Está en la página 1de 2

Conclusión:

Nuestra investigación demuestra que obtener un clima de aula positivo favorece las
emociones de los estudiantes el cual a su vez es un factor determinante en la
construcción del propio aprendizaje. Cuando los propios estudiantes junto al
docente crean este ambiente, mejoran la calidad de ellos mismo como personas,
con ello mejorando la autoestima cuyo aspecto motiva la clase y mejora las
relaciones sociales.

Es por esto que como se explicó en nuestra investigación, las leyes y políticas de
educación que están presenten en Chile y en todas las escuelas a lo largo del país,
demuestran que el estado chileno tiene en consideración el clima de aula como un
factor propiamente importante en la educación de los estudiantes en todas las
áreas.

Los propios docentes y alumnos en construcción de un clima de aula propicio logran


sentirse valorizados dentro de la sala de clases como fuera de ella, ya que logran
participar sin miedo en la comunidad escolar, logran de una manera sana confrontar
distintos puntos de vista, etc.

Es por esto que ha sido posible observar en nuestra investigación bajo la mirada de
distintos autores la existencia de buenas relaciones, la confianza incentivada por el
docente hacia los estudiantes, la afectividad de quienes asumen un rol con
responsabilidad, el protagonismo de los propios estudiantes el cual se ve reflejado
en las conductas dentro y fuera del aula de clases.

La comunidad escolar junto con el manual de convivencia escolar potencia los


logros a través de la cercanía demostrando a sus educandos el protagonismo y lo
importantes que son en su propio aprendizaje.

El docente es quien establece una buena relación dentro del aula de clases, es él
quien es el líder en crear una convivencia positiva, lo que surge en gran medida en
la creación normas que regulan la convivencia dentro del aula, todo esto en
constante refuerzo por parte del docente quien es quien da sentido para que esto
sea comprendido, por los propios estudiantes.
El docente es quien estimula junto al estudiante el clima de aula positivo, que se
vive dentro de la sala de clases a través de las practicas pertinentes y coherentes
al contexto en el que se logra desenvolver los estudiantes y esto se ve reflejado en
el buen rendimiento escolar, tanto académico como conductual. Así es que el
docente debe concentrarse en brindar y generar aspectos educativos pertinentes
que le entreguen al estudiantes herramientas necesarias para enfrentar la sociedad
que día tras día desvaloriza las emociones.

También podría gustarte