Está en la página 1de 1

c 


   
 
  


Si hay un libro inmenso, monstruoso en su belleza casi sublime y caótico en


medio de su grandeza es el Mahabhárata. El Mahabhátata es como la India.
Pocas veces un libro define de tal manera el alma de una nación. La India, con
su diversidad de pueblos, sectas, lenguas y tradiciones, con su maravilloso
colorido y sus selvas pobladas de elefantes, tigres y serpientes, donde los
ascetas permanecen inmóviles en medio de tremendas austeridades, la India de
las montañas tremendas y de los ríos a cuyas orillas van los rishis, los devas y
las apsaras; todo eso está en el Mahabhárata.

Este libro es la más larga epopeya que se haya compuesto jamás; en realidad,
más que epopeya es un conjunto de cantares unidos entre sí por un hilo
sutilísimo, una floresta de mitos, leyendas, trozos didácticos y religiosos que
estancan la acción originaria; esta epopeya, tal como ha llegado a nosotros, es
el ejemplo más concluyente de la ruptura de las unidades de acción y de
tiempo.

Está escrita en sánscrito, si bien Barth lanzó la teoría de que originariamente


había sido concebida en prácrito, lengua popular entonces, como lo demuestra
el hecho de que en ella estaban redactadas las leyes de Asoka (del siglo II a.c.). No ha podido, sin embargo,
probarse dicha teoría; solamente poseemos el Mahabhárata en sánscrito, en el llamado "sánscrito épico", quizá
equivocadamente, pues más que una lengua uniforme, presenta una multiplicidad extraña que oscila , como lo
señala Masson Oursel, "entre la del Veda y la de la poesía refinada del renacimiento índico".

La epopeya contiene unos 107000 shlokas. El shloka es un dístico o


conjunto de dos versos, basado en otra forma más antigua, el
anustubh: cuatro hemistiquios de ocho sílabas cada uno, con dos
yambos al final. No obstante, el shloka no es la única forma de
versificación; en la epopeya se aprecian metros que vienen de la
antigua estructura formal y lírica de los Vedas y mismo hay desarrollos
en prosa, más breves. Esta mezcla de prosa y verso indica la
antigüedad y el carácter popular originario del Mahabhárata.

c   es una lengua de la India, muy antigua. Cuando


  
andaba por el mundo, dicen, el mundo entero hablaba sánscrito. Desde entonces ha llovido mucho, y se han
construido unas cuantas pirámides.

Desde un punto de vista más occidental, el sánscrito era la


lengua que hablaban hace mucho tiempo todas las personas de
un cierto pueblo, a los que podemos llamar, si nos place, "arios"
(la palabra  es sánscrita y significa "noble, de buena
familia").

Más tarde, esta lengua pasó a ser la lengua de los nobles, a la que
se llamaba "perfecta" (que eso es lo que  
 significa en
sánscrito), por contraposición a la lengua vulgar de la plebe.