Está en la página 1de 14

Práctica

EDUCACIÓN
PRIMARIA
SUPUESTO
PRÁCTICO
s t r a de o
Mue o práctic
e j e rcici ración
un
l a p repa
de
EDUCACIÓN PRIMARIA 3
Supuestos prácticos

Huerto escolar

1 Nos encontramos en un CEIP de línea 2 de nueva creación, que cuenta con


buenas instalaciones entre las que destacan un gimnasio, una sala de psico-
motricidad, un amplio patio para Primaria con pistas deportivas, un patio con
arenero para infantil y una zona cubierta, y un huerto cercano a ambos patios.
Como tutor de primero de Educación Primaria y coordinador del taller del
huerto plantee actividades para aprovechar el recurso del huerto con el que
cuenta el colegio.

INTRODUCCIÓN
El sistema educativo debe fomentar el respeto hacia los seres vivos y el medio ambiente. Uno
de los objetivos de etapa que establece el currículo de Primaria en la Ley Orgánica 2/2006, de
3 de mayo, de Educación (modificado por la LOMCE), es «Conocer los aspectos fundamentales
de las Ciencias de la Naturaleza, las Ciencias Sociales, la Geografía, la Historia y la Cultura». Como
maestros tenemos la responsabilidad de que nuestros alumnos conozcan el medio físico y na-
tural, y desarrollen un comportamiento participativo, de cuidado y responsable ante el mismo
favoreciendo un contacto directo con la naturaleza.
A continuación se fundamentará este supuesto práctico de acuerdo con la normativa vigente.

MARCO LEGISLATIVO

„„ Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa (LOMCE).


„„ Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación (LOE).
„„ Orden ECD/65/2015, de 21 de enero, por la que se describen las relaciones entre las compe-
tencias, los contenidos y los criterios de evaluación de la Educación Primaria, la Educación
Secundaria Obligatoria y el Bachillerato.
„„ Real Decreto 126/2014, de 28 de febrero, por el que se establece el currículo básico de Edu-
cación Primaria.
„„ Ley 17/2007, de 10 de diciembre de educación de Andalucía (LAN).
„„ Decreto 97/2015, de 3 de marzo, por el que se establece la ordenación y el currículo de la

ativa ad
Educación Primaria en la Comunidad Autónoma de Andalucía.

N o rm
„„
o m nid
Orden de 17 de marzo de 2015, por la que se desarrolla el currículo correspondiente a la
u
c
Educación Primaria de Andalucía.
„„
de tu
Orden de 4 de noviembre de 2015, por la que se establece la ordenación de la evaluación del
proceso de aprendizaje del alumnado de Educación Primaria en la Comunidad Autónoma de
Andalucía.

No olvides que en el desarrollo de este supuesto debes citar la normativa de tu comunidad,


consúltala en el Campus Online.
4 PRÁCTICA
Andalucía

CARACTERÍSTICAS DE LOS ALUMNOS

Para poder dar respuesta al supuesto práctico planteado, es necesario tener en cuenta las ca-
racterísticas del desarrollo psicoevolutivo de los niños en el primer curso de Educación Primaria.
Los niños de esta edad van adquiriendo una autonomía creciente, primero de movimiento,
suficiente como para desplazarse en el espacio físico y para desarrollar una manipulación más
fina. El uso del lenguaje, por otro lado, constituye un factor decisivo en su desarrollo, para la
comunicación social, para la expresión de los pensamientos, sentimientos y deseos, como para
la regulación de la conducta y para la representación del mundo. No solo el lenguaje verbal,
sino también la iniciación en otros códigos de representación, sean de las matemáticas, de la
producción artística o de la expresión corporal, contribuyen a desarrollar nuevas posibilidades
de expresión y comunicación de los alumnos.
Las nuevas capacidades de lenguaje y de pensamiento (Vigotsky) facilitan, por un lado la comu-
nicación e interacción social y, por otro, derivan de ella, puesto que no solo el lenguaje, sino la
representación misma de la realidad son el resultado de una construcción social.
A través de las relaciones sociales los alumnos asimilan valores y creencias y desarrollan determi-
nadas actitudes. Esto les permite progresar en la construcción de un juicio y una posición moral
autónoma, elaborando criterios propios que regirán su comportamiento.
El desarrollo cognitivo y de capacidades, la experiencia de la interacción social y la adopción de
un sistema de valores convergen en la elaboración del autoconcepto y de la autoestima con lo
que ambas significan de conocimiento y valoración de sí mismo.

CONTEXTO

Se trata de un CEIP de línea 2. El centro cumple con la normativa por la que se establecen los
requisitos mínimos de los centros que imparten enseñanzas de régimen general. Cuenta con
buenas instalaciones entre las que destacan un gimnasio, una sala de psicomotricidad, un am-
plio patio para Primaria con pistas polideportivas, un patio para Educación infantil con arenero
y zona cubierta, y un huerto cercano a ambos patios.
La localidad en la que se encuentra el centro dispone además de instalaciones culturales y
deportivas.
Las familias tienen un nivel sociocultural medio-alto, están preocupadas por la educación de sus
hijos y participan en la actividad del centro en la medida de sus posibilidades.
El grupo de referencia está formado por 25 alumnos, 13 niños y 12 niñas, entre los cuales hay
dos alumnos inmigrantes que proceden de Sudamérica y del Sudeste asiático.

PROPUESTA DE INTERVENCIÓN EDUCATIVA


Una vez analizado el contexto, pasamos a abordar la perspectiva didáctica, en la que además
de analizar los objetivos, contenidos, criterios y estándares de evaluación y actividades también
abordaremos la metodología con que se llevarán a cabo las actividades relacionadas con el
huerto.
Este supuesto práctico se enmarca en el Proyecto educativo.
EDUCACIÓN PRIMARIA 5
Supuestos prácticos

De forma general se pretende que el huerto escolar sea un recurso educativo más del colegio,
útil en todas las etapas educativas. Se persigue fomentar el respeto medioambiental, y que a
través del huerto todo el alumnado se interese, conozca y experimente una serie de actividades
de forma que aprenda a amar y respetar la naturaleza, valorando su importancia e interdepen-
dencia con nuestras vidas. Se desarrollará a lo largo de todo el año escolar y en su desarrollo
se ha de coordinar todo el centro ya que cada aula o nivel dispone de una pequeña zona del
huerto para su cuidado. Así, en otoño, se sembrarán acelgas, zanahorias y guisantes; en febrero,
patatas y en primavera, lechugas. También se sembrarán hortalizas de otros países como batata
y jengibre. Los alumnos de Educación Infantil se encargará de la siembra y riego, mientras que
los alumnos de Educación Primaria asumirán tareas como: podas, control de plagas, abono,
preparar tierra, realizar carteles, pintar la valla…

XX Objetivos

Para la elaboración de este supuesto práctico nos basaremos en los siguientes objetivos de
etapa recogidos en la normativa curricular en el artículo 17 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3
de mayo, de Educación (modificado por la LOMCE), que establece que la Educación Primaria
contribuirá a desarrollar en los alumnos las capacidades que les permitan:
„„ La utilización responsable del tiempo libre y del ocio, así como el respeto al medio ambiente.
„„ El espíritu emprendedor a partir del desarrollo de la creatividad, la autonomía, la iniciativa, el
trabajo en equipo, la autoconfianza y el sentido crítico.
„„ Conocer y valorar los animales y plantas y adoptar modos de comportamiento que favorez-
can su cuidado.
„„ Conocer los aspectos fundamentales de las Ciencias de la naturaleza, las Ciencias sociales, la
Geografía, la Historia y la cultura.
„„ Desarrollar hábitos de trabajo individual y de equipo, de esfuerzo y responsabilidad en el
estudio, así como actitudes de confianza en sí mismo, sentido crítico, iniciativa personal, cu-
riosidad, interés y creatividad en el aprendizaje, y espíritu emprendedor.

Como objetivos concretos del proyecto:


„„ Aprender a cuidar los recursos naturales desde el trabajo en el huerto.
„„ Manejar y utilizar herramientas básicas y utensilios para el trabajo del huerto.
„„ Conocer y apreciar el valor de los productos ecológicos.
„„ Conocer los trabajos principales y vocabulario apropiado y relacionado con el huerto.
„„ Conocer los diferentes productos del huerto y reconocer en qué estación se siembra y recoge.
„„ Fomentar el respeto por la tierra como fuente de vida y desarrollar el interés por no degra-
darla.
„„ Fomentar actitudes cooperativas a través del trabajo en grupo para planificar las actividades,
organizar las labores del huerto, etc.
6 PRÁCTICA
Andalucía

XX Competencias

La Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE),


señala que a lo largo de la Educación Primaria se potenciará el desarrollo de las competencias
en comunicación lingüística y competencia matemática y competencias básicas en ciencia y
tecnología.
Las competencias establecidas por Ley, para la Educación Primaria, son:
„„ Comunicación lingüística (CCL).
„„ Competencia matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología (CMCT).
„„ Competencia digital (CD).
„„ Aprender a aprender (CAA).
„„ Competencias sociales y cívicas (CSC).
„„ Sentido de iniciativa y espíritu emprendedor (SIEE).
„„ Conciencia y expresiones culturales (CEC).

El área de Ciencias de la naturaleza contribuye especialmente al desarrollo de las competencias


básicas en ciencia y tecnología. La competencia en materia científica alude a la capacidad y la
voluntad de utilizar el conjunto de los conocimientos y la metodología empleados para expli-
car la naturaleza, con el fin de plantear preguntas y extraer conclusiones basadas en pruebas.
Por competencia en materia de tecnología se entiende la aplicación de dichos conocimientos
y metodología en respuesta a lo que se percibe como deseos o necesidades humanos. Las
competencias científica y tecnológica entrañan la comprensión de los cambios causados por la
actividad humana y la responsabilidad de cada individuo como ciudadano.
Las competencias en ciencia y tecnología también incluyen destrezas que permiten utilizar y
manipular herramientas y máquinas tecnológicas, así como utilizar datos y procesos científicos.
Asimismo, contienen actitudes y valores asumiendo criterios éticos y el sentido de la responsa-
bilidad en relación con la conservación y protección del medio ambiente.
También, el área de Ciencias de la naturaleza de Educación Primaria contribuye al desarrollo de
las otras competencias. Los contenidos asociados al cuidado del huerto constituyen una opor-
tunidad para el desarrollo de la competencia de aprender a aprender; la alfabetización científica
constituye una dimensión fundamental de conciencia y expresiones culturales, que posibilita la
toma decisiones sobre muchos aspectos desde un punto de vista científico y racional; el sentido
de la iniciativa y espíritu emprendedor se manifiesta en la planificación y realización de experi-
mentos científicos; la contribución del área al desarrollo de las competencias sociales y cívicas
tiene relación con la libertad de pensamiento y con la sensibilidad frente al progreso científico
y tecnológico.
EDUCACIÓN PRIMARIA 7
Supuestos prácticos

XX Elementos curriculares

Estos objetivos y competencias se trabajarán en consonancia con los elementos curriculares


que figuran en siguiente tabla:

Criterios Estándares de aprendizaje


Contenidos Competencias
de evaluación evaluables
1. Lectura de textos CCL, CD, CAA −− Obtener información −− Busca, de forma dirigida,
propios de la actividad. a partir de la consulta información concreta y
2. Utilización de de diferentes fuentes relevante sobre hechos o
las tecnologías de directas e indirectas. fenómenos previamente
la información y la delimitados.
comunicación para −− Consulta documentos escritos e
buscar información. imágenes.
3. Utilización de CD, CSC, CIEE −− Trabajar de −− Se inicia uso adecuado de las
diversos instrumentos forma individual tecnologías de la información y
y materiales de trabajo, y cooperativa, la comunicación.
respetando las normas apreciando el −− Presenta los trabajos de manera
de uso, seguridad y cuidado por la ordenada, clara y limpia, en
mantenimiento de los seguridad propia y soporte papel.
mismos. de sus compañeros,
−− Se inicia en el desarrollo de
4. Trabajo individual cuidando los
estrategias para realizar trabajos
y en grupo. instrumentos y
de forma individual y en equipo,
herramientas y
5. Desarrollo de hábitos mostrando habilidades para la
haciendo uso
de trabajo, esfuerzo y resolución pacífica de conflictos.
adecuado de los
responsabilidad. −− Conoce y respeta las normas
materiales.
de uso y seguridad de los
instrumentos y materiales de
trabajo.
6. Conoce los beneficios CMCT, CAA, CSC −− Relacionar −− Reconoce estilos de vida
del ejercicio físico y de determinadas saludables: alimentación
una alimentación sana. prácticas de vida variada.
con el adecuado −− Identifica alimentos necesarios
funcionamiento del para una alimentación
cuerpo, sabiendo las saludable.
repercusiones para
la salud de su modo
de vida y adoptando
estilos de vida
saludables.
7. Los seres vivos: CL, CMCT, CAA −− Reconocer y −− Observa e identifica, utilizando
las plantas. clasificar con criterios distintas fuentes, algunas
8. Identifica y observa elementales diferentes características de las plantas de
las características que tipos de plantas. su entorno.
diferencian los tipos de −− Observa y nombra distintos
plantas (árbol, arbusto, tipos de plantas.
hierba). −− Identifica y describe las distintas
9. Observa plantas utilidades de las plantas en la
silvestres y cultivadas vida cotidiana.
10. Hábitos de respeto y −− Identifica algunas plantas
cuidado hacia las plantas silvestres y cultivadas.
−− Respeta a las plantas como seres
vivos que son.
8 PRÁCTICA
Andalucía

Criterios Estándares de aprendizaje


Contenidos Competencias
de evaluación evaluables
11. Identificación de CL, CMCT, CAA −− Conocer algunas −− Identifica diferentes tipos de
máquinas. máquinas y aparatos máquinas y la acción que
realizan.

Además de trabajar estos contenidos, se introducirán durante todo el curso contenidos trans-
versales relacionados con el huerto escolar. Se trabajarán y fomentarán:
„„ La educación para la salud: el desarrollo de hábitos saludables.
„„ La educación en la responsabilidad individual y colectiva.
„„ La educación ambiental: fomentar el respeto hacia los seres vivos y el medio ambiente.
„„ La inteligencia emocional: saber trabajar en grupo. Tomar conciencia de la necesidad de tra-
bajar en grupo y todos los factores positivos que esto puede desencadenar. Ayudar y dejarse
ayudar por los demás.

XX Metodología

La metodología que se seguirá en esta actividad de cuidado del huerto responde a un enfoque
constructivista del aprendizaje ya que el alumno es el principal protagonista de su aprendizaje
y el profesor actúa como un facilitador, acercador y transmisor del conocimiento.
La investigación en el medio es el método más común en el estudio y funcionamiento de los
huertos escolares, puesto que la incertidumbre de las labores propias del huerto se adapta bien
al método de pregunta, exploración y búsqueda de soluciones, proporcionando ocasiones y
medios para la toma de decisiones y que actúen según esas decisiones. Pero hay que favore-
cerlos creando un ambiente de trabajo en el que se fomente el interés por plantear cuestiones
y la confianza para aplicar sus ideas a situaciones novedosas. Después de esta fase exploratoria
tiene que suceder una fase reflexiva para analizar, relacionar los hechos, ordenarlos, sintetizarlos,
etc.
Por otro lado, en el huerto se facilita la organización del trabajo por grupos pequeños, rompien-
do la estructura tradicional de la exposición y los ejercicios individuales, con lo cual los grupos
emprenden la resolución conjunta de las tareas, con explicaciones y argumentos aportados por
todos sus miembros, compartiendo también la responsabilidad del aprendizaje y del resultado
de la labor (cosecha, investigación, etc.).
Los métodos de trabajo se basarán en las experiencias, las actividades y el juego y se fomentará
la adquisición de hábitos de trabajo en un ambiente de afecto y confianza, para potenciar así la
autoestima e integración social de los alumnos.
Otras estrategias metodológicas serían: confeccionar horarios para todo el centro, con el fin de
saber cuándo pueden dirigirse al huerto; se elaborarán normas, por los propios alumnos sobre
el cuidado y mantenimiento del huerto, que deberán ser respetadas por todos y se alternarán
actividades en pequeño y gran grupo.
EDUCACIÓN PRIMARIA 9
Supuestos prácticos

En este proyecto se trabajan alguna competencias transversales destacando el pensamiento


crítico, la creatividad o la capacidad de comunicar y actitudes clave como la confianza indivi-
dual, el entusiasmo y la constancia. La lengua es un instrumento fundamental para cualquier
experiencia de aprendizaje y conocimiento de la realidad. La lengua favorece la formación in-
tegral del alumno, atendiendo no solo a aspectos cognitivos sino también afectivos, sociales y
motrices. El aprendizaje colaborativo y compartido también ayuda a la construcción de cono-
cimientos personales.
Los principios metodológicos se pueden resumir en:
„„ Partir del nivel de desarrollo del niño, respetando los diferentes ritmos de maduración de
cada alumno.
„„ Fomento de aprendizaje constructivo y construcción de aprendizajes significativos.
„„ Aprender a aprender.
„„ Utilizar el juego como estrategia metodológica importante por las connotaciones pedagógi-
cas que conlleva. Fomentar la relación entre iguales: aprendizaje cooperativo. Socialización.
„„ Coordinación con la familia. En una primera reunión con las familias se les informará sobre el
proyecto y se solicitará su colaboración: en el caso de los alumnos inmigrantes les pediremos
que aporten información sobre las hortalizas más comunes en su país.

ACTIVIDADES
Las actividades llevadas a cabo, además de perseguir unos objetivos, referidos principalmente a
la consecución de los contenidos planteados, cumplen otras finalidades como son:
„„ Atribuir al alumnado un papel importante y activo en su realización.
„„ Obligar a interactuar con la realidad.
„„ Promover en el alumnado el interés por la investigación.
„„ Ser factibles para los alumnos en sus diversos niveles de capacidad e interés.

A continuación se presentan algunas actividades de las diferentes sesiones para el desarrollo


del proyecto del huerto:

1. Poniendo nombres
−− Material: Cartulina (16 x 4 cm), papel adhesivo, rotuladores, lápices de colores y goma de
borrar, cinta adhesiva, palitos de madera.
−− Objetivos:
−− Identificar las especies del jardín o huerto.
−− Desarrollar la destreza manual de los niños y las niñas.
−− Desarrollo: La actividad consiste en que el alumnado elabore los carteles con los nombres
de las plantas del jardín. Se proporcionará a los alumnos un rectángulo de cartulina con
el nombre de la planta punteado para que el alumno únicamente una la línea de puntos.
Para que los carteles sean más resistentes y duraderos se plastifican con papel autoadhe-
sivo. Para finalizar, se pegan los carteles con la cinta adhesiva a los palitos y se clavan en
el huerto, delante de la planta correspondiente. Se debe comprobar si cada participante
reconoce, al menos, la planta de la que ha elaborado el cartel identificativo.
10 PRÁCTICA
Andalucía

2. El juego del ahorcado


−− Material: Aperos de labranza, papel, lápiz, papel continuo o cartulinas, cinta adhesiva y
pegamento.
−− Objetivos: Familiarizarse con los nombres y las formas de las herramientas necesarias para
trabajar el huerto.
−− Conocer el uso de cada una de las herramientas en el huerto.
−− Aprender a manipularlas de forma correcta.
−− Desarrollo: Se explica en qué consiste el juego del ahorcado y se divide la clase en grupos,
según las herramientas que tengamos. De manera asamblearia se elige a una persona re-
presentante de cada grupo y se le da un papel doblado con el nombre de la herramienta.
A partir de ese momento cada grupo jugará al ahorcado.
A continuación se cambia la herramienta por otra diferente y se elige otra persona repre-
sentante y así sucesivamente hasta que, entre todos, reconozcan las diferentes herramien-
tas.
Una vez averiguados todos los nombres se reparten dibujos de las herramientas, ahora
tienen que asociar los diferentes nombres averiguados con su dibujo correspondiente.
Cuando se tengan las parejas se pegan sobre papel continuo nombre y herramienta. Pos-
teriormente se explica el uso de cada una de ellas y su correcta manipulación.
Después de la actividad se dialoga con los alumnos con preguntas como:
−− ¿Conocías las herramientas con las que has jugado al ahorcado?
−− ¿Recuerdas sus nombres y para qué se utilizan?
−− ¿Qué medidas de seguridad hay que tener a la hora de utilizarlas?
−− ¿Tienes familiares que aún las utilicen o las hayan utilizado?
3. El espantapájaros
−− Material: Palos de madera, cuerdas, ropa vieja (pantalón, camisa de cuadros) sombrero,
paja, bolsas de plástico, lana, pinzas de la ropa, guantes.
−− Objetivos:
−− Potenciar la creatividad del grupo.
−− Conocer el papel del espantapájaros en el huerto.
−− Desarrollo: Para esta actividad se necesita la colaboración de toda la clase, ya que los mate-
riales utilizados para hacer el espantapájaros se tienen que traer de casa, contribuyendo al
mismo tiempo a la reutilización y al reciclaje de materiales en desuso: ropa vieja, guantes,
sombreros, zapatos, palos de escobas viejas… Una vez
reunido en clase el material, se selecciona o bien se uti-
liza para hacer varios espantapájaros, por grupos.
En primer lugar se unen dos palos en forma de cruz con
una cuerda. Se coloca la ropa unida por pinzas sobre los
palos y se rellena con bolsas de plástico, para formar el
cuerpo.
EDUCACIÓN PRIMARIA 11
Supuestos prácticos

Para la cabeza, se puede coger tela de saco y rellenarlas de paja o bolsas de basura y se le
pega lana o tiras de papel de colores para hacer el pelo.
Los ojos se hacen con botones, semillas, hojas o dibujados y recortados en cartulina, al
igual que para la boca y nariz.
Se recomienda hacer varios espantapájaros para que la actividad sea más enriquecedora.
Los elaborados se pueden rotar temporalmente para que todos los alumnos vean expues-
to el de su grupo.
4. Álbum de plantas
−− Material: Folios, fotografías, semillas, lápices…
−− Objetivo: Buscar información acerca de las plantas que vamos a sembrar.
−− Desarrollo: Realizaremos un álbum de plantas, deteniéndonos en aquellas que vamos sem-
brando. El álbum además de fotografías puede incluir pequeñas reseñas sobre sus carac-
terísticas, usos, época de siembra y recogida, etc. El álbum una vez terminado se colocará
en la biblioteca de aula.
5. Formar parejas
−− Material: Dibujos en tarjetas de frutas y hortalizas, que pueden descargarse de internet o
bien recortarse de folletos publicitarios, tarjetas con los nombres de los alimentos seleccio-
nados, cartulinas y pegamento.
−− Objetivos:
−− Relacionar las frutas y hortalizas con su nombre.
−− Ejercitar la memoria y la observación.
−− Desarrollo: De las cartulinas, se recortan tarjetas del mismo tamaño: en unas se pegarán los
dibujos y en otras se pondrán los nombres de los alimentos seleccionados. Una vez prepa-
radas todas las tarjetas se barajarán y se pondrán boca abajo. La clase se puede dividir en
grupos y un portavoz de cada grupo va levantando de dos en dos las tarjetas para ver si se
corresponden entre sí. Si se acierta el nombre y el dibujo, se quedan con las tarjetas y sigue
jugando el grupo, si no acierta, las vuelve a poner boca abajo en el mismo sitio y continúa
otro grupo. El juego termina cuando se formen todas las parejas. Esta actividad también se
puede realizar a través de la pizarra digital con el memory.
La actividad pretende enriquecer el repertorio de alimentos que las alumnas y los alumnos
conocen en su vida cotidiana, por lo que se deberán introducir algunos que no sean los
más habituales para la mayoría.
Observaremos cómo los escolares se organizan para elaborar su baraja de cartas y para
participar en el juego. También puede ser muy significativo el que aparezcan propuestas
nuevas de juego y de organización.
6. Sembramos una semilla
−− Material: Semillas de girasol, envases de yogur de plástico vacío o vasos transparentes de
plástico, algodón.
−− Objetivo: Responsabilizarse del cuidado de una planta.
−− Desarrollo: Sembraremos una lenteja o judía en el recipiente, la taparemos con un algodón
húmedo y la pondremos donde dé la luz; cada cierto tiempo la regaremos y observare-
mos cómo va creciendo la raíz, el tallo y las hojas. Cuando la planta esté un poco crecida la
trasplantaremos al huerto.
12 PRÁCTICA
Andalucía

7. Somos pintores
−− Material: Témpera de colores, pinceles, guantes.
−− Objetivos:
−− Disfrutar creando un ambiente acogedor.
−− Utilizar correctamente el material dado.
−− Desarrollo: Pintaremos de colores la valla de
madera que pondremos para delimitar nuestra
zona del huerto.

Otras actividades:
„„ En pequeños grupos alternos, eliminar las malas hierbascuando las haya.
„„ Lectura del cuento «Las habichuelas mágicas», después de leerlo se les hacen preguntas para
comprobar si han comprendido el texto:
¿Quién era el protagonista?
¿Por qué eran mágicas las habichuelas?…
„„ Adivinanzas sobre hortalizas.
„„ Una vez al mes, se establecerán jornadas abiertas, para que las familias colaboren en las tareas
relacionadas con el huerto.
„„ De forma transversal en todo el proyecto, se utilizarán las TIC en actividades como unir imá-
genes con su palabra correspondiente; asociar parejas (memory), ver vídeos relacionados
con el huerto, realizar fotografías y crear un Power point para que los alumnos puedan verlo
posteriormente.
„„ Al final de curso celebraremos una fiesta a la que serán invitadas las familias para consumir
los productos sembrados.

XX Evaluación

La evaluación del huerto escolar persigue fundamentalmente la mejora del mismo y no la me-
dida de los aprendizajes que se dan en él, por ello a la hora de evaluarlo hay que tener en cuenta
todos los implicados e implicadas, los que participen en él, principalmente los alumnos, verda-
deros protagonistas y artífices del huerto.
La evaluación del proceso debe efectuarse de forma continua, empezando por los procesos
previos de organización y planificación (contacto con posibles colaboradores, motivación del
alumnado, etc.), siguiendo por la ejecución y mantenimiento del huerto (metodología, trabajo
en grupo, ambiente de confianza, puesta a punto de los instrumentos y de los recursos, fuentes
de información variadas, momentos de reflexión y síntesis, etc.) y terminando con una valora-
ción global en que las respuestas de los alumnos y las alumnas a las diferentes actividades serán
muy tenidas en cuenta a la hora de revisar la marcha del huerto y planificar modificaciones y
mejoras para próximos cursos.
Respecto al aprendizaje de los alumnos proponemos una primera evaluación inicial diagnóstica
para evaluar sus conocimientos previos sobre recursos naturales (suelo, aire, agua, energía…).
La evaluación permanente puede estar centrada en el aprendizaje de procedimientos y actitu-
des: observación, creatividad, clasificación, responsabilidad en las tareas, espíritu cooperativo,
rigor en la ejecución, etc.
EDUCACIÓN PRIMARIA 13
Supuestos prácticos

Algunas actividades de evaluación serían:


1. Quién lo hace hoy
Primero dibujaremos de forma individual un bosque y a continuación un huerto. Se pide a los
participantes que observen ambos dibujos, a la vez que se les plantea una serie de cuestiones
comunes a ambos.
−− ¿Quién cuida el bosque?
−− ¿Quién cuida el huerto?
−− ¿Quién riega el bosque
−− ¿Quién riega el huerto?
−− ¿Quién siembra en el bosque las semillas?
−− ¿Quién siembra en el huerto las semillas?
−− ¿Quién se come los alimentos que da el bosque?
−− ¿Quién se come los alimentos que da el huerto?
−− Si nos perdiéramos en un bosque ¿qué alimentos encontraríamos?
−− Si nos perdiéramos en un huerto ¿qué alimentos encontraríamos?
−− ¿Hay diferencias entre un bosque y un huerto? ¿Cuáles?

2. Adivinanzas

Soy amarillo por fuera


lo mismito que por dentro;
ni redondo ni ovalado
y con un hueso en el centro.
    (El albaricoque)

Tengo rabo y no soy perro,


también cabeza y no pienso,
tengo dientes y no muerdo.
    (El ajo)

XX Atención a la diversidad

Con respecto a la atención a la diversidad, a lo largo del desarrollo del proyecto:


„„ Se facilitarán y desarrollarán estrategias para favorecer la socialización del alumnado, ense-
ñándole a aprender a convivir, a ser solidario, a cooperar y respetar las normas.
„„ Se atenderán los diferentes ritmos de aprendizaje o dificultades transitorias del alumnado.
„„ Se proporcionará atención individualizada al alumnado, planificando y desarrollando un pro-
grama coherente de orientación y acción tutorial conjunta entre el equipo docente.
„„ En cuanto a los alumnos extranjeros, aunque su nivel de comprensión y expresión oral es
bueno, de una manera más individualizada, haciendo hincapié en la adquisición de un vo-
cabulario básico de cada centro de interés y sobre todo relacionado con el huerto. En el aula
se fomentará el respeto por las personas, independientemente de su sexo, raza o religión,
procedencia, etc.
14 PRÁCTICA
Andalucía

CONCLUSIÓN
El huerto escolar proporciona un aprendizaje muy real que difícilmente pueden adquirir nues-
tro alumnado en su vida cotidiana, es además una manera de aprender no solo de los recursos
de la naturaleza, sino del esfuerzo y constancia personal como medio para la consecución de
objetivos y del trabajo en equipo.
Este supuesto práctico y sus actividades sirven para conocer de cerca y de manera participativa
las propiedades de las plantas, la importancia de una alimentación sana. Por otro lado enseña a
los niños a ser respetuosos con el medio ambiente, la relación de la tierra con el acervo cultural
y muchas otras más.
Es además una forma diferente y original de aprender, de interactuar con nuestros alumnos y de
animar a las familias a la participación en actividades del centro.

BIBLIOGRAFÍA
ESCUTIA, M. (2013): El huerto escolar ecológic. Barcelona: Graó.
GIL, M. (1999): La agricultura en la escuela. Madrid: Penthalon.
ROMÓN, C. (2014): Guía del huerto escolar. Madid: Popular.

Webgrafía
http://www.anayamascerca.com/
http://www.santillana.com/es/
http://www.smconectados.com/
http://www.edelvives.com/
http://www.edebe.com/edebeinteractiva/inicio_es.asp
http://www.vicensvives.es
http://www.elhuevodechocolate.com/index.html
http://huertosyjardinesescolares.blogspot.com
http://comunidad.eduambiental.org.

También podría gustarte