Está en la página 1de 11

BREVE ACERCAMIENTO A LAS DISCIPLÍNAS

FILOSÓFICAS
BRIEF APPROACH TO THE PHILOSOPHICAL DISCIPLINES

José Antonio Estrella Ángeles

Resumen: El siguiente documento no pretende ser novedoso, solo


es un aporte más a la síntesis del trabajo que durante años han
desarrollado diferentes pensadores a lo largo de su carrera
filosófica y que cada uno de ellos han aportado a las diferentes
disciplinas del saber filosófico, se trata de una síntesis de
aquellos problemas que se han tratado de resolver y han sido
agrupados en distintas áreas de estudio para tener un breve, pero
sustancioso, conocimiento sobre estos.

Algunos autores, como Ibargüengoitia, suele llamar a las


disciplinas filosóficas: problemas de la filosofía. Para el siguiente
escrito he decidido nombrarlo disciplinas, porque, atendiendo a su
definición, la segunda acepción del Diccionario de la Lengua
Española (2014) nos dice que es: «Arte, facultad o ciencia». En
efecto, considero que estas deben de ser tratadas como ciencias,
no solamente como problemas, ya que no solo son «una cuestión
que se trata de aclarar» (DLE, 2014), sino ir más allá de eso,
porque ya siendo aclaradas, hay que profundizarlas.
La filosofía como ciencia trata al ser, sin embargo,
lo hace desde sus modos de ser, desde distintas perspectivas y por
eso es necesario agrupar a estos en diferentes categorías, donde
se encuentran cada una de estas disciplinas. Son tres las
categorías que contienen a todas estas y son: lógica, filosofía
teórica y filosofía práctica.

La lógica es la disciplina que se encarga de los pensamientos,


seguida de esta se encuentra la filosofía teórica, que contiene en
sí a la filosofía de la naturaleza y la metafísica. En la primera
encontramos la cosmología y la antropología o filosofía del
hombre. En la segunda reside la ontología, que trata al ser en
cuanto ser; la teoría del conocimiento y la teodicea, esta última
trata a Dios como causa del ente común. Finalmente está la
filosofía práctica, que contiene a la ética y la estética. En este
escrito serán desarrolladas sucintamente cada una de estas.

Lógica

Es evidente que constantemente pensamos, al ejecutar un juego,


al resolver una operación matemática, al dar respuesta ante una
interrogante que se nos plantea, etcétera. «El hombre no actúa,
como los animales, por simple impulso de sus instintos»
(Sanguineti, 2000), hay en nosotros una facultad
que nos orienta a realizar adecuadamente estos actos
mencionados y una ciencia que se encarga de poner en orden
nuestros pensamientos: la lógica. Tomás de Aquino la define de la
siguiente manera: «el arte por el que se dirigen los actos de la
razón, para proceder en el conocimiento de la verdad
ordenadamente con facilidad y sin error» (Cfr. In Anal.Post.,
proemium). Siguiendo a Sanguineti (2000), la lógica es «una
habilidad que puede y debe mejorarse con el ejercicio, para que
aprendamos a discurrir con soltura, a distinguir, a concretar, sacar
consecuencias, etc.»

Lo que le interesa a la lógica son nuestros pensamientos, pues les


da orden, claridad, estructura. Partiendo desde la abstracción
hasta convertirla en idea, y a esta, afirmandola o negandola, o sea,
haciendo juicios; con estos últimos, construyendo argumentos,
solidos, coherentes y sobre todo, en orden a la verdad. «El
conocimiento de la lógica es útil y formativo, pues favorece el
buen sentido y la madurez de la inteligencia» (Sanguineti, 2000)

Filosofía teórica

La filosofía teórica se dividive en dos grupos, a saber: filosofía de


la naturaleza y metafísica. Cada una con disciplinas
especializadas en una porción del ser. La primera contiene al
cosmos como una realidad estructurada y
jerarquizada, y a la antropología, teniendo como centro de
reflexión al hombre. La segunda, es en sí la columna vertebral de
la filosofía, pues en esta se trata directamente el ser y sus
atributos (ontología), el conocimiento (teoría del conocimiento) y
Dios (teodicea).

Filosofía de la naturaleza

Cosmología

Denominada también filosofía de la naturaleza. Esta rama se


ocupa del mundo natural o físico. Artigas (2003) nos dice que la
naturaleza puede ser estudiada bajo dos perspectivas: la científica
y la filosófica. El enfoque que le da esta última es para buscar
explicaciones que se refieren al «ser» y a los «modos de ser» de
todas las cosas y procesos naturalez. Son tres los objetos
principales de la reflexión filosófica: el hombre, el mundo y Dios.
Es precisamente, en uno de estos, donde cumple su papel la
cosmología (o filosofía de la naturaleza), reflexiona al mundo
natural o físico: tanto los seres inanimados (las estrellas y los
planetas, los componentes físico-químicos de la materia, y los
compuestos físico-químicos), como los seres vivientes.
La filosofía de la naturaleza abarca una temática
muy amplia, ya que se extiende desde el átomo hasta el universo, e
incluye a los vivientes y al hombre en cuanto ser natural. Se
pregunta, además, por el significado de la naturaleza y por su
fundamento radical; por tanto, constituye el puente lógico entre el
conocimiento ordinario, las ciencias y la metafísica. (Artigas, 2003)

Antropología

También conocida como filosofía del hombre. Hay una novela


hermosa acerca de la Historia de la filosofía llamada El mundo de
sofía, que trata de una pequeña niña que es estimulada para que
comience a cuestionarse temas que hasta entonces no se había
planteado. Ella recíbe una carta con una pregunta demsaiado
interesante:«¿quién eres?» ¿Alguna vez nos hemos planteado a
nosotros mismos esta misma pregunta? Quizá sí, pero si no, es
momento de ir reflexionando y tratando de responder a dicha
cuestión.

«Conocete a ti mismo» exhortación exculpida sobre el dintel del


templo de Delfos, «para testimoniar una verdad fundamental que
debe de ser asumida como la regla mínima por todo hombre
deseoso de distinguirse» [ CITATION Gar10 \l 2058 ] entre toda su
realidad inmediata, reconociendose como hombre conocedor de sí
mismo.
La Filosofía del hombre, en cuanto disciplina
filosófica, se propone como objeto de estudio el hombre en sus
dimensiones esenciales. Es decir, mira al hombre no desde sus
aspectos accidentales o cambiantes, sino desde la unidad que
proporciona el saber último sobre la realidad. Esta antropología
filosófica se propone la cuestión de «qué es el hombre» en su
sentido más profundo y radical, que ha sido común a los filósofos de
todos los tiempos. (García Cuadrado, 2010)

«El ser humano necesita saber lo que es para serlo, necesita


poseer una idea de lo que es ser hombre en la que pueda
reconocerse como sujeto y que guíe su proceso de
autorrealización». [ CITATION Arr02 \l 2058 ]

Metafísica

Ontología

El libro IV de la Metafísica inicia de la siguiente manera:

Hay una ciencia que contempla el Ente en cuanto ente y lo que le


corresponde de suyo. Y esta ciencia no se identifica con ninguna de
las que llamamos particulares, pues ninguna de las otras especula
en general acerca del Ente en cuanto ente, sino que, habiendo
separado alguna parte de él, consideran los accidentes de esta.
(Aristóteles, 2012)
«Ente» significa «lo que es», es la palabra utilizada
en filosofía para nombrar a las «cosas», podemos concluir
entonces que todas las «cosas» son «entes».

La ontología es esa disciplina filosófica que estudia las «cosas


que son», puede entenderse «como el estudio de la causa última y
de los principios primeros y más universales de la realidad»
[ CITATION Alv82 \l 2058 ].

Lo que le interesa a la ontología es el ser, sus propiedades y sus


causas. Preguntas como ¿qué es el ser? ¿Qué es la bondad? ¿Qué
es la verdad? ¿Qué es causar? Son propiamente preguntas
ontológicas.

Teoría del conocimiento

La segunda disciplina de la metafísica tiene cierto conflicto con su


denominación, ya que algunos la llaman epistemología, otros
gnoseología, o simplemente teoría del conocimiento. Por ahora no
nos detendremos a aclarar el porqué de estos nombres, sino al
estudio de esta.

«La teoría del conocimiento puede ayudarnos a aquilatar mejor


nuestros conocimientos y a rectificar errores» [ CITATION Lla03 \l
2058 ]. Preguntas como: ¿qué puedo conocer? ¿Hasta qué punto
puedo conocer? Son propias de esta disciplina. Criterios tales
como verdad, certeza, evidencia, duda, opinión son
tratados por esta.

Teodicea

Llamada también Teología natural. «Esta es la parte de la


metafísica que estudia a Dios» [ CITATION Gon08 \l 2058 ]. Fue
Leibniz que en 1710 en sus Ensayos de Teodicea sobre la bondad
de Dios, la libertad del hombre y el origen del mal responde en
defensa o justificación de Dios contras las objeciones de Bayle en
el artículo Rorarius de su Diccionario histórico y crítico,
demostrando que la existencia del mal en el mundo no se opone a
la justicia, sabiduría y bondad divinas.

Cabe aclarar que este tratado es una búsqueda de Dios por parte
del hombre, pero no cualquier búsqueda, sino una científica.
Teodicea es el esfuerzo sistemático de la razón natural para llegar
a Dios con sus solas fuerzas. En conclusión es la parte de la
metafísica que estudia la primera causa del ente común.

Filosofía práctica
A su vez, la filosofía práctica se divide en dos
disciplinas: ética y estética.

Ética

Del griego «ethos», que significa costumbre, similar al término


latino «mos» que tiene el mismo significado, sin embargo no se
trata de lo mismo. El término griego es empleado para la ética y el
latino a moral. Ética y moral no son lo mismo. La primera
reflexiona a la segunda. Más propiamente, como disciplina
filosófica, la ética es «el estudio filosófico práctico de la conducta
humana» [ CITATION Rod10 \l 2058 ].

Para sintetizar el estudio de la ética es una ordenación de la


conducta en vista del bien de la vida humana considerada como un
todo.

Estética

Para finalizar, esta última disciplina se define como ciencia del


arte, que no es falsa, pero tampoco es acertada. Igual pasa con la
ciencia de lo bello. La ciencia del arte y de lo bello es un poco más
completo, sin embargo sigue quedando corta.
La estética es la reflexión filosófica sobre
determinados objetos artísticos o naturales que suscitan en
nosotros juicios peculiares de belleza, fealdad o sublimidad en el
marco de unos sentimientos propios y exclusivos.

Conclusión

Son tres categorías que encierran a todas las disciplinas


filosóficas: lógica, filosofía teórica y filosofía práctica. Así mismo,
la filosofía trata de dar respuesta a todas las interrogantes acerca
del ser y de sus diferentes modos de ser, es por eso que surgen
estas disciplinas.

La filosofía, más allá de preguntas profundas, trata de responderse


cuestiones que no todos se atreven a responderlas, pues en todo
el devenir de la historia del conocimiento siempre estarán
presentes las aquí expuestas, y también trata los problemas
fundamentales que otras ciencias lo hacen desde diferentes
enfoques: el mundo, el hombre y Dios.

Referencias

Alvira, T., Clavell, L., & Melendo, T. (1982). Metafísica. España: EUNSA.
Aristóteles. (2012). Metafísica. (V. G. Yebra, Trad.) Madrid: Gredos.
Arregui, J. V., & Choza, J. (2002). Filosofía del hombre. Una antropología de la intimidad
(Quinta ed.). Madrid: Rialp.
Artigas, M. (2003). Filosofía de la naturaleza (Quinta ed.). España:
EUNSA.
Española, R. A. (2014). Diccionario de la lengua española (23 ed.). Madrid: Espasa Calpe.
García Cuadrado, J. Á. (2010). Antropología filosófica. Una introducción a la filosofía del
hombre (Quinta ed.). España: EUNSA.
González, A. L. (2008). Teología Natural (Sexta ed.). España: EUNSA.
Ibargüengoitia, A. (2006). Suma milosófica mexicana (Quinta ed.). México: Porrúa.
Llano, A. (2003). Gnoseología (Sexta ed.). España: EUNSA.
Rodríguez Luño, Á. (2010). Ética general (Sexta ed.). España: EUNSA.
Sanguineti, J. J. (2000). Lógica (Quinta ed.). España: EUNSA.