos también la ley substantiva establece que otro pueda ha•
Jluede ser defendido por el mismo titular de esos derechos, cerlo en eu nombre, como es el caso de la gestión ofi•
o por un representante legal o un apoderado, y hasta ciosa.
por un simple gestor oficioso, de manera qUe, la legiti• La única excepción a la regla de la igualdad, es la
macMn para ser IXlrte, no deriva de que, quien actúa •contenida en el artículo 4, que dispone que nunca podrá
como demandante o como demandado, sea el beneficia- dictarse, en contra de la Federación o de las entidades
1;0 del bien protegido, sino que su justificación p'ara féderativas, mandato ,de ejecución ni providencia de em•
Copia DOF 4 - 56
actuar proviene de que sea el encargado, legal o conven• bargo, así como que esas entidades de derecho público
cional, de proveer a la defensa de ese bien, cosa que están exentas de prestar las garantías que en el Código
con toda nitidez se pone de manifiesto en el caso extremo se exigen de las partes. Esta excepción se justifica por•
de la protección de un bien sin consideración personal, que no es posible que los órganos del poder se coaccionen
cClmo acontece, v. gr., con las fundaciones; por esto. los a sí propios, y es imposible, dentro del Estado, que haya
dos artículos de que se trata, ni distinguen el concepto un poder superi1r al mismo poder estatal; y, respecto
de interés en su doble aspecto de substantivo y procesal( de las garantías, se juzga que el Estado siempre es sol•
ni tampoco definen las concretas condiciones que han de vente, pues es un principio general del derecho público,
llenarse pHra poner en movimiento los órganos jurisdic• y en especial, del derecho fiscal, que el Estado debe
cionales; no hacen lo primero, porque abarcan, en su obtener, de los habitantes del país, los ingresos indis•
significado, tan~o el interés substancial como el procesal, pensables para cumplir sus fines, de manera que está
ckbiendo, en cáda caso, distinguirse, cuando se trata dd siempre en posibilidad de contar con un patrimonio que
uno o del otro, pues es inmediatamente comprensibl,e le permitar responder, en general, de sus obligaciones,
que puede haber una transmisión substancial del interé~, sin necesidad de una garantía especial.
<lue correlativamente ha de determinar una substitución
La esencia de la función jurisdiccional, consistente en
de partes, desde ese aspecto de la cuestión, como puede
el cometiqo de convertir, en mandato particular y con•
simplemente acontecer que lo único que se transmita
creto, el abstracto y general del derecho, respecto de los
sea el interés procesal, como sucede mediante un bÍmpb
puntos controvertidos cuya composición se busca coacti•
cambio de representantes o apoderados, y, para, ambas
vamente mediante la intervención de un órgano estatal,
situaciones, se establece que deja de ser parte; en el
cuando no ha sido posible llegar a un acuerdo privado,
proceso, substancial o procesalmente, según sea el sen•
impone la necesidad procesal de la unívoca precisión de
tido de la transmisión, quien haya perdido el intcr¿>,
los términos de la disputa, cosa que no puede lograrse
siéndolo, a partir de ese momento, quien lo haya adqui•
cuando una de las partes c6ntendientes está compuesta
rido, sin que, en ninguno de los dos casos, las transmi•
de diversas personas, ya que cada una de ellas puede
siones puedan deter~inar cambio alguno en las; relaciones
considerar el caso jurídico en cuestión en forma diversa
recíprocas de las partes, ni respecto de los términos,
de las restantes, y actuar, en consecuencia, congruente•
recursos y medios generales de defensa autorizados por
mente con esa diversidad de pareceres. Para evitar esa
el Código, como expresamente se dispone en el artículo
viciosa posibilidad, -eÍ proyecto, sigu'i~ndo en esto la doc•
3. respetando, así, el principio de igualdad procesal, que
trina tr~dicional y los precedentes legislativ-os, en su
esencialmente consiste en que el proceso debe desenvol•
artículo 5 dispone la manera y la oportunidad de hacer
verse sin consideración alguna personal; de .manera que
desaparecer la multiplicidad en cuestión, mediante la
l'udieran perfectamente invertirse las posiciones de la,>
designación de un representante comú:1.
partes, sin sufrir alteración, de ninguna índ?le, ni el
desarrollo procesal, en sí mismo, ni el sentido de la reso• Cuando se trate de la aetora, e inicialmente ya exista
ludó!1 final del caso controvertido, principio éste que se la multiplicidad, se previene que, en la misma demanda,

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
Sábado 13 de marzo de 1943. DIARIO OFICIAIi 5

se contenga la designación de representante común, te• bios se realicen con infracción de ese precepto, la activi•
niendo como razón, para ello, que antes de ir al juicio dad procesal se desarrollará y producirá sus efectos con
los interesados han tenido todo el tiempo discrecional a entera validez, como si ningún cambio se hubiese operado.
su disposición, para llegar a un acuerdo sobre la desig•
nación del representante común, siendo a su pcrjuiclO CAPITULO II
si no llegan a ese acuerdo, ya que el interés en promo• Obligaciones y responsabilidades
ver la intervención del órgano jurisdiccional, a ellos sólo de las partes
compete. En cambio, admitida ya la demanda, bien E,e
trate de la demandada o aun de la propia actora cuando La extralimitación en el ejercicio de los derechos,
la multiplicidad surge en un momento posterior, como aparte de fincar la responsabilidad directa en contra del
la cuestión se encuentra ya "sub juJice", no puede c.e• violador del orden jurídico, consistente en el restableci•
jarse al arbitrio de las partes el nombramiento del repre• miento de la situación protegida, provoca una respon•
sentante común, por lo que se establece imperativamente sabilidad indirecta, de responder patrimonialmente de los
la obligación de designarlo, con la sanción de que, si gastos necesarios para obtener la composición coactiva
los intéresados no lo hacen, la designación será hecha de la controversia. Los límites de esta última responsa•
por el tribunal, di3tinguiéndose sólo, en razón de térmi• bilidad son los mismos que los de la directa, de manera
nos, el' caso en que inicialmente haya una plurali:lad de que ésta debe tomarse como índice para determinar los
demandados, pues estos gozan del término del emplaza• extremos de aquélla.
miento para contestar, térmil).o dentro del cual pueden Cuando una parte triunfa totalmente, la más ele•
llegar a un acuerdo sobre el particular; pero, si esto mental justicia impone que todos los gastos que haya
no se logra, cada uno de los demandados habrá de con• hecho, para obtener la protección de su derecho violado,
testar independientemente de los otros, lo que se permite los reporte su contraparte; pero, si el triunfo no fué
teniendo en cuenta que aún puede darde un caso de im• total, esa misma justicia indica que cada parte tenga
posibilidad para ponerse en contacto, con uno de ellos, sólo responsabilidad en la proporción en que haya per•
los restantes, cuyos derech03 no p:leden ser lesionaJos dido, y, consiguientemente, la definitiva indemnización
por esa' situación particular de uno de los demandados, 'por gastos ha de establecerse compensando el importe de
como tampoco pueden serlo por la renuencia de uno o ambas responsabilídades, para que sea exigible sólo el
de vario's para llegar al a::uerJo en cuestión; más, como residuo, por quien tenga derecho a él, de acuerdo con las
de todas maneras debe creane la situación de que esta proporciones recíprocas de las pérdidas.
¡:arte tenga un solo autorlzaJo encomendado de su defen• Este principio tiene dos correcciones: estriba la pri•
sa en el juicio, se establece que el nombrami:m',o de mera en que los gastos han de ser los indispensables
representlj.nte común ha de hacerse por los inter "sados, para la composición del conflicto, por lo que, todo gasto
Copia DOF 5 - 56

dentro de los tres días siguientes al vencimieni,o del tér• inútil, careciendo de justificación, debe ser a cargo de
mino del último de los emplazad03, para contedar la quien lo motivó, sea que gane o pierda el pleito; la
demanda. Fuera de este caso dspecial, el pl:;¡zo para f'egunda se fundamenta en el principio de que sólo es.
nombrar representante común es el de cinco días, con:a• lícito componer coactivamente una disputa cuando no
dos a partir del momento en que procesalmente se ten6"a ha sido posihle hacerlo rrivadamente, siendo aquí de dis•
conocimiento de la multipiici-lud. tInguir tres casos:
Como el representante común tiene exactamente la a).-La ley no permite la composición privada, como
misma posición procesal que la que tendría si en él C:)ll• en los casos de divorcio voluntario, de rectificación de
currieserl los intereses todos de' sus representa~los, d actas del estado civil u otros análogos;
mismo precepto dispone que está obligado a actuar, en b b).-Estriba la cuestión eH un mero caso de derecho
defensa de esos intereses, haciendo valer todas las a::cio• dudoso o en substituir el arbLrio judicial a la voluntad
nes o excepciones comunes a todos los interesados, a,ií de las partes, y
como las personales de cada uno de ellos, finalidad para c).-La demandada fué llamada a juicio sin nece•
la cual los r:;presentados deben cuidar de mini,;trarle sidad.
oportunamente -los informcs y pruebas COri'"spon:lientcs, En el caso a), hay imposibilidad legal de que las
con la sanción de que el representante q:le~3 libre de partes obtengan el efecto jurídico que buscan mediante
toda responsabilidad frente a los omisos, por1u~ su ca• el jui;:io, sin ocurrir a los tribunales. No hay aquí razón
rácter de representante sólo lo faculta en los términos de alguna que finque la responsabilidad de la falta de com•
mt mandatario judicial; pero no lo autoriza para in tcr• posición, y, en consecuencia, de 103 gastos necesarios
vE:nir,' fuera de lo que es materia del litigio, en los asun• que ocasione, en contra de ninguno de los litigantes, por
tos de sus representados t ni menos aún puede a::i'linar lo cual lo debic!o es que cada uno responda tie sus pro•
las personales defensas de é:otos. pios gastos.
El principio ya enundado de la igualJa::l de las par• En el caso b), no estando determinado incon:rover•
tes en el proce30, unido al otro principio procesal relativo tiblemente el derecho, precisamente por ser dudoso o
a que solamente lo COllstante en el proceso obliga a la:; por tratarse de ur::a cuestión de mero arbitrio, como en
partes en su relación procesal, funda el ar~ículo 6, que el cas,) precedente debe concluirse que no fué posible lle•
dispone que los cambios de representante procesal de gar a una composición voluntaria, por no haber razón que
una parte no causan perjuicio alguno a la contraria, impusiera a uno de los contendientes s::>mcterse a la es•
mientras no sean hechos saber judicialmente, como ta:u• timar;ón de su contrario.
poco lo causan los cambios operados rOl' reIaé'iones de El caso c) exige un estudio un poco más detenido;
causante a causahabientes mientras no se hagan eonOC'31' e11 efecto, es, indispensable precisar el concepto de faltá,
en igual forma, con la sancivn de que, cuando tales C<\111- de ncccsidad del juiciQ. No puede decirse que el dem~n~

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
4) DIARIO OFICIAL Sábado 13 de marzo de 1943.

daGo ~aya dado lugar a ocurrir al tribunal cU:lndo n:> so del normalmente competente, ha sido re:;la tradicional,
tocaba a él tornar la iniéiativa para obtener la composi• tanto legislativa como doctrinal, que las partes no puc•
ción; por esto, en todo caso en que fuera necesario un (:an, por su propia actitud, modificar las reglas de com•
acto cualquiera del actor, así se tratase de la mera int2r• petencia, fundamentalmente porque los órganos jurisdic•
pelación, la omisión del actor libra al demandado de los cionales, se forman o integran de la manera que se ha
gastos de la composición, pues, si ésta no se logró pri• juzgado adecuada para que puedan desempeñar, con la
vadamente, fué a causa del actor; pero siempre que el mayor eficiencia, su cometido; sin embargo, especialmen•
demandado se allane, sin subterfugio, a cumplir el derec:lo. te en razan de territorio, pueden, actos de los particula•
No obstante, si el actor no realizó el acto que le res posteriores al emplazamiento, hacer que las partes o
correspondía, por renuencia u ocultación del demandado, una de ellas quede colocada en una situación tal, que, r:~
éste es responsable 'eJe los gastos, puesto que su actitud no haberse verificado aún el emplazamiento, sería un tri·
fué la causa de ser llamado a juicio. bunal diverso el qué debería conocer del litigio, como,
Son estas las razones que fundamentan los artí:ulos v. gr., cuando la competencia ~ebe establecerse por ra•
7, 8 Y 10 del Proyecto. zón de dorr.icilio, caso en el que, cuando esto ha ac:mte•
En el párrafo cuarto del artículo 7 se dispone que cido, podría surgir la duda de si la c')mpetencia para c:>•
las costas del proceso consisten en la suma que debió o nocer no sufre alteración, o si la misma debe pasar al tri•
habría debido desembolsar la parte triunfadora para ob• bunal del nuevo domicilio.
tener la satisfacción de su derecho. Parece, a primera vis• Este problema ha sido tornado en consideración po:-•
ta, extraño, que se emplee el término habría, ya que, Ri que la práctica ha ofrecido casos, aunque no frecuente3,
un gasto no se causó, no debe pagarse. Es esta una su• en los que un cambio domiciliar, normal o especialmente
perficial cor.s:deradón del caso, porque, si una parte ob• buscado, se ha alegado corno fundamento para promover
tiene el servicio gratuito de abogados, peritos u otras la inhibibria o declinatoria úl juez del conocimiento,
personas dentro del litigio, o él mismo gasta su energía en favor del del nuevo domicilio.
en el desarrollo procesal, sin necesidad de esos auxiliares, Para evitar toda incertidumbre sobre esbs extre•
bien porque sea profesionista o, no siéndolo, tenga la ca• mos, en el artículo 12 se ha establecido que, después de
pacidad necesaria para pasarse sin sus servicios, no hay verificado el emplazamiento, no influyen, sobre la com•
razón para que no le sea remunerado ese gasto de ener• petencia, los cambios de hecho que tengan lugar. El al•
gía conforme a los aranceles aplicables. cance de la prohibición anterior está limitado, nat'.lral•
El artículo 9 se ocupa de las' garantías que de~en mente, por las reglas especiales contenidas en el ordenn•
otorgarse conforme a las disposiciones del ordenamient:> miento, que prevén cambios de competencia en. casos par•
que lo contiene. Al respecto se previene que tales garan• ticulares, como son, v. gr., aquellos en que surge un In•
tías deben otorgarse con sujeción a las disposicionesCopiade
DOF 6 - 56
terés federal dentro de un negocio del orden común, o
las leyes substantivas aplicables, respetando así, pulcra• cuanGo desaparece el interés de la Federación por virtu1
mente, la delimitación de campos que corresponden a cada del cual el 'negocio era visto por los tribunales federales,
cuerpo de leyes.
• En el segundo párrafo del cita;,do artículo 9 se esta•
así como en los caseS de acumulación común o de jui•
cios atractivos.
blece la posibilidad de exigir la constitución de una ga• . La práctica ofrece casos múltiples en los que 103
rantía esp~cial para 'responder del importe de las costas; juzgadores normalmente competentes no pueden conocer
esto se juzgó oportuno porque la falta de precepto seme• del negocio, por un impedimento cualquiera, y corno la
jante ha dado higar, en la práctica, a que haya discusio• misión pacificadora encomendada a los órganos jurisdic•
nes sobre si está permitido constituir esa garantía osó!:> cionales debe siempre realizarse, y en todo caso desempe•
están permitidas las destinadas a asegurar el resultado ñarse por un personal de antemano precisado, de mane•
de la acción, dejando, en este último supuesto, al deman• r.l que excluya toda posibilidad ce que arbitrariamenb
dado, sin posibilidad de garantizarse eI pago de las cos• se designen jueces especiales, en razón de las personas
tas que, eH su caso, podría recaer contra el actor. o de las cosas, para conocer de una controversia, el ar-'
Gomo en los conflictos surgidos entre entidades fe• tículo 13 zanja legislativamente la cuestión, ordenando
,derativas ,o entre éstas y la Federación no se causan gas• que, en caso de falta de los juzgadores normalment~ c:>m•
,tQs de representación en juicio, porque ésta correspond3 petentes, toca el conocimiento del negocio a quienes deban
a' órganos públicos, y, además, la afectación patrimonial substituirlos conforme a la Ley Orgánica del Poder Ju•
no tie~'e la gravedad que ofrece tratándose cel patrimo• dicial de la Federación, que es el ordenamiento ind:CJ.do
nio de los particulares, en el artículo 11 se dispone que, para resolver legislativli.mente esta cuestión.
en los juicios en que concurran sólo esas partes, no ha• La previsión de la existencia de órganos capacitados
hrá lugar a costas. para garantizar la paz social, evitando que los particula•
res se hagan justicia recurrie!lttio a la violencia privada,
impone la exigencia de que haya siempre un órgano ex•
TITULO SEGUNDO pedito para realizar coactivamente el derecho, en todo
Autoridad Judicial nso en que privadamente no se logre la pacif:cación.
Este principio fimda el artículo 14, que prohibe, a 103
CAPITULO 1 tribunales, negarse a conocer de un negocio, a no ser
Competencia que se consideren incompetentes, y da oportunidad a 103
interesados para que un tribunal jerarquizado pueda co•
Cuando una cuestión competencial n:> es de aquéllas, nocer de la negativa, mediante el recurso de apelacLjn.
corno 'las rileramente territoriales, que la ley permite que Las contiendas competenciales que surgen en las ca•
b voluntad de' las partes sea susceptible de establecer S:JS en que varios tribunales se juzgan competentes para
la prÓrroga de jurisdicción en favor de un tribunal diver- conocer de un mismo l:egccio, se plantean en un mismo

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
Sábado 13 de murzo de Hl4.3. DIARIO OFICIAL 7
e

campo d:) jur:sdicci¿n, o sea, en aquel en qu~ el proble• ~o el tribunal ha sUo compeLentc para conacer d"l nego•
ma ha de ser v i"to exadamcnce cn los miE;ll1os término.> CIO, mientras no surja pos,el iormente un motivo de m•

por cualquiera de los tribunales contendientes; esto ex• competen'cía, pues S("O a partu' de e"le n,omento e,; cuan•
cluye la posit'ilidad de competencia entre órganos de di• do cl tribunal se ve privado de ~u facultad de conocer.
versos grados de conocimiento, porque aquí el problema Na obstantc, por lu¿one3 (le econo,11ía proce3al, puede
ha de ser visto siempre en condiciones disímbolas, ya pcnnivirse que las partes, de mu uo acuerdo, reconozcan
que los grados superiores están creados para c:mocer como válidas todas o algunas de las actuacione.5 practica•
respecto de cuestiones que ya han sido v:stas y resucl- {,as por el tril,unal Ciec,¡;,rado incúmpeten,e. Esta última
. tas por bs órganos imcriorcs; por estas razones pre• conc:Jusi -II se f C:!hla en c¡u.: los Ói'6'anOS Jurisdiccionales
VlCr.e el aHIClAlO 15 que ninvún juez puede scs~ener com• ",!)lo estúlI llamac!os a compOJ,el' coa','uvamente aquellO que
petencia Con su trilmnal de apelación; pero sí CJn otro no ha sdo poslhle componer en [ut ma pnvad,l, y como,
juez o trib,m,,1 que, aun superior en g'r,"~o, no ejerza las parles puede!1 voluntariamente, fuera Gel JUICIO, llcga~,
sobre él jurisdicción. Este c~ rrectivo a b limitación de f,llí IÍlUl Le alguno, a cmtlqu!er punto de cOIlCIlIacion re~­
que se trata, se funda en que un tribunal superior que pecto de la:; cuestione3 (;\.te los han llevado a los tribuna•
no ejerza jurisdicción sobre el inferior, no puede c~mo­ les, inmeniatameme : e ve la justificadón de permitirleJ
cer, en ulterior grado, de la materia vista cn el prime• ['ue puedan aprovechar lo ~ a establecido ante el >iribum,j

ro, y C)mo puede perfectamente darse el cas) de que illcompetcnte, lográn(;o!',e, el" esta manera, tanLo un bene-
la CJlsjón cJülpckllClal se presente, especialmente en ficio para las parte;, cuando así LJ {iu-e.ren de común
razón territorial, en un momellto posterior al de la reso•
L:uenlo, pues co (,ue les facilita la resolución de su nego•
lución final del juez del c:mocimiento, pas'J.ndo ya a su
cio, lHJrám¡()las lLmbién lÍe multitud de gastos, como para
tribunal de apelación, si no fuese posible que el tribu•
el Esbdo mLmD, al permitir un medio adecuado que, sill
nal de primer grado que se juzga c:llupetente pud:ese sos•
ó:ño alguno de la bondad de la resolución final, le permi•
tené:r su competencia frente al tribunal de alzada d?l
ta decbIJ', en la f:lrma má3 expedita, la cuestión pendien•
que c:lnoció, no habría fornw legal de remediar un
pesible ViClO procesal que podría ~ar lugar aun a la nu• te. E"tas han sido las razones que se tuvieron en conside•
Uicación de todo el procedimiento segUIdo en todas su.> lación al elaborar el artículo 17.
instancias, como fácilmente se comprende Cuando s;e prJ•
mueve la cuestión competencial por quien no ha sido de• !'.:ECCION PnIl\1ErrA
bidamente representado o debidamente emplazado en el
Cumpetencia por materia
procedimiento s8g'uido ante 103 órganos juzg-ados incom•
petentes; en cambio, si el tribunal de alzada sí ejerc~ El Código Federal de Procedimientos Civiles regla•
Jurisdlccl"n so; 're el que conoció en primer grado, Copia es,DOF 7 -menta
56 'los procedimientos judiciales de la competencia de
él mismo, quien deb8 conocer, en ulterior grado: de lo los tribunales ordinarios de la FeJeracÍón, o sea, de la
hecho por uno de los tribunales inferiores, dentro ele su Suprema Corte de Justicia, lo\; Tribunales de Circuito y
jurisdicción, y, en este caso, la contienda competencial los Juzgado,; de Distrito, hecha excepción de los procedi•
debe establecerse entre los jueces del mismo grad:l so•
mientos de amparo y de los desiinados a los tribunales de
metidos al mismo tribunal superior, que, a la vez, es el
organización especial que, aun siendo federales, se rigen
capacitado para decidir sobre la contien::a c:)Jupcter;cial
por leyes diversas, como son, v. gr., las que rigen el fun•
planteada.
cionamiento del Tribunal Fiscal de la Federación y de bs
En la competencia por territorio no hay diferencia Juntas Federales de C~nciliación y Arbitraje. Respecto
alguna respecto de las condiciones de funcionamiento de {:e los asuntos d:; la competencia de los tribunales fede•
los órganos jurisdiccionales, por lo que la garantía de ca• rales ordinarios, ya el texto constitucional establece una
pacidad de los mismos, para hacer po"ible una aceitada primera divi. ión, distinguicll'io aquello.! que han de fer
resolución, es la misma en todos ello,i, siendo ésta la r<~­ vi'itos, en única instancia, por la Suprema Corte de JU'3-
zón por la que, tanto la doctrina como los precedentes le• tkia, y aquellos que deben vers(', en primer grado, ante
,gislativos, establecen la posibilidaJ de que puda prOlTO- los Juzgados de Distrito, y, en segunclo, ante los Tribuna•
garse dicha competencia, dejan:lo, a la volun~ad de 101 les de Circuito. Respetando el mandato constitucionlll', 'el
jnteresados, 'la facultad de determinar e:a prórroga, ya artículo 18 se concreta a con3ignarlo, sin sentar criterio
sea expresa o tácitamente, Por esto se ha dejaJo iaJ:1b'én, r;istintivo re:·;pecto ':e qué negoebs han de ser conocid03
a la voluntad de los interesados, de';istit, de lllla com[le• ¡JO!' 10:5 .Juzgados de LJi~trj(o y TrillUnales de Circuito;
tencia antes o después de la remisión dc 1'1:; autos al tri• pero, exi:-;tiew!:> también mandato cc,mtitucional tespecio
bunal encargado de 'deeidirla, si se trata dc cúlllpe~en~ia (;e que siempre que la Fedel a"ión sea parte, la competen•
por territorio, y así se previ?ne en el artículo 16. cia para conocer de los negocios en que intervenga corres•
Los límites dentro de los cuales 103 órganos encarga• ronde a los tribunales federales, ha sido preciso prever
dos de la jurisdicción pueden actuar obligando coactiva• aquellos casos sometidos a los tribunales locales, en que,
mente a las partes lií.igantc~, son los mismo dentro de 103 por surgir algún interés federal, se opera el correspon•
cuales están facultados l('galmente para conocer de la3 (:lCnte cambio competell'Cial, establecl~ndose, al respecto,
controversias. Fuera de esos límites, no exL,te razón que elle sólo en tan Lo fiuhsLot8 el inte! é~ de la Federacióll, de•
imponga obediencia {;e sus disposiciones; por esto, lo he• l:en conocer los tribunale:,' indicados, pues, desaparecido
cho saliéndose de esos límites no puede surtir deeto algu• dicho interés o resuelta definitivamente la cuestión quo
no en contra de las parte,;, o sea, es nulo lo que se rea• interesaba a la Federación, ya no existe razón para que
lice con esa violación, salvo siempre disp03ición contraria continúen cono~ienclo los trilJUnales federales, volviend')
de la ley, que requiere w propia fundamentaci¿n. El mi3- .. sí, nuevat.1ente, la competencia, al tribunal a que corre;;•
mo principio funda la valid}z de los actos l'ealizados cuan- ponda, conforme u las l'eglas gcnemles. Igualmente, te-

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
8 DIARIO OFICIAL Sábado 13 de marzo de 1943.

niendo en consideración que los tribunale3 de organizaciaft ciativa, y de ninguna manera subordinativa, cosa que está
especial, aun cuando sean federales, están limitados, en aclarada en el último párrafo del precepto, que dispone
su competencia, al conocimiento de las materias reglamen• que, cuando haya varios tribunales competentes, en caso
tadas en las leyes que los establecieron, ha sido necesa• de conflicto de competencIas, se decidirá en favor del que
rio prever los casos en que, dentro de los negocios de que haya prevenido en el conocimiento. Sólo merece una con•
conocieren, se susciten cuestiones respecto de las cuales, sideracíón especial la fracción V del artículo 24, en virtud
conforme a su propia ley, no estén facultados para cono• de que en ella se e3tablece que, en caso de concurso, aun
cer, problema que ha sido resuelto en el mismo artículo reconociendo su carácter atractivo, no deben ponerse, de
18, disponiendo que, en tales casos, la competencia pasa nuevo, "sub judice", los juicios seguidos contra el concur•
a los tribunales ordinarios de la Federación, Suprema sado, cuando estén ya sentenciados ejecutoriadamente y. en
Corte de Justicia o Juzgados de Distrito y Tribunales de ellos se haya ordenado hacer trancCl y remate de los bie•
Circuito, según sea la naturaleza de la cuestión que mo• nes embargados, y cuando, aunque la sentencia no haya
tive el cambio de competencia. ordenado tal cosa, se encuentre el procedimiento en vías
El artículo 19 no mere::e una especial motivación, de ejecución, con embargo ya Efectuado. Se juzgó que los
puesto que sólo dispone que los Juzgados de Distrito tie• acreedores del concurso tienen derecho a hacerse pago
nen la competencia material que detalladamente les atri• con el patrimonio del quebrado, dentro de las limita•
buye la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación. ciones con que podía ser afectado ese patrimon:o al ha•
Lo mismo calle decir c~el artículo 20, que sólo dispone que cerse la declaración de la quiebra, pues, de otra manera,
los Tribunales de Circuito son competente3 para cono::er, Ee afectarían intereses legítimos ya establecidos antes de
en segunda instancia, de los negocios de la competencia 'tal declaración, los cuales deben respetarse, razón que
de los Juzgados de Distrito. impone que, cuando exista ya resolución por sentencia
Respetando el principio tradicional y los precedentes pasada en autoridad de cosa juzgada o por resolución pos•
legislativos respecto a que la reconvención sea vista con terior que afecte, mediante e:llbargo trabado, los bienes
el negocio principal dentro del que se presenta, tanto por cel eon(!ursado en favor parti::ular de un acreedor, el
economía procesal como, en ocasiones, para no romper la derecho de éste ya no es incierto, ni debe sufrir m~n:~s­
~onjnencia de la caUEa, el artículo 21 previene que es cabo alguno, sino que ha de satb:facerse en la forma ya
juez competente para conocer de la reconvención el que decidida, re8petando sólo aquellos crédit03 que debieran
lo sea para conocer de la demanda original, y las mismas respetarse aun cuando no hubiese declaración de quiebra,
razones se tuvieron en cuenta para disponer que el mismo y por esto se han limitado los efectos de la acumulación
juez sea el competente para conocer de las tercerías que (;xclusivamente a la graduación respectiva dentro del con•
surjan dentro de los negocios res pedo de los que Copia e3táDOF 8 -curso.
56
establecida su competencia. Aunque las materias relativas a tutela de menores o
El artículo 22 tampoco requiere una extensa motiva- . incapacitad03, a suplencia Gel consentimiento del que ejer•
ción, porque se ha repetido en él la tradición legislativa ce la patria potestad, a impedimentos para contraer ma•
referente a que la competencia para conocer del negocio trimonio, así como las cuestiones sobre licencia marital
principal es la misma para conocer de los acbs prepa:'a• y nulidad de matrimonio, abandono de hogar o asuntos
torios del juicio o de las medidas .prelautorias a él rela• , de divorcio, no son fedemles, atendiendo a que las com•
tivas. Este mismo principio se !'espcLó en relación con los petencias entre diversos órganos locales deben resolverse
actos de ejecución. por los tribunales de la Federación, los artículos 25 a 27
se oc.upc.n de estas cuestiones competenciales, llenando a31
SECCICN SEGUND"' un hueco de la legislación actual, conforme a III que se
Competencia territorial dan casos de verdadera laguna, porque, a falta de dispo•
sición idéntica en los códigos que norman la competencia
Ya, al hablar del artículo 16, se expusieron la3 razo• de los tribunales de diversos Estados, el conflicto compe•
nes por las que se permite la prórroga de competencia tencial ha de decidirEe conforme a las propias disposicio•
en r/,llzón......de territQrio. Aquí sólo conviene añadir que el nes del Código Federal, y si en éste no existe disposieión
artículo 23, en sus tres fracciones, sigue nue3tr03 prece• s~bre los casos de que se trata, no es posible resolver
dentes lEjgislativos al establecer los casos en que hay pró• esas contiendas sin fdrzar los caS03, haciéndolos caber
rroga tácita, de parte del actor, por ocurrir al tribunal indebidamente en otras disposiciones inaplicables. Este
enta.blando su demanda; de parte del demandado, por con• mismo criterio se respetó al consignar los casos de compe•
testar la demanda y por convenir al actor, y de parte de tencia en materia de sucesiones y co{¡cu;rsos.
cualquiera de los interesaJ03, por desistir de una ccmpe•
tcncia. SECCION TERCERA
El artículo 24, en sus ocho fracciones,' contiene las De las competencia entre tribunales federales
¿isposiciones rela~ivas a la fijación de la competencia,
por razón de territorio. El ordelT en que han sido coloca• Los artículos 28 y 29 no exigen una especial motiva•
das las fracciones de que se trata, no indica ninguna pre• ción, porque el primero sólo dispone que la competeneia
ferencia, de manera que quisiera argumentarse que cuan• entre dos o más tribunales federales ha de decidirse de
do se esté en dos o más de los casos que con>:igna, la com• acuerdo con las reglas de competencia establecidas en la
petencia debiera decidirse prefiriendo al tribunal que re• sección anterior, y el 29 sólo consigna la facultad del ac•
sultase ccmpetente según la primera de las fracciones tor para elegir el tribunal de su agrado, cuando huQiere
concurrentes, co.nforme al orden de las mismas. La enu• dos o más tribunales federales igualmente competentes
me:'ución que ccmiienen las fl'accionc.3 cs solamente enun- para conocer de su caSO.

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
Sábado 13 de marzo de 1943. DIARIO OFICIAL 9

SECCION CUARTA libertad de apreciación, pues FU resolución no puede obli•


gar a un tribunal diverso, por manera que, si las mis•
De las competencias entre los tribunales federal()s mas partes no ocurren pidiéndole que declare su compe•
y los de los Estados
tencia frente a un tribunal que ya conoce ~del negocio, o
Cuando surge un conflicto de competencias entre e1 no ocurren a éste negando su facultad de conocer y seña•
orden .federal y un orden local, la cuestión previa que ha lándole un tribunal diverso en bvel' del cual debe decli•
de decidirse es la de establecer a cuál de ambos fueros co• nar el conocimiento, es debido juzgar Que la resolución
{responde el conocimiento del negocio; pero, como dentro de por la cual se declaró competente para ~onocer, explícita
cada fuero hay la posibilidad de que se juzguen competen• o implícitamente, al admitir la promoción, estuvo arregla•
tes varios tribunales, desde luego se comprende que, al da a derecho, y es un principio de seguridad procesal el
decidir simplemente respecto de la competencia por razón que establece que, de oficio, ningún tribunal revoque por
de fuero, no con ello se ha resuelto un posible conflicto u nusmo sus propias resoluciones.
competencial entre tribunales del mismo fuero; por eso, Ya en párrafo anierior quedó establecido que siempre
los artículos 30 y 31 disponen que la competencia resuelta deb!l existir un tribunal capacitado para decidir una con•
respecto de fueros diversos, no prejuzga en relación con troversia, y como puede darEe el caso de que dos o más
un posible conflicto competencial entre tribunales del mis• tribunales a quienes hayan ocm"rido los interesados, juz•
mo fuero, por 10 que puede posteriormente plantearse la gándolos competentes, se nieguen a conocer por conside•
cuestión competencial entre estos últimos. rar que no tienén la competencia que Ee les atribuye, el
artículo 35 prevé la forma de resolver, c!e la manera más
SECCION QUINTA rápida; b: situación, disponiendo que en tales casos se
ocurra a la Suprema Corte de Justicia, sin necesi:l.ad de
De las competencias entre los tribunales agotar los recursos ordinarios, para el efecto de gue, con
de dos o más Estados la simple remisión de los respectivos expedientes a dicho
Tratándose de competencias entre tribunales de di• Alto Tribunal, resuelva l-ste la controversia ·de no cono•
diversas entidades federativas, como sobre ellas no exis• cer, con audiencia del Ministerio Público Federal; este
te otro tribunal superior común que la Suprema Corte de procedimiento es el más expedito que pudo idearEe para
Justicia, toca a ella resolverlas, respetando las disposi• lograr, en el plazo más breve, la resolución indÍ3pensa•
ciones de las legislaciones locales respectivas, si coinciden ble para evitar los perjuicios que pudieran ocasionarse
en el punto competencial controvertido, pues no hay ra• a los interesados por la dilación en la apertura del proce•
zón, entonces, de que la legislación federal se substituya So. La exigencia de una rápida resolu~ión de estos casos
a la local; pero cuando esa coincidencia no existe, no ha• determinó que, con la,; resoluciones de los jueces compe•
Copia DOF 9 - 56
bría posibilidad de resolver el conflicto con arreglo a las tidores, conociera inmediatan~ente la Suprema Corte de
leyes locales, porque éstas se encuentran en un mismo Justicia, para evitar los retardos que ocasionarían las ape•
plano de igualdad, razón por la que se dispone que, cuan• laciones posibles ante diversos tribunales superiores lo•
do tal diversidad aparezca, el conflicto se decida conforme cales o ante diversos tribunales de Circuito.
a las reglas de la Ley Federal. Tal es el contenido de lCls El procedimiento adoptado para la resolución de las
artículos 32 y 33. competencias por inhibitoria, a que se contrae el artículo
Decidida la cuesUen de competencia entre tribunalc'3 36, se procuró también simplificarlo, aunque no hasta
'de div'Crsos órdenes locales, \lllí termina la misión de los el extremo que se buscó respecto de las contiendas de río
tribunales competenciales de la Federación, porque, esta• conocer. Las razones que se tuvieron para ello estriban
blecida la competencia en favor de un orden local, si en que 'aquí existe un tribunal que está conociendo del ne•
dentro del mismo orden surge un nuevo conflicto compe• gocio, y que tiene facultad para 'practicar todas las dili•
tencial entre varios tribumales, éstos sí tienen un propio gencias necesarias que requerirían los casos de urgencia,
tribunal de competencias, que es el encargado de resolver con lo que se evitan perjuiciClS a las partes, que podrían
lA cuestión, de acuerdo con su ley local. ser irreparables, y como el tribunal de competencias sólo
(:ebe conocer cuando haya una irreductible oposidÓn entre
SECCION SEXTA los competidores, se previene que deben agotarse los re•
cursos ordinarios establecidos, porque, mediante la reso•
Substanciación de las competencias lucién de uno de ellos, puede suceder que desaparezca la
contienda competencial; sin embargo, se simplificó el pro•
En el artículo 34 se di3tinguen las dos formas cono•
cedimiento suprimiendo el trámite de una insistencia del
cidas de promover una competencia. No se juzgó perti•
tribunal requeriente, considerando bastante la existencia
nente establecer un procedimiento e;pecial para la tra-
de dos resoluciones cont/adictorias para que, sin más trá•
. mitación de la declinatoria, pues la simplicidad de 103
mite, la oposición se resuelva inmediatamente por el tri•
trámites previstos para los incidentes llena satisfactoria•
bunal de competencias, garantizando a~í la expedición de
mente las exigencias de una rápida resolución de la in•
competencia, la que es una verdadera incidencia dentro la administración de justicia.
del juicio, cuando se ha optado por la forma de declina• En el artículo 37 se consigna el precepto tradicional
toria. En el mismo artículo se dispone que en ningún caso / legislativo, con,istente en que la cuestión de competencia
se promoverán de oficio las contiendas de competencia. debe ser decidida una sola vez y en forma definitiva, de
Esta disposición se funda en que el tribunal ante el que ' manera que, bien sea por la declinatoria o por la inhibi•
se promueve debe, ante todo, estudiar si el caso que se toria, resuelta la cuestión, :,'a no puede usarse del otro
le 'somete está conlprendido dentro de su facultad de co• procedimiento, con lo que se evita la posibtlidad de alar•
nocer/ Y es hasta allí hasta donde puede el tribunal tener ga~ injustificadar.1cnte un negocio, y se otorga la debida

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
10 DIARIO OFICIAL SlbaJo 13 de marzo de 1943.

respetabilidad a la resoluci6n C:ictaca, (iUC d~l;0 sur~¡l' fer ma~eria autenticamenle proce3al, cuando porque su
dectos •preclusivos. contenido impone variac;ones según sea la naturaleza del
En el artículo 17 "e c:on~J;;üv tél i" ;,L 1,J.~ ,e ',",:": c, p"U' .. O, ru~a (oue inl!l~a la conveniencia de que cada or•
nulo lo actuado por Ll'lbunal lnCvm1J(;tell~C; no ú.M,'""l~é, ~ellamienLo p:'c~e~rJ c::míent;u sus propios motivos de im•
ya se ha dicho que existen casos de urgencia en que e3 pedimento.
indispensable la intervención de los tribunales, aun cuando Como lo fundamental que se bU3ca mediante la inter•
esté a discusión su competencia. Para llenar la n8ce~iJad
de que se trata, sin incurrir en la nulidad de lo hecho a
vención ce 10.3 tribunales, e.3 una justa resolución de 1..,
cuestiO¡le,; debatidas, entre tanto no se haya externado el
virtud de esa urgencia, el artículo 38 JLpone que touo tL• palecer judicial resreeto de ellas, 1:.0 hay nada que haga
bunal está obligado a suspender sus proce:'lm;cn to.! can sospechar cuál sea el fentido en que vayan a ser resuel•
pronto como expida la inhibitoria o la 1 e,~iba, o tan p;:onto las, lJC,I' lo que na puele prejuzgarse de la imparcialidad
como se le promueva la declinatoria; pCl";:¡ "in perjuici:J de los juzgadores, y, por esto, el artículo 40 dispone que
de que, en los casos urgentes, pue1a practL.,r ,,,.•l l" 1~0 enlraúan externamiento de opinión las resoluciones
diligencias necesarias. NQ se establece Cl'i~ecio 1" p.e~lo dcladas para fijar el procedimiento o para resolve-r cues•
de qué casos deban ser considerados urgentes, y cuáles tiones incidentales o de cualquiera otra naturaleza, ajenas
diligencias necesarias, porque no es posible prever IU3 in• al conocimiento del fonJo de la cuestión.
finitas situaciones jurídicas que puedan presentar las
partes, lo que impone la necesidad de que estos '::Xcre;,L,., Dado que los secretarios y ministros ejecutores des•
se dejen a la discreción de los tribunali:~3. empeñan funciones principalLdmas en el desarrollo proce•
Lal, y tales, que entrañan su propia responsabilidad, en
CAPITULO II ot>asiones aun de una delicadeza más grave que si se tra•
tara de los miEmos jueces, puesto que l éstos reciben las
impedimentos rro~11Ociones de las partes por mediación del secretario, y
:.un la misma validez del procedimiento queda sometida
En las dieciséis pl'imeras fracciones del arj¡ículo 39
se consignan los casos determinados que impiden que los a la verdad de un buen emplazamiento, como también la
jueces, magistrados o ministros 'conozcan de los negocio3 efectividad de una ejecución está en las manos del encar•
gado de practicarla, se ha hecho extensivo el campo de
de que debieran conocer Ce acuerdo con su competencia,
si no se encontraran en uno de los indicados casos de im• aplicación del artículo 39 a los secretarios y ministros
pedimento. La just:ficación comúfl a todos ellos es la de ejecutores, según lo manda el artículo 41, y sin excepción
q~e las situaciones que prevén, en que personalmente alguna. En camb:o, tratándose de los jueces, magi3trados
pueden encontrarse colocado:> los juzgadores, sus parientes
Copia DOF 10 - 56
o ministros, en el artículo 42 se dispone que no cabe la
cercanos u otras personas con quienes han estado o e3tán aplicación del artículo 39: J.--En las diligencias prepara•
relacionados por negocios o por afecto, ya sea éste de torias del juicio o de la ejecución; H.-En la cumplimen•
simpatía ¿ animadversión, pueden determinar un estado tación ce exhortos o despa~hos; IlL-l!:n las diligencias
de mera ejecución, entendiéndose por tales aquellas en
pasional en los encargados <le administrar la justicia, que
las que el tribunal no tenga que resolver cuestión algu ,a
les haga perder la ecuanimidad indispel13able en el des•
empeño, de su cometido; p,ero, como no se escapa que es de fondo; IV.-En las diligencias precautorias, y V.-I~n
imposible abarcar, en la más prolija enumeración, todos los demás cásos que no radiquen jurisdicción ni entrañ::m
los casos que puedan provocar ese estado de pasión, para conocimiento de causa. Estos caso:> de excepción se esta•
debida garantía de las partes se ha consignado ,Ja fracción blecieron porque en ellos n('! hay peligro de que se vicie
XVII, en la que caben todas las situaciones qU3 pueda 11 la imparcialidad con que deben decidirse las cuestiones
afectar la imparcialidad de los juzgadores, en forma an,í· (lue coactivamente debe componer el Poder Público, sus•
loga o más grave que las especificadas. tituyendo su determinacEn a las voluntade3 de los con•
No sólo por precedentes legislativos, siun fundamen• tendientes.
talmente porque es auténtica materia procesal la del or•
denamiento de los casos en que se juzga prudenLe quitar SECCION PRIMERA
el conocimiento de los negocios a los juzgadores, cuando
,su irtte-rvención en los litigios sería una amenaza para Excusas
las partes, para aue sean vistos p'or un personal libre de Nadie mejor que los mismos juzgadores debe conocer
todo vicio pasional, se ha incluiJo en el proye~to el artícu• cuándo sienten que no pueden ser impafciale5 en la de•
lo de que se trata, elaborado ~obre la base de comprender cisión de una controversia, en razón de su posición frente
en él únicamente los casos c;ue pued8n determinar, en la a las partes. Por &3to, los artículos 43 a 45 di3ponen el
materia civil, una falta de eculn:midad, sin desconocer deber de excusarse, cuando se encuentren comprendidos
que, algunas de las Eituaciones previstas, pudieran no en los casos de impedimento, distinguiendo si se trata de
influir, si se tratase de otras materias, tale3 como la cualauiera de las dieciséis primera"! fracciones del artícu•
penal o 'la de amparo, así como que, en estas u otras, de• lo 39 o de la XVII, pues respecto de las primeras, la
bieran eonsignarse casos divers03 de los que se tuvieron causa de impedimento está especificada, bastando sólo
en consideración. que el que se excusa haga expresión de ella, en tanto que,
Estas cuestiones han tenido que anal'zarse porque en la XVII, cabe una serie indefinida de motivos que han
también se ha juzgado conveniente que la materia. de im• de juzgarse discrecionalmente ce igual o mayor gravedad
pedimentos fuera tratada en la Ley Orgánica del Poder (lUe los casos previstos, y es por esta razón por la que,
Judicial de hf Federación, tesis que no se aceptó en b tratándose de dicha fracción, la causa del irppedimento de•
"elaboración deÍ proyecto, tanto por la razón ya dicha de be ser calificada, COIl el sólo informe del excusado, por

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
Sábado 13 de may~o de 104:1. . DIARIO OFICIAL 11

quien deba conocer de la excusa, conforme a la Ley Or• nos de nue sea supervcQ.iente, pues entonces es explica•
gánica del Poder Judicial ele la Federación. ble que la nueva causa surgida deba tener2e en cuent:l,
Tratándose de secretarios o ministros ejecutores, pa• para garantizar la deuida imparcialidad del funcional io
ra el efecto de su inmediata substitución en los respecti• que ha de intervenir.
vos negocios, se dispone que, en los casos de las dieciséis Un artificio que, de manera elemental. impediría n·
primeras fracciones mencionadas, basta la proposición solver los procews, consiste en la posibilidad de reCUS".lr
de la excusa para que el tribunal provea la substitución, a los juzgadores encargados de re':olver una recu~aciún,
y si se tratare de la XVII, se deja al tribunal, con audien• pues el procedimiento podría seguirse "ad infinitum", sin
cia de las partes, la facultad de resolver si acepta o no la posibilidad de llegar a un triuunal cuyos jueces fue~en
excusa, ya que es, ésta, como se ha expresado, una cues• irrecusables; por esto, el artículo 51 dispone que los mi•
tión de criterio. nistros, magistrados o jueces que conozcan de una recu•
Mientras no ha sido resuelta una excusa, habría el' ::.ación, son irr'ecusables para e~e solo efecto.
peligro de que se viciara el procedimiento con la interven• Podría también interponer se la recusación en forma
ción del excusado, por su falta de' ecuanimidad en el caso, irregular, eon el solo objeto de prolongar la suspensi:)n
y para evitar esa posibilidad, en el artículo 46 se dispone <;.ue ella determina, y, para evitar esta indebida posibili•
que quedará en suspenso el procedimiento entre tanto la dad, el artículo 52 dispone que toda recusación interpue~t!l
excusa se resuelve, •e igualment~ se dispone que no es viciosamente se ha de desechar de plano.
recurrible la resolución que la decida, con la finalidad de No se estimó necesario prever un procedimiento e~­
evitar demoras injustificadas, y porque una cuesti5n de pe~bl para la resolución de las recusaciones, pues, siendo
mero criterio basta con que sea analizada y resuelta una éstas verdaderas cuestiones incidentales dentro de los pro•
vez, ya que no es posible sostener que se causa agravio cesos en r;ue surgen, se juzgó adecuado el procedimiento
cuando la cuestión ha de decidirse discrecionalmente, ade• común de los incidentes, tanto por su expedición como po~'
más de que la resolución de la excusa no afecta los dere• la seg'.lridad que ofrece a virtud de las pruebas que en él
chos de las partes, porque é3tas pueden interponer la re• pueden rendirse, y así lo previene el artículo 53, con la
cusación cuando lo estimen necesario. ¡;ola limitación, en materia de prueba, de que si la causa
ele la recusación debe constar auténticamente, no se admi•


~ECCION SEGt:NDA tirá si no se prueba en dicha forma, para evitar, por este
medio, el frecuente abuso que la práctica ha visto, de·
Recusaci¿n
parte de litigantes de mala fe. La misma razón en qU()
En interés principal de las partes está que no inter• se fundó la irrevocabilidad de la resolución de una excusa,
vengan en sus negocios los funcionarios judiciales que se funda, en este precepto, la irrevocabilidad de la resÓlu•
Copia DOF 11 - 56
encuentren comprendidos en un caso de impedimento; por dón eue decida una recusación.
esto, el artículo 47 las autoriza para interponer la recu•
sación, si los propios funcionarios no se han excusado; CAPITULO III
pero está limitada, en tiempo, esa facultad, para evitar
Facultades y obli:raciones de los funcionarios judiciales
el frecuente artificio a que litigantes de mala fe acos•
tumbran recurrir, ya al Lnal del proceso, para retardar el SECCION PRIMERA
dictado de la resolución final; por esto, en el artículo 43
se dispone'que puede hacerse uso de la recusación hasta De los juzgadores
antes de empezar ia audiencia final del juicio, a no ser En este capítulo se han consignado aquellas disposi•
que, después de iniciada, hubiere cambio de personal, pU3 ciones generales destinadas a facilitar el mantenimiento
C
;

entonces es patente que no pudieron hacer uso antes de de la disciplina interna de los tribunales y la corrección
ella, y es perfectamente comprensible que pueda existir en la formación de los expedientes, así como las relativa3
una causa cierta de impedimento en relación ~on algún a cuidar de la seguridad misma de lo actuado, y al cum•
nuevo funcionario a quien toque intervenir en el proceso. plimiento, fuera del local del tribunal, de las determin¡¡,•
Ha sido también un artificio de que se ha abusado en dones que ordenen la práctica de dilig~ncias fuera dEl di•
la práctica, el de interponer la recusación para evitar, de cho local. Son, éstas, disposiciones tales que no se refie·
momento, la efectuación fe un embargo o desembargo o ren a ningún punto determinado del desarrollo procesal,
de un aseguramiento cualquiera, así como tambiEén con la razón que indica la conveniencia de su agrupación en tUl
finalidad de evitar que continúe practicándose una dili• capítulo especial, lo que no significa que, fuera de lo dis•
gencia. Para remediar este vicio, el párrafo segundo del puesto en los ártículos que aquí se estudian, no existan
artículo 48 dispone que no se dé curso a la recusación otras facultades u obligaciones de los funcionarios judi•
sino hasta que se practique el aseguramiento, se haga el ciales, pues aquellas <:ue tienen relación particular co:!
embargo o desembargo o se termine la diligencia. algún punto del desenvolvimiento del proceso, por razón
Por las mismas razones en que se funda la suspensión de método, se han incluido en la parte correspondien'~]
del procedimiento entre tanto se resuelve una excusa, del proyecto.
en el artículo 49 se dispone la suspensión, mientra3 esti En particular, se hace resaltar que, en el segundo
pendiente de resolver una recusación. rárrafo del artículo 54, se establece que la corrección db•
Para evitar una colusión entre un funcionario recu• ciplinaria se decretará en cuaderno por separado; se h:l
sado y la parte que lo recusó, así como para impedir la juzgado 8'lí conveniente porque esta cuestión no tiene re•
indebida prologación de la suspensién, Ee prevé en el ar• lación alguna con el centenido propiamente del debate,
tículo 50 ~ue, interpuec:ta 1:1 recusació:1, ya no podrá la C() r:1tlnel'U eue, si se ü1Cluye en el expedi¿mte en que ,se
parte alzana en ningún tiemro ni variar la cau~a, a mc- impor!e, sólo vendría a estorbar el curso del mismo y. la

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
12 DIARIO OFICIAL Sábado 13 de marzo de 1943.

sucesión normal de las actua~iones, ocasionando tambi~n rizará con su firma, hecha ex~cpción de 103 encomenda•
molestias, aun para la simple consulta de lo actuado. dos a otr03 funcionarios.
Respecto de las correcciones disciplinarias, a que se A efecto de Que los tribunales cumplan, dentro de los
contrae el artículo 1:5, la de' la fracción 111, consistente términos legalés y con la oportunidad debida, su cometido,
en la suspensión de emple:> hasta por 15 días, se acla• el artículo 62 ordena que el secretario haga comtar el
ra, en el último párrafo de ese artículo, que es sólo apli• día y la hora en que se presente un escrito, del que ha
cable al secretario y demás empleados del tribunal que de dar cuenta dentro del día sis-uiente, sin perjuicio de
imponga la conección. Ha sido conveniente incluir esta que lo haga desde luego, cuan~o el asunto sea urgente.
aclaración poro\le, ciertamen1 e incurri,m do en una mala Para evitar mutilación o alteración de los expedien•
interpretación de este mandato, se han presentado ca JOS tes, el artículo 63 encomienda, a los secretarios, el cui•
en los que I!e ha aplicado la suopensión a litigantes o pa• dado de eue los expedientes sean exactamente foliados
tronos, no obstante ~ue sus empleos harf sid? ajenos a al agreg~l" cada una de las hojas, las que rubricarán o
la administración de justicia, o por lo menos, no depen• firmarán en el centro del escrito, poniendo el sello de la
dientes jerárquicamente del tribunal que ha impuesto la secretaría en el centro del cuaderno, de manera que .abar•
corrección. Aun(!ue sin trascendencia la irregulari ¡ad de que las d03 caras.
que se trata, sí ocasiona molestias innecesaria'!, especial• También se encomienda, al secretario, el cuidado ge•
mente pa,ra los mismos tribunales, porque se da lugar a neral de los documentas que se prese)1ten, los que el ar•
que se agoten los recursos para evitar la medida, y aun tículo 64 pone bajo su responsabilidad, con la obligación
hasta a recurrir al amparo; en cambio, la simple acla• de agregar, a 103 autos, copias éuidadosamente cotejadas
ración contenida en el texto del proyecto evitará, en for• y autorizadas, naturalmente sin perjuiéio de que el mis•
ma elemental, la repetición de estas situaciones. mo secretario muestre a los interesados los originales,
El artículo 56 permite, a ouien se ha aplicado una cuando así '10 soliciten.
conección disciplinaria, Que el mi:om9 tribunal, a su ins• El funcionario de que se trata tiene el encargo gene·
tancia, pueda reconsider~; su determinación, pues debe ral de cuidar de los expedientes, libros y documentos
tenerse en cuenta c:~e pueden presentarse casos en que existentes en el tribunal y en el archivo correspondiente,
no haya una verdadera justificación para imponer la me• como lo dispone el artículo 65; pero, como por disposi•
dida, y como las causas por las cuales se impone deben ción de la ley o del tribunal debe entregar, en ocasiones,
constar en autos, no se requiere substanciación de inci• J;guno de esos objetos a otro funcionario q empleado,
dente alguno, por lo c:ue se ha juzgado bastante que la para su debido respaldo el mismo precepto dispone que
oposición se resuelva con la simple audiencia del inte• en esos casos recabe el secretario el correspondiente re•
résado. Copia DOF 12 - 56 cibo, pasan¿o entonces la responsabilidad a la persona
Para purgar el procedimiento de toda prQmoción inú• que lo haya otorgado.
til" especialmente de i incLientes y recursos, de que tan La experiencia ha demostrado la inconveniencia de
frecuente uso hacen litigantes, de mala fe, el artículo 54 que los expedien:es sean llevados fuera del tribunal para
ordena r:ue ,se desechen de plano, sin nece ¡dad de comu• su consulta por las partes, pues esto favorece la posibi•
nicación a las otras partes, ni de dar traslado, ni formar lidad de que se les mutile o altere, y aun de que se les
artículo. extravíe, con el consiguiente perjuicio para la expedita
Para garantizar la correcta formación del material administración de justicia. Por esto, se establece, en el
<:ue J:¡a de -servir para el dictado del fallo definitivo, ~l articulo 66, c;ue no puedan ser llevapos fueta del tribu•
artículo 58 faculta, a los tribunales, para ordenar que se nal, por las partes, hecha excepción del Ministerio Públi•
subsane toda omisión Que notaren en la sub,tanciaci 5n, co, 'pues la respetabilidad de sus funciones y el prestigio
con el ¡Kl!o fin de regularizar el p:r;ocedimionto. de la institu~ión e'lita toda sospecha de que, aprovechán•
En el artículo 59 se consignaron los medios de apre• dose de tener en su poder un expediente, pueda incurrir
mio consistentes en mul:a y auxilio de la fuerza pública, en un acto reprobable de extravío, mutilación o altera•
de que 'pueden hacer uso los tribunales para hacer cum• ción. Como aclaración de los términos "dar vista" o "co•
plir sus determiñaciones; pero ~e suprimió el arresto, rrer traslado", en el párrafo segundo del artículo de que
considerándolo inconstitucional, pues es una verrladera pe• se trata se dL3pone que sólo ljjgnifi~an que los autos que•
na que sólo puede aplicarse en fallo dictado con los requi• dan en la secretaría, para que se impongan de ellos 103
sitos legales; pero como los dos medios consignados pue• interesados, o 0.ue se entregúen las copias, con todo lo
den ser insuficientes, se ordena, en el párrafo ,final de cual se satisface el rigor con que los tribunales deben
este artículo, <:'Je en tales casos se proceda contra el re• vigilar de que las partes no realicen estos actos destina•
belde pur el delito de desobediencia. dos a impedir o falsear su l'.1isión de hacer que se reAlice
Para garantía de la debida autenticidad de los actos coactivamente el der ~cho contloverj':o.
procesales, el artículo 60 reproduce la disposición tracli•
eional de que todo tribunal debe a::tuar con secretari:> o SECpCN TERCERA
,testigos de asistencia.
De los ministros eje~utores
SECCION SEGUNDA Los actos <:ue deban realizarse fuera del local del tri·
bunal, en cumplimiento de las resoluciones judiciales, se
De los' secretarios
encomiendan, por el artículo 67, a los ministros ejecuto•
Consecuente con 10 dicho, respecto del artículo 60, res, quienes, en el desempeño de su cometido, deben ob•
en'el &1 se manda que en todo acto de que deba dcj~r~e ~ervar las disposidonc3 legales aplicables, haciendo cons•
~QMttJ.nci" en ~lJtosl intervendl'á el secretario y lo auto- tur lus oposiciones y promociones de los interesados, re·

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
· Sábado 13 de marzo de 194:3. DIARIO OFICIAL 13

lativas a la diligen::ia; pero sin resolver cuestión alg:ma terial de la cosa juz::;acla que ha de respeta.rse por la3
de fondo, Que ha de sel' deciJiJa por er tribunal de que partes, en bs relu(:iollCS humanas, fuera dei proce30, y
depen~en. que tiene igual fuerza, "erga omnes", en relación con el
Como, en el cumplimiento de los mandatos de su tri• respeto Que debe tenerse para lo ajeno, en tanto no afe~­
bunal, pueden 103 minístros ejecutores incurrir en erro• te un interé3 de quien no ha sido parte en el contradic•
res, se ha juzgado conveniente r:ue sean corregidos por torio.
el correspondiente tribunal, sin necesidad de gestión de La prohibición de admitir nuevas demandas respecto
los interesados, para evitar dilaciones innecesarias, y te• de lo que es contenido de una primera ya admitida, no es
niendo en consideración Que es el mismo trihmal el prin• una novedad, sino simplemente una forma que se cO)lsi•
cipal interesado en Que sus mandatos tengan el más cabal derá más expresiva y enérgica (ue la conocida de que e"
y estricto cumplimiento, aun para evitarse posible3 res• un solo proceso deben las partes hacer valor todas las
ponsabilidades, y, por esto, se ordena en el artículo 63 acciones y excepciones que tengan relación con los pun•
que se revi~en de oficio los actos de cumplimentarj.ón tos sometidos a la resolución del tribunal. No debe dar
de (ue se trata, y se subsanen los errores que aparezcan lugar a equívoco:; el hecho de (ue puedan presentarse
cometidos, dando oportunidad, a los i~teresad03, de que el nuevas demandas conexas con la primera, porque el con•
tribunal de apelación pueda reparar los agravio.> que el del tenido de éstas ha de ser diverso, complementario del de
conocimiento haya podido causar por una irregular apre• aquéÚa, es decir, sobre nuevas cuestiones que en un prin•
ciación de los actos de cumplimentación. cipio o no habían surgido o no se había estimado nece•
Ha sido también una experiencia obtenida de la prác• sario someterlas a la resolución de los órganos jurisdic•
tica de nuestro tribunales, que se afectan con freeuencÍ:l cionales. Así pues, aun cuando se trate de demandas di•
intereses de terceros, respecto de los que nada ha dis• versas, no hay violación del principio enunciado, porque,
puesto el mandato que se cumple. Como, en esos casos., respecto de cada una de ellas rige, con todo rigor, que
el afectado no se encuentra en ninguna situación dispu• su contenido ha de ser excluJivo, y respecto de él. han
tada frente a alguna de las partes en la controversia, es ,• de agotar, las partes, todas sus defensas, sin admitírse•
indebido hacerlo ir al juicio, mediante tercería, e igual• les la posibilidad de un nuevo juicio sobre ellas.
mente es conveniente evitar la complicación de un am• A pesar de la prohibición de que se trata, pueden
paro al que 'tendría que recurrir para evitar los perjui• darse casos, de hecho, en r:ue se haya I;!ado entrada a una
dos de la cumplimentadón, por lo (!ue se ha estimado su- nueva demanda, no obstante estar ya "sub judice" la
--!~iente (!ue su oposición se resuelva mediante el proce• cuestión. Este nuevo juicio debe nulificarse por no poder
subsistir
dimiento expedido de los incidentes, como así lo ordenaCopia DOF 13 - 56
simultáneamente una doble discusión judicial
el artículo 69; pero, si la resolución del incidente le es del caso. Por esto, el mismo artículo dispone que el nue•
adversa, todavía tiene entonces la posibilidad de ir al jui• vo JUICIO se acumule al iniciado con validez, nulificándose
cio como tercerista, si existe alguna controversia que todo lo actuado en el posterior.
deba ventilarse con las partes principales, o puede defen• Teóricamente es posible que surjan motiv-os de dis•
der sus intere::;es mediante el amparo, si no se encuentra puta sucesivos, respecto del negocio que dió lugar ya a
colocado en la última situación apuntada. una demanda; pero, en la práctica, no es conveniente per•
mitir, sin límites, la ampliación de la demanda original,
TLTULO TERCERO porque se prestaría a que, litigantes poco escrupulosos,
artificiosamente fueran proponiendo, por fracciones, sus
CAPITULO UNICO
motivos de disputa, para alargar indefinidamente la reso•
Litigio lución del conflicto. Esta razón funda el párrafo final
del ci~ado precepto, (1.1e limita la ampliación a una 80la
Toca a los interesados proponer, a los tribunales, las vez, y siempre Que se presente antes de la audiencia final
cuestiones Que requieren su intervención para hacer que de la primera instancia.
se realice el derecho; sólo ellos saben cuáles son los. pun•
N o se juzgó conveniente hacer una enumeración de
tos que impi:len fIna conciliació!1 extrajudicial; así como la
los c'asos en C!ue procede la acumulación de procesos, pues
oportunida:l de proponerlos para su resolución. Por esto,
se observó que los precedentes legislativos siempre con•
el artículo 70 dispone que puede proponerse una demanda tienen, al lado de la enumeración, el concepto general que
ta:lto para la resolución de todas como para la de algu• informa los casos previstos, y que sirve de norma para
nas de las cuestiones que puedan surgir para la re!Jolu• tado posible caso que no esté consignado en la enumera•
ción de una controversia. ción, ,de manera que es bastante con la eJlunciación de
En la parte general de esta exposición se ha expre• ese concepto general, consistente en que la acumulación
sado, con la amplitud ~ecesaria, la justificación del sis• procede cuando la decisión de dos o más litigios exige,
tema adoptado. Para evitar inútiles repeticiones, aquí en cada uno de ellos, la comprobación, la constitución o
sólo se consignan los detalles Que en aQuella parte se la modificación de relaciones jurídicas, derivadas, en to•
omitieron. do o en parte, del mismo hecho, o que tienden, en todo
El artículo 71 prohibe la multiplicidad de juicios, al o en parte, al mismo efecto, o cu~ndo, en ellos, debe re•
negar la admisibilidad de nuevas demandas sobre las mis• solverse total o parcialmente una misma controversia.
mas m:lterias de <lue se ocupa un juicio ya iniciado, con Este criterio es el aceptado en el artículo 72, que, por
lo que se respeta el' principio fundamental del procedí• razone" de econ!:))nía procesal y de expedición en la admi•
miento, de (ue una cuestión sólo debe decidirse una sola nistración de justicia, ordena que la acumulación s~ ope•
\-ez, con valor formal de verdad legal, al precluir toda'~ re del más nuevo al mús antiguo de los juicios que se
las iT!~pugnaéiones; valor formal que determina el ma- acumulan, y siempre que su estado de desarrollo 11;) sea

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
DIARIO OFICIAL fi:tbado 13 de marzo de 1943.

el de estar Jlara verificarse, en ellos, la audicn::ia final materia probatoria establecidas en relación con las partes,
de la primera instancia. las más amplias facultades para que los tribunales pue-'
Si los juicios acumulables se encuentran en el mism~ clan decretar la aportación de toda clase de pruebas, siem•
tribunal, el procedimiento dispuesto en el artículo 73, pre (ue estén reconocidas por la ley y tengan relación
para resolver sobre la acumulación, e'3 el incidental, que inmediata con los hechos controvertidos; pero, en todo
puede iniciarse de oficio o a petición de parte, ya que el caso, sin lesionar los derechos de las partes, y procuran•
tl"ibunal tiene conocimiento de los diversos juicios. do en todo su igualdad.
Si se encuentran en tribunales diferentes, como el El artículo 81 no merece una especial consideración,
efecto de la acumulación es establecer la incompetencia porque sólo consigna el principio de (ue la carga de la
pllra seguir cono!3iendo, respecto del tribunal que deba prueba corresponde a c:uien afirma, esto es: toca al actor
remitir los autos al que conoce del atractivo, se dispone, probar los hechos constitutivos de su acción, y, al de•
("1 el artículo 74, y por las mismas razones que in3pira• mandado, los de sus excepciones. El 82, respetando los
ron el procedimiento para la inhibitoria, que éste se siga principios lógicos de la materia, sólo obliga a probar al
r ara resolver sobre la acumulación, con la corrección con• (!ue niega: a), cuando su negación sea sólo formal, por•
dgnada en el artículo 76, pues aquí la incompetencia es que, en esencia, envuelva la afirmación expresa de un
superveniente, y, por esto, es válido todo lo actuado h~sta hecho; b), cuando h:1ya inversión de la carga de la prue•
antes de promover la acumulación. ba, por virtud de una presunción legal que favorezca a la
E;n el artículo 75 se reproduce la conocida disposi• contraparte y que haya sido negada, y c), cuando se des•
ción p{ocesal que indica, como efectos de la acumulación, conozca la capacidad, caso este último que es sólo una
que los asuntos acumulados se resuelvan en una sola sen• e3pecic del inmediato anterior, porc:ue la capacidad es la
tencia, para lo cual se suspenderá la tramitación de un:! condición normal, 'general de ser, que siempre se presu•
cuestión cuando esté para verificarse, en ella, la audien• me, salva prueba contraria, principio, éste, consignado en
cia final del juicio. el artículo 83 en toda su generalidad.
Resflecto del artículo 77 sólo cabe agregar, a lo ex• Quien afirma Que otro contrajo una liga jurídica, só•
puesto en la parte general, que se ha juzgado conveniente lo debe demostrar e3a afirmación, sin que le corresponda
conceder apelación, en ambos efectos, contra el auto en demostrar la subsistencia de la obligación, porque no pue•
que se ord~ne la ampliación de la litis, para hacer posible de obligársele a probar la negación general de no ha•
que un tribunal de segundo grado juzgue de la necesidal berse extinguido. El artículo 84, que contiene el dispo•
de la ampliación para poder decidir de las cuestiones plan• sitivo mencionado, es sólo un corolario de la regla general
teadas por las partes." . sobre carga de la prueba, contenida en el artículo 81.
Copia DOF 14 - 56
,El artículo 78 prevé los casos de intervención volun• Tanto por razón de que la misión de los tribunales
¡'aria o forzada de tercerista~ en el juicio, o sea de aque• es impartir verdadera justicia, como para acabar con 103
llos que tengan una controversia con una de las parte, estados Je fuerza que llevan a celebrar convenios leoni•
principales, conexa con las cuestiones debatidas, de modo nos me,;iante la renuncia de pruebas, impuesta sobre el
que lo que se resuelva en el juicio pu'eda influir en e:,a necesitado al celebrar un convenio, el artículo 85 prohibe
controversia,' la que se ventilará dentro del juicio, para la renuncia, en general, 'de la prueba, y, en particular, de
decidirse en la misma sentencia, y se agrega, siguiendo los medios probatorios establecidos por la ley. ..
el criterio ya sustentado respecto a pluralidad de pel'~O­ Acorde con la ficción del conocimiento del derecho
nas dentro de una misma parte procesal, que, cu:tndo b legi~lado patria, r::~le quita todo efecío a la alegación de
tercería sea coadyuvante, el tercerista y la parte coa,l• su ignorancia, el artículo 86 dispone Que sólo los hechos
yuvada deben liLigar unidos y nombrar representante e3tán su~etos a prueba, y r;ue el derecho lo estará sola•
común. mente cuando se funde en leyes extranjeras, o en usos,
c03tumbres o jurisprudencia.
" TITULO CUARTO La intención con la Que se adopta una actitud cual•
(uiera, es un producto intimo de la conciencia, que no
Prueba puede ser susceptible de substitución ·por ninguna otra
L ,"r' ,1 ' CAPITULO I condencia. E3tO impone el respeto de la voluntad de
las parte3 en relación con la aportación de sus pruebas,
Reglas generales sin 0.ue los tribunales ni la parte contraria tengan por
En la parte general se expusieron, con suficiente a~­ qué pretender limitar e1a facultad de un litigante, dem-.
plitud, los m~tivos que llevaron a estructurar el si3tema pre r.ue las pruebas ofrecidas estén reconocidas por la
del Proyecto sobi'e la base de la concurrencia de activi• ley. El artículo 87 rrarantiza esta, libre facultad, neganlo
dad~s de las partes y de los tribunales, en el impulso tf)do re"u"so con'ra, la admi"ión de pruebas, y estable•
del desarrollo procesal. Con igual amplitud se hizo ex• ciendo la apelación, en am~Jos efectos, para "1 caso con•
presión de la¡; razones por las que debe otorgarse la n1'i 1 trario; y, para evitar (:ue, con motivo de u~ litigio, se
amJ?1ia libertad a 10'3 juzgadores, para recabar las prue• oienda la moral o el decoro social, en el mismo precepto
bas que estimen indi:'pensables para el dictado de un h• se faculta a 10'1 tribunales para resolver di.3crecionalmente
Ilo acorde con la realidad de las relaciones jurídica;.; qu~ (ue' la recepción de pruebas sea reservada, cuando puela
Íigan a las partes fuera del proceso, y no con una fa~s:l producir aquellos efecto3.
O:,Pllfcial a{!ariencia de esa realidad, como puede"' resultar El destino de la prueba es formar la convicción de 101
de' 19s autos. por la malicia o tprpeza de los litigantes. juer,es sobre los hechos en ~ue han de basarse para de•
É¡~ 'co~gruen'cia con esas ideas, los artículos 79 y 80 otor• cidir. Si e3ta convicción ya la tienen, por tratarse de
gan, sin límites temporales y sin la3 prol1ilJi~io:le3 ca hech:)s (UC están en el conocimiento de todos y en la

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
Sábado 13 de marzo de 1943. - D 1 A R 1 O O F.I e 1 A L 15

conciencia de los propios juzgadores, la prueba l'esulb (' e e el ("1 e a fan1a (~eh; U !11 ':)~e lp~--'j/) l"1>a'}a p"
r l

completamente innecésaria, ra7.on por la cual d u,"tícub I'~ e "', f,~() P'~ H~ ve;' ~{;(:(>lf lndicio ele verdad.
88 permite que los hechos notorios sean invocac!os por el :ue 'E'~',e rec;ir :: r,Ol' las mismas reglas e!e las presuncio•
tribunal, aunque no hayan sido alegados ni pro~ado.:; por ne', humanas, (.'JC tam:)ién tienl'l1 su propia re:;lamenta•
las partes. ción.
El rer::uisito de lealtad con c:ue deben proceder 103 Del artículo 94 no hay c:ué decir nada especial, por•
litigantes, les impone la obligación de aportar, al proceso, que sólo indica r:.ue las disp02.icione3 sobre prueba son
los elementos de convicción requeridos para decidir. Cuan• aplicables a toda clase de nego~io~, salva prevención con•
do tales eleméntos les son contrarios, i!,ndrían un medí::> traria dc la lEy. En efitricto ¡'igol', (;5 supórf:uo este pre-
elemental de impedir la realización de la ju,ticia, con sólo ,,". y e le conservó únicamente por ~u carácter de
abstenerse de presentarlog. Esta p03ibilidad la evita el 'norma general, útil así sea sóio para evitar toda ociosa
artículo 89 con la prevención de c::ue, cuando una de la3 di:;cusión respecto al campo ¡;c aplica~i6n de las dispo•
partes se oponga a la inspección o reconocimiento orde• 'iriones a eue se refiere.
nados por el tribunal, para conocer sus condi~iones fí i•
cas o mentales, o no ·conteste las preguntas que le dirija, CAPITULO JI
deben tenerse por ciertas las afirmacione, de la contra•
parte, salva prueba en- contrario, disposición qu, se hace Confesión
extensiva al caso de ne8'arse a. exhibir, a la impeccién
K'ada hay eué (:ecir respecto del artículo 95, porque
del tribunal, la cosa o documento que Liene en su p::lder
unicamente contiene la di3tinci6n entre la confesión ex•
o de que puede disponer. presa y la tácita.
La solidarL'ad que impone la convivencia hum'lna, y Ha sido motivo de dhpu:a si la confesi6n de~e pro•
la paz social Que tienen por misión impon~r los tribuna• bar en su integridad, o sólo (n la parte que perjudique
les, exigen la colaboración de extrañós al litigio, cuardo a c:uien la hace. Para decidir E' "ta cue6tión, se tuvo en
de ellos depende la averiguación de la verdad. Con~e­ cuenta C::'J.e el caso normal es el de la con~urrencia dé este
cuencia de esta necesidad es la obligación que a terceros medio probatorio con otra 1 pruebas de diversas· clases,
impone el artículo 90, de prestar auxilio a los tribunales con las que debe contl'astar"e la confesión, con la liber•
en la averi8'uarÍón de los hechos, exhibiendo los documen• tad de apreniación (:ue, como núl'ma general, rige la acti•
tos o COfas r:.ue estén en su poder, cuando así se ordene, vidad judicial en esta materia. De esa apreciación con-
a menos de C:'le tengan causa fundada para negarse a con..1 l.C 1:1 pl'u2ba, ¡neJe re.mItar e'.1e la confesión se
hacerlo, la cual debe apr~ciar el tribu:lal del juicio, el a,'ente íntf'gl'amente, porC!ue ~u contenido aparezca en
Copia DOF 15 - 56
c:::.ue, caso de no haber motivo suficiente para la renuen• congruencia con las pruebas restantes; pt'l'O también se
cia, debe usar t;e los apremio:; más eficaces para lograr, c1hrá el caso, y con más frecuencia, de r;ue el sentido de
el cumplimiento dé' ~u mandato; pero, como las elementos la confesión e3té en di2crepancia u oposición con las prue•
de Cl,ue se trata pue~lcn pe!'judicar a una parte con la bas restantes. Entonces habrá que aceptarse, de la con•
que los terceros estén Jiga:;os p:>l' vínculos familiares o fesión. "olamente aquello ('J.e esté en armonía con la
por reladone', profesionales que imp')ngan secreto, En el rcnvi:ción obtenida del análisis, conjunlo de las prueba,]
párrafo último ~e consiz-na la corre3ponc!iente excepción, , y ya no ín':e~ra:mente. Es esta posibilidad la
limitada a ruienes dclJan guardar dicho secre~o profe• cae hace concluir <:.ue, siempre c:uc la confesión no sea
Eional, y a los ascendientes, descendiente, y cónyug2. la únka prueba, debe tomar2e sólo en la parte perjudi•
La obligación de cue se tra~'a no justifi~a rue se cau• cial al <:,'/C la hace, porf'.ue, en los puntos favorables, aun
sen, a (',uienes no tienen inte"'{,; alguno pel'sOl1:1! en el l'e:ultcll1do probados, no es por ella por la que se esta•
pleito, daños o perjuicios de cua!f;.uier clase. Para repa• Llec'c ~E evidencia, dno por las pruebas que vengan a
rar la injusticia que ~e ocasionaría si no hubiese alguna corroborarlos. En cambio, si es prueba única, no hay ra•
forma de renaración, el artículo 91 ordena que tales da• zón alguna para' dudar de ":'10 el absolvente se haya pro•
flos o perjuidos que los telccr01 sufran por compareC0r ducido con leaFa i en la parte (:ue lo perjudica y no en
o exhiLir cooas o documentos deben inJemnizuJ'Ee por la la <:,110 lo beneficia, pues, precisamente por ~er la confe•
parte eue ofreció la prueba, o por umba3, si el tribunal ción la úni('a prueba, bitn podía el confe2ante habe) nega•
procedió de oficio; sin perjuié'io, naturalmente, de b qu~, (~O lo, he~hos a:l\'eI'305, pura y simplemente, para dejar a
en, defipitiva, se resuelva sobre condenación e:1 c03tas. ., '~'l'i0 sin elemento al'1'uno de convicción. Estas
Puede presentarse el peligro de (~'le la, P2!";Onas fe l'.l~,"neJ fU:1Ja:l el arLículo (Jii, que no contiene más dis•
aUSEnten o desaparzcan, o las co:as se altele:l, picr:b:1 '!,') r:';';o' ,_u,> 82 han analizado. Se estimó innece•
o destruyan antes de cue pl,~_'an apol'tal',e, ::1 jui~;o, 101 -:.t::io consi'i~ar el caso en (ue la confesión contenga he•
elementos de condcción cue de e!:as depen:len. volvién• :¡":ll"TOS, favorable, al absolvente, porque entonces,
dose nu~atoria o imposible la aclivi 'ae! ce los n ibll:labl si la prueba no es única, esos hechos diversos de los que
en relación cen el ca~o ":'1e, con auxilio de ¡qu!,lb;, 0e· e l·" :Jr iruh\l'on btn (~e ser constitutivos de las corres•
bieran re~olver. Para evitar este peligro, se peTmite la ponuientes excepciones, cuya car~a de la prueba co•
recepción preventiva de la prueLa, "egÍLn se dispone e:1 rre~,ponde a r:'.1ien las alega, de acuerdo con la regla gene•
el artículo 92. ral (;el artículo 81. Tampoco se consideraron los casos en
Respecto del artículo 93, que enumera lo, m2dio~ ele QU3 la confesión ~ea contra la naturaleza o ,contra el de•
prueba reconocidos por la ley, sólo mere~e decirse que se recho, porcue estos extremos no tienen relación con 103
suprimió, en él, la fama pública, no ,porque se le niegu~ posibles efect03 de la confesión, dno que caen en pleno
valor proba~orio, sino porque, si se trata de hechos noto• campo c;e la estimativa judicial, para establecer el valor
rios, ya existe disposición e.:;pecial ~obrc ellos, y, si no ce lo c.eclarado, y es evidente que no puede ten::" alguno

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
]6 DIARIO OFICIAl" Sábado 13 de marzo de 1943.

cuando es contra dere(!ho, porC1ue éste no pued3 dcrogarse afirmar o negar los restantes, debe absclver.:;e e~ 1:>3
por la voluntad de las partes, sino, a lo sumo, evitarse ~u términos en que ha sido formulada.
aplicación, cuando son renunciables sus dispositivos; pa• En el artículo 11)2 solamente se consigna la obliga•
ralelamente, una confesión contra las leyes naturales no ción que tienen los litigantes de absolver personalmente
puede tener valor, por'::'l!:! los juzgadores lo son de este posicione~" cuando a"í lo exige el que las articula. ~ada
mundo, y, por ende, su [ano juicio rechazará todo aque• hay que agregar al respecto, por(!ue la razón de este
llo ('ue sea contrario a la experiencia co!'riente de la vida, mandato se expresó af tratar del artículo 98.
con 'el auxilio, en caso de cU3stione.s cien~íficas, de la ilus•
tración de perilos. En los artículos 103 a 116 se comprenden las dispo•
siciones, según las cuales se ha de recibir la confesión,
El artículo 97 sólo consigna la po:.ibilidad de artic"J•
con las necesarias garantías para lograr su sinceridad,
lar posiciones al mandatario, 'cuando tenga poder bas•
y evitar su alteración. Por su orden, el 103 cuida de que
tante para absolverlas, o se refieran a hechos ejecutados
el pliego de po~iciones no pueda ser violado ni comuni•
por él, en el ejercicio del mandato.
cado a C1uien ha de absolverlo; el 104 garantiza que la
Cuan'lo una parte desconC:ce, en razón de no ser pro· ritación sea oportuna, para evitar que injusta declaración
pio'l, sino de su cedente, los hechos sotre los ~ue pide de confeso, y asegura la presentación del absolvente con
la confesión su contraria, es obvio (!ue no pueda cono• la amenaza de tenerlo por con:Jle::1O si no asiste a la dili•
cerlos; pcro esto no debe colo~ar, al co!Ligante, en si• gencia; el 10G ordena la previa calificación del interro•
tuación de desieualdad procesal, por privársele de e~e gatorio, para purgado de. las preguntas que tiendan a
medio probatorio, sino ~ue debe permitirse que el inte• obtener una confesión contraria a la verdad; el 106 cui•
rrogatorio se haga a c.uien tales hechos se imputan, para da del secreto del interrogatorio, cuando sean varios lo~
Que la confesión surta efe~t03 contra el cesionario, pue', absolventes, impidiendo la comunicación de los que ya
¿.ste se encuentra, respecto de SU3 consecuencias, 'coloca• hayan declarado con los (!ue aún no lo conocen; la sin•
do en la misma situación jurídica en (ue se hallaba su ceridad de las declaraciones se procura, por el artículo
cedente. Las relaclones entre cedente y cesionario con "re:; 107, prohibiendo que el 'que ha de absolver esté asistido
inter allios" para la contraparte, y, por ello, 103 efectos por su' abogado, procurador u otra persona' cualquiera,
gravosos de la conreEÍón se han de surtir en contra o pueda aconsejarse; pero, si ignora el español, el tribu•
del cesionario, con independencia de 103 efecto.s favorables nal nombrará intérprete para recibir la confesión, que,
para el colitigante, y sin perjuicio de las respon~abilida­ además de escribir en español, puede asentarse en el pro•
des oue el cedente contraiga frente al cesionario. ~ólo pio idioma del absolvente, con i,ntervención del intérprete
las p~rte~ pueden ser dedm;adas confesas, pues Copia ,;mita•
DOF 16 - 56 para e¡arantizar su correspondencia con el texto español;
tivamente con relación a ellas se ejerce la función de com• el artículo 108 reclama la debida lealtad en las respues•
poner coactivamente una controversia, y esta razón im• tas, con amenaza de las sanciones correspondientes para
pide r:ue pueda obligarse a un extr"ño al litigio a conf(,'sar, quien deliberadamente falte a la verdad; el 109 reclama
lo C1ue establece la conclusión de r:ue, para que un cedente contestaciones categóricas en uno y otro sentido; pero
venga al juicio, a confesar por su ce2Íonario, ('S éilte permitiendo las aclaraciones y explicaciones que estime
quien debe presentarlo, tanto en interés suyo como en el necesarias el declarante, o (!ue pida el tribunal, y, en su
de su cedente, por cuanto é ;te ha de responder oe las segundo párrafo, da oportunidad a una recalificación de
consecuencias de la confesión. Estas razone'! infolman preguntas, a instancias del absolvente; por economía pro•
el contenido del artículo 98, (!ue resuelve, ne J¡¡ l1lunera cesal, evitando una ulterior recepción de nueva prueba
más justa, el problema, pue3, si el colitigante !lO debe confesional de la misma parte, el &rtículo 110 permite
sufrir perjuicios por no ~er pal'te el cedente, igualmente la ampliación oral del interrogatorio, que ha de calificar•
no hay razón para r:ue, por ese motivo, lo sufra rl resio• se al irse formulando, y, si una posición es reprobada, se
nario, y ni aun el cedente, a (!uienes se concede la o¡;or• dispon2 <!ue se asiente literalmente, pue3 debe concederse
tunidad de hacer llegar al juicio el dicho infor\l1ado ,lel que puede haber error en la calificación, que deba corre•
cedente, respecto de la verdad de los hechos SObfC que girse en una ulterior instancia o mediante amparo, para
Ee pide la confesión. No surre el cesionario ningún ]ler• lo que se rer:uiere que se conozcan los términos en que
juicio por la obligación de presentar al cedente: 1,c>rt~U~, fué formulada; la obli~ación de contestar lealmente re•
en caso de renuencia de éste, puede hacerlo veJnr al JUI• prueba la negativa a contestar, las evasivas y la alega•
cio, y constituirlo parte en él, con obligaci6n, en';once3 ción de ignorancia de hechos propios, cuestiones que trata
sí, de confesar, mediante demanda en su contra, ('TI los el artículo 111, (!ue eanciona con la declaración de con•
términos del artículo 78. feso a .uien incurra en tales vicios; el artículo 112 per•
El artículo 99, en concordancia con el 101, ('óntiene mite, ta~bién por eC'onomía procesal, oue el absolventll
los requisitos que deben observarse al al:t~c~lar las yo•
articule, a continuación de su interrogatorio, posiciones
siciones para garantizar contra todo artIÍlcIO que tien• a su contraparte, en caso de encontrarse presente, y ~1
da a f~lsear la verdad; poro como el requisito de sin• 113 da facultad al tribunal para interrogar 1ibr~mente a
gularidad exigido en relación con los hechos, que di"be las partes, en el acto de la diligencia, sobre' los detal~3
observarse en cada pregunta, puede complicar y aun que estime pertinente3 para la averiguación de la verdad;
obscurecer el contenido del interrogatorio, con el con~:i­ el 114 garantiza la fidelidad y autenticidad de los asien•
guiente perjuicio para el resultado de la prueba, el ar• tos ('ue en autos se hagan con motivo de la diligencia;
tículo 100 ordena que el tribunal resuelva prudentemente el 115 da oportunidad para rectificar lo asentado, en
si una pregunta compleja ha de resolverse en dos o más, caso de reclamación ,sobre no corresponder exactamente
o si, por la íntima relación de los hechos que ccnteng~, a lo declarado, y el 116 protege la inmodificabilidad de
de manera que no pueda afirmarse o negarse UTIO, Slll las declaraciones, una vez firmadas.

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
Sábado 13 de marzo de 1943. DIARIO OFICIAL 17

Puede su~eder ('ue el (_'le ha (~e au, olver po~i':iolle; momento que ju::gue oportuno rara pCl!ir la ('onfc':Lm, y
se encuentre imposibilitado para presentarse al tribunal e::;ta fa~ultad le permite aprovechar la mejor situación
'Por enfermedad, amencia del lugar u otro motivo cual• p<1rft obligar a su contraparte a conf::l'ar; en correspon•
quiera. Cuando esto a~ontezca, no debe p:-oducir eIec;o; den('ia, no debe permitirse r::':~ el ab3clvcnte eluda su
perjudiciales para ninguna de las partes, sino que ha d ~ ('l'ligación, ausentándo~e maliciosamente del lugar en que
procurarse no privar al interesado d3 este medio de prue• fué citado, posibilidad, ésta, ~ue el segundo párrafo del
ba, ni tener por confeso, al impedido. El artículo 117 re• misYl1J arLÍeulo 119 impide, al uisponer C:U3 w¡ surte efec•
suelve el caso de enfermedad, ordenando que el tribunal to a1e-un9 un cambio domiciliar o de residencia realizado
se traslade al domi~ilio del enfermo o al lugar en que después de la citación para absolver posiciones. El artícu•
esté recluido,' para la práctica de la diligencia. Cuando lo 120 se o::upa únicamente de la an'ticipación con que
se siga el juicio en receldía, si el emplazamiento se en• debe solicitar,e la recepción e,e la prueba de posiciones,
tendió personalmente con el demandado, su repre:;entante cuando haya de recibirse median:e exhorto, para que pue•
o apoderado, hay constancia auténtica en autos de qU3 da ser devl 1o lto, ya diligenciado, antes de la audiencia Ifi•
la demanda fué conocida, y que la rebeldía es voluntaria, nal del juicio. Las mismas razones expuestas respecto a
por lo cual, las consecuencias de ella debe suIrirla3, sÍ:1 la posibilidad de ampliar oralmente el interrogatorio de
atenuación, el rebelde; pero, si el emplazamiento :3e efe::• posicione", fundan el artículo 122, que permite esa am~
túa en otra forma cualQuiera, cabe siempre suponer que pliación ante el juez exhortado, en lol'! términos del ar•
el interesado puede ignorar la acción ejercitada en su tículo 110. El tribunal exhortado es mero ejecutor de lo
cantra, bien porque no se le hayan entregado, por quiEn mandado por el del conocimiento; éste es el que tiene la
los recibió, los documentos del traslado, bien porque no competencia decisoria respecto al negocio en que recibe
haya llegado a conocer la publicación de e(;ictos; por e3to, la confesión; por estos motivos, el artículo 121 limita las
el artículo 118 distingue esas dos situaciones, y ordena facultades del juez exhortado a la sola diligenciación del
que, en caso de emplazamiento personal y directo, la exhorto, sin"que pueda de,'larar confeso al absolvente.
citación para absolver posiciones se haga por rotulón, y, El artículo 123 prohibe recibir, a la parte que hu•
en los restantes, por edictos publicauos en el "DiarÍ:> biere confesado, prueba alguna contra su confesión, a
Oficial". La' simple ausencia del lugar del juicio, aun no s.er que trate de demostrar hechos ignorados pJr elb
teniendo domicilio señalado para reci-bir notificaciones, nI producir la confesión, o hechos posteriores. No n
tampoco debe determinar pura y simplemente la declara• consid<>ró necesario aclarar que 103 hechos ignorados ha:1
ción de confe30, pues, por motivos de negocios, de' aten• de ser de persona distinta del absolvente, porque la con•
Ciones de cualr:uier índole o aun de simples vacaciones, fesión es sólo de hechos propios, con las excepciones ya
puede una parte ausentarse temporalmente, cosa que, conCopia DOF 17 - 56
establecUas en relación con apoderados, representante3
toda malicia, podría aprovechar su contraria, para lla.• y cesionarios, y además, el artículo 111 sólo libra de la
marla a confesar, a sabiendas de q113 no podría presen• obligación de responder tratándose de hechos ajen03, pue3
tarse. No es razón suficiente la de que el declarad) prohibe alegar ignorancia de los propios. La prueba con•
confeso pueda rendir prueba en contrario, pues, especial• tra la confesión, mediante la demostración de hechos
mente cuando los hechos contenidos en las posiciones son ajenos, ignorados al tiempo de recibirla, no es prueba
falsos, no hay forma de demostrarlo, por no ser posibb contraria a la verdad de lo declarado, sino que, perma•
prueba alguna de una negación pura; por esto, se orde• neciendo válido lo dicho, otros hechos desconocidos qui•
na, en d artículo 119, Que la confesión se reciba, en el caso tan, a los confesados, sus efectos, como, v. gr., cuando
que se estudia, mediante exhorto librado al lugar en qU::J alguien confiesa tener en su poder la cosa reclamada,
se encuentra el que ha de absolver, remitiendo el pliego desconociendo que, al momfmto de declarar ya su apode•
de posiciones, previamente calificadas, con las segurida• rado había hecho devolución de la misma, o cuando con•
des debidas, para evitar su anticipada comunicación, al fiesa la deuda, sin saber que el autor de la sucesión lo
que debe confesar. Todavía se presenta un caso más había ya instituido legatario de su importe, u otro había
grave, como lo es el de quien se ausenta sin saberse en pagado por él. Caso más simple es el de los hechos pos•
dónde se encuentra radicado, caso común tratándose d::l teriores, pues la confesión, conservando su validez, pierde
funcionarios públicos, especialmente militares, inspecto• sus efectos por la prueba, en su contra, de las excepciJ•
res, visitadores y otros sin residencia fija, agentes de nes supervenientes. Esto demuestra que no es lícito afir•
comercio, etc. 'No sería posible que su confesión se reci• mar que el artículo 123 n,uc se analiza permita probar
biera por exhorto, precisamente por su falta de estabilidad que no es verdad lo Que el interesado había declarado que
en cual~uier lugar; pero, de todas maneras, la prueba ha lo era.
de recibirse sin perjuicio para las partes, cosa que el 'El artículo 124 establece los casos en que procede la
artíc.ulo que se estudia resuelve mediante la citación por declaración de confeso, contra el que haya sido legalmen•
edictos. No se diga que se perjudica quien pide la ccn• te citado; esos casos son: a), cuando no comparezca sin
fesión, por el recargo de gastos que ocasiona el lib:'a• justa causa; b), cuando se niegue a declarar, y c), cuan•
miento de exhortos o la publicación de edicto:;;, por,!ue, do no responda categóricamente o manifieste ignorar 103
si el fallo le es favorable, le serán reembolsados, y, :::i hechos. Nada hay Qué aclarar sobre este precepto, por•
adverso~ su falta de justificación en el juicio lo hace re:;• que sus razones fundatorias son las (!ue se han expuesto
ponsable de los gastos que su contraparte haya tenido en relación con los artículos precedentes.
que hacer. En el artículo 102 se establece ("ue la obli• C.uando el citado no comparece a absolver posiciones.
gación de absolver posiciones subsiste desde la apertura no puede ser abierto es su presencia el pliego que las
del término de prueba hasta antes de la audiencia fi• contenga; por esto, la primera parte del artículo 125 or•
nal del juicio; queda a la discreción del interesado el dena que el tribunal abra el pliego y practique la califi-

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
lR D 1 A R 1 O O F 1 e 1 A T~ Sibado 13 de marzo dé 1!l43.

cación, antes de hacer la declaración de confeso. En los por no surtil' má3 efecto que un desplazamiento en la
casos restantes, como el absolvente sí está presente, la carga de la prueba, no debe subsistir, si Ee pr,ueba una
declaración de Que se trata debe hacerse despué3 de ter• justa causá de la conducta por la (!ue se operó la decla•
minar la dililtncia, y así lo di3pone el segunC:o párrafo ración de confeso, pues nadie está obligado a lo impo•
del mismo artículo. sible; pero ello no entraña c:ue la prueba no 3e reciba,
La delicadeza especial ..de la prueba confesional im• sino simplemente Que se repita, y aunque es verdad que
pone que la declaración de confe:lo se revista de las ma• el re3ultado de la prueba puede fa13earse, porque el ab•
yores garantías, para evitar una dañosa inversión de la solvente conoce ya el interrogatorio, no hay nada que
carga de la prueba, pues ya se ha dicho que es imposible justifique el perjuicio, pmiblemente irreparable, de una
demostrar una negativa pura y simple. Esta raz5n in• confesiCn contra quien no haya poc:ido evitarla, lo que
dica la conveniencia de Que esa declaración admita 'el indi~a '.l1e debe únicamente tenerse sumo cuidado en la
recurso de apelación. Jgual gravedad revLte la no decla• caliiicación de la causa, para excluir la posibilidad de
.ración de confeso, pues, aQuí, se priva de una prueba que sólo se la alegue como un verdadero subterfugio, para
fundamental a uno de lo:;; litigantes. Por estos motivo'" evitar lo:; ef<.:ctos de la confe~iCn.
el artículo 126 establece la proceden~ia del mencionado
l'ecurso, en los dos casos expuestos. El segundo párrafo CAPITULO III
de este artículo dispone que debe tenerse por confeso al
Documentos públicos y privados
articulante respecto a los hech03 propios que con·;ten en
las posicione, Que formule, en cuanto le sean adverso:>, SiglAicndo los precedentes doctrinales y legislativos,
sin que se le admita prueba en contrario, de. ninguna el artículo 129 fija los requi.dtos exigidos para que' un
clase. Respecto a la divisibilidad de esta confesión es• documento tenga el carácter de público. Son ellos: a),
pontánea nada hay que dedr, porqu~ ya se expusieron que proceda de un funcionario revestido de la fe pública,
los motivos de ella, y en cuanto a la inadmi3ibiliebd de la y b), (ue ese funcionario haya procedido, al formarlo,
prueba contraria, sin excepción, se debe ello a que, quien dentro de los límite., de su competencia, en el desempeño
articula posiciones, ha tenido todo el tiempo discrecio• del ofieio (!ue le atribuye l~ ley. Bastaría la enunciación
nal a su di~posición, para conocer si sus propios hechos de los requisitos indicados para distinguir, inconfundi•
1:.0 están des-rirtuados por otros, co<;a «tiC no sucede con blemente, esta clase de escritos; pero se juzgó oportuno
el absolvente, pues éste conoce cuáles ¡,on los que se le reproducir la fórmula común r:ue señala, como documen•
atribuyen, hasta el momento de confesar, sin que tenga tos de esta especie, los expedidos por funcionarios pú•
oportunidad, en ese acto, de averiguar si existen hechos blicos, en el ejercicio de sus funciones. En rigor, este
ajenos c:ue desvirtúen los propi03 sobre que contesta.
Copia DOF 18 - 56
agregado no es indispensable, y, si se le consignó, fué
Los servicios públicos exigen una constante atención, únicamente con la finalidad de evitar posibles malas inte•
que no debe alterarse por ningún interés singular; ade• ligcnciaR, porque se ha argumentado que sólo tienen fe
más, el personal encargado de ellos cambia, y sólo queda, pública los funcionarios capacitados para certificar, aun•
en los archivos, el ma~erial documental que puede servir (íUC ninguna razón fundada se da de esa limitación ·del

para rendir una confesión; son los funcionarios públicos concepto, pues hasta con que alguien tenga un cometido
meros gestores que no pueden obligar al Estado con sus del Estado, para que, todo lo r:ue haga constar en su
derlaraé'iones, personales, cuando han dejado de desem• ejercicio, esté revestiJo de su autoridad, y valga\ salvo
peñar el cargo con el que intervini2ron en un negocio, prueha en contrario, como yerJad. Ta!11bi~n se creyó con•
aun cuando sigan siendo funcionarios en ramo diverso veniente incluir el dicho agregado porque, aun cttanJo
de la administración; además, por 'no tratarse de intere• h definiei6n general no distingue entre documentos for•
ses individuales, no existe el peli~~To de una falsa infor• Iluldos a iniciatiya de los particulares y los formados ce·
mación a los tribunales, porque la propia respetabilidad oficio, el apéndice de que se trata se refiere especial•
de las instituciones impone una extrema rectitud en la mente a los último" con lo (:ue, sólo para una 'más fácil
c~nducta que deben observar ante 103 órganos jUl'i3di~cio­ comprensión de alcance (lel precepto, se juzgó op,?rtur:a
nalo;;, que son también respetabilísima!? instituciones pú• su incorporación en él.
bl~ca8.. Est.as razones, en primer término la conEÍ3tente El párrafo segunlo del mismo artículo exige que los
cn .~a necesidad de documentación para poder ilustrarse documentos !~stén formados con' observancia de los' re•
sobre los hechos respecto de los cuales se pije la confe• cuisitos leg::tles ordenados pa¡:a la especial c!ase' de nego•
sión, informan el artículo 127, qne di~pone (!ue la:; auto• ci0.'> a (ue se refieran, con el objeto de poderlos' rcéono•
ridades, las corporaciones oficiale3 y los establecimientos eO' eXLel'iol'mcntc C01110 tale3.
G,ue- formen parte de la ,administración pública, deben Satisfechos los re,:uisitos de Que se trata, s~ tiene un
absolver posiciones por medio de oficio, dentro del tér• (~OC\lmento (:ue es formalmente válido, mientras no re
mino que el tribunal señale. En lo restante, su confe~ión llPmuestl'e su falsedad. Estns condiciones extrínsecas lo
se rige por las reglas generales, re::¡petanJo, así, la igual• vuelven iJónco para (ue surta efectos probatorios re:•
dad de las partes dentro del proceso. pe~to de su contenido; son condiciones de orden formal
El artículo 128, en su primer párrafo, no exige es• ('ue lo habilitan como prueba, indcpendbnteme;;te del
pecial motivación, porque sólo establece q'Je la declara• valo:' ma',el'ial r:ue merezca' su contenido, aislado o en
ción de confeso, en los casos del artículo anterior y en el confrolftación con otras pruebas. Lo di3puesto en los re3-
de la fracci¿n 1 del 124, ha de hacerse a imtunrÍa de pal'• tantc'i artículos de este capítulo, de ('ue se trata a con•
te, en todo tjempo, hasta antes de 1:1 audiencia final de! tinuación, sólo ve a la parte formal o externa de su valor
juicio. Respecto del segundo párrafo, cabe deúr (!ue b probatorio; se trata de meros requisitos que han de lle-
confesión ficta, aparte de admitir prueba (On con~rario, nar"e r;ara gamnUza!' su iuoneidad. .

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
C.1bado 13 de marzo de 1943. DIARIO OFICIAL 19

El artículo 130 no exige que los documentos públi• o invasión, c:ueda implícitamente definida por la falta de
cos expedidos por autoridades de la Federación, de las los requisitos previstos para la primera.
entidades federativas o de los municipios, se presente:! Para evitar que un litigante presente, con malicia,
legalizados para que sean aptos para surtir efectos pro'" copia o testimonio de un documento incompleto, con la
batorios, pues se juzga que b~sta con la posibilidad de su intención de falsear los términos de la disputa, si ese
impugnación para evitar los casos de fal3edad, contra los documento obra en lag oficinas públicas, pueden evitarse
que no garantiza su previa legalización, ya que, quien le• sendllamente los efecto'l indicados, dando oportunidad.
galiza, puede ser sorprendido, y su acto de autentificación a la parte contraria, de que se adicione la copia o el
no puede purgar de un proceso por faLificación, y aun testimonio con lo que le interese del mismo documento
puede tacharse de falsa la legalización misma. En cam• o pieza, y así lo autoriza el artículo 134. No se previó el
bio, el sistema adoptado evita las dilaciones y gastos de caso de c:ue el documento no se encuentre en los archi•
una forzosa legalización, dn menoscabar la seguridad vos públicos, porque entonces no hay forma posible para
de la 'prueba, puesto <:ue siempre está expedita la inves• lograr su aportación, al juicio, sino del propio original,
tigación de fa13edad, en todo caso singular de duda sobre el (ue, si se presenta mutilado, los perjuicio<, inmediatos
la autenticidad del documento. que de esto deriven los sufrirá quien pretendía benefi•
I
Si los documentos públicos proceden del extranjero, ciarse con la prueba, sin perjuicio de la facultad del tri•
cleben respetane, en primer término, los tratados y le• bunal, de ordenar su presentación íntegra, y ~in perjuicio,
yes sobre relaciones internacionales, y, en segundo, n') también, de las consecuencias de orden penal para los
hay forma de controlar, en el país; la autenticidad de re"ponsables de la alteración, mutilacién o destrucción
ellos. Por e'3tas razones, en el artículo 131 se adoptó delictuosa del mismo, así como para quienes no acaten
el sistema de su legalización por las autoridades diplo• el mandato judicial de su exhibición.
máticas o consu'lares; sin perjuicio, como es evidente, En el artículo 135 se consignó la forma de compulsar
'de su posible impugnación de falsedad. La experiencia documentos en lugar distinto del en c:ue se siga el nego•
ha ofrecido reiterados casos en que no se ha podido ob• cio, mediante exhorto o despacho para asegurar la auten•
tener la legalización de que se trata, por razones de ticidad y exactitud de las copias.
órdenes diversos, siendo las principales un estado de gue• Los artículos 136 y 137 disponen que los documentos
rra o la falta de agentes diplomáticos mexicanos en el privados se presenten originales, a no ser que formen
país de procedencia de los documentos. Si no hubiera parte de un libro, expediente o legajo, pues entonces
forma, de suplir esa falta, se ocasionaría una seria le• sólo se exhibirán para c:ue en autos se compulse, de ellos,
sión a la parte interesada, que podría llegar hasta una lo que interese a las partes, y, si fueren libros o papeles
Copia DOF 19 - 56
verdadera denegación de justicia. Para remediar este mal, de casa de comercio o de algún establecimiento industrial,
'el segundo párrafo del artículo que se analiza hace ap.i• como se acarrearían molestias injustificadas, y, acaso,
cable, al caso, lo dispuesto en ~I artículo 213. , perjuicios de muy diversa índole si se obligara a llevarlos
En el artículo 132 se ordena que los documentos pre• al tribunal, se dispone que la compulsa se efectuará en
sentados en idi6ma extranjero se han de acompañar de el escritorio del establecimiento, limitándose la obliga•
su correspondiente traducción al eppañol. La razón' de es• ción de exhibir, únicamente a las partidas o documento"
te dispositivo es obvia, pues la discusión debe realizar.:;e designados, para evitar una indebida interiorización ge•
en el idioma que dominan los jueces, porque' son é.:;tos neral en los negocios del oomercio o industria de que se
quienes deben apreciar los elementos de la di 'puta, para trate.
decir en congruencia con eEos; pero tambi¿n la contra• Puede Euceder (ue la duda recaiga sobre la autenti•
parte puede ignorar el idioma en que se presente el e3- cidad de un documento privado. Si no se logra estable•
crito, y duda, por ello, de la exactitud de la traducción. cerla mediante confesión, no c:ueda otra prueba apta para
En estas condiciones, no hay certeza del contenido del iograrlo, más c:ue la pericial, porque los testigos no pue•
d:.>cumento, y, mientras tanto, no es apto para formar den informar con garantía de veracidad, en virtud de
convicción. Se hace, entonces, necesario <:ue se precise tratarse de una delicada cuestión de apreciación de lo
su alcance, cosa que se logra mediante un perito traduc• escrito, para concluir si es el mismo cuya formación pre•
tor que debe nombrar el tribunal, sin intervención de la, [enciaron, a no ser que ellos mismos lo hubiesen firma.o,
partes, porque no se trata de una cuestión de apreciacióa o en él hubiesen puesto sus huellas digitale3; pero, aun
técnica, ~ino de una simple comprobación de términos; así, puede EUceder ('le se trate también de una imitación
pero, si surge verdadera disputa sobre el alcance gra• de sus firmas o de una suplantación de huellas, lo que no
matical y lingüístico del documento, podrán las partes, queda ya comprendido en el campo de la apreciación tes•
dentro de los términos legales, rendir las prueba'l que timonial, puesto q~e se rer:'lÍeren <;onocimientos, y aun
estimen adecuadas, comprendida, entre ellas, la de peri• procedimientos de investigación, de que sólo son capaces
tos, que no prohibe el artículo de que se trata, el que los peritos, por todo lo cual se estable~e que debe recu•
tampoco limita la facultad del tribunal, para decretar, de Trine al cotejo de firmas, letras o huellas digitales, para
oficio, las pruebas (ue estime indispc1l3ables para fijar establerer la autentiddad, en comparación con docume;¡•
definitivamente el contenido del documento. tos indubitados, o directamente con firmas, letras o hue•
Por exclusión, el artículo 133 define, como documen• lla3 dir:itales obtenidas en presencia del tribunal, conn
tos privados, los que no reúnen las condiciones prevL ta 1 lo disponen los artículos 138 a 14.0.
para los públicQS, según el artículo 129. K,ta definición Si ya no sólo se pone en duda la autenticidad de u'1
es la más diáfana que puede lograrse, porque, no exis• documento, público o privado, sino que formalmente s1 b
tiendo más (ue dos clase'! de documentos, si una de ella, impugna de fa,lso, la cuestión debe decidirse mediante ',1
ya ha sido c!efinida, la otra, sin peligro <le c~mtradicción pro~cC.imieüto ~l1al respectivo, y mientra3 en: él no se

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
20 DIARIO OFICIAL Sftbar!o 13 de marzo de 1943.
,
obtenga resolución firme que deciJa :::obre la falsedad, cialización, varían de individuo a individuo, '¡;b que exbta
no puede pronunciarse el fallo en el proceso dvi:, -i el un medio (~ue pelmita, sin pclig¡ro de equh'ocación', reco•
documento puede ser de influencia en el pleito, puesto nocer al sabio. Hay, seguramente, materias en que no
que, mientras esté pendiente el jui~io penal, r.o exi;te, puede caber error, si se siguen rigurosa:nente los méto•
en el civil, la suficiente documentación, ni es po2ible '1U::! dos de la correspondiente especulación, como, v. gr., la
las partes mismas formulen sus al2gaciones, exiiltienJo química, las matemáticas puras, etc.; pero no existe, ni
un documento básico" cuya autenticidad está a dLcu,;ión. parece posible Que se forme un catálogo de aqu2110s co•
Por estas razones, el artículo 141 dispone que n:> «e nocimientos en f!ue se haya llegado a una última y defi•
efectúe la audiencia final del juicio, miel1tras no iCe re• nitiva conclusión. De ahí que no sea conveniente que la
suelva el juicio penal, a no ser que la parte a quien bene• prueba pericial se encomiende a un solo perito designado
ficie el documento renuncie a qu~ se le tom; como t>rilcha, por el tribunal, sino Que se dé oportunidal a las partes,
pues entonces se le tiene como no presentado, y como para que cada Ulla nombre el suyo, con' la f¡'nalidad de
completa, sin él, la documentación que ha de servir pal a obtener una mejor ilustración sobre el caso debatido. No
decidir. Todavía se da el caso en que, por extinción de se escapa la posihilidad de que los peritos falten al cum- '
la acción penal o por otro motivo legal, concluya el pro• plimiento de su deber, dictaminando unilateralmente en
cedimiento penal sin decidir sobre la autentirida.i MI favor de quien los nombró; pero este incqnveni~nte es ine•
documento :r;cdargüido de falso. No puede entoncee; exh• vitable, porque no hay manem legal de hacer que los
tir verdad establecida respecto de la autenticidad, y como hombres no falten al cumplimiento d~ 103 deberes que
este extremo debe quedar fuera de dÍ3cusión pa~a podér impone la vida civilizada. En cambio, se tiene el correc•
apreciar el valor material del documento, se dispone, en tivo de pesar las opiniones divergentes de los peritos d:)
el segundo párrafo del mismo artículo, que, en e"te últimz> las parLes, mediante el auxilio de un perito de la con•
caso, el tribunal de lo civil ha de decidir sobre la auten• fianza del tribunal, c¡;am!o las mi3mas partes no han
ticidad o falsedad del documenLo, al c;idar el h110 defi• dm:ignado uno solo de común acuerdo, 9 un tercero para
nitivo, dando oportunidad a las partes para rendir la3 el caso de discordia.
pruebas que estimen adecuadas para la demostración de Toca a las partes, por su propio interés, establecer
sus respectivas pretensiones, en relación con la' auLenti• los plOblemas sobre los que los perit03 han de emitir su
cidad o fahedad disputada. parecer; pero como, quien ofrece la prueba, es natural
La idoneidad probatoria de los documento~ puede f-H que sólo se refiera a las cuestiones que le sean favorables,
objetada por las partes; pero es inconveniente dejar opor• es necesario dar oportunidad a que su contraria amplíe
tunidad de que lo sea erf todo tiempo, porque ello daría el cuestiona lÍo a 103 puntos que considere útiles para de•
Copia DOF 20 - 56
lugar a restar firmeza al procedimiento, y a que se pro• fenderse del resultado del estudio pericial propuesto por
movieran incidencias, sin más finalidad que la de retar• e~ promotor de la prueba. En esencia es éste el contenido
dar maliciosamente la resdlución del negocio. Para evi• de los artículos 145 y 1~6.
tar eso~ dañosos extremos, el artículo 142 concede un En el caso de pluralidad de personas dentro de una
término de tres días para hacer valer las objeciones, de• misma parte litigante, razones análogas a las a:luciáas
biéndose contar a partir de la apertura del término de para el caso del repl'esentante común, llevan ,a concluir
prueba, respecto de los ya presentados, y desde que surta que cada parte debe sólo designar un perito, y se dis•
efectos la notificación del al}Jo que los haya admitido, pone, en el párrafo tercero del artículo 145, que si los
cuando su presentación sea posterior. que sostienen unas mismas pretensiones no se pusieren
de acuerdo en el nombramiento del perito, como en el
CAPITULO IV caso del representante común, la designación se har.í
por el tribunal.
Prueba pericial
El artículo 146 ordena Que la prueba pericial se pro•
Si la naturaleza de un negocio exige el conoci:niento mueva dentro de los diez días del término de prueba, me•
'de cuestiones de orden té~ni::!o, es evidente que lns partes diante escrito en que se contenga la designación del pe•
y ,el tribunal mismo 'pueden no tener los 'requbitos para rito de la parte que la ofrezca, y la proposición de perito
apreciar concienzudamente el caso. Se impone, entonces, tercero; las otra3 partes gozan del término de cinco días
la 'necesidad de ocurrir al auxilio de persona;; ilu,tradas para adieionar el cuestionario, nombrar su perito y ma•
en la especialidad de que se trate, preferentemente de nifestar d están conformes con el perito tercero. Si trans•
aquellas que han hecho estudios regulares, y han o'btenUo curr8 el término sin dar cumplimiento a la3 obligacione3
título profesional que constate su aptitud en la rama a mencionadas, el tribunal hará, de oficio, el nombramien•
que se dedican;' pero) como puede acontecer que no esté to del perito tercero y los de las partes que se hubieren
reglamentada la profesión, o, estándolo, no hubiere ,peri• omitido. En esta forma, el artículo 146 resuelve la nece•
tos en el lugar, es indispensable ocul'l'ir a prácticos que sidad de que l¡:t prueba se ofrezca con la anticipación
posean los conocimientos requeridos. E3 este el sentido requerida para que pueda desahogarse dentro del tér•
y alcance de los artículos 143 y 144. mino probatorio, y evita que la inactividad de las parte1
La infinita variedad de problemas de la índole de impida la oportuna práctica de la prueba, con perjuicio
que se trata, y la constante evolución de la ciencia, im• de la expedición en la administración ds justida, pues si
piden llegar a conclusiones últimas, de manera que no fué ofrecida en tiempo, su no recepción en la primera
hubiera posibilidad de discrepancias de pareceres peri• instancia motiva que, en caso de apelacióp., deba recibirse
ciales. Aparte de esto, el factor pcr30nal es otro motivo en la segunda, como, lo dispone el artícu:o 253.
de . divergencias, pues la habilidad y el cuidado de 103 Ha sido un arLificio de uso reiterado, el de proponer
hombres, aun dentro del circunscripto cm,pa de su espJ- peritos, a sabiendas de que no han de aceptar el cargo,

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
Sábado 13 de marzo de 1943. DIARIO OFICIAL 21

sólo para obtener, 1iti~antes de mala fe, bdebi:las demo• En caso de que el tribunal no asista a la diligenda,
ras en la tramitadón. Este vicio lo corrige el artículo debe dejarse a los peritos la más amplia libertad para
147, imponiendo la obliga~ión, a la parte, de presentar que realicen su cometido, puesto que son entonces ell03
¡;u perito, con la sanción de que, si no lo presenta, o, pre• los únicos capacitados para juzgar respecto de cuáles
sentándolo, no acepta el cargo, el nombramiento lo hará sean la forma y la oportuni,ílad más adecuadas para prac•
el tribunal. ticar sus peritajes; por esto, el artículo 150 dispone que,
en los casos de que se trata, los peritos pueden proceder
La finalUad principal del peritaje es la de que el
cO:ljunta o separadamente, y con la a~istencia de las par•
triblinal pueGa, con su auxilio, compenetrarse de los pro•
tes o sin ella.
blemas de pr:len técnico Que surjan para la decisión del
pleito. Es, consiguientemente, el órgano jurisdiccional Si los peritos llegan a conclusiones uniformes, lo más
dmple es (~ue rindan un solo dictamen, bien por escrito
el capacitado para juzgar de cuándo es conveniente su
firmado por ellos, o mediante acta levantada por el se•
presencia en la práctica de los actos periciales, para lo•
cretario del tribunal; pero ~i no llegaren a un acuerdo,
grar la necesaria ilustra~ión; pero también las partes
cada uno debe formular su dictamen en los términos en
pueden tener especial empeño ':en que concurra a eS03
que sus cono~imientos le indiquen para que cada uno pre•
actos, sin r:ue sea posible fijar una pauta para decidir
Eente el suyo, acoJJ;1pañaLo de una copia para que el
de e.'a conveniencia, por la inabarcabb mulliplici-la:l de
perito ter~Gro conozca los pareceres dÍ3crepantes. Así lo
problemas científicos y técnicos que ofrece la vida civili•
¿ispone el artículo 151.
zada; por esto, el artículo 1<18 deja la intervención jutli•
cial, en tales ca'5OS, al prudente arbitrio del tribunal y a SiguÍ3m!o el criterio de que el impulso procesal co•
la ,voluntad de las partes, y da facultad a los jueces para rresponde, por igual, a las partes y a los tribunales, el
pedir que los peritos practiclUen las diligencias que juz• artículo 152 ordena que el tlibunal examine los dictáme•
guen oportunas, y les den las explicaciones que pidan. nes rendidos, y. en caso de discrepancia, que, de oficio,
Puede suceder que la misma naturaleza del. r~conoci­ los haga conocer del perito tercero, entregándole las co•
miento no permita la intervención de personas diversa,> pias, para el efecto de c:ue rinda el suyo dentro del tér•
de los perLos; tampoco sobré! esto es posible establecer mino que le fije. el cual puede el tribunal ampliar, a
normas, y, por ello, sólo la discreción del tribunal puede petición de dicho perito tercero, por el tiempo que pru•
decidir en cada ca~o. Cuando se acuerde la asi ,tencia dentemente se Juzgue bastante. Ya se ha dicho que no
del tribunal a !a3 di:igenciaz, es p:ltente la nece3itlad d] es po~ible sentar reglas conforme a la, cuales pueda con•
señalar el lugar y la hora en que han de tener lugar, y clull'3e cuándo un dictamen debe considerarse ajustado a
así lo dbpone el primer ;:¡árrafo del artículo 148; en ca,o la verdauera realidad de las cosa'l. Por esta razón se
contrario, no hay razón para impon:)r, a 103 PClÍ~03, Copiala DOF dispone,
21 - 56
en el segundo párrafo del artí~u!o de que se tra•
oportunHau de rca"izar EU traba:o, sino sólo el pla7.0 ta, que el perito tercero no está obligado a adoptar alguna
dentro del cual debcn pr3sentar su estudio, como a,oí lo de las or;iniones de los otros peric03.
di3pone el segundo párrafo del precepto en cU83ti6n. Puede darse el caso de que, coludido un perito con
Cuando el tribunal a"i ,te a las pr:5,cticas pcrLiales, la parte que lo nombró, o aun sin esa colusión, sin causa
la neceEi::!ad de recibir de los perit03 !Sus lu~es, impon)} justificada no rinela su dictamen. Como, no es posible
la conclusión de Que deben pro~e:ler unidos, con a' i 3ten• saber d la\ parte interesa:la tiene responsabilidad en 111.
cia tamhién de las partes, para erac hagan las obsenra• falta del perilaje, para evitar posibles injusticias, el ar•
ciones que estimen oportuna~, y que aquéno, deben to• ticulo 153 odena Que el tribunal nombre nuevo perito
mar en consideración, así como las del propio tribunal; de eoa pqrte, imponiendo al omiso una multa hasta de
pero ha de evítarse toda ¿i~puta entre partes y p:rit01, mil pesos, y como puede suceder que la omisión sea im•
para ga~antizar la ,liber:ad con C!ue éstos deDé!n proceder putable exclusivamente al perito. los daños y perjuicios
<:;:le oufra la parte r:ue lo nombró deben ser a cargo de
1:
en la fi "ación de sus conclu~iones. Estas finalidades S3
procuran por fracción JI del artículo 149. Si la natura• aquél, pues la aceptación del cargo de perito no es otra
co~a que el compromiso contraído de r:ajzar un trabajo,
leza del peri 'aje lo permit~, para. evitar i inú ti! ~s d\lacio•
nes, la ÍlaceÍón III del mLmo artículo ordena quli' inm~­ y la falta de cumplimiento debe producir los mismos efec•
diatamente se rinda el dictamen; pero, Ei el:o no e3 tos 0,ue Ei se trataEe de un libre contrato extrajudicial.
posible, se les ha ds seña'ar un término pru:len~~ para Puede ¡;:u ceder Que no se presente el dictamen dentro del
que lo hagan. plazo fijado, i':Íno después de feneciJ.o. Er¡ estas condi•
ciones, no hay razón ya para 0ue se practique nuevo
La i:::asistencia t;e un perito impide la práctica del peritaje, puesto que ya está rendiJo el que interesaba a
ppritaje, pOl'''ue ya se expresó que se requiere la simul• la parte; pero. como de todas maneras incurrió el perito
tánea preEoncia de tO=03 los nombrados; e;:a au ,encia en una violación legal, y, en particula. en la del man•
puede ocado'1ur daños y perjuLios múl:iples, entre otros, dato judicial Que le s(ñaló el plazo denrro del cual debía
que la prueba ya no puda recibirse, por haber expirado rendir su dictamen, para evitar la incUl ia o la malicia a
el término probatorio, y, cuando menos, los derivados cuya virtud podría abmar'e, presentando extemporánea•
del recargo de gastos por la repetición de la di:igencia. mente el dictamen, con daño de la expedita administra•
No hay justificación pala Que las partes sufran esas con• ción de justicia, el párrafo final del artículo 153, que es
secuencias de la actitud del perito, razón por la cual se el oue se analiza, disppne que se aplicará al perito cul•
dispone, en la fracción 1 del mismo artículo, que, cuan:lo pable, la multa de C!U~ se ha hecho mención.
no haya habido causa justificada para la ausen~ia, el Si la ley fija las bases a que han_de sujetarse los
perito será responsable de 103 cbao:; y p3rjuicio3 que por p6ritos en sus dictámenes, deben proceder conforme a
su falta se causaren. ella SI como lo dispone el articulo 154.

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
\ 22 DIARIO OFICIAL Sábado 13 de marzo de 1943.

Respecto de avalúos, hay que distinguir entre el va• por los peritos. Además, la obligación contraída por ellos
lor afectivo y el valor comercial de una cosa, y como no lo es exclusivamente frente a las partes, sino, funda•
sólo el segundo es el que vale corrientemente en las re• mentalmente,' frente al tribunal, y como, por el ,.,simple
laciones humanas y no así el primero, que sólo tiene sig• hecho de ser partes en un juicio, están los interes!fdos so•
nificación para quien guarda, para una cosa, un afecto metidos a las leyes del procedimiento respectivo, cuando
especial, independientemente ,:e su estimación general en se trata de la prueba pericial, como correspolldencia de
el comercio, el artículo 155 preVIene que, en tales casos, la obligación de los peritos, está la obligación del tri•
los peritos deben procurar fijar el valor comercial te• bunal de hacer que se les paguen sus honorarios, obser•
niendo en cuenta los precios de plaza, los frutos que pro• vando, en su caso, las disposiciohes arancelar:as. Por' es•
dujera o fuere capaz de produc:r la cosa, en su caso, y to, la obligación de las partes, de efectuar IOI!! pagos de
todas las circunstancias que puedan influir en la determi• que se trata, deben cumplirla dentro del mismo procedi•
nación de ese valor comercial. miento, sin necesidad de juicio especial. Para fijar su
Un perito puede estar relacionado con las partes" importancia, basta con la regulación que los peritos pre•
en alguna forma que haga sospeehar de su imparciali• senten, y con las observaciones que sobre esa regulac;ón
dad. Respecto de los que nombran, las partes, como se formularen las partes, a menos de que haya convenio
entiende que su libre elección los llevará a designar a sobre el importe de honorarios, pues, en tal caso, debe
quien estimen que verá con mayor simpatía su cas'), estarse a lo convenido. Aun cuando ya obren en el pro•
no hay lugar a desiguaJ.::ad de las partes, puesto que am• ceso constancias auténticas de los trabajos realizados,
bas gO,zan de la misma sitaación; pero, cuando el nom• puede suceder que los mismos no hayan sido materiá de
bramiento del perito de una de ellas ha sido hecho pOI< convenio sohre Ihonorarios, ni haya arancel que fije su
el tribunal, ya no hay garantía de que se conserve el importe, y su naturaleza puede ser tal, que el tribunal
estado de igualdad de que se trata, pues el desconoci• no esté capacitado para apreciar su valor. En este ex•
miento, por parte del tribunal, de las relaciones que li• tremo, puede ocurrir el tribunal al auxilio de una prue•
guen al perito ~on los litigantes, puede determinar que el ba especial que lo ilustre sobre el valor de los trabajos
nombramiento que haga recaiga en persona que tenga realizados, con la libertad que le conceden los artículos
alguna animadversión para la parte en cuyo nombre 79 y 80, ya analizados. Estos son los motivos que in•
sé hizo, o que tenga motivos que hagan suponer que se forman el artículo 160, que, además, cuando los honora•
inclinará a favorecer a la contraria. Evldentemente se rios importen más de mil pesos, concede el recurso ce
estaría en un caso de' manifiesta desigualdad, y, por es• apelación contra la resolución que los fije, para proteger
to, se permite que la parte, respecto de la que se ha nom• a la~ partes, contra un posibb error de apreciación del
brado el perito, pueda recusarlo por las mismas causas tribunal 'de primer grado.
por las que puedÉm serlo los jueces, y, en caso de tratar•
Copia DOF 22 - 56

se de perito tercero, como en su nombramiento no influ• CAPITULO V


yen las voluntades de los litigantes, la facultad de re•
cusación se concede a todas ellas, pues, especialmente en Reconocimiento o inspección judicial
este caso, puede resultar que el perito no tenga la ecua• La fijación de elementos de hecho indispensables pa•
nimidad indispensahle, po:r encontrarse -colocado en algu• ra decidir, puede lograrse, de la manera más efectiva, por
no de los casos en que la ley estima que es posible per• et directo examen de cosas o lugares, practicado por los
der esa ecuanimidad. La brevedad indispensable para la tribunales mismos. La pertinencia de la prueba es cen•
substitución del perito recusado, se juzgó que se logra, venÍente dejll{la tanto a discreción de las partes como
sin peligro de la seguridad en el dictado de la resolec'ón, ce los jueces, porque, si bquéllas tienen interés' en que
mediante el procedimiento incidental; pero, si el pcrib se c~nozca la verdadera situación debatida, igual lo tié- .
confiesa hi causa, ya no hay duda sobre el motivo que nen los segundos, para poder cumplir su cometido, con
puede af~ctar su imparcialidad, siendo, entonc'3s, innece• el mínimo peligro de error; y precisamente puede un
saria la substanciación del incidente. tribunal obse'rvar que se disiparían sus Iludas con sólo
No hay• razón sufici,ente que permit:J. imaginar que practicar un simple reconocimiento, en el que tal vez 1:18
la recusación de un perito se resuelva incorrectamente, partes no hubiesen pe~ado.
por tratarse de cuestiones elementales y sin consecuen•
La conveniencia de la intervención judicial en la
cias graves para el resultado final en el juicio, puest::>
práctica de peritajes se trató ya en el capítulo preceden•
que siempre concu:rren otras opiniones periciales, y es el
te. En la prueba que aquí se estudia, como el e'xamen
criterio judicial el que, en defhitiva, ha de fijar el valor
judicial, para ser eficiente, no ha de versar sobre cues•
probatorio de esas pruebas. Por esta razón, y con la
tiones de orden técnico, sólo está inC:icada la presencia
finalidad de evitar dilaciones inútiles, se dispone que
de las partes, para que puedan suministrar al tribunal
la resolución de una recusación no admite recurso al• los informes que les pida, y les faciliten la práctica de la
guno. Este es el ,entido de los artículos 155 a 158. diligencia; pero si, aparte de los datos susceptibles de
Ya S3 han expuesto, con anterioridad, las razones simple apreciación judicial, se ofrecen complicaciones de
por las que deben ser indemnizad¿s los que van al jui• orden profesional, que el tribunal comprenda que no po•
cio sin tener interés alguno en él. Con los mismos funda• drá apreciar del:;':damente sin el auxilio pericial, aunque
mentos, el artículo 159 dispone que los honorarios de cada esta última pr~eba no se haya ofrecido por los intere•
perito serán pagados por la parte que lo nombró, o en sados, puede, de oficio, ordenarse por el tribunal, en uso
cuya rebeldía lo hubiere nombrado el tr:bunal, y, los de las facultades concedidas por los artículos 79 y 80,
del tercero, por ambas partes, siIl perjuicio de lo que sin que las partes puedan pretender nombrar peritos para
se resuelva sob:re condenación en costas. el caso, porque sólo tienen el poder y el deber de hacerlo
En el expediente en que se rinde una pruera peri• cuando se trata de pruebas ofrecidas por ellas, en aten-
cial, constan ya auténticamente los. tr.abajos realizados ción a que, sólo entonces, ellas fijan los cuestionarios que

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
Sábado 13 de marzo de 1943. DIARIO OFICIAL

han de someterse· a los peritos, y, en cambio, en el caso nos de m¿s de setenta años, a las mujeres y a hs enfer•
que se estudia, es el tribunal e! que fija los punbs res• mos, podrá el tribunal, según bs circanstancias, recibir•
pect<l de los cuales requiere el auxilio pericial. Ls su declaración en el lugar en que se hallen, en pre•
No se precisa el lugar en que ha de práctícarse la sencia de las pal"Ü s, si asistieren.
inspección, porque existen objetos que pueden llevarse sin La especial delicadeza de los negochs públicos er.cCl•
dificultad y sin daños al tribunal, en tanta que otros, por mcndadcs a lfls aIt'l:> funcionarios del Estado, que
su volumen o las cClndiciones de su especial naturaleza, impide que Sé'un distraídos de ellos, pues, con frecuencia su•
no es prudente o es imposible trasladarlos a la presencia IDo" son de tratamientJ inaplazable, revela la inconve•
judicial;, por esto, son los tribunales quien'es deben deci• nienc ia de que fueran obligados a abandonar sus en 'ar•
dir si e! ob3eto les ha de ser llevado para su examen, o ges para presentarse a los tribunales a declarar, Esta3
:::i ha de trasladar;;e el personal al IUg'ar ('n que se en• razones, unidas a la tradicional costumbre de pedirles S'1
cuentren, para la práctica de la d]igencia. Si se juzga declaracién por escrito, como debida muestra de consi•
necesario dejar constancia gráfica de los dat~s que fue• de['ación a la respetabilidad de sus cargr)s, funda el CJn•
ren materia de! examen, y no sólo ya la mera relación teni:lo del artículo 171.
verbal del reconocimiento, puede~ levantarse planos o to•
El término fijado por el artícuh 172, para el ofreci•
marse fotografías ,de bs lugares u objetCls inspecciona•
miento de la prueba testimonial, tiene por objeto que
dos. Los artículos 161 a 164 contienen las disposiciones
puedan rec:Lirse las <:!eclaraciones de los testigos dentro
sobre la prueba de que se trata, inspiradas en los mo•
del término proba torio.
tivos que han quedado expuestos.
La prá(J\;ica de los tribunales ha comprobado una es•
candalosa desnaturalización de la prueba testimonial, en
CAPJTULO VI
dos sentichs divers'ls; pero que ambos tienden a la mis•
Prueba testimonial ma f;nalidad de falsear los datos del litigio. La obliga•
ción ele presentar los interrogatorios por escrito daba opor•
El artículo 1G5 contiene la obligación de presentar•
tunidad, en primer lugar, de que los litigantes aleccio•
se a declarar quienes tengan conocimientCl de lCls he•
naran previamente a los testigos, entregándoles copia de
chos que las partes deban probar, La razón de este pre•
aqu8llos, e instruyéndolos minuciosamente sobre la forma
cepto es la misma en que se fimdó el contenido del ar•
de dar sus respuestas, para garantizar los fines perse•
tículo 90.
guid,-,s por este medio de prueha, y, en segundo, de quc
El ilimitado número de testimonios puede ocasionar n:buscaclamente se multiplicaran y complicaran l:,s pre•
un efecto contrario al que se persigue CCln la prueba, por guntas, par:1 hacer que el te~tjgo, especialmente al ser
las variacIones explicables en los dichos, y, además, da . repreguntJ.do, cayese en ,ccmtradiccione~ o ambi~ü~dadcs
lugar a que intencionalmente las partes recarguen ('stcCopia DOF 23 - 56
que quitaran a su dicho su fuerza prohatoria, Para corre•
medio ,ce convicción, tanto para retardar la tramitación, gir estos males se adoptó, en el artículv 173, el sistem:l.
cuanto para ofuscar la mente de los jueces. Esto llevó ,'\ consistente en interrogatorios verbales, en el momento
limitar, por el artículo 166, a cinco, el número de testi• de recibirse la prueba, y aun cuando es verdad que aun
gos que cada parte puede presentar, salvo <:isjlosición así puede buscars'~ alterar h verdar 1 , el daño pllsible es
contraria de la ley. N o debe incurrirse en el error de qu", incomparablemente menor que en el siste'11a tr:ldicional,
llegado a ese número, no s(' puedan presentar otros tes• porque, aun sin poderse evitar una previa preparación
tigos, pues la limitáción se restringe a quienes deban de• de los testigos ni una multiplicación estudiada de las pre•
clarar sobre los mismos hechos de que se ocupará un guntas, bash con la privación de los eflcritos para que
interrogatorio; rero, tratándose de hechos diferentes, es ya no sea tan dicaz la acci6n desvirtuadora de los inte•
• ('vidente que pueden ser testigos diversos los que los co• re;;ados, v)rque la memoria falla y la interrogación di•
nozcan, lo que exige que sean recibidos sus /irhos, 'recta ev;tr¡ c('nt";;tar C0n aplomo y sin falla un interro•
En correlación con el artículo 165, el 167 dispone que gatorh que previamente se hubiere comunicado; como
los tribunales 'harán comparocer a quienes las partes no igualmente no es posible rehuscar, de momento, una for•
puedan lograr que se presenten, facultúridolC's para ha• ma de repreguntar que encierre p~lig-rosas trampas para
cer uso de los medios de apremio, tanh contra los que que los testi~os caigan en contradicción pr')vocad'l para
rehusen presentarse como contra los que, hahiendo com• falf;('ar sus dichos, y aun se robustec" más la efe~tividad
parecido, se nieguen a declarar, a no ser qur', en cual• de la prueba Cf)n la oportuna intervenciún del tr'bimal,
quiera de esas situaciones, CClncurra causa que ju~ti ~ique ('n (,1 act') de rocibirla, interrogando a les testigos com')
su actitud. lo estime adecuado para ccrciorars'- (]0 su idoneidad y
Ya se ha'1 expucsb los motivos por los que dc!,en do la vcrclad de su:, dichos, como lo dis¡Jone e! artículo 179.
indemnizarse los dañes y perjuichs que se causen a quie• Sin P!1ünrgn, no es posibl" evitar la presentación de
nes no sean par.tes en el procedimiento. Esas m:s:nas intC'rngatorÍ1s cuan':o la prueba n') pueda recibirla el
razones fundan el artículo 168. tribunal (id conocimiento, como sucede cuando los testi•
La actividad d~ 10s funcionarios públicos se reaEn gos no l'<'si{J¡,n en el lugar del Ilt'goci'l, o sean funciona•
normalmente dejando constancias documentales de su in• rios de lr)s qw.' trata el :lrtículo 171, C:lSOS, estos, de
tervención en los negocios de su competencia. Lo exc~p­ excerción. que rC'~damenta el artíc'JI'l 174.
cional es que no quede huella de su actividad. Por ('s~as Yn el artículo 175 S2 consignan los requis:bs que de•
razones se juzgó conveniente que no estén oblizados a ben satisfücer las preguntas y repreguntas. Nada hay que
declarar los funcionarios, a solicitud de parte, como tes• decir al res]lecb, porque flon los con()cidos, con observan•
ti,sos, sino que sólQ deben h'acerlo cuando el tribunal lo cia de los cuales se busca evitar el fHlseamiento de la
estime indispensable para la investigación de la vedad. verdr,¡! y la inut'lidad 'l:e la prueba. a saber: que estén
Razones humanitarias y de urJ:;'anidad ins¡Jiran el conc~bidas en términos claros y precisos, y han de ser
contenido del a:rtículo 170, que dispone que, a los ancia- COn(!ucelltrs a h cucstióq debatida, procurando que en

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
2-! DIARIO OFICIAL Sábado 13 de marzo de 1943.

cada una no se comprenda más de un hecho, y n::J hechos divers:,¡~ad verbal, pues, en el fondo, la' afirmación o ne•
o circunstancias diferentes. Respecto de la forma, se con• gación de un ~echo no es más que la neg~ción o afir•
sideró que en nada se afectaba el valor de la prueba por mación del otro. La práctica ha conocido el uso de este
el hedho de que se formularan afirmativa o inquisitiva• artificio. Para evitarlo, el artículo 185 prohibe toda ad•
mente, puesto que el conocimiento del testigo n::J cambia misión de prueba testimonial sobre los mismos hechos
porque cambie la forma del interrogat::Jrio. En el mismo que han sido ya materia de ella, y sobre los directamente
precepto se dispuso que las preguntas que no se ajusten contrarios.
a lo mandado deben desecharse de plano; pero, como pue• Son inabarcables los motivos por los cuales se sos•
de incurrirse en error, desechando una pregunta legal, peche que un testigo puede producir una declaración que
¿ebe ésta asentarse literalmente en áutos, pues, de no se aparte de la verdad. Por esto, no se juzgó conve•
ser así, no quedaría constancia de ella, y se, haría impo• niente hacer un catálogo de ellos, sino dejar a las par•
sible reparar el agravio consiguiente a la denegación de tes la más amplia lib3rtad para atacar sus dichos, a
esa prueba. efecto ce que los tribunales, con vista de las pruebas
El artículo 176 dispone que sea protestado el testigo rendidas Botire las tachas alegadas, est§n capacitados pa•
y se le interrogue sobre sus generales y demás datos in• ra apreciar el valor proqatorio de sus deposicLnes; pero
dispensables para juzgar de su imparcialidad, y poder, como, para probar las tachas, puede rendirse también
en su oportunidad, apreciarse el valor de su dicho. prueba testimonial, se tendría un medio cómodo de alar•
Los motivos que fundan el artículo 106, en cuanto gar la tramitación injustificadamente, promoviendo nue•
evita la· comunicación de quien ha absuelto posiciones con va prueba de tachas. Para evitarlo, el artículo 186 prohi•
quienes han de absolverlas después, son los "mismos en be redbir prueba de tachas respecto de testigos de'
que se inspira el artícul') 177. ' tachas.
Para purgar un dicho de las omisiones, ambigüeda• El artículo 187 no merece una especial consideracLjn,
des o contradiciones en que se incurra, el artículo 178 fa• porque sus fundamentos ya han quedado expuestos al tra•
culta a las partes para llamar la atención del tribunal tar del artículo anterior, pues sólo dispone que, al valo•
sobre esos vicios, para que, si estima debidas las obser• rar la prueba testimonial, el tribunal apreciará las justi•
vaciones, exija al testigo las respuestas y aclaraciones ficaciones relativas a tachas, ya sea que S:l hayan ale•
que procedan. gado, o que aparezcan de autos.
Las razones expuestas con relaCÍ.Jn al artículo 108,
respecto del absqlvente que no hable el español, fundan CAPITULO VII
también el dispositivo del 180, respecb del testig::¡ que se
encuentre en igual caso. Fotografías, 'escritos o notas taquigráficas, y, en general,
todos aquellos elementos aportados por los descu•
Por economía procesal, se juzgó conveniente Copiano DOF
es•24 - 56
brimientos de la ciencia.
c:ribir primero h pregunta y luego la respuesta, pues
basta con que ésta se asiente de manera que, al propio Los medios objetivos de convicción varían y se mul•
tiempo, se comprenda el sentido. y términos de aquélla; tiplican en la "misma extensión en que cambia y se pro•
pero, co~ pueden presentarse casos de especial delinde• fundiza el campo de la cultura humana. De aquí que no
za en la precisión de los conceptos, se permite que, a sea posible sentar reglas legales que sirvan de guía a los
solicitud ce parte, pueda el tribunal, discredon::l.lme::.te, jueces para discernir sobre su idoneidad probatoria. Pue•
ordenar que primero se escrib:\ te'{tualm "nb la p"e JU '1ta de tratarse de cierta categoría de datos que han llegado
y, a continuac:ón, la respuesta. Así se prcvicr.e en el ar• a inc::Jrporarse al saber común, de modo que su aprecia•
tículo 181. ción no exija una especial preparación; pero puede su•
No sólo se requiere que el tedici'::J dcebre sctre los ceder lo contrario. Por esto, los artículos 188 y 189 sólo
hechos que se le pregunt!ln, sin') que expnse por C;UJ mo-" disponen. que pueden presentarse, con fines probatorios,
tivos y, en qué circunstancias llegaron a S11 cono:::imiento, fotografías, escritos o notas taquigráficas, y, en general,
para que el tribunal pueda apreciar la certeza de su de• toda clase de elementos aportados por los descubrimien•
claración; pero, como al contestar sobre los hechos pue• tos de la ciencia, con la facultad, para los tribunales, de
de simultáneamente dar a conocer hs razones de su co• recurrir al auxilio de un perito cuando su apreciación
nocimiento, es ya entonces innecesario y supernuo que requiera conocimientos técnicos especiales; esto último sin
las repita. Por esto, el artículo 182 dispone que la razón perjuicio de que las partes provoquen la recepción de la
del dicho debe exigirse sólo cuando no est¿ contenida ya prueba pericial.
en las respuestas.
La autent!c~dad e invariabilidad de las declaracionC's CAPITULO VIII
('e los testigos, a que se contraen los artículos 183 y 184, Presunciones
se gar~ntizan de manera análoga a la establecida para
la confesión, en los artículos 114 y 116; razón por la que "En rigor, es la presunción un acto espiritual, el re•
nada hay que decir 'ya sobre el particular. . sult.ado. lógico de una apreciación de datos que induce
Puede haber fanado el resultado de una prueba de a presumir cíertos otros datos no conocidos. Fuera de la
testigos, 'v pretender la parte su repetición, preparando convicción lograda por la constatación directa de hechos,
<,tros testig<ls especialmente al eIecto. No se podría evi• por parte de los jueces, toda otra prueba proporciona
tar esta malicia, con lo dispuesto por el artículo 116, por• sólo un indicio de verdad, y, de la sistemá,tica aprecia•
que podrían presentarse nuevos testimonios cuando no' se eión de indicios, según que provoquen unos, una mayor
hubiere ag-otado el máximo que este precepto tolera, y, sensación de seguridad que sus contrarios, los jueces da•
aun a'!'otado, podrían formularse las preguntas sobre he• rán la razón a una o a otra parte, en los límites de la
c1:os diversos; per{) contr:lrios a los contenidos en el pri• convicclOn lograda. Sólo cuando no existen oposiciones
mer interrogatorio. En e:¡te último ca:so :sólo hay una indiciales, como cuando 1,s pruebas se corroboran entre

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
Sábado 13 de marzo de 1D4:1. DIARIO OFICIAL

I!!, o cuando se trata de única pru0ba, no hay nocesidad Si ambos contrincantes pretenden beneficiarse por
de pesar contradictoriamente los datos de la investigación; presundones que mu~uamente se destruyen, respecto de
pero aun aquí no se excluye la facultad de apreciación cada una de ellas la carga de la prueba es la misma,
judicial, a no ser en los casos en que la ex;:luya la ley, y, sus consecuencias, independientes la una d:) la otra;
porque ella misma fije el valor que necesariamente deba pero se presentan casos de una mayor complicación, con•
darse a una prueba. La prueba presuncional es, pues, sistentes en concurrencia de presunciones, sólo que no
la verdadera prueba de fondo, la que se constituye por de la misma categoria, sino que una cabe como excep•
los elementos de significación contenidos en los diversos ción de otra general, cuya arlicación evita. La resolución
medios probatorios que se hayan utilizado en el proceso; lógica de estos cases e:'l la misma que la de concurrencia
no es prueba especial autónoma, sino una derivación de de leyes, general la una y exccp"¡onal la otra. Así, para
otras pruebas, incluidas, en ellas, las del, derecho, pues evitar los dect03 de la presunción cRpecial, debe, quien
éste debe tenerse siempre por probado por la sola exis• alegue la generul, rendir la prueba necesaria; pero, aun
tencia de la ley, salvas las excepciones en que es preciso destruida la presunción· especial, puede, qui~n se bene•
demostrarlo por otros medios de convicción. , ficiaba con ella, rendir la prueba efidente para destruir
Siendo las presunciones el resultado del trabajo men• la general; quedando entonces, ambas partes, obligadas a
tal de los jueces en el proceso de análisis, síntesis y probar con arreglo a las disposiéiones generales sobre
valoración de las pruebas, cs evidente quc no son sus• carga de la prueba.
ceptibles de ofrecerse ni de rendirse como pruebas, pues La esencia de la presunción, se ha dicho ya, consiste
lo único que de ello es susceptible es la aportación de los en el estado ~mímico que provocan ciert8.o, indicios, de tener
datos que han de servir de indicios para, sobre su base, por ciertos otros hechos desconocidos. Por su propia na•
establecer las presunciones de verdad que han de servir turaleza, las presunciones admiten la existencia de otras
para resolver la disputa y para que se tenga como verdad que se opongan a la admisión de la verdad a que se lle•
la de las conclusiones establecidas en el fallo. garía por virtud de las primeras, oposición esta cuya
Sean legales o humanas las presunciones, su trata• resolución constituye el material sobre aue ha de apli•
miento no sufre variación, pues, en ambos casos, sólo toca carse la genuina y delicadísima fun~ión judicial de juzgar.
demostrar los elementos de hecho que colocan al intere• No obstante, se habla de pre'3unciones Que no admiten
sado en los supuestos en que la presunción se basa, para prueba en contrario. La tradición doctrinal y legislativa
obtener el beneficio de la misma. llama a esas presunciones "juris et de jure". No es con•
No debe exigirse siquiera que sea explícit.amente ale• veniente suscitar disputas terminológicas, cuando es dable
gada 'una presunción, por Quien tenga intert>s en e111, establecer unívocamente el sentido de un concepto; por
pues los tribunales no están creados para hacerla Copia de DOF 25 - 56 se com:erva la designaci(¡n de presunciones legales
esto
dómines, y formalmente juzgar de la conducta de las c:ue no admiten prueba en contrario; pero sí es pertinente
partes en el proceso, para dar la razón a quien ha ob• advertir que no tienen las características de la presun•
r.ervado formalidades sacramentales, y' negarla a quien ción, sino aue son verdaderas ficciones, puesto que la
no ha procedido con e~;e cuidado; sino que su misión es situación que prevén, aun con plena evidencia en contra•
más alta: la de procurar hacer verdadera jU5tícia; por río, de"be tenerse como la ley lo dispone. a pesar de que
esto se concluye que basta con la prueba de la existe71- esté en la más abierta contradicción con la realidad, como
cia de los supuestos de la presunción, para que las partes cuando la ley niega efectos a ciertos actos, por suponer
tengan derecho de que sea tomada en consideradón, y , o fingir que ellos son debidos a ciertas razones que puede
decidan de ella los tribunales, sin formal requerimiento demostrarse ~ue no concurrieron en una caso especial
de que la tomen en cuenta, como no se requiere hacerlo considerado, v. gr.: se prohibe instituir heredero al con•
respecto de clase alguna de prueba, porque precisamente fesor, por suponer que p~do violentar la libre voluntad
su sola existencia en el juicio impone la obligación de elel tcstador, y nin~ul'a prueba de que el testamento se
apreciarla. hizo libremente puede purgar de los efectos de esa ficción.
El problema más importante que, con reladón a b~ Estos son los motivo3 Que fundan lo dispuesto por los
artículos IDO a 1:;6.
partes, suscita la presunción, es el relacionado con la
carga de la prueba, pues, si el efecto de la presunción CAPITULO IX
Be verdad es el de que se tengan por demostrados los
hechos desconoridos a que ella se refiere, la parte benefi• Yaluacitn ce la prueba
ciada no tiene ya necesidad de probar esos hechos, sino La eficacia de la prueba está ~ubordinada a su ido•
f\ólo a,ue está colocaéla en la Eituación prevista para que neidad. En otras palabras: no puede establecrse ningún
la presunción se surta en su favor, o sea, sólo tiene obli• valor material o intrínseco de una prueba, mientras no
gación, dicha parte, de probar ·los supuestos de la pre• se demuestre que es formal o extrínsecamente valiosa, o
sunción, como ha quedado dicho Esto entraña un despla• fea, que fueron satisfechos los requisitos exigidos por
zamiento en la carga de la prueba, pues el efedo favo• la ley, para su formación y recepción. Depurado un con•
rable de la presunción debe destruirlo la contraparte, para junto de pruebas de las que no sean idóneas, todas las
evitar las conclusiones derivadas de la presunción; pero restantes deben concurrir a formar la convicción última
esto sólo en caso de que admita que su contraria se en• del tribunal, resultante del balance de las fuerzas con•
cuentra colocada en los supuestos pre~uncionales, pues, si tradictorias ('ve lo estimulan a tener como verdaderos
niega pura y simplemente ser ese el ca<:o. tendría que unos u otros de los hechos posibles en la situación jurí•
probar la inexistencia de eS03 supuestos. La pru"ba ('ontra ¿íea debatida.
los supuestos de la presunción o contra el contenido de No puede sentan:e regla alguna conforme a la cual
la misma obliga, ::11 que se quería beneficiar con ella. a debiera practicarse la contrastación; ni siquiera es dable
rendir la prueba de que estaba eximido por Yirtud de ella. establecer U!! orden de medios de prueba, según el cual

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
2ft DIARIO OFICIAL S.lbaflo 13 de marzo de 1!l43.

ciertas especies fueran preferidas a otras, que deberían la resolución final, se refiere al juicio en que esa prueba se
ceder en presencia de las primeras; porque es evidente rinde, y no a otro alguno, aunque sea seguido ante
que, una in.~pec>ción judicial puede contrariar el sentido el mismo tribunal. En conclusión: las pruebas rendidas
de una confesión, aunque la inspección acaso resulte en un proéedimiento no tienen valor alguno, como tales
opuesta a las conclusiones de un juicio pericial, o aun pruebas, en otro diverso; pero pueden aportarse como
nI dicho de unos testigos que asistieron a una prepara• meros indicios de verdad, que, según las circunstancias
ción del lugar u objeto inspeccionado, realizada con la espec-i:ales de cada litigio, podrán dar. lugar a presun•
especial finalid~d de cambiar su apariencia, para que ciones que podrán variar desde un valor probatorio nulo,
la fe judicial resllltase otra que la' que resultaría sin hasta el más alto grado de convicción. Expresamente
ese cambio; y como estos ejemplos pueden variarse "ad no se consignó esta po';ibilidad en ningún precepto, por•
infinitum", queda demostrado, con ello, que no es dable que el capítulo sobre presuneiones no estable~e' limita•
establecer un orden jerárquico de medios de prueba; sino ción alguna, lo que basta para que tocio dato significativo
que, cuando concurren varios, todos ellos tienen igual de la vida sea capaz de servir de indicio para una pre•
sun~ión, 'y las pruebas de que se trata quedan compren•
eficaCia, y la prcf?rencia que se dé a unos respecto de
otros ~o ha de ser cebida a su simple diversidad rh didas dentro de esa capacidad indicial.
naturaleza, sino a las peculiaridades que, en cada caso Se estudió ya la norma para el análisis valorativo
roncreto, lleven a los tribunales a reconocer una mayor de las prueha<;, unas en frente de las otras, y se explicó
fuerza convictiva a unas pruebas sobre o:ras, como re• el porqué de no poderse establecer jerarquía alguna en el
sultado del análisis conjunto de los elementos demos• valor probatorio de las diversas clases que la ley reco•
trativ'os llevados al juicio. Sin embargo, esta libertad noce. Queda por considerar el valor aislado de cada prue•
no. es absoluta, pues la ley dispone, a veces, que cierto3 ba, y los Emites de su efect03 probatorios.
ados se prueben sólo de determinada manera, con exclu• Las tres fracciones del artículo 199 condicionan la
sión de ?tra cualquiera, o prohibe la admidón de alguna validez de la confesión, para que pueda constituir prueba
,especie de prueba, aun dejando libertad respecto de las plena. Nada hay que decir respecto de sus límites, por•
demás. El artículo 197 responde a las ideas aquí expue~­ que esta materia se estudió ya en, conexión con el ar•
tas, pues otorga, a los juece'" la más amplia libertad tículo 96.
de aprcdacióJ de la pru?ba, dentro de las limita::iones Como la confesión puede rendirse en cualquier ac1.o
que la ley consigna para caSO.3 e::.pe:::iale:;. del juicio, en los términos del artículo 05, no se requiero
,El artículo 198 priva de todo valor hgal a las prue• un especial ofrecimiento de eca prueba, cuando no ha de
bas rendidas con infracción de los requi~it03 establecidoi.\ recibirse por· medio de posiciones, y sus límites probato•
Copia DOF 26 - 56
para su validez. Nada hay ~ue agregar a lo expuesto rios son los mismo:; del caso general p:-evisto en el ar•
en relación con el artículo anterior, puesto que el 191 tículo 96, como lo dispone el 200.
sólo' conti€'ne el mandato explícito que subordina' b efi• La confesión ficta no provoca más que una inver•
cacia de la prueba a su validez formal. Con respecto a sión de la carga de la prueba, oue es el efecto normal
~este precepto, se planteó la cuestión de si debe o no ce las presunciones "juris tan:um", o sea, de las verda•
reconocer.3e algún valor probatorio a las pruebas rendida~ deras presundonc.s. Respeta esta rpgla el artículo 20l.
en procedimiento diverso, contemporáneo o anterior; del El primer párrafo del artículo 202 reconoce el valor
mismo o de distinto fuero; civil o penal; seguido entre material de verdad de las' afirmaciones procedentes de
las mismas o diversas partes, o sobre las mismas o diver• la autoridad 0ue formó un documento público, y el valor
sas >cuestiones debatidas. Se reconoció que es el interé" formal de las declaraciones o manifestaciones que ante
actual en el juicio en que la prueba se rinde, el que esa autoridad hayan hecho los particulares. Queda evi•
sirve de índice para juzgar de la actitud de la., partes den~iado, pues: a) lo declarado por la autoridad dentro
frente a' la prueba, po:r:que, aun tratándo: e de las mis• del I:mite de sus facultades. y b), que ante esa autoridad
mas, cuestiones debatidas entre las mismas partes, con se hicieron tales o cuales declaraciones o manifestaciones,
iguales posiciones en el proceso, su interés de ayer pue• cuya existencia no puede ponerse en tela de duda.
de ~er diVerso del de hoy, v gr.: porque ayer no impor• El valor material de lo declarado o manifestado debe
taba una condena por no haber bienes sobre que hacer!::! surtirse, dentro r~e los Emites de la disputa, contra quie•
efectiva, en tanto que hoy su~ede co~a diversa; o no hay nes en ésta Bon par~eq, e hicieron, o asistieron al acto 1

interés en cuidar de una prueba en un procedimiento con• en que fueron hechas las dedaraciones o manifestaciones
temporáneo de otro, acaso preci~amente porque este otro de rolle Fe trat.e, y se manifestaron conformes con ellas.
servirá de" medio s~ficiente de defensa contra el resultado Así se dispone en el párrafo segundo del artículo 202,
de aquél. En suma, se concluyó que sólo en el procedi• con la excepción del caso en que judicialmente se haya
miento en que la prueba se rinde, tiene esta validez, y declarado su simulación.
no puede, por consiguiente, ser aprovechada en pro~e~!i­ En los párrafos tercero y cuarto del mismo pre·~epto,
miento diverso, sino que ha de rendin;e en cada jui~io, se reconoce el valor que merecen las con.stanf'ias parro•
conforme a las reglas apli':ables al caso. Si se enfo:a quiales relativas a actas del estado civil, de época ante•
la cuestión ya no hada las partes, sino hacia el órgano rior al establecimiento del Registro, o de posterior, cuan•
jurisdiccional, la conclusión e,s la misma, puesto que, lo do no existan los libros, o existiendo, estén rotas o bo•
que está llamado a decidir, es la disputa concreta y rrada~ las hojas en oue se encontraba el actal. Distinguen
actual de que se ocupa el juicio en que la prueba se rinde, los dos casos ya analizados: o son prueba única, y la ha•
y no cualquier otra disputa; por esto, el cuidado en la cen plena entonces, o ('oncurren CO:1 otra!=! pruebas, y, en
recepción de la prueba, para que sea válida y no se le• este ('aso, ECl valor debe quedar a la libre apreciación
sionen ni los intereses de las partes ni la seguridad de judicial.

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
Sábado 13 de marzo de 1943. DIARIO OFICIAL ~7

Con 103 mhm03 limiLes estahlccid03 por el párrafo c:ue puede fer dC':isivo en b resoluC'Íón del pleito; y,
segundo del artículo 202, las declaraciones o manifesta• Ei el documento proviene dé un tercero, la verdad dé! [U
ciones contenidas en un documento privado sólo prueban contenido debe demostrarse por prueba especial.
contra quienes las hayan hecho, y se hayan manifestado No estando en tela de juicio la verdad de un d')o"
conformes con ellas, y, si el documento procede de un cumento original, una copia fiel suya debe producir 101
tercero, sólo prueba en favor de la parte que quie,e mismos efedos probatorios; y como la copia misma PUt•
benficiarse con él y contra su ~o1itigante, si éste no lo de contener errores, mutilaciones o agregados que de -
objeta; así lo prevé el artículo 203, que, además, para virtúen el contenido del original, el artícu:o 207 dispollJ
distinguir al autor de un documento privado, en su últi• que las copias prueban de igual manera que los origin~­
mo párrafo dke que lo es aquél por cuya cuenta haya les; pero deben cotejarse con ellos en caso de dud:l
sido formado; cosa que aclara el 201, al disponer que wbre la fidelidad de las mismas.
se reputa autor al subscriptor, salva la excepción del En el artículo 208 sólo se hace resaltar que la fecJ:"
artículo 206, relativa a libro., de comercio, registro:; do• de un escrito privarlo prueba en contra de su autor,
mésticos y demás documentos que no se acostumbra fir• pero no en su f~vor. La razún de ello deriva de que
mar, y de los cuales debe tenerse por autor a quien no hay forma de establecer la verdad de la fecha, do
los haya formado o por cuya cuenta lo hayan sido, según manera que (1uede como prueba preconstituida constan'.e
la regla general. Siendo la subscripción la indicación con en documento privado, pues s~ está certificada como so \
Que alguien se hace recono~er por el d'estinatario de un prevé' en el párrafo final del artículo 205, esa certifl•
documento, el párrafo segundo del artículo 204 definé! ca~ión constituye, en sí, un do~umento público.
la subscripción en función del destino del mismo, y, en Ha habido repetida ocasión de hacer hin~apié en qu~,
el párrafo tercero, atribuye el texto subscripto a su autor, cuando hay con~urrencia de pruebas, su""""alor probatorio
aun cuando no haya sido escrito ni en todo ni en parte úbe fijan e hbremente por el tribunal, para aceptar
por él, pues la subscripción es signo de aprobación del una prueba en todo o en parte, según sea debido, con•
texto; pero, si éste ha sido altcr~do por 'adidones o en• forme a la definitiva composición de elementos demo~­
mendaturas, ya no pueden éstas aceptarse como expre• trativos que el tribunal haga para pronundar su fallo.
sión de la voluntad del subscriptor, pues no puede sa• Id tratar el artículo 86 se expu3Wron los motivos por
terse si han sido hechas ante3 o después de la subscrip• los r:ue la confesión debe tomarse indivisamente, cuando
ción. Por este motivo, el ,citado párrafo, tercero previene es la úni~a prueba. Iguales razones imponen la indivi•
eue dichas alteracione3 no se reputen provt!nientes del sibilidad con que debe aceptarse un do~umento privad'),
autor, si no están escritas por su mano, o si no se ha cuando es única prueba; no hay motivo, entonces, par,¡¡.
hecho mención de ellas an~es de la subscripción. aceptar parte de él, como verdad, y parte ponerla en
Copia DOF 27 - 56
Ya se expresaron las razones, al tratar del artículo tela de dUGa, siendo «ue ninguna otra prueba viene e;l
142, por las que los documentos, deben ser objetados auxilio, ni para corroborar un03 hechos ni para contra•
dentro del término fijado por dicho precepto. El artículo decir otros, dentro de lo r:ue constituya la materia de la
205 se refiere a objeciones relativas a la subscripción controversia, pues hechos ajenos a ella, ni importan
al tribunal ni tiene que decidir,·e nada respecto de ello~,
':f a la fecha, a no ser que estén certificadas por notario
u otro funcionario revestido de .la fe pública, pues enton• por lo cual deben dejarse de toda apreciación en cual•
ces la subscripción o la fecha tendrá el valor de un quier sentido. El artículo 20:> fija el valor de un docu•
documento público indubitado, y el 206, segundo ¡>árrafo, mento privado, cuando se le (!ebe estimar aisladamente.
se ocupa de las objeciones cont'ra documentos que n:> se Sería erróneo pensar que no deben existir más prue•
u(!ostumbra subscribir. El efe~to de la cbjeción e3 que bas que la confesión o eue el documento privado, en
LO demuestre la verdad de la subscripdón o de la fecha,
los casos en que deba'l ser tomados indivisamente. E3
evidente que un liligio puede o(:uparse de una multitu I
por prueba especial, en el Caso del artículo 205, o la
rrocedencia de los documentos, en el ¿el 2CG. N o obs• de cuestiones y de hechos. Cada hecho puede tener sa
bntc la indiscutible superioridad del procedimiento de prueba especial, y puede sucedE'r que alguno no ten~a
objeciones sobre el de reconodmiento explícito de los otra que la confesión o el documento privado. En b
documentos privados, este último se indica para aquellos hipótesis, llamando Z el hecho que no cuenta con otra'!
L1SOS en que los documentos no puedan ser conocl'dos por
pruebas, la confesiGn o el documento privado que h~
la parte que podría objetarlos, por seguirse el juicio en de servir para demostrar su verdad, debe tomarse indio,
rebeldía. Aunllue es verdad que la parte presente no visamenie, sin que influyan las pruebas destinadas a
. tiene responsabilidad alguna por la rebeldía de su con- la demostración dé los hechos diversos X y W .
traria, es, no obstan Le, pre~iso, imponer una formalidarl Quien pre~enta un documénto privado, admite, con
más, la del reconocimiento, para la debida idoneidad su acto, la verdad de su contenido; por ello, el artículo
210 dispone que prueba en su contra, de conformidad
c!e los documentos privados. No sería este requisito ne•
cezario si siempre se tuviera la lealtad debida en la con les artículos preredentrs.
forma de proceder ante los tribunales; pero como no Respecto del valor de las prueLa3 pericial y de ins:
hay medio de a~egurar que la conducta se ajuste a 103 pec<;ión judicial, a que Ee contraen los artículos 211 y
mandatos del deber, es comprensible que una parte, 212, nada hay que agregar a lo dicho en los capítulo:!
aprovechándose de la rebeldía de su contraria, fabrique, que se ocupan espc8ialmente ele e"as pruebas.
"ad ho~", ciertos documentos que, de antemano, sabe Se dan casos de extravío o destrucción de docul11en~0~,
que determinarán el fallo favorable que busca, puesto y aun de privación intencionada, de ellos, de modo que la
('ue no podrán ser objetados; para evitarlo, el párrafo parte que debiera presentarlos, sin culpa alguna, ¡,e
tercero del artículo 206 exige el llamalh de la parte encnE'ntr~ imposibilitada de ha~erlo. No sería debido pri-
para qll: :'cconozca el c:ocumento quc se le atribuye, y varla ele la justicia que espera ele los tribunales, por esas

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
28 DIARIO OFICIAL Sábado 13 de marz:> de 1943.

circunstancias lamentables que agravan su posición fren• ce re~oluciones: C:ecretos o simples determinaciones de
te a su adversario. Nadie está obligado a lo imposible; trámite, au~os, cuando deeid¡;¡l cualquier punto dentro del
por esto, en los casos que se consideran debe permitirse negocio, y senteacias, cuando deciden el fondo del nego•
la demostración de 10.3 motivos de imposibilidad que im• ciD; el 221 contiene los términos dentro de los que deben
piden la exhibición de un documen~o, para admitir la prue• dictarse las rewluciones, y el 222 los requisitos especia•
ba supletoria adecuada para acreditar d'rectamente ia exi3- les que deben llenar la3 sen:encias, y el contenido de
tencia de la obligación o de la excepdón que debía probar las miemas.
el documento, y que el acto o contrato tuvo lugar, con las Lo l artículos 223 a 226 Ee ocupan de los caS03 de
formalidades exigidas para su validez, en el lugar y mo• o~scuridad o de.ficien¿ia de una sentencia o de un auto
mento en c:ue se efectuó. Así lo dispone el artículo 213; que ponga fin a un incidente. Dan oportunidad de que
pero prohibe la admisión de la prueba- confesional, cuando Ee acla~e ó adicione antes de agotar el recurso que pro•
el emplazamiento se ha realizado por edictos y se sigue ceda, porque una adición o aclaración no es, de modo
el juicio en rebeldía, pues sería dejar, en manos del actor, alguno, una modificación de una re,olución, ya que,
la resolución del negocio, ya que se aprovecharía de la en lo omitido, no había re,oluC'Íón antes de la adición,
lIusencia de su' contraparte, para llUé:erla confe:mr h y, en lo a~larado, se conser'Tan, los mismos su sentido y
existenda de un documento c:ue a~aso n:.mea haya ex:i1\• alcance. Hecha la aclaraci¿n o adidón, queda defir:.itiva•
lid o, y confesar igualmen:e EU contenido, en la forma mente integrac'a la resolución que, en ese estado, será
l1ue fuere más fvorable' para los in:ereses C:el articulante. recurrible, conforn1e a las dLposiciones apli:aLles.
Con las salvedades del artículo anterior, el 214 dis•
pone que la prueba testimonial no hace fe cuando se TITULO SEXTO
trate de demost¡¡ar: a), el contrato o el acto de que debe
I!ecursos
hacer fe un do:::umento público o privado; b), la celebra•
ción, el contenido o la fe de un acto o contrato que CAPITULO 1
debe constar, por lb menos, en escrito privado, y c), COl•
fesión de uno d3 los hechos indicados en a) o b). Cuand:> Revocación
la ley dispone que los acto.:; o contratos revistan deter• El artículo 227 dispone que, la revocaClOn procede
minada forma o se prueben de cierto modo, 10 hace ~n respecto de los decretos y autos que no admiten apelación.
consideración de la seguridad jurídka que el Estado pro• Ninguna duda puede smcitar este precepto, que sólo tiene
tege. Acaso sea, a veces, exagerada la exigencia de for• las ex~,apci:¡mes cO;1sÍgnadas en 'disposiciones especialeJ
malidades; pero eso daría lugar a críticas de la ley, de la ley.
para que se la reforme, mas no pa~a que deje de respe• Siendo de obvia sencillez el contenido de las resolu.f
Copia DOF 28 - 56
társela. Al tmtar, en e.special, de la prueba testimonial, ciones revocables,.la t'esolución del re~urso debe buscarse
se pusieron de relieve sus grandes peligros de adultera• con la mayor simp:i~idad y rupidez; esto hacen los
ción de la verdad, por ello, el artículo que se analiza la artículos 228 a ,230, conforme a los cuales, la interpo•
priva de valor en los casos expuestos, que exigen pruebas EÍción del recurso debe hacerse en el acto de la nótifi•
de mayor respetabilidad. ca~ión, o, a más tardar, dentro del día siguiente de habel'
En las ocho fracciones del artículo 215 se -consignan c;uedado nolificado el recurren'e; Ee dará vista por trl's
las indicaciones guía.3 que se dan a los tribunales para u;as, a las demis partes, y se dictará la resolución dentro
apreciar si un testimonio ofrece garantías de imparciali• de otr03 tres, si:1 admitir ya recur30 algu~o.
dad y seguridad sobre lo declarado, y hasta qué grado, •
para juzgar, discrecionalmente, del valor probatorio qu~ CAPIT'ULO JI
merezca. Excepción a esta regla delibertad, es la conte•
Ape!ación y revisión forzosa
nida en el artículo 21G, que otorga valor de prueba plena
al dicho de un testigo, cuando ambas partes convengan La orden::,ción jerárquica de órganos jurisdiccionales
en pasar por él, y si(>mpre que no esté en oposición ·con tiene por razón bá"ica la necezic.ad de corregir los errores
otras pruebas. Los fundamentos de esta excepción son c:ue la falibilidad humana inGina que son siempre posibles
108 ya repetidos de indivisibilidad C:e una prueba aislada, e~ la composi~ión coactiva ele los litigios. E3 evidente
pues, la falta de otras que h corroboren o la contra• c;ue un. segundo o tercer grado de jurisdicción plieden:
digan, impide \discernir sobre su cO:1tenido, para acep• incurrir también en error, ."in que sea' posible imaginar
tarlo en parte, y en parte no. un enésim') érgano, el mis alto de la escala, que estuviera
cotado ele la in:!"alibilidad. Por consiguiente, dentro de la
Respecto de las pruebas taquigráficas, fotográficas,
relatividad de tO('O lo humuno, se considera suficiente
etcétera, y de las presunciones, de cuyo valor se ocupan
c;ue, con ciert03 rccubitos de e',pe:"ienc:a, o mediante el
los artículos 217 y 218, naja hay que aercgar a lo di:ho
estudio ¿el negodo pei" U:1 tribunal colegiado, se llegu~
al tratar especialmente de ellas.
a la, resoludén final eU3 ha de v:t'er definitivame:lte en
TITULO QUINTO las relaciones hum:mas, coeno verdad legal y cosa juzga•
da, a pesar ele que se encuenb'~ en la m:is violenta opo•
CAPITULO UNICO dción con la realilad jUl'L:lina, y a pe:oar de que una
resolución de un órgano inferior estuviera arreglada a
Resoluciones judiciales
derecho. La seguridad jurícli~a, la paz, como supremo im•
Los artículos 219 a 226 no ofre:en nada mere~e:l ~r perativo d~l Estado, impone callar ,toda disputa cu~mr!o
de una delicada fundamentación. En efecto: el 219 inoiC'a el último órgano de b jerarau~a ha pronunciado su fa1'o.
los 'requisitos que, salv¡:¡ prevendnn especial de la le:r, 1[(':11:< excepción (le lo, caso, en eue la le~', por ra70-
debe 'contell.er una resQluciónj el 220 distingue tres clases, nes e~pcci;.¡lc::;, exija una revidón gene:'~l de lo hecho

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
Sábado 13 de marzo de 1943. DIARIO OFICIAL 29

por un tribunal inferior, el c;ue le Eiga en orden sólo las sentencias en nc;:;ocios cuyo valor exceda de mil pesos,
debe intervenir para remediar lo que no haya dejado sa• y en aquéllos cuyo interés no sea susceptible de expresarse
tisfechas a las partes; pues la conformiJad de éstas, en dine¡o; esta apelación procede, regla general, en ambos
sobre ciertas cuestiones decididas, constituye la mejor efectos; regla especial, sólo es el devolutivo; y b), sólo
demostración de (lue se satisf:zo la función jurisdiccional son apelables los autos cuando lo sea la sentencia de fon•
de resolver coacti;amente un caso de discordia que volun• do del juicio, siempre que, además decidan un incidente
tariamente no haya podido ser compuesto. Sólo quien o lo disponga este Código; esta ap21adón pro~ede, regla
no queda satisfecho con una resolución puede saber quó general, en el efeclo devolutivo; regla especial, en ambos.
parte es la que no le agrada, y por qué motivos. Para qw~ Los artículos 241 a 252 ccntienen los trámites de la
Eea posible juzgar de la justificación de su disconformi• apelación, que se procuró fueran los más sencillos y expe•
dad, es necesario que exprese las razones de ella. Por ditos. El 241 seña~a los términos para interponer el recur•
esto, el artículo 231 exige la expresión de agravios para so, distinguiendo si se trata de sentencia o de auto; el
la procedencia de la apelación, y restringe la competencia 242 ordena que, sin trámite alguno, se admita el recurso,
del tribunal que ha de resolverla, a conocer sólo de los caso de proceder legalmente, y se remitan, al superior,
puntos relativos a los agravios alegacos.
los originales o las copias de constancia3, según proceda
El artículo 232 indica que la apelación puede aumi• de conformidad con la naturaleza de la resolución recu•
tirse en el efecto devolutivo y en el suspensivo, o sólo rrÍda y con los dedos en que se haya admitido la ape•
en el primero; el 233 dispone que la apelación en ambos lación· el 243 manda que, al admitir el recurso, se em•
efectos suspende la ejecu~ión de la resolución awlada, place ~í apelante para que, dentro de tres días y los que
mientras esté pendiente el recurso; pero sin perjuicio procedan por razón de la distanci¡~. osurra al tribunal
de las medidas de urgencia o de seguridad, respecto de de alzada a mejorar el recurso, mediante pliego que
las que no surte efectos la su~pensión, a no ser f¡lIe la QPntenga l~ expresión de agravios, según se .previene en
apeladóu. ven:e preci~amente sacre ellas; el 231 a¡,¡toriza el 244; el 245 dispone que el tribund de apelación, reci•
la ejecución de la resolución apelada devolutivamente, para bidos los autos o el testimonio, lo hará saber así a las
lo cual deben".dejarse los originales en el tribunal del partes, y, tres días despuós de que todas hayan quedado
conocimiento, y remitirse constancias certificadas para la notificauas, examinará y declarará, de oficio: 19 , si el re•
apelación, o a la inversa, según se trate de auto o de curso fue interpuesto o no 'in tiempo, y si es o no apela•
sentencia, y, si hay que remitir constancias, y el apelante ble la resolución recurrida, y 2°, si el escrito del. ape•
no las señalare al interponer el recurso, ha de tenérsele lante fue presentado en tiempo y contiene la expresión
por no interpue3to, porque el tribunal de apelación noCopia DOFde 29agravios,
- 56 (artículo 246); si se de·dara que la reso•
podrá juzgar de los agravios si el interesado no le p:r.o-. lución no es apelable o que no fue interpuesto en tiempo
porciona los datos del proceso, indisp.,¡usables para resolver el recurso, ya no es necesario decidir las cuestiones de
si se cometieron. Es verdad que los colitigantes pueden que trata el punto se¡undo; en caso contrario, en el
señalarambién constandas, y el tribunal debe insertar mismo auto se decidirá sobre si el escrito de continuación
las qu estime oportunas; pero, como las de aquéllos del recurso fue presentado en tiempo y conti~ne la expre•
serán las que les interesen para que no prospere la ape• sión de agravios, ¡(artículo 247); si la resolucion recurrida
lación, y las del tribunal es explicable que sean las que no es apelal¡le, o, siéndolo, no fue interpuesto en tiempo
justifiquen en sentido de la resolución, queda evidenciada el recuno, debe continuar el juicio por sus trámites de
la imprescindible necesidad del señalamiento de COl13tan• ley, y procederse a la ejecución, cuando CEe sea el caso,
cias por parte del apelante, hecha excepción, naturalmente, por lo cual se devolverán 103 autos originales que se
de los casos en que la apelación se refiera a cuestiones de hubieren remitido, y el testimonio de la resolución, (ar•
mero derecho, pues entonces basta con el solo texto de la tículo 248); si el recurso no fue mejorado en tiempo, o
resolución apelada, y con la manifestadón del re~urrente, no ~e hizo expresión de agravios, no hay materia para
de no tener constanc~s que señalar; los artículos 235 y la apelación, razón por la que debe declararse desierto
236 se ocupan de las fianzas y contrafianzas procedentes
el recurso, y que causé ejecutoria la resolución apelada,
para llevar adelan~e la ejecución y para evitarla, mientra~ para el cumplimiento de la cual se devolverán los auto J
esté pendiente el recurso; no ofrece este sistema novedad que se hubieren remitido, con testimonio de la resolución
alguna, porque simplemente se ha, adoptado el de g.uan• de alzada, (artículo 249); la disconformidad respecto a los
t:aG recíprocas previsto en materia de amparo, para la efedos en que se haya admitido la apelación, se ha de
r::spensión que no sea de orden público; si la resolución hacer valer dentro del día siguiente de notifi,~ada la
apelada no es smceptible d~ ejecución material, en las resolución de que habla el artículo 245, y se la ha de deci•
personas o en los bienes, es evidente que entonces no cabe dir, de plano y sin ulterior recurso, en el auto de que
exigir garantía alguna. El artículo 237 se refiere al caso se o(:upa el 246, (artículo 250); ~i se corrige la admisión
en que la apelación en ambos efectos se haya admitido de la apelación, se ordenará la remisión o la devolución de
en expediente tramitado por cuerda separada; no hay en• 103 autos originales, según que la admisión correcta sea en
tonces necesidad de enviar, para la apelación, más que ambos electos o sólo en el devolutivo, y se remitirá, al
(Ucho expediente y copia de las constancias indispensables inferior, copia certificada de constancias, o se dejará en
del principal; pero como la continuación de éste puede el tribunal de alzada, según que se trate de sentencia
tocar puntos comprendidos en la resolución .apelada, 'Para o de auto, y la apela::ión se admita sólo devolutivamente,
que é3ta sea respetada, en sus términos, mientras esté (art í '2ulo 251); si es procedente la substanciación de la
pendiente el recurso, debe dejarse copia de ella. alzada, y, en su caso, con·egida la admisión, en SU'1
Se procuró, en los artículos 238 a 240, establocer, sin efectos, se correrá traslado de los agravios a las demás
ambigüedad u obscuridad alguna, las reglas de proce• partes, por cin.:o o tres dia3, según ¡;e tra:e de sentencia
de!1:i:J. de la apelación; son ellas: a), sólo son apelablc3 o de auto.

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
30 DIARIO OFICIAL S:íbado 13 de marzo de 1943.

Quedó ya dicho qua una ulterior insbnci::t tiene por CAPITULO III
fin corregir los posibles O'1'ore3 cometidos en la anterior.
Según esto, debe verse la cuestión en el mismo estado I;enegada apelación
en que aperecía el proceso al dictar el inferior su reso•
N ada especial hay que decir de los artículos 21í9 a
lución; tal ~s la apelación propia o normal; es evidente,
266, porque su justificación es la misma que la de los
con respecto a ella, que ninguna prueba debe admitirse,
preceptos (,ue 1'2g1amentan los trámites de la apelación,
porque entonces ya no se juzgaría sobr2 errores, sino
en lo re'aiivo a expedidón y seguridad; por eso sus
sobre datos nuevos que ignorti el inferior. Sin em'Jargo,
dispositivos son análogos tratándose de términos, de seña•
razones de economía pro~esal indican la conveniencia de
lamiento de constancias, de examen oficioso sobre pro ce•
ampliar la apelación al conocimien:o de situaciones qU3
<lencia d~ la denegada, :en oportuna introducción y mejo•
no tuvo demostrada.3 el juez de primer grado; se tiene
ramiento, etc.; e igual analogía se observa respecto a
C'ntonces una apelación anormal o impropia, porque ya
consecuencias de no señalar constancias o dejar correr los
ro se va a conocer en segundo grado, para enmendar erro•
térr.lin03 le6'alC3 sin cumplir con las corre,pondientes obli•
res del 'primero, SInO que, en verdad, va a conocerse en
Ílnica instanda, desempeñando, el tribunal de apelación, gaciones. Sólo es de hacerse notar que la denegada, no
exactamente igual función que en los casos en que la teniendo por finalidad resolver nada sobre los puntos a
debate, no es, en realidad, un recurso procesal, sino un
ley no dé recurso contra una r~solución de primer gr~o.
Esta apeIa:ción impropia está prevista por el artí,eulo 253, recurso contra el órgano de primer grado, una verdadera
(ue autoriza la admisión de pruebas en la segunda instan• queja que ha de resolverse declarando que obró con arreglo
cia, siempre que no se hubieren recibido en la primera a de~ho o con su violación, el tribunal de primer grado,
por causas ajenas a la voluntad del interesado, o que al desechar la apelación; pero sin decidir nada respecto a
sean relativas a excepciones posteriores a In audiencia las cuestiones debatidas entre las partes o a sus reladones
de alegatos> de primera instan"ia, o a excepcione3 an~~­ en el desarrollo p¡¡ocesal, porcue de esto debe ocuparse un
l'iores de que no se haya tenido cono~imiento antes de verdade! o recurs@, el de apelación, caso de que se admita,
esa audiencia. En estos casos podría muy Lien disponer"e rJ re':o:ar el desechamiento declamado. Siendo, pues, la
que, acordada la recepción de esas I pruebas, por Rer le~al, cuestión propia de la dCllegada, juzgar da 1a justificación
volVieran los autos al inferior, déclarando insubsistente' la o injustificación con que pro~edi6 el inferior al no ad•
resolución apelada, para que, recibidas las pruebas, se mitir la apelación, no debe pc!'miUrse que sea juez y
dictase nueva resolución, y se con~ervase,' sin excepción, parte el órgano cuya actitud está a dÍ3cusión; por esto,
el sistema de conocimiento en dos grados ordenados jerár• el artículo 261 dispon3 que la denegada ha de admitime
Copia DOF 30 - 56
quicamente Se optó por mantener la apelación impropia, íJr7.osamente, en todo caso, y como, para decidir, basta
porque evita engorrosos trámites, e impide que vuelva a c~ocer si es o no apelable la resolución recurrida, según
conocer quien ya externó su juicio, pues, aun cuando pueda su naturaleza, y si :t.e interpuesto el recurso en tiempo,
cambiar la situación jurídica, eLeda la misma en todo, el artículo 262 no sanciona, con no tener por interliliesta la•
lo que no re::;ulte afectada por las nuevas p:'ueb~, y las de:legada, la falta de señalamiento de constanW;Ls por
partes tienen derecho de que no se altere el fallo en lo parte del re~urrente, pues es suficiente con la inserción
tocante a esos puntos no modificados, sino a virtud de de la re,so~ución apelada, y de la que negó la admisión del
un fallo de apelación (lue decida sobre agthvios hechos re~urso, con las notifié'aciones de ambas, para que el supe•

valer en relación con la parte no afectada por la~ nuevas rirr resuelva si cabe la apelaciún y si fue interpue,ta en
pruebas. El artículo 254 sE'ñala el término para la recep• tiempo. Si se revo~a la calificación del grado y se declara
ción de pruebas en la segunda inqtan~ia, y el 255 contiene admisible la apelación, según que ésta sea en ambos
la norma general de la apelación propia, con las cx~ep­ efectos o sólo en el devolutivo, se preparará su trami•
cione~ del artículo 2[3. tacién ron los origina~e,3 o nm copias certificadas, y se
Los artículos 256 y 257 ,contienen '.os triimHes para ~a fubl'tanciará el recurw conforme :¡, las disposiciones dd
resoluciÓ'tl de fondo de la apelación, y su comu.1La:ión capí 1 u' o anterior, como ¡;;e ordena en los artíeulos 265
al :inferior. y 2GG.
: El artículo 258 se ocupa de la revisión forzoza que
CAPITULO IV
láley establece respecto de algunas resoluciones. Este pre•
cepto sólo prevé el caso para evitar la COI' "e3ponlien"3 DL;;posLiones comunes
laguna pro('eJal; pero no tiene que fundar la necesiaal
o con"eniewia de la revisión de r¡ue se trata, pue, e'lo e1 I a3 raZ0nes (ue ilustran el contenido cel arUcillo 85
materia de la ley que la establezca, De todas maneras EOn las mismas en Que ~e funda el 267.
es siempre convierÜente aclarar que la revisión forzos~ El artículo 2G8 da solución a los >Ca:O:os de p~ndencia
no excluye la apélación, pues pueden concurrir amb03 (:e un recur30, al dictarse la sen' eT!cia de fondo. Caben
recursos en un mismo pro'~e"o; en efecto: una resolución apuí tres p0sibilidades: primera, la sentencia no fue re"u•
agravia a una parte; ésta tiene dere~ho de eme fe le repa• rrida, y el recurso pen('iente se refería a la tramitación
ren los agravios <,ue sufre; tal VeZ e::03 a;sravi03 n:> del prin~ipal; fegunda, no fue recurrida la senten-ia y el
tengan relación con los molivos por los que se e,tableció recurso pendiente e'l (n rela~ión.. con una ',:uestión inci•
b revisión forzosa, o a~aso se refieran a cuestione, paia dental, de,'iÍaC'ada del principal y a'ena al desarrollo pro•
las que no se e3tableció esa revisión. Por esto se con~luye cesal de éste, y tercera, fue re,~urrida la sentencia. En el
(pe, en ca~o ce concurrencia de ambos reru1'3OS, aunqu3 primer caso, la conformidad cen el fallo definitivo, 0, aua
Uíl mismo fallo se onupe de ello" ('a<:a uno f;igue BU propia dn est;! conformidad, el hecho de ('ue pase a la categoría
r.uerte, y la'procedenda <le uno no impid.:: la pro~eJen~ü ce CO'la juzgada y verdad le~al, impide toda modifica•
del' otro. cien <l:l ccn~cnic!o del pro:e,:o, y, por ende, 'n::l ~:u:_:::: ya

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
Sábado 13 de marzo de 1043. D 1 "\ R 1 O O F 1 e 1 A l. :11

surtir efecto alguno la resolución que se dictare en el La mejor recomenJa~ión ce la limpieza con que se
recurso pendiente; en el caso segundo se tiene una solución procede ~n la administración de justicia, es la publicidad
diversa, porque no influye la cuestión incidental pendiente de sus actos; pero e.3a publicidad no se debe permitir cuan•
en la suerte del prin~ipal, ni a la inversa, razón que im• do hubiere p('jigro de convertirse en fuente de escándaro,
pone reconocer la independencia recíproca de la suerte de comprendiendo en la palabra todo efecto socialmente perju•
la interlocu:oria y la definitin; poco más complicado es dicial derivado de b (livulgación, y tuJo efecto que re•
el caso tercero, porque puede influir o no, en el dictado ¿unde en perjuicio de la buena opinión y prestigio de que
ce la sentencia de fondo, lo que se re~uelva interlocuto• socialme¡te disfrute una parte; por e3to dispone el ar•
riamente, .Y aun puede' dar lugar a la modificación del tkulo 274 que puede el tribunal ordenar que sean secretas
contenido procesal, lo que obligaría a dictar nueva senten• las audiencias, cuando así lo juzgue conveniente. Por el
cia definitiva, en armonía con las modifi,~aciones sufridas contrario, la r¡;gla general, sin excepción, relativa al acuer•
en los datos del proceso; por esto se di;;pone que conozca do, es que éste sea reservado, porque se trata de un acto
del recurso pendiente quien debe conocer dpl interpuesto de la exclusiva corr.petencia de los jueces, en que nadie
contra la definitiva, para que los resuelva por su orden, más debe intervenir, ajeno al tribunal, ni partes, ni ex•
pudiendo pronunciar su fallo de fondo si lo resuelto en la traños al pleito, para garantizar la más amplia libertad
interlocutoria no influye ni puede influir en el sentido de en el dictado de las resoluciones
la sentencia, y, si sucede lo contrario, ha de posponer b Se ha rei~erado, tn el cur~o de esta exposición, el pen•
resolución de fondo hasta que quede cumplido lo mandado samiento fundamental que llevó a otorgar, a los tribuna•
en la interlocutoria; pero, si el fallo interlocutorio manda ks, las más amp:ias facultades investigatorias. Vuelve a
reponer el procedimiento, falta entonces la materia para presentarse o~ra oportunidad de insistir en las mismas
la sentenda de fondo, pues debe ésta didarse de nuevo, ideas, al tratar del artículo 275, que dispone que el juez
en concordancia con lo que resulte de la repo¿ición 'orde• ha de recibir, por sí, todas las declaradones, y ha de pre•
nada, y hasta que ello acontezca procederá el recurso con• sidir todos 103 actos de prueba. A través del contacto
tra el nuevo fallo, conforme a 1a.3 reglas ordinarias. . dire8to del juez con las partes, testigos y demás personas
que interveng~n e:1 la investigación, proporcionando ele•
El artículo 26!) sólo dispone que las resoluciones del
mentos para la fijación de hechos, se quiere que lleguen,
Pleno de la H. Suprema Corte de Justicia no admiten re•
a la conciencia de los juzgadores, impresiones directas
curso alguno. Obvias razones de conveniencia, por respeta•
bobre el proceder mismo de ,los sujetos informantes, para
bilidad del más alto tribunal del país, llevan a evitar la
poder pesar no sólo lo que queda asentado, sin vida, en
modificación de sus propias resoluciones, pues, de caber
los autos, sino, especialmente, las actitudes de los hom•
algún recurso, sólo sería el de revocación.
Lres, que e3 lo más expresivo para formar la convicción
Copia DOF 31 - 56
suore la verdad que se busca.
TITULO SEPTIMO
Cuando el tribunal es colegiado, sería sumamente en•
Actos procesales en general r:orro~o qU2 toda la instruc~iún se practicase ante él, por
lo cual ha sido costumbre tradicional, aceptada en la ma•
CAPITULO 1 ' yor parte de las legi¿laciones, encomendar la instrucción
Formalidades judiciales a en juez de su seno. En el párrafo segundo del artículo
<,ue se analiza, se conserva ese sistema, y, terminada la
La3 exigencias formalistas de un procedimiento sólo instrucción y discusién de la prueba, se ordena que los
tienen sentido hasta el límite en que se muestran indis• alegatos tengan lugar ya anLe el personal del tribunal
pensables para lograr la indiscuUbilidad del desarrollo del colegiado; pero enccmienr'a la elaboración del proyecto de
juicio, y la. idoneidad de su contenido para servir a los fi• ~ent(ncia al instructor, por ser quien ha estado en inme•
nes de la actividad jurisdiccional, de convertir, en mandato diato contado ca:] la3 parte, y demás sujetos que inter•
particular y concreto, el general y abstrado del derecho. vinieron en la instrucción.
Congruentemente con estas ideas, el artículo 2-:0 deja en• Para evitar di'aciones innecesarias y abuso de recur•
tera libertad de formas, para los casos en que la ley no SO~" sin más finalidad que entorpecer el curso del juicio,
contenga disposición e~pecial. el párrafo tercero dispone que las reclamaciones de las
Ya en otra parte se ha expresado por qué Jebe usarse parLe3, por violacionc3 del procedimiento, se res'E:l'varán
el:-l e~pañol, y no de otro idioma. Para asegurar la fiJe• para decidir sobre ellas al pronunciar la sentenci~, y. si
lidad de la~ constancia.~, e imposibilitar su alteración, se se estimare necesario, se ordenará que el instructor prac•
disponen las medidas aconsejadas por la prácti~a: escribir ticue las diligencias indebidamente omitidas, o reponga
fechas y cantidades con letra3; no emplear abreviaLuras; ti pro:,el:im!ento en los puntos en que sea necesario, para
testar, con una línea delgal!a, las frases o palabras equi• ',ue el l'ecbmante no quede sin defensa, hecho lo cual se
voc-;';das, que nun~a han de rasparse, y salvar, al fin, con lepelh'á la audiencia de alegatos, y se pronunciará el fallo.
toda preci3ión, los errores cometidos, ~omprendiendo la.> El artículo 276 exige las siguientes aclaraciones:
enmendaturas que se hayan introducido entre renglones. La fracc]ón 1 exime de la obligación de presentar los
Tal es el contellido de los arLÍcul03 271 y 272. documentos con que se acredite la representación con que
El deber de lealtad con que ha de procederse ante 103 fe actúa, cuando la representación proceda por disposición
tribunale3, para hacer posible la inve~tigaci5n de la ver· de la ley. Esto, naturalmente, no exime de probar que se
dad, está expresamente establecido por el artículo 273, está en el ,caso de la representación; v. gr.: el tutor sólo
que ordena la rendición de toda SU2rte d~ declaraciones, debe probar que lo es, sin que tenga que acreditar la
~ajo la pro~esta de decir vedad, y con apercibimiento de represcn:aciún, pues es, ésta, una cuestión de mero dere•
las penas previstas para el delito de iabedad en declara• cho, ene queda evidenciada con la sola demostradó~ del
cio:ws judi:iales. c;:;!"go, pOl'c;.UJ el c!erecho no está sujeto a' pru::Ja; l~ ,mis-

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
32 DIARIO OFICIAL Sábado 13 de marzo de 1943.

mo puede decirse del pallre, del albace:!, etc. La r8pre3en• imputable a b~ partes; e3 i!ldispen~able que se precise
tación de 103 funcionarios públicos se encuentra en igual a qué se debió su omisión, para establecer las consecuen•
caso; pero, además, si se trata ce aquellos que notoria• cias que sean debidas, según sea el caso. Para estos efec•
mente son reconoddos por los tribunales, no necesitan si• tos, el ,artículo 283 dispone que el secretario asiente ra•
quiera demostrar .:u cargo, atcn~o lo dispuesto por el 111'• zón de la causa por la Que no se practicó una diligencik.
tí,culo 88. Los ~rtículos 284 a 286 disponen la manera de
La f:-acción II evita que intencionadam¡mte dejen de ('ontr.r los términos. La única novedad que ofrecen con•
presentarse las ciJpias con que haya de correrse. traslado, siste en que, cuando no hubiese habido, de hecho, des•
para demorar la tramitación, prohibiendo dar entrada a pacho en uno o varios días, dentro de un término, no
la promoción, con las mismas consecuencias, por la pre• r,iendo imputable a las partes la inactividad, no deben
sentaci~n extemporánea de las copias que por la presen• sufrir perjuicio aleullo por ella, razón por la que se
tación extemporánea de la promoción, y, para la de• dispone, en el párrafo final del artículo 286, que, de ofi•
bida protección de las partes, se les autoriza a presentar do, en los casos de Que se trata, se aumenten, al tér•
una copia más de sus escritos, para que se les devuelva mino, el número de días en que no haya habido despacho,
firmada y sellada por el se:::retario, con anotación de la con la oportunidad debida, para que no se sufra inte•
hora y fl,~ha de presentación; quedando r.sí indubitable en nupción.
qué sentido y en qué cportunidad se hizo una promoción. Ha sido constante preo~upación evitar todo obs•
Los artículos 278 y 279 pel'mi~e:1 expedir a las par• táculo y toda incertidumbre en el desarrollo, procesal. La
tes, copias certificadas de los r.utos, sin audiencia previa impulsión de oficio Que se encomienda a' los tribunáles,
de los colitigantes. No se cansa perjLlicio alguno con la al lado de la que corresponde a las partes, es -el medio
libertad concedid::t, porque el mandato de expedición de más eficaz para garantizar el' desenvolvimiento normal;
copias se notifica a todos los interesados, quiene;;;, con pero para ello se hace indispensable que el simple trans•
igual deTech?, pueden obtener otras copias con que opo• curso de los términos deje establecida, con firmeza, una
nerse a 103 efe:::tos qUJ podrían hacerse derivar de las situación en el proceso, que -permita pasar válidamente
expedidas a un ,colitigante. a la etapa inmediata siguiente: por eso dispone el ar•
El artículo 230 pen~1ite la devolución de documentos tículo 288 que, concluidos los términos fijados a las par•
originales, dejapdQ copia certificada de ellos; pero siem• tes, se tendrá por perdido el derecho que dentro de ellos
pre que no haya habido objeción o que hubieren sido re• debió ejercitarse, sin necesidad de acuse de rebeldía.
sueltas definitivamente las he;:has valer. Además, con ex• El artículo 289 no exige aclaración alguna, porque
cepción de los documentos con que se acredite la persona• sólo contiene el mandato de ampliación de té~minos, aten ..
Copia DOF 32 - 56
lidad, en todo cazo de devolución de originales se dispone diendo a las distancias, cuando hayan de practicarse ac•
que se hagan, en ellos, autorizadas por el secretario, las tos judiciales o ejercitarse derechos fuera del lugar del
indicaciones necesaria3 para identificar el juicio en que juicio, y la ley no señale término especial, atenta la dis•
fueron presentados, e,xpresándo~e si está pendiente o si tancia. Nada hay Que decir del artículo 290, según el que
ya fué resuelto y en qué sentido. Con e3tos requisitos se son comunes los términos respecto de los cuales no dis•
busca para evitar el mal uso (!ue con frecuencia hacen ponga otra cosa la ley.
litigantes poco honorables, pues las constancias asentadas Razones análogas a las expuestas en ocasión del
informan inmediatamente si está "sub judice" una cues• 'artículo 288, fundan el 291, según el cual los términos
tión, o ya fué decidida, y en qué' sentido, con lo que se judiciales no pueden susp~nderse ni reabrirse, aunque,
evitan fraudes y promociones de nuevos j:,lÍcios, ayudando, en beneficio de la economía procesal, pueden darse por
así, a la buena y expedita administración de justicia. terminados por acuerdo de las partes, cuando estén es•
tablecidos en su favor.
CAPITULO II El artículo 292 toma como base, para el cómputo
de meses, el calendario del aiio, y, para el de días, el
Tiempo y lugar en que han de efectuarse
tiempo oficial, de las veinticuatro a las vfinticuatro
los actos judiciales
horas.
En el artículo 281 se indica qué días son hábiles Los artículos 293 a 296 se ocupan de los términos
para actuar, y qué horas; éstas son las comprendidas extraordinarios. Para la fijación de ellos, se tuvieron en
entre las ocho y las diecinueve. No tiene propiamente cuenta tanto las distancias como la mayor o menor fa•
real importancia la reforma introducida, aunque luego se cilidad en las comunicaciones. Siendo ésta, cuestión de
sdvierte (ue se gana en precisión señalando los -lími• mera prudencia, nada hay que agregar respecto al artícu-
tes mediante reloj, <::ue por la salida y la puesta del sol. 'lo 2S3. El 294 fija los requisitos de oportunidad en la
Puede presentarse urgencia para la práctica de ac• solicitud del término, y de fondo en cuanto a la preci•
tos procesales, en días u horas inhábiles; el artículo 282 sión de las diligencias que hayan de practicarse, y se
autoriza a los tribunales para practicarlos, indicando dispone Que sólo se suspende el curso del juicio, por la
cuáles sean; y la cal!sa urgente que concurra; pero, si pendencia del término extraordinario, al llegar a la au•
las diligencias se inician en día y hora hábiles, el hecho diencia final. La naturaleza especial del término extra•
mismo de que se estén realizando en la forma legal, y ordinario indica su unilateralidad, pues es evidente que
se continúen sin interrupción, se juzga suficiente para sólo la parte Que quiere aportar datos de fuera del lugar
que se tenga como habilitación tácita, cuando, en su del juicio tiene interés en el término; por eso, el ar•
desarrollo, se llega a horas o días inhábiles. tículo 295 restringe, a la parte que lo solicitó, el bene•
Una diligencia pudo no practicarse por imposibili• ficio del térntÍno, y 'sólo por el tiempo indispensable para
dad del órgano jurisdiccional, como v. gr.: la falta del llenar su fin, de modo que, si antes de fenecer se obtuvo
juez o del ministro ejecutor, como pujo serlo por causa lo que se buscaba, debe darse por concluido. Los térmi-

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
Sábado 13 de marzo de 1943. DL\H!(') OFICIAL 33
=
nos de f!ue se trata se han e3tablecido en razón de la r,¡ :u'tículo 311~} se reficro exclusivamente a In opor•
distancia, y comiJn.mdo (~ue, dentro tic ellos, po H 1 lU'1idud COlI I!Ue debe pl'acli ane lEn Ifo~i i 'a"iún, cita•
realizai',<e la prá~li~a jucii:bl (~ue se dC)sea y su comuni• cj:m o ('mlll~Q,ami(~l1to. :: di.'[JOnc, ins¡)i:',1do SlCmpl'¡~ en el
cación al tribunal del juicio, Lin importar qué dí¡.s pu• pliné'jpio de la expe(!L;ún ed la acll11ini.5üaciún de ju-,•
dieran ser inahábiles, por lo que dispone el artículo 2D6, ti~ia, Que tales actos Fe efectúen, lo más tarde, el día
que e"! el córi:puto del térmÍ'1o c:¡~racr..!i;:::;;0 1:0 ~e ~Íg'~ii2n.~C ~:! e~l (J.U~ F.c (~i~tC!l la:) 1"!-·,ol'.l~iJ:1;~ q'.l~ 1:)3

excluirán día,; por ningún motivo. ordenen, cuando el tribunal no dL1JUsiere otra oo.,a, eJé•
Se han establecido, en el ordenamiento, 103 términos cepciún, e:,ta úiLima, fundada en el respeto que debe te•
para los principales a~tos procesale~; pero como sería neroe de bs cirwn'itancias m:.'¡ltiple:l ~\le pueden pre,
imposible prever las innúmeras situaciones que presenta la f,entarse en el ejercicio de las funciones jurisdicciona ..
práctica de los tribunales, se han señalado, por el ar• les, y (u~, ¡J:ll'a la debida efir;a~b del pl'oceclimicnio, im•
t.ículo 297, siguiendo los precedente3 legislativos, diez días pondrán, en o~asi()nes, la ne~e"idacl de que los a,ctos de
para pruebas, y tres para cualquíer otro caso en que no o,ue se tra!a 3e efectúen en tiempo conveniente, señ~lado
f_xista término especial para la práctica de algún acto por Ir. prudencia de los tribunales.
judicial o para el ejercicio de algún derecho. El artículo 30·1 di~pone ~ue, teniend() por objeto in•
El artículo 298 faculta para encomendar la práctica formar debidamente a un litigante sobre la gestión de su
de diligencias fuera del lugar del juicio, al juez de Dis• contraria y el a::uerdo judicial recaído a ella, las notifi•
trito o de Primera Instancia de la circuli3cripción en caciones, citaciones o emplatamientos deben expresar el
que deban efectuarse; pero como puede sucw!er que, objeto de la diligencia, y agrega el precepto qUé deben
en el lugar de su residencia, no puedan praeti,;arse to• señalarse los r:ombrcs ele las personas con quienes deba
das las encomendadas, en beneficio de la expedidón de practicar"e, esto último por la obvia razón derivada de
la administración de justicia, se faculta al juez exhor• l'e legit.imi,lad para ser parte en un procedimiento, y que
tado para que, dentro de su jurisdicción, e:lccmiende, a exige, para la validez del mi~mo, que intervengan en 'él
su vep;, al juez local que corresponda, la práctica Ge las preci1'amente las pel'wnas a que se refieren los artícul03
diligencias pertinentes. Las mismas razones indkaron la 19 a (;9 del Pl'oyc:?Ío.
conveniencia de facultar, a la Suprema Corte de JmtL:ia, El artículo 305 no ofrece novedad alguna, porqt:e
para encomendar la prácti~a de toda clase de diligen• contiene el mandato común en toda nuestra legisbción
cias a cualquier autoridad judicial de la República, procesal, consistente en que cada litigante señale su
Los artículos 299 a 301 se refieren a la di!ib'encia• propio domicilio en la sede del tribunal, para recibir
ción de exhortos de los tribunales de la República, por notifi~aciones, e indirme el lugar en qU'3 ha de hacerse
otros tribunales de la misma. Se procuró evitar toda di• Copia DOF 33 - 56
la primera no~ificación a la persona contra la que pro•
lación que entorpeciese el curso de los juicios; por eso mueva. [in embargo, contiene este artículo un agregado,
se suprimió el requisito de legalización, teniendo en cuen• relativo a ('ue no es necesario señalar el domidlio de
ta lo dicho en relación con el artículo 130, y se dispu30 hs funcionarios púhlicos. Se estima conveniente la adi•
que la cumplimentación de los despachos o exhortos se ción, sólo con el fin de evitar ociosas discusiones sobre
acordase dentro de los tres dfas siguientes a su recep• la necesidad de hacer el señalamiento de que se trata,
ción, y se diligenciasen dentro de otros cinco, salvo que pues, aun reconociendo todos, que los funcionarios tienen
fuere indispensable tiempo mayor, caso en el cual se un domicilio oficial en donde deben ser notificados, se
faculta al tribunal requerido, para señalar el término argüía, ~in embargo, que, no estableciendo la ley excep•
que sea necesario. ción debía cumplirse con el imperativo de señalar dicho
Respecto de los exhortos internacionales, en el ar• domicilio, aur¡que el señalamiento resultase innece3ario.
tículo 302 se dispone que se sujeten a los tratados o con• El artículo 306 establece las consecuencias que se
venios en esta materia, y sólo, a falta de ellos, a las derivan de no hacer los señalamientos que exige el 305,
reglas establecidas en el Código Federal de Procedimien• consecuencias que son las que, en forma unánim~, ha
tos Civiles en vigor, que se consignan en el Proyecto previsto la legislación patria, y que consisten en que la
como fracciones 1 a V del artículo que se estudia. falta de indicación de~ domicilio propio ocasiona que la3
notificaciones personales se hagan, al omiso, conforme
CAPITULO III
a las reglas para las notificaciones que no deben ser
Notificaciones personales, en tanto <!ue la falta de señalamiento del
En los artículos 303 a 321 se han consignado las re• lugar para Clue sea notificada la persona contra la ('fue
glas a que han de someterse las notificaciones, citacio• se promueva, determina (lue no se practique la notifi•
nes y emplazamientos. Ha sido tomada en principal con• cación, mientras la omisión no se subsane, a menos que
sideración la experiencia de nuestros tribunales, para espontáneamente, dicha persona, ocurra al tribunal a
dar adecuada solución a dos exigencias, en parte contra• notificarse,
dictorias, consistentes, la primera, en obtener el máximo Los artículos 307 a 309 no ofrecen ninguna parti•
de seguridad de <!ue una promoción y el acuerdo a ella cularidad digna de mención, pues el 307 sólo dispone que
recaído han sido puestos efectivamente en el conoci• las notificaciones personales deben hacerse en el lugar
miento de la parte contraria, y, la segunda, en (ue, señalado, mientras no se haga nueva designación. La
llenadas las formalidades indisp€nsables, se tenga por razón de este mandamiento consiste en que no debe de•
suficientemente informada a la parte llamada a juicio, jarse, a la voluntad de una de las partes, la validez del
independientemente de que en efecto conozca el procedi• desarrollo procesal, por manera que, si una parte no co•
miento iniciado en su contra, para que el desarrollo pro• munica debidamente un cambio de lugar para recibir no•
cesal pueda efectuarse con validez obligatoria para los tificadoneg, las Que se le hagan personalmente en el
contendientes. lugar señalado han de te::er todo;¡ su validez :; ¡::roducir

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
34 DIARIO OFICIAL S:lhado 13 de marzo de 1943.

todos sus efectos, y Ei de ello resulta algún penU1LIO Respeeto de los artículos 31G a 321, solamente hay
para la parte omisa, ella es la únLa responsable, ,JOr que decir reue el 317 manda que se dé copia simple a' 103
no haber cumplido con un deber pro::esal establecido en interesados, de toda resolución que se les notifique, sin
su propio beneficio. El 308 disI;one que los tribunales necesidad de acuerdo judicial, fadlitándose, de esta ma•
examinen de oficio si las partes han cumplido con la nera, la ventilación de los juicios, y aligerando el tra•
obligación de señalar lugar para recibir notificaciones, bajo de las partes y de los tribunales, puesto que las
para el efecto de acordar que se proceda en los tér• primeras no tendrán necesidad de ocurrir constantemente
minos del 306, en caso de omisión. Es evidente que este en com;ulta de los autos, y los segundos no se verán
artículo tiene por objeto evitar demoras inútiles, y se o!Jligados frecuentemente a facilitarlos, para dicha con-
inspira en la idea básica del Proyecto, consistente en 5ulta, inter! umpiendo entretanto las actividades de los
atribuir, por igual, a los tribunales y a las partes, el im• funcionarios y empleados judiciales, con la agr~vante
pulso procesal. de distrapr su atención con la necesaria vigilancia que
dehen tener para que los auto"! puestos en manos de
Por último, el artículo 309 contiene los casos en que
los li' igantes !lO sean substraí(los ni mutilados ni alte•
las notificacione~deben ser personale!l; son ellos el em•
rados; y el segundo párrafo del artículo 319 limita la
plazamiento a juicio o primera notificación en un ne•
nulidad derivada de la omiRión de una notificación o
gocio; cuando hubiese estado paralizado el procedimien':
de FU práe'¡ca irregular, sólo a aquellas actuaciones ig•
to por más de seis mese3; cuando el tri hunal e<;'ime, por
noradas por el promoven+e de la nulidad, y a las que no
alguna -razón especial, que.una notificación debe prac•
puedan le;;alrn~nte subsistir o no pudiero~ legalmente
ticarse personalmente, y, por último,' a lo~ funciona•
practblr:,e sin la existencia previa y la validez de otras.
rios del Ministerio Público Federal. Este último caso ame•
Aquellas actuaciones Que tn nada hayán sufrido afec•
lita una somera explicación: los funcionarios del Ministerio
tación ![lor la omhión o irregularidad de la notificación,
Público están adscriptos a los tribunales, y tienen obli•
no exü,re razón para oue no subsistan válidamente; pero~
ga..ción de concurrrr normalmente a sus labores; esto in•
como no es posible establaccr un criterio general' ni
dica que los tribunales no tendrá dificultad alguna para
hacer una enumeración para distinguir esas actua9iones,
notificarlos, aparte de flue, r':pres~ntando :iÍempre el Mi ..
dada la inaharcable multiplicidad de situaciones procesa•
nisterio Público Federal intereses nacionales o de orden
les rene pueden pr~sentarse, el precepto deja la deter•
público, es elemental qlle se le informe personalmente de
minación de 103 alcances de la nulidad, a la prudente
las resoluciones de los tribunales, para que pueda des•
apreciación judicial.
empeñar con toda eficacia su cometido; puesto qU3 )lO
dii;'putándose intereses personales y propios del Procu•
rador General o de los agentef5, cualquiE'r cambio Copia
en DOF
el 34 - 56 LIBRO SEG mmo
personal de la institución determinará que el nuevo fun• Contención
donario que debe intervenir ignore los negocios que se
están ventilando, de manera que, si no se le notifica TITULO PRIMERO
personalmente, existe inminente peligro de que se c~use Juicio
per,iui~io a los intereses que defiende, sin qu~ exista
justificación para ello puesto que todo se obvia notifi• CAPITULO I
cándolo personalmente, como se dispone en la fraccióp. Demanda
IV del artículo 309.
En la parte general se expusieron los motivos que
Los artículos 310 a 315' contienen las rt'glas para determinaron la adopción de un tipo umco de juicio.
la validez de las notificaciones personales. El 310 (lis• Toca ahora tratar en detalle el articulado de esta partJ
pone que deben entenderse en la casa designada, con del Proyecto.
el interesado, su representante o procurador, dejando co• El artículo 322 contiene los rer:uisitos formales que
pia íntegra, autorizada, de la resolución que se noti• ha de satisfacer la demanda. La fracción 1 exige la de•
fique, y, tratándose de la notificación de la demanda, si signación del tribunal ante el cual se promueva, pue'1,
no se encontrare en la primera busca la persona que ha de no expresarlo la demanda, no se podría provocar la in•
de ser notificada, se le ha de dejar citatorio para que tervención estatal, por no saberse de Qué órgano se soli•
espere en la misma casa, a hora fija del día siguiente, cita; en tanto (Jue, haciendo la referida indicación, no
y, si no espera, la notificación se practicará por ins• ruede el tribuna1 negarse a conocer del asunto, sino
tructivo, entregando las copias del traslado. Estos re• por 'considerarse incompetente, como lo dispone el artíct:•
quisitos son los que la práctica ha demostrado que bas• lo 14. Conforme a la fracción n, deben precisarse las
tan para (me exista seguridad suficiente de que la partes actora y demandada, pñra conocer entre quiénes
persona notificada está en condiciones de conocer la {e• se ha de ventilar la controversia, una vez estableci1a S'-1
solución judicial y documentos ('ue se le comunir¡uen. legitimación para actuar; pero, como la práct¡'-a ofre•
Respecto de los artículos 311 a 315 sólo se requiere cé casos en que no es posible conocer contra quién deb')
mencionar ((ue el 312 permite hacer una notificación, fi• enderezarse la acción, y sería manifiestamente injusto
jando el instructivo en la puerta de la casa, cuando no imponer la carga de averiguarlo a <,uien tiene interé3
ocurran al llamado del notificador, o cuando la persona en demandar, ya que su acció::l Quedaría subordinada a
con ouien se entienda la notifi~ación se niegue a reci• C'onclidones no exigidas por lo ley, con el peligro de dar
birla; el 313 permite que la notificación ee haga en lugar a r:ue fe consume una prescripción, si no se ha
cualouier lugar, pero se exige entonces que el notifi- contado con elementos investigatori03 oportunos, se ha
. cad~r certifioue conocer penonalmente a la pergona no• . corregido la deficiencia de la lef"islación vigente, dispo•
tificada, o que ésta le ha sido Llentifi2ada por do~ tes• niendo ou(' no será neces¡:rio ill'H ~ar el nombre del de•
tigos de su conocimiento. mandado, ~.ino que bastará con la designacion inconfun-

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
Sábado 13 de marzo de 1!l<!.3. DIARIO OFICIAL

¿ible del inmueble, para que se tenga por señalada a Eignando a la persona moral contra la que se enderez'l
dicha parte, cuando se ignore quién sea la p0rsona con• la demanda, debiéndose tener por bien hecho el empla•
tra la, que deba entablarse la demanda, y la acción que zamiento si fe entiende con cualquiera de los miembros
ha de ejercitarse sea real, o de vacancia, o sobre demo• del consejo, junta o grupo director, pues no sería fac•
lición de obra peligrosa o suspensión y demolición de tible, en multitud de casos, tal vez en la generalidad,
obra nueva, o sobre daños y perjuicios ocasionad03 por que el notificador se entendiera con dicho consejo, junta
una propiedad fobre otra, o rle naturaleza análoga a la3 o grupo, para practicar con ellos el emplazamiento.
indicadas. La fracción III exige la determinación de lo,
elementos de hecho fundatorios de la demanda, para que
CAPITULO II
la (,()"'rf!n~rt" "ueda f'ontestarla y defenderse con el co•
nocimiento indispensable que exige la lealtad del dehate.
Emplazami()nto
Por las mismas razones, las fracciones IV y V exigen
la indi~ación del derecho con r;ue se pide, y el concreto
Los artículos 327 y 328 no ofrecen par~ irularidad
señalamiento de lo que se demanda.
'"
Los artículo, 32:1 y 324 exigen la presentación, con
digna de mención, porque el primero sólo contiene el
mandato de emplazamiento, que debe hacerse mediante
b (l""'anda, ¡lo 10'1 ¡]()r'umen+()s fundatorios de la mh;ma,
traslado de la demanda, para que se conteste en el tér•
y de los que hayan de servir de prueba'1 al actor: pero,
mino de nueve días, ampliado, en su caoo, en atención
como a nadie puede imponefse una obligación que esté
11 la distancia, y el segundo establece los efectos del em•
'imposibilitado de cumplir, legal o materialmente, se pre•
plazamiento, oue son los conocidos de prevenir el juicio
,'é que, cuando no estén a su disposición, designará el
en favor del tribunal que lo ordenó, sujetando al ampla•
¡>,etor el archivo o lugar en que se encuentren los ori•
zado a seguir el juicio ante él, salvo siempre el derecho
vinale" para (jue, a ~u costa, se mande expedir ropÍJ.
de promover la incompetencia, y producir todas las con•
de ellos, y, f'i se está en los casos del artículo 213, se
secuencias de la interpelación judicial, extremos que
admitirá la demanda sin los documentos funda!'orios, de•
no requieren eliPedal fundamentación, por no entrañar
mostrando la hnposihilidad de presentarlos, o de~larando
novedad alguna.
la causa de no poderlo hacer, cuando no pueda redir
pru""" "or~n hlec; I'xtrl'moc;. ("on po<;terioridarl a la pre•
sentación de la demanda, sólo se pueden admitir nue• CAPITULO III
vos documentos al actor: si no los tenía en su poder,
e hizo mención de ellos en la demanda: si han de ser· Contestación de la demanda
virle de pruebas contra las excepciones alegadas por
El artículo 329 exige ~ue la demanda se conteste
el demandado; si fueren de fecha posterior a la presenta• Copia DOF 35 - 56
negándola, confesándola u oponiendo excepciones, debien•
ción de la demanda, y, aun siendo anteriores, si, bajo
do el demandado referirse a todos y cada uno de los
protesta de decir verdad, asevera que no tenía conoci•
hechos comprendidos en la demanda, afirmándolos, negán•
miento de ellos, casos, todos éstos, en que es manifiesta
dolos, expresando los que ignore por n9 ser propios,
la imposibilidad de presentarlos antes.
o refiriéndolos como crea que tuvieron ~ugar, con la san•
No es una exigencia infundada la presentaf'ión de
ción de tenerse por admitidos los hechos sobre los que
los documentos con la misma demanda; su justificación
el demandado no suscite explícitamente f'ontroversia, sin
deriva del principio de lealtad con que ha de desenvol•
amitír3ele prueba en contrario. Las exigenf'ias de este
verse el debate, y de la experiencia de nuestro~ tribu•
precepto tienen EU razón de ser del principio de lealtad
r1.les, (llle demuestr'l (lU~, por la falta de mandato si•
en el debate, y de respetabilidad de los órgano,> jurisdk•
milar, litigantes poco limpios complkan, alargan y obs•
donales directrices esenciales del proyecto. Nada justi•
curecen la lith, con periui"¡o g-~~npral de la 'adminhtra•
fica silencios o reticencias en la contestación, puesto que
rión de jm;ticia y parHcular de la contraparte, guar•
la parte demandada goza de la más amplia libertad para
<lando cautelosamente qocumento, que exhiben de sor•
aceptar o rechazar simplemente los hechos de la demanda;
prefa. ile"concer'-<tndo al anversario v al mi,mo tribunaL
para exprefar que los ignora, o para afirmarlos con va•
Ya ha habido, en esta expo'id!¡'1. diversas oportu•
riantes de cualquier índole y signifi~ación, y, en cambio,
nidades nara sostenf'T que los tribunales deben admini'•
las eva"ivas y silencios se explican por el afán de reser•
trar verdadera justicia, eliminando. hasta donde es no<i•
varse libertad de poder falsear los elementos del litigio.
hle, la influenda perturbadora de la malicia o de la
El hecho mismo de la contestación patentiza que se han
ignoranda de los litil:!'antes, realizando. lo~ juzgadores,
una J1'''l'1u;na función de juC"es, y no de dómines' fuera conocido los términos de la demanda, frente a la cual, por
de sitio Por las mismas razone" ordena el artícu~() propio interés, la ~ontraparte debe pr~cÍ3ar su posi~ión de
325 (lue, ~i una demanda es obscura o irregular. debe defensa, de manera aue oueden definirlos, sin ambigüe•
el tribunal ordenar que f.e a~lare, corrija o complete n<'r dad ni contrarlicción, los términos precisos entre los que
puien la formuló, illllioándole, concretamente, su, defe"• f'e estahlece la oposj':ión que da lugar al proceso, y que
tos. En el mismo artículo se dispone (lue no e3 recurri• debe ser objeto de la composición coativa por parte del
ble el aut~ oue admita la demanda. Ello se debe a que Estado.
la part.e demandada, a pesar de que la admiqión fuese Inspirado en las mismas ideas ("ue el pr"ceden+e, el
irregular, no se ve limitada en su capacidad de defen<:t, flrtírulo 330 impide la ampliapión de la cOlltesta"ión, ('''an•
y, en cambio, se evi~a el engorro de un recurso que, sin clo no se haya contradelllunclado, para evitar ir fraccio•
('xageración, sólo ha servido para entorpecer el pro~e­ T'adamente planteando l:l defema, y modi[j~ándola mu•
dimiento. licio~amente para obtent'l" U'1 fallo f'ontrario a la ju~ti'h,
Las razones fun<bior;as del artículo :126 f'on obvi:n: y sólo nprmi'e la amnlia('iún de b dcfen~u (,t1'1nr~o q'
debe cumplirse con la fracción II del artículo 322, de- trate de excepciones supervenientes o de que no haya te-

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
36 DIARIO OFICIAL S.lbado 13 de marzo de 1943.

nido conocimiento el demandado al contestar; pero, aun ~35 permite <corregir, en cualquier e'3tado del juicio, la falta
en estos casos, justificados por la imposibilidad en que de pcrsonalitiad y todo defecto procesal que pueda subsa•
se encontraba el demandado para hacer valer defensas na1'se, para encauzar legalmente el desarrollo del juicio.
que desconocía o que no existían aún, la ampliación se Ee justificó ya la posibilidad dc hacer valer excepcio•
permite sólo una vez, hasta antes de comenzar la fase nes E:upervenientes o ignoradas al contestar. Correlativa•
de alegatos de la audiencia final del juicio, para evitar mente, el artículo 336 da oportunidad de rendir pruebas
la prolongación injustificada de los litigios, ya que se para dem03tr~,!'las, 'sin que la economía procesal resulle
podría alargar indefinida y maliciosamente la tramita• dañada ron ello, pon;ue el término concedido es de veinte
ción, si se permitiera una reiterada e ilimitada facultad días en el caso (xtl'emo, pues, si aun no se agota el de
de proponer nuevas defensas. prueba que esté corriendo, dentro de él han de rendirse
El artículo 331 no amerita motivación alguna, porque las que tiendan al fin indicado; pero ampliándolo con los
es la misma que se expresó ya al tratar de los artículo.3 que fdlten para completar siempre el de veinte días que el
323 y 324. artículo conccL<e, y que se' ha juzgado suficiente para no
Se consideró conveniente establecer una distinción _ dejar indefensa a la parte.
radical, de los efectos de la no contestación a la demanda,
según que el emplazamiento se haya entendido personal y CAPITULO IV
directamente con el demandado, su representante o\apo-.
Término probatorio
derado, o se haya practicado de manera diversa. En este
último caso, no existe evidencia de que haya conocido la El artículo ::1:l7, respetando el, principio adoptado,
demanda el interesado, porque, aun en la suposición más de que el impulso procesal corresponde, por igual, a las
favorable, siñ asomo de malicia" ni incuria, un simple partes y al órgano jurisdiccional, dispone que, transcurrido
olvido de quien haya redbido los documentos, explica sufi• el término para contestar la demanda o la reconvención, si
cientemente la falta de la conteJtación, lo que es bastante la hubo, el tribunal debe abril' a prueba el JUIcio, por un
para que la ley tutele situaciones de este género, evitando término de treinta días. N o se consideró conveniente esta•
que, sin culpa, se surtan efectos perju(liciale3 de grave• blecer un término legal, dentro de cuyos límites pudiera
dad, en contra de quien no hay seguridad de que volun• concederse el que el tribunal estimare suficiente, en pri•
tariamente haya omitido la contestación. En cambio, en mer lugar, porque sólo cada parte está en aptitud de saber
los casos restantes existe plena demostración de que e¡' qué pruebas y de qué naturaleza va a rendir, circunstan•
demandado conoció la reclamación, y pudo defenderse de cias ~ue, por ignorarlas el tribunal, lo inhabilitan para
ella, en los términos del artículo 329, por manera que,Copia5iDOF 36juzgar
- 56 ce las dificultades que ofrezca la rendición de las
no lo hizo, es lícito estimar que aceptó los hechos, en la pruebas, y, por ende, del tiempo que deba considerarse
misma forma en que deben tenerse por ciertos cuando, bastante para esa finalidad, y, en segundo, la práctica
al contestar, no se suscita explícitamente controversia, constante dc los tribunales ha demostrado qU&, en la ge•
respecto de lo cual nada hay que agregar, porque su j:J~titl­ neralidad de los casos, los términos judiciales son amplia•
cación es la misma de que se trató ya, en ocasión de dos, a petición de las partes, hasta el máximo legal, con
dicho artículo 329; pero como aquí cabe aún suponer, si lo que simplemente se hace más engorrosa la tramita•
no ignorancia de la demanda, sí olvido del demandado o ción.
imposibilidad de cualquier género, como mera confesión Los motivos funda torios del artículo 87, son los mis•
ficta se admite la prueba en contrario. mos del 338, razón por la que es innecesario repetirloJ.
Cuando el proceso se complica con una contrademanda Cuando una parte ha cumplido con los mandatos
o reconvención, se tiene una doble litis, con todas sus legales, realizando los actos indispensables para que se
características, sflo que sometidas, ambas controversias, le reciban los elementos de convi2ción que le intere3an,
a un tratamiento conjunto, en un solo juicio, en que 103 y no se recibe la- prueba por causas independientes de
contendientes son recíprocamente actores y demandados. su 'voluntad, sería inicuo dejarla sin defensa; por ello, el
Para conservar, al juicio reconvencional, su tramitación artículo 339 dispone que, en casos de esta especie, el tri•
propia, a pesar de seguirse conjuntamente con el iniciado bunal, a solicitud de parte, concederá un término pruden•
por el actor original, el artículo 333 ordena que, de la re• te, para recibir las pruebas de que se trata.
convención, se corr:¡¡,. traslado al actor, para que la contes•
El artículo 340 indica, en su primer párrafo, que,
te, observándose lo dispuesto en los artículos sobre de•
1:alva disposición en contrario, son aplicables, en toda')
manda y cont~stación, satisfecho lo cual es ya posible
las instancias, los artículos 338 y 339, f!ue acaban de ser
seguir conjuntamente los trámites de ambos litigios, pues• analizados. En su segundo párrafo concede, a los tribu•
to que los mi$m05 términos comunes dan oportunidad de nales, la facultad de disponer la forma y tiempo de pro•
que se lleve el procedimiento paralelamente, hasta el di3-
poner y recibir las pruebas, en todo caso de dilación
tado de la resolución definitiva.
probatoria respecto de la cual no exista prevención es•
Los artículos 334 y 335 se justifican con el imperati• pecial de la ley sobre los extremos de que se trata. Con
vo de que la justicia ha de administrarse con prontitud. esto se subsana cualquier laguna legal que al respecto
Por esto, como se expuso en la parte general, se procuró pudiera existir.
suprimir los artículos de previo y especial pronuncia•
miento, que, en la generalidad d~ los casos, sólo son puer• CAPITULO V
tas de escape por las ~ue los litigantes logran retardos
indf'bidos en la tramitación; pero, como la incompetencia Audiencia final del juicio
dcterr.1ina la nulidad de lo actuado, para evitarla, el artícu• Si no existe disputa sobre los hechos, el problema que
lo 334 hace una excepción de este caso, en tanto que el ha de decidirse es de mero dC:oC~:lO, l'a:::0Jl por la que se

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
Sábado 13 de marzo de 104:1. DIARIO OF'ICIAL 37

hace innecesarIa la prueba, a It1enos de que el derceLo ~ CAPITULO n


mismo deba probarse, pOI' tratarse (le uno de los casos Sentencia
previstos por el artículo 86. El artículo 341, afirmando el
impulso procesal encomenda,lo al tribunal, dispone que, El sistema de preclusiones adoptado, ¡;egún el cual
cuando no haya de rendirse prueba, se citará, desde luego, rasa el proceso automáticamente de un estadio a otro de
para la audiencia de alegatos, y se plonunciará la senten• su desenvolvimiento, sin nece~idad de acuse3 de rebeldía
cia. La misma razón de economía procesal funda el artícu• o de promoción de los inttl"2sados, permite que, excluida
lo 342, pues, en caso de que haya habido prueba, no es toda disputa sobre hechos :y derecho, lo que acontece cuan•
justificable retraso alguno en la tramitación, por lo cual do la demanda es confesada expresamente en todas sus
se ordena que el último día del térm;no de prueba tenga partes, o cuando, en caso diverso, el actor se manifiesta
lugar la audien:;ia final del juicio, concurran o ID las confollne con la conte.stación, se pronuncie la sentencia,
partes. sin más trámite, y así lo dispone el artículo 345.
La audiennia final del juicio ameriLa 1'11 tratamicnLo No se juzgó prudente exigir, en el artículo 3-1G, que,
un poco más detenido. Durante la instrucción se han estado en caso de haber audiencia de akgatof;, se pronunciase
aportando pruebas dngulare~, con j!1(lependencia las una:; el fallo en ella, porque, en primer luga¡·, las byes deben
de las otras, y conforme a 103 propósit03 de las parte3; [.el" tal>s que se l:umplan, y b expcriencia de 103 tribu•
r.ntes de te~m·nar la recepción de esas pruebás no e3 nales, en e"pecial ell materia de amparo, demue3tra que
no -se cumple sino en muy contados caso.; el imperativo de
dable estudihrlas en conjunto, para aprcdar en qué se
fallar en la auctien~ia, y, en segundo, es preferible permi•
armonizan o complementan, y en qué se oponen o destru•
tir una corta ~ilución, diez días según el artículo 347.
yen recíprocamente; no es posible tampoco apreciar obs•
para c;ue los juece$ maduren sus opiniones sobre bs pun•
curidades o contradicciones antes de que haya terminado
fU recepción. La actividad de las partes ha llegado a su
tos de la disputa; afirmen y aclan':l conceptos, y consul•
fin en materia de aportación de elemento~ de convi~ci~n; ten doctrinas y p¡ eredente3 juris]lru~lcnciale,;.
cada liligante ha 11eyad') al juieio lo que estimó bastan i e Entre las dcícn:i3s propuc:'tas, IJueden contarse al•
,para demostrar la podción que defienue en la d¡~puta. To• guna;; que no se enclerccen a tie.;tl'uir la acción in',enta•
ca ahora al tribunal pesar los datos que se le han aporta• da; son e11a3 de Tnevia n;solu:iull, y, por consiguiente,
do, para establecer la premi~a particular que pa de subsu• como lo dispone el artículo 34S, solo que no resulte
mir dentro de la general del derecho, para pronunciar alguna de esta especie jU:ltificad~, se entrará al estudio
fU fallo. Para el desempeñ'J de esta bbor fundam0n'al, ,del fondo del litigi,), para condenar o ab301ver, en tojo
la más delicada, a0uella en Que propiamen~e se realiza o en parte, según proceda. y :oi se j:.l~t:fica una de aquéllas.
la típica función .iurisdiccional, puede encontrar el tribu• se eludir.i el estudio de fulldo, Jej ..lltdo a sal vo los dere•
Copia DOF 37 - 56
nal conveniente adarar puntos obscuro,> o contradictorios chos del actor.
de la prueba; puede estimar que es posible afinar la prue• Se ha reiterado ya el conccpto de que el proceso
ha mecliante interrogatorios o explicaciones complementa• civil tiene por fin componer coactivame:Jte una controver•
rios, wgerirlos por el examen contradictorio de las pruebac; sia que las partes no pudiel:on solucionar voluntaria•
R:n~'ulare" rendidas. Para que logre ese perfeccionamiento menle. Los {rgano;; jurisdit cionale3 deben, pue3, limitar
en el campo de la anreciari,' n de lo~ plE'J11p'1 i ,O" el" heeh0 del la inLerve;¡dón de su autor:datl a 103 precisos términos
lili¡rio. el artículo 343 auloriza la di ;cu~iJn de la prueba, de h dispu:a, pues allí donde ésta no existe, carecen de
ex"lusivanH'nte cn los puntos y términos que el tribunal legitimarÍó¡l para de..cidir, bien entenciido qu,o se hata de
e"time ne"esario, y si'1 (lue las partes go-:en de facultad los extre:l1OS disputados que han ~ido sometido3 a su
para ampliar y modificar los extremos de la discusión, conocimiento, pues, aun habiendo controversia sobre cues•
porlJue ~ra se expreca que su finalidad es permitir Que el tiones d;versa~. nada tienen lo" tribunales que decidir
tribunal f-¡rl1'E' o períe"cione ~u crnvicción. Una vez agota• rei;pecto de ellas, J¡-Íentras no se les pida que lo hagan.
da'l las rr.ojbilldacle'l de aclaración y afinamiento de la y aun siendo de necesaria resolución para decidir sobre
rrueha. ~Mo resta la estimación jurídica del caso, con• hu cc;esliones propuestas, les está vedado r::>30lver mien•
forrne a la cu::¡l cada narte concluirá en su favor, seg-ún tras la liLis 110 se amplíe en los términos del artículo
con,+leraciones Que derive de los elC'l1entos de hecho fren• 77. Por e'lto, dispone el :349 que la sentencia se ocupad
te a las normas Que juzgue aplicable;;, y será Ile~ado, pa• exclusivamente de las persona;, cosas, aceiones y ex•
ra d irihunal, el momento culmlnante de su misión, en que cepcione,; (¡lIC hayan sido maCel;a de'l ju:cio; pero bas•
ht1)j·á de cxpresar su jui~io, a nombre del Estado y con i'l f:on Ciue una excepéÍún fica de mero derecho, o re•
LlCrza vincul:ulora para las partes, que valdrá como la sul~e comprobada de las constancias de autos, para que
verdad legal, y merecerá la protección de la autoridad. se tome en cuenta al decidir, pues, aparte del principio
agotada toda posibilidad de impugnación. En el dictado de de congruellcia, que limita la facultad decisoria del ór•
su f:11lo, puede el tribunal coincidir parcial o totalmente gano, debe re~petan:e el de lealtad de la disputa y el
con el parecer de una de las partes; puede coincidir par- c!e re"retabiliclad (:e la funci¿n jurisdiccional, que tiene
, c;almenie con ambas. o, por último, puede considerar el por fin pacificador el de realizar jLlsti~ia materialmente.
caso en fJrma diversa de las que cada litigante defienda. para que responda lo más cerca a las realidades de la
Para hacer posible d m:'lximo de información, aun en vida, extra procesales, cosa que repudia toda sumisión
este aspecto meramente técnico del caso, el artículo 344 a elementos formales de juicio (]ue se encuentren en
faculta a las parles para defender, mediante alegatos contradicción con los elato" significativos del proceso.
yerbale<; o esCl itos, ¡;u"' ¡wculial'es punto 3 de vÍ3ta, qU3 El artículo :}50 no exige aelara<"ión alguna, porque
pueden preoent:lr mm rn forma de IH:oyecto c:e scn~encL1. sólo con:iene el mandato de ut,soluciún para el Ca30 en
para la mej:Jr ilustraci:,n del tlibunal. (pe no se pruehe la acción

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
38 DIARIO OFICIAl. SáLnoo l~ de ml\fZO de 1943.

Ya se expresaron las razones por las que es indis• sus efectos quedarán sometidos a los de la apelación que
pensable, a veces, ampliar los términos de la litis. Esas el fallo admita, y si no es éste recurrible, sería contradic•
mismas razones justifican la excepción contenida en el torio que lo fuera su aclaración.
artículo 351, que autoriza para aplazar, dilatar, omitir
o negar una resolución, en tanto no se efectúe la amplia• TITULO SEGUNDO
ción. CAPITULO UNICO
Es obvia la motivación del artículo 352, pues si un Incidentes
litigio es complejo, es evidente que aquellos puntos que
no sean mera consecuencia unos de otros, o que mutua, De igual manera que el juicio, en lo principal, ha si•
mente se exijan, requieren un tratamiento especial para do despojado de cuanto formalismo pareció innecesario,
úecidir independientemente respecto de cada uno; por esto y propio sólo para complicar y alargar la tramitación.
se dispone que, cuando hayan sido varios los puntos li• en lqs incidentes se ha procurado obtener la mayor senci•
tigiosos, se hará con la separación debida, la declaración llez y expedición, sin dañar la seguridad indispensa•
correspondiente a cada uno de ellos. ble para una buena administración de justicia.
El artículo 358 establece la regla general de que el
Para evitar ulteriores juicios sobre f~utos, intereses, procedimiento incidental del Capítulo Unico del Título
daños o perjuiciOS derivados de lo que ha sido materia del Segundo del Libro Segundo es aplicable en los incidentes
que va a fallarse, el artículo 353 dispone que se fijará que no tengan señalada una tramitación especial; el 3tí9
tu importe en cantidad líquida, o se establecerán las ba•
distingue entre los Incidentes que ponen obstáculo a la
~,es con arreglo a las cuales deba hacerse la liquidación,
tramitación principal y los que no lo ponen; el 360 diJ•
'cuando no sean el objeto principal del juicio. pone que el traslado de la demanda incidental sea por
tres días, transcurridos los cuales se seguirán los trámi•
CAPITULO VII tes en igual forma que si se tratara del principal, según
~ue haya o no de recibirse prueba, sólo que los térmi•
Sentencia ejecutoria
nos se han reducido, a diez días el de pruebas y a cinco el
Cuando han precluido todas las impugnacione1, la de que dispone el tribunal para fallar. El artículo 361
sentencia de mérito no es posible ya de modificación o ordena que en los incidentes se respeten todas las dis•
substitución; se tiene entonces una verdad formal que, posiciones sobre prueba, en cuanto no estén contradicha3
por la esencial función pacificadora del fallo, correspon• por prevención especial, reduciéndose el plazo para ofre•
da o no a la realidad jurídica que debía protegerse, esto cer las pruebas pericial y testimonial, a los primeros
(3, ya se considere justo o injusto, debe valer como ver• tres días del término incidental. De igual manera que
Copia DOF 38 - 56

dad material, fuera del proceso, en las relaciones huma• en la sentencia de fondo, en la incidental, conforme al
'nas. Vale igualmente esta resolución para los extrañ03 Jlrtículo 362, debe hacerse la correspondiente aclaración
al proceso, en cuanto ellos carecen de legitimación res• sobre costas.
pecto de lo que ha sido materia de la controversia, pues, Así como la sentencia del tribunal de alzada no ad•
en caso de existir un extraño al pleito, que tenga autori• mite recurso alguno, tampoco lo admite la incidental dic•
zación para proveer al cuidado y dffensa de un bien tada por el tribunal de segunda instancia. Se juzgó aGÍ
_que haya sido materia de la controversia, en caso de con• debido, como lo preceptúa el artículo 363, atento a que
flicto será éste un conflicto diverso, no resuelto, que la audiencia de las partes, las pruebas rendidas, la po•
,pará lugar a un nuevo proceso entre partes diversas, sibilidad de su discusión en la aud:encia final del inciden•
parcial o totalmente. Existirá, entonces, o una premisa te, y los alegatos de los interesados proporcionan, al
general distinta ~e la establecida en el juicio concluido, tribúnal, con la amplitud y profundidad debidas, los ele•
o una particular diversa, cuando no lo sean ambas. La mentos indispensables para tener cabal conocimiento de
cosa juzgada o verdad legal vincula, además, al órgano los términos de la controvenia incidental, de mollo
jurisdiccional, en procesos futuros, pues sólo de esa ma• que se tiene con ello un máximo de seguridad que en na•
nera puede realizarse la función pacificadora para la que da mejoraría si se concediera el recurso de revocación,
ha sido creado, ya que fácilmente se comprende que se _por no caber apelación contra el órgano de segundo grado.
eternizarían las disputas, volviendo nugatoria la labor de Por último, para evitar disputas inútiles sobre 103
los tribunales, si existiera po~ibilidad de anular o modifi• efectos de las resoluciones incidentales, el artículo 364
car la verdad legal establecida. Los arlículo 354 a 357 se dispone ~ue las sentencias de esta especie no surten efec•
ocupan ee la sentencia ejecutoria y cosa juzgada. Nada to alguno más que en el juicio en que hayan sido dicta;
hay que agregar a lo dicho. sino que se ha establecido, das, a no ser que la resolución se ;efiera a varios jui•
con entera nitidez, que causan ejecutoria, de pleno de• cios, pues entonces su mismo sentido indica que surti•
recho, las sentencias que no admitan recurso y las con• rá efectos en todos ellos.
sentidas expresamente, en tanto que las restantes, sien•
do contingente que no hayan sido recurridas, o que, ha• TITULO TERCERO
biéndolo sido, se haya declarado desierto él interpuesto o
haya desistido de él, el recurrente, para que tales extre• Suspensión. interrupción y caducidad del proceso
mos se precisen, el artículo 357 dispone que, en los casos CAPITULO 1
de la fracción 11 del 356, se requiere declaración judicial.
Suspensión ,
la que será hecha a petición de parte. Teniendo por fin,
la aclaración de sentencia, simplemente completar o pre• Si el órgano jurisdiccional, por razones de fuerZa
cisar los puntos decisorios de un fallo, es evidente que mayor, no está en posibilidad de funcionar, o si alguna de
la aclaración, en sí misma, no debe ser recurrible, pues las par~es o su representante procesal, sin culpa alguna

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
Sábado 13 de mnrzo de 191J:>. DIARIO OFICIAL 30

!Suya, se encuentra imp03ibi:itado para cuiJar de sus inte• 'litigantes existen, sólo que coJocala alguna en imp03ibi•
l'eses en el litigio, es evidente c;ue no puede desenvolver3e lidad de defenderse, en e:;t05 otros ca~O:5 una de las par•
con validez la relación procesal, porque falta, en el pr:• tes, en el sentido substantivo o procesal, ha desapareciC:o,
mer caso, el órgano tutelar de la relación, y, en el segun• por muerte o extinción de otra espede, según que se tra•
do, uno de los términos entre los que esa relación se te de personas físicas o morales. Se pre3enta entonces
establece. El artículo 365 no hace otra cosa que recono• 'una verdadera interrupción en el curso del desenvolvi•
cer la posibilidad de las situaciones de hecho de que se miento de la relación procesal, que no puede reanudarse
trata, al disponer que son causas de suspensión del pro• sino hasta que se constituye una nueva parte, la causa•
ceso, de pleno derecho, con declaración judicial o ;,in habiente, a título universal o singular, de la desaparecí•
ella. ,<la. o hasta que pro~esalmente se constituye la nueva
Otros motivos de suspenSlOn, de orden puramente parte encargada de cuidar de la defensa, dentro del jui•
CIO. de los intereses litigiosos, si se trata de muerte del
técnico, se han previsto en el artículo 366, que se refie•
re a los casos en que especialmente lo ordene así la ley, representante procesal. Tales son los motivos funda•
y cuando el dictado de una decisión esté subordinado
torios de los artículos 369 a 371, respecto de los cuales
a la existencia de una resolución que ha de pronunciarse nada hay que agregar a lo dicho en el capítulo prece•
en negocio diverso. oente, como tampoco requiere especial moti~ación el 372,
porque es la misma del 3Gt!.
"Cn estado de su:;pensi,:n ee; una anomalía en el jui•
cio, que exige que, con toda exactitud, se precisen su 3
CAPITULO III
términos inicial y final, especialmente para los efeci03
de la determinación de los actos procesales incfi~aces, Caducidad
según el artículo 368. Por esio, el 367 dispone que se ha•
gan constar, en los autos, el estado de suspensión y la En los dos capítulos precedentes se han tratado anor•
cesación del mismo; pero como la suspensión, por su pro• ma:idades r:ue se presentan en el desenvolvimiento de la
pia esencia, es un mal necesario en el desenvolvimiento relación procesal; pero que no extinguen dicha relación.
procesal, debe desaparecer en el mús breve plazo, razón En el presente capítulo se han agr'.lpado, bajo la
por la que el mismo artículo, en su segundo párrafo denominación de caducidad, aquellos casos de anorma•
dispone que, si la suspensión es debida a la imposibilida,1 lidad Que cvilan que se pronuncie se:1tencia de mérito,
de un procurat1or, no ha de prolonga;se por mis de un pOl' haber desaparecido la controversia que consti•
mes, y, si, pasado ese término, suh'1i3te la cau~a, següil'it tUla el motivo de la disputa, o por háher desapare•
el ~,roceilo su curso, siendo a perjuicio de la parte si no cido, aunque sea transitoriamente, el Lltel'és que mo•
Copia DOF 39 - 56
provee a su representaci¿n en él. vió a la., partes a l'eqtlCl'Ír la intel'vcn,~ión del tribunal;
Si, por imposibilidad de hecho o de derecho, exi3te pérdida de inte~és que se eniiende no sólo cuando así se
l:n e~tado de suspensión, la consecuen~ia normaí e3, COll10 desprende por actos positivos de los litigantes, sino por
en todo caso de violación de leyes plOhibitivas, según lo mero abandono del pleito, por un término que prudente•
dispone el artículo :l68, la nulidad de lo actuado durante mente se ha juzgado bastante para hacer presumir la
la suspensión, hecha excepción de las medidas urgente3 falta de interés, y que la fracción IV del artículo 373 ha
o de aseguramiento, respecto de las cuales, por su espe• fiJado en un año. E:;ie ultimo caso de caJuciJad se ha
cial naturaleza, no es requisito la posibilidad actual de argüído que no debiera dal'~e si el negocio está ya para
defe,nsa de la contraparte, puesto que se decretan sin sentencia, pues entonces no hay abandono, atento a qu:!
Plevia auaiencia suya. Igualmente se dispone que son e~i­ ya agotaron las partes sus posibilidades de defensa, y
caces los actos ejecutados, durante la suspensión, por toca sólo a los tribunales hacer la aplicación del derecho
tribunal diverso del que conoce del proceso, a no ser al caso particular sometido a su resolución. No obstan:~
que la suspensión se d~ba a imposibilidad de las partes la fuerza aparente de estos .argument03, se consignó el
para cuidar de sus intereses en el litigio, pues e3 eyiden• caso aludido con toda su extensión, en primer lugar, por•
te que entonces e'xiste la misma imposiLilidad, cualquiera que su finalidad esencial es la de que no se acumulen
que sea el tribunal de que se trale. indefinidamente los negocios en los tribunales, sino que
l'ápidarnente desaparezcan de la atención de los mismos,
Por último, si b suspenBión es un estado de parali• para que puedan dedicarla al tratamiento de los nuevos
zación de la actividad procesal, el tiempo que ella dure pleitos que se les someta\l, esto es: es una razón de in•
no debe computarse en ningÚn término, y así lo dispone terés público, la de la expedición de la justicia, ante la
el párrafo úllimo del precepto que se estudia. que cede todo interés part~ular, y, en segundo, no es
verdad que haya terminado la ingerencia de las partes en
CAPITULO JI los juicios que estén pendientes de sentencia, pues su in•
terés está vivo, y, mientras el Estado no satisfaga sus
Interrupcién
demandas de impartir coactivamenie justicia, estún le•
Los casos de suspensión 8e dan cuando existen los gitimad03 para exigir el dictado del fallo, tanto más
términos entre los que se establece la relación procesal; cuanto que es exclusivamente por su inú~rés por lo que
pero alguno de ellos está imposibilitado para atender a se ha puesto en movimiento el órgano jUl'i3diccional. Por
su defensa en el juicio. Pueden presentarse anomalías último, reiteradamente se ha dicho que d Proyecto está
de especie diversa en el desenvolvimi::mto procesal; tales elaborado sobre la hase de un perfecto eqUlhbl'io de
sQn las tratadas en el capítulo que se comenta; consi3- facultades entre las partes y 103 tribunale3, para impul•
ten éstas en una ruptura de la relación procesal, pues, a mI' el descnvolviJllien~o procesal, equilibrio que se con•
diferencia de los casos de suspensión en que las partes SCl'-:a púra d caso de caducidad que se estudia, pues

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
e 40 DIARIO OFICIAL Súlmrlo 13 dú marzo de 1!)43.

tanto a las partes como al órgano, les compete hacer (¡ue te: si In caducidad es <!eJ¡Ua a convenio, se estarú a la
el juicio llegue normalmente a su fin, y para que cadu• voluntad ele las partes sobre este capítulo, y, si nada con•
que se requiere la abstención concurrente de los tribuna• vinisron al respecto, ha de pl'esumirse que renunciaron
les y de las partes. a toda reclamación sobre co;;tas; si se trata de desisti•
miento de la IJl'o,;ecución del juicio, ant.es dd emplaza•
Los casos más obvios que evitan a los tribunales
pronunciar su fallo, son el de cumplimiento vo!untal"l0 de miento de la contraparte, como ésta no ha sufrido aún
la reclamación, el de convenio o transacción de las partes, molestia, ni ha sido obligada a hacer gasto alguno, nin•
y los de cualquier otra caU3a que haga desaparecer subs• gunas costas deben causarse; pero si se trata del caso
tancialmente la materia del litigiú, pues, si no existe del cumplimiento vol~ntario de la reclamación, con ello
controversia que componer, no es posible ya que se ejer• se admite la legitimidad de la misma, y por ende, han
za la esencial función de substituirse el Estado, a las par• de sufrirse las consecuencias conexas, en relación con
tes, en la composición del pleito. gastos y costas, que deben cubrirse con arreglo a lo
mandado en el capítulo II del Título Primero del Libro
Los órganos jurisdiccionales son puestos en movi• Primero. Si la caducidad es debida a abandono, la falta
miento por gestión de parte. Cuando ambos litig:mtes e3· de interés por lo principal demuestra, superabundante•
tán comormes en que el juicio se tenga por no iniciado, mente y con mayoría de razón, esa misma falta por la
dependiendo de la voluntad de ellos la intervención esta• accesoriedad de gastos y costas. El diverso tratamiEmto
tal, es evidente qlLe no puede llevarse adelante el prc.re-( c1e los rasos expuesto,; e3tá consi¿llprlo en lt¡s artículo"
so, como tampoco puede serlo cuando el actor desiste de 376 y 377.
seguirlo, sin que, hasta el momento del desistimiento, ha•
ya sido llamada la contraparte mediante el traslado de El artículo 378 precisa las consecuencias de la cadu•
la demanda, que es cuando se perfecciona la relacivn pro• cidad por desistimiento o por abandono., Si las parte3
no tienen voluntad de proseguir el juicio, lo actuado pier•
cesal.
de toda significación, porque cada acto procesal es sig•
En su oportunidad se trataron los casos de amplia• nificativo sólo en tanto que, coordinado en la serie de
ción del contenido de la litis, bien por iniciativa de las pasos del desenvolvim:ento procesal, sirve como prece•
partes, bien por mandamiento judicbl. Paralelamente el,ente de la resolución final que ha de dictarse, y si ya
a esos casos de ampliación, se presentan los de extindón -ésta no se habrá de dictar, todo lo hecho carece de fina•
parcial de la materia controvertida. Se opera entonces lidad, y las cosas han de quedar como si no se hubiera
una caducidad del proceso, limitada a los puntes respedo interpuesto la demanda, es decir, se rrulificará "ipso
de los que ya no se requiere que el .órgano ejerza su jure" todo lo actuado, y no podrá invocarse en ningún
función de componcdo..l coa<:tivamenie; pcl'éI qu:;da vivo Juido .futuro. Esta última consecu~ncia amerita má3
el proceso respecto de los puntos restantes, en relación Copia DOF 40 - 56
profunda aclaración. Se dice Que, si e}.lste una prueba
con lo~ cuales ha de pronu!1Giarse la sentencia de mérito, rendida con todas las formalidades legales, v. gr.: de
como lo ordena el artículo 374, para los casos compren• peritos, testigos, documentos o confesión, 'es absurdo pri•
di40s en las fracciones 1 a JII del 373. varla de valor. Es ésta una consideración completamente
Los casos de caducidad por actividad de la' p~.!·.'c~, wperficial del problema, poraue una prueba en un juicio
o sean los consignados en las tres prime!'as fr:.,r~cione,; del no tiene valor aislado, sino ~ue ha de ser vista en con•
artículo 373, exigen, como es obvio, Que llcglien al CGllQ• f!rontacióP con otras, tanto de h misma parte como de
cimiento del tribunal los actos deierminrrntes de ia cadu• su contraria; si en un momento del juicio pierden las par•
cidad, requisito que, una vez satÍiSfe:ho, será el funda• tes el interés en continuarlo, ya no se preocuparán por
mento de la resolución que declare la ca(!u~idad, y que rendir pruebas destinadas a destruir los efectos perjudi•
será dictada a petición de parte o de ofi~io. E!1 cr,mbio, ciales de las ya rendidas, y, por comiguiente, éstas que•
la ca<iucidad por inactiviJad, por ~u esencia mi3nu, re• darán sin otros elementos adecuados para precisar su
pudia toda iniciativa de las parte3 y del órgano jUl isdic• valor en la disputa; en el mundo de las relaciones huma•
cional, por lo que es correcto afirmar que se opera ,le ple• nas todo es cambiante, y esto explica que las cosas y
no derecho, por el simpb transcurso del término in.:i:ado las personas se alteren o desaparezcan. con el tiemno, y
en la fracción IV del artículo 373; pero si la caducidad d, en el momento del abandono de un juicio, existía la
que se COlE i!.':na en esta fracción se open( en la se:~un(k'l. posibilidad de presentar unos documentos, de dar fe de
instancia, habiendo ya sentencia de fondo de primer gra• una cosa, de poder proporcionar los datos' para un dicta•
do, como ya ésta decidió las cuc<;tiones conol'overtidas, men pericial, de obtener una confesión o la declaración
no puede presumirse, con el aln:.ndono de l::t apelación, si• de tpstigos, es evidente que e3a posibilidad puede ya no
no que las partes se confJ!'maron con el :Callo pronun• existir en el futuro, y sería inicuo que se aprovechase lo
ciado, razón C!u~ funda la conclusión de que la caducidad, Rciuado en el proceso raduco, rontra quien, precisamente
en estos ca'3OS, trae como consecuencia que cause ejecu• por haberlo dejado caducar, no aportó oportunamente los
toria la sentencia de primera instancia. El artículo 375 datos que entonce"l pudo llevar para contradecir los que
1 a sido elaborado en congruencia, con las idcas pr3cedea• le perjudicasen. Además, ya en oportunidad anterior se
tes, distinguiendo los caS03 de caducidad por actividad fundó debidament2 la car~ncia de valor, en juicio di•
de las p:}l'tes de los de jnactividad, y, entre estos úllimo'l, . verso, de las pruebas rendidas en otro.
u(,neHOd en C,l,e ya exiate sen~encia de mélito de primer Corolario de la nulificarión radical del juicio cadu•
grad">. ('(), e3 que la caducidad misma no influye en nada sobre
Todavía da lugar, la distinción entre caducidad por las relacione'! de derecho existentes entre las parte~,
~~tivÍllad y caducidad por abandono, a un tratamiento J)ues la caducidad tiene sig:nificado sólo procesal o for•
diverso de los casos, en materia de costa:;. EviJentemcn- mal, y de manera alguna substantivo.

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
Sábado 13 de marzo de 1943. DIARIO OFICIAL 41

TITULO CUARTO centro del plazo de cinco días, contado a partir de la


fecha en que se haya ordenado la medida, con la sanción
CAPITULO UNICO de quedar sin efecto aquélla si no se presenta la demanda
Medidas preparatorias de aseguramiento y precautorias dentro del indicado término. No es inútil insistir en que
las medidas de que se viene tratando, aunque destinadas
Los artículos 379 a 383 se ocupan de aquellos caS03 a llenar función análoga a la de los interdictos, nada
en que el ejercicio de una acción está condicionado a la tienen procezalmente que ver con estos últimos; en efec•
inspección de determinadas cosas, do::umentos, libros o to: los interdictos exigen un conocimiento sumario de
papeles. No debe nadie recibir perjuicio por la negativa parte de los tribunales, en tanto que las medidas de que
de otro a proporcionarle la información que tiene dere• se trata, repudian ese conocimiento, no prejuzgan como
cho de exigir para poder intentar su acción, por esto se lo hacen aquéllos; los interdictos terminan con una deci- '
dispone que, previa ia comprobación de ese derecho y sión de los tribunales que vale interinamente, mientras
de la necesidad de la medida, debe el órgano jurisdiccio• se dicta otra definitiva en un procedimiento de conoci•
nal ordenar la exhibición; pero dando oportunidad de oír miento plenario, en tanto que las medidas adoptadas sólo
en defensa, mediante el expedito procedimiento inciden• imponen paz a las partes, sin prejuzgar de sus derechos,
tal, a la persona de quien se pide la exhibición, si é3ta obligándolas a la quietud entre tanto el órgano jurisdic•
se opone a lo mandado, y, en caso de incumpjÍl11lento, lla cional resuelve la controvesia <1ue se le proponga. Se di•
de hacerse uso de los medios de apremio para que el in• ce que los interdictos decideÍl a veces con efectos defi•
teresado obtenga los datos que necesita para proponer su nitivos; es, ésta, una errónea consideración: por esen~ia.
demanda. Mientras esté pendiente la exhibición, existe las resoluciones en los interdictos son provisionales, y
una causa patente que justifica el no ejercicio de la ac• si en ocasiones no se propone ya un juicio plenario, ello
ción, porque nadie está· obligado a lo imposible, y es, és• se debe a conformidad de las partes, a su abstención, y
ta, la razón por la que se dispone que se interrumpe la de manera alguna a la naturaleza del fallo del interdicto,
prescripción, siempre que la demanda se presente dentro que no surte efectos de cosa juzgada, sino que vale sólo
de los cinco días siguientes al en que se efectúe la exhibi• interinamente. Ahora bien, esta situación de conformidad
ción, o dentro de los cinco siguientes al en que judicial• o abstención también se da, como no podría ser de otra
mente conste que aquélla no puede efeCtuarse. manera, en las medidas adoptadas en el Proyecto, pues
En los párrafos tercero, cuarto y quinto del punto JI nada obliga a las partes a proponer la demanda, sien•
de la parte general de esta exposición, se trató, con la do a su perjuicio conformarse con la medida, con la ex•
atención necesaria, la supresión de los interdictos y la cepción del artículo 386, que, por la inversión de la car•
adopción de un sistema de medidas cautelares que llena ga de proponer la demanda, determina que quede sin
con exceso la finalidad que se buscaba a través de 103 in•Copia DOFefecto
41 - 56 la medida si no !:e presenta la demanda en tiempo.
terdictos. A lo dicho en la oportunidad mencionada, sólo Aparte de las medidas exhibitorias, indispensables
cabe agregar, particularmente respecto de los artículos rara intentar la aeción, y de las de mera conRervación, des•
384 a 388, que el primero faculta para decretar las me• tinadas a impedir violencias entre las partes, en el mismo
didas necesarias para mantener la situación de hecho . capítulo se han consignado las llamadas precautorias, o
existente, antes de iniciado el juicio o durante En des3.• sean aQuellas medidas destinadas al aseguramiento de
nollo, sin audiencia de la contraparte, la que queda pro• bienes que sean la materia del litigio, o que sirvan para
tegida de los efectos de la medida por la garantía que de• garantizar el re~¡Jtado del juicio. El artículo 389 dis•
be otorgar el que la solicitó, en los términos del artícu• tingue los dos indicados casos. Si se trata del embar•
lo 387. La mantención de las cosas en el estado que guar• go de bienes para garantizar el resultado del juicio, en
den, se dijo ya en la parte general, y así lo dispone el caso de que éste no se inicie aún, debe el interesado fi•
388, no prejuzga sobre la legalidad de la situació:1 que se jar el importe de la demanda, como lo dispone el artículo
mantiene, ni sobre los derechos o responsabilidadeg de 390. E!'1te embargo se jU3üfica por el temor de Que no
quien la solicitó, pues su finalidad única es evitar a~t03 ~ea posible hacer efediva la sentencia, en su oportuni•
de violencia de las partes, obligándolas a abstenerse en dad, razón que paralelamente justifica que sea levanta•
tanto los tribunales no decidan sobre las cuestiones con• do, si la parte ejecutada otorga i3ufi('ientf~ garantía para
trovertidas Que se les som0tan pOI' quien tengan interés responder de los re~ultados del juicio. Se suprimió la
para ello, cosa de que se ocupan 103 artículos 335 y 386, exigencia común en nuestra legislación, consistente en
los cuales difponen que el Que tenga interé3 en que se cemostrar la necesidad del embargo; ello se fundó en la
modifique la situación de hecho existente, es quien debe práctica constante de los tribunales, que demuestra que,
proponer la demanda, a menos que la mantención de 103 (''1 la cuasi-unanimidad de los cosas, las pruebas son arti•

hechos en el estado que guarden entrañe la suspensión de ficio~amente preparadas, aparte de que se juzgó incom•
una obra, de la ejecución de un acto o de la celebración parablemente superior deiar. bajo la responsabilidad de
de un contrato, pues entonces la demanda debe ser pre• los interesados, la obtención de esta medida de asegura•
puesta por quien solicitó la medida, atento a que, propia• miento, con la carga correlativa de garantizar los efectos
mente, una suspensión en la realización de lo que se esta• nocivos que con ella se puedan causar a los colitigantes,
ba efectuando o iba a efectuarse, coloca al solicitante en como lo di~pone el artículo 391, con lo que se obtiene un
el puesto de quien tiene interés en mod:ficar el estado doble beneficio: primero, depurar al juicio de pruebas
de cosas existente, de manera que esta situación justifi• inútiles y en ~u gran mayoría falsa~, y, segundo, hacer
ca el desplazamiento en la carga de proponer la deman• eue el embargo no se practique sino cuando se tiene una
da; pero como, obtenida la !;uspensión, podría dañosa• fuerte seguridad en el derecho que se defienpe, y duda
mente prolongar!'<e por tiempo indefinido, para pvitarlo igual de poder hacer efectiva la sentencia. pues nadie
dj;¡pone el artícu:o 386 que ha de pre3entarse b demanu:l se expondría a pagar los daños y pcrjuicio~; posibles,

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
42 I"lIARIO OF'IC:IAL !')jbado 1:1 de mnrZ('J de lD43.

derivados del embargo, si e3 muy insegura la situación tienen l('gitimación para imponer obligaciones a las par•
jurídica que defiende; pero, si se trata del aseguramien• tes, dentro de los límites en que las autoriza la ley.
to mismo de las cosas, libros, documentos o papeles sobre
que verse el plefto, es evidente que ya no se está frente TITULO QUINTO
a un mero valor abstracto, y aun cuando siempre sería Ejecución
posible, en el supuesto de la desaparición o deterioro de
lo que es materia del jdicio, exigir el pago de daños y CAPITULO' 1
perjuicios, la más elemental previsión indica la conve• Reglas generales
niencia de procurar ~ue la obligación se cumpla directa• Los re~uisitos de la demanda de ejecución son los es•
mente, y no esperar a que haya de convercirse en la
tablecidos en el Título Primero, Capítulo I del Libro Se•
rEparación de daños y perjuicios; por esto, el ardculo 392
gundo, razón por la que nada hay que agregar al respecto;
autoriza el depósito o aseguramiento de las cosas, libros, pero, si la ejecución tiene por base una senteneia ordina•
documentos o papeles constitutivos de la reclamación, sin ria pasada en autoridad de cosa juzgada, como entonce3
que se pueda evitar la medida mediante contragarantía, está ya establecida la verdad de los puntos de hecho y de
como lo dispone el artículo 393, pues ninguna puede ha• derecho que constituyeron la materia controvertida" ver•
ber que impida la poEibilidad de destrucción, pérdida o dad que el Estado ha reconocido y garantizado con su
deterioro de las cosas de que se trata, y, como en el caso
autoridad, sólo debe ya procederse a la ejec'uciÓll, según
del, 391, debe otorgarse garantía por el que solicita la
lo sentenciado y condenado, como así lo dispolle el al'•
medida, cuyo importe fijará el tribunal, con el auxilio
tículo 400.
de un perito, si así lo estima necesario.
La acción ejecutiva no se dist:ngue procesalmente de
Para evitar inútiles repeticione3, el arLículo 394 re• la no ejecutiva, bino en que principia el proceso por em•
mite al procedimiento establecido en el Capítulo VI del bargo o aseguramiento de bienes bastantes para garanti•
Título Quinto del Libro Segundo, para la práctica de z::!r el resultado del juicio, tanto en lo principal como en
las medidas' precautorias a que se refiere el artículo 389, sus accesoriedades, o, en su caso, los daños y perjuiei03,
las cuales, dada su finalidad, el 395 dispone que se decre• en los términos del artículo 401. Al tratar de los docn•
ten y despachen sin audiencia ni previa notificación al mentos ejecutivos se estará en la oportunidad de discntir
ejecutado, para no darle oportunidad de que se coloque sobre las razones justificativas de la ejecución previa al
en conJiciones de que la medida ordenada resulte nu• dictado del fallo.
gateria.
El artículo 402 no requiere especial motivación, por•
El artículo 396 concede apelación en ambos efectos
Copia DOF 42 - 56que no hace otra cosa que remitir al Capítulo II del Título
contra la negativa de la precautoria, y sólo en el devo• Primero del Libro Segundo, para los efectos del emplaz.a•
lutiv:o contra su concesión. La distinción es elemental, miento al demandado, luego que se haya practicado el
porque, en el primer caso, nada hay que ejecutar, y, en aseguramiento, en caso de que no cumpla lo que se le
d segundo, si se concediera en ambos efectos, podría el demanda, al requerírsele para que lo haga.
ejecutado ponerse en situación de hacer imposible el ase•
guramiento, en caso de confirmación de la medida. Las razones fundatorias 'del artículo 332 constituyen
también el fundamento del 403, sólo que aquí, por existir
Un aseguramiento antes de presentar la demanda, una prueba preconstituida, la no oposición del demandad,),
sólo se justifica que perdure si el juicio se inicia; es una su mero silencio, cuando personalmente o su represen•
¡;ituación anormal que debe durar el término estricta• tante o apoderado ha recibido el emplazamiento, hace
~ente suficiente para intentar la acción; ese plazo lo presumir su conformidad con los hechos y derecho aduci•
ha. fijado en cinco días el artículo 397, con la sanción de dos en su contra, razón por la que se dispone que, sin
que la no presentación oportuna de la demanda determi• más trámite, se pronuncie sentencia de condena y se pro•
na la restitución de las cosas al estado que guardaban sigan los procedimientos de ejecución, si de los mismos
antes de dictarse la medida. documentos acompañad03 con la demanda no apareciese
El artículo 398 prevé la consecuencia común a los justificada una excepción. No entraña esto contradicción
.casos de no interponer la demanda en tiempo, a que se alguna con el principio dispositivo que norma la defensa,
contraen el 397 y el último párrafo del 386, en relación pues el mero silencio del demandado no puede expresar
eOIl la garantía otorgada, disponiéndose que n3 se can• otra cosa que su conformidad con todo el contenido de
celará, sino que durará el tiempo indispensable para la la demanda, sin hacer discriminaciones absurdas que lle•
prescripción liberatoria, salvo convenio contrario de la3 varían a estimar que el demandado a:!eptaba solamente
partes, pues, si el aseguramiento se practicó sin justifi• lo perjudicial y no lo que le fuera favorable, posición ésta
cación, como se desprende de la mera omisión de la de• de abierta contradicción con la naturaleza humana, que,
manda, los daños y perjuicios derivados de la medida de• por lo contrario, siempre está dispuesta a aceptar lo fa•
ben quedar garantizados mientras sea posible su recla• vorable, y a repudiar lo adverso.
mación, esto es, por el tiempo necesario para prescri• No puede desconocerse la posibilidad de que surjan
bir. excepciones con posterioridad a la audiencia final de la
Por último, el artículo 399 dispone que nO podrá prac• última instancia; si antes de ejecutar el fallo no se per•
ticarst' diligencia al~una preparatoria, de aseguramien~o mitiera tenerlas en cuenta, como, re~pecto de ellas, no
o precautoria que no esté autorizada expresamente por la existe cosa juzgada, se daría lugar a que se intentara un
·ley. Este pre::epto no hace otra C03a Gue reproducir el nuevo juicio para hacer valer los derechos dé'rivados de
principio de r:ue a nadie deben causarse má3 molestia:; esas excepciones, cosa contraria a la economía procesal y
CJue las que la ley permite, pues las 'autoridade3 sólo al dispositivo constiiudonal de que la jU3ti:ia debe m!mi-

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
Sábado 13 Le mnrzo de ln43. nlAnIO OFICIAL 43

nistrarse con expedici 'n, para c\'it¡:r lu lual, el arUcub la autoriJat! judicial, y n'.-Lo,; dcn1J3 l!l\l'Umellt03 que,
404 permiLe la opo,;ición de las cxcepcioncs ue quz se tr~­ conforme a la ley, traigan aparejada ejecución.
ta, siempre que se acredilen por prueba documen',al o Los artículos 403 a 414 reglamentan el procedimie:l•
confesional, o que reEulten directamente de la ley, de• to mediante el cual han de ser reconocido3 los document:n
biendo decidirse sobre ellas mediante el sencillo procedi• privados, para que den lugar a la ejecución. El 408 diE•
miento incidental, y para evitar el posible a!'tificio de quepone que el reconocimiemo s610 puede exigirse de la per•
se pudiesen hacer valer nuevas excepciones supervenien• sona obligada, del albacea de su sucesión, del represe:1-
tes, ilimitadamente y sólo con la finalidad ue prolongar el tante legítimo del obligado, del representante de un ~:.l­
procedimiento y evitar la ejecución, el mismo artículo dis• sente o ignorado, 'del gerente, presidente o director de
pone que, una vez resuelto el incidente de que se ha hecho una soce:aad o asociacilln, del que lleva la firn:a social y
mención, ya no se admitirá excepción alguna contra la eje• del mandatario con poder bastante; es decir: el recono•
cución. cimiento sólo puede exigirse de quien tenga legitimación
La sentencia ejecutoria establece la verdad legal pro• para salir a la defensa del demandado, razón común ju 3-
tegida por el Estado; la posibilidad de hacerla cumplir tificativa de todos los casos a que el artículo se contrac.
e" una cuestión fáctica, correspondiente al mundo de los El 409, en gracia de la brevedad del procedimiento, dispo•
I echos, por manera (!ue la parte condenada, por actos pro• ne que la lilación para el reconocimiento se haga por
pios, puede ponerse en conJiciones de evitar la ejecución, una sola vez, col' apercibimiento de que se tendrá por
aun con las consecuencias de su responsabilidad, que pue• hecho el reconocimiento si la persona citada no concurre,
de adquirir caracteres deliclivos. Es evidente que, al rz• cuando sea la signataria, o cuando el documento esté fir•
querirse la intervenciún del Estado para componer coac• mado a su ruego. Si la persona citada concurre, pucc!e
tivamente una controversia, lo que se busca es la compo• reconocer pura y simplemente el documento y la firma
sición directa de la misma, esto es: se pl.'etende que, por que lo subscribe, como pueJe reconocer sólo ésta y nQ
la intervención de los tribunales, se disfrute de la situa• aquél, o sólo parcialmente su contenido, pues no se e3-
ción jurídica protegida, lo que indica que es cuestión de capa que un documento puede ser falsificado en su texto
mera prudencia dar oportunidad para que se asegure la o en su firma, o adulteraao, por lo que distingue los ca•
ejecución, aun en los casos en que la sentencia establezca sos que se han expuesto, el artículo 410. El 411 previene
un térm:no para el cumplimiento Je la !l<bligaci5n, pues (1ue 'debe tenerse por reconocido un documento cuando no
el hecho de que se conceda una dilación para cumplir b comparece el signatario del mismo o la persona que deba,
sentenciado, de manera alguna se opone a la conveniencia reconocerlo, cuando ·otra haya firmado a su nombre, así
de practicar un aseguramiento que garantice que el fallo cO,mo cuando las personas indicadas se nieguen a contes•
tar43 categóricamente
habrá de cumplirse, al vencimiento del plazo concediJo.Copia DOF - 56 si reconocen o no el documento, esto
Tal es el senlido del artículo 405, que sólo agrega que último con fundamento en la razón ya reiteradamente
las transacciones o convenios judiciales o extrajudidales aducida en el cuerpo de esta exposición, de la obligación
ratificados judicialmepte, se equiparan a las sentencias, de lealtad con que deben conducirse las partes dentro del
por la obvia razón de que surten el mismo efeclo que és• juicio. El mismo, precepto dispone que el reconocimiento
tas, puesto que ponen fin, definitivamente, a las cuestio• ficto se rige por las reglas de la confesión ficta, por lo
nes controvertidas. fiue nada hay c;ue agregar a lo que en su oportunidad se
dijo respecto de la confesión de que se trata. El artículo
La negativa a despachar la ejecución, dispone el ar•
412 no amerita un tratamiento especial, puesto que no
tículo 406, es apelable en ambos efectos. La razón de ello
dispone otra cosa sino que es competente, para conocer
es la que se expuso ya, al tratar del artículo 396, en lo
del reconocimiento, el que lo sea para conocer del juicio,
relativo a la negativa de despachar alguna dc las medi•
y que la citación debe hacerse en la forma prescrita para
das autorizadas pUl' el 389.
la confesión, ruestión ésta de la que ya se trató en su
oportunidad, Ya se indicó que uno de los fundamentos de
CAPITULO II la previa ejecución, consiste en la seriedad de la prueba
preconstituida; cuando esta seriedad no existe, por la de•
Documentos cjc::utivos ficiencia del l'econocimieato, ü!ta la base de la ejecución,
razón por la f!ue el artículo 413 dispone que no es ejecu•
La ejecución previa está fundada en una prueba pre•
tivo el 'documento que no haya sido reconocido en su to•
constituida y en la convenIencia de asegurar bienes sobre
talidad. En cambio, la ~eriedad de las inscl'Ípcione3 del Re•
qué hacer efectiva la reclamación, para evitar que el de•
gistro Público de la Propiedad, a la:5 que se conceden efec•
mandado se coloque en estado de insolvencia, haciendo
tos aun en contra de terceros, ha determinado que se dé
nugatorio el posible fallo condenatorio que favoreciese al
(al'ácter de ejecutivos a los documentos privados inscrip•
actor; pero la prueba preconstituida debe ser de suficien•
tos, si son escrituras de venta, permuta, hipoteca o pren•
te fuerza, de manera que ofrezca garantía bastante de
da, según lo dispone el artículo 414.
que no será destruida, sin que ello signifique que la
prueba presentada surta efectos definitivos, pues ya se No Lasta la sel'ÍeJad de la prueba preconstituida y la
ha visto que, aun despu0s del fallo, pueden sobrevenir convenien~ia de asegurar los resultados del juicio para
nuevas situaciones de hecho o de derecho, que suministren que se despache una previa ejecución, pues nada la justi•
una excepción al demandado. El artículo 407 consigna las ficaría si no existiese una obligación qué cumplir, no su•
pruebas que pueden dar lugar a una ejecución previa, son jeta a término ni a condición, Son estas las razones fun•
ellas, por su orden: l.-Las sentencias ejecutoriadas; n,• datorias del artículo 415, que prohibe despachar ejecu•
Los documentos públicos que hac~ri prueba plena; I1I.• cLn, no obstante el carácter ejecutivo de lOs documentos,
Los docur.1entos privados reconodlos an~e r:o~arb o ~n:e cuando las obligacionc3 están sujc~as a término o a con-,'

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
..44
DIARIO OFICIAL Rúhaclo 13 de marzo de 1D43.

dición; y el 416 todavía establece otro neceJario correc• su!:J::.tantivo. en mater'a de cumplimiento de las obligacio•
tivo, pues si la obligación sólo es cierta y determ:nada en nes. El segundo párrafo de la fracci6n IV del citado ar•
parte, sólo por ésta debe despacharse la ejecución, ya qU3 tículo 421, E<e ocupa especialmente del caso de desocupa•
no hay justificación para trabar aseguramiento respectivo ción de una finca, y dispone que sólo puede ordenarse en
de lo que es incierto o indeterminado. sen:encia definitiva, haciemlo así desaparecer el lanza•
El artículo 417 no requiere motivación particular por• n:iento antes del fallo, que no se justifica, puesto que es
que sólo contiene el mandato de que se practiG,ue la li• igualmente posible que la sentencia sea absolutoria que
quidación, mediante el procedimiento incidental, cuando conde:1utoria, y con el lanzam:ento se causan daños y mo•
así se requiera para poder despachar la ejecución. lestias de gravedad, e irrepumbles, pues la privación de
Propiameñte el artículo 418 podrá haberse suprimido, la cosa, aun en el supuesto de que sea restituida a virtud
en atención a que el actor puede obtener una providencia Gel fallo absolutorio, es imposible de reparación directa,
precautoria para garantizar los resultados del juicio, puesto que el tiempo es irreversible, de modo que sólo
cuando no pueda obtener una previa ej2cudón por tratarse sería posible una reparación indirecta,' a través del pago
de un documento privado no ejecutivo. No obstante, se de daños y perjuicio,,:; pero para garantizar suficiente•
incluyó el artículo de que se trata, para hacer posible mente al actor, en el mismo párrafo se dispone que proce•
la aplicación del procedimiento. ejecutivo, con to"a~ sw; de el aseguramiento de bienes, por el importe de las pres•
consecuencias, entre las que se cuenta la de dictar senten• taciones reclamadas y de los dañ03 y perjuicios.
cia de condena por la falta de oposición del demandado,
Ct:ando sea designada persona para oue eump:a la
con la consiguiente economía procesal; pero, en iodo caso,
obligadón en lugar del obligado, no hay motivo para que
garantizando previamente los daños y perjuicios que pue•
se exponga el nombrado a tener que sufrir la pérdida
dan ocasionarse con la ejecución.
de su trabajo, o ver.se en la necesiJad de entablar un
Nada hay qué decir del artículo 419, porque sólo di3- jnicio contra el obligado, para obtener su pago; .por estu,
pone que la ejecución puede prepararse por alguna de las el artículo 422, dispone que, antes de hacer su trabajo,
medidas del 'artículo 379, de que ya se ocupó e3ta expo• tiene derccho de obtener que se le asegure su impor~e,
sición, y en cuanto se refiere a las obligaci01~cs alternati• fijado por aruerdo con el obligado o por medio de peri•
vas, cuya elección corresponda al deudor, respetando a to~, y si aQuél se rpsish a hacer el pago, la p~rsona nom•
la ley substantiva, sólo manda que, antes de de~pachar brarla puede obtener que se despache ejecución por la
la ejecución, se requiera al deudor para que haga la elec• c'1nQ,larl ronv('nida o por b oue acuc'l'de el tl'jl)unal con
ción, con apercibimiento de OUC, en "su rebeldía, ~erá he• vista de los c1ictám('!Jes pcl'Í jales.
cha por el tribunal o por quien corresponda, de conformi• Si la ol)Ji~ariól1 ('onoiote en U'1a 1"1er" alntN1.~ión,
dad con lo establecido en el contrato o en la ley. Copia DOF 44 - 56 ~flo ha de f,eñalane el término a partir' del cual debe
('] ob]ir.;aé'o abstenerse, cua;-¡do no ha sido señalado en 1~'\
CAPITULO III sentencia o en el documento eje:?utivo base de la acción,
como así lo dispone el artículo 4.23. ,
Formas de ejecución
Fuera de los casos e,pen!ales que pan' sido trafados,
En los artículos 420 a 428 se han consignado las nor• el artículo 424 prevé el caso g::meral de ejecución, dis•
mas a que ha de suje~arse la ejecución. En primer lugar, roniendo que se reouicra al de:.¡dor para que, en el aeo
debe darse oportufidad al obligado para que voluntaria• de la diligencia, cubra lag prestaciones reclamadas, y, si
mente cumpla, si la obligación consiste en la ejecución no lo hace, que se le embarg-uen bienes sufidentes para
dE! un hecho o en la prestación de alguna cosa, con;1O así fatisfacer la rcclam:ación, sin darle oportunidad de q'JC
lo dispone el artículo 420, que au j oriza la conce~ión de U'1 pueda colocarse en estado de insolvencia; y para breve•
plazo prudente para el cumplimiento, si no es~uvicl'e fi• dad riel procedimiento, en el artículo 425 se ordena que,
jado en la sentencia o en el documento ejecutivo; pero en el, auto en que i"e despache la ejecu~ión se preveng'a
si, p'asado el plazo, no cumpliel'c el ohligaJo, son de apli• a lri~ partes c!ue, dentro de tres días, nombre cada una un
carse las regla3 del arí.Ículo 421, que distingue 1:15 caS03 perito valua<!or, y, entrambas, un perito tercero, con
siguientes: si el hecho fuere" personal y no pudiere pres• apercibimknto de (lue los nombramientos que omicienon
tarse por otro, podrá el ejecutante reclama¡' el pago de los hará el trihunal.
daños y perjuicios, a no ser que se hubiere pa::ta,.Io alguna Puede sur-eder qu!' la (><)°a cier' '1 V ¡Jr>te1'm;l1U'la por
pena para el caso de incumplimiento, pue~, ent()l]Ce3, la la que se despache eje('ucifm no exista ya 'al tratar de
ejecución ha de despachar~e por la ¡¡e,Ja partada; ~i el llevar~e a efedo la' ejecución mandada, como puede tr.m•
hecho pudiere prestarse pOl' otro, ruede el ejecntanle ele• H:m acontece r cue la haya ocultado el deudor o que
gir entre que el tribunal dco,igne persona'; que lo realicen ~implemente PO an'lrez"a; no puede enton~e3 cunmlirpe
en el término Que les señale, a costa del obli:6ado, o e~:igir directamente la obliga~ión, razón por la que se faculta
el pago de daños y perjuicios; si el hecho consÍ3te en el al ejef'utante para recJam~l' ~u valor, inter!>~"<:; " (lañ~<:;
otorgamiento de un documenh, lo o'f)~¡;arí d t,.j1mnal, y perjuidos, por las cantidades que especificadameni.e
en rebeldía del ejecutado, y si co;-¡shticr8 en la en~.reg,1 fiie, por las cuales se despachará la ejecución, sin per•
de alguna finca o cosas,-docmmentos, libro; o papeles, dc• juicio de Que. practicllclo el aseguramiento, se substan•
be hacene uso de los medios de apremio, para obtener la cie la oposición del ejecutado, por el expedito procedi•
entrega. La elemental distinción de los casos consign:td03 miento incidental.
releva de una exposición más detallada, ya quc no hace El artículo 427 recpeta a los terceros, librándolos de
más que respetarse la naturaleza de la obligación, p'¡ra la ejecudón, a no ser en los ca~os de acción real, y
hacer que se cumpla direciamente cuando e3 posible, re,• cuando jutlicialnrente se haya declarado nula la enaje•
petándo::e, af p!'opio tiempo, las cbro..:ici:Jr.e:o cel dercc:lO nación ~or la r:uc a:lquirió el tercero.

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
Sábado 13 de marzo de 1!)43. D 1 A R 1 O O F I C 1 .\ L 45

Tratándose de ejecución de sentencia3 dictarlas en el persona que se encuentre en la casa o con el vecino
extranjero, no se juzgó pertinente establecer reg~as ca• plás inmediato, en la inteligencia de que, si la casa se
suísticas, que en todo caso resultar;an insuficientes y encuentra cerrada o se impidiere el acceso a ella, el
que podrían encontrarse en oposición con los princlplOs ejecutor recurrirá al auxilio de la policia, y hará que,
del derecho internacional; por esto se dispone en el ar• cn ca30 necesario, sean rotas las cerraduras, para prac•
tículo 428 que: las sentencias extranjeras que hayan de ticarse el embargo en blenes que se hallen dentro de la
ejecutarse por los tribunales mexicanos no han de ser ('a~a, con 10 0ue !lO se hace má" que ponl:1' la fuerza del
contrarias a las leyes de la Hepúhlica, a los tratados () Estado al servido (le la Justicia, ya que la abstención o
a los principios del derecho internacional, regla é"ta que la resistencia de una ele las partes no debp producir efec•
tiene toda la generalidad exigida, y ('ue permite la mayor tos perjudicial('s para la contral ia; el 4:;;) dispone que,
libertad de apreciación sobro cada caso particular que si no se obtiene el pago~ se proceda al embargo de bienes
la práctica ofrezca. en el domicilio del demandado o en el lugar en que se
ellcuentren los que han de embargarse; el 434 contiene
CAPITULO IV limitativamcnte, en sus quince fracciones. la lista de los
bienes que no pueden ser ,embargados, sobre lo que nada
Oposición de terceros a la ejecución hay qué decir, porque, en lo ¡;snel'al, se trata de los
I,llismos casos que tradicionalmente se consignan en la
La práctica de los tribunales ha comprobado un fre•
l('gisladón patria; el 435, cuidando de que una ejecución
cuente entendimiento entre actor y demandado en U71
no prive al deudor de sus medios de subsistencia" para
juicio, con el fin de trabar ejecución contra quien no tie•
qlte no se convied.a en ur.a cal';;a social o se vea arras•
ne controversia alguna con ell03. Para remediar ese hado hasta el deUto, dispone que, si el secuestro recae
abuso, el artículo 42!) establece la solidaridad de a~h,r s(,bre sueldo~, salarios, comisiones o pensiones que no
y demandado, por la responsabilidad de los daños y per• cbtén protegidos por disp03ición especial de la ley, sólo
juicios que ca:usen al tercero, cuya oposición ha de resol• podrá emhargarse la quinta parte del exceso sobre mil
verse por el procedimiento incidental; pero, si se Je• ({l1inientos pesos anuales, hasta tt es mil, y la cuarla del
muestra que solamente una de las partes ha sido la exceso sobre tres mil en adelante; nada tampoco es in•
responsable de la ejecución en bienes del tercero, ya no dispensable decir respecto del 436, porque simplemente,
hay razón para que subsista la solidaridad, y así lo en sus diez fracciones, consigna el orden que ha de
dispone el mismo artículo. observarse respecto de los bienes susceptibles de ser
/
Si son afectados intereses de tercero que tenga una embargados, orden que esencialmente es el mismo con•
controversia con el ejecutante o con el demandado, de Copiasignado
DOF 45 - 56
en nuestras leyes procesales civiles; el 437 re•
manera que pueda influir sobre los intereses que han produce el principio según el cual se atribuye al deudor
motivado la ejecución, o bien, si la controversia del ter• la facultad de designar los bienes que han de embar•
cero surge precisamente a virtud de la ejecución, se está garse, en el orden de que frata el artículo precedente, y
entonces en un caso de litiséonsorcio, pue, es preci:o el 4:\9 dispone que el ejecutante tendrá derecho de hacer
decidir la nueva ~ontroversia planteada entre el tercero el señalamiento, si tal facultad le hubiese concedido el
y las partes principales en el juicio, por lo que dispone, obligado, si los bienes que éste señala no son bastantes
el artículo 430, que la oposición del tercero se substan• o pueden seüalarse otros preferentemente de acuerdo
cie en forma de juicio, autónomo o en tercería, según con el oden del artículo 436, pudiendo también señalar
que se haya pronunciado ya o aun no se pronuncie sen• bienes, sin sujetarse al orden mencionado, siempre que
tencia que defina los derechos de aquéllos, debiendo enta• el deudor los tuviere en diversos lugares, caso en el cual
blarse la demanda antes de que se haya consumado el ejecutante puede seüalar los que se encuentren en el
definitivamente la ejecución, CUy0S procedimbntos han lugar del juicio, con la fbalidad de facilitar la ejecución;
de suspenderse mientras se resuelve la oposición del por último, el artículo 438 faculta al ejecutor judicial
tercero. para que allane prudentemente cualquiera dificultad que
se suscite en la diligencia, sin que se suspenda el em•
CAPITULO V bargo, pues es obvio que podría hacerse nugatoria la
diligencia ~i el ejecuto]' tuviese que consultar previa•
Responsabilidades de las partes en la ejecución mente al tribunal las dificultaoes que le presentasen las
Las costas y gastos de la ejecución deben reraer partes, con el evidente fin de impedir el aseguramiento.
sobre quien ha dado causa a ellos, por las razones y:t Los artículos 440 a 443 se ocupan del monto máximo
hechas valer al hablar del Capítulo II del Título Primero permitido en los embargos; el 440 dispone que sólo
del Libro Primero, razón por la que nada hay que agre• procede y subsiste el a'3eguram:ento en cuanto basta a
gar al respecto, en relación con el 'artículo 431. cubrir la SUelte principal, costa", gastos y daños y per•
juicios, incluyéndose los nuevos vencimientos y réditos
CAPITULO VI hasta la conclusión del procedimiento, pues si, por una
parte, debe garantizarse al ejecutante, la posibilidad de
Embargos
hacer efectivo el importe de su reclamación, debe, por la
L~s artículos 432 a 439 contienen las disposiciones otra, garantizarse, al ejecutado, contra toda extra::mi•
l'elativ-as a la forma en que han de practicarse los; secues• tación en el embargo, ya que nada justifica las molestia 1
tros; el 432 dispone que si el deudor no se encuentra y limitaciones derivadas de ,sI, en cuanto su importe
(;n su domicilio para requerirlo de pago, ha de dejársele exceda del m;lximo posible ql!e el ejC'cutante pudiera
dt:1t.orio ]Jara que e3pere a hora fija del día si;i!'uiente obtcnel' para quedar íntegramente satisfecho de su re•
hiibi( y, sino lo hace, la diligencia se practicará con la clamación.

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
46 DIARIO OFICIAL Súhado 13 de marzo de 1D43.
,e,

El 441 faculta para embargar nuevos bienes cuando, habido transmLión; el 418 dispone que, si se embarga
practicado el remate de los consignados como garantía, dinero en efecdvo o alhajas, deben depositarse en una
su producto no alcanzare para cubrir la reclamaeión, y, institución de créJito, o, en su defecto, en casa comer•
fuera de este caso especial, el 442 consigna los genera• cial de crédi ',o nconocido, debiendo conservane el billete
les de ampliación del embargo, y que Eon los siguientes: de depósito en la caja de valores del tribunal; el 449
primero, cuando los bienes embargados no alcancen a dispone que, cuando se aseguren créditos, se notifique al
cubrir la deuda y las costas, y cuando, a consecuencia deudor o a quien debe pagarlos, que, con la sanción de
de las retasas, su avalúo sea inferior al importe de la doble pago para el caso de desobediencia, no haga el
reclamación, o cuando, siendo muebles, pasaren seis me• pago al acreedor, sino que exhiba las cantidades corres•
ses sin haber"e logrado su venta; seg.mdo, cuando no se pondientes' al tribunal, siendo penalmente responsable el
hubieren embargado bienes bastantes por no tenerbs el ejecutado si recibe el pago después de habérsele notifi•
Leudor, y después aparecen o los adquiere, y, tercer;:>, cado el embargo y, si se tratare de títulos a la orden
cn los casos de tercerías excluyentcR. o al portador, reconociéndose que son estos verdaderos
El artículo 443 sólo dispone que la ampliación del valores literales o dinero giral, que surte los mismos
embargo no suspende el curso de la ejecución. efectos que la moneda, para proteger, en forma debida,
Los artículos' 444 a 468 contienen las reglas relati• el crédito público, y evitar daños a terceros, se dispone
v,as a la siwatión en que quedan los bienes embargados, que los títuloi'l de esta clase sólo podrán embargarse
tanto frente a las partes como frente al tribunal del mediante la aprehensión de l~s mÍ3mos; puede suceder
juicio, y especialmente las relativas a las oblig'aciones de que los créditos a ql¡e se refiere el artículo anterior
.los Q.epo.óilarios o interventores. El 444 di,pone que se fueren litigiosos, si tal es el caso, para garantizar debi•
tendrá como depositario o interventor a la penona o damente al ejecutante, d'l entorpe<:er el otro ju,icio, ni
inlltitución ,de credLo que, bajo su responsabi:i:laJ, nom• inmiscuirse indebidamente en su desenvolvimiento, dispone
bró el ejecutante, con las salvedades de los arLículos el 450 que la providencia' de secuestro se notifique al
445, 448 y primero y último párrafos del 449; si los tribunal respectivo, dándole a conocer al depositario nom•
bienes se encuentran ya sujetos a depósito o interven• brado, a fin de que pueda desempeñar las obligaciones
ción, abpone el 445 que, al reembargarlos, no se nombre que le impone el 44[).
nuevo depositario o interventor, sino que el ya nombrado Teniendo como fin, el secuestro, que los bienes em•
lo será para todos los reemhargos subsecuentes, mien• bargados simplemente se conserven a disposición del tri•
tras subsista el primer aseguramiento, con lo que se bunal, para que se disponga de ellos en los términos
&Ímpli.fica, hasta su máximo, tanto la administración y de la sentencia ejecutoria que se dicte, el artículo 451
cuidado de los bienes como los pro~edimientos mism03 ordena que, si recae sobre bienes muebles que no sean
dentro del juicio, especialmente en lo relativo a Copiala DOF
ren;
46 - 56 dinero, alhajas ni créditos, el depositario tendrá el carác•
dición de cuentas, y se logra, además, un evidente alivio < ter de mero custodio de los objetos puestos a su cuidado;
para los deudores, puesto que solamente quedan obliga• el 452 manda poner, en conocimiento del tribunal, el lugar
dos con un depositario y no con tantos cuantos fueren en que quede constituido el depósito, con obligación, el
los aseguramientos; pero si, por cualquier motivo, el depo"'ital'io, de recabar autorización para hacer los gastos
primer embargo queda insubsistente, dispone el 446, para de almacenaje, y, si no pudiere hacer esos gastos, lo hará
garantizar a los acreedores reembargantes, sin alterar conocer al tribunal, para que, con audiencia de las par•
el orden de sus aseguramientos, que el tribunal que prac• tes, decrete el modo de cubrirlos, según se acordare en la
ticó el embargo Que. quede insubsistente lo comunique al junta que al efecto se celebre, y, en caso de no haber
eue, le siga en ord,en', para que, ante él, se haga el nuevo acuerdo, serán a cargo de quien obtuvo el aseguramiento,
nombramiento de depo~itario o interventor, y no podrá.1 por ser el intersado en que ¡;ubsista, independientemente
<.ancelarse las garantías otorgada,; hasta que se aprueln de lo que, en dffiinitiva, se r.:,suelva sobre costas.
la gestión del depositario y se le declare libre de toda Para el ca8J de r;ue los muebles depositados fueren
responsabilidad, y hasta que el tribunal cuyo embar::;o cosas fungibles, a efecto de aprovechar las mejores con•
quede en primer término le comunique que fueron otor• diciones del mercado, y evitar su depreciación o dete•
gadas las garantías legales, debiendo estar concluida, rioro, en beneíido tanto del ejecutado como del ejecu•
,además, toda cuestión relativa a la en~rcga de 103 bienes tante, el 453 dispone que el depositario debe imponerse
al nuevo depositario; el, 447, para garantizar debida• de los precios de plaza, para proceder a su venta Ei
mente a terceros, ordena que se registre todo embarg'l encuentra ocasión favorable, previa autorización del tri•
de bienes raíces o derechos reales sobre bienes raíces, y bunal, dietada después de oír a las partes y al deposi•
prohibe al ejecutado alterar, de cualquier manera, el bien tario, en una junta qUe a tal efecto citará; pera, si
embargado, o contratar su uso, a menos de que obtenga hubiere inminente peligro de que las cosas de que se
autorización judicial, con audiencia del ejecutante, todo trata se pierdan o inutili('en entre tanto se efectúa la
esto con la evidente finalidad de im~)(~dir al (bu 101' po• 'junta de referencia, el depositario e'3tá obligado a pro•
nerse en estado de insolvencia o disminuir su po,ib:Iidad ceder a su venta, al mejor precio de plaza, rindiendo, al
de pago, con daño del ejecutante, el que, además, queda tribunal, cuenta con- pago, como lo dispone el artículo 454.
ta\:llbién protegido frente a terceros, porqti'e, al regÍ3trar Si los muebles depositados fueren fá'?iles de deterio•
el embargo, toda transl:1.Ísión de derc"hos sobre los bie• rarse o. demeritarse, el 455 impone la obligación de exa•
nes asegurados no altera la situación jurí.!i~a de los minarlos eon frecuencia, .¡Jara hacer del conocimiento del
miomos, frente al ejecutante, quien obiendrá el pa'!;o te t Jibunal el deterioro o deméli! o que observe el depos:•
E u crédito con el producto del remate de eS03 bitm')s, tario, o tema fundadamente que sobrevenga, para que el
'[,urtiéndMe efectos en ('ont]':! de los terceros que los ha• tribunal, con audienda de las partes, acuerde el remedio
yan adauirido, en la mi.,ma ex[pn:;ión y f,>!'llla PIl <]lle oportuno para evitar el mal, o autorice' su venb en la,;
se surtirían en contl':l del demanlaJo, si !lO hubi2~ 111ejores condiciones de plaza, y en ~·i.3ta del demérito

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
Sábado 13 de marzo de 104:3. DIARIO OFICIAL 47

que hayan sufrido o estén expuestos a sufrir los bienes 'Conforme al artículo 464, deben los depositarios que
embargados, todo ello con la finalidad ya dicha, de evitar tengan administración de bienes, presentar, cada meR,
los perjuicios consiguientes a ambos litigantes. una cuenta de los esquilmos Ji demás frutos obtenidos y
El artículo 456 se ocupa de las facultades y obli¡p• de los gastos erogados, con todos los comprobantes del
ciones del depositario de fincas urbanas, y, en sus siete caso, y copias de ellos para las partes. La cuenta pre•
fracciones, garantiza que la finca produzca los ren:ii• sentada, dispone el 465, quedará sometida a la aprob<t•
mi¡entos debidos, conservándola en buen estado y al co• ción del tribunal, el que resolverá lo que sea del cas",
rriente en el pago de contribuciones; pero con obligación mediante la tramitación del incidente respectivo, si la'
de recabar autorización judicial cuando su arrendamiento partes la objetan, y asimismo determinará los fond03
deba efectuarse en condiciones diver3as de las existentes que deben· quedar para los gastos necesarios, m.andando
al trabar el aseguramiento, así como cuando sean exce• d(positar el sobrante líquido. El mLmo precepto dispor.e
sivos los pagos de servicios y aseo, cu~ndo hayan de (ue la cuenta mensual formará cuaderno separado, con
hacerse gastos de reparación o construcción, o cuan:lo el objeto de no complicar la tramitación del principal.
tengan que pagarse los réditos de los gravámenes que La falta de la cuenta hace incurrir, al depositari·:),
pesen sobre la finca. en la pérdida del cargo, que se decretará de plano, según
Cuando haya de arrendarse la finca, y el depositario lo manda el artículo 466, pues se estimó necesll:rio corre•
ignore cuál era el importe de la renta al tiempo de gir, de la manera más efectiva e inmediata, este vic:o
practicarse el secuestro, el artículo 457 dispone que ha común de que derivan las más graves dificultades con
de recabar autorización judicial, misma autorización que, que ha tropezado la práctira de los tribunales en materin
para hacer los gastos de conservación, I'cparación o de embargos, ya que es de e,candalosa frecuencia que
construcción, deberá solicitarse del tribunal, para que los depositari03 olviden su carácter y sus obligarÍ,)ne;¡,
éste decida lo que estime conveniente, en ca ,o de que y dispongan de los bienes como si fuesen propios, incu•
no se llegue a un acuerdo entre las partes, en la junta l""iendo en responsabilidad que, en la mayoría de los
ordenada por el artículo 458. casos,' hay imposibilidad de hacer efectiva, por el estado
Si los bienes embargados estuvieren arrendados o de insolvencia en que Sí' colocan los responsables, de
alquilados, se notificará a los arrendatario" que, en lo manera que quedan sóle las acciones penales, que no bns•
• sucesivo, deben hacer los pagos al depo"i:ario nombrado, tan para dar satisfacción a los intereses de las parte, .
con sanción de repetirlos en caso de desobediencia, y, El artículo 467 dispone que, siempre que hubier~
para garantizar tanto a los mismos arrendatarios como cambio de depositario, se prevenga, a quien tuviere los
al ejecutante, en caso de anticipos de rentas o alquileres, Lienes, que haga entrega de ellos, dentro de tres día3,
deben justificarse dentro del día siguiente de haber que• al que fuere nuevamente nombrado, con el apercib:•
Copia DOF 47 - 56
dado notificados, con los recibos del arr2ndador o alqui• miento de que, de no hacerlo, se hará uso de la (¡,¡er~a
lador, para evitar que pueda dolosamente hacerse un pública; pero, si no bastase el término mencionado para
pago posterior al embargo, o simularlo, con la compli• concluir la entrega, queda facultado el tribunal para
cidad del ejecutado, para defraudar al ejecutante, y ampliarlo a discreción.
también para que no reciban perjuicios quiene., verda•
El artículo 468 fija los honorario" que deben per•
deramente hayan hecho los anticipos de alquileres o
cibir los depositarios, según la naturaleza del secue<;tro
rentas de que se trata.
y de los actos que estén obligado,> a realizar, así como
El secuestro de una finca rÚ3tica o de una nego::ia- de acuerdo con la cuantía de Jos bie:1es y de los rendi•
• ción mercantil o industrial, tiene el cilrácter de mera mientos de los mismos; pero, si la cosa embargada no
intervención, sin que, al l'eSpe2to. se requiera m01 i"ación rinde frutos o productos, o los que rinda se agotan total•
especial, porque las atribu::iones que el interventor tiene, mente o no basta el resto para cubrir los honorarios del
conforme a las ocho fracciones del artículo 460, son las ¿epositario, no debe éste sufl ir por ello perjuicio alguno,
que tradicionalmente consigna nuestra legislación; pero razón por la que el último pt.rrafo del precepto de que
se le faculta para nombrar, a su, costa y bajo su 1'33- f'e trata di"pone 011e e~o, honorarios, en los casos en
ponsabilidad, el personal auxiliar que estimare indis• cuestión, debe cubrirlos el dueño de la co~a emhargada.
pensable para el buen desempeño de su cargo. pero puede anticiparlos el aC¡'2edor, ~i así lo estima con•
El artículo 461 obliga, al interventor, a poner (':1 veniente, sin perjuicio ea cualquier caso, de lo que dis•
conocimiento del tribunal los casos en que juzgue que pone el capítulo II del título primero del libro primero.
la administración no se hace convenientemrentl' o puedJ ~
perjudicar los derechos del ejecutante, debiewlo el tri•
bunal, con audiencia de la, partes y del intervento:', CAPITULO VII
acordar lo que estime conve.,iente. Rema~cs
El ejecutado queda garantiza'lo de 10;\ daño, o pc,-•
juicios que se deriven del secuestro, mediante la re~­ El artículo 46!) establece la regla general de la ¡n•
ponsabilidad solidaria del depositario o interventor y del blicidad de los remates, con objeto de permitir que los
ejecutante, cuando éste lo hubiere nombrado, como lo bienes a"eguradoR se vendan al mejor postor, rOl' lo
manda el artículo 462; y para que esta l'esponsabilídad que se dispone que el remate se verifique dentr'J de los
no sea nugatoría, exige el artículo 46:1 que el depo"ita• veinte días de haberlo anunciado; pero sin que pU2da
río ha de tener bienes raíces bastantes o, en su defecto, medial' término menor de cinco días entre la publicariC'a
debe otorgar fianza por la cantidad que se le fije, de• del último edicto y la almoneda, Los términos mencio•
biendo comprobar poseer los bienes de que se trata, Ll nados se ampliarán en razón de la distancia, aten"dieni:J
otorgar la fianza, antes- de ser puesto' en posesión de a la mayor, cuando fueren varias, en caso de roo' ,>;- hie•
su cargo. nes ubicados fuera de la cirC'.1nscripción del ti :b,ma!.

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
4R DIARIO OFICIAL

En el artículo 470 se contienen las reglas para la Los artículos 475 a 477 contienen las reglas para
fijación del valor de los bienes, que ha de establecerse proceder al remate, cuando en la primera ..almoneda no
por peritos, con observancia de las disposiciones relativa, hubiere postura legal. Se da entonces oportunidad- para
a la prueba pericial, cuando no estuvieren valuados con vende¡ los bienes en almonedas sucesivas, que se con•
anterioridad, o los interesados no hubieren convenido pre• vocaran con término de quince días una de la otra, me•
cio para el caso de remate. diante la publicación de un solo edicto, y -eon deducció'1,
La rebeldía del ejecutado no debe causar perju'c:o en cada caso, de un diez por ciento del precio que sirv¡ó
de base para la almoneda precedente, sin que, entre la
a su contraria, por la falta de nombramiento de perito,
por lo que el artículo 471 dispone que, a solicitud de publicación del último edicto y la fecha del remate, mc•
aquél, nombre el tribunal el perito correspondiente, o riie un término menor de cinco días. En cualquier almo•
neda en que no hubiere postura legal, se faculta 'al
pida certificado a la Oficina de Contribuciones o al Ca•
ejecutante para pedir la adjudicación, por las dos ter•
tastro, respecto del valor de la finca, el Que servirá de
ceras partes del precio que en ella haya servido de base
base para el remate; pero, si en dichas ofi~inas no exis•
para el remate.
tilere la constancia pedida, el tribunal, sin nueva pro•
moción, debe hacer el nombramiento de perito, en grac:a En el artículo 478 se dispone que el acreedor a quiiln
de la brevedad y expedición del procedimiento. se. adjudique la cosa debe reconocer, a los acreedo~es
hipotecarios anteriores, sus créditos, hasta donde baso:e
En el artículo 472 se disrone que 110 se proceda al
a cubrir el precio de adjudicación, para pagárselos al
remate de bienes raíces, sin que previamente se haya
vencimiento de sus escrituras. Esta disposición no hace
pedido, al Registro Público correspondiente, un certifi•
más que respetar los preceptos de la ley substantiva,
cado total de los gravámenes que pesen sobre ellos, hasta
en materia de graduación de créditos.
la fecha en que se ordenó la venta, justificándose la
ampliación del término contenido en las leyes en vigor, El artículo 439 establece que es postura legal la
porque la práctica ha demostrado q'le cualquier plazo que cubre las dos terceras partes del precio fijado a
Hmitado que debiera abarcar el certificado, no e~ sufi• la cosa, con tal de que la parte de contado sea sufi•
ciente, porque hay obligaciones contraídas a largos pla• ciente para pagar el importe de lo sentenciado, puest.o
zos, respecto de las cuales no pueden correr los términos que el fin del remate es precisamente cubrir al ejec:t-'
de la prescripción, ~ino a partir de su vencimiento, lo tante su crédito, abarcando principal y demás a~cesori~­
que demuestra la necesidad de conocer íntegramente los dades a cuyo pago haya condenado la sentencia; pero es
gravámenes registrados, cualquiera que sea la anterb• posible que, por el valor fijado a los bienes, no baste
Copia DOF 48 - 56la parte de contado para cubrir lo sentenciado, caso en
ridad de la fecha de los mismos; pero, !Oi en autos obrase
ya otro certificado, resultaría superfluo repetirlo, r~zón el cual, sea cual fuese su monto, el artículo 480 dispone
por la que se dispone que, si tal es el caso, sólo se pi'la que será postura legal las dos terceras partes del precio,
el certificado relativo al período o períodos c;ue no siempre que se cubran de contado.
abarque el que ya existe en autos. No basta con conocer Respecto de la forma de hacer las posturas, no se
los gravámenes que graviten sobre los biÉmes, sino qU8 requiere hacer especial motivación, porque, en esencia,
también es preciso llamar a 103 acreedores que aparez• se han consignado, en el artículo 481, las reglas de nue.,•
can en el certificado, pues, de no hacerlo, podrían lesio• tra legislación procesal civil, con ligeras variantes acon•
narse sus derechos, EÍn oírlos, lo que determinar:a la sejadas por la práctica; pero sí es pertinente indicar que.
posible nulificacÍón del remate, atento lo dispuesto por en el último párrafo del precepto en cuestión, se dispon;)_
los artículos 14 y 16 constitucionales. que, cuando una postura no se haga con observancia ín•
En congruencia con lo dispuesto por el artículo pre• tegra de los requi.>itos exigid03, se requerirá al postOL•
cedente, y para los fines que allí se indican, el 473 dis• p:.ra que satisfaga los que aparezcan omitidos, indi-:::án•
pone que los acreedores citados y los que se presenten do le cuáles sean, a efecto de que subsane las omisiones
con certificados de registro posteriores, tendrán derecho dentro del día siguiente de que surta efectos la notifi•
de intervenir en el acto del remate, pudiendo hacer, al cación, y siempre antes de la hora señalada para el re•
tribunal, las observaciones que estimen oportuna, para mate, con la finalidad de no entorpecer el procedimiento
garantizar sus derechos, yl apelar del auto en que se y agravar indebidamente, en perjuicio del deudor, la
finque el remate; pero sin que su intervención pueda dar carga de las costas de la ejecución. Se juzgó oportuno
lugar 'que se mande suspender la almoneda, pues la permitir que un postor pueda corregir las deficiencias
oportunidad que se les da no puede facultarlos para de su postura, porque la práctica ha observado que, ~..
entorpecer el procedimiento de un juicio en que no son veces por mero descuido, posturas hechas en mejores con•
partes, sino sólo para que, dentro de él, aleguen y diciones son desechadas prefiriendo otra inferiores, sólo
prueben lo que juzguen conveniente para la defensa de porque aquéllas se hicieron defectuosamente, con eVI•
sus intereses. dente perjuicio tanto del ejecutante como del deudor, 1J
que queda corregido ya, mediante el sencillo procedi•
Una vez establecido el valor de los bienes, se tiene
miento analizado.
ya la base para proceder al remate, y por esto dispone,
el artículo 474, que se anuncie su venta por dos veces, Para garantizar la seriedad de las posturas, exigp,
de cinco en cinco días, por edictos publicados en el "Dia• el artículo 482, que los postores exhiban, en el acto ,lel
rio Oficial" de la Federación y en la Tabla do;¡ A visos o remate, el diez por ciento de la parte de contado qu~
puerta. del tribunal, y, si estuvieren los bienes ubicados ofrezcan del precio, en numerario o cheque certificado
,en diversas jurisdicciones, en todas ellas se fijarán los a favor del tribunal, garantizando, la suma que queden
edictos en la puerta del Juzgado de ristrito corre2- adeudando, con primera hipoteca o prenda, que se con3-
pondiente. tEuil'ú sobre los bienes que designen, y, concluida la

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
Sábado 13 de marzo de 1943. DIARIO OFICIAL

diligencia, se devolverán las exhibiciones a sus dueño'!, las mejor211 los postores presentes, declarando preferent~
excepto la correspondiente al postor en quien se finque la Ci.ue importe mayor cantidad, y, dentro de las de la
el remate, la que, como garantía del cumplimiento de S.1 misma cuantía, la que esté mejor garantizada, debiénlÍo.;e
obligación, se depositará como ¿ispone el artículo 448. establecer la preferencia por sorteo, que se practicará
Si el importe de las posturas y mejoras se ofrece en presencia de los asistentes a la' diligencia, si existíe•
de contado, debe exhibirse en numerar:o o chequ3 certi• r:h varias posturas respecto de las cuales no exista pre•
ficado, a. favor del tribunal, en el acto del remate, como ferencia ni por cantidau ni por garantía, según se diJ•
10 dispone el artículo 483, y, fincado que sea en favur pone en el artículo 491.
del postor que hubiere hecho la exhibición, se procederá Una vez establecida la preferencia, invitará el tri•
como lo dispone el artículo precedente. bunal a C:U3 la mejoren los postores, concediélldose Wl
Si el postor en quien se finque el remate, en el término de cinco minutos para hacer 'las pujas, y así se
caso del artículo 482, no cumpliere sus obligaciones, bien, continuará hasta c:ue, transcurrid03 cinco minutos, no ba•
por negarse a otorgar la garan.tía¡ .ofrecida, o porqUG, ya ya c;uÍ€n mejore la última puja ofrecida. Este sistema
extendida la escritura, se negare a firmarla en el término adoptado en el artículo 492, da sencilla solución al caso
legal, declarará el tribunal sin efecto el remate, y citará corriente Que, conforme a la legislación en vigor, se pre•
nuevamente para la misma almoneda, perdiendo el POd• senta ante los tribunales, consistente en qu.e, ya para
tor el diez por ciento exhibido, que se aplicará, por vía finalizar el término->tconcedido para hacer nuevas pujas,
de indemnización, al ejecu~ado, por los perjuicios que varios licitantes Quieren aprovechar el último instante.
éste resienta con la agravación de las costas de 'la eje• ;.:1unciando simultáneamente, sus mejoras, lo que pone en
cución; pero no se le entregará la suma de que se trata, verdaderos aprietos a los tribunales. El mismo articulo
sino que se mantendrá en depósito para los efectos del concede apelación en ambos efectos contra la resolución
pago al ejecutante, hasta concluir los procedimientos dc que finque el remate, para dar oportunidad de que el tri•
ejecución. bunal superior corrija posibles' errores del que lo Prac•
El ~jecutante puede presentarse como postor. En ticó.
este ~so, como el efecto del remate es cubrirle el impoi"•
te de su crédito, no se requiere la mlisma garantía q~c El artículo 493 da oportunidad, al deudor, para li•
la que están obligados a dar los otros postores, pues~o brar sus bienes, si paga, en el acto, lo sentenciado y ga•
que él mismo es el obligado a cubrir la suma de la venta, rantiza el pago de las costas que estén por liquidar.
lo que puede hacer con el importe de su crédito; pero, La razón de este precepto no es otra que la de .qv.e
si la postura es mayor que el importe de lo sentenciadv, el objeto del remate es hacer pago con su pr~ucto .1
es evidente que debe garantizar el exceso, por lo que Copiael DOFejecutante,
49 - 56 y es evidente que esta finalidad se llena, a
artículo 485 exige Que la garantía o exhibición de c(}n• satisfacci6n, si el mismo d~udor paga el importe de 10
,tado sea, en este caso', por el exceso de la postura sobre sentencia<'lo. En el mismo precepto se dispone que, si el
el impé'fte de lo sentenciado. ejecutante no presenta su liquidación dentro de siete dlas,
. Para garantizar la debida lealtad con que ha de se devolverá la garantía al ejecutado, quien quedaro li•
procederse en el remate, el artículo 486 prohibe, a 103 bre de toda obligación. Se estimó conveniente esta ta•
postores, rematar -para un tercero, a menos de que tengan xativa, tanto en brevedad del procedimiento para no entor•
poder bastante para ello, para efecto de lo cual el mismo pecer el funciorfamiento de los trihunales, cuanto porque
artículo prohibe hacer postura sin declarar, desde luego. no hay razón para agravar la situación del ejecutado,
el nombre de la persona para quien se hace. ohligándolo a mantener, durante largo tiempo, la ga•
Los artículos 487 y 488 facu"ltan, a los postores, pam rantía otorgada para el pago de costas que aun no se
recabar los datos que necesiten para poder apreciar debi- hayan liquidado.
,damente los bienes que ,tratan de adquirir, y dispone Con el fin de obviar trámites innecesarios, dispone
qué, desde que se anuncie el remate y durante él, se el artículo 494 Que, en la misma, resolución en que se
pongan de manifiesto los planos que hubiere y. los ava• declare fincado el remate, debe el tribunal ordenar que,
lúos, y que el tribunal ministre, a los postores, los datos dentro de los tres días siguientes, y previo paco de la
<pIe pidan y se hallen en autos.
cantidad ofrecida de contado, se otorgue, a favor d.el re•
A efecto de evitar cualquier entorpecimiento normal
matante, la escritura de venta correspondiente, en los
o intencionalmente buscado, durante la celebraci6n de la
términos de su postura, y !!ue se le entreguen los hienes
almoneda, el artículo 489 faculta al tribunal para decidir,
rematados; pero, como puede suceder que, quien debe
de plano, bajo su responsabilidad, toda cuestión que !:le
otorgar la escritura, se niegue a hacerlo, o simpleaente
su licite relatiV1l al remate.
no lo haga dentro del mencionado plazo, el artículo 495
En el día del remate, llegada la hora señalada, deb3 dispone que, en su rebeldía, la otorgue el tribunal, sin
el secretario del tribunal pasar personalmente lista de más trámite; pero, en todo caso, siendo responsable de
los postores presentados, hecho lo cual declarará el tri• b evicción el eje~utado.
bunal que va a procederse al remate, y ya no se admi•
tirán nuevos postores, pues de otra manera sería ,impo• Nada hay qué decir del artículo 496, porque RO en•
lIib1e celebrM la almoneda, ya que, en todo momento, traña modificación alguna al procedimiento civil vigente,
podrían presentarse nuevos licitantes, simplemente con ya Que, simplemente dispone que, otorgada la esC,ritul'a.
el firi de imn.edir la diligencia. Tales son er sentido y a solicitud del rematante lo ponga el tribunal en posesión
alcance del artículo 490, que, además, dispone que ~n de los bienes que adquirió, con citación, en su caso, de
seguida se revisen las propuestas y se desechen des'le los colindantes, arrendatarios, aparceros, colonos y de•
luego las que no contengan postura legal y las. que no más interesados de que se tenga noticia.

-
estén debidamente garantizadas. A continuaciún se dará Nada tampoco hay qué decir del artículo 497, porque
lectura de las posturas aceptadas, para el efecto de q'le su sentido es el mismo del 493.
-----~ ..

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
UIARIO OJ.'ICtAL Sábado 1~ de marzo de 1943.

Cuando la parte t!ue se diese C2 con:ado ex~:da d2l posible, los gastos del remate, todo ello en beneficio
monto a que condenó la sentencia, dLpone el artículo tanto del ejecutante como del deudor.
498 <:ue, aprobada la liquidación correspondiente, se en• Otras ligeras modificaciones que en esta materia se
tregue el resto al ejecutado, hecha excepción de los caS03 han adoptado, en relación COn la legislación vigente, no
en que dicho resto esté asegurado a instancia de Ot~3 han merecido especial tratamiento en esta exposición,
acreedores, pues entonces deben observarse las disposi• p6rque basta con la simple lectura del articulado para
ciones del Código Civil sobre graduación de créditos. darse cabal y exacta cuenta de su alcance y sentido.
Como la sentencia no puede decidir respecto del mon•
to de gastos y costas de la ejecución, dispone el 499, LIBRO TERCERO
para 10$ efectos de 'los artículos 493 y 497, Que la liqui•
dación a que se refieren debe comprender to:los los gas• Procedimientos Especiales,
tos y costas posteriores al fallo. TITULO PRIMERO
La práctica· de los tribunales ha tropezado con serias
dificultades en aquellos casos en que unos mismos bie• CAPITULO 1 , I

nes han sido materia de' diversos embargos, pues 103 Concursos
embargantes ulteriores se encuentrdl!í impedidos, de lle•
var hasta su fin 'Sus procedimient03 de eje:::ución, vién• Los artículos 504 a 509 tratan la materia de concur•
dose obligados a espera~ a la conclusión definit iva del sos en Que puede tener interés la Hacienda Pública Fe•
juicio en Que se trabó el primer embargo. Para reme~iar deral. Se han conservado, en esencia, las disposiciones
esta situación, el artículo 5()0 dispone aU8 cu::¡}nuipra de del Código en vigor, artículos 615 a 620, en virtud de
los embargantes puede sacar los biene3 a remate; pero que se consideró apropiado el sistema existente, pues
respetando, en todo cago, las disposiciones sobre gradua• con él se garantiza el interés de la Hacienda I Pública
ción de créditos, por lo que sólo se pagará el importe Federal, ya Que .ésta no entra al concurso, sino que sim•
de su crédito después de haber sido pagados los a~reedo­ plemente, en caso de desconocimiento de su crédito, y ase•
res preferentes, cuando ya hubiere sentencia firme que gurado administrativamente su importe, si su existencia
defina sus créditos, o se reservará la cantidad nece¡;aria e~ desconocida por el síndico del concurso, o, aun reco•
para cubrir principal, intereses y costas de dichos créii• nociéndola, niega la preferencia del créClito de la Fede•
tos preferentes, en caso de que aun no haya sentencia, ración respecto de los que hayan sido considerados pri•
y, respecto del sobrante líquido, el mismo artículo ordena vilegiados, los tribunales federales se ocuparán exclu·
Copia DOF 50 - 56

que' se entregue al ejecutado, o que se ponga a dispo• fÍvamente de decidir respecto de la existencia, y', en su
sición del tribunal que corresponda, si hubiere embargoJ caso, sobre fa preferencia del crédito de la Hacienda pú·
posteriores al que determinó el remate. blica Federal, y si resulta que exÍ3ten créditos prefe~
Puede suceder <:ue el ejecutante y el ejecutado, sin l'entes al de dicha Hacienda, así lo ha de reconocer la
haber renunciado al remate, hayan convenido en el pre• sentencia; pero, en tal caso, con el sobrante ~ue quede
cio de adjudicación de la cosa, para estos casos, dispon2 después de cubrir los créditos preferentes, se pagará el
el articulo 501 Que se tendrá como postura legal, para de la Federación, y, si el activo del concurso no excediere
terceros, la <:ue exceda del precio señalado para la a:l• del importe de los créditos preferentes al de la Federa•
judicación, y cubra, con la parte de contado, el importe ción, a efedo de justificar los asientos que deben hacerse
de lo sentenciado, debiéndose llevar, desde lUfgo, a efec• en los libros de la contabilida:l 'fiscal, el Ministerio PÚ•
to, la adjudicación al ejecutante, cn, caso de I que no hu• blico Federal provo(!ará la declaración jUdi::lal corres.~
biere postura legal; y Ei, además, se hubiera renuncia:lo pondi::mte, y la n~mitiri a la Secretaría de Hacienda.
~

expresamel\te a la su~asta, ~a adjudicación debe hacerse


luego <:ue cause ejecutoria la sentencia, y transcurra el CAPITULO II
término fijado para su cumplimiento; pero como el pacto
eJltre las. partes de <:ue se trata no debe producir efect01 Del juido de sucesión
perjudiciales en contra de tercer03, el segundo párrafo El artkulo 50 prevé el caso en (lUe la Federacón sea
d(jl mismo precepto dispone (ue no tiene aplicación lo
heredera o legataria en concurrenci~ con los particu1a.',
dicho, cuando los bienes Que hayan de rematan e estén
sujetos a dos o más embargos.
res, No se justificaría que inieialmente se surtiera la
competeneia federal para conocer del juicio, pues acaso
Igual limitación que la contenida en el párrafo fi• la Hacienda Pública Federal estime inconveniente acep·
nal del artículo precedente, contiene el 502, respecto de tar la herencia o legado, a virtud de las cargas impues~
los casos de hipoteca o prenda, en que el deudor haya tag por el testador o por otro motivo. Por estas razonel
convenido el precio Que ha de servir (~e base pu!'a el te dispone ~ue el juez de los autos remita, al de Distrito,
relllate, pues, si los bienes están sujetos a dos o máJ copia de la cláusula respectiva y demás constancias con~
embargos, el precio de que se trata no debe tomane ducentes, a efecto de que haga las declaraciones que
com'> Qase -'para lll: primera almoneda, sino que ha de wrrespondan, que no son otras que las de que es herede~
establecerse de la manera dispuesta en los artículos pre• 1'3 o legataria la Federación, lueg'o que ésta, por conduc~
cedentes, como si al respecto no existiere convenio. to del Ministerio PúblLo, haya aceptado la- herencia o el
Las 'disposiciones relativas al remate de bienes mue• lcg-atlo.
bles s~ 'han sim'plificado, por el artículo 503, en la form:l El posible caso de controversia entre el albacea de
que se juzgó oportuna, tanto para permitir la riipida ena• h sucesión' y la Federación, ha de ventilarse en e\ jui•
jenación de los mismos como para evitar, en CU:l:lto sea ciu respectivo, conforme a las reglas del Libro Seg~ndo,

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
Sábado 13 de marzo de 1!J43. DIARIO OFICIAL 51

y, resuelta favorablemente pum Lt Federación, e"table• los gasto~ generales del apeo se hagan por el que 10 pro•
cida ya su condición de parte, ha de ventilarse el juido mueva, ~' los que importen la intervención de peritos o
sucesorio ante los tribunales federales, en acatamiento a testigos serán a cargo de quien lo, designe o presente,
a lo dispuesto por los artículos 104 y 105 constituciona• pues, aunque el interés principal del deslinde lo tiene el
les, y así lo dispone el 511 del Proye::to. solicitante, los colindantes están también interesados en
Por último, puede suceder <:.ue la única heredera sea que se les respeten los linderos f!ue juzguen ser los de·
la Federación; en este caso, inicialmente ya existe la bidos, y es esta la razón por la que se justifica que sean
razón fundatoria de la competencia de lps tribunales a su cargo los gastos ocasionados por los peritos o 1&..
federales, por lo cual ha de radicarse el juicio ante el testigos f!ue nombren o presenten para-los inC:i~ados fines.
juez de Dbtrito Que corresponda, como lo manda el ar•
tículo 512, el Que, además, respetando lo dispuesto por CAPITULO IV
el artículo 102 constitucional, dispone que el cargo de
alba,eea lo desempeñe el Ministerio Público Federal; pero Procedimiento de avalúo en los casos de expropiación
deberá encomendar la administración de los bienes su• En virtud de que el sistema constitucional de expro•
cesorios a los jefes de las Oficinas Federales d3 HacieI1- piación atribuye a la autoridad administrativa la fa•
da de las circunscripciones en que se encuentren ubica• cultad de hacer la declaración correspondiente, y en con•
dos los bienes raíces, pues' se juzgó que dichos funcio•
sideración también a ~ue sólo en determinados casos es
narios, por la índole misma de sus actividades, son los
preciso re~urrir a un procedimiento de avalúo, cuando
indicados para tener la administración de ~ue se trata. el precio que ha de cubrirse no está ya preestablecido
conforme a la ley, los artículos 521 a 529 se ocupan sólo
CAPITULO III del procedimiento que ha de seguirse para fijar el im•
porte de la expropiación, en los casos de que se trata.
Apeo o deslinde
En esencia, se dhpone f!ue el Ministerio Público Federal
Los artículos 513 a 520 se ocupan del apeo o des• ocurra al tribunal competente, aportando los datos in•
linde; el primero llena una laguna de la ley, al ampliar ¿i3pensables para el exacto conocimiento de los bienes o
los casos de apeo, comprendiendo también aquellos e,1 derechos materia del avalúo, nombrando, al mismo. tiem•
que no se hayan fijado con anterioridad 103 límites del po, perito de su parte y proponiendo tercero para el caso
predió que se va a deslindar, pues en el código en vigor de ¿bcordia; de la promoción se dará tra¡;lado, en forma,
solamente se tuvieron en consideración 103 casos en qu 3 a la parte expropiada, concediéndole el término de cinco
se hayan destruido o borrado las señales, o en que se días para 0.ue nombre perito de su parte, y manifieste su
hayan colocadq en lugar distinto del que les correspon• conformiJad con la proposición del tercero hecha por el
Copia DOF 51 - 56
de. Los artículos 514 y 515 no exigen especial motiva• Ministerio Público; el expropiado puede oponerse al pro•
ción, porque corresponden exactamente a los 631 y 632 cedimiento de valuación, dando lugar a que se dé éste
del Código de IDOS. El 516 del Proyecto quitó el derecho por terminado, y obligando al Ministerio Público a for•
que el 633 del Código en vigor con::ede al enfiteuta, mular demanda en su contra, para que se ventile el
para pedir e.! apeo, pues ya no existe el censo enfitéu• juicio conforme a las disposiciones del Libro Segundo;
tico en el Código ,Civil del Distrito F~deral, que ticn() simplemente puede, sin oponerse, guardar silencio y no
el carácter de ley federal en todo lo que importe a la nombrar el perito de su parte, procediendo entonces a
Nación. En el artículo 517 se han consignado los requi• hombrarlo, en su rebeldía, el tribunal, y en cuanto al
sitos Que debe contener la solicitud de apeo, y que, en perito tercero propuesto por el Ministerio Público, 8610
esencia, se reducen a la determinación del lugar que h3. en caso de <:.ue la parte expropiada se manifieste discon•
de" deslindarse; al señalamiento de 103 colindantes qU3 forme con la proposición, será nombrado por el tribunal;
puedan. tener interés en el apeo, y en la precisión de los por último, si el expropiado hiciese nombramiento de
datos indispensables para reconocer los lugares en que perito, y estuviese conforme con el tercero propuesto,
se han perdido 103 límites, en Ql I~ han cambiado de sitio el tribunal, previa aceptación y protesta de los designa•
las señales respectivas, y fundamentalmente aquellos ~n dos por las partes, les fijará el término suficiente para
.que han de colocarse las de los verdaderos límites. Los dictaminar, según la naturaleza de los bienes y la si•
artículos 518 y 519 se ocupan del procedimiento que ha tuación de los mismos. Cuando los peritos no discrepan
de .seguirse para el deslinde, habiéndose procurado que sensiblemente en sus apreciaciones, puede admitirse' que
fuélle lo más sencillo y expedito posible, cuidándose de el verdadero valor ha de oscilar dentrOf de los extremos
nd lesionl¡lr ningún interés legítimo, ya que sólo ha de de los avalúos, razón por la ¡;ue se dispone que, si la
establecerse el límite solicitado, entregándose, en su ca• diferencia de valores no excede de un ¿iez por ciento,
!lO, la posesión' correspondiente, cuando no exista oposi• se promedien, y el precio de la expropiación se fije en
ción de los colindantes, pues la oposición de cualquiera lo ~ue resulte como promedio; pero si la discrepancia es
de ellos, si no se logra un acuerdo en la diligencia, ha mayor, ya no se explica suficientemente el porqué de una
de ventilarse contenciosamente, de acuerdo con las re• diferencia excesiva, cosa ~ue hace suponer error o par•
glas del' Libro Segundo, respetánd03e así el artículo 14 cialidad de los peritos, imponiéndose entonces la necesi•
constitucional y los principios procesales del Contradic• dad de he: intervención del tercero, quien habrá de dicta- •
torio. Respecto de gastos, no existiendo una disputa qU3 minar con vista de los estudios de 168 peritos de las
dé lugar a que se finque una responsabilidad contra al• pa;:tes, exponiendo, con la amplitud y precisión necesa-
guna de las partes, no son aplicables las disposidoncJ 1 ias, la, razones (;11 nue :,poyC' su parecer, para la

del Capítulo II del Título Primero del Libro Primero, debida i:ustración del tribunal, p:lesto que éste debe re•
razones por las que se ordena, en el artículo 520, qUJ solver con vista del dictamen de dicho perito. Cuántlo no

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
1)2 DIARIO OFICIAL Sábado 13 de marzo de 1943.

ha habido OpOSlClOn del expropiado, ha consentido el expreslOn: "jurisdicción voluntaria", no obstante que la
procedimiento del avalúo, quedando sometido al resulta,do moderna doctrina procesal ha demostrado suficientemen•
del mismo, razón por la que, fijado judicialmente el im• te que en estos casos no puede hablarse de una propia
porte de la expropiación, deben otorgarse los títulos co• jurisdicción, sino más bien de facultades administrati•
rrespondientes, poniendo la cosa a disposición de la au• vas de los tribunales, porque en los actos de que se tra•
toridad expropiante, y el precio a la del expropiado, o ta no se constituye ni declara un derecho, ni menos tie•
depositándolo en una institución de crédito capacitada nen fuerza vinculatoria para terceros o para 103 mismos
conforme a la ley para recibirlo, en caso de negativa del órganos jurisdiccionales, sino que simplemente la fina•
propietario, en cuya rebeldía igualmente el tribunal fir• lidad única es la de que algo se haga constar auténti•
mará los títulos correspondientes. De esta manera se camente ante los tribunales; pero la expresión de que
respeta, al expropiado, la garantía de audiencia, dándole se trata es de aceptación general, y basta con ello para
oportunidad de C!ue la cuestión se ventile en juicio for• justificar su conservación, porqu8 las leyes deben res•
mal, y, a la vez, se tiene un procedimiento expedito, ponder al sentido de significación y claridad con qUé los
que ofrece la suficiente seguridad para la fijación del términos en que se redactan tienen vida en la comunidad.
justo valor de lo expropiado, fuera del juicio, cuando no
hay oposición. CAPITULO Ir

TITULO SEGUNDO Informaciones "ad perpetuam"

Jurisdicción voluntaria Corno caso especial ,de jurisdicción voluntaria que


amerita una particular reglamentación, está el de las
CAPITULO 1 informaciones "ad perpetuam", que todos los ordenamien•
Disposiciones generales t03 procesales de la República han tratado destacada•
mente. El artículo 538 establece los casos de procedencia
En los artículos 530 a 537, se han consignado la'! C:e tales informacienes, reducidos a dos, ambos relativos
reglas generales sobre jurisdicción voluntaria. El 530 e'! a inmuebles, pues no es el caso de demostrar aquí la de•
de la más amplia generalidad, puesto que caben, dentro de licadeza de la prueba de la posesión de los muebles, por
él, todos los actos que, por disposición de la ley o por largo tiempo continuo, por manera qU8, para que la ley
simple solicitud de los interesados, requieren la inter• no sea burlada, o, lo que es peor, se le utilice corno ins•
vención del tribunal, sin Que esté promovida ni se pro• trumento de picardías, en el artículo de que se trata sólo
mueva cuestión alguna ent,re partes determinadas; sin se permite rendir informaciones para justificar la po•
perjuicio de que el negocio se haga contencioso mediante sesión, sólo cuando tengan por fin acreditar el dominio
oposición de parte legítima, que puede venir espontá• pleno de un inmueble o la posesión de un derecho real
Copia DOF 52 - 56
neamente, o C!ue puede resultar al citársele conforme al sobre inmuebles. La información, para garantía de su
artículo 531; pero, si la oposición procede de quien no Eeriedad, ha de recibirse con citación del Ministerio PÚ•
tenga personalidad ni interés para hacerla, debe de• blico y del propietario o copartícipes, en su caso, del
secharse de plano, corno igualmente deben serlo las opo• derecho real, C!uienes pueden tachar a lo'! testigos por
siciones f!ue se presenten después de ef ~ctu'\do el acto circunstancias que afecten su credibilidad, p'J.diendo el
de jurisdicción voluntaria, reservando su dered:o al opo• juez ampliar su examen con las preguntas que estime
sitor, corno lo dispone el 533. Corno en es~a clase de pro• pertinentes pRI'a asegurarse de la veraciC:,.d de su dicho,
cedimientos no hay disputa entre parte" las r3s01uciones como puede también exhibir testigos de conocimiento de
que se dicten no surten efectos preclusivos, razón por los que han de declarar respecto a la información, cuando
la o,ue el artículo 534 permite que puedan variarse o éstos no fueren conocidos por el juez o por el secreta•
modificarse, hecha excepción de los autos que tengan rio, como lo autorizan los artículos 539 y 540. '
fuerza de definitivos, pues con ellos propiamente termina El artículo 54.1 dispone que las informaciones se
el acto de jurisdicción voluntaria; pero aun aq'lí se per• protocolicen en la notaría que designe el promovente, y el
mite (!ue puedan ser modificados, cuando se demuestre
542 prohibe recibir informaciones de testigos respecto
que cambiaron las circunstancias (ue determinaron la
de hechos C!ue fueren materia de, un juicio comenzado.
resolución, y las mismas razones de ausencia de contro•
Eatos dos últimos preceptos no requieren motivación es•
versia, y de falta de efectos preclusivos de las resolu•
pecial, porque no entrañan ninguna modificación 1), la
ciones, fundan el artículo 535, que dispone que las reso•
legislación en vigor.
luciones de ('ue se trata no admiten recurso alguno, con
lo que ningún perjuicio se causa al solicitante, ya que, si
pretende que el acto surta efectos en contra de otra per• TRANSITORIOS:
~ona, podrá ocurrir a la vía contenciosa, donde obtendrá

El artículo 1 establece que el nuevo ordenamiento
la que busca, d su pretensión está justificada. entrará en vigor a los treinta días siguientes al de su
DI artículo 532 establece, en sus cuatro fracciones, publicación en el "Diario Oficial". El término no es muy
los casos en C!ue precisamente debe oírse al Ministerio amplio; pero se le juzgó bastante porque el nuevo orde•
Público Federal; el 536 prohibe toda diligencia de juris• namiento no será de aplicación inmediata a los negocios
dicción voluntaria de Que pueda resultar perjuicio a la en trámite, sino que paulatinamente va a regir el de;•
Ff?r1f?ración, siendo nulas las C!ue contravengan esta pro• envolvimiento de los nuevos negocios que se pri¡!senten
hibición, y el artículo 537 prohibe la a(!umulación de un a los tribunales, a partir del vencimiento del mencionado
expeqiente de jurisdicción voluntaria y otro de jurisdic• plazo, como lo dispone el artículo 3, precepto éste que
ción contencioca. Se observará que se ha mantenido la se funda en que es un verdadero sistema la estructura

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
Sábado 13 de marzo de 1943. DIARIO O::-ICIAL

de un proceso, de manera que no puede arbitrariamente arrollo procesal por el cambio de legislación, puesto que
mutilársele en una parte, para hacerlo seguir sistema el proceso ya no seguirá su curso.
diverso, porque se corre el riesgo de provocar un ca03
En el artículo 2 se derogan todas las leyes proee•
verdadero en la tramitación, de muy delicada solución
sales federales, hecha excepción de los )lrocedimientos de
y de en0ntes peligros de crear situaciones de inju~ticia amparo y los establecidos para el funcionamiento de
para las partes, como lo ha demostrado la práctica en tribunales de organización especial. Esta limitación es
los cambios de legislación procesal que no han tenido
obvia, puesto Que no se ha tenido la intención de modifi•
en cuen.ta estas ideas, sino que han ordenado la Ínme• car el juicio de amparo ni tampoco los procedimientos
diata vigencia del nuevo ordenamiento, respecto de los de tribunales de organización ,especial, como el Fiscal
negocios en trámite. La única excepción que consigna de la Federación o el de Arbitraje.
el Proyecto, es la de la caducidad, y esto porque la ca•
ducidad no da lugar a la aplicación d3l nuevo procedi• México, D. F., a 19 de diciembre de 1942.-El Pro•
miento, sino que, al contrario, nulifica el juicio, lo que curador General de la República, José Aguilar y Maya.
demuestra que no puede provocarse confusión en el des- -Rúbrica.
- /

FE DE ERRATAS DEL CODIGO FEDERAL DE PROCEDIMIENTOS CIVILES

En la publicación del citado Código, efectuada en la Segunda Sección del número correspondiente al día
.24 de febrero último, se cometieron los siguientes errores:
Llnen del ',,;., " '1 ,.
Articulo nrtleulo Dice. Debe decir.
.' ,1

3 6 modificación en ningún sentido, por modificación, en ningún sentido, por .• .•


4 14 procedimiento intervenga, ya ... procedimiento, intervenga ya ...
5 9 siguientes del ... siguiente~ al '"
5 20 obligado o ... obligado a ...
5 22 y los personales de cada uno de ellos; y a las personales de cada uno de ellos;
pero ... pero, ...
7 9 ellas; según ... ellas, según '"
8 4 ción en ... ción, en ... " - \
:, ,:-,I;;i:, \ I
8 5 pensable, para ... pensable para ".
8 13 ... _partes y ... Copia DOF 53 - 56 partes, y ...
9 6 contraria, se exigirá, contraria se le exigirá
11 3 entre éjtas, sea que entre éstas y la Federación, no habrA
lugar a costas, sea ...
11 4 yan encausado ... yan causado ...
17 4 incompetencia superviviente incompetencia superveniente
21 1 de la reconvención '" de reconvención ...
23 8 actor y .•• actor, y .. ,
24 23 sentenciados ejQcutoriamente, sentenciados ejecutoriadamente,
24 24 último caso '" último caso, ".
24 32 ubicación, lo dispuesto en la fracción ubicación de los bienes raíces suceso•
m ... rios, observándose, en lo aplicable,
lo dispuest~ en la fracción 111.
24 48 promueven promueve ...
24 49 raíces ... raíces, ...
28 2 tribunales se ... tribunales federales se
31 3 le pueden ... le puedan ...
36 12 estuvieren, conforme3 estuvieren conformes
36 14 requeriente, en .. . requeriente. En .. .
36 16 requeriente para ... . requeriente, para .. .
39 5 de impedimentos: .. . de impedimento: '"
49 1 recusación se suspende reposición, se suspende
54 6 y sancionará y sancionarán :;!I'''' ...,

77 9 apelada .. . apelable ...


79 5 están .. . estén ...
104 2 tardar el ... tardar, el ...
105 2 comparece el tribunal abrirá el plie- comparece, el tribunal abrirá el plie-
go, e ... go, e, ...
107 5 aconseje pero, .,. aconseje; pero, ...
107 6 intérprete si ... intérprete, si '"
109 4 y en todo ..• , '1:1.$,
-1!"'"
l'

~·4
,
1,
.~;"~-~

iJ.~
y, en todo ..•

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
DIARIQ OFICIAL Sábado 13 de marzo de 1943.

Lfllen tI .. 1
nrtlt'ulo Diee: Debe det'lr:

109 8 confesa d confesa, si ...


110 6 reprobará y ..• reprobará, y .••
li! 2 dijera. dijere.
H2 2 derecho a su vez derecho, a su vez,
113 1 puede, libremente puede libremente
114 5 leerles ... leerlas ...
116 2 producido, o producido, o, ...
118 6 pues en ... pues, en .. ,
11~ 4 acompañado en acompañado, en
i19 6 ... ' pliego y ••• pliego, y, .. .
119 13 Y además, .. . y, además, .. .
124 7 vativa y .. . vativa o .. .
126 2 parte y el .. . parte, y el ...
129 1 públicos, aquellos públicos aquellos
129 5 públicos en ". públicos, en .. .
130 3 Territorios, o ... Territorios o .. .
130 4 juicio sin ... juicio, sin .,.
132 4 dias manifieste ... días, manifieste' ...
135 4 autos al de Distrito respectivo, o ••• autos al Juez de Distrito rel!pecti-
vo, o, ...
136 2 originales, y originales, y,
137 7 ni más .,. ni a más ...
138 5 IV'de .. , IV, de '"
141 6 decida sobre decida, sobre
114 6 glamentado, o ... glamentado, o, .. .
116 2 pericial deberá ". pericial, deberá .. .
146 3 ordinario, o ... ordinario o ...
146 10 previniéndolos, ... previniéndolas, ...
146 14 Si pasados .. . Si, pasados '"
149 4 ta calificada .. . ta, calificada ...
149 10 están obligados Copia DOF 54 - 56 estarán obligados
163 7 los nombró .. . lo nombró .,.
155 4 produjera .. . produjere ...
i57 4 recuperación, ... recusación, ".
159 2 nombró o ". nombró, o ".
163
1~4
171
1
3
2
En la diligencia
objeto ...
Estados, a ...
. ". De la diligencia
objetos ...
Estados a ...
173 9 las preguntas .. , las repreguntas
174 9 preguntas .. . repreguntas '"
174 12 a perguntar .. . a repreguntar ...
174 16 residen ... residan ...
176 6 litigantes y ... litigantes, y ...

, 176 8 alguna de las partes. alguna de las partes. A continuación,


1'"'
se procederá al examen.
181 4 un parte ... una parte ...
Capítulo VII 1 taquigrMicas y, ... taquigráficas, y,
202 3 pero si ... pero, si ...
203 10 declaración: más declaración ~ más
206 18 surtiría .. . surtirá ...
213 16 caso no .. . caso, no ...
215 2 tribunal, quien ... tribunal, quien,
215 8 dispongan; ... depongan; .,.
219 4 sus fundamento '" sus fundamentos ...
220 3 autos, cuando ... autos cuando
221 6 ley, o ..• ley, o, ...
222 7 precisión los precisión, los
223 4 resolución dentro resolución, dentro
234 10 apelado de .. . apelado, de '"
234 18 sñaladas .. . señaladas ...
235 4 .... artículo 90, '" artículo 9, .,.

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
·.
Sába4ó 13 de marzo de 1943. DI A R 1 O O Jo' I C.I A L GIS

L'"ea del
Artfculo "rUculo Dice: Debe decir:

2as 8 que hallan que se hallaban .. ,


281 3 en el expediente ... en expediente ...
297 10 revoque, o, ... revoque o, ...
2il2 4 notificación remitirá al no~ificación, remilirá, al ...
249 6 que hubiere recibido que se hubieren recibido
21h 3 preerendrá al .. . prevendrá, al .. .
253 5 sea relativas .. . sean relativas .. .
256 10 incidente, no se concederá en '" incidente, no se concederá, en ...
259 1 procede cando .. . procede cuando
261 10 treinta días .. . tres días .. .
263 2 lo 261 ... lo 261, .. .
263 5 apelación para ... apelación, para
264 10 inferior¡ a ... inferior, a ...
268 14 continuación su .. . continuación, su .. ,
272 3 línea delegada, .. . línea delgada, ... ,
276 4 con que se presente el negocio, ... 't \ en que se presente en el negocio' •.•
276 10 copais ... copias ...
280 6 sentado, dejando en sentado, dejanco, en ...
287 5 resolució~, en ... resolución en
288 3 necesidade ... necesidad ...
292 2 nos los ... nos, los .,.
302 "\ 2 de él, se '" de él se ...
3t3 11 conocimiento que conocimiento. que
316 6 rotulón que '" rotulón, que ...
s18 2 no ocurran ... no ocurren ..•
319 8 nará en .. . nará, en .. .
319 10 culidad .. . nulidad .. .
319 13 estando de fallarse, sin haber
Copia DOF 55 - 56
estado de fallarse, sin haberse ...
320 2 tículo anterior, si la persona may título anterior, si la persona mal ...
320 3 <Q
manifestare ante el tribunal ... manifestare, ante el tribunal,
322 11 observarán ... observará .. .
323 6 Si entiende .,. Se entiende .. .
323 16 declarará bajo .. . declarará, bajo .. .
325 3 lo cual se le .. . lo cual se la .. .
326 4 dirIgirá en .,. dirigirá, en ...
326 5 moral y el emplazam\ento, se ... moral, y el emplazamiento se ...
3?7 4 que corresponda .. , que correspondan .,.
329 5 propios; o ... propios, o .,.
330 4 defensar supervivientes defensas supervenientes
343 5 ra, alternativamente bra, alternativamente
3H 2 procedentes .. . precedentes ...
344 26 partes; y .. . partes, y .. ,
á4~ 1 Si. en ... Si, en '"
848 1 sentencia .se ..• sentencia, se ...
352 2 hará con hará, con ...
357 7 . ..
, recurrida previa recurrida, previa
Sll5 4 partes a ... partes o '"
373 5 litigio ... litigio; ...
373 14 procedimiento no ... procedimiento, no .,.
373 26 haya suspendido el procedimiento de ... hayan suspendido el proced¡mieniQ en ...
874 1 casos en que las .. , casos de las ...
375 2 decrete, la .. I decrete la '"
376 6 condonación; '" cohdenación; ...
38¡ 3 opuesto o ... opuesto y ...
386 3 obra de la ejecución, de ... obra, de la ejecución de ...
3B9 4 suficentes. ... suficientes '"
39'3 2 en el último del último ... en el del último .. .
401 2 deudor, para que ... deudor para que, .. .
401 3 requerimiento. cumpla requerimiento, cumpla
409 4 representado representado,
409 5 documento y ... documento, y •.•

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.
56 DIARIO OFICIAL Sábado 13 de marzo de 11143.

Llnen del
A.rtlculo I!rticulo Dlcel Debe declrl

421 18 finca, sólo finca sólo ..•


422 2 el tribunal, o o • el tribunal o o •

423 7 constar en . o' constare en ...


426 6 cantidades, que especificamente cantidades que especificamente
4<.10 7 setencia o" sentencia .. .
432 10 cerraduras ... cerraduras, .. .
43·1 2 constituyen patrimonio éonstftuyan el patrimonio
43·1 20 para éste; . o' para éste, . o.
435 :3 protegidos, por ... protegidos por o ••

436 2 secuestros, es . o • secuesL~os es ...


438 2 diligencia, no impedirá, el .. , diligencia no impedirá el
439 7 tantes o o' o tantes, o ...
441 1 Cuando practicado Cuando, practicado
445 2 es trate o" se trate o o.

447 2 raíces, se ... raíces se .. ,


447 7 alteral' en o o • alterar, en ..•
447 14 . remate, de . o. remate de . o o

447 17 huebiese .,. hubiese ...


449 13 embargo, sólo ... embargo sólo o o •

451 3 se nombre, ... se nombre ...


452 4 hacer en caso necesario los hacer, en caso necesario, los
453 7 prudente en una junta en la que prudente, en una junta en que ...
453 8 partes si . o • partes, si .,. •
455 6 partes, y ... partes y ..•
458 7 acuerdo y ..• acuerdo, y o o.

458 !) resolverá autorizando resolverá, autorizando


459 2 notificará a . o • notificará, a ...
460 20 rústica en ... rústica, en " ..
460 25 provisionalmente las
Copia DOF 56 - 56
provisionalmente, las
460 27 dando inmediata . o' dando inmediatamente
460 2) el mal; y el mal, y . o'
468 8 honorario Q.ue honorario que,
468 9 partes y, ... partes, y, .,.
468 10 ellas les .,. eilas, les .. ,
468 18 acuerdo les señalen las partes, y acuerdo, les señalen las partes, y, ...
471 6 y éste, ..• y éste ..•
472 2 raíces sin o •• raíces,: sin .,.
475 4 publiquen por publiquen, por
481 !) reconociendo el . o • reconociendo, el '"
482 8 respectivo, concluida respectivo.-Concluida
484 3 ofrecida . o o ofrecida, .. ,
498 3 liquidación se liquidación, se
503 5 precio. o' precio, . o.
514 1 fondo ... fundo ...
516 2 artículo anterior; artículo anterior:
517 8 conocidos, y si ... conocidos, y, si ...
517 14 diligencia y '" diligencia, .,.
Capítulo IV 2 Procedimientos de • o •• Procedimiento de.
525 6 señaltl y .,. señale, y ..•
529 4 valuación se '" valuación, se
529 6 parte en o o, parte, en .. ,
531 5 ellas y . o • ellas, y ...
531 6 obstáculo para obstáculo, para
536 5 cho y . o, cho, y . o.
538 9 copartícipes en copartícipes, en ...
538 13 testigos por .. . testigos, por .. .
539 3 tinentes para .. . tinentes, para .. .
, ,
Trandtorios
3Q 1 . .. tramitación al o •• .. " tramitación, al ..•
México, D. F., a 12 de marzo de 1943.-LA DIRECCION.

La imagen que se muestra se originó de un proceso de digitalización a partir del original que refleja el estado en que se encuentra. Estamos trabajando para mejorar su calidad visual.