Está en la página 1de 2

LOS ÁRIDOS

El Ingeniero Civil tiene como una de sus funciones básicas la de satisfacer mediante el diseño,
construcción y mantenimiento, las necesidades de infraestructura de la sociedad a la que pertenece. Entre
esas necesidades se cuentan edificios, carreteras, puentes, represas, sistemas de tratamiento y
distribución de agua potable, recolección, tratamiento y eliminación de aguas servidas, aeropuertos, etc.,
etc. Los Ingenieros Civiles se dedican al Diseño, la Construcción y el Mantenimiento de las obras, siendo
en ellos un denominador común la necesidad de conocer y comprender el comportamiento y las
prestaciones de los materiales que se usan en dichas obras, ya que deberán ser capaces de seleccionar
el material más conveniente en términos de costos y comportamiento, sea usado puro o modificado con
aditivos.

En Ingeniería Civil, el término árido hace referencia a una masa de piedra molida, grava, arena, etc.,
predominantemente compuesta por partículas sueltas, que en algunos casos pueden incluir arcillas y
sedimentos. El tamaño mayor de partícula suele estar alrededor de los 150 mm y el menor entre 5 y 10
micras. Las fuentes naturales de áridos son canteras y depósitos fluviales, para la grava y la arena. Los
áridos triturados se obtienen procesando roca de mayor tamaño, extraída generalmente de canteras,
aunque también es normal triturar las piedras de tamaño grande, y aun las gravas, que se encuentran
en los depósitos fluviales, hasta alcanzar las distribuciones de tamaño que sean requeridas para la
construcción.

Todos los áridos naturales son el resultado de la ruptura de grandes masas de roca. Desde un punto de
vista geológico, las rocas se clasifican en tres grandes grupos:

Rocas Ígneas

Tienen su origen en el Magma, que es básicamente roca fundida que se encuentra en la astenósfera. El
magma puede salir al exterior de la corteza terrestre en forma de lava por los conductos que se denominan
volcanes y enfriándose sobre la superficie cuando está expuesta al aire o al agua, o también puede
enfriarse bajo la corteza terrestre. El enfriamiento en la superficie produce las llamadas rocas ígneas
extrusivas, mientras que el enfriamiento subterráneo produce rocas ígneas intrusivas, que son de dos
tipos: las plutónicas, cristalizadas lentamente en profundidad, las hipabisales o filonianas, cristalizadas a
profundidad intermedia. Por encontrarse en un ambiente favorable a la disipación del calor, las rocas
ígneas extrusivas se enfrían más rápidamente que las rocas ígneas intrusivas, dando lugar, entonces a un
material con un tamaño de grano pequeño y que pueden incluir huecos llenos de aire en forma de poros y
burbujas, además de poder tener otros tipos de inclusiones. Las rocas ígneas intrusivas tienen tamaños
de granos mayores y son más compactas. Las

Rocas Sedimentarias

se forman a partir de depósitos de rocas desintegradas, derestos inorgánicos o de material orgánico de


seres vivos. El viento, el agua, los glaciareso la precipitación química directa (lluvia ácida) descomponen,
transportan y depositancapas de material en zonas bajas, las que, pasando el tiempo, se comprimen y
cementanentre sí de una manera natural, produciendo un material de estructura estratificada quecon el
tiempo forma la roca denominada

sedimentaria

. La clasificación de este tipo derocas se basa en el material predominante en su composición: silíceas


(areniscas) oarcillosas (esquistos), por ejemplo. La sedimentación puede ocurrir con materialesgruesos,
finos o una mezcla de ellos. La consolidación de estas rocas depende tanto deltiempo como de los
materiales cementantes que pudieran acompañar a la materia sólida. Un tipo especial de rocas
relacionadas al origen de las rocas sedimentarias corresponde a las que se forman a partir de soluciones
saturadas de sales minerales tales como el carbonato de calcio, o el sulfato de calcio, que producen rocas
evaporíticas como la caliza y el yeso, respectivamente, que han llegado en algunos casos a formar
grandes depósitos de materiales puros. El tercer tipo de rocas, las de origen orgánico, corresponden a la
sedimentación y litificación de plantas y animales, que originan el carbón de piedra en sus diferentes
grados: turba, hulla y antracita.

Rocas Metamórficas

Se forman a partir de rocas ígneas o sedimentarias que vuelven a introducirse bajo la corteza terrestre
como efecto de movimientos tectónicos y se ven sometidas a calor y presión, lo que provoca una
reordenación de la estructura de granos, que pueden terminar siendo de variados tamaños de acuerdo a
la velocidad del

enfriamiento posterior.