Está en la página 1de 6

GRAMÁTICA ESPAÑOLA II

PARCIAL DOMICILIARIO

Profesor: Horacio Ochoa.

Alumna: Laura Abarza

Carrera: Profesorado en Lengua y Literatura – 2°Año

IPES - CO

Año: 2015
ACTIVIDADES:

1- Lea atentamente el texto y marque con llaves los párrafos y con corchetes las
oraciones. Subraye las palabras que desconoce y realice un glosario.
2- Haga una somera descripción de donde se extrajo el texto (contexto). Subraye con
dos líneas las palabras que considera importantes para la interpretación del texto.
Infiera la idea principal del texto
3- Analice el texto según las categorías de la gramática textual.
4- Elabore un cuadro sinóptico con sustantivos que permitan identificar el tema del
texto.
5- Fundamente por que el texto elegido es un texto. Tomando ejemplos del punto 3
para aclarar la idea.

DESARROLLO:
1- Texto elegido:

LA ESQUINA PELIGROSA. (Marco Denevi)

El señor Epidídimus, el magnate de las finanzas, uno de los hombres más ricos del mundo,
sintió un día el vehemente deseo de visitar el barrio donde había vivido cuando era niño y
trabajaba como dependiente de almacén.

Le ordenó a su chofer que lo condujese hasta aquel barrio humilde y remoto. Pero el
barrio estaba tan cambiado que el señor Epidídimus no lo reconoció. En lugar de calles de
tierra había bulevares asfaltados, y las míseras casitas de antaño habían sido
reemplazadas por torres de departamentos.

Al doblar una esquina vio el almacén, el mismo viejo y sombrío almacén donde él había
trabajado como dependiente cuando tenía doce años.

-Deténgase aquí. -le dijo al chofer. Descendió del automóvil y entró en el almacén. Todo
se conservaba igual que en la época de su infancia: las estanterías, la anticuada caja
registradora, la balanza de pesas y, alrededor, el mudo asedio de la mercadería.

El señor Epidídimus percibió el mismo olor de sesenta años atrás: un olor picante y
agridulce a jabón amarillo, a aserrín húmedo, a vinagre, a aceitunas, a acaroína. El
recuerdo de su niñez lo puso nostálgico. Se le humedecieron los ojos. Le pareció que
retrocedía en el tiempo.

Desde la penumbra del fondo le llegó la voz ruda del patrón:


-¿Estas son horas de venir? Te quedaste dormido, como siempre.
El señor Epidídimus tomó la canasta de mimbre, fue llenándola con paquetes de azúcar,
de yerba y de fideos, con frascos de mermelada y botellas de lavandina, y salió a hacer el
reparto.

La noche anterior había llovido y las calles de tierra estaban convertidas en un lodazal.

Glosario:
-Acaroína: es la marca de un desinfectante, desodorizante de superficies, usado en
establos, perreras, etc. Es un derivado de los fenoles.
-Vehemente: Que se manifiesta con ímpetu, viveza o pasión.

2- El cuento de Marco Denevi fue extraído en el marco del curso: Lecturas grabadas,
del Programa Nacional de Formación Permanente. En el cual se pretende mostrar
la importancia de la lectura en voz alta y la experiencia de escuchar una historia
bien narrada. Específicamente en la clase que se seleccionó el texto, trataba de
explicar cómo la realidad del lector, la experiencia de sí mismo, determina la forma
en que se acerca a la lectura.
La idea principal del texto es la ruptura del verosímil por un elemento fantástico Commented [H1]: Redacción.
que es el salto temporal que se produce al final del cuento y que da la sensación de
que el Señor Epidídimus viaja en el tiempo.
3- y 5- Dentro de la gramática textual se pretende explicar las propiedades que en su
mayoría pertenecen a las relaciones entre las oraciones de una secuencia, en
términos semánticos y pragmáticos. Es decir relacionados con el significado y la
función de las mismas (Van Dijk, Pág. 21). En el polo semántico, en ésta Commented [H2]: No lleva acento.

interrelación (entre oraciones) hay una proyección simultánea entre las tres
funciones del lenguaje: semántica: ideativa, interpersonal y textual, léxico-
gramatical, fonológico/grafémico; esa complementariedad es lo que le da la
coherencia al texto. Y a su vez son las clausulas o proposiciones (oraciones) las que
conforman el texto como una unidad de análisis gramatical que permite establecer
determinadas relaciones cohesivas como por ejemplo:
 Recurrencia:
-Por medio de la repetición de un elemento: el sujeto del cuento: “el Señor Epidídimus” o
el sustantivo “Barrio”, “Dependiente”, “almacén” o la construcción “calles de tierra”.
-Por medio de una sustitución sinonímica, primero para determinar un tiempo o una
etapa de la vida del personaje en las frases: “cuando era niño”, se corresponde con:
“cuando tenía doce años” o con “en la época de su infancia”, o “de su niñez”; para hablar
del Señor Epidídimus, luego introduce “el magnate” o “uno de los hombres más rico del
mundo”.
-Por medio de un Hiperónimo “mercadería” en “el mudo asedio de la mercadería” luego
casi al final lo reemplaza por los co-hipónimos: “…fue llenándola con paquetes de azúcar,
de yerba y de fideos, con frascos de mermelada y botellas de lavandina…”.
-Por medio de el uso de la Recurrencia Pronominal, por ejemplo “Pero el barrio estaba
tan cambiado que el señor Epidídimus no lo reconoció” haciendo referencia al barrio, se
sustituye un elemento por el pronombre “lo”; o por ejemplo: “Al doblar una esquina vio el
almacén, el mismo viejo y sombrío almacén donde él había trabajado como dependiente
cuando tenía doce años” el pronombre ÉL reemplaza y representa al sujeto que sería el
Señor Epidídimus.
 Referencia Anafórica consiste en aludir a un elemento ya nombrado o referido,
por ejemplo: “El señor Epidídimus tomó la canasta de mimbre, fue llenándola
con paquetes de azúcar…” la perífrasis verbal: fue llevándola hace referencia a
un elemento ya mencionado que es la canasta.
 Referencia Catafórica: por ejemplo: “Todo se conservaba igual que en la época
de su infancia: las estanterías, la anticuada caja registradora, la balanza de
pesas y, alrededor, el mudo asedio de la mercadería” o “El señor Epidídimus
percibió el mismo olor de sesenta años atrás: un olor picante y agridulce a
jabón amarillo, a aserrín húmedo, a vinagre, a aceitunas, a acaroína.” Adelanta
información en el primer caso, qué era lo que estaba igual que antes. Y en el
segundo ejemplo cómo era ese olor, qué características tenía.
 Elipsis: la omisión de un elemento porque el contexto brinda información
suficiente por ejemplo: “El recuerdo de su niñez lo puso nostálgico. Se le
humedecieron los ojos. Le pareció que retrocedía en el tiempo” en el contexto
del párrafo ya se mencionó al Señor Epidídimus entonces, en las siguientes
clausulas se omite su nombre reemplazándolo por los pronombre. Commented [H3]: No corresponde. Se trata de sustitución
pronominal. Por ejemplo en la oración LE ORDENÓ… ahí hay
 Determinante: por ejemplo: “El Señor Epidídimo”, “aquel barrio humilde y elipsis nominal.
remoto”, “vio el almacén, el mismo viejo y sombrío almacén…”

También siguiendo los aportes de Menéndez se presenta una coherencia del texto en
cuanto al contexto situacional y sociocultural. Ese contexto ayuda a determinar el registro
del mismo; en el caso del texto analizado, la inscripción o la existencia dentro de la
Literatura, ya que es un cuento del escritor Marco Denevi, de su libro Falsificaciones
(1966). Y socioculturalmente responde a una convención de uso de una comunidad
determinada es decir a un género: el cuento fantástico, que posee recursos propios para
definirse como tal, por ejemplo la creación del símil con la realidad durante todo el texto
hasta que llega la ruptura de la realidad con un hecho fantástico como lo es: retroceder en
el tiempo:
“Le pareció que retrocedía en el tiempo.” Y desde ahí se produce un cambio en la
narración, cambia la situación inicial del cuento ya que no hay una correspondencia en ese
inicio con el final ambiguo o inesperado propio de un cuento fantástico: “Desde la
penumbra del fondo le llegó la voz ruda del patrón…” y luego cómo el protagonista
continúa con sus labores en el almacén “tomó la canasta… y salió a hacer el reparto…”
dando la impresión de que la esquina es peligrosa porque el señor Epidídimus volvió al
pasado, al pasar por esa esquina.
“La noche anterior había llovido y las calles de tierra estaban convertidas en un lodazal”
esta construcción permite ver la ruptura en la correspondencia temporal (que da
coherencia al género) entre la descripción de las calles, del principio del texto: “En lugar
de calles de tierra había bulevares asfaltados...”

En este punto se define así, por los recursos mencionados anteriormente sobre el cuento,
por qué es un texto, (consigna N°5). Y para reforzar su definición, tomaré el concepto
dado por Bernárdez: el texto es una unidad lingüística comunicativa fundamentalmente
producto de una actividad verbal humana (el texto de Denevi en este sentido ya que hay
una decodificación de significados en los que se entiende por ejemplo, que en un almacén
haya un chico trabajando haciendo el reparto, o la posibilidad del ascenso social de un
sujeto social de una clase baja hacia una clase alta). Se caracteriza por su encierre
semántico (porque hay tema preciso en la historia contada en la narración: un hecho
fantástico) como por su coherencia comunicativa del hablante (como ya se manifestó
anteriormente en el análisis de los recursos cohesivos). Formado a partir de la intención
comunicativa (la intención comunicativa es absolutamente literaria y cultural) del
hablante de crear un texto integro y a partir de su estructuración (en tanto que responde
a las reglas gramaticales y a las formalidades de las convenciones aceptadas socialmente:
puntuación, acentuación y ortografía, división de párrafos y oraciones.) Commented [H4]: Excelente!

4- Cuadro Sinóptico:

Calles
Bulevares
Tierra Esquina
Barrio Casitas Torres – departamentos

Infancia Recuerdo
Niño
Dependiente
Epidídimus Magnate Deseo Tiempo Canasta
Chofer Almacén Estanterías Voz Reparto
Olor Patrón
Mercadería

Observaciones:

El parcial está muy bien logrado, solo hay algunos errores de reconocimiento
(elipsis). Solo se toman algunos ejemplos, con lo que se puede evidenciar falta de
profundidad en el análisis.

En cuanto a la escritura hay un error de concordancia y uno de mala


acentuación.
El desarrollo en líneas generales estuvo muy bien.

Apreciación: MUY BUENO


Nota: 9 (nueve)
Prof. Horacio Ochoa