Está en la página 1de 255

DE VUELTA A MIS RAÍCES

NUTZALIJEM PA LE UX’AL KASLEMALIL

CHICHIMUCHIANDO MI GRANITO DE MAÍZ COMO APORTE A LA HUMANIDAD

HNO CHICHIMUCH

DE VUELTA A MIS RAÍCES

NUTZALIJEM PA LE UXE`AL KASLEMALIL

CHICHIMUCHIANDO MI GRANITO DE MAÍZ COMO APORTE A LA HUMANIDAD

HNO CHICHIMUCH DE UTATLÁN

Dedico ESTA obra
Dedico ESTA obra

Al Ajaw:

Gracias por escuchar mis dos, tres palabras musicalizadas en esta prenda de mi alma; si te convencen me conformo, porque más tarde harás que la humanidad tome en cuenta la cosmovisión maya, como aporte importantísimo en la redefinición de la humanidad.

A la Sagrada Humanidad:

Con sinceridad y sencillez, sin fingir modestia, le hago entrega de este granito de

maíz; espero que lo tome como un vaso de agua en estos tiempos de interior.

sequedad

A mi Pueblo Maya:

Cuanto pueda decir de mi pueblo milenario no es hiperbólico; es apenas una aproximación a su grandeza; solo intento, honrarlo, pregonarlo y proponerle a la Humanidad que tome en cuenta su legado milenario (bañado en equilibrio y sabiduría) y además sagrado.

Al Hno. Cecilio Herrera y al Hno. Otto Armas:

Provinciales de los Hermanos de La Salle, del Distrito de Centro América y Panamá, y a Hnos. que muestran un respeto y están dando el lugar cabal y exacto a este Pueblo Milenario.

A la Licda. Ángela Patricia Tijerino Alvarado:

Porque es mi hija predilecta, en esta Nicaragüita, que me ha dado dos lindas nietas: Fahima Andrea y Sasha Maíssa y por nutrirme con gestos amables que regocijan y reencantan mi alma en esta “Tierra de Lagos y Volcanes.

A Nicaragua:

Por permitirme caminar sobre su suelo sagrado, pensando sobre la importancia de recuperar el derecho de ser uno mismo, de mirar con asombro la vida y el haber hilvanado esta prenda de mi alma, bajo tu cielo azul y blanco.

ser uno mismo , de mirar con asombro la vida y el haber hilvanado esta prenda

TABLA DE CONTENIDO

WE K’O CHUPAM WE WUJ

PRESENTACIÓN

8

 

Uk’utik

ANTES DE TODO Nab’enachironojel

11

INVOCACIÓN AL AJAW Tzijonemruk’ Ajaw

15

¿DE QUÉ SE TRATA ESTA OBRA? ¿Jas kuxwa we wuj? Poema: La cusa indígena Le qach’a’ojinik chi oj ajwaralik winaq

17

1.

REALIDADES rilikk’aslemalil Poema: ¿Qué les queda a los jóvenes? ¿Jaskakanajchikiwach le qapojib’ k’ajolab’?

27

1.1 Realidad Macrocosmos

29

1.1.1 Paradojas del mundo Tecno-científico

1.1.2 Panorama degradante y por lo mismo preocupante

1.1.3 Crisis de empobrecimiento de la vida interior

1.1.4 La Humanidad en contra de la Madre Naturaleza.

1.2 Realidad Microcosmos

42

1.2.1 Mis sombras

1.2.2 Mis dolores

1.2.3 Mis momentos duros

1.2.4 Mis luces y menciones honoríficas recibidas

2. UNAS PINCELADAS SOBRE MI CULTURA MAYA Jujuntaqtz’ajpauwi’ le Maya b’antajik Poema: Lenguaje del corazón utzij le k’uxaj

58

2.1 Una esplendorosa Cultura

59

2.2 La Cultura Maya ha sido pisoteada

63

2.3 Las exclusiones en el siglo XIX (1801- 1900)

66

2.4 ¿Qué hay bajo las cenizas?

68

3. HACER PRESENTE LA COSMOVISIÓN MAYA

71

Rulik le Maya K’aslemalil Poema: Sacaron su tarea Xkitz’aqatisaj le kichakpatan

3.1 Principios Mayas

76

3.2 Valores Mayas

78

3.3 El sagrado Calendario Maya

98

3.4 Voces de nuestros hermanos animales

4. DE VUELTA A MIS RAÍCES MAYAS

Nutzalijikpa le xe’alk’aslemalil Poema: Con mayúsculas de clorofila Ruk’ nimalajtaquwa’al che’

120

123

4.1 Apertura a los cambios

125

4.2 Enraizamiento

129

4.3 Cambio de paradigma

134

4.4 Actitudes que debo fomentar en mi persona

138

5.

URGE REDEFINIR Y REDIRECCIONAR LA HUMANIDAD

141

Q’aq’rijuchayuxikxuquje’ uk’utikub’e le winaqilal Poema: Una conjugación de euforias Jun mulink’atatem

5.1

Nuevo enfoque de la Física y Biología acerca del Universo

144

5.2

Cambio de Épocas

145

 

5.3 ¿Se acaba el mundo en el año 2012?

147

5.4 Realidades que justifican un cambio

150

6.

MANOS A LA OBRA, A SEMBRAR NUEVAS SEMILLAS Qamajijchak, qatikak’ak’ taqija’ Poema: Nuestro comienzo

152

Le qawinaqirik

6.1 La Cosmovisión Maya, aporte importantísimo en la urgente redefinición y redirección de la Humanidad en este siglo XXI

154

6.2 Urge devolverle el carácter sagrado a la Madre Tierra

168

6.3 Urge educar para una cultura ecológica planetaria y holística, garantizando una educación espiritual

170

6.4 Otros aportes que exigen la urgencia de estos cambios

173

7. MIS DOS, TRES CUATRO ÚLTIMAS PALABRAS

Keb’, oxib’, Kajib’ uk’isb’ Kaltaqnutzi Poema: Me lo han quitado todo Ronojelxkelesajchwe

179

7.1 Una realidad Macro

181

7.2 Mi propuesta a la sagrada Humanidad

181

7.3 Mi proyecto personal

182

7.4 Palabras que aclaran y enfatizan

184

8. ME ALEGRO CON USTEDES POR EL PREMIO DE DIGNIDAD HUMANAKin ki’kot iwuk’ xa rumal le jun sipanik chirij le Nim uq’ij le Winaqilal Poema: Mi camino escabroso Le jun k’axalaj nu b’e

187

9. MUJERES QUE ME HAN HECHO VIVIR EN MI ESTANCIA EN NICARAGUA Y COSTA RICA Le ixoqib’ chi ki ya’om nuk’aslemal pa le nuk’olem waral pa we Amaq’ Nicaragua xuquje’ Costa Rica Poema: Dios te hizo mujer. Ixoq xa tutz’aqo rinAjaw

198

9.1 Mujeres Nicaragüenses

199

9.2 Mujeres costarricenses

208

9.3

Contrarrestando el maldito racismo en la Humanidad

210

9.4 Pronunciamiento de Mujeres ante la masacre en contra del Pueblo Maya k’iche’ de Totonicapán, Guatemala

212

10. CANTANDO

Y

IPLS……

Traducción

Poema

COLOREANDO

A

NICARAGUA

Y

AL

……………… 216

 

10.1 Un presente a Nicaragua

218

10.2 Por amor a Nicaragua

219

10.3 Unas pinceladas sobre el IPLS

220

10.4 Sentimientos Profundos

222

11. RECIBAN MI OFRENDA DE AGRADECIMIENTO K’AMA ALAQ LE NUSIPANIK NUK’AMOWANIK Canción: Gracias a la vida kink’amowaj che le k’aslemalil

224

 

11.1 A mis progenitores

226

11.2 A Monseñor Arturo Mertens

227

11.3 Al prof. Paulo Chutá Chávez

227

11.4 Al Hno. Sebastián Farró

228

11.5 Al Hno. Manuel Estrada Carpintero

228

11.6 Al Señor Bernardo Vásquez

229

11.7 Al Hno. Manuel Socop

229

11.8 Al Dr. Luis Enrique Sam Colop

230

11.9 Al poeta Otto René Castillo

231

11.10 Al poeta Humberto Akabal

231

11.11 Al Tat José Yac Noj

232

11.12 Al

cantautor Facundo Cabral

233

11.13 A mi comunidad lasallista de León, Nicaragua

233

12.

GLOSARIO DE TÉRMINOS MAYAS

234

Uq’alajisaxijjuntaq maya tzij

13.

BIBLIOGRAFÍA

238

Solixikwuj

PRESENTACIÓN

UK’UTIK

Ante el Oxlajuj E’, pido permiso a los 20 Nawales para decir estas palabras y presentar la obra de mi hermano Chichimuch, auténtico k’iche’ Pach’utzij. El trenzador de palabras k’iche’.

Ha llegado el tiempo; se está cumpliendo lo que dejaron escrito en el ChilamB’alam: “Al terminar la codicia, se desatará la cara, se desatarán las manos, se desatarán los pies del mundo. Y cuando se desate la boca ¿Qué dirá? ¿Qué dirá la otra voz, la jamás escuchada?

Comienzo diciendo, que es un justo tributo a la memoria de las generaciones de abuelas y abuelos, cuando claramente leemos en el PopolWuj, “Nosotros nos vamos, sabios consejos les dejamos, pero regresaremos”. Esta obra es una muestra del regreso de los B’alameb’. La creación del ser humano, el Junwinaq, la persona completa, trabajo de la abuela Ixmucané, está fructificando en este ser esclarecido, que respeta y agradece.

Pido permiso al Iq’ y al Kawoq, energías que se interrelacionan para dar

a conocer esta obra- Al Iq’ porque es el medio para decir nuestra

palabra, y porque también es el que limpia, desde la más suave brisa hasta el más temible huracán. Al Ajaw Kawoq, que suene su palabra

como Kaqulja, Ch’pikaqulja, raxakaqulja el tueno, el pequeño rayo, el rayo verde, para decir estas palabras a los cuatro rincones del universo, para que todos los seres escuchen la demanda, la afirmación

y la propuesta de nuestro querido Hno. Chichimuch, como los granos

de maíz para la siembra; para esperar hermosas mazorcas amarillas, blancas, rojas y negras; para que la humanidad tenga un vaso de agua fresca, para calmar esa sed grande de alternativas para salvar nuestra casa Común, que es la Madre Tierra.

8
8

El K’i Tzij -la palabra dulce florece -y los abuelos hablan, por medio de este hombre de maíz, nacido en Chichimuch, Santa Lucía Utatlán, retoño de los Velásquez y de los Saqik’, donde está enterrado su muxux, su ombligo; siendo testigo el gran Imuch’, uno de las montañas sagradas que cuida al pueblo de Santa Lucía Utatlán, pueblo descendiente directo de las abuelas y los abuelos K’iche’ de Q’umarkaj. En su tremendo dilema “ser Hermano de la Salle o Ser Maya K’iche’ vivenciando su cultura e identidad”. Es difícil aceptar una voz desde los ancestros que valientemente cuestiona el sincretismo y con voz clara, pregonando desde las raíces de la enseñanza de las abuelas y de los abuelos, rescatarla y fortalecerla, pero lo más importante, vivirla. Esta voz debe ser escuchada para estos nuevos tiempos, y esta nueva era que empieza como el amanecer para nuestro Pueblo.

Hermano por K’iche`; amigo por la energía que nos enlaza e interrelaciona y compañero por haber estudiado juntos la primaria en el Colegio Santa Catarina de Nahualá, Sololá.

Después de un largo tiempo, después de que cada uno siguió su caminar sobre la Madre Tierra, llega la sincronicidad, para caminar juntos hacia nuestras raíces. Esta obra de Chichimuch, “DE VUELTA A MIS RAÍCES” es para poder darle al mundo estas reflexiones, para que florezca en los corazones de las generaciones tiernas de Utatlán y de todo el mundo.

Tomen pues, como un vaso de agua, para esa sed de beber en el pozo sagrado, como los cenotes sagrados de nuestros ancestros, para que bebiendo calmen su sed.

En esta obra se plasma toda una vida, se siente la humildad, pero también se huele la fuerza del Kawoq, para decir a la humanidad, con el concurso de muchos otros seres humanos, que con su pensamiento nos dan pautas para salvar nuestra resquebrajada humanidad; nos da el Hermano Chichimuch, también lineamientos para poder regresar, los

9
9

que nos hemos alejado de nuestras raíces; así como invita a todos los seres humanos para que puedan beber de la Cosmovisión Maya, como una alternativa, juntamente con otras cosmovisiones de los pueblos originarios de los cuatro rincones del universo; para que juntos podamos ver qué hacer para salvar nuestra nave Tierra.

En la obra pueden encontrar a un ser tierno, pero combativo; un ser humano Junwinaq, que ha escalado los cuatro primeros ciclos de la vida, autorizado para dar consejo el pixab’anik a las generaciones tiernas, como un gran abuelo, ya con la cabellera color de luna llena. Van desfilando abuelos y abuelas con su sabiduría, así como científicos connotados, que con sus estudios han llegado a las mismas conclusiones, como nuestros abuelos, desde hace mucho tiempo.

Esta obra tiene plasmada, dentro de sus páginas, el sentir del hermano Chichimuch, que sintetiza el sentir de muchos hermanos y hermanas. Ojalá, cada vez sean más los que quieran regresar a sus raíces, especialmente las generaciones de jóvenes, puedan encontrar en estas páginas los lineamientos para poder decir y hacer lo mismo: que quieren regresar a sus raíces, para fortalecer la identidad personal y colectiva de nuestro pueblo y los pueblos del mundo; para que el OxlajujB’ak’tun cierre el tiempo del sufrimiento y las incoherencias, para que el comienzo del nuevo ciclo, realmente sea un nuevo amanecer, como lo que esperaban nuestras abuelas y abuelos en la montaña del Chwisaqrib’al, según el PopolWuj, ansiando ver al Padre salir en el horizonte, para dar vida y plenitud. Con el respeto y agradecimiento, se puede ir logrando la plenitud de la vida el Raxalaj K’aslemalil, para encontrar la felicidad y la paz.

Como dice nuestro hermano Daniel Matul en su poema galáctico: “En este sentido es viable considerar el cambio de ADN cósmico, probablemente generará la transformación de la conciencia humana y la activación de nuestra metamorfosis. Según la sabiduría ancestral, esta especie de evolución podrá

10
10

conseguirse en aquellos seres que aspiran a la creación y cultivo de su propia zona nula. Cero miedos y búsqueda de paz interior”.

Cabe exaltar el esfuerzo de la utilización de la tecnología y el uso de la matemática Maya, al tratar de jugar con los números importantes en nuestra cosmovisión con el libro, entre otros encontramos: 13 títulos, cada título con 4 subtítulos, 20 Nawales, 13 agradecimientos, 20 términos mayas (glosario) y 40 bibliografías. Estos números tienen un significado especial en nuestra cosmovisión. Tomen pues, hermanas y hermanos del mundo, esta obra salida del corazón de un hijo de la Madre Tierra, que vuelve a sus raíces y ofrece esta su prenda del alma.

Tat José Yac Noj

11
11

ANTES DE TODO

NAB’ENACHIRONOJEL

Fundamentos que respaldan esta obra:

Utak’ab’alilq’atomtzijutoq’ab’alwewujri’

El primer fundamento de esta obra es la propia realidad; no es difícil sorprendernos hablando de nuestra sociedad como algo decadente y sumergido en una profunda crisis. Y esto es frecuente, no porque se nos antoje desconsoladamente ser pesimistas, sino porque nos identificamos como parte de la crisis: la leemos todos los días en los periódicos, la sentimos más cercana y la vivimos cotidianamente, a través de actitudes de total neurosis, en nuestras hermanas (os) y, sin dudar, en nosotros mismos.

El segundo fundamento de esta obra es de carácter cultural y es el Popol Wuj, nuestro libro sagrado como Mayas; en una de sus páginas se lee: “¡Oh

hijos nuestros! Nosotros nos vamos, nosotros regresamos, sanas recomendaciones y

sabios consejos les dejamos nos olviden ”

Piensen, pues, en nosotros no nos borren de la memoria, ni

El tercer fundamento es de carácter jurídico y es el Convenio 169 (Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo, Ginebra, 27 de junio de 1989). Fue el primer Tratado Internacional que reconoció el derecho colectivo de los pueblos indígenas y tribales a ejercer su derecho propio. En la década de 1990 fue ratificado por la mayoría de los Estados de América Latina. Guatemala lo ratificó en el año 1996. La corte de Constitucionalidad de Guatemala dictaminó:que todos los derechos reconocidos en el convenio, tienen rango constitucional”.

El quinto fundamento es de carácter religioso: es la Regla de los Hermanos de las Escuelas Cristianas,(Hermanos De La Salle) en su capítulo 2 que trata sobre la Misión; en el artículo 18c,se lee: Con mente abierta y sanamente crítica, estudian los Hermanos las religiones, las ideologías y el acervo cultural de los lugares donde se hallan establecidos. De este modo se capacitan para integrar los valores positivos que contienen y para contribuir mejor a la educación del pueblo que los rodea”.

12
12

Origen del nombre Hno. Chichimuch de Utatlán

UTIKITAJIK LE B’I’ AJACHALAL CHICHIMUCHAJUTATLAN

Otro punto importante que amerita matización, es el origen de mi nombre y lo que significa en mi caminar. Me veo en la necesidad de hacer una pequeña reseña histórica sobre el proceso de surgimiento, para ubicarlas (os) en el contexto.

Chichimuch, no es más que el nombre del cantón de mi tierra natal, donde quedó enterrado mi ombligo y donde vi por primera vez la luz del Padre Sol.

Después de haber finalizado la educación primaria, como no había centro educativo de secundaria en mi tierra natal, mi deseo de formación, a mis 12 años, me llevó a dejar mi querida Chichimuch y dirigir mis pasos a la ciudad de Antigua Guatemala.

El 20 de enero de 1969, cuando se iniciaron las clases, el Hermano Sebastián Farró Soler nos reunió y nos dio la bienvenida. Luego, uno a uno, nos fue preguntando de qué lugar veníamos. Cuando me llegó el turno contesté: ¡De Chichimuch! El Hermano, pensando que debía decirle un nombre más conocido, me volvió a preguntar; yo respondí de nuevo, pero con más fuerza: ¡¡de Chichimuch!! Desde ese primer momento, mis compañeros comenzaron a llamarme así.

El 10 de agosto de 1974, cuando estaba cerrando mi carrera de magisterio, en la ciudad capital guatemalteca, este sobrenombre empezó a hacerme sentir mal, por lo que pedí a mis compañeros finalistas que me llamaran por mi nombre Félix Lorenzo y no por Chichimuch. A partir de este acontecimiento, el nombre de Chichimuch, se escuchó más seguido.

13
13

En el año 1977, la Universidad San Carlos de Guatemala se encargó de hacerme ver y tomar conciencia de la realidad de marginación en la que vivíamos los mayas. De esta forma renació en mi corazón la aceptación y el cariño por mi sobrenombre, pero esta vez como algo reivindicativo; y más tarde, como algo que me identifica más con mi pueblo y mi cultura; por eso hoy cuando me presento digo:me llamo Hermano Chichimuch y con mucha honra.

En el 2006, el intelectual, Diplomático y Promotor Cultural, Agregado de Prensa de la Embajada de Francia, Lic. Tasso Hadjidodou, en una de sus columnas, en Prensa Libre, me bautizó como Hermano Chichimuch de Utatlán.

En el 2009, el columnista de Prensa Libre de Guatemala, escritor e intelectual maya, Dr. Luis Enrique Sam Colop, (qdep) calificó mi sobrenombre -Hno. Chichimuch de Utatlán -como “Nombre de Batalla Cultural” y lo acuñó con la siguiente nota aclaratoria:“No lo escogió él, lo heredó del vientre de la Cultura Maya, para cargar con él, a lo largo de toda su vida y en cualquier rincón del mundo.”

En el 2011, José Yac Noj de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) construye y bautiza el término CHICHIMUCHIANDO como: “Vocablo que significa hablando de lo propio, hablando de lo que se es. Es pensando y sintiendo como maya. Es vivenciando la cosmovisión y perpetuando lo heredado de la milenaria cultura Maya K’iche’”.

Así surgió el término chichimuchiando. El proceso de gestación de esta nueva palabra llevó aproximadamente 42 años (1969 2011); en este proceso confluyeron muchos sentimientos encontrados.

14
14

Soy lo que soy

Soy maya, porque mis abuelos y abuelas mayas eran, desde el día que nacieron hasta la fecha en que retornaron a la Madre Tierra. Soy Maya, porque maya fui desde el día en que yo nací, hasta la fecha en que se termine mi ocote y me envuelvan en un delicioso manto verde. Soy maya, porque soy hijo de la Madre Naturaleza, hermano de las estrellas y nieto del sagrado Maíz. Soy maya utópico, simplemente así lo creo; lo que vos digás de mí me vale Soy lo que soy.

Chichimuch es mi signo y seña, Chichimuch es mi nombre de Batalla Cultural. En mis dedos se dejan ver cuatro anillos, gestos de amor de cuatro mujeres que simbolizan los cuatro elementos sagrados de la Madre Naturaleza: Tierra, Agua, Fuego y Aire. Uso un collar multicolor como identificación con mi Guatelinda pluricultural y, a la vez, como símbolo de mi resistencia a la uniformidad. ¡Quiero ser yo, en cada paso que doy!

Hno. Chichimuch de Utatlán

15
15
INVOCACIÓN AL AJAW Tzijonemruk’ Ajaw Como descendiente del milenario Pueblo Maya es mi deber regar
INVOCACIÓN AL AJAW
Tzijonemruk’ Ajaw
Como descendiente del milenario Pueblo Maya
es mi deber regar sus raíces,
nuestras raíces
¡mis raíces!
Pero antes de hacerlo te pido permiso, Ajaw.
Necesito tu autorización y tu sello indeleble
para que este compromiso espinoso pero sagrado
eclosione en los retoños de mi Pueblo Maya
y emerge sentimientos positivos de identidad humana.
Ajaw, no sólo pido tu autorización
sino también tu compañía en este viaje largo,
un viaje interno, un viaje adverso
al centro de mi ser.
Vos me conocés,
Vos conocés a mis Nawales
Vos me has sondeado.
¡Vos me has zarandeado muchas veces!
Sabés cuáles son mis imbecilidades y cuales mis aciertos.
No quiero seguir sumergido en la espuma de las apariencias,
quiero vivir lo que verdaderamente soy.
También te pido con humildad
que me hagás partícipe de los secretos
siempre viejos y siempre nuevos
que brotan del manantial de sabiduría de tu inspiración.
Hacé que me abunde la palabra y que adquiera peso.
Que auyentés de mí las frases vanas
16
y que el fuego las arrase y consuma como maleza tostada y reseca. Ajaw, Ayudame
y que el fuego las arrase y consuma
como maleza tostada y reseca.
Ajaw,
Ayudame a encontrar mis anhelos más profundos y
alimentá mi fuego interno.
para que mi vida no sea una copia de lo ya establecido;
quiero encontrar mi oriente y respetar a mis Nawales.
¡Altísimo Corazón del Cielo!
¡Cómo deseo que la bendita cosmovisión Maya,
sea inspiración de una nueva visión del mundo!
Cuando esto suceda,
¡la noche se vestirá de colores!
¡las estrellas hablarán el idioma del corazón
y el espíritu de la Madre Tierra reposará otra vez tranquilo!
Digno, sagrado, espléndido, tierno y fecundo.
¡Amadísimo Corazón de la Tierra!
Atendé mis deseos sinceros,
mis atrevidas peticiones.
Sólo quiero retarme a mí mismo,
Sólo quiero agarrar la vida en serio pero de otra manera.
Permitime realizar un poco de lo imposible,
dame la llave de entrada
y acompañame en este nuevo caminar
hasta que se apague mi candela.
Permitime saborear una nueva dimensión humana
en mi paso en esta bendita Madre Tierra Iximulew
Hno. Chichimuch de Utatlán
17

¿DE QUÉ TRATA ESTA OBRA?

¿JAS KUXWA WE WUJ?

¡Ya estoy claro…! Para dominar a un pueblo y a un ser humano debe quitársele
¡Ya estoy claro…!
Para dominar a un pueblo y a un ser humano
debe quitársele la identidad.
A partir de ahí, se le puede hacer lo que quiera.
Para que no siga pasando esto en mí, he hilvanado esta obra que está
centrada en recuperar y fortalecer en mi interior mi cósmica
identidad Maya, mediante la vivencia de los principios y valores de
esta cultura milenaria para saborear una nueva dimensión humana en
el atardecer de mi vida.
18
LA CAUSA INDÍGENA ¡Pueblos originarios de Abya Yala hermanos primeros, benditos Pueblos, Pueblos con nombres
LA CAUSA INDÍGENA
¡Pueblos originarios de Abya Yala
hermanos primeros,
benditos Pueblos,
Pueblos con nombres y con futuro!
Maestros inevitables de nuestra harta ciencia fracasada,
profetas esperados de nuestra suficiencia sin salida,
profetas del retorno a la Madre Tierra, al Padre Sol,
a la Abuela Luna, al sagrado Viento restaurado.
No aceptéis ni proyectos, ni promesas ni limosnas,
ni lágrimas inútiles.
¡Exigid con recibo de raíces y sangre
el supremo derecho que os cabe!
¡Rehusad ser vitrina arqueológica de fósiles para-humanos.
y de ser mercancía folklórica.
Hermanos originarios:
¡No sois menores,
ni muertos,
ni ausentes!
Vosotros sois nuestra causa
causa de nuestro llanto avergonzado.
¡Sed nuestra causa salvadora!
¡Sed la urgente necesaria utopía!
El prólogo nativo, Indispensable
para una nueva visión en el caminar de la humanidad.
(Pedro Casaldáliga)
19

Con todo respeto, a usted lector, permítame decirle que la obra que tiene en sus manos ¡es una prenda de mi alma!, porque en ella he plasmado mis sentimientos más profundos y además es una verdadera floración de mi causa, asumida desde hace más de cuarenta años, que es ¡La Dignidad de mi Pueblo Maya!

Hay que hablar claro; esta obra no responde al deleite de los discriminadores y racistas, sino todo lo contrario, es una obra que fustiga sus conciencias, para que nazca en su corazón el respeto a la otra persona, que no es de su cultura.

Esta obra, quiero que sea como un vaso de agua para la humanidad, en estos tiempos de empobrecimiento de la vida interior, porque los pueblos ancestrales, tal como dice Boff (Ecología, grito de la tierra, grito de los pobres), “aún pueden aportar cosas que van a servir a la humanidad. Por eso debemos volver la mirada a la magia de nuestros antepasados que tenían claro cuál era el camino a seguir”.

Hablando sobre los aportes de los originarios de estas tierras de Abya Yala, debo confesar que las palabras de Chamalú, el Indio Quechua, en su mensaje al mundo ¡ME DECLARO VIVO!, me llaman poderosamente la atención por su valentía, su sinceridad; pero sobre todo, por su firme postura; aunque no sea de su talla, pero me siento reflejado en la parte introductoria de su mensaje a la humanidad, en el que se lee:“Saboreo cada acto, cada trabajo que hago. Antes cuidaba que los demás no hablaran mal de mí, entonces me portaba como los demás querían y mi conciencia me censuraba. Menos mal que, a pesar de mi esforzada buena educación, siempre había alguien difamándome. ¡Cuánto agradezco a esa gente que me enseñó que la vida no es un escenario! Desde entonces me atreví a ser

20
20

como soy. Decir lo que siento y decir lo que pienso”. Quiero ser yo, en cada paso que doy.

Con toda sinceridad y sencillez comparto lo que he sido, lo que soy, lo que siento, lo que pienso; mis sombras y mis luces y lo que es mi razón de ser y existir; pero, sobre todo, comparto una propuesta pertinente, para la Sagrada Humanidad en este siglo XXI.

Esta propuesta es un gran atrevimiento de mi parte, pero me siento contento al presentarla porque me da una sensación de sinceridad y de una felicidad enorme en mi interior, porque no deja de ser mi granito de maíz en la construcción de otro mundo posible, en mi paso por esta vida. Es mejor escribir y echar borrones, que dejar en blanco el papel de la vida.

Ya, para finalizar este apartado, debo aclarar algo sobre la fundamentación y presentación de esta hija.

Esta obra está respaldada por unos cuantos ideólogos de primera línea del nuevo paradigma y su enfoque está inspirado en las palabras luminosas de Edgar Morín (El Método de la Humanidad) que dice:

está la posibilidad de unificar, observar, integrar y centralizar cerebral y afectivamente las experiencias de la vida”. Es lo que he intentado hacer en el proceso de construcción de esta prenda de mi alma; no sólo he tomado en cuenta la razón, pienso luego existo”, sino, sobre todo, los sentimientos, “siento, luego existo”. Mónica Cosachov diría: “Si pudiera escribir en poesía o tocarles música o pintar, estaría más cerca, porque lo que quiero transmitirles viene de ese mundo, el de las sensaciones (sentimientos); ellas son las que dan espesor a este trabajo”.

21
21

De vuelta a mis raíces, está mediada o enriquecida por testimonios, títulos en idioma k’iche’, experiencias, ilustraciones y cada apartado está separado y enriquecido por un poema.

Con el permiso del Ajaw, de la Sagrada Madre Tierra, de mi Pueblo Maya y de mi Nawal, empiezo esta aventura, una de las más grandes opciones de mi vida.

Al nawal del camino, le pido que me autorice la compañía de cuatro hermanos, en este viaje porque es un camino tortuoso, escabroso, cruzaré barrancas, hondonadas, charcos y caminos angostos y espero que no me desvíe, tomando otro camino, que no conduce al lugar donde ansío llegar.

Los hermanos que me acompañarán mediante sus palabras luminosas son Leonardo Boff, Daniel Matul, José Yac Noj y Gerardo Martí; ellos son mis acompañantes, simbolizan los cuatro horcones, cada uno con su aporte.

Leonardo Boff, un paradigmático brasileño, un defensor de la espiritualidad Maya y tiene una visión de lo espiritual y lo religioso muy dentro del paradigma emergente y de la espiritualidad maya. Su poema: “El Sermón de la Montaña del Corcovado”, es mi texto iluminador, motivador y la justificación de este trabajo.

Daniel Matul, retoño y filósofo maya, me dice acertadamente:

Vivir no es otra cosa que entablar relaciones, huir de los egoísmos, escapar del miedo por lo desconocido y es además, un soñar para vivir y un vivir para soñar. Soñamos la realidad para construirla y la construimos para soñarla” Este pensamiento del hermano Matul aclara luminosamente la intencionalidad de esta prenda de mi alma y es como la radiografía del contenido de esta obra.

22
22

Gerardo Martí, un gran artista de origen español, es mi acompañante pedagógico; casado con una indígena de Costa Rica, está convencido de que la salvación del planeta ha de provenir de Abya Yala y que los pueblos ancestrales tienen la palabra. Esta afirmación categórica justifica, alimenta y vigoriza mi propuesta: La cosmovisión Maya,

aporte Importantísimo en la Redefinición de la sagrada Humanidad en este siglo XXI.

José Yac Noj es hijo del viento; nacido en Aldea Pamezabal, Santa Lucía Utatlán, del Departamento de Sololá; formado como Junwinaq, persona completa, al pie del majestuoso B’atz’ib’al, palacio de justicia de los K’iche’. Es una persona buscadora y averiguadora, regresado a sus raíces ancestrales, tratando de buscar el equilibrio y la armonía en su vida personal, familiar y comunitaria, para encontrar la plenitud en su vida. Un ejemplo vivo de enraizamiento, de vuelta a sus raíces mayas.

De vuelta a mis raíces, es el título de esta prenda de mi alma, que no es más que un compromiso personal de asumir con seriedad mis raíces mayas y la construcción de una propuesta pertinente para la sagrada humanidad. Trabajo que me ha apasionado, porque se trata de mi causa: “la Dignificación de mi Pueblo Maya. Como maya que soy, estoy convencido de mi cultura y raíz; lo esencial es luchar; pero para hacerlo se necesita conciencia de identidad. Estoy claro con mi pueblo Maya, que tiene sus raíces en la sagrada Naturaleza, es un pueblo que está vinculado a la Madre Tierra, desde las fibras más hondas de su identidad, su cultura y su historia.

¡Me siento orgulloso de ser parte de este legado milenario! Por amor a mi Pueblo Maya no callaré, ni descansaré hasta que su dignidad llamee como antorcha. ¡Hermanos y hermanas mayas, cantemos con

23
23

alegría y a pulmón lleno, los colores de nuestros sueños en este tercer milenio!

El convencimiento es un motor, un fuego, un oleaje que impulsa a la acción para lograr metas y objetivos. Esta poderosa fuerza interior está relacionada con la felicidad y la satisfacción de haber mantenido una postura a lo largo de toda una vida. Cuando emprendo algo, lo hago con determinación, decidido a lograrlo. Por eso lucho contracorriente,

me esfuerzo, insisto, persisto y resisto, a pesar de las dificultades que no faltan en el camino (descalificaciones, neutralizaciones,

sobre todo cuando directa o

indirectamente cuestionamos o relativizamos posturas imperantes.

exclusiones, ridiculizaciones

);

En este nuevo caminar controversial a seguir, ¡De vuelta a mis raíces!, es según C. Rogers, Un renovado amor por la naturaleza y por cada persona, una comprensión de la unidad espiritual del universo parecen emerger con esa nueva visión del mundo. Avizoro un mundo donde haya lugar para una persona más completa e integral”.

Pero reorientar mi vida por nuevos rumbos, me exige cambios personales y cambios radicales. Payán me dice: “que el proceso de transformación personal se inicia con la búsqueda de uno mismo como singularidad y de su relación con todo el universo”; esto quiere decir que la persona que entra en procesos de cambios significativos debe resurgir desde un nuevo caos; emerger rompiendo el cascarón de lo viejo; lo que puede ser, al mismo tiempo, muerte y nacimiento, destrucción y creación; dicho en otras palabras, es un lanzarse al vacío.

Ir en búsqueda constante hacia sí mismo

encontrarse

y

volverse a

encontrar.

Armonizarse,

liberarse,

fortalecerse,

recrearse,

24
24

increíble, pero es la verdad, gracias a las lecturas con

una línea de pensamientos alternativos, me han cuestionado y me han hecho pedazos pensamientos sostenidos, desde hace 30 años. Estas guacaladas de agua fría me han despertado para iniciar a construir una nueva conciencia, nuevos compromisos desde otra visión, más interna,

más espiritual, más global, más holística; empezando con mi yo interno. Mi tarea es ir desvaneciendo en mí, incoherencias, adicciones, mediocridades, deseos redentores, activismo sin rumbo, obsesiones Esto significa, que vivir no es otra cosa que entablar relaciones, huir

de los egoísmos, escapar del miedo por lo desconocido y es además,

un soñar para vivir y un vivir para soñar. Daniel Matul me dice:

soñamos la realidad para construirla y la construimos para soñarla.”

alegrarse

Es

Este compromiso lo he asumido a mis seis décadas, por voluntad propia, en un atardecer del mes de junio del 2012 en Chontales, en esta sagrada tierra nicaragüense, tierra lejana a mi querida Guatemaya. No importa, porque he hecho mías las palabras del poeta mexicano Amado Nervo, verdadero hijo literario de Rubén Darío: “Si amas a Dios en ninguna parte del mundo te sentirás extranjero”, y debo confesar, que en estas tierras pinoleras, aunque con el duro padre So, ¡me he sentido en casa!

A continuación plasmo en esta introducción el poema de Leonardo

Boff: Sermón de la Montaña del Corcovado”, como texto que justifica y que ha inspirado la estructura de este trabajo. Boff, exalta

la Cultura Maya (yo también lo hago con el título: Una cultura

esplendorosa), dignifica la espiritualidad Maya, (Hacer presente la cosmovisión maya), lamenta las atrocidades sufridas por el pueblo maya. (Mi cultura Maya ha sido pisoteada) y finalmente la nota positiva, la resurrección del Pueblo Maya, (Nada menos es mi propuesta: La

25
25

Cosmovisión Maya aporte importantísimo en la Redefinición de la Humanidad en el siglo XXI). Como se ve, es exactamente la estructura de este trabajo.

Sermón de la Montaña del Corcovado

“Bienaventurados sois vosotros, indígenas americanos, mis primeros testigos en estas tierras fecundas de Abya Yala. Vuestras ciudades, Vuestras pirámides, Vuestros grandes caminos, Vuestros rituales”.

“El sol y la luna que venerasteis son señas del Dios verdadero, del Dios de lejos y de cerca, del Dios por quien todo vive

“¡Ay de los que os subyugaron, de los que destruyeron vuestros altares, de los que perturbaron a vuestros sabios, de los que impusieron sus doctrinas, de día y de noche, con la violencia de la cruz y de la espada!”

y de noche, con la violencia de la cruz y de la espada!” ” “Felices aquellos

“Felices aquellos de entre vosotros que creen en la fuerza secreta de la semilla, ellos
“Felices aquellos de entre vosotros
que creen en la fuerza secreta de la semilla,
ellos tendrán el poder de resucitar al pueblo y
reanimar las culturas para alegría de los viejos
y para alabanza en el nombre santo de Dios,
de Viracocha, de Quetzalcóatl, de Sibú, de Ajaw
Leonardo Boff, ahora te corresponde acompáñame con mi alegría, irrigada en estas
bienaventuranzas.
26

BIENAVENTURANZAS

Felices los que no han perdido las huellas de nuestro mayores, porque serán los generadores de una nueva conciencia.

Felices los que todavía se hincan y besan a la sagrada Tierra, porque serán los salvadores del espíritu de nuestra cosmovisión.

Felices los que respetan a todo lo que tiene vida y agradecen por todo, porque ellos serán los verdaderos guiadores.

Felices los que aman y protegen su filosofía ancestral, porque ellos serán reconocidos como defensores de su pueblo.

Felices las personas que de sus bocas manan propuestas de vida, porque serán gestores de una vida digna y esplendorosa.

Bienvenidos los tercos por la reivindicación del Pueblo Maya, porque por ustedes estamos respirando nuevos aires.

Bienvenidos Ajq’ijab’ contadores de los días, Guías espirituales mayas, vengan a lanzar palabras sabias y a conectarnos con el Ajaw.

Bienvenidos Tijonelab’ educadores de mi Pueblo Maya, hace falta educación creadora y placentera desde nuestra cultura.

Bienvenidos Ajtz’ib’, artistas de la palabra, nos honraría contar con la firmeza y el aplomo de sus plumas.

Bienvenidos E pach’uneltzi, poetas mayas, señaladores de utopías, vengan a sensibilizar y a humanizar a la humanidad.

Hno. Chichimuch de Utatlán

27
27

1. REALIDADES

1. REA LI DADES RILIKK’ASLEMALIL Nuestro mundo intoxicado de egoísmo, insolidaridad, desgarrado por rivalidades y

RILIKK’ASLEMALIL

Nuestro mundo intoxicado de egoísmo, insolidaridad, desgarrado por rivalidades y violencias de todo tipo y
Nuestro mundo intoxicado de egoísmo, insolidaridad,
desgarrado por rivalidades y violencias de todo tipo y
fragmentado por hegemonías de culturas, ideologías y
religiones.
Estamos urgidos de un cambio real y del surgimiento de una
plena conciencia ética de la gravedad de la situación, de
manera tal que se ponga en marcha un proceso de cambio
radical de los estilos de vida. Necesitamos aprender a vivir
dignamente, en armonía y en solidaridad.
28
¿QUÉ LES QUEDA A LOS JÓVENES? ¿Qué les queda por probar a los jóvenes en
¿QUÉ LES QUEDA A LOS JÓVENES?
¿Qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de paciencia y asco?
¿sólo grafitti? ¿celulares? ¿escepticismo?
también les queda no decir amén
no dejar que les maten el amor,
recuperar el habla y la utopía;
ser jóvenes, sin prisa y con memoria de identidad,
situarse en una historia que es la suya
no convertirse en jóvenes malinches.
¿Qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de rutina y ruina?
¿cocaína? ¿cerveza? ¿barras bravas?;
les queda respirar / abrir los ojos
descubrir las raíces del horror
inventar paz, aunque sea a ponchazos;
entenderse con la naturaleza
y
con la lluvia y los relámpagos
y
con el sentimiento y con la muerte.
¿Qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de consumo y humo?
¿vértigo? ¿asaltos? ¿discotecas?
también les queda hablar con Dios
solidarizarse con el pobre
tender manos que ayudan / abrir puertas
entre el corazón propio y el ajeno /
sobre todo les queda hacer futuro
a
pesar de los ruines de pasado
y
los sabios granujas del presente.
Mario Benedetti
29

1.1 Realidad Macrocosmos

Yo, soy una diminuta parte del macrocosmos del inmenso y sagrado Universo; una de mis primeras responsabilidades es dignificar a mi Pueblo Maya que ha sido machacado; luego, exaltar a mi país Guatemaya y por supuesto, a la sagrada Humanidad.

Esta postura debe ser profundamente comprendida y sentida, y ésta es la responsabilidad de cualquier ciudadano de la humanidad. Casi todos nosotros nos sentimos responsables por nuestra familia, por los hijos, por la institución a quien trabajamos o a la que pertenecemos; pero no tenemos el sentimiento de estar totalmente interesados y comprometidos con el medio circundante, con la sagrada Naturaleza, con la Humanidad.

Los idealistas, aunque puedan amar su ideal o su concepto, no han generado una sociedad radicalmente diferente.

Los revolucionarios, los terroristas, no han alterado, de ningún modo fundamental, el patrón de nuestras sociedades.

Primera guerra mundial, segunda guerra mundial, conflictos armados internos (apestosos y vergonzosos) en varios países:

ninguna forma de violencia ha cambiado, en su sentido más fundamental, a la sociedad. Numerosos códigos impuestos por la autoridad de unos pocos, han producido cierta clase de orden en la sociedad. Aun los totalitarismos, mediante la

30
30

tortura y la violencia, han establecido superficialmente una apariencia de orden. No estoy hablando de un orden semejante en la sociedad.

Decimos muy claramente y del modo más enfático, que es sólo la responsabilidad totalque es amor- por la humanidad, la que básicamente puede transformar el presente estado de la sociedad. Cualquiera sea el sistema que pueda existir en diversas partes del mundo, es corrupto, degenerado y totalmente inmoral. No tenemos más que mirar alrededor de nosotros para ver este hecho. En todo el mundo, millones y millones se gastan en armamentos, y todos los políticos hablan de paz, mientras se preparan para la guerra. Las religiones han declarado una y otra vez la santidad de la paz, pero han alentado guerras y sutiles formas de violencia y tortura. Existen innumerables divisiones y sectas con sus sacerdotes, pastores, sus rituales y toda la insensatez que impera en el nombre de Dios y de la religión.

Donde hay división tiene que haber desorden, lucha, conflicto (sea religioso, político o económico). Nuestra sociedad moderna está basada en la codicia, la envidia y el poder. Cuando uno considera esto tal como es realmente este abrumador mercantilismo ve que todo ello indica degradación e inmoralidad básica. La responsabilidad del educador consiste en cambiar radicalmente el patrón de nuestra vida, que es la base de toda sociedad. Estamos destruyendo la tierra y todas las cosas que hay en ella; todo es destruido para nuestra gratificación.

31
31

1.1.1 Paradoja del mundo tecno-científico

Tratando de hacer un somero análisis sobre la realidad de nuestro mundo, referente a los efectos positivos en nuestro entorno social, la ciencia ha tenido grandes logros, como los avances médicos para la cura de enfermedades, por medio del descubrimiento de vacunas y nuevos tratamientos, así como la investigación y desarrollo de nuevos medicamentos; esto ayuda a la humanidad a prevenir muertes masivas, por epidemias, o enfermedades desconocidas. Pero al mismo tiempo inventó una máquina de muerte con armas de destrucción masiva, capaces de destruir, de 25 deferentes formas, toda la especie humana.

En el campo de la industria y comercio se han creado nuevos modelos de aparatos para optimizar los procesos productivos y así lograr mayor producción en tiempos más cortos.

El manejo de la información y la comunicación han sufrido grandes cambios; primero se creó el teléfono y el telégrafo, además del sistema de correo tradicional, que durante muchos años fueron los medios básicos de comunicación.

Después, en la década de los ochenta surge la computadora como el medio más complejo y eficaz para procesar datos, la cual ha seguido evolucionando hasta llegar a crear una red global de computadoras conectadas, lo que se conoce como Internet; esto con la intención de hacer llegar la información en tiempos reales, y poder tenerla a la mano en el momento que lo deseemos; esto, viéndolo desde el punto de vista de beneficio; porque detrás de todo este mundo de información cibernética, se esconden valores negativos; pero solamente si el usuario tiene los conocimientos

32
32

necesarios y le da el uso adecuado, le sacará el mayor provecho. Corremos el riesgo de convertirnos en herramientas.

El transporte ha sido creado y mejorado, proporcionando ahorro de tiempo y esfuerzo, por medio de máquinas, que día a día, van mejorando; ahí están los vehículos, trenes de alta velocidad (el AVE de España) y aviones, por citar algunos ejemplos; se ha dado gracias a que la rapidez es cada vez mayor en nuestros traslados; un claro ejemplo es la introducción del tren suburbano, que llega con un gran adelanto en tecnología y minimizando tiempos en traslados.

Todos estos adelantos tecno-científicos están en función del “TIEMPO” entendido como “ORO” en cuanto se ve más como CRONOS que como FAIRÓS. Interesa la eficacia y la eficiencia, entendida desde la productividad rentabilidad.

CRONOS que como FAIRÓS. Interesa la eficacia y la eficiencia, entendida desde la productividad – rentabilidad.
33
33

1.1.2 Panorama degradante y por lo mismo preocupante

Como fundamento de estas afirmaciones, pongo sobre el tapete sólo algunas realidades que estamos padeciendo en estos tiempos. Vivimos tiempos de postmodernidad.

Parece que definitivamente ha pasado la época de las grandes utopías. Prima la estética sobre la ética; lo agradable sobre lo utópico; el tener y parecer, sobre el ser; lo material e inmediato sobre lo espiritual y duradero. Todo lo que sea “light”, suave, placentero. Nada de militancia, ni compromiso con los pobres. A lo sumo un espiritualismo intimista, individualista y narcisista. Un asistencialismo tranquilizador de conciencias, una solidaridad show televisivo. Estos son los aires de la sociedad y de muchas iglesias.

En primer lugar me auxilio con el informe: “La Tierra está enferma y amenazada” publicado por Woldwatch Institute de los EE. UU. Entre las múltiples constataciones, hago referencia de lo siguiente: “el ser más amenazado de la naturaleza, hoy en día, es el pobre”. El 79% de la humanidad viven en el Gran Sur pobre; 1.000 millones de personas viven en estado de pobreza absoluta, por el modelo de desarrollo creciente y lineal, alimentado por la voluntad de poder. La competencia y la sed de ganancia sin límites están destrozando el planeta. Evo Morales Ayma dice:

Para estos sistemas imperantes no somos seres humanos sino consumidores.

El sistema económico actual genera lujo, ostentación y derroche para unos pocos mientras millones mueren de hambre en el mundo. En manos del capitalismo todo se convierte en mercancía: el agua, la tierra, el genoma

humano, las culturas ancestrales, la justicia, la ética, la muerte

la vida

34
34

misma”. Todo, absolutamente todo, se vende y se compra y hasta el cambio climático se ha convertido en negocio.

Sólo un ejemplo de los mil millonarios del mundo. El 3 de mayo de 2008, la revista económica Forbes publicó la lista de las personas más ricas del planeta. Bill Gates que ocupó el primer lugar, como la persona más rica en el planeta, durante trece años, pasó a ocupar, en esta ocasión, el tercer lugar, superado por el empresario mexicano Carlos Slim Helú. Warren Buffett ocupó el primer lugar, con una fortuna que se eleva a dos billones seiscientos mil millones de dólares (2.600.000.000.000); algo más que el Producto interior bruto de Alemania, tercera economía mundial.

Silvia Ribeiro nos dice que “otra realidad que ha fomentado el dominio ha sido el desarrollo tecnológico y su monopolización. Las nuevas tecnologías, en sociedades injustas, siempre han servido para aumentar la brecha entre pobres y ricos”.

Una visión moderna y dominante acerca de la Madre Tierra, en los últimos años, “Ve la Tierra como una especie de arca llena de riquezas que el ser humano puede tomar para sí, para su uso y bienestar. La Tierra es algo material, exterior, entregado a nosotros para que hagamos de ella, señores, reyes y reinas del universo”, (Leonardo Boff)

A nivel macro, en el mundo hay mucha gente que muere de hambre y otros que banquetean. Dice Danah Zohar e Ian Marshall (Inteligencia espiritual) “que vivimos en una cultura espiritualmente pobre, caracterizada por el materialismo, la estrechez de miras y la carencia de significados y compromisos”.

35
35

Si bien nosotros hemos crecido bajo la influencia de esta ética materialista, que nos proyecta a la vida en función del tener y no del ser, no por ello dejamos de pensar que podemos aportar algo más a nuestro quehacer social. A partir de la revisión profunda que ha significado la propuesta del nuevo paradigma, en el doctorado, he reconocido también el vacío existencial al que nos ha llevado el confundir nuestra dignidad como seres humanos, con el bienestar material.

Otro problema reciente, serio y de nivel internacional, es la crisis económica. La crisis del capitalismo y la ruta hacia la servidumbre, según Bloomberg News “que la economía global enfrentará una tormenta perfecta en 2013 por la deuda pública en Estados Unidos, la reestructuración de la deuda en varios países de la Unión Europea, una desaceleración de la economía china y el estancamiento de la economía nipona”.

Las decenas de miles de indignados e indignadas en las plazas de España, en el mes de mayo 2011, amenazan con propagarse por el mundo. A cinco meses del brote de estas protestas, miles de griegos, franceses, alemanes, belgas e italianos siguen saliendo a las calles a reclamar la falta de perspectivas laborales, al final de largos estudios; y en la sociedad, en general, por el desempleo, la exclusión y la precariedad laboral; por el empobrecimiento de los jubilados y la baja del nivel de vida de la clase media, entre muchas cosas más, que apuntan a lo que Hudson define como una contrarrevolución para eliminar todo lo ganado en el siglo XX en términos socioeconómicos y hacernos volver al régimen de servidumbre”. En definitiva, lo que reclaman los miles y miles de indignados en Europa, es otro mundo diferente, otro modelo de sociedad.

36
36

1.1.3

Crisis de empobrecimiento de la vida interior

Otra realidad de corte religioso, es la actual crisis de la secularización. Así, el fenómeno de la secularización, quiere decir “autonomía del mundo, del hombre, de la sociedad, de la política, de la economía…”. Esto supone sacar al hombre, a la mujer y al mundo de la esfera de lo sagrado, es decir, desacralizarlos. Es, en resumen, la autonomía de lo “secular” frente a lo “sagrado.

José María Castillo nos presenta una realidad española: “Una notable mayoría de jóvenes españoles se muestra distante de la religión, alejado de ella, ausente de la práctica”. José María sigue haciéndose preguntas:¿Qué pasa con la asignatura de religión? ¡Tan inútiles son los profesores que la enseñan? ¿Tan rematadamente malos son los libros de texto que se usan para enseñarla? ¿Cómo se explica que los chicos aprendan enseguida matemáticas, inglés o informática, por poner algunos ejemplos, al tiempo que la religión ni les interesa, ni les cuestiona, ni les resuelva gran cosa? La raíz del problema está en los contenidos que se enseñan. En otras palabras, el problema está en la teología subyacente al catecismo. La teología que se enseña y se aprende en los seminarios no responde ya a las necesidades religiosas de la gran mayoría de la gente, ni se transmite en un lenguaje que a la gente (sobre todo a las generaciones jóvenes) le pueda interesar y pueda entender.

El teólogo alemán Moltmann escribe: “¿Qué sentido puede tener la

teología cristiana en medio de un mundo que se ha convertido en el mundo

del hombre (

en un mundo en que el hombre ya no depende de la

),

37
37

naturaleza, sino al contrario, la naturaleza del hombre, y en el que este cada día está más a merced de lo que él y sus semejantes hacen?”

En el siglo XX, sobre todo a través del influjo de los medios de comunicación y los avances científicos y tecnológicos, que crearon en los seres humanos la conciencia de que la humanidad es capaz de todo y con posibilidades sin límites.

La ciencia y la técnica aparecen para el hombre y para la mujer,

como más eficaces que la religión. El desarrollo de las técnicas,

de la racionalidad científica, económica

de objetos útiles, que los han llevado a un consumismo que absorbe todos sus recursos. Dedican la mayor parte del tiempo a ganar dinero para comprar todo lo que se les ofrece. No queda tiempo para lo espiritual, que es una actividad gratuita, tiempo perdido económicamente.

ha creado una multitud

Este comienzo del siglo XXI está marcado por muchas dificultades. El gran historiador británico Eric Hobsbwn, en su obra Tiempos Interesantes (2002), señala que el siglo XXI, continuando el sombrío siglo anterior, “es uno de los más violentos de la historia, no apunta a cambios sustanciales, pues se inicia con “la oscuridad del crepúsculo”. Tiempos difíciles, con catástrofes humanas naturales impresionantes”. Ello genera mucha desorientación, inseguridad, angustia y depresión. Según la Organización Mundial de la Salud, la segunda causa de morbilidad del mundo industrializado será, hasta 2020, la depresión. Un diagnóstico sombrío sobre el “malestar que acompaña la dinámica de nuestro tiempo, expresión también de un empobrecimiento de la vida interior”.

38
38

1.1.4

La Humanidad en contra de la Madre Naturaleza

Una de las razones de los grandes desequilibrios causados por la humanidad, es que se ha volteado en contra de nuestra Madre Naturaleza, aferrándose cada vez más a sus intereses egoístas y de poder. Ha llegado a tal punto de causarle un sinfín de desastres de enormes magnitudes, y con ello, a la misma humanidad.

Magalí Rey Rosa, periodista guatemalteca nos dice: “El ser humano usa, desde que existe, elementos de la naturaleza para sobrevivir y para evolucionar. Pero lo que fue uso se transformó en abuso”. Según el Diccionario de la Real Academia, abusar es “usar mal, excesivamente de algo o de alguien”. Al abusar de la naturaleza se pone en riesgo la supervivencia de la humidad. Hay tres factores importantes, tras el ataque a los seres que comparten la vida con nosotros, tras la contaminación de elementos vitales como el agua y el aire y tras la destrucción del equilibrio ecológico que mantiene el clima de nuestro planeta.

El primero es la población humana. Siete mil millones de

personas

que

están

usando

recursos

naturales

y

generando

desechos.

El segundo es el progreso tecnológico, que permite destrozar suelos marinos, arrasar bosques y selvas, dinamitar montañas, extraer elementos de las entrañas de la Madre Tierra, y en cuestión de segundos, destruir ecosistemas que se equilibraron a través de procesos de adaptación de miles y millones de años.

39
39

El tercero es la avaricia. Fortunas personales de más de US$50 mil millones, que reúnen capitales en transnacionales de cientos de miles de millones de dólares, para quienes la naturaleza es una fuente de enriquecimiento ilimitado. Los abusos contra la vida generan violencia. Los casos más críticos suceden a los países del “Tercer Mundo”, donde se encuentran muchos de los recursos naturales (petróleo, oro, agua, madera…) que utilizan los habitantes de los países “ricos”.

Esta comprensión y trato de la Tierra fue, y continúa siendo, propia del proceso de industrialización que se expresa hoy en el capitalismo, difundido en todos los países del mundo. Tiene en común que usa solamente la razón fría y utilitarista para analizar los recursos naturales y sacar de ellos el máximo provecho. Las demás dimensiones de la vida humana, como la sensibilidad, la compasión, la capacidad de admiración y la veneración, han sido, en gran parte, reprimidas o incluso difamadas. Es una ciencia sin conciencia y sin corazón.

Actualmente este tipo de dominación de la Tierra ha entrado en crisis. Los seres humanos han exprimido sus recursos y servicios. En otras palabras, la Tierra como un todo, ya no es sostenible. O cambiamos nuestro estilo de vida y de consumo, o vamos al encuentro de una gran tragedia. Esta crisis de sostenibilidad del planeta es mucho más grave que la crisis económico-financiera que explotó a mediados de septiembre de 2008 y que tanto desempleo y quiebras ha provocado.

40
40

Alberto Maldonado S. afirma que Me está pareciendo que estamos retrocediendo a los años anteriores a la segunda guerra mundial. Más bien dicho: a este paso, muy pronto quedarán obsoletos, las propias Naciones Unidas, el Consejo de Seguridad, el Tribunal de la Haya, la OEA, los latinoamericanos sabemos que con o sin OEA, EE. UU. Ha hecho siempre lo que le ha dado la gana”. Tiene razón el Presidente Correa al proponer que hay que ir a un organismo auténticamente regional (una OEA sin EE:UU. Y sin Canadá).”

Es evidente que hemos hecho las cosas mal; el hambre, la guerra y los desastres naturales son consecuencias directas del accionar de las personas sobre el planeta y una muestra clara que, aunque poseamos la capacidad de crear vehículos, que puedan cruzar el espacio, somos los seres menos evolucionados de nuestro planeta, ya que hemos aprendido poco a convivir en él. “En los veinte últimos años ha habido conflictos y guerras que han causado más de doce millones de muertos”. (Edgar Morín)

Un signo preocupante, también, es que el proceso educativo que

ha perdido su capacidad de orientar el rumbo de la humanidad es el hecho de que cada vez limita sus objetivos a problemas de corto plazo; con la misma miopía de aquel que ve sólo lo inmediato y pierde de vista el contexto, la

totalidad

“Educarse es llenar de sentido la vida cotidiana”. Francisco Gutiérrez.

Al sistema le interesa ahogarnos en información y no en educación.

Necesitamos, como señala Edgar Morín (El Método 6. Ética) “una nueva conciencia ética, una reforma de pensamiento que nos haga comprender la necesidad fundamental de cada ser humano de ser reconocido como sujeto por otro sujeto humano, en oposición al valor fundamental del consumismo que lo reduce todo a comprar y existir”.

41
41

1.2

Realidad microcosmos

Yo soy una partícula del macrocosmos.

“La historia de cada persona, sin duda parte de la historia mundial, es historia mundial.

Permítanme que les hable con sinceridad y sencillez sobre mis circunstancias humanas, sin fingir modestia. Desde luego que no pretendo desnudar mi alma, ni confesarme cual si fuese un acto psicoterapéutico. Sin embargo quiero contar la verdad, el no hacerlo caería en la falsedad, en la hipocresía y faltaría de veracidad, al querer rescatar sólo aquello que realza el narcisismo; porque la mayoría de las personas preferimos parecer que ser. Generalmente solemos publicar en libros (biografías), revistas, pantallas y en micrófonos sólo lo positivo de nosotros. En esta obra comparto también mis sombras, mis carencias y mis debilidades.

Trato de llegar a la realidad de mi condición humana y no a la triste condición porque en este compartir también plasmo algunas experiencias positivas y extraordinarias que me han alegrado el corazón; por ende no son voces de una baja autoestima, ni mucho menos, el sentirme víctima o martirizado, sino únicamente trato de responder a las ansias de sincerarme. Espero que descubran el mensaje que se encuentra detrás de mis palabras; no soy un sabio, sólo un enamorado de la vida.

Nací en el seno de una familia maya k’iche’. Parafraseando a Facundo Cabral (QDEP), puedo decir que soy moderadamente Hno. Félix Lorenzo Velásquez Saquic, exageradamente Hno. Chichimuch de Utatlàn, orgulloso de mi Santa Lucía Utatlán, mi pueblo natal, donde quedó enterrado mi ombligo.

42
42

Soy un hombre de paso por esta Madre Tierra, sin poder ni dinero, pero sí, con un poco de malicia y un poco de virtud. Soy un aspirante al humanismo y mi causa es la Dignidad del Pueblo Maya.

Soy hecho de maíz, de sueño, de amor, de óvulo, de espermatozoide, de sagrado; por eso soy un ser humano. Me basta y me sobra que sea un ser humano y como tal, mi vida está llena de sobresaltos, debilidades, éxitos, giros bruscos, coincidencias inexplicables, alegrías, pasiones, inconformidades, rebeldías y esperanzas.

Soy retoño, cien por ciento, de la señora Lucía Saquic, porque me guardó por nueve meses en su vientre, en ese lugar oscuro, sagrado,

Y también del huérfano Juan Velásquez, que se sintió

caliente

orgulloso de este vástago suyo. Ambos ya declinaron su día por eso estoy de duelo y huérfano, desde entonces; ellos me cuidan desde que

se volvieron estrellas del firmamento.

Desde la concepción maya, cada uno tiene su Nawal. El Nawal es un espíritu que nos protege y nos guía en nuestro caminar, es nuestro otro yo, es nuestro complemento. Mi Nawal de nacimiento es 3 Kawoq, mi engendración es 8 B’atz y mi misión es 11 Kej. Para una interpretación de estos Nawales habría que acudir al libro Ch’umilalWuj, (El libro del Destino de Ludovica Squirru y Carlos Barrios). Libro con la sabiduría recopilada de muchas abuelas y abuelos nuestros).

Carl Jung, el afamado psiquiatra, escribió en una ocasión: “Siempre que hay un descenso hacia la experiencia más íntima, hacia el núcleo de la personalidad, la mayoría de las personas son dominadas por el miedo y muchas huyen…” El riesgo de la experiencia interior, la aventura del espíritu es, en todo caso, ajena a la mayoría de los seres humanos.

43
43

Con relación a mi formación académica, tristemente la escuela no ha sido capaz de educar desde esta perspectiva humana, compleja y misteriosa; tampoco ha sido el espacio donde todo aprendiente haya podido iniciar procesos y desenvolverse en su crecimiento integral. Ha sido fundamental para la transmisión de conocimientos, reproductora de sistemas de la cultura dominante; una escuela abusiva, sin cultura democrática, política, participativa y, sobre todo, humanista; y por ello puede enumerarse una serie de condiciones adversas, excluyentes, racistas y hasta muchas veces inhumanas.

Debo decir también que la enseñanza que recibimos era de otra realidad, ajena a la propia, aunque estaba ahí, a la vista. De esa manera aprendíamos a negar la propia realidad, la propia cultura, porque no nos enseñaban a amarla, sino lo contrario, a desconocerla; he ahí el inicio de la alienación, la ladinización, la asimilación y la aculturización.

Hace 100 años la escuela fue el virus que destruyó la cultura indígena; hoy existen posibilidades de revertir ese daño. Ese es el sueño y eso es lo que se intenta promover en nuestras comunidades. Podemos utilizar el término de virus, porque en realidad la manera de enseñar, que se ha catalogado de obsoleta, rígida y hermética; no permite avanzar y bloquea todo intento de hacer las cosas diferentes.

La mayoría de los contenidos estudiados en el nivel primario, secundario y hasta el universitario, corresponden al viejo paradigma y no son pertinentes a la cultura maya, porque carecían de conocimientos filosóficos, artísticos, históricos, pedagógicos, lingüísticos de la cosmovisión maya.

Con relación a mi formación religiosa, actualmente vivo entre dos compromisos: la vivencia de la espiritualidad Maya y mi intento de fidelidad a la espiritualidad cristiana, comprometida con los pobres.

44
44

Siempre, en comunión con este claroscuro de luces y sombras, estoy caminando.

Es una experiencia compleja y dolorosa. ¿Cómo incorporar las dos espiritualidades, la cristiana, y la maya? La congregación de los Hermanos de La Salle tiene un espíritu de trabajo que no deshace a la persona, sino la cultiva; situación que no me hace rechazar lo que he vivido y lo que pretendo ser y hacer, pues estoy en una constante búsqueda. De una cosa sí que estoy claro con David Bohm, cuando afirma que “nuestra sustancia procede de la Tierra y regresa a la misma”.

En este atardecer de mi vida debo priorizar los elementos que coinciden entre el cristianismo y la espiritualidad maya, buscando la empatía. En esta postura entran en juego varios elementos: mi cultura,

mi vida, mi vivencia, mi filosofía, mi causa, mi familia La Salle, que

me ha acompañado durante más de cuarenta añosLo más importante es buscar al Autor de la Vida, dentro de un ambiente ecuménico; pues yo no quiero caer en el proselitismo, quiero valorar todas las riquezas humanizadoras que aportan las religiones. Sin puritanismos, dogmatismos, ni hegemonismos, sino holísticamente; porque una de las posturas que nos causa conflictos, es creer que estamos en posesión de la verdad. Cada religión cree tener el monopolio de la verdad, ser la única, la exclusiva. Lo que sucede es que les causa temor reconocer que hay algo de verdad en cada una y en todas ellas.

Una religión respetuosa no debe estar atacando, cerrándose, forzando

un asentimiento de fe (que es gratuidad, asunto del corazón, búsqueda

de toda una vida y toda una historia). “Todas las religiones pueden ser verdaderas y todas pueden albergar, simultáneamente, mucha falsedad”.(Es de

45
45

agradecer la declaración del Cardenal Jean Louis Tauran, Presidente del Consejo Pontificio para el Diálogo Inter religioso, que dice:

todas las religiones tienen la misma dignidad e importancia”. (Agenda Latinoamericana 2011)

También es de agradecerle a Fernando Malkún, experto en la cultura Maya. A raíz de una entrevista realizada por María Paulina Ortiz, desde el campo de la espiritualidad nos dice: “Mi vida ha cambiado. Era tremendamente materialista. Mi conducta hoy es muy distinta. Me pregunté por qué estaba aquí, para qué, y por razones especiales terminé metido en el mundo maya. Y puedo afirmar que no se trata de falsas creencias para remplazar por falsas creencias. Yo me quité muchas historias de mi mente…” ¿Y si uno no cree en eso? “Creas o no, lo vas a sentir en tu interior. En este momento, la mayoría está viviendo un tiempo de evaluación de su vida. ¿Por qué estoy aquí, qué está pasando, para dónde quiero ir? Basta mirar el crecimiento de la búsqueda de espiritualidad, no de religiosidad, porque la religión no le está dando respuesta a la gente”.

Al hablar de espiritualidad, no nos referimos a la piedad, las

devociones, las oraciones, el rezo del rosario, las novenas, los dogmas, los ritos, el culto o los elementos relacionados con el alma individual

y su salvación como distinto de lo que atañe al cuerpo o a la

comunidad humana. Nos referimos a una espiritualidad profunda, que

es la experiencia primordial del arraigo en lo trascendente, como una

sensibilidad radical; o como aquello que da sentido a la vida humana, o como el amor sincero que recibís y das a otra persona que es bello placentero, la admiración a la Madre naturaleza, el respeto a los otros

seres, el encuentro íntimo con lo trascendente, el silencio, la plenitud,

la contemplación, la adoración al Creador y Formador.

Tomás Merton, refiriéndose a la espiritualidad cristiana (no religión cristiana), nos dice: la espiritualidad pone el acento en la transformación de la conciencia, que pasa de estar centrada en sí misma a estar centrada en el otro…

46
46

es la experiencia de la presencia de Dios entre y a través de los demás. Y así, la espiritualidad cristiana vino a significar - comer juntos, compartir juntos, hablar con los demás, recibir de los demás, experimentar la presencia de Dios a través de los demás”.

Actualmente se habla de una espiritualidad cósmica y consciente, gracias a los pueblos originarios de AbyaYala, que conduce al equilibrio, a la armonía, la práctica de los valores y principios para el logro de energías positivas y que serían las únicas capaces de lograr lo que tanto hemos anhelado.

47
47

1.2.1

Mis sombras:

- Tres personas muy cercanas a mí, me sugirieron no develar mis sombras en esta obra y debo hablar en positivo, pero, a mi manera de pensar, estaría cayendo nuevamente en la hipocresía; hay que ser sinceros y realistas, todas las personas somos luz y sombra. La sinceridad es necesaria para vivir en un mundo justo. Cuando las personas se caracterizan por ser sinceras constituyen al esclarecimiento de aquellas situaciones problemáticas desde los más simples hasta los más complejos” (Carreras- 2001)

Hay que ser realistas y francos; el que no tiene un defecto tiene otro (hipocresía, malversación de fondos, relativismo puro, hermetismo, infidelidad, superficialidad, indiferencia, egocentrismo, prepotencia, sed de poder, carácter tosco…) De esta forma también lo plantea Cooper: “todos llevamos en el interior el potencial de ser a la vez destructivos y creativos, de amar y odiar. Podemos distinguir nuestros valores morales y principios éticos de las corrientes emocionales subterráneas que tiran de nuestros sentidos desde las sombras”.

Antes de dar a conocer mis sombras debo aclarar que estoy completamente seguro que mis debilidades como persona no me rebajan como ser humano; son parte de mi realidad, y esta misma realidad me está haciendo catapultar a una nueva dimensión humana.

Me confieso que al hacer una revisión de mi vida, me entristecen algunos actos grises en mi caminar. He cometido errores, como cualquier ser humano. Algunas veces me he creído el importante, el mejor, el indispensable. ¡Qué pendejadas más grandes! Hay cientos de cosas que debo

48
48

arreglar de mí. Unas de las tantas debilidades que padezco son las que siguen:

El Creador y Formador de la vida me dio la tarea de ser humano. Yo he sido flojo en sacar esta tarea, porque soy persona, pero poco humano; por eso me considero que soy sencillamente un aspirante al Humanismo. Ahora estoy cayendo en la cuenta, que cuando somos más grandes que lo que hacemos, nada puede desequilibrarnos; pero cuando permitimos que las cosas sean más grandes que nosotros, nuestro desequilibrio está garantizado.

Me preocupa mi comodidad y mi falta de compromiso radical con los pobres, con los excluidos; me avergüenza el predicar más con la palabra, que con el ejemplo; me enoja seguir tomando la autenticidad como algo flotante en mi vida y no la base de mi actuar. El cambio que exige esta nueva conciencia debe traducirse en acciones, vivencias y compromisos puntuales. No cambiaré una realidad macro, pero ahí estará mi esfuerzo y mi granito de maíz.

De vez en cuando me echo unas cervezas - con medida -; no soy adicto al licor, ni mucho menos, un borracho; pero no deja de hacerme daño y hacerles incomodar a los que viven a mí alrededor; por eso, éste es uno de mis compromisos, trabajar en este proceso de cambio, que estoy asumiendo y que me llena de mucho contento.

Mi Pueblo Maya ha sido humillado, explotado, reducido a una condición casi infrahumana, durante más de 500 años.

49
49

Yo, un buscador de mi identidad maya, he luchado poco en su defensa; y lo que más me preocupa, es que hasta ahora me estoy comprometiendo de una manera sistemática y radical en la vivencia de los Principios y Valores de la milenaria cultura Maya.

Muchos pueden pensar que plasmar intimidades es fácil; sin embargo, es difícil; puesto que no se trata de un decir superficial y frío, sino, es abrir de par en par el alma, expresar los sentimientos que se anidan en nuestro corazón y que brotan como agua, expuestas a las valoraciones negativas o positivas.

En estos días que estoy hilvanando esta prenda de mi alma he sentido energías encontradas (positivas y negativas); estas situaciones, en vez de preocuparme, me alegran; porque pueden ser que sean reflejos de trascendencia de este rebrote maya. No desconfío por nada del apoyo del Ajaw; trataré de dialogar más seguido con Él. Estoy seguro que no me esconderá su rostro; todo lo contrario, desde ya estoy sintiendo su amor, un amor que se está traduciendo en una gran alegría en mi interior, por desnudar mi corazón y no pasar por esta tierra como un hipócrita y un indiferente, con relación a los problemas que aquejan nuestro mundo. Quizás, hoy más que nunca, la cultura maya debe mostrar su raíz, su identidad, su fluidez, su apertura y su anti-dogmatismo.

50
50

1.2.2

Mis dolores

Yeats, afirma categóricamente que “El hombre necesita una valentía temeraria para descender al abismo de sí mismo”. Es verdad, porque en este momento siento un bloqueo al externar mis dolores más sentidos, en mi paso por esta vida, puesto que es abrir mi interioridad; sin embargo, lo hago con libertad porque lo que busco es la sinceridad.

-

El

no haberme casado o sea el no haber tenido mi

complemento con quien compartir mi vida, porque en varios

momentos he sentido una soledad honda y oscura.

-

Siendo director del Colegio “San Juan Bautista” de San Juan

La

Laguna; después de un compartir fraterno con mis

aprendientes de secundaria, me encaminé a la orilla del lago de Atitlán, (Mi santuario), me senté sobre una piedra y lloré

amargamente por no haber tenido una hija o un hijo, por mi opción lasallista, que la respeto y la valoro. Mis ahijadas y ahijados que bien pasan de un centenar, me han aliviado este dolor.

-

Me

duele en el alma el no haberme consagrado como un

maestro en la pintura, porque de niño y adolescente era mi fascinación y pasión; por mi opción por la educación lasallista de por vida, se ha quedado en un tercer plano. Actualmente

mi

esposa es la docencia, mi amante la literatura y mi

pasatiempo la pintura.

-

El no haberles podido retribuir a mis padres un aporte económico, aunque no jugoso, pero seguro, en los momentos más difíciles del caminar de mi familia Velásquez Saquic.

51
51

1.2.3

Mis momentos duros

- Las primeras ráfagas de discriminación y racismo recibidas fue en segundo primaria, por el profesor de grado, sentenciando lo siguiente: “los indígenas han nacido para el azadón y para la carga, el estudio no es para ellos por su poca capacidad intelectual”. Esta afirmación categórica y denigrante, hizo doler mi tierno corazón y quedó archivado en una célula de mi cerebro, por ende ha marcado mi vida. La sentencia del profesor se transformó en un reto de por vida y como una catapulta en mi caminar estudiantil.

- El secuestro, y torturas que sufrí en Chuipatán (Alaska) de Guatemala y luego el encarcelamiento en el Segundo Cuerpo de la Policía Nacional, de la zona 1, en los años del conflicto armado en Guatemala.

- La suspensión por dos años por un curso en la carrera de licenciatura en Administración y Evaluación Educativas en la Universidad Rafael Landivar (URL); hasta que falleció la catedrática titular del curso, pude continuar mi carrera, sencillamente por presentar un trabajo fuerte y creativo sobre la triste y cruda realidad del racismo en Guatemala, que hoy en día todavía persiste.

El despido del programa del Doctorado en Educación en Guatemala. Cinco años estuve desligado sin poder seguir este plan de estudios; pero gracias al Ajaw y a dos personas, pude continuar y cumplir con los requisitos académicos y reglamentos de la carrera, en la ciudad de San José, capital de Costa Rica, graduándome el 20 de abril 2012. El motivo del despido se hará en otra oportunidad y quizás por otra persona.

52
52

- La muerte de mi madre Lucía, desmoronó mi alegría y el calor familiar. La mujer que más he amado y la que más me ha amado en este mundo y me sigue amando; por eso es mi amor eterno. Amable como la cabellera de la Abuela Luna,

de respetuosas palabras y de dulce sonrisa. En septiembre del noventa y cinco se apagó su candela y le lloraron las campanas de Utatlán. ¡Cuando pienso en mi madre Lucía se

este momento mis

me parte el corazón en mil pedazos!

ojos empiezan a brotar lágrimas, por eso no sigo escribiendo.

en

este momento mis me parte el corazón en mil pedazos! ojos empiezan a brotar lágrimas, por
este momento mis me parte el corazón en mil pedazos! ojos empiezan a brotar lágrimas, por
53
53

1.2.4

Mis luces y menciones honoríficas recibidas

Jean Vanier me dice: Lo más importante es llegar gradualmente a reconocer

ser plenamente nosotros mismos y felices

por nuestros hechos”. Un ermitaño en un retiro camino a la contemplación, compartía: “Casi todas las personas viven en la periferia de su ser. Lo trágico no es la muerte, lo trágico es que una persona pueda morir sin haber tenido la más mínima idea de la riqueza infinita que tenía dentro”.

nuestras motivaciones profundas

para

Estoy agradecido con el Ajaw y gozoso conmigo mismo:

Por haber formado parte de la sagrada Humanidad, con raíces Maya k’iche’ y por haber nacido en Utatlán de Iximulew. Actualmente solo soy un aspirante al pensamiento holístico. ¡Quizás solamente tenemos que ser naturales!

Por ser sencillamente un hermano, como dice Antonio Machado: “por mucho que la persona llegue a ocupar puestos altos, nunca tendrá valor más alto que el de ser persona”. Muchas veces, por ocupar puestos altos, se nos suben los humos a la cabeza y destrozamos lo más preciado de nosotros, el ser personas.

Por haber fundado y ser el primer Director del Complejo Educativo “Fe y Alegría” en Guatemala (1983-1987). Una obra popular comprometida en una de las áreas marginales de la capital, que responde al fin del Instituto de los Hermanos De La Salle: la opción preferencial por los pobres. Actualmente atiende una población escolar de aproximadamente 2,000 aprendientes, repartidos en tres niveles: Pre-primario, Primario y Diversificado y en dos jornadas: matutina y vespertina.

Por haber recibido el premio Antonio Montesinos al Gesto Profético en Defensa de la Dignidad Humana en América

54
54

Latina, en el año 1998 y el reconocimiento: El Mejor Defensor de las Causas Imposibles”, otorgado por el Centro Internacional Lasaliano, Roma, Italia, 2,000. Con relación al segundo reconocimiento internacional, considero que, quien acepta lo que es y se habilita para hacer lo que puede, encarna las utopías y lo imposible se pone a disposición.

Por haber optado, de por vida, al ministerio de la educación; porque la educación es una tarea nunca terminada, una utopía maravillosa que exige ternura, firmeza, tacto, cercanía, empeño, ejemplo de vida. Los aprendientes son el sentido de mi opción de por vida. Por eso en esta última recta de mi vida trataré de vivenciar, expresar ternura, cariño y sentimientos de empatía, armonía y profunda identificación con mis aprendientes.

Por contar con una causa bien definida desde el año 1974: “La Dignidad de mi Pueblo Maya”. Por esta causa he recibido críticas denigrantes, exclusiones, torturas, secuestro, y encarcelamiento; actualmente los califico como diplomas y reconocimientos en mi paso por esta vida. El 18 de agosto del 2008,en manos del Presidente Constitucional de la República de Guatemala: Ing. Álvaro Colom Caballeros, recibí del Estado un resarcimiento económico, (para reparar o compensar un daño cometido) por una de sus instituciones en el conflicto armado interno.

Por haberme atrevido a escribir, pues tengo en mi haber una decena de libros publicados. Es mejor escribir y echar borrones que dejar en blanco el papel de la vida. Somos poquísimos los originarios (as) de Abya Yala los (las) que nos hemos atrevido a plasmar nuestro piso ideológico y defender nuestras causas, las que dan sentido a nuestras vidas. El gran listado de escritores y poetas de “América Latina” son descendientes de la cultura

55
55

occidental, (criollos - mestizos).Razón tuvo el poeta universal Rubén Darío, que estando en Paris, Francia en el año 1913, escribió:“Si hay poesía en nuestra América, allá está en Palenque y Utatlán, en el maya legendario y en el inca sensual y fino, y en el gran Moctezuma de la silla de oro. Lo demás es tuyo, demócrata Whitman”.

PROSAS PROFANAS Publicado en Buenos Aires, Argentina, 01 de Julio de 1913

Por practicar dos deportes: alternando el atletismo con el ciclismo, desde mi niñez hasta mis sesenta años. He participado en varias competencias, gracias a estos deportes por ahora gozo de una buena salud.

mis sesenta años. He participado en varias competencias, gracias a estos deportes por ahora gozo de
56
56

Menciones Honoríficas recibidas

Por mi compromiso con el Pueblo Maya, cuento con admiradores y abominadores; me han llovido calificativos denigrantes y anticristianos; al principio me hicieron muchísimo daño; pero ahora, me nutren y hasta me exaltan;, por lo mismo estoy sumamente agradecido; por eso los he tomado como reconocimientos y menciones honoríficas en mi paso por esta vida. Les comparto algunas de ellas:

“Este tipo, siempre con sus mismas babosadas”,

“sólo mierdadas escribe”,

es un pajero

“este Hermano tiene crisis vocacional”,

“es un amargado”,

“es un ingenuo”,

“es un mentiroso”,

“es un cantamañanas”,

Hablar de Pastoral Indígena, es hablar de una pastoral subversiva que va en contra de la Iglesia Católica

“¿Qué tiene que ver un Hermanito en cuestiones pastorales y de Iglesia Autóctona?”,

”por eso seguiremos siendo pueblos de indios”,

“es un tonto, porque no entra en la modernidad”,

57
57

“trabaja en cuestiones indígenas como escape”,

“este loco lo que quiere es regresar a los caites y taparrabos”,

“a este baboso hay que neutralizarlo”,

“¡Chichimuch no se salvará, se irá al infierno!, por lo que escribe”,

¡Ni quiera Dios que sea miembro del Consejo de los Hnos.

De La Salle!(Lo fui en año 1979, 1980 )

“simplemente es un resentido social”,

“si se considera maya que se quite la ropa y ande con taparrabo y plumas en las calles”,

Si no le gusta la congregación Lasallista, que se vaya a la mierda.

“es un candil de la calle y oscuridad de su casa”

“Lencho bandera”

“ya no queremos otro Chichimuch en nuestra congregación”

¡Que se pudra con sus escritos!

“Me incomoda leer el nombre - Hno. Chichimuch - en papeles y paredes.

Estos diplomas, reconocimientos y menciones honoríficas, han sido otorgadas por algunos obispos, sacerdotes, Hnos. de la Salle, catequistas, docentes y paisanos. ¡Gracias hermanos!

58
58

2. UNAS PINCELADAS SOBRE MI CULTURA MAYA

2. UNAS PINCELADAS SOBRE MI CULTURA MAYA JUJUNTAQTZ’AJPAUWI’ LE MAYA B’ANTAJIK La palabra Maya en k’iche’,

JUJUNTAQTZ’AJPAUWI’ LE MAYA B’ANTAJIK

La palabra Maya en k’iche’, su raíz May significa asombro, El mayonel es quien se
La palabra Maya en k’iche’, su raíz May significa asombro,
El mayonel es quien se asombra y empieza a hacer preguntas:
¿Cómo surgió esta tierra Chapinlandia? ¡Mi Eterna Primavera!
La abuela del alba germinará las milpas
y con mazorcas blancas se adornará la risa.
Le brillarán los ojos con su mirada antigua
y saldrá el grito de todos con voz certera:
¡La cultura Maya se hace presente en este tercer milenio!
Con sones de marimba se informará al mundo:
Que al fin, el Popol Wuj se tomará en cuenta,
d é
d
h
b
r
id
i
t
d
59
LENGUAJE DEL CORAZÓN Ajaw, tomando en cuenta mi espiritualidad Maya, necesito tu permiso y tu
LENGUAJE DEL CORAZÓN
Ajaw,
tomando en cuenta mi espiritualidad Maya,
necesito tu permiso y tu sello indeleble
para que las páginas de esta prenda de mi alma
inspiren a trabajar la Utopía Maya K’íche’:
“Encontrar la Plenitud en nuestra Vida”,
porque la vida es un canto a la belleza y
una convocatoria a la autenticidad.
Ajaw,
nuestros corazones están en emergencia por falta de amor.
Tenemos que volver a conquistar la vida
para enamorarnos otra vez de ella
y así el viento volverá a ser nuestro amigo,
el árbol se tornará en nuestro maestro y
el amanecer en un ritual.
Ajaw,
Que nuestro caminar sea para seguir las huellas
de nuestros progenitores y
un saborear la plenitud de la vida.
Cultivemos entonces el arte, la belleza,
los principios y valores en nuestras vidas,
y así ser agradecidos con el Ajaw,
y respetuosos con todos los seres vivientes,
tal como reza nuestro libro sagrado, el Popol Wuj.
Hno. Chichimuch de Utatlán
60

2.1

Una esplendorosa Cultura

Los pueblos del mundo, desde su fundación, van desarrollando su cultura, la cual se realiza en sus formas de vida, organización social,

su filosofía y espiritualidad; normatividad ética y jurídica; arte, ciencia

y tecnología; economía y comercio; educación; memoria histórica,

lengua y literatura. El conjunto de estas realidades y vivencias forman

la identidad cultural de las comunidades y les provee los instrumentos

necesarios para su desarrollo, en el marco de ese contexto.

Una de las formas con que los pueblos dinamizan su cultura y mantienen su identidad, es a través del conocimiento y la práctica de sus mismo valores, que se manifiestan en las costumbres, en el arte y la espiritualidad; en su sistema político y jurídico; en la conceptualización de la persona humana, en su familia y comunidad y en la conciencia que tienen sobre su relación con la naturaleza.

¡Qué entendemos por cultura? Es todo lo que existe en el mundo, y que ha sido producido por la

mano humana. Por ejemplo, las fiestas, los alimentos, los aviones, los sistemas políticos, la manera de pensar, la ropa y las modas, los modos de convivencia, el daño al medio ambiente, una pelota de

fútbol, la guerra y las armas, los actos humanitarios

productos culturales porque han surgido de la creación humana y de sus maneras de entender, sentir y vivir el mundo. Por eso también se dice que la cultura es la forma, para bien o para mal, como el ser humano ha modificado la naturaleza.

Todos son

En síntesis: Cultura estodo aquello, material o inmaterial, que identifica a un determinado grupo de personas. Es decir, cuando hablamos de conjunto de creencias, valores, comportamientos y objetos concretos que surgen de la vida de las personas de una determinada realidad. Dicho de otro modo, es la manera

61
61

como los seres humanos desarrollamos nuestra vida y construimos el mundo o la parte de él que habitamos. (Proyecto Cultura de Paz, UNESCO)

La población de Guatemala está conformada por diferentes grupos étnicos. Por eso es necesario que conozcamos esta diversidad cultural. La palabra “etnicidad” viene de la voz griega “ethnos” que significa gente o nación, es decir, un grupo de personas que comparten características comunes, que les permiten identificarse como perteneciente al mismo grupo y diferenciarse de otros.(Diccionario General, Lengua Española) Los grupos étnicos pueden diferenciarse entre sí por aspectos tales como el idioma, el vestido, la organización social y la cosmovisión.

Hablemos ya sobre la civilización maya. Habitó una vasta región denominada Mesoamérica, en el territorio hoy comprendido por cinco estados del sureste de México que son, Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán; y en América Central, en los territorios actuales de Belice, Guatemala, Honduras y El Salvador. Su historia es de aproximadamente 5,128 años, según calendario Maya.

Durante ese largo tiempo, en ese territorio se hablaron cientos de dialectos que generan hoy cerca de 44 idiomas mayas diferentes. Hablar de los “antiguos mayas” es referirse a la historia de una de las culturas mesoamericanas precolombinas más importantes, pues su legado científico y astronómico es de dimensión mundial.

Los elementos fundamentales de la identidad Maya K’iche’ son:

a) La descendencia directa de los antiguos mayas;

b) Idiomas que provienen de una raíz maya común;

c) Una cosmovisión que se basa en la relación armónica de todos los elementos del universo, en la que el ser humano es sólo un elemento más; la tierra es la Madre que da la Vida, y el Maíz es un

62
62

signo sagrado, eje de su cultura. Esta cosmovisión se ha transmitido de generación en generación, a través de la producción material y escrita, por medio de la tradición oral, en la que la mujer ha jugado un papel determinante;

d) Una cultura común, basada en los principios y estructuras del pensamiento maya; una filosofía, un legado de conocimientos científicos y tecnológicos, una concepción artística y estética propia, una memoria histórica colectiva propia; una organización comunitaria, fundamentada en la solidaridad y el respeto a sus semejantes y una concepción de la autoridad, basada en valores éticos y morales.

Todas las civilizaciones en la historia de la humanidad crearon su cosmovisión.

En casi 5128 años de existencia, los mayas han hecho grandes aportaciones a la cultura universal, pero su principal logro ha sido su propia supervivencia, afirmó la investigadora de la UNAM, María del Carmen Valverde. Se trata de una cultura viva que ha sabido apostar al cambio para perdurar, y sus conocimientos siguen vigentes en algunos grupos mayas. La Coordinadora del Centro de Estudios Mayas del Instituto de Investigaciones Filológicas de la máxima casa de estudios, recordó que, entre los avances científicos mayas, está un complejo sistema calendárico, así como la numeración vigesimal con el cero y el valor posicional de los signos. La escritura maya, de valor fonético y logosilábica, funcionó en una vasta región. Es un sistema que está a nivel de cualquiera de las grandes civilizaciones del mundo, subrayó la investigadora”, Diana de Yucatán.

Los elementos básicos que conforman la identidad maya son: El idioma, el vestuario, las costumbres y las tradiciones; los bailes, la música, los rasgos físicos, los apellidos, las artes, las formas de curación, la cosmovisión, la

63
63

historia. Todos esos elementos han permitido que sigamos vivos actualmente a pesar de la negación de que hemos sido objeto (Hno. Chichimuch, “Canas y Retoños del Pueblo Maya” – 1994)

64
64

2.2

La Cultura Maya ha sido pisoteada

Arrancaron nuestros frutos, cortaron nuestras ramas quemaron nuestro tronco, pero no pudieron matar nuestras raíces”. (Chilam Balam)

La cultura maya no ha desaparecido; sus descendientes aún vivimos en la región; en mi caso, en el territorio guatemalteco. Lo que sí fue destruido, en gran parte, con la invasión, es el modelo de civilización, que hasta la llegada de los primeros españoles, había generado tres milenios de historia.

La situación existencial actual del Pueblo Maya tiene sus orígenes históricos en la época de la invasión de América y en su consecuente proceso de colonización. Durante este tiempo se dieron, como hechos históricos, la imposición sistemática de la cultura de los invasores y la subordinación de toda la organización colonial a los intereses económicos, políticos y culturales de la metrópoli. Esto dio origen a un proceso de subestimación y marginación del Pueblo Maya, en todos los aspectos y dimensiones del ser humano

Según Carlos Barrios, en su obra Ch’umilal Wuj, El libro del Destino ·” La historia nos revela que el Pueblo Maya ha sido objeto de genocidio y etnocidio, desde que se produjo la invasión española. Se inicia la imposición de la cultura extranjera: se impuso el idioma español, otra espiritualidad, otra

vestimenta, otras costumbres

En 1821 se proclamó la independencia de España por los criollos; y posteriormente los ladinos (mestizos), continuaron con la práctica del etnocidio, incluso en pleno siglo XXI.

Actualmente persisten en el Pueblo Maya de Guatemala, los mismos efectos de las relaciones sociales que se fundamentan en la explotación, marginación y discriminación.

65
65

Al ser despojados y separados brutalmente de la Madre Tierra, nuestras Abuelas y Abuelos fueron pisoteados en su dignidad humana y sus derechos colectivos fueron violados, en lo económico, político, social, ideológico, religioso y moral; es decir; perdieron en la guerra desigual, su libertad, quedando bajo la bota de la subyugación colonialista.

En el campo religioso merece resaltar que, al comienzo de la “conquista” de América, hubo algunos grupos de misioneros, dominicos y franciscanos, que venían con la intención de evangelizar. Se pusieron del lado de los pobres, desvinculados de los conquistadores, denunciando sus abusos y crímenes. Sus nombres son siempre citados para defender a la Iglesia de las acusaciones de colaboración con los conquistadores, que fue, de hecho, lo que ocurrió con la mayoría del clero.

Según Carlos Barrios, “Desde la conquista, se desató una campaña vigorosa de lucha contra la espiritualidad Maya, casi a todos los vestigios de las culturas y religiones anteriores a la “conquista”. Los pueblos indígenas, prisioneros de las encomiendas y de las minas, fueron completamente abandonados. Les fueron impuestos ritos católicos, sin explicación, y fueron tratados de la forma más inhumana”.

La religión no solamente toleró, sino que apoyó la reducción de los indios a la condición de esclavos, y apoyó la esclavitud de los negros de África. Sacerdotes y religiosos tenían sus propios esclavos.

66
66

2.3

Las exclusiones durante en el siglo XIX (1801

1900)

De las herencias más graves de la época colonial, que siguen marcando en la actualidad, la realidad del país de Guatemala, puedo mencionar las siguientes.

a) El Pueblo Maya ya no pudo continuar gobernándose a sí mismo, tomando sus propias decisiones; sino que pasó a ser gobernado por los españoles.

b) Los españoles se apoderaron de las mejores tierras y asignaron a los indígenas territorios para vivir (pueblos de indios). La producción agrícola se organizó con base en el trabajo obligatorio de los indígenas. Se estableció así un sistema de discriminación y racismo.

c) Como producto de los abusos y las violaciones se originó el proceso del mestizaje y surgió la figura del mestizo, al que posteriormente se le llamará ladino. En la generación del mestizaje hubo distintas expresiones de violencia; la más significativa fue la que debió enfrentar la mujer indígena, pues la sufrió en su propio cuerpo (violadas como animales), por parte del hombre blanco y dominador.

d) Se estableció la Ley contra la Vagancia, que obligaba a campesinos, que no tuvieran tierra propia (la gran mayoría), a trabajar por lo menos 150 días (5 meses al año) en tierra ajena; esto debía constar en la Libreta de Jornaleros. Era una ley que transformó la obligación de trabajar por deudas, en una obligación para trabajar, aunque éstas no existieran.

67
67

e) Se reforzó la modalidad del mozo colono, que quedaba amarrado de por vida, a trabajar en la hacienda, debido al sistema de endeudamiento.

f) A nivel local, (Guatemala, 1927) se legalizó la Alcaldía Mixta, que establecía que el alcalde primero y el síndico primero fueran siempre ciudadanos no indígenas.(ladinos). Esto vino a fortalecer el poder no indígena en regiones indígenas.

g) A nivel educativo, el Estado liberal se propuso constituir una nación homogénea, sobre la base de la asimilación de los indígenas a la “cultura nacional”, la cultura occidental.

Estas herencias históricas hacen que el paso de un Estado autoritario a otro abierto y democrático no sea fácil; se deben salvar múltiples dificultades, que provienen de las costumbres, de los estereotipos personales y sociales, derivados del racismo y etnocentrismo.

Muchas de las formas discriminatorias heredadas de esa situación histórica, se ven hoy reflejadas en la política, en la educación, en la religión, en la administración pública y en miles de situaciones de la vida cotidiana.

El prejuicio racial y la discriminación han servido como vehículo para el mantenimiento de sistemas sociales y políticas excluyentes. La exclusión significa que hay grupos que ven limitado el disfrute de las oportunidades económicas, sociales, culturales y políticas, existentes en la sociedad. De cada cuatro familias en situación de pobreza extrema, tres son de población indígena. (INDH 2000). Esto nos habla de la desigualdad existente en nuestro país respecto a las oportunidades para unos y para otros.

68
68

2.4

¡Que hay bajo las cenizas?

Henry Miller dijo: que la mayor desgracia ocurrida a los hombres blancos, a su llegada a América, fue no haber aceptado el papel que los aborígenes les asignaron al darles la bienvenida. Sin duda, se refiere a que los europeos fueron recibidos como los dioses, que habían prometido volver para continuar el proceso civilizatorio, que habían dejado inconcluso. Ello habría significado, quizás, una fusión pacífica entre el viejo y el nuevo mundo, para crear una auténtica cultura mestiza, en la que se fundiera lo mejor de ambos. Sin embargo, la consciencia de la superioridad étnica y técnica, en un territorio lleno de riquezas al alcance de la mano, impuso la violencia, como forma de comunicación, ante unos aborígenes incapaces de responder en el mismo lenguaje.

A diferencia de cómo se expandió el Imperio Romano en la naciente Europa, incorporando dioses, costumbres y leyes de los pueblos conquistados, en América, la vastedad de una tierra desconocida y una cultura que no se ajustaba a ninguno de los parámetros conocidos hasta entonces, impulsó a los europeos del siglo XVI a imponerse sobre toda religión, ciencia, artes, escritura y formas de organización social, antes que tratar de entenderlas, por más benéficas que pudieran aparecer. La resistencia que mostraron los pueblos originarios, ante la renuncia de sus raíces y la adopción obligada de la visión de los conquistadores, justificó aún más la estrategia de imposición de la nueva cosmovisión, antes de que pudiera mostrar sus bondades. La espada fue antes que la cruz.

69
69

El choque cultural, provocado por la destrucción de sus valores originales, condujo a una aguda desorganización y a una pérdida de su identidad, como grupo. Cayeron en la infertilidad, la apatía, el desinterés, los vicios, y en un fatalismo que les impidió enfrentarse, con mejores elementos, a la cultura europea.

Consolidado el grupo dominante, en el aspecto religioso y militar, la imposición fue menos compulsiva en la organización familiar y comunal, la educación o el arte. Esto permitió que los grupos aborígenes conservaran muchos de sus elementos originales. En apariencia se habían modificado; en el fondo conservaron sus valores auténticos, en espera de su renacimiento.

Una práctica común en nuestros hogares (fogares, lugares del fuego) era cubrir el fuego, que no se ocupaba, bajo una gruesa capa de ceniza, producto de la combustión del carbón o de la leña, que se había usado anteriormente. Esto permitía conservar la fuerza del fuego y volver a utilizarlo tan pronto como se descubría nuevamente.

Creo que algo parecido sucedió con la cultura de mis ancestros. La propia ceniza, que dejó la conquista, cubrió el fuego de las tradiciones, durante cientos de años, para descubrirlas hoy, nuevamente, y encontrar que siguen ardiendo intensamente. Basta caminar un poco por los senderos del conocimiento ancestral, para darnos cuenta que seguimos abrevando en la misma fuente de hace 500 años.

Xabier Albó afirma que Hasta finales de los años 60 se imponía la América mestiza. Desde entonces, y por un conjunto de factores, los pueblos originarios se han venido despojando de esa máscara. Por muchas vías, llenas de zigzags,

70
70

aciertos y retrocesos, los pueblos originarios y sus propuestas han entrado ya en la agenda pública y política del continente. Ya no cabe hablar de una América Latina, sin hablar también de Abya Yala: “tierra madura”, “tierra fecunda”.

Bajo las cenizas encontré una brasa incandescente, la que vislumbró la propuesta de hacer presente la cosmovisión Maya y tomarla como un aporte importantísimo, en la redefinición de la humanidad en este tercer milenio.

Me lo han quitado todo

Me lo han quitado todo las plumas los lápices la tinta porque ellos no quieren que escriba

Me lo han quitado todo -Bueno casi todo- porque me queda la sonrisa el orgullo de sentirme hombre libre y en el alma un jardín de flores eternas.

Me lo han quitado todo las plumas los lápices pero me queda la tinta de la vida -mi propia sangre- y con ella escribo verso todavía.”

Armando Valladares

Poeta cubano que estuvo 22 años en la cárcel por sus convicciones políticas

71
71

3. HACER PRESENTE LA COSMOVISIÓN MAYA

3. HACER PRESENTE LA COSMOVISIÓN MAYA UK 'UTIK KAMIK LE MAYAB' K'ASLEMALIL En mi querida Chichimuch,

UK 'UTIK KAMIK LE MAYAB' K'ASLEMALIL

En mi querida Chichimuch, de niño acompañaba a mis progenitores a los cerros de Utatlán
En mi querida Chichimuch, de niño acompañaba a mis progenitores
a los cerros de Utatlán a invocar el nombre del Ajaw, a escondidas
de los católicos, porque eran muy humillantes sus críticas a los que
practicábamos la espiritualidad maya, pues nos calificaban como
brujos o hechiceros.
En la espiritualidad maya, las candelas, el pom, el incienso y las
palabras inspiradas y bañadas en sentimientos de profunda
veneración, son ofrendas al Ajaw y se dialoga con la flor, con la
abuela Luna, con el padre Sol, con la sagrada hermana Agua, con el
crepúsculo.
Mi adorada madre Lucía Saquic (blanca luna), le hablaba al
amanecer, a los celajes, a las primeras hojas de la milpa, al sagrado
aire; me consta, porque me invitaba a caminar con ella entre la
milpa y en el patio de la casa y me hacía doblar rodillas.
Hno. Chichimuch de Utatlán
72
SACARON SU TAREA Sagradas abuelas y abuelos, Mayas sabios: Los del número vigesimal, del signo
SACARON SU TAREA
Sagradas abuelas y abuelos,
Mayas sabios:
Los del número vigesimal,
del
signo y la piedra.
De
las constelaciones y el tiempo.
Operarios del amanecer y constructores de la armonía.
¡Han sacado su tarea!
Han dejado huellas imborrables sobre las espaldas del
tiempo.
Por mandato del Ajaw, del árbol maya
brotan nuevamente retoños
decididos a crecer, florecer y compartir su maíz
para nutrir a nuestras hermanas y hermanos.
Mi pensamiento no titubea al afirmar:
Nuestros retoños se alinearán, buscarán la altura,
llegarán a ser frondosos y gigantescos,
formando bosques, montañas y cordilleras,
porque nuestra semilla es fecunda y agradecida.
Abuelas y abuelos ya sacaron su tarea.
Hoy les toca descansar.
Queda a su descendencia regar los surcos que sembraron,
nuestros signos vitales, nuestra espiritualidad,
nuestra filosofía, nuestro sentido de la vida,
El sentido de todas las vidas.
Hno. Chichimuch de Utatlán
73

Qué hermoso es entender y respetar todos los lenguajes del universo. El lenguaje del alma, del espíritu, del ser de cada planta, de cada árbol, de cada animal; animales que vuelan, que caminan sobre cuatro patas, que se arrastran; de las aguas, los mares, los cenotes, los lagos; estelas, pirámides, piedras; las galaxias, el sol, la luna, las estrellas, tienen su esencia o nawal.

Leonado Boff nos presenta dos visiones confrontadas acerca del planeta Tierra, cada una con consecuencias muy diferentes.

La primera visión, moderna, dominante en los últimos 400 años, ve la Tierra como una especie de arca llena de riquezas que el ser humano puede tomar para sí, para su uso y bienestar. La Tierra es algo material, exterior, entregado a nosotros para que hagamos de ella lo que queramos, pues nos sentimos por encima de ella, señores, reyes y reinas del universo. Es el antropocentrismo, derivado de la biblia cristiana, desde el génesis, que afirma: “Y dijo Dios sed fecundos y multiplicaos y henchid la tierra y sometedla…” (Génesis 1,28 Biblia de Jerusalén 1976)

La segunda visión, más ancestral, y todavía presente en los pueblos originarios como los indígenas, ven la Tierra como algo vivo que produce todas las formas de vida, La Gran Madre y Pacha Mama como la llaman los pueblos andinos. Nosotros somos parte de ella y nos sentimos, junto con todos los demás seres, también engendrados por ella. No estamos encima de ella como quien domina, sino en medio de ella como quien convive.

La enseñanza de los abuelos y abuelas no es sólo racional, tiene el ímpetu y la fuerza de la vivencia, la claridad de la mente y del corazón. Ante las nuevas condiciones de la realidad a las que nos ha llevado la modernidad, el desarrollo, el humanismo, el antropocentrismo, el deterioro de nuestra vida y la vida en su

74
74

conjunto, hoy emerge vigorosa, fuerte, traslúcida, la voz de los pueblos indígenas originarios.

En este momento es cuando la segunda visión, de los pueblos originarios, es invocada y sirve de gran inspiración. Los Yanomamis, los Tupí-guaraníes, los Mapuches, los Quechuas, los Mayas y los Aztecas y pueblos indígenas de otras partes del mundo (según datos de la ONU, somos cerca de 300 millones en el mundo entero), debemos ser oídos. Nuestros ancestros desarrollaron una relación para con la Tierra de profunda colaboración, respeto y veneración. Ella es la madre del indio, como muchos de ellos dicen. Nos sentimos unidos a la energía de las aguas, de las montañas, de las flores, del fuego, de los vientos, del sol, de la luna y las estrellas. Todos son interdependientes y están conectados entre sí. Somos miembros de este gran todo vivo y orgánico que es la Madre Tierra. Somos hijos del cosmos; por lo tanto no existe la dicotomía ser humano-naturaleza. Somos naturaleza, somos vida.

En estas nuevas condiciones emergentes, reconstituir nuestra identidad es volver a los principios y valores básicos convencionales, no humanos, sino de la vida, de la naturaleza. Volver a nuestra sabiduría, a nuestros ancestros, al camino sagrado. No es retroceder, sino reconstituirnos en los principios y valores que no tienen tiempo, que no tienen espacio

Nunca debemos olvidar esta verdad: somos Tierra. Las abuelas y los abuelos aseveran: “xaojpoqlaj, xaojulew, somos polvo, somos tierra nada más. Tenemos el mismo destino que la Tierra. Pero hemos recibido del Ajaw una misión que consiste en cuidar y guardar el jardín del Edén, la Tierra. Es nuestra dimensión ética, que sólo nosotros tenemos.

75
75

La tierra no nos ha engendrado sólo a nosotros, los seres humanos; sino a todos los seres vivos que son, verdaderamente, hermanas y hermanos nuestros.

Hoy necesitamos volver a esta visión de la Tierra como Gran Madre Gaia. Sólo ella nos podrá garantizar un futuro común de vida y esperanza.

Para llegar a esta visión precisamos rescatar la dimensión del corazón, el valor de la razón sensible, de la inteligencia espiritual, del afecto y del amor. Es por la sensibilidad que nos sentimos unidos a la Tierra, percibimos su belleza, escuchamos su mensaje.

76
76

3.1

Principios Mayas

Los Principios son: Nociones primeras de una ciencia o arte. Máxima. Norma. Precepto. Regla de conducta. Verdad que sirve de fundamento de una cultura. Principio vital y alma que infunde la vida. (Diccionario General Lengua Española)

Los principios que sustentan la cosmovisión Maya en su vivencia comunitaria, familiar y personal son: unidad natural, transitoriedad, diversidad, complementariedad y equilibrio.

Estas voces, que vienen de los primeros tiempos, hablan a los tiempos que

vienen. Brotan de la memoria de los Mayas, pero dicen para que las escuche el

nos invitan a recrear el hilo roto de la vida, a sanar la violada

dignidad de la Naturaleza y a recuperar nuestra perdida plenitud”. (Eduardo Galeano) Contraportada del libro RaxalajMayab’ K’aslemalil. Cosmovisión Maya, Plenitud de la Vida.

mundo

y

Galeano) Contraportada del libro RaxalajMayab’ K’aslemalil. Cosmovisión Maya, Plenitud de la Vida. mundo y 77
77
77

Unidad Natural y cósmica

Somos parte de la sagrada Madre Tierra y ella es parte

nuestra. Somos una partícula del macrocosmos, del que nosotros somos un microcosmos.

Transitoriedad

Somos pasajeros, transitorios, sucesivos y cambiantes en el

cosmos y sobre la faz de la Madre Tierra.

Diversidad

Somos hilos diferentes de un mismo tejido de la unidad natural y cósmica, que existe por la diversidad de sus elementos, que tienen un valor y una razón de existir.

Complementariedad

Lo que una persona es, se complementa con el ser de las

demás personas. Somos complementarios con todo lo que existe. Todos somos hermanos.

Equilibrio

El cosmos y la naturaleza se gobierna por la energía del equilibrio con diferentes manifestaciones a nivel macro y micro, en dimensiones duales: fríocaliente, luzoscuridad, repulsiónatracción.

78
78

3.2

Valores mayas

En los alcances, siempre limitados, de las definiciones, entiendo los

valores como referentes de acción, que orientan el comportamiento humano hacia la transformación y la realización de la persona. Guías

que van delante de mí, marcando el camino por donde habré de pasar, si es mi decisión.

Siempre me hacen más pleno porque me permiten vislumbrar ese valor supremo, intangible y elusivo que llamamos felicidad. En suma, para mí, los valores son el asidero que nos da seguridad en nuestro andar errático.

Ortega y Gasset decía: “los valores no se ven con los ojos, como los colores, ni siquiera se entienden, como los números y los conceptos, sólo se sienten y se estiman”. Los valores son todos aquellos aspectos y relaciones de la realidad que son capaces de despertar el interés de la persona en cuanto tal. Los valores son referentes, pautas que orientan el comportamiento humano hacia la transformación social y la realización de la persona, a la conducta, a la vida de cada individuo y

de cada grupo social. Son abstracciones, porque no son cosas

tangibles. A veces satisfacen determinadas necesidades, otras estimulan nuestro perfeccionamiento. Siempre nos hacen más plenos. Aspiran a lo que llamamos felicidad. Son propios del ser humano.

Los valores pueden ser religiosos, morales, intelectuales, estéticos, afectivos, económicos; pero no es posible establecer entre ellos una relación jerárquica; más bien, guardan entre sí una relación holística. Buscar uno, es encontrar los otros; desde el punto de partida que cada quien elija. De alguna manera, el valor que coloqué como inicio de

mi búsqueda, me llevará tarde o temprano a todos los demás. Si mi

primero, o el más importante en mi vida, es lo espiritual; todo lo

demás se impregna de espiritualidad.

79
79

Una realidad que no se puede ni se debe esconder en el Pueblo Maya k’iche’, (cultura milenaria, que ha sobrevivido adaptándose al ritmo de los tiempos y enfrenta el acoso constante de la modernidad, en su faceta más depredadora), es que el hilo de continuidad de los valores que le dan identidad y permiten la autopoiesis, está a punto de romperse por múltiples causas de carácter interno y externo.

Los Valores Mayas que priorizaré en este nuevo caminar son los Valores para la Vida y los Valores para la Formación del ser Humano, recibidos de la Comunidad Maya K´iche´ B´elejeb´ Aj, de Iximulew2011

Debo aclarar que cada valor es alimentado por un testimonio de vida,

por un poema o maya.

por un gesto del quehacer diario en una comunidad

Valores mayas para la Vida

El reconocimiento del Ajaw como Creador y Formador. Significa tomar conciencia de la existencia de lo divino, como energía creadora y formadora, en una relación armoniosa: Cosmos, Ser Humano y Naturaleza

“¡Oh tú, hermosura del día! ¡Tú Huracán; tú Corazón del cielo y de

la Tierra! ¡Creador y Formador! ¡Tú dador de la riqueza, tu dador de

las hijas y de los hijos!

que no se introduzca el engañador ni detrás ni delante de ellos. Que no caigan, que no sean heridos. Que no caigan en la bajada ni en la subida del camino. Que no encuentren obstáculo ni detrás ni delante de ellos, ni cosa que los golpee… que sea buena la existencia de los que te dan el sustento y el alimento en tu boca, en tu presencia…”

(Popol Wuj)

que no encuentren desgracia ni infortunio,

80
80

El Valor de la Vida

Comienza con el respeto al ser humano y a toda la naturaleza, ya que

todo tiene vida. Desde el nacimiento, el ser humano se integra al cosmos, se integra a la armonía cósmica.

Tú eres yo y yo soy tú (Paráfrasis de Krishnamurti); lo que tú dañas, me afecta a mí; y lo que yo daño, te afecta a ti.

Todos tenemos derecho a existir y a respetar el ciclo interminable de la vida, que nos hace depender unos de otros; no en una relación caprichosa o egoísta, sino con un propósito ulterior cósmico, que muchas veces escapa a nuestra comprensión.

81
81

Canto a la Vida

Así te lo digo:

¡Ama y honra a tu vida! ¡Protégela, hazla germinar! ¡Respeta y edifica tu vida! Fortalece, valora y comparte tu vida. Goza, acoge y expresa la vida. Contempla, haz florecer tu vida.

¡Honra y da gracias a la Vida! ¡Tu vida es un regalo! Tu vida vale, es única, irrepetible. Sé coherente, profundiza en tu vida, no desprecies ni maltrates tu vida.

Sé sensible y sincero, sé fuerte, responsable y auténtico, sé optimista amable, sonríele a la vida, sé fiel, tierno y humilde. Cuando caigas ¡Levántate! Vive y trabaja con amor; déjate guiar, querer, ayudar. Reconoce tus cualidades y errores. Multiplica tus talentos.

¡No destruyas tu vida! Valórate! El Ajaw te ama. Valora la vida de los demás. ¡Escúchala, siéntela, vívela!

(Fray Milton Jordán Chigua)

82
82

El Valor de la Sacralización de la Madre Naturaleza.

Según nuestra cosmovisión, primero fue creada la Madre Naturaleza; de ahí deriva su carácter sagrado, porque guarda, genera y desarrolla una energía que dinamiza la existencia de todos los seres vivientes. (ver Carta del Jefe Seattle de los Swamish).

Comprenderla y respetarla, es asegurar nuestra sobrevivencia, llevados de una mano justa y generosa. Esta es una percepción espiritual que permite experimentar un sentimiento de pertenencia y de conexión con el cosmos, como un todo; para ello se requiere una expansión de los valores, ya no centrados en el hombre (antropocentrismo), sino centrados en la tierra (ecocéntricos). Así nace un nuevo sistema ético del cuidado de toda la Madre Naturaleza viviente

Según Leonardo Boff, la visión más ancestral sobre la Tierra, que todavía está presente en los pueblos originarios, como los indígenas, ve la Tierra como algo vivo, que produce todas las formas de vida. La Gran Madre y Pacha Mama como la llaman los pueblos andinos. Nosotros somos parte de ella y nos sentimos, junto con todos los demás seres, también engendrados por ella. No estamos encima de ella, como quien domina; sino en medio de ella, como quien convive. Por todo lo dicho y no dicho, nuestra Madre Tierra es sagrada.

Testimonio del científico James Lovelock:

La visión ancestral sobre la tierra se combina con lo que hay de más moderno en el campo de la biología y de la cosmología. Científicos importantes en los que, humildemente me incluyo dentro de ellos - James Lovelock comprobamos que los indígenas tienen razón. La Tierra es de hecho un super organismo vivo. Ella articula lo físico, lo químico y lo biológico de forma tan entrelazada que compone un todo

83
83

orgánico, bueno y hasta excelente para mantener y reproducir la vida. No es sólo que hay vida sobre la tierra; es que la Tierra misma está viva. Fue llamada Gaia, nombre que los griegos daban a la Tierra viviente. Está dotada de una vitalidad sobrecogedora. Por ejemplo, cada cucharada de tierra contiene una media de entre 40 a 50 mil millones de microorganismos, bacterias, hongos y protozoos, que también están presentes, por miles de millones, dentro de nuestro cuerpo. Son ellos quienes garantizan la vitalidad del suelo y hacen que del mismo nazcan flores y plantas de las más variadas especies, árboles frutales y gramineas. Son ellos quienes equilibran nuestro cuerpo de tal forma que mantenga su salud y vitalidad.

Gaia: Una nueva mirada en la vida de la tierra, (Universidad de Oxford)

La Estrella de cada quien. Ch’umilal es su misión. Cada persona brilla con luz propia, como dice Galeano. Todos somos importantes pero cada quien tiene una misión que cumplir. En la cultura Maya la estrella y la luz que debíamos compartir con los demás, estaba señalada desde el momento de nuestro nacimiento. La llegada del nuevo ser al seno de la comunidad siempre era motivo para consultar calendarios, revisar tradiciones o preguntar a los Guías Espirituales, sobre la misión que venía a cumplir. Este conocimiento daba al recién llegado una gama de posibilidades para poder vivir en equilibrio y armonía durante toda la vida.

84
84

UNA PLEGARIA AL NAWAL B’ATZ

Tú eres el origen, danos descendencia, regálanos hijas e hijos esclarecidos, que nuestra vida se desenvuelva, se desenrolle en la danza cósmica, para encontrar la plenitud en nuestra vida.

Que seamos respetuosos y agradecidos con todos y con todo lo que existe.

Que seamos creativos y alegres siempre, que valoremos todo lo que tiene vida y que cumplamos la misión que nos toca hacer en la vida con alegría y haciendo un trabajo bien hecho.

(Tat José Yac Noj)

Valores Mayas para la Formación del Ser Humano.

El Trabajo en nuestra vida.

Es primordial para la subsistencia humana. En sentido axiológico es el medio de realización del ser humano, pues a través de él aprendemos que existe una igualdad y un equilibrio en su relación con la naturaleza.(Desarrollo Humano y Pacto Fiscal, Guatemala-2002)

No podemos exigir más de lo que damos en nuestro trabajo, pues eso es una injusticia con la Madre Tierra que nos nutre. No es lícito cazar más, ni usar más de los recursos de la tierra, que aquellos que justamente necesitamos para vivir en paz y armonía. El trabajo, así entendido, se convierte en un espacio, donde ejercer los conocimientos y experiencias aprendidas de la naturaleza, para el servicio de la familia, la comunidad y el pueblo.

85
85

El trabajo es el detonante para desarrollar posteriormente todo aquello que llamamos cultura. Es el vínculo entre el corazón y la inteligencia, entre la sensibilidad de “sabernos” y la razón para “hacernos” en equilibrio, sin violentarnos y sin violentar a nadie. El trabajo es ética en acción.

Ejemplo de un trabajo de por vida.

JUN WINAQ - LA PERSONA COMPLETA

Dotado de inteligencia, Alcance de ver. Alcance de conocer todo lo que hay en el mundo.

Dador de gracias al Creador y Formador, con una boca, con una cara. Tiene el don del habla, oye, piensa, anda, siente, conoce lo que está lejos y lo que está cerca, ve todo lo grande y lo pequeño en el cielo y en la tierra. Adorador de la palabra de Ajaw, amante, obediente, temeroso y pedidor de hijas e hijos.

Hacerse Jun Winaq, persona completa, que permite a la comunidad encontrar su ser como pueblo. La cultura y la espiritualidad maya sustentan nuestra educación para emprender un proceso transformador que busca el bienestar comunitario, incluyente, respetuoso de la diversidad, en armonía y equilibrio entre humanidad, Madre Naturaleza y cosmos como seres en coexistencia con la vida para la vida”.

El Consejo Nacional de Educación Maya. CENEM

86
86

La Palabra dada

Si el trabajo nos humaniza, la palabra nos espiritualiza. En la tradición prehispánica, los gobernantes eran conocidos como Huey Tlatoani, El de la Gran Palabra”; es decir, el que gobernaba por la fuerza de la palabra, no por el uso de la coerción. Para el resto de la estructura social, era ejemplo de cómo establecer acuerdos comunes que se respetaban y se cumplían.

Son acuerdos comunes; una vez que se dan, se respetan y se cumplen. La oralidad es muy importante; es una garantía en la toma de decisiones y en la búsqueda de acuerdos colectivos. Implica respeto, decisión y un alto grado de compromiso.

HOMENAJE A LA SAGRADA PALABRA

Necesito evocar tu nombre, palabra No sé cómo puedo decirte esto que sé y que siento por tu presencia en mi vida.

¡Oh abuela palabra! ¡Madre palabra! ¡Oh sublime palabra! ¡Sagrada palabra! ¡Oh palabra desnuda! ¡Palabra íntima! ¡Oh palabra blanca! ¡Palabra del corazón!

Palabra ¡Qué grandeza tu presencia! ¡Qué fuerza tu verdad! Sólo la palabra puede quebrar las olas de mi angustia. Sólo la palabra puede expresar lo más íntimo de mi corazón. ¡Gracias por expresar mi yo reflexivo! (Hno. Chichimuch de Utatlán)

87
87

El respeto a los Mayores

En k’iche’, mek’ek’em. Respeto: (del latín “espectum” = consideración, miramiento, veneración,

acatamiento que se hace a alguien).(Diccionario General Lengua Española)

Respetar a los mayores es respetar la vida, la autoridad y la sabiduría que ellos encarnan. Por eso se les considera pilares fundamentales de la cultura y depositarios de las tradiciones. En ellos la oralidad alcanza su máxima importancia; por eso se les consulta y se les solicita consejo para la toma de decisiones.

El llamado “consejo de los viejos”. Pixab’anic, es el dar consejo, el recibir consejo; común en todas las culturas; nos hace reflexionar en la idea de una gran hoguera encendida, que puede verse a mucha distancia y puede orientar el andar de los jóvenes, no importa cuán lejos estén o hayan ido. Los rumbos de la tierra son diversos, pero siempre está señalado el punto de llegada, que es el corazón, el centro de donde se parte y a donde se retorna. Ese punto lo señalan los viejos. No es de extrañar que hoy nuestros jóvenes se encuentren sin rumbo, cuando las nuevas tradiciones aconsejan recluir a los viejos y tratarlos como objetos pasados de moda, sin ninguna utilidad.

Las y los guías Espirituales Mayas nos continúan inculcando que debemos seguir poniendo en práctica el valor del respeto en todas sus manifestaciones; principalmente cuando hacemos uso de la palabra. Mucho respeto al dirigirnos a las personas mayores; respeto a todas las personas y respeto a todo aquello con lo que nos relacionamos. No debemos ofender a nadie con nuestras palabras, ni con nuestras acciones.

El respeto es la primera condición para saber vivir y poner las bases a una auténtica convivencia en armonía.

88
88

XsaqirikNan, equivale a “Madre me permite saludarla en medio de la purificación del día”.

Por la tarde se saluda Xb’eq’ijtat, pequeña alocución al padre en la hora, en que el padre Sol se encamina a vencer la oscuridad de la noche.

Ante estas situaciones, los mayores del pueblo interrogan. ¿La utzawach?, esto es “¿Cómo se encuentra tu equilibrio? Se responde con seguridad: Utz ya maltyox che la, que significa “mi equilibrio está muy bien, gracias al ejemplo de usted”.

Entonces los padres despiden a los jóvenes; Nojimkatb’ek, matetzaqoq, te vas con cuidado, procurà mantenertu equilibrio, por favor no pierdasu equilibrio.

Dar y recibir Consejo.

Consiste en dar consejos en diferentes situaciones de la vida. Es un espacio de reflexión, de orientación, de corrección y de amonestación, cuando el caso lo amerita.

El Pixab’ es un código de comportamiento, un conjunto de principios y valores espirituales, morales y éticos, con función educativa, formativa, preventiva, orientadora y correctiva en la vida, transmitido de generación en generación, en las comunidades maya k’iche’, mediante la tradición oral.

La comadrona aconseja a la madre que espera un hijo, acerca de los cuidados necesarios. A los niños se les instruye para que conozcan lo bueno y lo malo; se forma su conciencia para auto-regular su conducta; se confrontan a la luz de los valores de la cultura. Los que contraen matrimonio (novia y novio) también reciben consejo

89
89

Los consejos sólo se dan en momentos oportunos.

necesidad imperiosa de cambiar un comportamiento de la persona

aconsejada. Para orientar proyectos y resolver conflictos, tanto personales como de la comunidad, se dan y se reciben consejos. Hay una disposición de guiar y ser guiado.

Surgen de la

Pixab’anik al Hno.Chichimuch por un Ajqij (Guía Espiritual) de Iximulew

“Wachalal Chichimuch, la tarea que has empezado es abrir un nuevo camino en tu vida como descendiente de los Mayas. El reflexionar lo caminado, evaluar tu compromiso personal, comunitario y el trazar nuevas tareas, como el fortalecimiento de tu identidad y sobre todo, el proponerles a los responsables de los destinos de la sagrada Humanidad, que tomen en cuenta nuestra cosmovisión, ¡es un gran trabajo! Que el Ajaw te acompañe en esa gran tarea, para ir encontrando el RaxalajMayab’ K’aslemalil (la plenitud de tu vida y la de los retoños de la Humanidad)

Wachalal, en este día te vuelvo a repetir lo que te hemos dicho en ocasiones anteriores, que tenés que mantenerte firme, porque no faltan las energías negativas, que están sueltas para contrarrestar tu misión. Que no te pase como lo que está pasando con algunos, que hipotecaron su pensamiento con empresas multinacionales. Otros han servido de “pensadores” para el Banco Mundial, el BID y sus ideas han servido para querer explotar nuestros territorios. Otros están queriendo fortalecer una institución, que durante muchos años, ha matado y oprimido a nuestros pueblos.

Hay mucho que hacer, defender y protestar cuando los “líderes políticos” utilizan nuestros discursos, nuestros pensamientos, como folclor. Junto con otros nietos y nietas, deben cuestionar y hacer algo sobre el modelo de desarrollo que están implantando en nuestras comunidades.

90
90

Cuando hablés de nuestra filosofía, de nuestra cosmovisión y de nuestra espiritualidad, hacelo con mucho respeto por favor.

Por último, te recomendamos que te agarrés duro de nuestros principios y valores, día y noche, aquí y allá, hoy y mañana; nosotros te tendremos presente en nuestras invocaciones y ceremonias, para defender y proteger a tus Nawales.

Mi deseo es que tengás una feliz y productiva determinación en este año Doce E’ y a vivir nuestros principios y valores en lo que resta de tu vida, para saborear la plenitud de la Vida”.

El Diálogo y la Consulta Con-vivir es vivir en comunidad. Dialogar es mucho más que sólo hablar o sólo escuchar. Tzijonem es intercambio de palabras bien pensadas y de expresiones apropiadas, que faciliten la con-vivencia. Dialogar es el tiempo de la palabra para que aflore la verdad.

El diálogo ya es parte de la búsqueda de solución en todo conflicto y abre las alternativas para la auténtica convivencia, en un ambiente de respeto, donde “el uno” se empequeñece para que “el otro” florezca y la comunidad, “el nosotros”, se preserve. Esta flexibilidad en el diálogo origina cambios con retroalimentación para mantener el equilibrio.

Una palabra cualquiera puede ocasionar una discordia. Una palabra cruel puede destruir una vida. Una palabra amarga puede provocar odio. Una palabra brutal puede romper un afecto.

Una palabra agradable puede suavizar el camino. Una palabra a tiempo puede ahorrar un esfuerzo. Una palabra alegre puede iluminar el día. Una palabra con amor puede cambiar una actitud. (Carreras y otros, 1995)

91
91

El Consenso y el Disenso Hablaron pues, consultando entre sí y meditando, se pusieron de acuerdo, juntaron sus palabras y sus pensamientos”. (PopolWuj)

El consenso es el resultado de la unión, complementariedad y conclusión de criterios y opiniones, con el afán de alcanzar un beneficio colectivo. El diálogo y la participación son actitudes que ayudan a lograr el consenso.

Palabras urgentes de las Abuelas y Abuelos a sus nietas y nietos “Un llamado desde la ética maya”, producto de un consenso

Reunidos en Consejo, como cuando nos reunimos para señalar nuestro horizonte. Ayudados por todos los seres vivientes. Quienes tienen su Winaqil. Siguiendo nuestra práctica comunitaria de llegar a consensos o disensos. Siguiendo el

mandato de nuestro espíritu, de nuestro pensamiento. Unidos bajo un solo pensamiento, un solo sentimiento y una sola lengua. Decidimos comunicarles lo que hablamos en un

concejo celebrado en estos días

muchos y muchas de ustedes ya no hablan nuestros idiomas y

lo que nos duele es que

solo hablan de nosotros cuando les conviene. Precisamente por eso, nosotros queremos entrar en sus pensamientos y corazones, antes que llegue el día de las elecciones.

Sabemos que ahora, en todo SiwanTinamit, están preparándose para elegir a autoridades. Sabemos que como candidatos y candidatas hay de todo. Todos y todas están ofreciendo muchas cosas; incluso ustedes han sido tentados a engañar a sus hermanos y hermanas

92
92

Nos hemos dado cuenta que ustedes nietos y nietas también están compitiendo en puestos de elección popular. Algunos y algunas se están reeligiendo, otros por primera vez. Lo que nos preocupa y nos duele, es que siguen la misma forma de dirigirse a la gente, como lo han hecho los descendientes de quienes mataron a sus abuelos y abuelas durante más de quinientos años

Los hemos seguido de cerca a ustedes, cuando van de pueblo

en

pueblo, acompañado a los líderes de los partidos políticos;

y

nos hemos dado cuenta que muchos ya aprendieron las

mañas de engañar, de querer ser igualitos que ellos. De que ya se les olvidó la sangre de sus Abuelos y Abuelas, que ha corrido en este lindo territorio. Nos hemos dado cuenta que muchos de ustedes solo quieren llegar al gobierno, para no hacer nada a favor del pueblo Maya.

Hablan de nuestra filosofía y nuestra ideología, pero están

Nosotros les

dijimos “no nos olviden y no nos borren de su memoria”, pero ustedes abandonaron nuestras normas, nuestros principios y valores. Les dijimos que “no enseñaran nuestra vergüenza”, pero ustedes cada vez nos dan vergüenza, porque están queriendo fortalecer una institución que durante muchos años, ha matado y oprimido a sus pueblos.

lejos de vivirla como nosotros les pedimos.

Por eso les pedimos, que piensen bien lo que están haciendo. No es cierto que hayan consultado con nosotros. No digan que consultaron con el fuego sagrado, sus intenciones, porque no es cierto. Tampoco hablen de nuestra cosmovisión porque no saben vivirla. No hablen del Buen Vivir, porque no saben qué es eso.

93
93

Están todavía a tiempo de rectificarse, de cambiar de pensamientos. De volver al camino del oriente. Están todavía a tiempo de pensar como Junajpu e ixb’alamqe, que no se dejaron vencer por los OxlajujKame en Xib’alb’a. Están a tiempo de denunciar la injusticia y la opresión que generaron los líderes a quienes ustedes siguen y a quienes les dieron el dinero para participar. ¿Por qué votan los Mayas por los generales, que han asesinado históricamente a nuestro pueblo ancestral?

Les enviamos esta reflexión desde Paxil, fruto de nuestro consenso, en donde los animales encontraron el maíz con el que elaboró la masa la abuela Ixmkané para que ustedes tuvieran buena vida y abundante. Les enviamos esta reflexión desde los Oxlajuj Tzultaq’a de sus hermanos O’eqchí. Desde los valles, montañas, ríos nubes, que rodean nuestro mundo, el mundo de ustedes. Desde esos lugares en donde ahora nos encontramos.

OxjaljAk’ab’al Maya poqomchí, aj tz’ib’. Antropólogo, profesor universitario.

donde ahora nos encontramos. OxjaljAk’ab’al Maya poqomchí, aj tz’ib’. Antropólogo, profesor universitario . 94
94
94

La Comensalidad

La comensalidad en nuestras comunidades tiene un profundo significado, que va más allá de compartir alimentos. Es un momento sagrado en donde se ponen de manifiesto la comunitariedad y la hermandad, con gestos de generosidad. Por ejemplo al comer, los anfitriones suelen levantarse, para que, a cada poco, inciten a comer diciendo: woqalaq, kixwooq.

Leonardo Boff, para recuperar la trascendencia de este acto, aborda el tema de la comensalidad, resaltando la gran importancia del compartir familiar y comunitario que no es sencillamente el satisfacer una necesidad biológica, sino una manera de compartir experiencias que rozan la idea de lo sagrado.

Testimonio de un mixteco sobre la comensalidad.

Hasta hace unos años, en las comunidades mixtecas del estado de Oaxaca en México, antes de que entrara la modernidad en forma de estufas de gas o eléctricas, el fuego para cocinar ocupaba el centro de la casa en el piso de tierra y en torno a él se sentaba la familia formando un círculo donde alternaban las mujeres, los hombres, los mayores y los niños y niñas. En este ritual diario que se realizaba como siguiendo un canon riguroso se practicaban valores como la oración de agradecimiento al Creador por “el sustento” recibido, el reconocimiento a la jerarquía de las personas mayores (hombres y mujeres) que eran los primeros en tocar la comida, el respeto a los alimentos (toda vez que cada quien tomaba lo que necesitaba del plato común no había posibilidad de tomar de más o desperdiciar el alimento), la reflexión y el recogimiento que entrañaba el comer en silencio y la práctica de la oralidad en la palabra de los más sabios.

Terminada la comida los mayores encendían un cigarro de hoja (expresión de la convivencialidad, de acuerdo con Dhalke y Delethafsen (La enfermedad como camino) y entonces comenzaban una charla en torno a los sucesos del día ante los oídos atentos de los pequeños que así se nutrían de

95
95

la experiencia de los mayores. El ritual de la comida era de tal significado que difícilmente se escuchaba una mala palabra o una riña en ese momento. “La hora de comer decían los abuelos es sagrada”. La sacralidad del acto podía continuar con charlas alegres, cuentos y anécdotas que siempre escondían una enseñanza; el alimento espiritual que cerraba el acto de la comunión familiar después de un movimiento increíble de energía que fortalecía a la familia entera.

Hoy cuesta entender esto porque estamos intoxicados mentalmente de egoísmo y vivimos una cultura de despilfarro y la simulación de relaciones que nunca echan raíces.

(Guillermo Vargas)

El Agradecimiento como valor supremo

El valor de la gratitud y el agradecimiento es el de los más desarrollados y enseñados en las comunidades Mayas. Tan importante es su práctica en la familia y en la sociedad, que está relacionado con la creación de los cuatro primero hombres y sus mujeres.

Los mayas agradecen los favores recibidos, las reprensiones, la venida de un nuevo día, la tarde y la noche; agradecen también los consejos que reciben, los saludos y las participaciones de las personas en reuniones familiares y comunitarias.

El agradecimiento constituye, en la convivencia social, un vínculo de unidad y solidaridad. El agradecimiento fortalece la humildad y la dignidad. "Es uno de los valores fundamentales de su cultura. Loq"olaj u wachulew, expresa los conceptos de la madre tierra, el padre sol, la abuela luna, que aparecen en las oraciones ceremoniales; se manifiesta en el reconocimiento del Nawal (protector) de los montes, valles, ríos, lagos, mares y vientos.

96
96

No se regala lo que no sirve. Se busca lo mejor para expresar gratitud. Todo lo que está alrededor se agradece, por mínimo que sea (esto constituye un gran vínculo de unidad y solidaridad).

En las comunidades del Pueblo Maya hay una diversidad de formas de agradecer y respetar. Con los k’iches se besa la mano del mayor.

Creo que, si la práctica de estos valores permanece y se fortalece en mí, habré recuperado mucho de lo olvidado y estaré aportando una visión alternativa al camino sin salida, que he elegido hasta hoy.

Los valores son una puerta abierta a una forma de vida donde todo

está relacionado con todo; donde cada aspecto de la vida cotidiana tiene un profundo significado en lo personal y para la vida de mi comunidad. Religión, economía, trabajo, educación son simples puntos de vista que convergen en una comunidad que avanza al ritmo

de los días y las estaciones del año; respetando los ciclos vitales de la

naturaleza y del hombre y de la mujer. Un retorno al perfecto

equilibrio en el mundo, que el ser humano se ha encargado de romper

que nos conduce, poco a poco, a límites inimaginablemente peligrosos para nuestra propia sobrevivencia.

y

La

transmisión del conocimiento se da de generación en generación y

el

impulso, la fuerza, está allí dentro de cada ser. No llega de fuera

como algo impuesto, en un horario determinado, ni por etapas

rigurosamente determinadas, como sucede en el esquema tradicional.

El aprendizaje es holístico, con un sentido claro de su intencionalidad

y de una manera constante, como en el caso del aprendizaje de los métodos terapéuticos, que un Guía espiritual transmite a su hijo;

proceso que puede durar veinte o treinta años y que sólo se logra por

el amor que se da de padre a hijo y viceversa, como condición

insustituible.

97
97

3.3

El sagrado calendario Maya

El calendario está concebido y elaborado en homenaje a la vida; es decir, a los seres vivos y su enseñanza ética, moral, ecológica y científica, debe ser aprovechada por el ser humano para el desarrollo de su vida personal, familiar y social y en equilibrio con la naturaleza.

El ser humano ha aprendido de la naturaleza el manejo del tiempo, a través de la observación de los fenómenos naturales y del comportamiento de algunos animales. Es parte del legado de nuestras Abuelas y Abuelos y ésta es nuestra herencia.

Hoy, la cosmogonía maya sigue presente y dinámica, alimentando la cultura; principalmente en la tradición oral, que es un conjunto de ciencias, tecnologías, principios y valores compartidos por una comunidad, que funcionan como organizadores y orientadores de su vida.

Nuestras Abuelas y Abuelos fueron personas contemplativas con una profunda mística de relaciones y unidad hacia el cosmos. Esa es una de las razones por las que lograron armonizarse con el tiempo, con el espacio, con el silencio, con el misterio, consigo mismo y con las personas. Fue su alto grado contemplativo lo que les llevó a la elaboración del sagrado calendario maya. En cada uno de los días vamos encontrando características, funciones, misión, lo bueno, “lo malo” y otros elementos constitutivos de la vida humana.

El calendario nos orienta cada día cómo debe ser nuestra actitud personal, con las otras personas y con la naturaleza. Al amanecer nos invita a la formación positiva que debemos realizar; hacia el anochecer, a la reflexión. No es horóscopo ocurrente que predice lo que nos va a suceder durante el día. Para ir comprendiendo y viviendo esta espiritualidad hay que formarse y autoformarse permanentemente.

98
98

No existen días o nawales “malos”. Son más bien nuestras limitaciones y nuestras heridas, que están almacenadas en el inconsciente, las que tenemos que analizar para que no nos desequilibren. Nos debemos cuidar igualmente de las energías oscuras. Todas las personas somos luz y sombra. De esta forma también lo plantea Cooper: “todos llevamos en el interior el potencial de ser a la vez destructivos y creativos, de amar y odiar.

El calendario Maya es uno de los regalos más grandes que los Abuelos y Abuelas han dejado; es un extraordinario legado a la humanidad. En éste se sintetiza toda la sabiduría del Mundo Antiguo:

es el instrumento más útil y trascendente, tanto para el ser individual, como para todas las naciones; pues nos da la información para un desarrollo completo y armónico. Este instrumento permite a cada persona ubicarse en el mundo, saber sus propensiones, capacidades y debilidades, y encaminar su existencia en armonía con el propósito de vida, para desarrollar así toda su potencialidad.

El Cholb’alQ’ij, es matemáticamente perfecto, no ha tenido ni tendrá cambios; su exactitud es la síntesis de siglos de observación y estudio por parte de los grandes astrónomos, astrólogos, matemáticos y sabios mayas. Es el instrumento perfecto para comprender nuestro destino, nuestro quehacer, es la maravilla de la vida, el mejor regalo que pudieron dejarnos los Abuelos. (Lucrecia Squirru).

En este cuadro síntesis están los 20 nawales que, multiplicados por las 13 energías, dan 260 días, que es el tiempo que tarda Junwinaq - la persona completa - en el vientre de la madre. Es la celebración de la vida. Es la síntesis de la vida del ser humano, buscando la plenitud como ser perfectible.

99
99

Hagamos un recorrido por los 20 días, 20 creadores, 20 personalidades, 260 posibilidades. (May K’iche’ Winq B’elejeb’ j, Comunidad Maya K’iche’ B’elejeb’ Aj, Raxalaj Mayab’ K’aslemalil, Tat José Yac Noj, Guatemala, 22 de febrero del 2011).

K’iche’ B’elejeb’ Aj, Raxalaj Mayab’ K’aslemalil, Tat José Yac Noj, Guatemala, 22 de febrero del 2011).
100
100
101
101
102
102
103
103
104
104
105
105
106
106
107
107
108
108
109
109
110
110
111
111
112
112
113
113
114
114
115
115
116
116
117
117
118
118
119
119
120
120

3.4

Voces de nuestros hermanos animales

Observen bien niñas y niños, somos diversos en nuestra Madre Tierra, habemos grandes y pequeños entre todas las criaturas de Ajaw. Algunos de nosotros vivimos en las aguas, otros vivimos sobre la tierra, otros debajo de la tierra y otros vivimos y volamos en el aire. Habemos animales, hay hierbas, hay árboles, hay piedras, también hay personas (humanos). Todos juntos estamos en un solo hogar que es nuestra Madre Tierra. Es sumamente importante que nos cuidemos unos a otros. Busquemos pues la vida digna y plena entre nosotros.

Todos somos diferentes. Quienes vivimos en el agua, pedimos favor, que no se contaminen las aguas, porque es nuestra casa y allí vivimos. Quienes vivimos en el aire, ayúdennos, para que tampoco se dañe ni se contamine el sagrado aire, porque es nuestra vida nuestra casa. Quienes vivimos sobre la tierra y debajo de la tierra, también pedimos el apoyo y la colaboración, para que juntos cuidemos la Madre Tierra, solo así tendremos vida.

Nosotros los animales estamos hablando ahora, vemos que nuestra vida es bella cuando hay diversidad, porque vean cómo cada uno tiene su propia forma de vivir, también cada uno de nosotros tiene su propia misión que cumplir en nuestra Madre Tierra.

121
121

Pedimos pues, un gran favor a las niñas y niños, para que empiecen a observar nuestra forma de ser, para que así, comiencen a entender y comprender la vida. Hay muchas dificultades que están sucediendo, porque ya no existen el respeto ni el amor entre nosotros. Nosotros deseamos de corazón que regrese entre nosotros la permanente Plenitud de la Vida.

Un consejo sabio les damos entonces niñas y niños, para que observen la forma de ser de cada uno de nosotros, para que así, comiencen a entender y comprender su propia vida. Aprendamos a leer y comprender el lenguaje de cada ser que existe. El respeto, el agradecimiento y el amor fundamentan una vida mejor. Nosotros deseamos con todo nuestro corazón, que regrese y vuelva a sentirse, la permanente Plenitud de la Vida”

Nan María Faviana Cochoy Alva XojanelPixab’ – Santa Lucía Utatlán

122
122

VALORANDO LUGARES SAGRADOS DE LA MADRE TIERRA

Amo a mi cantón Chichimuch………………………

(Mi sello y seña)

Extraño a mi Utatlán Eterno……

(No me cabe su nombre en mis venas)

Mi alma palpita por la ciudad de Chiquimula ……

(Mi

Tierra adoptiva)

Imposible olvidar a Santa María Visitación(Tierra de mi opción de por vida),

Recuerdos me trae mi bellísimo lago de Atitlán, ………(Mi santuario)

Veinte veces gracias Quetzaltenango………….…

(Mi

íntimo Hogar)

Me ha hecho falta el ascenso a las altas cumbres de los Cuchumatanes de Huehuetenango…………………… (Tierra de mi verso enamorado)

He sentido celos por mi Guatemala (Si Guatemala no fuera mi patria, sería mi

novia, mi amante, mi esposa).

En el 2011 he suspirado por un amor desde la Isla de Ometepe de Nicaragua,

donde están incrustados los volcanes Maderas y Concepción.

En las playas de Poneloya y “Las Peñitas” del inmenso pacífico, he lanzado

al aire coplas indecibles (donde anidan recuerdos imperecederos).

Las gracias le doy a León, “Ciudad Universitaria” de Nicaragua, por cobíjame calurosamente durante tres años. (Donde me sentí junwinaq’ -hombre completo)

A la gigantesca cordillera de los Andes y al Amazonas inmenso, a los ríos caudalosos y a los valles profundos, a los animales salvajes y a los infinitos pájaros. (Todas y todos son sagrados).

123
123

4. DE VUELTA A MIS RAÍCES MAYAS

NUTZALIJIK PA UXE'AL LE MAYAB' K'ASLEMALIL4. DE VUELTA A MIS RAÍCES MAYAS No es suficiente querer despertar, sino despertar. Me convencen

No es suficiente querer despertar, sino despertar. Me convencen las palabras de César Gala Vallejo,
No es suficiente querer despertar, sino despertar.
Me convencen las palabras de César Gala Vallejo, “la persona humana
no es un ser estático sino cambiante; su vida no es algo que viene dado sin que
él mismo la va haciendo en el tiempo, al vivir” Así pues, la vida, cualquiera
que sea la edad que se tenga, debe ser futuro o ilusión por el
porvenir. ¡Reconstruye tu raíz y saborea la vida!
¡Mis mejores años están por venir!
124
Con mayúscula de clorofila ¡Me inundo de emoción! Porque en nuestros rostros se lee esperanza.
Con mayúscula de clorofila
¡Me inundo de emoción!
Porque en nuestros rostros se lee esperanza.
Agradezcamos con olores a nuestro Ajaw
entre nueves de incienso,
y adornemos nuestra frente
con plumas de quetzal
pintadas de libertad
porque los Mayas seguiremos viviendo.
¡Hijos del tiempo!
Vivamos lo que somos
y gritemos a los cuatro puntos cardinales:
¡Que el sol brilla!
¡Que las flores florecen!
¡Que hay fuerza escondida!
¡Que los retoños mayas sonríen!
Los quetzales y todos los pájaros
están regresando locos de contento,
porque nuestras bocas articulan un sí tendido a la vida
y porque nuestro presente y futuro
señalan caminos planos
orgullosamente mayas.
Escribamos con mayúsculas de clorofila…
¡No nos pudieron borrar del mapa de la humanidad,
como dura piedra hemos resistido!
¡Ahora nos corresponde aflorar a la humanidad!
Hno. Chichimuch de Utatlán
125

4.1

Apertura a los cambios

En el contexto de una actitud de apertura, Virgilio Alvarado me invita a prepararme y ubicarme en condiciones positivas para poder ver lo que no he visto; oír lo que no he oído; comprender lo que no he comprendido; pensar lo que no he pensado; sentir lo que no he sentido; saborear lo que no he saboreado y palpar lo que no he palpado. La esencia de esta postura es estar en condiciones abiertas, frente a situaciones inesperadas, generadas por una nueva visión.

Hoy, la renovación debe empezar en mí. Empezar a vivir lo viejo con espíritu nuevo o sea desde un nuevo paradigma; vivir la rutina de la vida con la novedad de una nueva visión, que acepta “el cada día” como un regalo del Ajaw y saluda “el sagrado amanecer” como una sorpresa.

Y, como dice César Gala Vallejo, “la persona humana no es un ser estático sino cambiante; su vida no es algo que viene dado sino que él mismo la va haciendo en el tiempo, al vivir”. Así pues, la vida, cualquiera que sea la edad que se tenga, debe ser futuro o ilusión por el porvenir. El ser humano es sobre todo futuro; las ilusiones que empujan a hacer algo nuevo son tan necesarias al viejo como al joven; y el mejor modo de vivir, es sentirse proyectado hacia el porvenir, persiguiendo objetivos, mirando siempre hacia adelante, haciendo el mañana, aun a sabiendas de que en la realización de tales proyectos, inevitablemente puedan quedar cosas sin hacer; pues una característica de la vida es ser o estar incompleta y como decía Rilke, “todo lo que sucede es siempre un comienzo, y comenzar es siempre hermoso”. A cualquier edad se pueden gozar de nuevas experiencias y abrir nuevos senderos que faciliten la posibilidad de hacer cosas con entera libertad. Dice un refrán chino:

126
126

Donde el hombre pone su pie parten miles de caminos”. Cuando uno conserva las ganas de vivir, tiene siempre las de orientar de nuevo su existencia. La persona activa que desarrolla iniciativas en cualquier área de la vida, está más propensa a alcanzar situaciones, experiencias y enseñanzas nuevas

Nunca nos debemos cerrar a los nuevos horizontes que se abren en la vida. La ilusión es para nosotros imprescindible. Una vida sin ilusión, incluso hablando de la vejez, es como una flor sin perfume, según expresión del escritor César Gala.

Por otra parte, somos conscientes de que en la sociedad actual se han producido, por necesidad, muchos e importantes cambios en el modo de vivir. Los parámetros estuvieron muy bien, pero en estos tiempos ya no sirven. La misma Iglesia empezó en el Vaticano II a poner remedio, por decirlo de algún modo; y esto afectó también a la vida religiosa. Actualmente, en esta misma vida religiosa, se vislumbran o se están dando cambios estructurales, muy llamativos y arriesgados, exigidos por las circunstancias en que nos encontramos; cambios totalmente inasumibles en otros tiempos, pero que hoy tienen su razón de ser. A todos se nos exige ponernos a tono. Hoy vemos muy oportuno traer el dicho renovarse o morir”.

En consecuencia, la vida tiene que seguir siendo siempre creadora e

ilusionante.

Podemos hacer nuestro el contenido de las palabras del

actor, director y escritor estadounidense Woody Allen: “Me interesa el futuro, porque es el sitio donde voy a pasar el resto de mi vida.”.

127
127

Una de las recomendaciones, controversiales pero atinadas, de Leonardo Boff, en su obra “Tiempo de Trascendencia” (pág. 42), a las personas que estamos en un proceso de redireccionar nuestra vida es

no dejarnos encuadrar por nadie: por ningún papa, por ningún gobierno, por ningún director, ninguna ideología, por ninguna revelación. Por nada en el

El ser humano es un proyecto ilimitado, trascendente, y no es

susceptible de ser encuadrado. Puede, eso sí, acogerse amorosamente al otro dentro de sí; puede servirlo, superando cualesquiera límites. Pero es algo que hace únicamente en su libertad, sólo cuando se decide libremente a hacerlo, sin imposición alguna.

mundo

”.

Tres preguntas que me invitan a seguir caminando con paso firme, porque lo desconocido no me debe ocasionar miedo, sino todo lo contrario, debo tomarlo como acicate para seguir adelante.

Cuando me hago estas preguntas, trato de dirigirlas a mis sentimientos, más que a mi cabeza; porque mi pobre cabeza ha memorizado tantas respuestas “de lugar común” que son frutos del viejo paradigma, que ya no me interesa.

- En la búsqueda de mí mismo, me pregunto ¿a qué he venido a este mundo?

- Tomando en cuenta mi realidad me pregunto ¿Puedo hacer una reforma mental a mis sesenta años?

- Desde la incertidumbre me pregunto, ¿qué será de mí dentro de 100 años?

128
128

Estamos sometidos a continuos cambios, personales, sociales y estructurales; porque instalarse y acomodarse en algo, que no es lo propio, es una alienación. La búsqueda te invita a seguir madurando, creciendo, como persona y recreando la vida. Según Carlos Fregtman es un “despertar a la nueva consciencia que involucra la responsabilidad en el ejercicio de la verdad. Ser consciente es percibir lo esencial en cada uno de nuestros actos y en la naturaleza de todo lo que nos rodea. De esta forma, lo cotidiano se vuelve trascendente; lo humano divino.

En consecuencia, la vida tiene que seguir siempre creadora e ilusionante. Puedo hacer mío el contenido de las palabras del Dr. Marañón: “Vivir no es sólo existir, sino existir y crear, saber gozar y sufrir, y no dormir sin soñar. Descansar es empezar a morir”.

sólo existir, sino existir y crear, saber gozar y sufrir, y no dorm ir sin soñar.
129
129

4.2 Enraizamiento

Este compromiso “de vuelta a mis raíces, es un proyecto de crecimiento humano; y se centra en construir en mi interior una renovada humanidad, recuperando y fortaleciendo mi cósmica identidad Maya, mediante la vivencia de los Principios y valores propios de esta cultura milenaria, herencia invaluable de mis Abuelas y Abuelos.

Según la Academia de las Lenguas Mayas de Guatemala la identidades un derecho inalienable de la persona y grupo humano y es el sentimiento de sí mismo que le permite darse cuenta y pueda conocer quién es, y a qué grupo pertenece. Es un sentimiento connatural e inherente a la persona humana. El sentimiento de identidad se forma en el ser humano desde los primeros días de su existencia, se moldea y se consolida en el medio socio-histórico-cultural. Mediante la identidad los pueblos se aglutinan, se consolidan y aseguran su existencia.

Cada día estamos construyendo nuestro ser. Cada día lo estamos moldeando mediante nuestra libertad, mediante los enfrentamientos e intimidaciones de la realidad. Al reaccionar, asumir, rechazar, aceptar y jerarquizar, vamos construyendo nuestra existencia. El ser humano es un ser perfectible, porque va en busca de la perfección. El ser humano es un proyecto infinito. Leonardo Boff, emplea una metáfora al explicar al ser humano: yo diría que somos seres de enraizamiento y de apertura”.

Leonardo Boff, en su obra “Tiempo de trascendencia” nos comparte con claridad que somos seres de enraizamiento y de apertura.

Ante todo, nos sentimos seres enraizados. Tenemos raíces como los árboles. Y las raíces nos limitan; porque nacemos en una determinada

130
130

familia, hablamos un determinado idioma, con un capital limitado de inteligencia, de afectividad, de capacidad de amor

Pero somos, a la vez, seres de apertura. Nadie asegura sus pensamientos; nadie amarra sus emociones, que pueden llevarnos muy lejos en el universo. Nadie nos aprisiona.

Poseemos, pues, esa dimensión de apertura, de romper barreras, de superar prohibiciones; de ir más allá de todos los límites. Esto, que llamamos “trascendencia”, constituye una estructura básica del ser Humano.

Básicamente, el gran trabajo que me espera es un enraizamiento; porque casi toda mi formación sistemática ha sido de apertura a la cultura occidental; por ende, mi gran tarea es, ante todo, sentirme enraizado en mi cultura maya. Tengo raíces como los árboles. Yo no soy español, ni japonés; tampoco soy indio; nací en una familia de ascendencia maya, hablo un idioma maya, cuento con un capital de

Debo prepararme psicológicamente, porque el

espiritualidad maya

rescatar y asumir una identidad pisoteada, relegada, minimizada, negada… no es tarea fácil.

Lo importante es que ya estoy claro, que una de las estrategias más eficaces utilizadas por gobiernos, instituciones y personas para dominar, aplastar y aprovecharse de un pueblo o de un ser humano, es sencillamente quitarle la identidad. A partir de ahí, se puede hacer con él lo que uno quiere. Para que no pase esto conmigo, me he comprometido recuperar y fortalecer en mi interior, mi cósmica identidad Maya, mediante la vivencia de los principios y valores de esta cultura milenaria.Mientras se vive, según decía Julián Marías, los tiempos son nuestros, pero son varios y distintos. El ser humano es el mismo aunque no lo mismo en todos los momentos de su vida”.

131
131

A continuación una fibra de mi enraizamiento; y a la vez, como un homenaje a la Madre Naturaleza

Así de sencillo, sin lubricación poética, tal como cae una hoja verde de un árbol verde; digo esto porque la gente está tan acostumbrada a complicarse, que rechaza de antemano la simplicidad.

Hay un color que me gusta, el verde. El verde en todas las tonalidades. El verde limón, el verde manzana, el verde mar, el verde esperanza, el verde

menos, el verde es el color de la sagrada

Madre Naturaleza! ¡Nuestra Casa Divina!

chipilín, el verde verde

¡nada

Desde niño, mis progenitores me enseñaron a invocar al Ajaw sobre las cumbres verdes, verdes, verdes de mi Utatlán precolombino y, desde entonces, me gusta meditar con el verde. El verde me dice casi todo.

El cerro Chichimuch es verde y su hijo el cerrito Chichimuchito también es verde. Mi Guatelinda siempre es verde, el Quetzal, ave nacional de mi Chapinlandia, es de color verde. La piedra preciosa de mi Guatemaya es el jade verde. El billete de un quetzal, de la moneda de mi país, es verde. Mi primera obra, como primera hija de pensamientos verdes, “Canas y Retoños del Pueblo Maya” que vio la luz del Padre Sol en el 92, con todos sus defectos; la amo tanto, por eso la vestí delicadamente de verde. Mi camino largo y pedregoso es un verde, tirando a oscuro; mi pensamiento tiene una vereda verde; la mirada con que miro la vida es verde; inclusive he soñado en verde y un veinte de este noviembre verde del 2010, una mujer nicaragüense me regaló una camisa de color verde, como prenda íntima de su alma y tierno cariño.

El verde me armoniza; porque cuando estoy deprimido, un ambiente verde me revive y cuando estoy compulsivo una atmósfera verde me relaja. A mis seis décadas empiezo a identificarme más con el verde oscuro, porque representa el principio de la muerte y es indescriptible.

132
132

El verde, en ocasiones se asocia también a la falta de experiencia, y para describir a un novato, en cualquier práctica; es increíble, pero también en este sentido, el color verde me califica, porque estoy muy verde en la vivencia del amor y soy un novato en el pensamiento holístico.

Las palabras claves del color verde son: vida, equilibrio, armonía,

crecimiento, exuberancia, fertilidad, frescura, renovación

sentimientos verdes que deseo para mi Santa Lucía, Utatlán Eterno, para que siga siendo verde, verde, verde, verde

Exactamente los

Me moriré de verde y no de vida. Al apagar mi vela de color verde, mi cuerpo lo cubrirán con un manto verde y me colocarán unas cuantas flores con hojas verdes; acto seguido un mi ex alumno lasallista leerá mis palabras verdes o sea mi carta testamento verde y luego retornaré a la sagrada Madre Tierra siempre verde. Después de un tiempo, mis retoños, por supuesto, verdes verdes, alimentarán el pensamiento chichimuchense verde, escribiendo sobre las espaldas de la historia de mi Iximulew, palabras ¡verdes, verdes, verdes, verdes!

Mis raíces son personas que han amado, que han sufrido, que han cantado, que han llorado, que han luchado y que han vivido antes que yo.

que han amado, que han sufrido, que han cantado, que han llorado, que han luchado y
133
133

4.3

Cambio de Paradigma

A nivel personal se estaba apagando una luz que traía encendida desde

hace aproximadamente 47 años. Me estaba conformando con un ritmo

a medias. Empezaba a reinar en mí el conformismo, la desilusión,

porque sentía una impotencia. Mi pensamiento empezaba a descansar sobre respuestas como ésta: Somos personas de nuestro tiempo, la dinámica del consumismo es imparable, la superficialidad, el relativismo, el vacío

existencial y la increencia va en aumento, imposibles de pararlos”. Es notorio

el desinterés por una espiritualidad profunda y además soy consciente

de la tensión que se ha creado, por la distancia entre lo que escribimos en los documentos y lo que vivimos. Estoy cansado de tanta palabrería.

En la realidad, veía situaciones sumamente graves, tales como poquísimo contacto con lo esencial de sí mismo; conectado con todo ese mundo exterior, en el que se encuentra instalado, el individuo se resiste a la profundidad; no es capaz de adentrarse en su mundo interior. Prefiere seguir viviendo una existencia intrascendente, donde lo importante es existir y pasar entretenido, seguir sumergido en la espuma de las apariencias, vivir lo pasajero, divertirse, comida rápida, continuar muerto interiormente, antes que exponerse al peligro de vivir la plenitud.

Mediante el programa de Doctorado llegó a mis manos la obra: “El Punto Crucial” de Fritjof Capra; obra que sacudió mi letargo e hizo nacer en mí la necesidad de entrar en un proceso de reforma mental; en otras palabras, a un cambio de paradigma. Luego Krishnamurti se encargó de alimentar mi decisión, diciéndome:“Usted es el mundo, y el mundo es usted”. Todo el movimiento de la vida es un aprender. Jamás hay un instante en que no se esté aprendiendo”. Estas palabras me hicieron entender que el cambio ha de empezar en el interior de mí mismo;

134
134

porque la crisis actual, como señala Víctor Franckl (El hombre en busca de sentido) es de carácter fundamentalmente espiritual”; es decir, del sentido de la vida y de la visión del mundo que ha de guiar la acción de los hombres y de las mujeres. De esta manera se encendió en mi corazón y en mi cerebro esta aventura.

Urge una educación holística

En estos momentos estamos transitando de un paradigma educativo científico-industrial, a otro de carácter integral y para la sustentabilidad, basado en los principios de la visión holística. Este cambio de paradigma educativo no es fácil y su transición implica la ruptura con muchas de las creencias más queridas en nuestra cultura.

La educación mecanicista opone una férrea resistencia al cambio, arraigada en las ideas de los siglos XIX y XX de tipo científico- industrial; es incapaz de conocer una educación holística, con una nueva concepción de la naturaleza, de la inteligencia, del aprendizaje, del conocimiento, de la escuela, de la comunidad, del aprendiente, del facilitador y de los nuevos objetivos educativos.

La educación en nuestras comunidades, en suma, tiene que ver con el alma, la mente y el espíritu; es decir, con el espacio relacional íntegro, en el que vivimos y en el que deseamos que vivan nuestros retoños.

Dice Humberto Maturana (Transformación en la Convivencia) “Solo el amor expande la inteligencia; porque es a través del amor que el otro emerge como otro legítimo, en coexistencia con uno mismo”. Vemos entonces que lo afectivo produce reacciones en mi persona, tanto en lo cognitivo, como en la parte expresiva; porque me introduce en un mundo abierto al conocimiento, sin imposiciones, ni restricciones.

135
135

Un obstáculo fundamental para hacer el cambio en la educación tradicional, es la fragmentación del conocimiento, que se refleja todavía en el currículo vigente. Tenemos que buscar el camino de regreso a la visión integradora de la realidad. Crearnos experiencias de aprendizaje para los temas que hay que aprender; una educación autogestionaria, a partir de núcleos generadores, que detonen la búsqueda de conocimientos significativos, a través de los cuales podamos visualizar un porvenir con rostro humano.No se trata de cuánto debe saber el aprendiente, sino de cambiar cualitativamente su manera de ver el mundo” (Ezequiel A. EGG, Hacia una pedagogía autogestionaria)

Si aceptamos que, entre las muchas maneras de comprender el mundo, está la perspicacia personal y la intuición mística, deberíamos abrirnos a estas dimensiones del conocimiento que, por ahora, están ausentes del proceso educativo; pero que perduran, aunque marginalmente, en ciertas prácticas de las comunidades indígenas.

El nuevo docente es irremplazable, porque él llegará con los aprendientes a motivar, a cuestionar, a contagiar en el proceso educativo; y no solo a informar; para eso está el ciberespaciointernet.

Los facilitadores, “guiadores del camino”, deben tener capacidad de pensar, analizar, actuar, ver y comprender, desde distintas posiciones, desde los diferentes acontecimientos y problemas colectivos; en otras palabras, quiere decir, ver varias veces con doble mirada lo que acontece adelante, atrás, a los lados, arriba, abajo, lejos y cerca.

Krishnamurti opina que Las escuelas no sólo han de ser excelentes desde el punto de vista académico, sino mucho más que eso: han de interesarse en el cultivo del ser humano total.. El florecimiento es realmente muy importante; de lo contrario, la educación se convierte en un proceso meramente mecánico, orientado a una carrera, a alguna profesión, al intelecto únicamente. Krishnamurti abona la palabra florecimiento

136
136

diciendo que Este florecimiento es el total desarrollo y cultivo de nuestras mentes, nuestros corazones y nuestro bienestar físico. O sea, que implica vivir en armonía.

Hacia una visión holística.

Todo ello es una visión nueva, no antropocéntrica, sino holística; miramos ahora desde el todo (naturaleza), en vez de desde la parte (ser humano). Y creemos en la primacía del todo sobre la parte.

Hacia una ecología Profunda

Es la visión ecológica que quiere ir a la raíz de los problemas. Las varias corrientes ecológicas, que aquí se agrupan, coinciden en identificar esa raíz en las ideas y representaciones que han posibilitado la depredación de la naturaleza y han llevado al mundo occidental hacia la autodestrucción. Proponen luchar por un cambio en las ideas profundas que sostienen nuestra civilización y configuran nuestra forma de relación con la Naturaleza; relación que nos ha llevado al desastre actual y a la previsible catástrofe. Esta es la actitud llamada ecología profunda”, eco-sicología, radical o revolucionaria que corresponde al nuevo paradigma.

137
137

4.4

Actitudes que debo fomentar en mi persona

De entrada, mi hermano maya Virgilio Alvarado, me recomienda:

“arreglate, resolvé y buscá soluciones a tus problemas en el marco de la más grande alegría. No te dañés. Recordá que la mayor realización de los seres humanos es la constante búsqueda del bienestar para todos, alcanzar la capacidad de generar alegría colectiva y mantener una convivencia agradable”.

A continuación un listado de actitudes que debo fomentar en mi persona, para que realmente entre en un proceso de vuelta a mis raíces:

En el campo espiritual, identificar los elementos que coinciden entre el cristianismo y la espiritualidad maya, para vivenciarla.

En vista del irrespeto a la Madre Naturaleza, me comprometo a intensificar en mí la visión cosmogónica maya, siendo respetuoso con las plantas, los animales, con el universo y con el prójimo, porque ellos también soy yo; superando el pensamiento cartesiano y sus fundamentos que conciben al hombre como dueño y señor de la naturaleza.

En el campo educativo, ser un facilitador que realiza su quehacer educativo, más con el ejemplo, que con la palabra; como lasallista, trabajaré una pedagogía con las siguientes dimensiones de admiración, ternura, regocijo, interculturalidad y respeto.

Integrar mis conocimientos con mis sentimientos, en función de llevar una vida equilibrada, buscando el Raxalajk’aslemalil; o sea la plenitud de la vida, el ser feliz y hacer feliz a los otros; sentirse pleno, en lo que se hace y se dice; admirando lo

138
138

creativo, lo novedoso, lo maravillosamente desconocido y aprovechando las crisis para estar en constante aprendiencia.

Identificarme como miembro del Pueblo Maya, esté donde esté, en los rasgos culturales del idioma, espiritualidad, filosofía, indumentaria y sentido comunitario.

Lanzarme a la tarea de cometer el menor número de errores en el trato; en mi forma de hablar y en mis gestos y actitudes; para no dañar a ninguna de esas personas, con las que caminaré.

Asumir la responsabilidad de valorar y aprovechar la ciencia y tecnología de otros pueblos y naciones; pero, en cuanto a filosofía, espiritualidad y política, mi argumento continuará sólido y vigente; porque la dinámica de mi vida es un volver en doble movimiento hacia el origen, pero, también, al avance y a la construcción de nuevos escenarios y nuevos horizontes.

Como cierre de este apartado plasmo dos advertencias de un verdadero amigo, que me dijo:

¡Cuidado Hermano! …ahora tener un puesto dentro del sistema, generalmente es perder la voz crítica; porque ter