Está en la página 1de 44

ANÁLISIS DE LA PÉRDIDA DE LA COBERTURA VEGETAL POR EL

CRECIMIENTO DEMOGRÁFICO EN EL BARRIO LA CARBONERA, MUNICIPIO DE


OCAÑA A PARTIR DE UN ESTUDIO DURANTE LOS AÑOS 2003 Y 2014.

AUTORES:
OLGA MARCELA MARTINEZ QUIROGA
MARINELA CLARO PEREZ

UNIVERSIDAD FRANCISCO DE PAULA SANTANDER OCAÑA


FACULTAD DE CIENCIAS AGRARIAS Y DEL AMBIENTE
INGENIERÍA AMBIENTAL

Ocaña, Colombia Noviembre de 2017


ANÁLISIS DE LA PÉRDIDA DE LA COBERTURA VEGETAL POR EL
CRECIMIENTO DEMOGRÁFICO EN EL BARRIO LA CARBONERA, MUNICIPIO DE
OCAÑA A PARTIR DE UN ESTUDIO DURANTE LOS AÑOS 2003 Y 2014.

AUTORES:
OLGA MARCELA MARTINEZ QUIROGA
MARINELA CLARO PEREZ

DIRECTOR
SANDRA DURAN DURAN
Ingeniera Sistemas.

UNIVERSIDAD FRANCISCO DE PAULA SANTANDER OCAÑA


FACULTAD DE CIENCIAS AGRARIAS Y DEL AMBIENTE
INGENIERÍA AMBIENTAL

Ocaña, Colombia Noviembre de 2017


INTRODUCCIÓN

Al ser Colombia un país con una gran abundancia de recursos naturales los cuales son
utilizados para su desarrollo económico-social, el ámbito ambiental es de gran importancia y es el
punto central a tratar cuando se habla de un desarrollo sostenible y sustentable de una región en el
cual también se encuentran inmersos los ámbitos socio-culturales, políticos y económicos, que
son los que van a determinar la calidad de vida de sus habitantes.
En este orden de ideas, la cobertura vegetal juega un papel importante en el desarrollo y
conservación de los ecosistemas, ya que permite la evolución y la supervivencia de individuos
que dependen de esta. Sin embargo, el deterioro y la disminución de la cobertura vegetal
mediante la intervención de actividades humanas y cambios en el uso del suelo, han alcanzado
niveles altos en los últimos tiempos. Por este motivo, surge la necesidad de analizar el deterioro
de la cobertura vegetal a nivel local, en el barrio la carbonera del municipio de Ocaña.
En este sentido una de las técnicas más usadas actualmente, es el análisis multitemporal
aplicado a los cambios de las coberturas vegetales, que con la ayuda de las plataformas de
sensores remotos y sus productos, permiten cuantificar con un alto grado de precisión y
eficiencia, la existencia de las variables, permitiendo los análisis comparativos en diferentes años
o períodos; mediante estas herramientas, se pueden establecer los factores que han intervenido.
Es por ello que para la presente investigación, la utilización de estas herramientas es soporte para
la identificación y análisis de los cambios en la cobertura vegetal por el crecimiento demográfico.
CONTENIDO
INTRODUCCIÓN ........................................................................................................................... 3
1. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA................................................................................. 5
2. JUSTIFICACIÓN..................................................................................................................... 6
3. OBJETIVOS............................................................................................................................. 7
3.1 OBJETIVO GENERAL ........................................................................................................ 7
3.2 OBJETIVOS ESPECÍFICOS ................................................................................................. 7
4. MARCO REFERENCIAL ....................................................................................................... 8
4.1 MARCO TEÓRICO .......................................................................................................... 8
4.1.1 LA COBERTURA VEGETAL Y SU RELACIÓN CON LAS ACTIVIDADES
HUMANAS .............................................................................................................................. 8
4.1.2 LOS SISTEMAS DE INFORMACION GEOGRÁFICA ............................................... 9
4.2 MARCO CONCEPTUAL .................................................................................................... 11
4.3 MARCO HISTÓRICO ......................................................................................................... 16
4.4 MARCO LEGAL ................................................................................................................. 20
4.5 MARCO CONTEXTUAL ................................................................................................... 22
5. METODOLOGÍA .................................................................................................................. 25
6. CRONOGRAMA DE ACTIVIDADES ................................................................................. 37
7. RECURSOS ........................................................................................................................... 40
8. PRESUPUESTO .................................................................................................................... 40
CONCLUSIONES ......................................................................................................................... 41
REFERENCIAS ............................................................................................................................. 42
ANÁLISIS DE LA PÉRDIDA DE LA COBERTURA VEGETAL POR EL
CRECIMIENTO DEMOGRÁFICO EN EL BARRIO LA CARBONERA, MUNICIPIO DE
OCAÑA A PARTIR DE UN ESTUDIO DURANTE LOS AÑOS 2003 Y 2014.

1. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

Las variabilidades que produce la disminución de la cobertura vegetal traen consigo la erosión
y la disminución en la regulación hídrica. Esta aumenta en mayor cantidad en la región andina
por su geomorfología y condiciones de precipitación altas (Murgueitio, 2003). Por ende esto
involucra la cantidad y calidad de los recursos hídricos debido a que la deforestación y las
actividades agrícolas y domésticas reducen la regulación de los caudales, aceleran la erosión y
generan contaminación de las aguas (Tapia, y otros, 2002).
Por otra parte, (Rosete Verges, Pérez Damian, & Bocco, 2009) aseguran que el crecimiento
acelerado que está experimentando la raza humana globalmente en los últimos años; la
explotación o sobre explotación de los recursos naturales a razón de satisfacer necesidades que en
ocasiones dejan de ser básicas y los modos de adquisición de recursos que por lo general van de
la mano con razones sociales, políticas y económicas, demuestran las implicaciones estructurales
y funcionales sobre los ecosistemas.
Además, las relaciones que incluyen al hombre y al ambiente o entre el ambiente y los
procesos relacionados a la economía social, se manifiestan o materializan como cambios en la
cobertura y uso de suelo y han sido reconocidos desde hace más de dos décadas como causa
importante de cambios en el ambiente global (Bautista Andalon & Alcaraz Rodriguez, 2011).
Actualmente en el barrio la carbonera del municipio de Ocaña se ha evidenciado el cambio de
uso del suelo por la expansión demográfica lo que ha llevado a la generación de procesos como el
descapote de terreno para la construcción de viviendas, locales comerciales, y la introducción de
actividades económicas, deteriorando los ecosistemas y alterando el equilibrio ecológico del área.
(Alcaldia Ocaña, 2005).
Por ende es de gran ventaja utilizar un análisis comparativo teniendo en cuenta los datos de
superficie por cada tipo de cobertura, en formato digital y bajo la misma proyección geográfica.
(Bautista Andalon & Alcaraz Rodriguez, 2011):
Tradicionalmente, la medición de cambios de cobertura vegetal y uso del suelo se realiza
sobre documentos generados mediante percepción remota (usualmente, fotografías aéreas e
imágenes de satélite) o cartografía temática de ya que existen regiones del planeta de difícil
acceso para la adquisición de datos cobertura. (Bocco, Mendoza, & Masera, 2001) Refieren que
las condiciones meteorológicas son factores determinantes en regiones que frecuentemente están
cubiertas por nubes. Otro factor adicional son las condiciones de iluminación del sol en las
imágenes adquiridas en el rango espectral visible e infrarrojo. Es en este contexto que las
tecnologías contemporáneas de procesamiento digital de imágenes y de percepción remota se
sitúan como fuentes de datos útiles a los sistemas de información ambiental, asistiendo e
impactando de manera positiva en la resolución de problemas y posteriores análisis relacionados
con la geografía.

FORMULACIÓN DEL PROBLEMA


¿Cómo ha afectado el crecimiento demográfico a la cobertura vegetal de la zona La
Carbonera?
2. JUSTIFICACIÓN

La pérdida de la cobertura vegetal está ligada a la expansión demográfica muy directamente,


este proyecto se hace para indagar el estado actual en el cual se encuentra la cobertura vegetal así
como conocer las afectaciones que han producido a través del tiempo las actividades humanas
sobre esta, permitiendo generar información que sirva de base para proyectos futuros que logren
generar propuestas de desarrollo sostenible; además de prever futuros impactos socioambientales
(Orjuela, 2016),en este caso se contribuirá a la producción de información útil relacionada con un
análisis multitemporal del cambio de las coberturas del barrio la Carbonera en Ocaña, Norte de
Santander. La cual se constituye como un área estratégica de investigación y estudio, ya que sus
procesos históricos de transformación del territorio han estado asociados al establecimiento y
expansión de actividades económicas primordiales para el sostenimiento de las comunidades que
allí habitan. (Zapata, 2010).
El desarrollo del proyecto, además de identificar los cambios o pérdidas de cobertura vegetal
que posiblemente se presentan en la zona y en el periodo definido, permite analizar los posibles
factores desencadenantes, a partir de software como ArcGis y a través de la percepción remota
que identifica los objetos terrestres sin tener contacto con ellos, generando una herramienta a
nivel de base de datos que permite espacializar la información recolectada, con el fin de poder
representar los resultados de manera geoespacial (Corpocesar, 2004), por ello establecer el uso
actual del suelo e identificar las principales coberturas vegetales existentes, accede implantar los
niveles de intervención antrópica en ciertos ecosistemas de interés, conocer cuál es su estado de
preservación, además de identificar los conflictos de mayor relevancia socio ambientales para
asignar responsabilidades sociales en el deterioro del entorno fijando estrategias para su
restauración (Corpoaire, 2002).
Por otro lado se debe tener en cuenta el crecimiento de la población basándose en el Plan de
ordenamiento territorial de Ocaña, para definir los respectivos usos y porcentajes de cambios en
el terreno en ciertas zonas del municipio, pues según el Artículo 32 de la Ley 388 de 1997, el
suelo de Expansión Urbana está constituido por la porción del territorio municipal destinada a la
expansión urbana, que se habilitará para el uso urbano durante la vigencia del Plan de
Ordenamiento, según lo determinen los programas de ejecución. Los suelos de expansión urbana
están comprendidos por el área colindante del área urbana y se aprecian en el Plano de
Clasificación del Suelo Municipal. Los suelos de expansión se incorporan al desarrollo, mediante
la formulación y adopción previa de sus respectivos planes parciales. (Alcaldia Ocaña, 2005),
Además en el artículo 186 se establece una manera de internalizar las externalidades y aquellas
afectaciones que se da por el cambio de la cobertura del suelo: la Compensación en tratamiento
de conservación, donde se expone que los tratamientos de conservación en suelo son aquellos en
los que comprende preservación de zona de reserva forestal protectora y corredor biológico
limítrofe y se determinaran los incentivos a otorgar a los propietarios de estas áreas que serán
debidamente aprobadas por el concejo municipal. (Alcaldia Ocaña, 2005).
3. OBJETIVOS

3.1 OBJETIVO GENERAL

Analizar la pérdida de la cobertura vegetal por el crecimiento demográfico en el barrio La


Carbonera, municipio de Ocaña a partir de un estudio durante los años 2003 y 2014 mediante
sistemas de información geográfica.

3.2 OBJETIVOS ESPECÍFICOS

- Determinar las actividades socioeconómicas que han alterado la cobertura vegetal entre los
años 2003 y 2014 optando la hipótesis principal.
- Evaluar e identificar los cambios en la cobertura vegetal presentados en los años 2003 y 2014
mediante la aplicación de herramientas de sistemas de información geográfica (SIG).
- Generar criterios de estudio que permita la cuantificación de los porcentajes del área perdida,
y por ende la disección de los resultados.
4. MARCO REFERENCIAL

4.1 MARCO TEÓRICO

4.1.1 LA COBERTURA VEGETAL Y SU RELACIÓN CON LAS ACTIVIDADES


HUMANAS

La expansión agrícola, la tala de árboles, el desarrollo y otras actividades humanas han


afectado el medio ambiente causando entre otras la deforestación de más de 120.000 kms2
anuales, mientras que solo se ha recuperado una décima parte de dicha pérdida por el crecimiento
natural y las labores de reforestación (Meyerson, 2004). Se trata de la continuación de un proceso
histórico que ha dejado al mundo con la mitad de los bosques que tenía en un principio.
Si bien existe una relación incuestionable entre la densidad demográfica y las tendencias en la
cubierta forestal, dicha relación no se puede explicar ni predecir fácilmente. De esta manera, la
relación es tan compleja como las variaciones regionales y culturales de las diversas sociedades y
los cambios de las mismas con el correr del tiempo. No obstante, se comienzan a distinguir
importantes pautas gracias a los muchos estudios que se han realizado y el debate que surge en
torno a ellos. En base a (Meyerson, 2004); los estudios de deforestación hasta la fecha pueden
hacerse algunas generalizaciones; a densidades de población extremadamente bajas (menos de
una o dos personas por kilómetro cuadrado) es posible mantener grandes áreas forestales intactas,
y la población puede sustentarse principalmente con la recolección de productos forestales no
madereros, sin tener que recurrir a la agricultura. Pero incluso en áreas poco habitadas, las
fuerzas externas, como son la demanda de madera o ganado en otras partes del país o del mundo,
pueden causar la deforestación sin que se deba directamente al crecimiento de la población local.
A la vez, surge un elemento imprevisible en la relación entre la población y la vegetación, los
cuales son los cambios climáticos a nivel mundial, regional y local, que pueden alterar los
perfiles de temperatura y la precipitación lo suficiente para impedir sustentar el mismo tipo de
cubierta forestal. Esto ocurre en especial en áreas con estaciones secas bastante pronunciadas
donde incluso la mínima reducción en la precipitación puede ocasionar fuegos forestales más
frecuentes y destructivos, lo que impide que resurjan ciertas especies y favorece el desarrollo de
otras, o hace que el ecosistema cambie permanentemente de bosque a pradera. Asimismo, las
características demográficas de un área en particular pueden facilitar dicho cambio, al producir
una mezcla más inflamable de campos y bosques, o mayores fuentes de fuego; y el cambio
climático a largo plazo probablemente también cambie la naturaleza de la demanda humana sobre
la vegetación.
En consecuencia, la deforestación implica la pérdida permanente de la cobertura vegetal y la
transformación del bosque en tierras dedicadas a otros usos. Dicha pérdida de bosque sólo puede
ser causada o mantenida por una perturbación continuada debida a la intervención humana o a
causas naturales. Por ende, la reducción de la cobertura vegetal puede llegar a modificar los
ciclos hídricos y los regímenes de temperatura y precipitación regional, favoreciendo con ello el
calentamiento global, el aumento de dióxido de carbono, así como la pérdida de hábitats o la
fragmentación de ecosistemas (FAO, 2001). La deforestación, por lo tanto, puede ocasionar la
extinción local o regional de las especies, la pérdida de recursos genéticos, el aumento en la
ocurrencia de plagas, la disminución en la polinización de cultivos comerciales, la alteración de
los procesos de formación y mantenimiento de los suelos (erosión), evitar la recarga de los
acuíferos, alterar los ciclos biogeoquímicos, entre otros procesos de deterioro ambiental (Botero,
2015). En resumen, la deforestación es una causa de pérdida de la diversidad biológica a nivel
genético, poblacional y eco sistémico.
En otro ámbito, el mejoramiento del manejo de la tierra asegura un mejor uso de los recursos y
promueve la sostenibilidad a largo plazo, es fundamental para el futuro de la producción de
alimentos y para el bienestar económico de las comunidades. La tierra no debe ser considerada
simplemente como el suelo y la superficie topográfica sino que abarca muchos otros elementos
como los depósitos superficiales, los recursos de agua y clima y también las comunidades
animales y vegetales que se han desarrollado como resultado de la interacción de esas
condiciones físicas. Los resultados de las actividades humanas, reflejadas en cambios en la
cobertura vegetativa o en las estructuras, también son vistas como características de la tierra.
Cambiando uno de los factores tal como el uso de la tierra, tendrá un impacto sobre otros factores
como la flora y la fauna, los suelos, la distribución superficial del agua y el clima (UNEP, 2000).
Los cambios en la cobertura del suelo incluyen los cambios en la productividad primaria actual y
potencial, calidad del suelo, y tasas de escorrentía y sedimentación. Ante ciertos cambios
significativos, hoy se sabe que las comunidades se reorganizan y su composición se modifica, a
veces de modo sustancial (Llopis, 2007). Las coberturas del suelo son fuentes y sumideros para la
mayoría del material y flujos de energía que mantienen la biosfera y geosfera, incluyendo las
emisiones de gas y el ciclo hidrológico Sus cambios determinan, en parte, la vulnerabilidad de los
lugares y personas a las perturbaciones climáticas, económicas o socio-políticas.
Las áreas verdes juegan un importante rol en el mejoramiento de la calidad del ambiente
urbano, debido a que estos espacios al interior de las ciudades, y especialmente aquellos que
contienen un alto porcentaje de cobertura vegetal, pueden proveer varios beneficios ecológicos,
destacándose: el aminoramiento de la intensidad de las islas de calor, la disminución de CO2 y la
reducción de la polución del aire (Mena , Ormazábal, Morales, Santelices, & Gajardo, 2011).
Estos aspectos están directamente relacionados con la salud y bienestar del habitante urbano,
puesto que impactan sobre su calidad de vida al mejorar las condiciones del aire, regular la
temperatura y ofrecer espacios para realizar actividades físicas y recreacionales que aportan a la
reducción del estrés. Dependiendo del tipo de ciudad, existe una alta variabilidad en el indicador
de metros cuadrados por habitante, lo que podría asociarse a los niveles socioeconómicos de los
habitantes y al tipo de ciudad y sociedad.
En este contexto y considerando que las transformaciones asociadas al crecimiento urbano
imponen dinámicas internas particulares en las ciudades, la planificación y manejo de las áreas
verdes debería considerarse dentro de las políticas públicas, a nivel de gobiernos locales, tal
como se contempla desde hace ya un tiempo en algunos países desarrollados.

4.1.2 LOS SISTEMAS DE INFORMACION GEOGRÁFICA

El concepto relacionado a un Sistema de Información Geográfica habla de una interacción y


un proceso organizado donde influyen hardware, software, datos geográficos y personal idóneo,
diseñada para capturar, almacenar, manejar, analizar, modelar y representar de forma concreta la
información geográficamente referenciada con el fin de brindar herramientas para la correcta
planificación y gestión, construyendo estrategias que permitan modelar descriptiva y
predictivamente la evolución temporal y espacial de los elementos del ambiente (Jimenez Chisca
& Montes Quintero, 2015). La integralidad que manejan los SIG hace que sea la herramienta más
adecuada para el procesamiento, la gestión de resultados y elementos producidos por otras
tecnologías, las cuales se centran en el aprovechamiento de la información espacial y están
conectadas en mayor o menor medida a un SIG.
Del mismo modo, la teledetección (o percepción remota) es una técnica mediante la cual se
pueden obtener imágenes de la superficie terrestre desde sensores instalados en vehículos de
navegación aérea, en la que intervienen componentes como la energía, los elementos de la
superficie terrestre y de la atmosfera, los sistemas sensores y finalmente, los sistemas de
recepción de la información (CGIAR, 2007). El principio fundamental de la percepción remota
engloba el posterior tratamiento de las imágenes, en el contexto de una determinada aplicación
con el fin de obtener información que ayude a resolver interrogantes, y plantear métodos
predictivos y preventivos para cualquier problemática
En este marco, la teledetección y la informática son herramientas modernas que pueden
simplificar y hacer más eficiente este tipo de trabajos. La utilización de sistemas informáticos que
permiten generar un “plano dinámico” es una alternativa para la obtención de información
confiable que facilite la planificación urbana y la realización de estudios retrospectivos con la
posibilidad de actualización rápida, de menor costo y acorde a las necesidades del momento. De
esta forma, dichos sistemas se transforman en una herramienta importante para planificadores y
administradores en cuanto al conocimiento y manejo de los recursos naturales y del medio
ambiente. Atendiendo a esta necesidad, los Sistemas de Información Geográfica (SIG) son
capaces de almacenar, manipular, gestionar y representar gráficamente datos con algún tipo de
componente espacial (Garcia Ruiz & Otalvaro Arango, 2009). Esto significa que la información
que albergan, sean mapas de suelo, climáticos o de otra variable territorial, está georreferenciada
y por ello puede relacionarse de diversas maneras. Dicha información brinda los mejores
resultados si es apoyada por datos ilustrativos que permita generar una expectativa de la realidad
y así facilitar el aumento de los archivos jurisdiccionales de las ciudades en desarrollo. En este
sentido, la Fotointerpretación complementa este tipo de manejo de información y en muchas
ocasiones se convierte en la alternativa más económica y fácil de trabajar. De este modo, la
interacción y utilización de la fotointerpretación, los sistemas de información geográfica y la
planificación urbana pueden configurar una valiosa herramienta para el desarrollo económico,
social y ambiental sostenible.
4.2 MARCO CONCEPTUAL

Para llevar a cabo un análisis de la pérdida de la cobertura vegetal por el crecimiento


demográfico mediante sistemas de información geográfica es necesario tener definido la relación
de muchos asuntos en cuanto al tema principal, en primer lugar se tiene claro que la cobertura
vegetal es de vital importancia para el equilibrio ecológico, comprendiendo la vegetación que
ocupa un espacio determinado dentro de un ecosistema, cumpliendo funciones de gran interés
como la captación y almacenamiento de energía, refugio de la fauna, agente antierosivo del suelo,
medio regulador del clima local, atenuador y reductor de la contaminación atmosférica y del
ruido, fuente de materia prima y bienestar para el hombre. (Alcaldia Miranda, 2000); además de
ser componente principal del suelo o capa superficial de espesor variable que recubre la corteza
terrestre, procedente de la meteorización física y química de la roca preexistente y sobre la que se
asienta la vida. Denominándose también como la capa superficial del terreno que es asiento de la
vida, base de la agricultura y lugar de reciclado de la materia en los ecosistemas terrestres”.
(Ortega, 2012).Desde luego el cambio de la cubierta vegetal y la deforestación, deterioran
considerablemente la calidad del suelo y agua (Ochoa Cueva, Iñiguez Armijos, Cerdà, & Ruiz
Sinoga, 2015). El papel de los bosques existentes en la cuenca y en el entorno, son reducidos a
los márgenes quebrados de los ríos y a las áreas protegidas, y por ello es fundamental su
conservación y el fomento de la superficie forestal arbolada (Marchamalo Sacristan, Roldán
Soriano, & Martínez Santamaria, 2008).
Este componente es uno de los elementos de análisis dentro de la dimensión ambiental (físico
biótica) para la formulación del Esquema de Ordenamiento Territorial Municipal EOT, dado que
se requiere la caracterización de los tipos de cobertura, la definición de los usos y las actividades
principales que se desarrollan en las el suelo, como la base de sustentación natural de toda la
población. Determinar el uso actual del suelo e identificar sus principales coberturas vegetales,
nos permite establecer los grados de intervención del hombre en ecosistemas de interés, cuál es
su estado de conservación, además de identificar los principales conflictos socio ambientales
existentes y establecer las responsabilidades sociales en el deterioro y las estrategias de
ordenamiento y restauración (Corpoaire Boavita, 2010). Por lo tanto, el desarrollo urbano, será el
proceso de planeación y regulación de: El establecimiento de los asentamientos humanos; que
implica modificación del suelo , Acción que tiende a mantener el equilibrio ecológico y preservar
los elementos físicos (infraestructura, equipamiento, vivienda y servicios) de los centros de
población; que implica ocupación del suelo y su modificación ,Expansión física de las ciudades,
el cual se realiza sobre el suelo, El reordenamiento y renovación de zonas de un centro de
población, implica ocupación del suelo y modificación (Alonzo Alonzo & González Vera,
2010).En resumidas palabras Alonzo & Gonzáles definen que “el crecimiento de la población
“presiona” al centro de población ocasionando que esta se expanda espacial y geográficamente,
mediante los procesos de urbanización, empleando (en algunos casos) las reservas territoriales o
el suelo colindante, con sus usos y destinos; este proceso provoca la modificación del suelo y por
consecuencia la perdida de cobertura vegetal ”.
Por consiguiente para la obtención de unos datos precisos es fundamental la
georreferenciación, consistiendo en un proceso que permite determinar la posición de un
elemento en un sistema de coordenadas espacial diferente al que se encuentra. Existen por tanto
dos sistemas de coordenadas: el sistema origen y el sistema destino. Este proceso es hallado con
una relación de posiciones entre elementos espaciales en ambos sistemas, de manera que,
conociendo la posición en uno de los sistemas de coordenadas es posible obtener la posición
homóloga en el otro sistema (Dávila Martinez & Camacho Arranz, 2012) ,esto se utiliza
frecuentemente en los sistemas de información geográfica (SIG) con el fin de relacionar
información vectorial e imágenes raster de las que se desconoce la proyección cartográfica, el
sistema geodésico de referencia, o las distorsiones geométricas que afectan a la posición de los
datos, pues los SIG comprende un conjunto amplio de herramientas diseñadas para obtener,
almacenar, recuperar y desplegar datos espaciales del mundo real. (Instituto nacional de
Estadistica y geografia, 2014), por otro lado el término Sistema de Información Geográfica (SIG)
suele aplicarse a sistemas informáticos orientados a la gestión de datos espaciales que constituyen
la herramienta informática más adecuada y extendida para la investigación y el trabajo
profesional en Ciencias de la Tierra y Ambientales. Se trata de herramientas complejas, reflejo de
la complejidad del objeto de estudio de estas ciencias, fruto de la evolución y fusión de
programas de muy distinto tipo que anteriormente se habían utilizado de forma independiente
(Sarría, 2013).
Para llevar a cabo la georreferenciación se debe tomar un o GPS, ya que permite determinar
en todo el mundo la posición de un objeto, una persona, un vehículo o una nave. Podemos
alcanzar una precisión hasta de centímetros, usando el GPS diferencial, pero lo habitual son unos
pocos metros, actuando este como un sistema global de navegación por satélite (Giménez
Rodríguez & Ros Bernabeu, 2010) .Para su buen funcionamiento se necesita tener en cuenta la
diferencia de frecuencias a las cuales son emitidas y recibidas las señales en dos localizaciones
con distinto potencial gravitatorio. Este se basa en considerar el sistema de referencia espacio-
tiempo de la Tierra, es decir, un marco solidario con el observador estacionario en Tierra. Lo que
ocurre es que el satélite GPS manda una señal codificada con su tiempo de emisión y localización
y el observador la recibirá un intervalo de tiempo después, así mismo cuando se activa un
navegador GPS lo que se obtiene son las coordenadas del punto del espacio en que está ubicado
el receptor y la hora de esa determinación, más allá de que las mismas aparezcan o no en la
pantalla. Para el funcionamiento del sistema GPS (o sus similares), es necesario apelar a
conocimientos propios de la electrónica, la informática, la matemática u otras ciencias
(Asociación del Magisterio de Santa Fe,Delegación Rosario, 2014).
Por tanto la aclaración de la “relación con la física”. El Principio de Triangulación es el usado
por el GPS para calcular una posición. Éste consiste simplemente en el conocimiento de la
posición del instrumento respecto a cuatro satélites diferentes mínimo tres, puesto que se basa en
el cálculo de una posición midiendo las distancias de estos satélites de posición conocida (Ghio
M, 2008). Como se ha dicho anteriormente y aunque pueda parecer improbable, la idea general
detrás del GPS es utilizar los satélites en el espacio como puntos de referencia para ubicaciones
aquí en la tierra. Esto se logra mediante una muy, pero muy exacta, medición de nuestra distancia
hacia al menos tres satélites, lo que nos permite "triangular" nuestra posición en cualquier parte
de la tierra. La gran idea, Geométricamente, es: Suponiendo que se mide la distancia al primer
satélite y resulta ser de 11.000 millas. (20.000 Km) Sabiendo que se está a 11.000 millas de un
satélite determinado, no se puede por lo tanto estar en cualquier punto del universo sino que esto
limita la posición a la superficie de una esfera que tiene como centro dicho satélite y cuyo radio
es de 11.000 millas. A continuación se mide la distancia a un segundo satélite y se obtiene que se
encuentra a 12.000 millas del mismo. Lo anterior indica que no se está solamente en la primera
esfera, correspondiente al primer satélite, sino también sobre otra esfera que se encuentra a
12.000 millas del segundo satélite. En otras palabras, se está en algún lugar de la circunferencia
que resulta de la intersección de las dos esferas. Ahora, si se mide la distancia a un tercer satélite
y se obtiene una distancia de 13.000 millas del mismo, esto limita aún más la posición, a los dos
puntos en los cuales la esfera de 13.000 millas corta la circunferencia que resulta de la
intersección de las dos primeras esferas. O sea, que midiendo la distancia a tres satélites
limitamos el posicionamiento a solo dos puntos posibles (Instituto geográfico Agustin Codazzi,
2007).
El trabajo de campo en el área de estudio puede cumplir muchos objetivos simultáneamente.
Por ejemplo, mientras que los investigadores efectúan mediciones de biomasa a nivel de las
parcelas, pueden tomarse fotografías digitales y puntos del sistema de posicionamiento global
(GPS) con notas sobre las condiciones d la tierra. Antes de interpretar las imágenes, se necesita
trabajo de campo para identificar las unidades homogéneas de tierra a los fines de su
clasificación. Durante el trabajo de campo, el equipo de análisis puede recolectar información
sobre el terreno, la cual puede ser utilizada para entrenamiento y validación. A fin de evitar
cualquier confusión, deben crearse dos conjuntos de datos – uno con puntos de entrenamiento y
el otro con puntos para validación. La información de verificación de campo debería ser
administrada en un sistema de gestión de datos. Por ejemplo, el esquema que se expone más
adelante muestra una interfase de Google Earth a fotografías, puntos de GPS y notas de campo
almacenados en una hoja de cálculo en línea. El área de estudio fue visitada en una campaña de
verificación de campo en el Amazonas peruano central. Para relacionar fotografías con sitios, se
vincularon las marcas de fecha y hora de las fotografías digitales con aquéllas del punto de GPS
(REDD, 2015)
Desde luego el gobierno contempla la adquisición de suelo para constituir las reservas
territoriales, que serán las programadas para el crecimiento de la ciudad, y pudiendo tener
diversos usos, desde habitacional, de servicios, industrial o turístico, dependiendo de la
planeación y programación del crecimiento de la ciudad. Esta planeación se realiza de acuerdo al
incremento demográfico, y las proyecciones ayudan a programar la adquisición de suelo. En la
adquisición de reservas territoriales para el crecimiento de la ciudad, intervienen factores como la
tenencia de la tierra, como la situación del terreno, la infraestructura, el precio en el mercado, la
demanda de suelo, los fenómenos naturales y sociales (Alonzo Alonzo & González Vera, 2010).
Un elemento que se encuentra estrechamente ligado con el uso del suelo es la vivienda, la que
establece desigualdades sociales en la ciudad, en relación principalmente a los niveles de
ingresos, al acceso a los servicios públicos y al suelo mismo (PAOT DF, 2003). Cuando se
promueve la localización del uso industrial, no solo es importante tener en cuenta las
características, aptitudes y oportunidades del territorio que se oferta o propone, sino también
considerar las restricciones normativas, ambientales y técnicas que se imponen sobre dicho uso,
en ese territorio (UCO, 2014).Generalmente la degradación del suelo ocurre por causas naturales
como la lluvia y el viento, pero también a causa de actividades productivas que propician la
erosión, compactación y contaminación de este recurso, lo que reduce su capacidad para sostener
los ecosistemas naturales y manejados. Cuando no cuentan con cobertura vegetal, los suelos
quedan totalmente expuestos y son arrastrados a las partes bajas y ríos, donde generalmente no
pueden ser aprovechados. En terrenos pecuarios, cuando el número de animales por hectárea
excede el coeficiente de agostadero, esto es, la cantidad de animales que un suelo puede soportar
de acuerdo a la cantidad de alimento que produce y al agua disponible, el suelo se deteriora
rápidamente por el pisoteo que lo compacta, reduciendo su capacidad de almacenar agua y de
proveer alimento a los animales, propiciando la perdida de la cubierta vegetal y la erosión. Un
suelo se vuelve infértil o pobre cuando se reduce o agota la cantidad de nutrientes necesaria para
la óptima producción agrícola. Así, una cantidad adecuada de fertilizantes y abonos incrementa el
volumen de producción, mientras que el exceso o falta de ellos disminuye la productividad
(SAGARPA, 2012).
La zonificación ambiental – territorial, expresada en el Plano Modelo de Ocupación Territorial
Rural, viene a ser la expresión dinámica de la combinación de los elementos que componen los
sistemas físico, social, económico, territorial y ambiental, para conformar unidades territoriales
de manejo sostenible, integradas y articuladas a las potencialidades y limitantes de estas, las
cuales determinan la permisibilidad de una u otra actividad, y sobre las que establecen
reglamentaciones de uso y manejo:De las Áreas de Recuperación Ambiental, son aquellas áreas
que se caracterizan por su elevada fragilidad, que están sometidos a usos inadecuados de la tierra,
provocando deterioro y degradación en los elementos naturales y físicos que albergan. Estas áreas
por tanto requieren ser recuperadas para que cumplan funciones ambientales de protección,
conservación y mantenimiento de la base natural de sustentación. Corresponden a esta categoría
las siguientes áreas; Áreas Erosionadas (AEr) ,son áreas donde los suelos han sido alterados o
degradados por actividades antropogénicas asociadas a sus actividades económicas dominantes y
en sectores bajo condiciones físico - naturales drásticas y frágiles, susceptibles a los procesos
erosivos; Áreas de Significancia Ambiental ,son unidades ambientales – territoriales que se
caracterizan por ser ecológicamente significativas y por la singularidad de un recurso natural o
por el conjunto de ellos. También se caracterizan por presentar una elevada fragilidad de
elementos componentes de la base de Amortiguación ecológica que los coloca en la condición de
ser altamente sensibles. Se constituyen en ecosistemas estratégicos y su función es de protección,
científica y de bajo impacto ambiental. Incluyéndose en esta categoría: Áreas Forestales
Protectoras (BP), Áreas Forestales Protectoras – Productoras (BPP) y Áreas de Reserva de los
Recursos Hídricos (ARRH. Teniendo en cuenta que el uso principal es la conservación de suelos,
de la vegetación y de hábitats de fauna silvestre, reserva de biodiversidad y mantenimiento de
suelos Y uso prohibido es Agropecuario mecanizado, recreación masiva, parcelaciones para
construcción de vivienda, minería y extracción de materiales de construcción.
Donde las Áreas Forestales Protectoras (BP) se definen como las zonas que deben ser
conservadas permanentemente con bosques naturales o artificiales (bosques Protectores), cuya
función es proteger los Recursos Naturales Renovables y el mantenimiento del efecto protector.
En esta área prevalece el efecto protector y sólo se permite la obtención de productos secundarios
del bosque; las Áreas Forestales Protectoras - Productoras (BPP) corresponde al Bosque Protector
Productor, se definen como las áreas que deben ser conservadas con bosques naturales o
artificiales para proteger los recursos naturales renovables y que además, pueden ser objetos de
producción de productos forestales para comercialización o consumo, en todo caso sujeta
esencialmente a la función protectora y ecológica. El objetivo es fomentar el uso sustentable de
los recursos naturales renovables y particularmente de los productos forestales e incentivar, a
través de dicho uso y de prácticas conservacionistas el desarrollo regional y finalmente las Áreas
de Reserva de los Recursos Hídricos (ARRH), son áreas boscosas de cabeceras de cuencas
hidrográficas, los sectores periféricos a nacimientos, los cuerpos de agua tales como humedales y
reservorios artificiales. Estas zonas se comportan como reguladoras del régimen hídrico, por lo
que deben protegerse a fin de que se constituyan en garante de la calidad y cantidad de agua
(Concejo municipal, 2002).
A partir de lo expresado anteriormente se detalla cómo influye el crecimiento demográfico
sobre la capa de la vegetación que constituye el suelo. La tasa de crecimiento demográfico (TCD)
es un indicador importante para conocer la evolución de la población, permite medir el aumento
(crecimiento) o disminución (decrecimiento) de la población de un territorio para un período
determinado, el cual indica los cambios que experimenta la población a causa de tres fenómenos
demográficos fundamentales: migración, mortalidad y fecundidad (Instituto Nacional de
Estadísticas, 2015) ,puesto que la población variará en función de los nacimientos, las
defunciones, las inmigraciones y las emigraciones que ocurran en un período. El crecimiento
poblacional estará dado por la frecuencia de estos fenómenos. Determinando así el “crecimiento
poblacional total” que se expresa con valores absolutos (KALIMO, 2000) y al tener un
crecimiento acelerado de población hace que el entorno cambie de una manera directa afectando
varios componentes ambientales.
4.3 MARCO HISTÓRICO

En el modelo de desarrollo económico imperante en la sociedad actual parece prevalecer la


búsqueda de máximos beneficios económicos a través de la realización de numerosas actividades,
siendo una de ellas el trabajo de la tierra. En este sentido, los intereses económicos entran en
conflicto con los deseos de protección y mejora del paisaje. Pero se debe tener en cuenta y
aprender del pasado, ya que a lo largo del devenir histórico ha quedado patente la gran
integración que en los hábitats rurales tradicionales se ha producido entre el aprovechamiento del
territorio y la conservación del mismo. Este planteamiento territorial, aunque muy antiguo,
encierra una de las claves del desarrollo de una región, consistente en maximizar la potencialidad
del territorio minimizando el impacto negativo de las actividades (Bolaños Gonzales, 2002).
Una proyección muy conocida de la explosión demográfica en el año 2030 se basa en el
supuesto de que el número de habitantes del planeta seguirá creciendo de manera exponencial, tal
como lo ha hecho en los últimos 400 años, según las estimaciones de las Naciones Unidas sobre
la población total del mundo, en 1982 había aproximadamente 4 600 millones de habitantes y la
tasa anual de crecimiento era de 1.7%. Conforme a la variante intermedia de las proyecciones,
habrá 6 100 millones de personas en el año 2000 y 8 200 millones en 2025. Sin embargo, el
incremento anual de la población del mundo aún aumentará desde su presente nivel de alrededor
de 75 millones de personas hasta casi 90 millones en las proximidades del año 2000, para
después comenzar a disminuir, esperándose que vuelva a su nivel actual hacia el año 2025
(KALIMO, 2000).
La planificación urbana constituye una herramienta a través de la cual el Estado define el tipo
de uso que tendrá el suelo dentro de la ciudad, asimismo determina los lineamientos para su
utilización normando su aprovechamiento. Su asignación se da a partir de sus características
físicas y funcionales que tienen en la estructura urbana, y tiene el objetivo de ocupar el espacio de
manera ordenada y de acuerdo a su capacidad física (ocupación de zonas aptas para el desarrollo
urbano), lo que finalmente se traduce en un crecimiento armónico de la ciudad. La base de éste
sistema es el Programa Nacional de Desarrollo Urbano, el cual forma un marco general que
integra una propuesta estructural básica, del que se desprenden programas tanto estatales como
municipales (locales) y parciales (PAOT DF, 2003). Un problema grave radica en que el suelo
para vivienda es un recurso cada vez más escaso y caro en el Distrito Federal por la inexistencia
de reservas territoriales destinadas para uso habitacional, y ante la prioridad que el sector
inmobiliario proporciona a los usos más rentables como son los de comercios y servicios hace
más compleja su disponibilidad para el desarrollo de viviendas.
El uso de la técnica de la teledetección o percepción remota ha permitido el desarrollo de
diversas investigaciones en distintas áreas de la ciencia como: dinámica de crecimiento de los
centros poblados, cambios en la cobertura boscosa, uso del territorio, ordenación del territorio,
monitoreo de fenómenos naturales (efectos e impactos [desastres]), arqueología, ordenación vial,
agricultura entre otros. Así mismo, se utilizará un modelo de regresión logística para evaluar la
relación entre la población y la cobertura vegetal; también se evaluará la relación de algunos de
los usos que la población le da a la madera permitiendo explicar los cambios ocurridos en la
cobertura vegetal. En Honduras, ya existe una Ley para la Ley de Ordenamiento Territorial, Ley
Ordenación del Territorio (Decreto No. de Aguas, Decretos de Áreas 180-2003), que debe
trabajarse de forma Protegidas entre otras) de tal manera conjunta con otros aspectos importantes
que pueda integrarse al modelo de como son: áreas de manejo especial como regresión logística
con la que se ha las áreas protegidas, recursos hídricos (ley evaluado la injerencia de la población
de aguas), crecimiento poblacional, sobre la cobertura vegetal, Desarrollo turístico, biodiversidad,
aprovechamiento de la madera. (Rodriguez, 2005)
Debido a los múltiples problemas que genera la erosión en la cuenca de estudio, deben
implementarse planes de manejo integrado que contribuyan a controlar este fenómeno mediante
prácticas tecnológicas agrarias sostenibles. - En cultivos permanentes bajo cuya cubierta no exista
vegetación, favorecer la instalación de especies vegetales de menor porte en contacto con el
suelo. - En cultivos agrícolas, aumentar la cubierta en contacto con el suelo en las etapas críticas
del la fase de cultivo, procurando que la cobertura sea completa en la época de máxima
erosividad de lluvia. - En relación con lo anterior, evitar el uso de herbicidas que reduzcan la
cubierta vegetal antes de la cosecha de la patata (Marchamalo Sacristan, Roldán Soriano, &
Martínez Santamaria, 2008). El crecimiento de un centro de población involucra temas como los
usos de suelo, áreas de reserva, urbanización, crecimiento poblacional, desarrollos inmobiliarios,
programas y planes de desarrollo urbano, planeación y desde luego el suelo mismo y la cobertura
vegetal. No hay que olvidar en este punto que todas las actividades que desarrolla el hombre se
realizan en el suelo y que ésta actividad implica una modificación (o adaptación) por lo que el
medio ambiente está involucrado directamente. Para entender mejor los cambios en la cobertura
vegetal y uso de suelo no es suficiente con medir donde y cuando ocurren.
El desarrollo, crecimiento, mejoramiento e incluso el desarrollo urbano involucran
forzosamente la ocupación y modificación del suelo. Es importante mencionar que, de ni ninguna
manera, se trata de decir que el desarrollo urbano sea bueno o malo, la intención es ligar este
desarrollo urbano con el suelo, y desde luego el suelo con la cobertura vegetal (Alonzo Alonzo &
González Vera, 2010).
La actividad ganadera es una de las causas principales de los problemas ambientales más
apremiantes del mundo, como el calentamiento del planeta, la degradación de las tierras, la
pérdida de biodiversidad, la contaminación atmosférica y la contaminación del agua. En lo que
respecta a la degradación de los suelos, es importante considerar que la ganadería es la actividad
humana que ocupa una mayor superficie de tierra. En total, a la producción ganadera se destina el
30% de la superficie terrestre del planeta. Alrededor del 73% de los pastos y praderas del mundo
destinados a esta actividad, están situados en zonas áridas; en las cuales, se presenta algún grado
de degradación causada principalmente por el sobrepastoreo, la compactación y la erosión
resultantes de la acción del ganado,se halló que La implementación de sistemas con enfoque
ambientalmente sostenible, que incluyen arreglos vegetales en los cuales se asocian pastos,
vegetación arbustiva y arbórea favorecen la salud de las fuentes hídricas, debido a la capacidad
de retención de sedimentos y nutrientes, Los potreros con cobertura arbórea presentes en el
sistema de producción ganadera con enfoque ambientalmente sostenible, pueden soportar gran
parte de la avifauna nativa, por tal razón estos sistemas deben ser tenidos en cuenta para la
formulación de estrategias encaminadas a la conservación de la biodiversidad regional yla
diversidad de la macro fauna del suelo y la mejora de las características edáficas se ven
favorecidas por la implementación de prácticas amigables con el ambiente, tales como: presencia
de arreglos vegetales (pastos-arbustos-árboles), aporte de nutrientes a partir de biofertilizantes,
recuperación de suelos con prácticas naturales (Vitabosa) y la adecuada planificación para el uso
de los potreros (Carga animal y periodos de pastoreo) (Ruiz Solera & GZ-Janica Marzola, 2012).
Uno de los impactos más relevantes de este proceso de reconfiguración del territorio, es el
cambio en los usos del suelo resultado de la combinación de varios factores: En primer lugar, por
la intensificación del proceso de asentamientos de viviendas de recreo y nuevas parcelaciones
que, como prolongación del hábitat urbano de los habitantes del Valle de Aburrá, 10 vienen
modificando la morfología urbana y suburbana y las tipologías constructivas de vivienda de los
antiguos poblados. En segundo lugar, por la relocalización de empresas anteriormente
domiciliadas en el Valle de Aburrá que, inducidas por el incremento en los precios del suelo y la
congestión urbanas, la búsqueda de mejores condiciones de accesibilidad y las garantías fiscales
que ofrecen algunos municipios, se han venido asentando a lo largo del corredor delimitado por
la autopista Medellín - Bogotá, desde Guarne hasta Santuario. Este fenómeno se ha visto
reforzado por el emplazamiento de grandes bodegas industriales y comerciales en el área de
influencia del aeropuerto, la construcción de grandes centros comerciales, hoteles, restaurantes y
centros de diversión para el turismo. El crecimiento de la competencia por el suelo para todo tipo
de usos, resultado de las tendencias señaladas, ha generado un ciclo creciente de especulación
con los precios del suelo que retroalimenta el proceso ya iniciado de cambios de uso y en general,
de transformación de la “vocación productiva tradicional” del oriente antioqueño.
Adicionalmente, se está poniendo en riesgo la riqueza ambiental de la subregión y el equilibrio de
los ecosistemas especialmente los recursos hídricos, por la contaminación de las fuentes de agua
con las aguas servidas provenientes de pozos sépticos (contaminación de acuíferos) y desechos
industriales (UCO, 2014).
En Ecuador, las cuencas andinas se ven especialmente afectadas por un rápido cambio del uso
de suelo lo que viene provocando la conversión de grandes áreas de bosque nativo en zonas con
usos antrópicos. Desde la puesta en marcha de la Ley de Reforma Agraria en el Ecuador (1973),
una considerable extensión del país ha sufrido pérdida de su cubierta vegetal nativa,
principalmente por la ampliación de la frontera agropecuaria; y recientemente el desarrollo
urbano se ha convertido en otro factor causante de la deforestación de varias zonas. . Por este
motivo, el estudiar la importancia que tiene la cubierta vegetal en las cuencas andinas es clave
para determinar estrategias de gestión, conservación o restauración de las mismas, especialmente
porque muchas de ellas abastecen de agua a varias poblaciones. . Los resultados demostraron que
el cambio de la cubierta vegetal y la deforestación, han deteriorado considerablemente la calidad
del suelo y agua. Aunque las predicciones espaciales tienen ciertas limitantes; este estudio puede
ser una herramienta para determinar la importancia de la cubierta vegetal en la gestión del
territorio. (Ochoa Cueva, Iñiguez Armijos, Cerdà, & Ruiz Sinoga, 2015).
A través de la conformación de un modelo de almacenamiento de información geográfica, la
estandarización de sistemas de referencia y el procesamiento de imágenes satelitales, se
proporcionó un entorno de interrelación de variables que facilita la caracterización del área
correspondiente a las cuencas de los ríos Bodoquerito y Pescado en cuanto al cambio de la
cobertura vegetal. Como producto de este trabajo de grado, se determinaron las áreas con
cambios significativos en la cobertura vegetal (2007 y 2013) a través de análisis multitemporales
de estudios realizados en el Parque Nacional Natural Alto Fragua Indi Wasi con la metodología
Gentry (1982), representados en mapas temáticos y almacenados en un entorno de base de datos
geográfico, facilitando la incorporación de nuevos resultados y permitiendo la realización de
análisis espaciales multivariados. Adicionalmente, como aporte a los análisis requeridos, se
consolido un mapa de caracterización del cambio en la cobertura vegetal presentada en los años
2007 y 2013 en el PNN AFIW, así como un análisis primario de los posibles factores detonantes,
que principalmente están orientados a factores sociales y de disponibilidad de recursos
económicos de sustento para la población indígena habitante del parque. En el Parque Nacional
Natural Alto Fragua Indi Wasi (PNN AFIW), se presentan graves problemas debido a la
destrucción de la cobertura boscosa a través de procesos como la expansión de la frontera
agropecuaria, el aprovechamiento forestal, la ganadería y la colonización principalmente,
situación que ha traído consecuencias como el deterioro de importantes ecosistemas, que
representan índices de diversidad 3:1, donde por cada 3 muestras 1 especie es nueva. Se
identifican cuatro grandes grupos de agentes importantes para el análisis de los procesos de
transformación de la cobertura boscosa a nivel nacional: Agricultores, Ganaderos, Industria
Maderera y actores armados. Los comportamientos o decisiones de los diferentes grupos, pueden
llegar a determinar tanto procesos de deforestación como procesos de recuperación de bosques.
Sin duda alguna, los sistemas de información geográfica nos permiten entender y predecir, así sea
de manera parcial, el cambio en el uso de la tierra y las coberturas terrestres, que generalmente se
deriva de la necesidad de considerar, y acoplar dinámicas antrópicas y biofísicas de una forma
espacialmente explícita (Martinez & Ruiz Orjuela, ANALISIS DE LA PÉRDIDA EN LA
COBERTURA VEGETAL A PARTIR DE UN ESTUDIO MULTITEMPORAL 2007 - 2013
PARQUE NACIONAL NATURAL ALTO FRAGUA INDI WASI, 2016).
Finalmente para realizar un análisis de la relación que existe entre la perdida de la cobertura
vegetal es necesario basarse en la la demografía ,puesto que es la ciencia que tiene como objetivo
el estudio de las poblaciones humanas y que trata de su dimensión, estructura, evolución,
distribución y características generales, considerados desde un punto de vista cuantitativo. Por lo
tanto, la demografía estudia estadísticamente la estructura y la dinámica de la población y las
leyes que rigen estos fenómenos ,pero para obtener datos más precisos es importante acudir a
herramientas como la georreferenciación, sistemas de información geográfica, sistema de
posicionamiento global,ir a campo y evaluar los parametros que influyen sobre el cambio de uso
del suelo sobre el cual habitan las personas de edicho lugar a estudiar (León Castillo, 2015).
4.4 MARCO LEGAL

En la actualidad el ámbito ambiental hace parte del entorno jurídico, el cual regula su
protección y uso racional, así también el contexto cultural se involucra de manera directa con esta
regulación basándose en el bienestar social y la calidad de vida (Martinez & Ruiz Orjuela, U.
Distrital, 2016)
En años anteriores se creó el decreto ley en el congreso de Colombia llamado código de los
recursos naturales renovables y protección del medio ambiente, que data de 1974, en donde se
considera el ambiente como patrimonio común, en el cual, el estado y los particulares deben
participar en su preservación y manejo ya que son de utilidad pública e interés social. Regulando
el manejo de los recursos naturales renovables, la defensa del ambiente y sus elementos, teniendo
en cuenta como factor de contaminación ambiental los cambios nocivos del lecho de las aguas y
la extinción o disminución de la biodiversidad biológica.
Siguiente a esto, se estableció la ley 99 publicada en 1993, la cual contempla entre otras
acciones la conservación in situ de las especies nativas, planes de manejo y ordenamiento
territorial de áreas protegidas y todo lo que tiene que ver con educación ambiental, al mismo
tiempo decreta que las políticas de población tendrán en cuenta el derecho de los seres humanos a
una vida saludable y productiva en armonía con la naturaleza.
Posterior a esta ley se comunica en 1996 la Política Nacional de Biodiversidad, encargada de
promover la conservación, el conocimiento y el uso sostenible de la biodiversidad, así como la
distribución justa y equitativa de los beneficios derivados de la utilización de los conocimientos,
innovaciones y prácticas asociados a ella por parte de la comunidad científica nacional, la
industria y las comunidades locales.
En este sentido y con la intención de proteger y conservar la fauna silvestre, en 1997 se crea
la política para la gestión ambiental de esta en Colombia; Generando las condiciones necesarias
para el uso y aprovechamiento sostenible de la fauna silvestre como estrategia de conservación de
la biodiversidad y alternativa socioeconómica para el desarrollo del país, garantizando la
permanencia y funcionalidad de las poblaciones naturales y de los ecosistemas de los cuales
hacen parte. Igualmente en 2009 se da inicio a la política nacional para la gestión integral del
recurso hídrico; comprometiendo la sostenibilidad del recurso hídrico, mediante una gestión y un
uso eficiente y eficaz, articulados al ordenamiento y uso del territorio y a la conservación de los
ecosistemas que regulan la oferta hídrica, considerando el agua como factor de desarrollo
económico y de bienestar social, e implementando procesos de participación equitativa e
incluyente.
De igual modo, en el 2006 la ley 1021 estableció el régimen forestal nacional, el cual busca y
crea medios para mitigar la deforestación y el cambio en el uso de los suelos en el marco del Plan
Nacional de Desarrollo Forestal. A tal efecto, la ley establece la organización administrativa
necesaria del Estado y regula las actividades relacionadas con los bosques naturales y las
plantaciones forestales.
Así mismo el documento CONPES 2834 genera la política de bosques comprendiendo los
ecosistemas boscosos y las áreas de aptitud forestal, los factores sociales que interactúan con
éstos, las actividades de conservación, uso, manejo y aprovechamiento de los bosques y los
aspectos institucionales. De igual modo, los planes regionales de acción en biodiversidad
aplicados a la Cuenca del Orinoco, Sur de la Amazonía, Valle del Cauca, Quindío, Nariño, Norte
de Santander, Sucre, en el 2005; promueven la conservación, el conocimiento y el uso sostenible
de la biodiversidad, así como una distribución justa y equitativa de los beneficios derivados de la
utilización de ésta.
Por otra parte, en el año 2009 se dio origen a la ley 1333 en la que se establece el proceso
sancionatorio ambiental por el cual el estado es el titular de la potestad sancionatoria en materia
ambiental y la ejerce, sin perjuicio de las competencias legales de otras autoridades, a través del
ministerio de ambiente, vivienda y desarrollo territorial, las corporaciones autónomas regionales,
las de desarrollo sostenible, las unidades ambientales de los grandes centros urbanos, los
establecimientos públicos ambientales y la Unidad Administrativa Especial del Sistema de
Parques Nacionales Naturales.
En relación a los instrumentos políticos relacionados en Colombia con el ordenamiento
territorial cabe decir que existe una variada normatividad que es aplicable en este caso.
Inicialmente la constitución política de 1991 establece la ley orgánica de ordenamiento territorial,
en la cual se ejercen principios de coordinación, concurrencia y subsidiariedad. Junto a esto, está
la ley 388 de 1997 cuya función es exponer los principios del ordenamiento del territorio, los
cuales se fundamentan en la función social y ecológica de la propiedad; la prevalencia del interés
general sobre el particular y la distribución equitativa de las cargas y los beneficios. Esta ley es
modificada en 2003 por la ley 810 en materia de sanciones urbanísticas y algunas actuaciones de
los curadores urbanos y se dictan otras disposiciones. Posteriormente se crea la ley 902 del 2004
la cual adiciona algunos artículos a la ley 388 antes mencionada, referente a las normas
urbanísticas y a la vigencia y revisión del plan de ordenamiento. Finalmente, se encuentra la ley
1454 de 2011 declarando las normas orgánicas para la organización político administrativa del
territorio colombiano.
4.5 MARCO CONTEXTUAL

Ocaña está situada a 8º 14' 15'' Latitud Norte y 73º 2' 26'' Longitud Oeste y su altura sobre el
nivel del mar es de 1.202 m. La superficie del municipio es 460 km², los cuales representan el
2,2% del departamento. Poblacionalmente Ocaña, se constituye como el segundo municipio del
departamento después de Cúcuta . (Alcaldia Ocaña, 2012).

Límites del municipio

Los límites Municipales están conformados de la siguiente manera: por el Oriente; limita con
los municipios de San Calixto, La Playa y Abrego, por el Norte; limita con los municipios de
González, Teorama, Convención y El Carmen; por el sur, limita con el municipio de Abrego.

Economía del municipio

Ocaña tiene como actividades económicas fundamentales la agricultura, la ganadería,


el comercio, la pequeña industria y el turismo el cual es conformado principalmente por Ocañeros
que se han trasladado a otras regiones del país y visitan la ciudad durante las festividades locales
de Navidad, año nuevo y carnavales.
Por consiguiente Ocaña cuenta con el sector primario de la economía: en cuanto la Producción
agrícola: Predomina en zonas de tierras quebradas a planas, precipitaciones entre 800 y 2.500 mm
anuales, el uso del suelo se encuentra bajo agricultura intensiva en especial cebolla Ocañera en
relevo con fríjol y/o rotación con tomate, que representan el 94.30% del área sembrada; Otro tipo
de utilización lo constituye pequeñas áreas de cultivos permanentes de café, frutales y pastos, y
semipermanentes de caña, piña, plátano y yuca; en cuanto la Producción Pecuaria Ganadería, la
explotación ganadera en el municipio de Ocaña es de tipo extensivo no tecnificada. Actualmente
existe una población de 5.492 de cabezas en la cual se estima que un 70 % corresponde al sistema
de doble propósito, además la Avicultura es una actividad importante en el municipio. De
acuerdo con cifras de la URPA, la población avícola actual es de 100.000 aves de los cuales el
60% corresponde a aves de postura y reproducción y el 40% a pollos de engorde. Esta actividad
se concentra principalmente en el corregimiento de Venadillo, las veredas Guayabal, Aguas
Claras y la Rinconada y finalmente la Piscicultura. En la actualidad se está implementando el
cultivo de las especies de mojarra roja, cachama, carpa y bocachico en forma intensiva a través
de la oficina de la UMATA, sirviendo de puente con la Comunidad para la compra y la
Asistencia Técnica para la producción (Silva, 2013).

Ámbito social del municipio

El Catatumbo es el lugar del país donde más se presenta desplazamiento y donde es más
difícil lograr el retorno. Las ciudades de Cúcuta y Ocaña son los mayores centros receptores de
esa población, aumentando de dicha manera la cifra de personas anualmente (Defensoria del
pueblo, 2006).
Localización del barrio

El barrio La Carbonera del municipio de Ocaña, se encuentra ubicado en el departamento de


Norte de Santander, Colombia.
El área urbana del municipio de Ocaña se divide en seis (6) Comunas según el acuerdo 050 de
1994. Estas comunas se constituyen por barrios, urbanizaciones, conjuntos o asentamientos y
sitios vinculados, que presentan características particulares. Por consiguiente el barrio La
Carbonera hace parte de la comuna 3 sur-oriental Olaya herrera (Alcaldia Ocaña, 2007); esta
zona se encuentra cerca de negocios comerciales, supermercados, talleres de mecánica y tiendas.
Además se tiene que el suelo de expansión Urbana de este sector (SEU- 8): Con área de 1.5
hectáreas, la topografía del terreno presenta pendientes que están 0 y 25 %, además se encuentra
en una zona de amenaza y riesgo del 25% MEDIO, en esta zona se permite la proyección de
viviendas para estrato 2 ZR3 viviendas de interés social para desarrollarse a corto plazo según la
disponibilidad de los servicios. Esta zona se localiza en las siguientes coordenadas geográficas:
Delta 1(1 1.401.336 N, 1.081.262 E), Delta 2(2 1.401.158 N , 1.081.297 E) y Delta
3(1.401.312N, 1.081.410 E), específicamente en las coordenadas de 8°13'32.92"y
73°20'30.67"O (Alcaldia Ocaña, 2005).

Imagen . Ubicación de La Carbonera en Ocaña.


Fuente. Google Earth

Mapa 1.Ubicacion de Colombia y Ocaña. Fuente (Alcaldia Ocaña, 2012)


Colombia en Latinoamérica Norte de Santander en
Colombia

Ocaña en Norte de Santander Ocaña


5. METODOLOGÍA

TIPO DE INVESTIGACIÓN

La metodología del proyecto es de clase aplicada, ya que se define claramente los conceptos
y se llevan a la ejecución para la solución del problema; tiene un enfoque cuantitativo, puesto que
se identifica la diferencia del estado de la perdida de la cobertura vegetal a partir del porcentaje
de área resultante teniendo en cuenta la población ; el alcance es de carácter descriptivo, pues se
detallan las características y parámetros que posee el cambio del suelo determinando el impacto
socio-ambiental producido en el medio.
Además tiene un diseño no experimental, puesto que se hace inferencias a través de
observaciones del fenómeno a estudiar (cobertura vegetal) tal y como se dan en su contexto
natural, para luego analizarlos mediante los sistemas de información geográfica; en cuanto al
contexto físico La Carbonera hace parte de la comuna 3 Sur-Oriental Olaya herrera; esta zona se
encuentra cerca de negocios comerciales, supermercados, talleres de mecánica y tiendas y en
cuanto el contexto climático se maneja la temperatura promedio de Ocaña: De 22 °C, piso
térmico templado, con una temperatura no menor a los 8 °C y no mayores a los 30 °C.
Precipitaciones entre los 1.000 y 2.000 mm anuales, las lluvias durante el primer semestre son
escasas. Los meses de lluvia son, agosto, septiembre, octubre y noviembre, este último es
aprovechado para los cultivos semestrales.

HIPÓTESIS

Se enumeran algunas de las actividades socioeconómicas que han alterado la cobertura vegetal
entre los años 2003 y 2014, para luego obtener la hipótesis principal:
Tala de árboles maderables.
Crecimiento demográfico.
Expansión de ganadería.
Siembra de cultivos.

A partir de las anteriores actividades, se opta como hipótesis:

 La pérdida de cobertura vegetal es ocasionada por el crecimiento demográfico presente en


el municipio de Ocaña, Norte de Santander.
LOCALIZACIÓN GEOGRÁFICA

Delimitación del área de estudio


En el desarrollo de proyecto se determinó realizar el estudio de la perdida de cobertura vegetal
presentado en el municipio de Ocaña, Norte de Santander, específicamente en el sector del barrio
La Carbonera (Imagén 1 ),teniendo en cuenta una población y una muestra especifica.

Imagen 1.Área estudiado (Barrio La Carbonera)


Fuente. Sas Planet

 Población
La población a tener en cuenta son aquellas áreas que indican un porcentaje de pérdida de
cobertura vegetal en el municipio de Ocaña, Norte de Santander.

 Muestra
Para conocer la perdida de cobertura vegetal se seleccionó el barrio La Carbonera, ubicado en el
municipio de Ocaña, Norte de Santander.
Tomando como referencia cuatro puntos con los cuales se hizo el análisis multitemporal para
establecer la cantidad de pérdida de cobertura por el crecimiento demográfico al transcurrir el
tiempo (Imagenes 2-3 ).
Imagen 2. Cobertura Vegetal del barrio La Carbonera en el año 2003.
Fuente: Google Earth

Imagen 3. Cobertura Vegetal del barrio La Carbonera en el año 2014.


Fuente: Sas Planet
 Descripción del área de estudio
El estudio del análisis multitemporal en la cobertura vegetal ocasionada por la expansión
demográfica en el barrio La Carbonera que hace parte de la comuna 3 Sur-Oriental Olaya herrera;
esta zona se encuentra cerca de negocios comerciales, supermercados, talleres de mecánica y
tiendas, con coordenadas de 8°13'32.92"y 73°20'30.67"O a una altura de 1202 msnm, puesto
que se observó que al pasar el tiempo las acciones antrópicas han sido el mayor causante de la
degradación y cambio en la capa vegetal del suelo.

METODOLOGÍA PROPIAMENTE DICHA


Esta metodología se desarrolló en tres etapas, que se explican a continuación:

Etapa 1
• Recolección de Información:
En esta etapa se realizó la búsqueda y recepción de la información a través de fotografías
satelitales utilizando software como ArcGIS, Google Earth, Google Maps, y SAS Planet,
en el periodo definido como marco para la identificación de cambio en la cobertura
vegetal.

Etapa 2
• Clasificación de la Información: Teniendo en cuenta las imágenes obtenidas por
el software Sas Planet y Google Earth se prosiguió a detectar los cambios presentados en
la cobertura vegetal y usos de suelos en el área de estudio durante el periodo seleccionado.

• Depuración de los Datos Obtenidos: En este paso se tuvo en cuenta la


información obtenida, y se seleccionó la que fue más útil para el desarrollo de este estudio
multitemporal utilizando medios digitales que representaban las características que habían
sido modificadas (Morales, 2016).

• Creación de Base de Datos: El conjunto de información obtenido por medio del


análisis de cada una de las imágenes fue almacenada de forma sistemática para facilitar su
posterior utilización (Olaya, 2017), por esto la integración de datos a utilizar para este
estudio multitemporal de la perdida de cobertura son tanto descriptivos y espaciales, ya
que en primer lugar se procedió a la georeferenciación de cada una de las imágenes,
reconociendo que se encuentran con coordenadas del sistema de Colombia Bogotá, WGS
84,luego se creó la respectiva geodatabase en ArcCatalog, dentro de esta se establecieron
cada una de las Feactures Class que son necesarias para avanzar con el proceso de
digitalización, teniendo en cuenta la respectiva simbología (Punto, Línea y polígono) ,por
consiguiente, luego de tener la imagen descargada y georreferenciada se subió al
programa de ArcMap, se realizó la conexión con la geodatabase y se hizo la digitalización
para cada año de estudio, para finalmente dar una salida grafica que identificara la zona de
trabajo.
Etapa 3
• Vinculación de Datos a Objetos Gráficos: Esta vinculación permitió analizar de forma
precisa los desgastes que ha tenido la cobertura vegetal, actualizando la información y
generando respuestas al uso que se le ha proporcionado al suelo.

• Creación de Consultas de Gestión y Planificación: Mediante un análisis comparativo


de la zona entre los años 2003 – 2014 observada a través del software; permitió establecer
la perdida de cobertura vegetal provocada por el crecimiento demográfico, integrando
diversos aspectos para hacer un análisis y obtener resultados desde una referencia
espacial.

• Interpretación de Resultados: Se encarga de manifestar una diferencia notable con


respecto al esquema de la cobertura del año 2003 y 2014, pues se constituyeron variables
que afectan directamente las condiciones normales del ambiente siendo para el año 2003
un área de aproximadamente 150744,420043 m2 y para el año 2014 un área de
120450,873997 m2, ya que se necesitan deforestar zonas para establecerlas como
urbanizaciones debido al crecimiento exponencial que ha presentado la ciudad de Ocaña,
por tanto a continuación se reflejan el paso a paso:

Se tuvo en cuenta tres factores:


 El área de cobertura vegetal
 El área de suelo despejado
 La cantidad de edificaciones

a) Inicialmente se añadió un campo a la tabla de atributos de la capa cobertura vegetal


b) Para averiguar el área total de la capa de cobertura vegetal se tuvo en cuenta la
densidad de la misma, diferenciándola en tres tipos: alta, media o baja, se procedió a
hacer una selección por atributos, identificado la clasificación respectiva y luego se
hizo la sumatoria de estas áreas seleccionadas con la función statistics.
Imagen 4. Proceso para la obtención del área .
Fuente. Propia

c) A continuación se halló la disminución de área total entre los años 2003 y 2014,
haciendo una diferencia entre las áreas totales de estos años, obteniendo como
resultado 30293,54605 m2.
Año/Área Área Área Área Área total Disminución
Cobertura Cobertura Cobertura de área
Vegetal Baja Vegetal Vegetal Alta (2003-2014)
Media
Año 2003 48070,904637 41840,736969 60832,778437 150744,420043 30293,54605
m2 m2 m2 m2 m2
Año 2014 17119,961398 75340,443681 27947,137549 120450,873997
m2 m2 m2 m2

Tabla 1. Disminución de área de la cobertura vegetal.


Fuente. Propia
Cobertura Vegetal 2003

32%
40%

28%

Alta Media Baja

Figura 1. Porcentaje de la cobertura vegetal existente en 2003 en el Barrio La Carbonera.


Fuente. Propia

Cobertura Vegetal 2014

14%
23%

63%

Alta Media Baja

Figura 2. Porcentaje de la cobertura vegetal existente en 2014 en el Barrio La Carbonera.


Fuente. Propia
d) Teniendo en cuenta la capa de suelo despejado se observó que este aumento
17975,2995 m2.

Año/Suelo Despejado Área Aumento


Año 2003 8210,090089 m2 17975,2995 m2
Año 2014 26185,389593 m2

Tabla 2. Aumento de suelo despejado


Fuente. Propia

Suelo despejado(m)

24%

76%

Año 2003 Año 2014

Figura 3. Porcentaje del suelo despejado en el Barrio La Carbonera.


Fuente. Propia

Finalmente, se obtuvo el valor del área de la perdida final de la capa vegetal, sumando (la
disminución de cobertura vegetal) y (el aumento de suelo despejado):

Disminución de cobertura vegetal (30293,54605 m2) + aumento de suelo despejado (17975,2995


m2) = 48268,8456 m2. Sabiendo que en el año inicial de estudio, 2003, se contaba con un área
mayor de cobertura (150744,420043 m2) y un área menor de suelo despejado (8210,090089 m2).
e) En cuanto al número de edificaciones se detalló que hubo un crecimiento en la
construcción de edificaciones de 49, comprobando la hipótesis de que la pérdida de
cobertura se ve afectado directamente por la expansión demográfica.

Año Número de Edificaciones


Año 2003 22
Año 2014 71

Tabla 3. Número de edificaciones en el Barrio La Carbonera.


Fuente. Propia

Edificaciones
80

70

60

50

40

30

20

10

0
Año 2003 Año 2014

Edificaciones

Figura 4. Cantidad de edificaciones del Barrio La Carbonera.


Fuente. Propia
• Generación de informes: Permite dar a conocer al público las modificaciones que ha sufrido
la cobertura vegetal el barrio la carbonera, mediante un análisis multitemporal por motivo del
crecimiento demográfico.

Imagen 5. Salida grafica de la zona de estudio en el año 2003.


Fuente. Propia
Imagen 6. Salida grafica de la zona de estudio en el año 2014.
Fuente. Propia
IMPACTOS ESPERADOS DEL PROYECTO

En la siguiente tabla se tiene en cuenta el plazo requerido para cada impacto deseado, teniendo en
cuenta que para el Corto Plazo (1 - 3 años), Mediano Plazo (4 - 7 años) y Largo Plazo (8 o más
años)

Impacto Esperado Plazo requerido después de la


finalización del proyecto

Controlar el número de la población en relación a la perdida de la Mediano plazo


cobertura del suelo.

Mayor responsabilidad por parte de las autoridades ambientales Largo plazo


competentes para que se evalué correctamente cuando se otorgue
licencias para la ejecución de proyectos y edificaciones.
Llevar una agenda de control de la información sobre el porcentaje Mediano plazo
del área de mayor pérdida de cobertura vegetal.

Generación de salidas graficas en donde se realice comparaciones de Largo plazo


la cobertura vegetal que permitan tomar decisiones e implementar
planes de manejo.
Sensibilización de las comunidades del barrio La Carbonera sobre la Corto plazo
pérdida de cobertura vegetal a causa de la expansión urbana.

Tabla 4. Impactos esperados


Fuente. Propia
6. CRONOGRAMA DE ACTIVIDADES

MESES

ACTIVIDADES DEL PROYECTO MES 1 MES 2 MES 3 MES 4


SEMANAS
1 2 3 4 1 2 3 4 1 2 3 4 1 2 3 4
ETAPA 1
Recolección de Información
Revisión de las condiciones ambientales
de la cobertura vegetal X X X X X X X X
Fijación de los puntos a tener en cuenta
para la georreferenciación. X X
ETAPA 2
Clasificación de información
Información generada por medio del
Software Google Earth y Sas Planet X X X
Depuración de los datos obtenidos
Información obtenida mediante el análisis
de diversas fotografías X X X X X X X X
Creación de Bases de Datos
Generación de Geodatabase y
Georeferenciación . X
ETAPA 3
Vinculación de los datos a objetos
gráficos
Análisis de imágenes sobre la pérdida de la
cobertura vegetal, hallando el porcentaje
del área afectada y el número de
edificaciones construidas. X X
Creación de consultas de gestión y
planificación
Implementación de herramientas digitales
para la generación de salidas gráficas X X
Interpretación de resultados
Comparaciones de la cobertura vegetal en
el año 2003 y 2014 X X
Generación de informes
Salida grafica de los años de estudio(2003 y
2014) X
Tabla 5. Cronograma de actividades

Fuente. Propia
7. RECURSOS

Para llevar a cabo este proyecto se contó con recursos materiales y tecnológicos propios, así
mismo para los distintos gastos durante el estudio por parte financiera se hizo con recursos
propios. En cuanto a los recursos humanos se contó con la colaboración de la ingeniera en
sistemas, docente actual de la Universidad Francisco de Paula Santander seccional Ocaña Sandra
Duran (especializada en SIG).

8. PRESUPUESTO

MATERIAL CANTIDAD COSTO

2 $ 200.000
Computador
------------- $30.000
Transporte
------------ $ 60.000
Internet
2 $40.000
Memoria Usb
------------ $700.000
Trabajo profesional

$ 1.030.000

Tabla 6. Presupuesto del proyecto


Fuente. Propia
CONCLUSIONES

A partir del estudio realizado en el barrio La Carbonera se determinó que la cobertura vegetal
es afectada por el crecimiento demográfico de manera directa, influyendo en la perdida
apresurada de esta capa, trayendo consigo cambios en el entorno. En cuanto al número de
edificaciones se detalló que hubo un crecimiento, pues se registraron 49 edificaciones nuevas
para el año 2014, comprobando de esta forma la hipótesis planteada inicialmente.
Además se observó un aumento relevante del 52% en cuanto el suelo despejado, ya que en el
2003 se contaba con 8210,090089 m2 y en 2014 26185,389593 m2, así mismo la cobertura de alta
densidad se redujo en un 17%, la cobertura media aumento en un 35% y la cobertura baja se
redujo en un 18% obteniendo como resultado 30293,54605 m2 de pérdida total de cobertura
vegetal en el año 2014.
Finalmente, sumando la pérdida de cobertura vegetal y el aumento de suelo despejado, se
obtuvo el valor del área en la que ha disminuido o desaparecido la vegetación: 48268,8456 m2.
Sabiendo que en el año inicial de estudio, 2003, se contaba con un área mayor de cobertura
(150744,420043 m2) y un área menor de suelo despejado (8210,090089 m2).
Concluyendo así que al crecer la población de manera acelerada, esta requiere para su
sobrevivencia terreno en el cual construir su edificación, cambiando el tipo de uso del suelo
alterando su capa vegetal e incrementando su perdida en cifras altamente notorias.
REFERENCIAS

Alcaldia Miranda. (2000). Cobertura y uso actual de la tierra. Miranda ,Cauca.


Alcaldia Ocaña. (2005). Suelo Urbano. Proyecto tomo 2, Ocaña,Norte de Santander.
Alcaldia Ocaña. (2007). Nuestro municipio. Territorio. Ocaña,Norte de Santander.
Alcaldia Ocaña. (2012). Municipio de Ocaña.
Alonzo Alonzo, L. A., & González Vera, M. A. (2010). PERDIDA DE COBERTURA
VEGETAL COMO EFECTO DE LA URBANIZACIÓN EN CHETUMAL,QUINTANA
RO. Quivera.
Asociación del Magisterio de Santa Fe,Delegación Rosario. (2014). GEOGRAFÍA Y
GEORREFERENCIACIÓN. FCEIA, 8.
Bautista Andalon, M., & Alcaraz Rodriguez, G. (2011). Cambio de uso del suelo y deforestación
en el Estado de Jalisco.
Bocco, G., Mendoza, M., & Masera, O. (2001). La dinámica del cambio del uso del suelo en
Michoacán. Una propuesta metodológica para el estudio de los procesos de deforestación.
Bolaños Gonzales, J. I. (2002). Usos del suelo y capacidad de carga territorial:El caso de la
Caldera del Rey(Tenerife,Islas Canarias). 23.
Botero, E. U. (2015). Comisión Económica para América Latina y el Caribe . Obtenido de
http://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/39855/S1501295_en.pdf;jsessionid=1
E21A5A6C5866398351A379805EB9F7F?sequence=1
CGIAR. (2007). CGIAR. Obtenido de
ftp://ftp.ciat.cgiar.org/DAPA/planificacion/GEOMATICA/Teledeteccion/Teledeteccion_
Modulo.pdf
Concejo municipal. (2002). Suelo Urbano.
Corpoaire. (2002). Cobertura vegetal y uso actual del suelo.
Corpoaire Boavita. (2010). USO ACTUAL DEL SUELO RURAL. 154.
Corpocesar. (2004). Informe final formulación del plan de odenamiento y manejo ambiental de la
sub-cuenca hidrografica del rio Manaure,Municipio Manaure. Manaure,Cesar.
Dávila Martinez, F. J., & Camacho Arranz, E. (2012). Georreferenciación de documentos
cartográficos para la gestión de Archivos y Cartotecas. Viber Carto, 1-2.
Defensoria del pueblo. (2006). SITUACIÓN SOCIAL Y AMBIENTAL DE LA REGIÓN DEL
CATATUMBO – NORTE DE SANTANDER . 49.
FAO. (2001). Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.
Obtenido de
http://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:OhiOyH44PK8J:www.fao.org/d
ocrep/003/y0900s/y0900s11.htm+&cd=1&hl=es&ct=clnk&gl=co
Garcia Ruiz, L. A., & Otalvaro Arango, D. M. (2009). UDEA. Obtenido de
bibliotecadigital.udea.edu.co/bitstream/.../DisenoMmodeloDatosGeografico%20.pdf
Ghio M, G. (2008). “Sistema de Posicionamiento Global (GPS): Conceptos,Funcionamiento,
Evolución y Aplicaciones”. PDA en cartografía censal, 2.
Giménez Rodríguez, T., & Ros Bernabeu, M. E. (2010). Sistema de Posicionamiento Global .
Gravitación y Astrofísica, 2-8.
Instituto geográfico Agustin Codazzi. (2007). SISTEMA DE POSICIONAMIENTO GLOBAL -
GPS. MEJORA DE LOS SISTEMAS DE CARTOGRAFÍA DEL TERRITORIO
COLOMBIANO, 10.
Instituto nacional de Estadistica y geografia. (2014). Sistema de información geografica.
Instituto Nacional de Estadísticas. (2015). Tasa de crecimiento demografico.
Jimenez Chisca, R. D., & Montes Quintero, O. H. (MARZO de 2015). UMANIZALES. Obtenido
de
http://ridum.umanizales.edu.co:8080/xmlui/bitstream/handle/6789/2360/Montes_Oscar_2
015.pdf?sequence=1
KALIMO, E. (2000). El crecimiento de la población mundial .
L.M. Tapia, M. T. (2002). RESPUESTA DE LA COBERTURA RESIDUAL DEL SUELO A
LA EROSION HIDRICA Y LA SOSTENIBILIDAD DEL SUELO, EN LADERAS
AGRICOLAS.
León Castillo, L. A. (2015). Análisis ecónomico de la población demográfica .
Llopis, J. P. (julio de 2007). pik-potsdam. Obtenido de https://www.pik-potsdam.de/news/public-
events/archiv/alter-net/alumni/tesis-juanpena.pdf
Marchamalo Sacristan, M., Roldán Soriano, M., & Martínez Santamaria, C. (2008). ESTUDIO
DEL FACTOR VEGETACIÓN “C” DE LA ECUACIÓN UNIVERSAL DE PÉRDIDAS
DE SUELO REVISADA “RUSLE” EN LA CUENCA DEL RÍO BIRRÍS (COSTA
RICA).
Martinez, L., & Ruiz Orjuela, L. M. (2016). ANALISIS DE LA PÉRDIDA EN LA
COBERTURA VEGETAL A PARTIR DE UN ESTUDIO MULTITEMPORAL 2007 -
2013 PARQUE NACIONAL NATURAL ALTO FRAGUA INDI WASI.
Martinez, L., & Ruiz Orjuela, L. M. (2016). U. Distrital. Obtenido de
http://repository.udistrital.edu.co/bitstream/11349/3275/1/MartinezLiseth_RuizOrjuelaLis
saMaria2016.pdf
Mena , C., Ormazábal, Y., Morales, Y., Santelices, R., & Gajardo, J. (2011). Scielo. Obtenido de
http://www.scielo.br/pdf/cflo/v21n3/1980-5098-cflo-21-03-00521.pdf
Meyerson, F. (junio de 2004). population reference bureau.
Minambiente;DNP. (2001). Minambiente. Obtenido de
http://www.minambiente.gov.co/images/BosquesBiodiversidadyServiciosEcosistemicos/p
df/Normativa/Politicas/555_politica_de_bosques.pdf
Murgueitio, E. (2003). Impacto ambiental de la ganadería de leche en Colombia y alternativas de
solución.
Ochoa Cueva, P., Iñiguez Armijos, C., Cerdà, A., & Ruiz Sinoga, J. D. (2015). El papel de la
cobertura vegetal en la generación de sedimentos y calidad de agua de los Andes
Ecuatorianos.
Orjuela, L. M. (2016). Análisis de la perdida en la cobertura vegetal a partir de un estudio
multitemporal 2007-2013 Parque Nacional Natural Alto Fragua Indi Wasi. Alcaldia de
Miranda.
Ortega, L. P. (2012). El suelo. I.E.S sg, 1.
PAOT DF. (2003). Uso del suelo.
REDD. (2015). Uso la tierra suelo y cambio en el uso de la tierra.
Rodriguez, J. R. (2005). Dinámica de cambios en la cobertura vegetal (1975-2005).
Rosete Verges, F. A., Pérez Damian, J. L., & Bocco, G. (2009). Contribución al análisis del
cambio de uso del suelo y la vegetación en la Peninsula de Baja California, México. .
Ruiz Solera, F. A., & GZ-Janica Marzola, H. L. (2012). Efectos ambientales y socio-económicos
del sistema de producción ganadero con enfoque ambientalmente sostenible y el sistema
tradicional, implementados en las fincas escocia y Alejandría, respectivamente en el
municipio de montería,departamento de Córdoba.
SAGARPA. (2012). Reglas de Operación y Programa Sectorial.
Sarría, F. A. (2013). Sistemas de informacion geografica.
Silva, J. (2013). Descripción Ocaña.
Tapia, L., Tiscarreño, M., Salinas, J., Velasquez, M., Vega, A., & Guillen , H. (2002).
RESPUESTA DE LA COBERTURA RESIDUAL DEL SUELO A LA EROSION
HIDRICA Y LA SOSTENIBILIDAD DEL SUELO, EN LADERAS AGRICOLAS.
UCO. (2014). CLASIFICACIÓN DE LOS USOS INDUSTRIALES;IMPACTOS
URBANÍSITICOS Y AMBIENTALES. 10.
UNEP. (2000). los recursos de la tierra y la población: dependencia e interacción. Obtenido de
http://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:o7_YYL3XnjIJ:www.fao.org/do
crep/004/X3810S/x3810s04.htm+&cd=1&hl=es&ct=clnk&gl=co
Zapata, S. E. (2010). Analisis de percepción remota en los municipios Rionegro y Sonsón oriente
Antioqueño. Territorio y desarrollo.