Está en la página 1de 5

Siete cosas que usted no sabía sobre el

Cinco de Mayo
By , adapted by Newsela staff

La celebración del Cinco de Mayo se ha

hecho muy popular en los Estados Unidos y

con frecuencia es motivo de una gran fiesta.

A pesar de su popularidad, muchas

personas aún no conocen bien el significado

del Cinco de Mayo.

Por ejemplo, muchos todavía creen que se trata del día de la independencia de México, pero están

muy equivocados. En realidad, es la celebración de la sorpresiva victoria del ejército mexicano sobre

Francia en la Batalla de Puebla de 1862.

Aquí tiene otros siete detalles que tal vez no conozca sobre el origen de la celebración.

1. En 1862, México acababa de terminar una guerra


civil
La nación mexicana atravesó una época difícil a mediados del siglo XIX (19). México acababa de

sufrir una terrible derrota en la guerra contra Estados Unidos. Además, muchos grupos se

disputaban el poder y el futuro del país parecía incierto. En 1854, se elaboró el Plan de Ayutla, el cual

tenía como objetivo derrocar a Antonio López de Santa Anna, el presidente de México en ese

momento. Finalmente, Santa Anna se retiró y se exilió.

Dos grupos principales competían por el poder: los liberales y los conservadores. Cuando Santa Anna

dimitió en 1855, los liberales asumieron el poder y comenzaron una serie de modificaciones

conocidas como “La Reforma”. Los liberales querían reducir el poder y la influencia de la Iglesia
católica, mientras que los conservadores querían mantener su fuerte presencia. Además, los liberales

buscaban separar la religión y el Gobierno, disminuir el poder militar e integrar la población

indígena.

Poco después de tomar el poder, los liberales comenzaron a redactar una nueva Constitución, la cual

no fue bien recibida por los conservadores. En 1858 inició una nueva lucha entre los bandos, la cual

pasó a llamarse la “guerra de Reforma”.

Durante la guerra, México tenía dos Gobiernos: uno conservador en la Ciudad de México, dirigido

por el General Félix Zuloaga, y otro liberal en Veracruz, encabezado por Benito Juárez, presidente de

la Corte Suprema. Los conservadores, quienes contaban con el apoyo del Papa, ganaron una serie de

batallas iniciales, pero los liberales lograron controlar los puertos, por lo que pudieron equipar mejor

a sus tropas. Los liberales resultaron victoriosos en enero de 1861, cuando retomaron la Ciudad de

México. Sin embargo, el país permaneció dividido entre las dos posturas y los conservadores nunca

dejaron de planear su venganza.

2. Las tropas europeas invadieron México porque el


país estaba en bancarrota
Después de la guerra de Reforma, México casi no tenía dinero y debía decenas de millones de dólares

a otros países. Cuando México no pudo pagar sus cuentas, el recién electo Presidente Juárez

suspendió el pago de toda la deuda externa por dos años. La decisión causó la reacción inmediata de

España, Francia y Gran Bretaña, que habían prestado dinero a México. Estados Unidos pudo haber

exigido el pago, pero el vecino del norte estaba ocupado luchando su propia guerra civil.

Las tropas de los tres países europeos comenzaron a llegar a Veracruz a finales de 1861. España y

Gran Bretaña se retiraron casi de inmediato, pero cerca de 6.000 soldados franceses iniciaron una

campaña tierra adentro hacia la capital, con el apoyo de los derrotados líderes conservadores de

México.
3. Francia era una fuerte potencia militar cuando atacó
México
En 1862, los franceses tenían uno de los Ejércitos más poderosos del mundo. Cuando llegaron a

Puebla el 4 de mayo, las fuerzas francesas venían de una serie de victorias en el sudeste asiático y el

norte de África. Los franceses estaban equipados con poderosas armas de fuego, como rifles de alto

poder que ponían en vergüenza a los oxidados mosquetes de los mexicanos. De hecho, el Ejército

francés estaba tan confiado de su poder militar que sus soldados ni siquiera se molestaron en

preparar bien sus armas.

En la mañana del 5 de mayo, los franceses trataron de asustar a los mexicanos con chillantes

llamadas de corneta y vistosas exhibiciones. Sin embargo, después de un día completo de lucha, los

invasores no lograron avanzar. Los franceses embistieron cuesta arriba tres veces, pero no tuvieron

éxito y fueron obligados a retirarse debido a las grandes pérdidas.

4. Después de perder la batalla de Puebla, Francia ganó


la guerra
La victoria de México en Puebla frenó el ataque de Francia, pero no lo detuvo. Tras la batalla, el

enfurecido Emperador Napoleón III ordenó que se enviaran a México casi 30.000 soldados más.

Bajo un nuevo comandante, los franceses fueron capaces de invadir Puebla y conquistar fácilmente la

Ciudad de México.

Juárez y sus seguidores huyeron a las montañas, desde donde llevaron a cabo pequeños ataques

contra las tropas francesas. Mientras tanto, Napoleón III instaló a Fernando Maximiliano de

Habsburgo como gobernante de México. Francia estaba a cargo, aunque la ocupación francesa de

México no duró mucho tiempo. Mucha gente en el país apoyaba a los franceses, como la Iglesia

católica, los conservadores, la clase alta y algunas comunidades indígenas. Los liberales querían

integrar a los pueblos indígenas como ciudadanos de México en lugar de darles derechos especiales,

pero muchas comunidades estaban en contra de esto.


5. La ocupación francesa de México fue de corta
duración
Hay una serie de razones por las que la ocupación francesa de México no duró mucho tiempo. En

Francia, Napoleón III estaba cada vez más preocupado por Prusia, un reino alemán compuesto por

territorios de muchos países europeos actuales. Francia y Prusia habían disputado algunos territorios

durante mucho tiempo. Napoleón III temía que Prusia tratara de recuperar los territorios en disputa

si Francia estaba ocupada en México, por lo que quería a sus tropas de vuelta y a su disposición en

Europa.

Mientras tanto, la guerra civil en los Estados Unidos había terminado, y los funcionarios

estadounidenses estaban presionando a los franceses para que abandonaran el conflicto con México.

Con poco dinero a su disposición, Napoleón III decidió terminar la ocupación francesa de México en

1866. De manera imprudente, Maximiliano permaneció en México y peleó por un tiempo, pero se

rindió cuando sus tropas fueron totalmente derrotadas en Querétaro. El 19 de junio de 1867, él y sus

principales generales fueron ejecutados por un pelotón de fusilamiento.

6. Porfirio Díaz comenzó a hacerse fama en Puebla


Porfirio Díaz pasaría a convertirse en el presidente de México que más tiempo ha estado en el poder.

Sin embargo, hasta la batalla de Puebla, él era un comandante relativamente desconocido. Durante la

batalla, superó a los franceses en su tercera embestida y los envió a una retirada violenta.

Durante los años siguientes, ganó batallas en Oaxaca y en otros lugares. Sin embargo, después de la

guerra se sintió tan desilusionado de Juárez, su antiguo amigo, que compitió contra él por la

presidencia en 1871, pero no tuvo éxito. Luego, trató de derrocar al Gobierno varias veces y

finalmente logró tomar el poder en 1876. Excepto por una interrupción de cuatro años, su mandato

duró hasta 1911, cuando fue expulsado por la Revolución Mexicana.


7. El Cinco de Mayo se celebra más en partes de
Estados Unidos que en México
Juárez declaró el Cinco de Mayo como un día festivo inmediatamente después de la Batalla de

Puebla. Sin embargo, para muchos mexicanos la celebración tiene un lugar secundario después de

otros momentos importantes de la historia de su país. Por ejemplo, el Día de la Independencia,

celebrado el 16 de septiembre, es una fiesta mucho más relevante en México porque ese día se

recuerda el inicio de la lucha contra el dominio español en 1810.

En Estados Unidos, el festejo del Cinco de Mayo empezó a ganar popularidad durante los años 60,

gracias al Movimiento de los Derechos Civiles de los Chicanos, también conocido como “El

Movimiento”. Esta organización tenía como objetivo celebrar el legado mexicano-estadounidense y

combatir la discriminación. Los activistas chicanos estaban buscando una manera de honrar su

historia y cultura, por lo que promovieron las celebraciones del Cinco de Mayo. Hoy en día, las

celebraciones más importantes del Cinco de Mayo se llevan a cabo en las ciudades de Estados Unidos

que tienen más habitantes mexicano-estadounidenses, como Los Ángeles. El festival Fiesta

Broadway en Los Ángeles atrae a cientos de miles de personas cada año.

Taken from Newsela