Está en la página 1de 1

Encubrimiento Real (Art.

405°)

El que dificulta la acción de la justicia procurando la desaparición de las huellas o


prueba del delito u ocultando los efectos del mismo, será reprimido con pena privativa
de libertad no menor de dos ni mayor de cuatro años.Si el hecho se comete respecto a
los delitos previstos en los artículos 152° al 153° A, 200°, 273° al 279°-D, 296° al 298°,
315°, 317°, 318°- A, 325° al 333°; 346° al 350° o en el Decreto Ley Nº (Establecen la
penalidad para los delitos de terrorismo o los procedimientos para la investigación, la
instrucción y el juicio), la pena privativa de libertad será no menor de siete ni mayor de
diez años y de ciento ochenta a trescientos sesenta y cinco días multa.

20 Jurisprudencia“El tipo pena contenido en el artículo 405 del Código Penal requiere
que el procesado haya actuado con dolo, procurando el ocultamiento de la prueba del
delito o el ocultamiento de los efectos del mismo, es decir, que tal conducta por sus
características propias debe ser intencionada y sin que medie excusa de ningún tipo
que justifique o pretenda justificar dicho ocultamiento; en tal sentido la imputación
dirigida contra el procesado, agente de bolsa, de haber omitido dar la información
requerida por la policía acerca de la identidad de las personas que adquirieron el
paquete accionario de la entidad bancaria, no se encuadra en la tipicidad del delito en
estudio, al no apreciarse que dicho levantamiento del secreto bursátil que le asiste al
agente de bolsa, no fue solicitado mediante pedido formal de la autoridad jurisdiccional
en ejercicio de funciones”.Ejecutoria Superior de Apelaciones con reos libres de Lima,
19 de diciembre de 1997, Exp. N°

21 Jurisprudencia“El tipo penal de encubrimiento real se perfecciona o satisface


plenamente –consumación típica- con la sola realización de actos destinados a
desaparecer las huellas o pruebas del delito, o con la realización de actos de
ocultamiento de los efectos de este, como formas de dificultar la acción de la justicia.
Los verbos rectores empleados no indican que el delito se siga consumando mientras
dura el lapso en que las huellas o pruebas y efecto se hallen ocultos, esto es, de que
cada momento en que subsiste la desaparición u ocultación sea una prórroga duradera
de la fase de consumación del delito. Que si bien tanto la modalidad de “desaparecer”
(cuando no solo se procura para ello sino cuando efectivamente se consigue), como de
“ocultar” pueden implicar cierto lapso de tiempo en que las huellas o pruebas y efectos
se hallan fuera del conocimiento de las agencias de persecución penal, sin embargo,
se trata de una consecuencia no exigida en el tipo penal, que, por ende no hace
depender o influye en la efectiva consumación del delito (la que está enlazada
estrictamente al cumplimiento de los verbos rectores típicos antes mencionados);
desde este punto de vista, el primer supuesto del delito de encubrimiento se estructura
como un ilícito de mera actividad, que se consuma en el momento que se procura la
desaparición de las huellas o prueba del delito (basta realizar una conducta idónea
encaminada a ese fin), mientras que el segundo supuesto se estructura como un delito
de resultado instantáneo, cuya consumación acaece cuando se oculta los efectos de un
hecho punible (cuando se realiza una conducta que efectivamente impida su hallazgo),
sin que a la consumación afecte el momento –la mayor o menor prontitud o demora-
del descubrimiento de los actos de ocultación (o de las huellas, prueba o efectos
encubiertos), que es una nota de orden criminalístico no exigida en el tipo
penal”.Ejecutoria Suprema del , R. N. N° , Lima.