Está en la página 1de 7

Responsabilidad Civil

Unidad I: La Responsabilidad Civil

1.1 Noción; Definición y fuentes no voluntarias de la responsabilidad civil.

La responsabilidad civil es la obligación de resarcir que surge como consecuencia


del daño provocado por un incumplimiento contractual (responsabilidad
contractual) o de reparar el daño que ha causado a otro con el que no existía un
vínculo previo (responsabilidad extracontractual), sea en naturaleza o bien por un
equivalente monetario, habitualmente mediante el pago de una indemnización de
perjuicios. Díez-Picazo define la responsabilidad como «la sujeción de una
persona que vulnera un deber de conducta impuesto en interés de otro sujeto a la
obligación de reparar el daño producido».1 Aunque la persona que responde suele
ser la causante del daño, es posible que se haga responsable a una persona
distinta del autor del daño, caso en el que se habla de «responsabilidad por
hechos ajenos»,2 como ocurre, por ejemplo, cuando a los padres se les hace
responder de los daños causados por sus hijos o al propietario del vehículo de los
daños causados por el conductor con motivo de la circulación.

1.2 Primera División:

Responsabilidad moral; Penal y Civil.

La responsabilidad moral es la capacidad y obligación moral que tiene el sujeto


de responder plenamente por los actos realizados, siempre y cuando éstos tengan
su origen en un comportamiento libre y consciente.

Responsabilidad penal es la consecuencia jurídica derivada de la comisión de un


hecho tipificado en una ley penal por un sujeto imputable, y siempre que dicho
hecho sea contrario al orden jurídico, es decir, sea antijurídico; además de punible.
Generan responsabilidad penal todas aquellas acciones humanas (entendidas
como voluntarias) que lesionen o generen un riesgo de lesión a un bien
jurídicamente protegido por el ordenamiento jurídico (por ejemplo: vida, integridad
física, libertad, honor, orden público, etc.). La comisión de un delito o falta
generará responsabilidad penal.

Responsabilidad Civil. Es una obligación civil. Así resulta del artículo 1.092 del
Código Civil según el cual «las obligaciones civiles que nazcan de los delitos o
faltas se regirán por las disposiciones del Código Penal», y del artículo 114 del
Código Penal que admite la compensación de culpas, a los efectos de la
responsabilidad civil, cuando establece que «si la víctima hubiere contribuido con
su conducta a la producción del daño o perjuicio sufrido, los jueces o tribunales
podrán moderar el importe de su reparación o indemnización».

1.3 Segunda División:

Responsabilidad Contractual; Delictual y Cuasi Delictual.

Contractual: Nace del incumplimiento total o parcial de un contrato y se rige por el


art. 1146 y siguientes del C. Civil. Cuando una parte no cumple con sus
obligaciones incurre en responsabilidad contractual, también cuando cumple mal
(llamado prestación defectuosa), todo esto a menos que haya causa de
exoneración. Las causas de exoneración son generalmente el caso fortuito, la
fuerza mayor y el hecho de un tercero. Un ejemplo es el vendedor que no entrega
a tiempo después de recibir el precio y una causa de exoneración seria el hecho
de un tercero.

Delictual y Cuasi Delictual. Es aquella que se refiere a ocurrencias no regidas


por términos contractuales. La idea de contrato se encuentra ausente en este
orden de responsabilidad. Está consagrada fundamentalmente por los arts. 1382,
1383 y 1384 del Código Civil, constituye el derecho común de nuestra
responsabilidad civil.

El Art. 1382 de dicho código establece una disposición general común y aplicable
a todos los órdenes de responsabilidad y al mismo tiempo de orden público. Las
disposiciones de este artículo son obligatorias tanto para los comitentes como
para los terceros porque son de orden público.
Los redactores del Código Civil trataron la responsabilidad delictual en los Arts.
1382 al 1386, estos artículos reglamentan:

1) responsabilidad por el Hecho personal (Arts. 1382 y 1383),

2) la responsabilidad por el hecho de otro (Art. 1384, párrafos: 2, 3 y 4);

3) La responsabilidad por el hecho de las cosas inanimadas;

4) responsabilidad por el hecho de los animales (Art.1385) y

5) La responsabilidad por las ruinas de los edificios.

1.5 Requisito Constitutivos de la Responsabilidad Contractual.

CONDICIONES O REQUISITOS DE LA RESPONSABILIDAD CIVIL


CONTRACTUAL: a) Un contrato válido. b) Un hecho imputable al deudor
contractual (una falta o culpa). c) Una relación de causalidad entre el hecho
imputable al deudor y el daño (relación de causa a efecto).

a) Un contrato válido. No puede existir responsabilidad civil contractual en


ausencia de un contrato.

Debemos señalar que para que la responsabilidad se establezca en el plano


contractual es preciso que preexista un contrato, por lo que resulta importante
determinar a partir de que momento nace el contrato. De igual manera hay que
saber cuándo termina el contrato, porque cuando el contrato ha cesado, la
responsabilidad no es contractual sino delictual o cuasidelictual. La Suprema Corte
de Justicia ha dicho que cuando hay una ruptura abusiva de manera unilateral de
un contrato por una de las partes, ya no hay contrato y la responsabilidad que se
deriva de ese hecho es una responsabilidad delictual y no una responsabilidad
contractual.

Para determinar los requisitos de validez de un contrato tenemos que remitirnos a


los principios establecidos por el Código Civil; pues se admite que cuando el
contrato está afectado por una nulidad la responsabilidad no es contractual sino
delictual o cuasi delictual.

En definitiva, el marco de la responsabilidad contractual se determinará


dependiendo de sí el autor del daño y la víctima se encuentran unidos por un
vínculo de naturaleza contractual; en caso contrario la responsabilidad es

Delictual o cuasidelictual, como sería de un tercero que se asocia con una de las
partes contratantes para violar el contrato; entre los contratantes la
responsabilidad sería contractual, mientras que frente al tercero asociado, la
violación del contrato, la responsabilidad sería delictual o cuasidelictual.
Responsabilidad Civil

Unidad II: La culpa en la Responsabilidad Diferentes Hechos que


Comprometen a una Persona

Se dice que una persona compromete su responsabilidad civil por su hecho


persona: cuando ella misma, de manera personal, ha sido la causante del daño
que le ocasiona a la víctima.

Dentro de las diferentes esferas de la responsabilidad delictual, se puede afirmar


que la responsabilidad por el hecho personal constituye la responsabilidad de
derecho común.

Responsabilidad delictual, cuando ha actuado con la intención de ocasionar el


daño, en cuyo caso el articulo aplicable es el 1382 del Código Civil, a cuyo tenor
cualquier hecho del hombre que causa a otro un daño, obliga aquel por cuya culpa
sucedió, a repararlo.

Responsabilidad cuasidelictual, cuando el daño ha sido causado sin intención de


ocasionarlo, en este caso la disposición legal aplicable es el Art. 1383 de dicho
código, que dispone que cada cual es responsable del perjuicio que ha causado,
no solamente por un hecho suyo, sino también por su negligencia o su
imprudencia.

2.2.1 Definición de culpa; Requisito y fundamento de la Responsabilidad.

Culpa es el término jurídico que, según Francesco Carrara, al igual que la


negligencia, supone la "voluntaria omisión de diligencia en calcular las
consecuencias posibles y previsibles del propio hecho".

Requisito es un concepto que tiene su raíz etimológica en el latín requīsitus. Una


palabra esta que, a su vez, procede del verbo latino “requirere”, que puede
traducirse como “reclamar” o “requerir”. Se trata de aquello que resulta ineludible o
imprescindible para el desarrollo de algo.
2.2.2 Culpa en la Responsabilidad por el hecho personal.- Articulo 1382 y
1383 C.C.Q

Se dice que una persona compromete su responsabilidad compromete su


responsabilidad civil por su hecho personal cuando ella misma, de menara
personal, ha sido la causante del daño que le ocasiona al a víctima. La
responsabilidad por propio constituye la responsabilidad de derecho común.

La actuación personal del autor del daño es susceptible de comprometer su


responsabilidad delictual cuando ha actuado con la intención de ocasionar el daño
en cuyo caso el artículo aplicable es el 1382 del Código Civil, a cuyo tenor
cualquier hecho del hombre que causa u otro un daño, obliga aquel por cuya culpa
sucedió a repararlo; o su responsabilidad civil cuasi delictual cuando el daño ha
sido causado sin intención de ocasionarlo, en este caso la disposición legal
aplicable es el artículo 1383 de dicho código, que dispone que cada cual es
responsable del perjuicio que ha causado, no solamente por un hecho suyo, sino
también por su negligencia o su imprudencia

2.2.3 Teoría del Riesgo o de “Leyes Ferenda” y la negación de culpa.

La teoría de los riesgos plantea, en el Derecho civil, la pregunta sobre la suerte de


las obligaciones de las partes cuando la cosa que es objeto del contrato se pierde
a consecuencia de un caso fortuito.

Esta teoría supone entonces que nos encontramos ante un contrato bilateral, y
que al menos una de las obligaciones de las partes consista en dar (enajenar en
sentido amplio) una cosa determinada (especie o cuerpo cierto).

De acuerdo con el Código Civil Francés el riesgo es del acreedor. Ello resulta
lógico pues en el derecho francés el perfeccionamiento de un contrato genera
"efectos reales", es decir, por el sólo contrato nacen o se constituyen no sólo
derechos personales, sino que también derechos reales, como la propiedad. Así,
en el Derecho francés, el contrato de compraventa no sólo hace titular al
comprador de un derecho para exigir que se le entregue la cosa, sino que lo hace
dueño. Por lo tanto, el riesgo es siempre del dueño (res perit domino) que es al
mismo tiempo acreedor (res perit creditore)

2.2.5 Diferentes tipos de culpa en el Derecho Positivo.

En derecho civil existen tres clases de culpa que son:

 Culpa grave
 Culpa leve
 Culpa levísima.

2.2.8 Ausencia de culpa y fuerza mayor.

En la ausencia de culpa el deudor no está obligado a probar el hecho positivo del


caso fortuito o de fuerza mayor, esto es, la causa del incumplimiento debida a
eventos de origen extraordinario, imprevisible e inevitable.

También podría gustarte