Está en la página 1de 1

Resolviendo problemas: todo un dilema 

Maestras  y  maestros:  Muchas  veces  nos  preguntamos  cómo  garantizamos  que  nuestros  niños  y 
niñas verdaderamente están aprendiendo matemáticas. 

Una herramienta que podemos utilizar como un proceso de evaluación es solicitar a los niños  que 
resuelvan  problemas,  en  los  que  empleen  sus  conocimientos  matemáticos,  planteen  a  sus 
alumnos situaciones sencillas, más complicadas y luego difíciles. Los pasos que se enlistan pueden 
ser de utilidad: 

1. Lea  varias  veces    el  problema  con  los  niños  (2  o  3),  para  que  se  asegure  que  todos  sus 
alumnos lo han comprendido. 
2. Pregúnteles de qué trata el problema y qué van a hacer para resolverlo. 
3. Pida a sus niños que realicen un dibujo que represente el problema, puede ser de lo que 
trata, de cómo resolverlo o del resultado. 
4. Resuelva  los  problemas  con  sus  niños  y  niñas,  realice  las  operaciones  procedimientos 
necesarios.  
5. Concluyan explicando de manera verbal o escrita la solución del problema. 
6. Disfrute  de  estas  oportunidades  de  aprendizaje  con  sus  alumnos,  hágales  sentir  a  sus 
niños que son capaces. 
7. Las  primeras  veces  acompañe  a  sus  alumnos  en  la  resolución  de  problemas,  después 
promueve que trabajen de manera independiente. 

La  resolución  de  problemas  matemáticos  además  de  invitar  a  sus  alumnos  a  emplear  sus 
conocimientos, también  va a promover que desarrollen sus capacidades intelectuales. 

Deseamos que tenga mucho éxito al realizar estas actividades con los niños y niñas de su grupo. 

María Eugenia Ramírez Rojano – Capacitadora de docentes Barocio Asesores. 

También podría gustarte