Está en la página 1de 2

DEFENTOS QUIMICOS DE LA ROCA

Se refiere a los procesos de alteración que sufre las rocas en sus componentes por efectos de una
reacción química, al entrar en contacto con el agua. Las vías principales para el ingreso del agua en
el macizo rocoso los constituyen los planos de juntas o fallas, desde estos caminos el agua penetra
en los intersticios, tomando contacto con los granos de mineral.

Toda alteración química resulta más activa donde existe percolación del agua ocupando los vacíos
de la roca continuamente. Esta condición delimita las zonas de alteración de la roca, pudiéndose
producir tanto en la superficie como en el interior de la masa rocosa.

DEFECTOS POR HUMEDAD

La acción de agua de lluvia o deshielo al filtrar en el cuerpo rocoso tiene un efecto doblemente
activo. Químicamente inestabiliza los constituyentes como el carbonato de calcio, con productos
solubles de la descomposición química, siendo renovados en solución. A la combinación de este
proceso se denomina “secado químico” y a la renovación de los constituyentes solubles se conoce
como “Lixiviación”.

DEFECTOS DE ORIGEN HIDROTERMAL.

En algunas regiones del macizo rocoso, los vacíos son saturados por una solución acuosa caliente
como resultado de la influencia de la temperatura del cuerpo rocoso, a cierta profundidad o altura
de cobertura; los cambios producidos por estos agentes son conocidos como alteración hidrotermal,
esta solución puede impregnar íntegramente las masas rocosa o tangencialmente a zonas de fallas
cercanas. La alteración química producida por esta solución depende de la composición química de
la roca, además de la temperatura con que se producen estos cambios.

Disolución: Consiste en la incorporación de las moléculas de un cuerpo sólido a un disolvente como


es el agua. Mediante este sistema se disuelven muchas rocas sedimentarias compuestas por las
sales que quedaron al evaporarse el agua que las contenía en solución.

Hidratación: Es el proceso por el cual el agua se combina químicamente con un compuesto. Cuando
las moléculas de agua se introducen a través de las redes cristalinas de las rocas se produce una
presión que causa un aumento de volumen, que en algunos casos puede llegar al 50%. Cuando estos
materiales transformados se secan se produce el efecto contrario, se genera una contracción y se
resquebrajan.

Oxidación: La oxidación se produce por la acción del oxígeno, generalmente cuando es liberado en
el agua. En la oxidación existe una reducción simultánea, ya que la sustancia oxidante se reduce al
adueñarse de los electrones que pierde la que se oxida. Los sustratos rocosos de tonalidades rojizas,
ocres o parduzcas, tan abundantes, se producen por la oxidación del hierro contenido en las rocas.

Hidrólisis: Es la descomposición química de una sustancia por el agua, que a su vez también se
descompone. En este proceso el agua se transforma en iones que pueden reaccionar con
determinados minerales, a los cuales rompen sus redes cristalinas. Este es el proceso que ha
originado la mayoría de materiales arcillosos que conocemos.

Carbonatación: Consiste en la capacidad del dióxido de carbono para actuar por si mismo, o para
disolverse en el agua y formar ácido carbónico en pequeñas cantidades. El agua carbonatada
reacciona con rocas cuyos minerales predominantes sean calcio, magnesio, sodio o potasio, dando
lugar a los carbonatos y bicarbonatos.

Acción biológica: Los componentes minerales de las rocas pueden ser descompuestos por la acción
de sustancias liberadas por organismos vivos, tales como ácidos nítricos, amoniacos y dióxido de
carbono, que potencian la acción erosionadora del agua.

También podría gustarte