Está en la página 1de 7

Hipospadias

El hipospadias es un defecto de nacimiento en los varones en el cual la abertura


de la uretra no está en la punta del pene. En los niños con hipospadias, la
formación anormal de la uretra sucede entre las semanas 8 y 14 del embarazo. La
abertura anormal puede estar situada en cualquier parte, desde el área que está
justo debajo de la punta del pene hasta el escroto. Existen distintos grados de
gravedad del hipospadias; algunos pueden ser leves y otros más graves.

Signos y síntomas

Pueden incluir:

 Abertura de la uretra fuera de la punta del pene

 Curvatura descendente del pene (encordamiento)

 Aspecto «encapuchado» del pene debido a que solo la mitad superior del
pene está cubierta con el prepucio

 Rociado anormal de la orina

Tipos de hipospadias

El tipo de hipospadias que tenga el niño dependerá de la ubicación de la abertura


de la uretra:

 Balánico: la abertura de la uretra se sitúa en algún lugar cerca de la cabeza


del pene.
 Peneano: la abertura de la uretra se sitúa en el cuerpo del pene.
 Penoescrotal: la abertura de la uretra se sitúa en el área donde se une el
pene al escroto.
Hipospadia con meato medio Hipospadia con meato
peneano perineal
Prepucio con abertura total Hipospadia con plato uretral
profundo

Otros problemas

Los niños con hipospadias a veces presentan un pene encorvado. Podrían tener
problemas por la forma anormal en que sale la orina y quizás deban sentarse para
orinar. En algunos niños con hipospadias, los testículos no han descendido
completamente al escroto. Si el hipospadias no se trata, puede causar problemas
más adelante en la vida, como dificultad para tener relaciones sexuales o para
orinar de pie.

Etiología

Los agentes etiológicos que se han propuesto para el desarrollo de hipospadias


son factores endocrinológicos, genéticos, ambientales y maternos.

La causa fundamental del hipospadias es un defecto de la estimulación andrógena


del pene en desarrollo que evita la formación completa de la uretra y sus
estructuras periféricas. Este defecto puede ocurrir por producción andrógena
deficiente por parte de los testículos y la placenta, la falta de la enzima 5-alfa
reductasa que convierte la testosterona en dihidrotestosterona que es la forma
activa de la testosterona o bien la falta de ésta, así como la presencia de
receptores andrógenos deficientes en el pene. No es claro el origen del
hipospadias habitual que no se vincula con trastorno de diferenciación sexual

Se ha observado una mayor incidencia de hipospadias en las concepciones


durante el invierno. También se le ha relacionado con la ingestión materna de
agentes progestágenos. Se ha señalado que factores genéticos pueden estar
involucrados en la presencia de hipospadias debido a una mayor incidencia en
pacientes cuyo padre padece de hipospadias, pues el riesgo de que el hijo pueda
ser afectado es de 6 a 8%

Diagnóstico

El hipospadias generalmente se diagnostica durante un examen físico después de


que nace el bebé.

Tratamientos

El tratamiento para el hipospadias depende del tipo de defecto que tenga el niño.
En la mayoría de los casos se requerirá cirugía para corregir el defecto.

Si se necesita cirugía, generalmente se hace cuando el niño tiene entre 3 y 18


meses de edad. En algunos casos, la cirugía se hace por etapas. Algunas de las
reparaciones que se hacen en la cirugía podrían incluir colocar la abertura de la
uretra en el sitio correcto, corregir la curvatura del pene y reparar la piel que rodea
la abertura de la uretra.

Tratamiento quirúrgico

La corrección de hipospadias puede realizarse en una sola cirugía (un tiempo) o


dos cirugías (dos tiempos).

Los pasos para corrección de hipospadias en uno o dos tiempos son los
siguientes:
 Ortoplastia: corrección de curvatura ventral hasta que se logré la
verticalidad del pene.
 Uretroplastia: hacer una nueva uretra desde el meato nativo hasta la punta
del glande.
 Glandeplastia: representa la plastia del glande dándole forma de bellota.
 Postectomía: consiste en retirar el prepucio redundante (circuncisión).
Preservación de prepucio con cierre del mismo en la línea media.
 Escrotoplastia: corrección de la transposición penoescrotal insertando el
escroto en la parte anterior de la base del pene.

Cuidados de enfermería

Cuidados inmediatos fundamentales.

 Derivación suprapúbica para que la neouretra cicatrice en seco


 Vendaje compresivo, cubriéndolo con Mepitel (laminas de silicona que evita
la adherencia del apósito), posteriormente se cubre con gasas y venda
elástica adhesiva.
 Una vez realizado el vendaje mantendremos el pene en posición elevada
para tratar el edema, debe vendarse completamente de manera que se
impida su movilización y el roce con las ropas, para ello emplearemos un
arco metálico.
 Antibioterapia y analgesia.

Complicaciones

La proporción de complicaciones es menor del 10% en las técnicas en una etapa,


estas se pueden clasificar en tempranas y tardías.

Complicaciones tempranas:

 Sangrado
 Isquemia del glande por compresión
 Infección
 Obstrucción de la sonda
 Espasmo de vejiga
 Hematomas
Complicaciones tardías:

 Fístulas: es la más frecuente (20- 25%), sobre todo en las proximales y


nunca se deben reintervenir antes de los 9-12 meses.
 Persistencias de la incurvación: Cuando esto sucede la única solución es la
reintervención, con un enderezamiento dorsal por la técnica de Nesbit.
 Estenosis uretral: suelen presentarse en hipospadias proximal,
generalmente en los 6 primeros meses. La zona más frecuente de su
presentación suele ser la unión entre la uretra y la neouretra. El tratamiento
seria la resección endoscópica. Estenosis de Meato.
 Divertículos uretrales: Con frecuencia se usan técnicas de tubulización.
 Problemas estéticos.
 Complicaciones genitales.
 Problemas psicológicos.

Debemos contar con un equipo de enfermería con experiencia en el trato con los
pequeños y con conocimientos de las características especiales de estas técnicas
quirúrgicas.

 El niño permanecerá en la cama mientras lleva colocada la sonda,


mantenemos analgésico-antiinflamatorio, que por lo general solo se precisa
en los primeros días, antibióticoterapia de amplio espectro durante los
primeros días en que el niño porte los tutores vesicales.
 Se limpiara diariamente el meato para evitar la acumulación de exudado y
costras por sangrado, aplicando posteriormente pomada antibiótica.
 Realizar asepsia y antisepsia diariamente la sonda con suero fisiológico
para evitar los sedimentos y obstrucción. El apósito solemos retirarlo a la
semana, para ello lo humedecemos durante unos minutos con suero salino.
 A partir de entonces practicamos una curacion diaria y lavamos la herida
para evitar la aparición de costras o suciedad sobre las suturas, si no es
así, intentamos que el pene permanezca lo más limpio y seco posible.
 En la cama colocamos un arco para evitar roces molestos con las ropas.
Referencias

1. Carmichael SL, Shaw GM, Laurent C, Olney RS, Lammer EJ, and the National
Birth Defects Prevention Study. Maternal reproductive and demographic
characteristics as risk factors for hypospadias. Paediatr Perinat Epidemiol.
2007; 21: 210–218.
2. Reefhuis J, Honein MA, Schieve LA, Correa A, Hobbs CA, Rasmussen SA, and
the National Birth Defects Prevention Study. Assisted reproductive technology
and major structural birth defects in the United States. Human Rep. 2009;
24:360–366
3. Carmichael SL, Shaw GM, Laurent C, Croughan MS, Olney RS, Lammer EJ.
Maternal progestin intake and risk of hypospadias. Arch Pediatr Adolesc Med.
2005;159: 957–962
4. https://www.cdc.gov/ncbddd/spanish/birthdefects/hypospadias.html
5. Articulo: Hipospadias, un problema pediátrico, Byron Alexis Pacheco-
Mendoza,1,* Mario Enrique Rendón-Macías 2, Vol. 83, No. 5, 2016 pp 169-
174.
6. http://anecipn.org/ficheros/archivo/badajozXXVI/dia1/1.-D/Cuidados-
Enfermeria-Hipospadias.pdf