Está en la página 1de 3

Instrucciones

1
Abre el manual de tu router y localiza las instrucciones para
acceder a la interfase de configuración, a través de un
navegador de Internet. Si no tienes una copia física del
manual, la mayoría de los fabricantes tienen una versión
PDF en sus sitios web.

2
Conecta tu computadora al router utilizando un cable de red
estándar. Asegúrate de conectarlo en uno de los puertos de
bajada, y no en el puerto de subida, o puerto WAN.

3
Abre tu navegador de Internet favorito. Escribe la dirección
IP de tu router en la barra de direcciones, justo después de
"http://" con las que comienzan la mayoría de las
direcciones de Internet. Normalmente, la dirección IP del
router será algo así como 192.168.0.1, pero tendrás que
encontrar cuál es la dirección exacta en su manual.
4
Ingresa el nombre de usuario y la contraseña en la ventana
que aparecerá. Muchos routers tienen a "admin" como
nombre de usuario y contraseña predeterminados, aunque
tendrás que ver en el manual cuáles son para tu router.
Luego de ingresar la contraseña, el router mostrará la
página de estado inicial, con enlaces a las distintas
configuraciones administrativas.
5
Encuentra la página que te permita cambiar la dirección IP
del router. La dirección debe ser cambiada para que no sea
la misma que la del router principal de tu red, o de
cualquiera de los otros dispositivos de red. Si el router
principal está configurado para utilizar 192.168.1.1, el
router que será utilizado como repetidor debería tener un
número superior, como 192.168.1.2 o 192.168.1.10,
dependiendo de cuántos dispositivos tengas conectados en la
red.

6
Desactive el servidor DHCP del router. Esta opción debería
estar en la misma página que la dirección IP, pero cada
router varía respecto a los demás. Cuando un router está
funcionando normalmente, este servidor le asigna
direcciones IP a cada dispositivo conectado a él. Ya que este
router será utilizado sólo como repetidor, las direcciones IP
serán administradas por el router principal de la red.
7
Desactive el servidor DNS, si está activado. Esta función será
manejada por el router principal, o por el proveedor de
Internet que te esté dando la conexión a Internet.
8
Desactive cualquier cortafuego instalado en el router.
Generalmente, esto se puede hacer en la sección
"Seguridad" y puede requerir que modifiques varias
opciones, dependiendo del modelo del router.
9
Elimine todas las entradas que existan en la sección
"Reenvío de puertos". En algunos routers, esto puede estar
vinculado a "Aplicaciones y juegos", ya que permite que
algunos programas tengan un acceso menos restringido a
Internet.
10
Cambie el modo operativo a "Puerta de enlace" o "Switch",
si existe dicha opción. Además, si el router es inalámbrico y
tiene las opciones adecuadas, desactive el acceso inalámbrico
o configúrelo como punto de acceso únicamente.
11

Guarde la configuración cuando sea necesario en cada


página, y reinicie el router. Cuando el router se haya
reiniciado, los cambios deberían permitirle funcionar como
un repetidor. Ahora, simplemente coloque el router en su
nueva ubicación, en el medio del cable largo, conecte todos
los cables y enciéndalo.