Está en la página 1de 31

RUPERTO CÁDIZ RIVAS

OBRA PLÁSTICA

“Ensambles” acrílico 100x120

Santiago, abril 2017


Sra. Ana María Stagno
Directora
Galería AMS Marlborough

Presente
Tengo el agrado de entregarle el siguiente proyecto de exposición de mi obra
plástica, la que he desarrollado por varias décadas, desde mi ingreso a la
Escuela de Bellas Artes de la U. de Chile, donde tuve de maestros a Israel Roa,
Sergio Montecino, Ximena Cristi, entre otros. Mi trabajo plástico me ha llevado
a tener experiencias de estudios en la Universidad de San Fernando en España
y exposiciones en diversos países como EE.UU, Inglaterra, Ecuador, Italia,
Alemania y Argentina entre otros. Mi trabajo creativo ha sido desarrollado en
las líneas de la gráfica, técnicas mixtas, pintura y escultura, teniendo siempre
un lenguaje definido del imaginario, el que se trasvasija de un modo personal
en cada una de estas posibilidades que ofrece la plástica y del cual muchos
historiadores del arte y esteticistas han hecho reflexiones destacando la
cosmogonía propia y singular dentro del panorama artístico latinoamericano y
representativo de los nuevos lenguajes que ofrece la neofiguración. Mi
propuesta para la Galería AMS aborda exponer obras de gran y pequeño
formato en la pintura sobre tela, gráfica sobre papel y esculturas en madera,
todas obras recientes que trabajan la temática del mundo moderno y
convulsionado con una mirada irónica de las contingencias actuales en una
perspectiva de un realismo mágico de corte urbano, siempre marcadas las
obras por un cuidado y estudioso uso del color, que resaltan los diversos
personajes y estructuras de un mundo surreal ubicados en un espacio
evanescente, pero profundamente contemporáneo. De igual modo serán
presentadas las esculturas en madera, las que corresponden a personajes de
mi imaginario que han sido sacados de la obra gráfica y que se ubicaran como
parte de una continuidad volumétrica de las escenas representadas en la obra
expuesta.

Ruperto Cádiz Rivas Jorge Berríos Rodríguez


Artista Visual Curador y Productor
RUPERTO CÁDIZ RIVAS
Pintor Chileno.

Nace en Santiago de Chile el 17 de abril de 1942.

Estudia pintura en la Escuela de Bellas Artes de la


Universidad de Chile donde fue alumno de José Balmes,
Ximena Cristi, Sergio Montecinos, entre otros. Luego de
terminar sus estudios universitarios en Chile, gana en 1974
una beca otorgada por el Instituto de Cultura Hispánica que
le permitió continuar en la Escuela Superior de Bellas Artes
de San Fernando, en Madrid, España, tuvo cómo maestro en
el curso de “Colorido y Composición II” al pintor Manuel
Parralo Dorado, en grabado a Álvaro Patricio Latasa; se tituló
de Profesor de Dibujo y obtuvo un Diploma de Grabado
Calcográfico. Además, realizó estudios de restauración en la Escuela de Restauración de
Obras de Arte de Madrid, España.

En forma paralela a su trayectoria artística, entre 1970 al 1974, Ruperto Cádiz se desempeñó
como profesor ayudante de la cátedra de dibujo en la Facultad de Bellas Artes de la
Universidad de Chile. Entre 1980 y 1992 fue profesor de pintura en el Instituto Cultural de
Providencia en Santiago. Desde la década de los noventa a la fecha se desempeña como
profesor de Expresión Gráfica en el Departamento de Arte de la Universidad Metropolitana
de Ciencias de la Educación- UMCE. Santiago de Chile.

”Cádiz, opta por soluciones más abstractas en sus pinturas. Signos de raíz gráfica, figuras
más o menos geométricas, asomos de vegetación y amplios cielos saturados de nubes
constituyen sus héroes, plenos de un dinamismo juguetón”
(libro “20 años en el arte” Indice Santander Amigos de Arte, La Empresa en el Arte, capítulo
Artistas de Amigos del Arte, por Waldemar Sommer, página 119)
PREMIOS – DISTINCIONES

1974 al 1978- Beca Instituto de Cultura Hispánica, donde estudia en la Escuela


Superior de Bellas Artes de San Fernando, en Madrid, España, donde se tituló de
Profesor de Dibujo y obtuvo un Diploma de Grabado Calcográfico.

1979- (26 de octubre) Mención de Honor en Pintura, IV Bienal Internacional de Arte de


Valparaíso, Museo Municipal de Bellas Artes de Valparaíso. Valparaíso, Chile. Obra
“Artefacto y Paraíso”

1980- (octubre) Primer Premio en Pintura, III Concurso de Pintura de la Academia


Diplomática de Chile “Andrés Bello”. Santiago de Chile. Obra “Máquina Neumática”

1981- Beca Corporación Amigos del Arte. Santiago de Chile.

1982- Beca Corporación Amigos del Arte. Santiago de Chile..


1982- Primer Premio, Segundo Salón Sur Nacional de Arte, Pintura y Grabado, Concepción,
Chile.

1984- Mención Especial en Pintura, I Salón Nacional de Arte Mención Pintura, Pontificia
Universidad Católica de Chile, Sede Temuco, Chile, 3 de noviembre. Obras: “Pliegue
en el Espacio”, “Tensiones en el Cenit”.

1988- Mención Honrosa, Primer Concurso Nacional de Pintura de Entel- Chile S. A. Santiago
de Chile, julio de 1988.

2000- Premio Nacional en Pintura, otorgado por el Círculo de Críticos de Arte de la V Región,
Chile.

EXPOSICIONES INDIVIDUALES

1981- R. Cádiz. Sala Exposición Amigos del Arte. Santiago de Chile. (24 de agosto)

1982- Ruperto Cádiz Rivas. Universidad Técnica Federico Santa María, en su Cincuentenario
1931- 1981. Corporación Amigos del Arte. Santiago de Chile, 22 de junio al 9 de julio.

1984- Pinturas Ruperto Cádiz. Galería Arte Actual 1984, Catálogo N.º 5. Banco del Pacífico.
Santiago de Chile.

1987- Ruperto Cádiz Pinturas. Galería Arte Actual, Catálogo N.º 43. Banco del Pacífico,
Santiago de Chile.
1989- Galería de Arte Ática, Buenos Aires, Argentina.
1989- Ruperto Cádiz Rivas, Pinturas, Galería de Arte El Caballo Verde, Concepción, Chile.
17 de octubre al 4 de noviembre.

1991- Ruperto Cádiz- Chile. Galerie Weibe Stadt, Colonia, Alemania, 23 de junio.

1992- Ruperto Cádiz, Pintura, Banco Interamericano de Desarrollo, Washington D. C.


Estados Unidos, 11 al 22 de mayo.

1995- Ruperto Cádiz Rivas, Pintura, Galería de Arte El Caballo Verde, Concepción, Chile. 28
de agosto al 23 de septiembre.

1996- Ruperto Cádiz Rivas, Pintura “Detrás del Jardín”, Galería del Cerro. Santiago de
Chile,
2 al 17 de mayo.

1997- Ruperto Cádiz “Sueños, Juegos y Colores”. Galería Carmen Codoceo. La Serena,
Chile, 9 al 31 de octubre de 1997.

1999- “Paisajes interiores”, Sala Nemesio Antúnez de la Universidad Metropolitana de


Ciencias de la Educación. Santiago de Chile.

2000- Pinturas, Galería Modigliani. Viña del Mar, Chile.

2001- Ruperto Cádiz “Paisaje Urbano”. Galería del Cerro. Santiago de Chile, 24 de julio al
16 de agosto de 2001.

2007- diciembre-2008 enero, Museo Nacional de Bellas Artes, , “30 años de pintura”.

2011- Galería Artium “Crepuscular”.

2012- Galería Nemesio Antúnez de la UMCE “Códices”

2016- Galería Zamolledo “ Paradojas”, Viña del Mar

2016- Universidad Autónoma de Talca “Pinturasy obra gáfica”

EXPOSICIONES COLECTIVAS

1968- Concurso de Pintura CRAV, Museo de Arte Contemporáneo. Santiago de Chile.

1969- Concurso de Pintura CRAV, Museo de Arte Contemporáneo. Santiago de Chile.


1970- Homenaje al Triunfo del Pueblo, Museo de Arte Contemporáneo. Santiago de Chile.

1976- II Bienal Internacional de Arte, Pontevedra, España.


1976- VII Bienal de Ibiza, España.

1977- VI Bienal Internacional del Deporte en las Bellas Artes, Palacio de Velásquez, Madrid,
España.
1977- Exposición de Grabado Calcográfico, Galería Urbis, Madrid, España.

1979- IV Bienal Internacional de Arte de Valparaíso. Valparaíso: Museo Municipal de Bellas


Artes de Valparaíso. Valparaíso, Chile, 26 de octubre al 30 de noviembre de 1979.
Mención de Honor en Pintura.

1979- Concurso Colocadora Nacional de Valores. Santiago de Chile.


1979- Certamen Terracota: Exposición de Pintura al Aire Libre, Boulevard Drugstore.
Santiago de Chile.

1980- Concurso Colocadora Nacional de Valores. Santiago de Chile.


1980- III Concurso de Pintura, Ministerio de Relaciones Exteriores, Academia Diplomática
de
Chile. Santiago de Chile. Primer Premio en Pintura.

1981- Pinturas, Sala Amigos del Arte. Santiago de Chile.


1981- Seleccionado en el VII Concurso Colocadora Nacional de Valores, Museo Nacional de
Bellas Artes. Santiago de Chile.
1981- V Bienal Internacional de Arte de Valparaíso, Chile.
1981- III Encuentro de Arte Joven, Instituto Cultural de Las Condes, Santiago de Chile.

1982- Pinturas, Universidad Federico Santa María, Valparaíso, Chile.


1982- II Salón Sur Nacional de Arte, Pintura y Grabado, Concepción, Chile. Premio Nacional
de Pintura.

1983- VI Bienal Internacional de Arte de Valparaíso, Chile.


1983- “50 Años de Plástica en Chile desde Matta hasta el Presente”, Instituto Cultural de
Las Condes. Santiago de Chile. (mayo)

1984- Presencia Cultural de Chile: Exhibición de Obras de Pintura Contemporánea, Galería


de Arte El Muro, Caracas, Venezuela.
1984- El Arte y la Supervivencia del Planeta, Museo Nacional de Historia Natural. Santiago
de Chile.
1984- Auto-retrato envío postal, Galería Sur. Santiago de Chile.
1984- Figuración Hoy, Galería La Fachada. Santiago de Chile.
1984- I Salón Nacional de Arte, Universidad Católica de Chile, Temuco, Chile. Mención
especial en Pintura.
1984- Becados Amigos del Arte 1978 - 1984, Galería La Fachada. Santiago de Chile.

1985- Peintres Contemporains Chiliens, Ginebra Suiza.


1985- Arte Contemporáneo, Olimpia Hall de Londres, Inglaterra. Envío de la Galería Arte
Actual.
1985- Visión Panorámica de la Pintura Chilena Actual, República Popular China.
1985-“Siete Becados de Amigos del Arte”, Sala Amigos del Arte. Santiago de Chile.

1985- VII Bienal Internacional de Arte de Valparaíso. Ilustre Municipalidad de Valparaíso.


Valparaíso, Chile, octubre / diciembre.

1986- CHILE: Muestra Itinerante de Pintura Contemporánea Latinoamericana. Ministerio de


Relaciones Exteriores, Dirección de Asuntos Culturales e Información. Coordinación
General Gabriel Barros. Santiago de Chile

1987- Pintor Invitado al Concurso Nacional de Pintura Valdivia y su Río, Valdivia, Chile.
1987- Concurso de pintura “Estimulemos al Arte” Humor (La Pintura y el Humor). Premio
Guillermo Winter 1987. Catalogo N.º 1. Centro Casa verde (Av. Las Condes 14.891).
Santiago de Chile, 22 de noviembre al 10 de diciembre de 1987.

1987- Pequeño Formato, Galería El Cerro, Santiago de Chile.

1988- Primer Concurso Nacional de Pintura Entel-Chile. Santiago de Chile. Mención Honrosa
1988- La Gran Colectiva, Escuela Moderna de Música. Santiago de Chile.
1988- Exposición Donaciones al Museo Nacional de Bellas Artes de Chile. Santiago de Chile.

1989- IX Bienal Internacional de Arte de Valparaíso, Chile.

1990- “Santiago, Un Nombre para el Arte”, Primer Concurso Banco de Santiago Pintura –
Escultura – Grafica. Museo Nacional de Bellas Artes, Sala Matta. Santiago de Chile 14
de noviembre al 9 de diciembre de 1990.
1990- “Museo Abierto”, Museo Nacional de Bellas ARtes. Santiago de Chile.

1991- “Macul Ayer y Hoy”, Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación- EMCE.


Santiago de Chile.

1992- “Imágenes Recuperadas”, Washington D. C., Estados Unidos.


1992- “De los Seres y las Cosas”, Pinturas René Poblete, Ruperto Cádiz, Hugo Jorquera:,
Galería de Arte El Caballo Verde, Concepción, Chile.
1992- “Inversión a largo plazo”, Centro Cultural Montecarmelo. Santiago de Chile.

1993- Seleccionado para participar en la II Bienal Premio Gunther, Santiago de Chile.


1993- “El Otoño en la Pintura Chilena”, Centro Cultural Alameda. Santiago de Chile.
1993- “La Fruta”, Instituto Cultural de Las Condes. Santiago de Chile.
1993- “Desde el Sur al Ecuador”, Sala de Exposiciones del Colegio de Arquitectos, Quito,
Ecuador.
1993- “La Creación es el Arte de Dios”, Museo Nacional de Bellas Ates. Santiago de Chile.

1994- IV Concurso Nacional de Pintura en Puerto Varas, Chile.


1994- “La Mirada y El Árbol”, Corporación Cultural de Las Condes. Santiago de Chile.
1994- II Salón de Pintura y Escultura, Casa Central de la Universidad de Chile. Santiago de
Chile.

1994- “6 Pintores Contemporáneos”, APLICH, Casa Central de la Universidad de Chile.


Santiago de Chile.
1994- “Chile Artes Visuales Hoy”, Colección Museo Chileno de Arte Moderno, Salas
Nacionales de Cultura Embajada de Chile, Buenos Aires, Argentina.

1995- “Con Fines Creadores”, Galería Excedra, Quito, Ecuador.

1996- (Con) Fines Creadores, Ruperto Cádiz, Hugo Jorquera y René Poblete. Coyhaique,
Chile, octubre.
1996- VII Concurso Nacional de Pintura. Talca, Chile.

1997- III Salón de Pintura y Escultura de la Asociación Plástica Latina Internacional,


APLICH, Casa del Arte de la Pinacoteca de la Universidad de Concepción, Chile.

1998- IV Salón de Pintura y Escultura. Asociación Plástica Latina Internacional de Chile


APLICH. Santiago de Chile.
1998- “Chile, Artes Visuales Hoy”, Museo Nacional de Bellas Artes. Santiago de Chile.

1999- Calendario 2000 V Salón de Artistas Invitados por el XXI Concurso Nacional de Arte y
Poesía Joven 1999. Sala el Farol de la Universidad de Valparaíso. Valparaíso, Chile, 5
al 30 de mayo de 1999.
1999- Galería Irene Sagan. Essen, Alemania.

2000- Concurso Mundial de Pintura Winsor & Newton, Londres, Inglaterra.


2000- Zur Eröffnung der Ausstellung. Galerie Ildikó Risse. Wessling, Alemania.
2000- V Salón Plástica Latina 2000, Galería Carmen Codoceo, La Serena, Chile.
2000- “En Torno al Paisaje”, Galería Bosque Nativo, Puerto Varas, Chile
2000- “En Torno al Paisaje”, Municipalidad de Puerto Montt, Chile

2001- Desigualdad, Juan José Acevedo-Rodrigo Cabezas-Nury González-Bruna Truffa,


Centro de Extensión U.C. Santiago de Chile.
2001- Seleccionado para participar en Concurso Mundial de Pintura, Londres, Inglaterra.

2001- Museo Abierto, Proyecto Colectivo Serigrafías. Estaciones del Metro. Santiago de
Chile.
2001- “Paisajes, Artistas Chilenos”. Galería de Arte Cecilia Palma. Santiago de Chile.

2002- Arte Chileno en Munich, organizado por el Consulado de Chile en Munich, Alemania.

2003- Ciclo de Colecciones: Salustiano Casanova Pintura Chilena Contemporánea. Sala de


exposiciones de “Amigos del Arte”. Santiago de Chile, 13 al 31 de enero.
2003- Cultura del Arte Remate Aldeas Infantiles SOS 2003. Casona de Las Condes.
Santiago de Chile, jueves 19 de junio.
2003- Biombos de artistas. Galería de Arte La Sala. Santiago de Chile, octubre.
2003- Naturaleza Muerta, artistas chilenos 2002. Galería de Arte Cecilia Palma.
Lanzamiento
del libro de la Exposición.

2004- Pintura “Desde la Pintura” Ruperto Cádiz, Hugo Jonquera y René Poblete,
Vicerrectoría de Extensión y Comunicaciones Centro de Extensión “Pedro Olmos
Muñoz”, Universidad de Talca. Talca, Chile, junio.

2004- Pintura “Desde la Pintura” Ruperto Cádiz, Hugo Jonquera y René Poblete, Dirección
de Extensión Pinacoteca Universidad de Concepción. Concepción, Chile, septiembre.

2005- Tres Facetas de los artistas Hilda Rochna, Ulises Román y Ruperto Cádiz. Artium
Galería de Arte y Centro de Restauración. Santiago de Chile, octubre.
2005- Encuentro de Artistas Latinoamericanos. Museu da Energía. Sao Paulo, Brasil,
noviembre de 2005.

OBRAS EN COLECCIONES PUBLICAS Y PRIVADAS


Sus obras se encuentran en importantes colecciones privadas y públicas tanto en Chile,
España, Alemania y Estados Unidos.

- Banco Interamericano de Desarrollo Bid, Washington D.C., Estados Unidos.

- Colección Chase Manhattan Bank, Estados Unidos.


“Variaciones del paisaje A”, acrílico sobre tela, 162 x 132 cm.
“Variaciones del Paisaje B”, acrílico sobre tela, 162 x 132 cm.
“Paisaje”, acrílico sobre tela, 114 x 146 cm.

- Colección Revista Cosas.


“Recuerdo”, acrílico sobre tela, 100 x 130 cm.

- Museo de Artes Visuales. Santiago de Chile.


“Composición B”, 1991, acrílico sobre tela, 103 x 133 cm.
“En el Parque”, acrílico sobre tela, 100 x 130 cm
“Inundación”, 1994, acrílico sobre tela, 162 x 114 cm.

- Museo Nacional de Bellas Artes. Santiago de Chile.


”Insectario”, acrílico sobre tela, 165 x 133 cm.

- Pinacoteca Universidad de Talca, Chile.


“Historia Secretas”, acrílico sobre tela, 100 x 130 cm.
“El Mensajero”, acrílico sobre tela, 100 x 120 cm.

- Pinacoteca de la Universidad de Concepción, Chile.


“Artefacto II”, acrílico sobre tela, 146 x 114 cm.

ALGUNAS OBRAS EN COLECCIONES PARTICULARES

Quiebre del Paisaje B, acrílico sobre tela, 114 x 146 cm.


La Caja del Mago, acrílico sobre tela, 130 x 100 cm.
Los Sueños de Felicinda, acrílico sobre tela, 70 x 84 cm.

“Ciudad sombría”, acrílico sobre tela, 100 x 120 cm.

“Historias Urbanas”, acrílico sobre tela, 100 x 120 cm.


PINTURAS

“Tensiones” acrílico 110x140 cms.


“Astral” acrílico 80x100 cms.
“Equilibrio” acrílico 100x80 cms.
“Cinema” acrílico 100x120 cms.
“Mirador de Matilda” acrílico 100x130 cms.
“Factoría” acrílico 120x140 cms.
“La nave va” acrílico 60x50 cms.
“Composición” acrílico 50x50 cms.
CRÍTICA ESPECIALIZADA

Un envase impecable, que podría encasillarse dentro de una nueva figuración de fuerte
tinte surrealista, sirve a Ruperto Cádiz para expresar su visión personal del mundo actual.
Muchas veces, a través de un reparto serial en pequeñas escenas, que recuerda el de las
historietas cómicas, nos entrega hombres próximos a volverse máquinas, como
maquinarias que se humanizan. Sobre el formato amplio de la tela, vestida con naranjas,
amarillos, grises y azulosos, estos protagonistas adoptan actitudes muy dinámicas y se
desplazan según un vertebrado ritmo plástico. Aunque encontremos una parcelación de las
superficies en rectángulos, es el espacio celeste abierto hacia inmensidades nubosas, el
soporte principal y el invasor constante en cada uno de los escenarios y actos de los héroes
de Cádiz.

Además, bajo las apariencias de un tecnicismo riguroso que guía con sus mapas, signos
indicadores y demarcaciones, los actores de estas pinturas poseen ánimos juguetones e
inestables. Al igual que las figuras pequeñas, voladoras deportistas, los gigantescos
personajes estáticos, con mucho de artefacto visceral y de satisfacción consumista,
encarnan, con subterránea violencia, la humana capacidad de obrar tonterías de
imprevisibles efectos. Así aquí, las delicias presuntas de un progreso a toda costa no temen
aceptar la evidencia de sombras bélicas. Sólo en raras ocasiones, estos protagonistas saben
hacer rendir algo su espíritu y envían hacia el cielo, en vez de naves espaciales, poéticas y
blancas palomitas de papel.

Waldemar Sommer

(Texto Presentación Catalogo R. Cádiz. Sala Exposición Amigos del Arte. Santiago de Chile,
24 de agosto de 1981)
Lo primero que nos interesa en la obra de Ruperto Cádiz, es el alegre colorido, la
festiva entonación de sus temas y el humorismo contenido. Los azules intensos, los
amarillos atrevidos, ante las altas nubes, le permiten armar sus composiciones que
nos cuentan extravagantes aventuras de letras, números y personajes inventados,
en una alfombra que se despliegan en el espacio infinito. La fina ironía está presente
en todas sus telas, al presentar planos que se desdoblan y mariposas metálicas.
Muchas veces en sus superficies de naranjas intensos se produce una horadación
extraña, una ventana libre para gozar con las alturas. Esa perforación nos produce
un respiro en medio de planos muy cerrados.

Es un arte para mirarlo con atención, ya que está repleto de punteados, flechas y
números que nos hablan de problemas contemporáneos, pero sin ahogar el espacio,
ya que la calidad plástica y el hábil reparto de cromatismo es muy logrado. Los
ardientes colores de cartel, las tiras cómicas y las charadas, están presentes en estos
simbólicos óleos, pero no se olvida el mensaje para situaciones locales. No podemos
negar, de todas maneras, que Cádiz observa el mundo con actitud amplia y se nutre
de grandes proposiciones universales. Todo alude a los objetos modernos, a los
maquinismos que nos invaden, a las plataformas espaciales, con superficies planas y
colores contrastados.

Sus crucigramas en rosas, salmones y azulinos, nos internan en el quehacer de unos


seres minúsculos, en celdas pulcramente pintadas. A pesar de la parcelación del
cuadro, hay una unidad muy lograda, en una secuencia historiada. Todo se amarra
en una postura sumamente original y de delicado humorismo, de mofa exquisita
pero sin comprometerse totalmente con el formalismo del “pop” o el geometrismo
reciente. La mordacidad plástica, el mensaje artístico pleno de metáforas profundas,
me parece lo más novedoso del arte de Ruperto Cádiz, que ha figurado en numerosas
exhibiciones colectivas de arte nacional. Una pintura para meditarla, para sacar
conclusiones valiosas y satisfacer nuestra curiosidad formal.

Ricardo Bindis

(Texto Presentación Catalogo Ruperto Cádiz Pinturas. Galería Arte Actual, Catálogo N.º 43. Banco
del Pacífico, Santiago de Chile, 1987)
RUPERTO CÁDIZ es un caso singular en la pintura contemporánea chilena, a cuya actual
“generación del medio” pertenece. Desde ya, es imposible encasillarlo en las
acostumbradas categorías o tendencias estilísticas. Cádiz crea en forma original un mundo
propio y “sui generis”, marcado tanto por un irónico sentido del humor, como por un
optimismo inherente, una real alegría de vivir.

Crea espacios amplios, cósmicos, irreales y los llena de una diversidad de objetos
incongruentes. Cintas de color pueden alternar con diversos signos y con objetos
figurativos, estilizados de manera por demás realista. Así crea conjuntos tan irracionales
como sugerentes, de perspectivas espaciales e ilimitadas, de destellos cromáticos vivos y
de planos de color. Opone sus objetos de cantos duros, nítidos, de concepción geométrica,
a aquellas partes más amorfas o nebulosas que suelen llenar una parte de sus telas: humo,
llamas, o sencillamente masas de color de una gran gama de tonalidades. Procedimiento
que evita todo exceso de rigor por una parte, y de blandura por la otra.

Pero Cádiz va más allá de una simple presentación de una atmósfera, de una fantasía festiva.
Pues si nos presenta un recipiente espacial con signos y formas diversos a su derredor,
también podemos pensar en una especia de cornucopia, como en una caja de Pandora,
como en un receptáculo de basura cósmica- o de sueños humanos. La interpretación de tal
polisemia dependerá de cada espectador y del ánimo en que se encuentre.
Y es así porque Cádiz al usar y variar formas conocidas por todos –geométricas o figurativas,
signos o símbolos- siempre refiere su obra a la experiencia humana y por ende al hombre.
Por más que éste ausente, por más que el mundo de Cádiz no sea el cotidiano del
espectador, irrumpe siempre la vertiente humana, aquella de la fantasía creadora que usa
el mundo de la experiencia para crear mundos nuevos.

El sentido de ironía que subyace a toda la obra del artista chileno evita que aflore ningún
sentimiento barato, ningún tono patético discordante. No está ausente ocasionalmente
cierta frialdad, quizás de carácter intelectual, pero está al servicio positivo de un control
disciplinado de la pintura. Ruperto Cádiz nos presenta una amplia gama de variaciones
sobre un tema básico. Su sentido certero del color y de la composición dinámica hacen que
dentro de la unidad orgánica que distingue a su obra, cada cuadro es un evento que puede
gozarse y apreciarse por sí mismo.

Cádiz, ya quedó dicho, es un pintor muy personal- lo cual no le impide llegar a un público
amplio, gracias a las universales características formales y espirituales de su obra.
Características éstas que le han permitido forjarse un lugar tan enaltecedor como merecido
en el campo de las artes visuales chilenas de hoy.
PEDRO LABOWITZ

(Texto Presentación Catalogo Ruperto Cádiz Rivas, Pinturas, Galería de Arte El Caballo
Verde, Concepción, Chile, 17 de octubre al 4 de noviembre de 1989)
Ruperto Cádiz: Inestabilidades Metafísicas

Uno de los episodios más intensos para el artista es el momento de creación. Luego,
sobrevienen otros momentos tan relevantes como el primero. Reunir, exhibir y vender la
obra. En suma, llevarla a los demás una y otra vez. Entre esos pasos, se inscribe otra tarea.
Es muy difícil, porque interroga al artista. Y también es compleja, porque -cuando el autor
ha entregado su quehacer al mundo- debe aceptar que otros consideren inútil o valioso ese
esfuerzo.
Al íntimo acto de fortaleza creadora, se impone este tan extremo como distante, la
interpretación. A la batalla de entrega plástica del artista se suma, ahora, una supuesta
sumisión: aceptar la lectura propuesta que aspira a dar una luz para la comprensión del
lenguaje intangible de la obra. Ahora, el pretendido traductor de lo inefable, acepta su
responsabilidad.
En ese contexto, la obra de Ruperto Cádiz comienza a navegar por la frágil memoria. Una
alacena sujeta por experiencias diversas. Algunas aceptables. Otras no. Por eso, es difícil
permitir que su trabajo sea prisionero de tiempos pasados.
Muchas veces su obra ha sido ligada al mundo surreal. ¿Surrealista?
Sí. Y, en algunas ocasiones -con amplitud de mirada-, él mismo ha aceptado esa carga
vinculante. Sin embargo, desde fuera, emerge una duda: ¿cómo podemos circunscribir su
trabajo sujeto a imágenes concadenadas, a una poderosa manifestación visual del dictado
no racional, es decir, inconsciente, automático y onírico?
Cádiz no pertenece al movimiento artístico internacional. De ese, no hay dudas. Tampoco
persigue las metas de los artistas ni los literatos de principios de siglo XX. Quizás, ha servido
para afianzar esa confusión, la sobrecargada súper estructura que, a lo largo de los años, ha
desarrollado en su obra. El soporte -en general- exhibe una vastísima red de relaciones
entre personajes e innumerables objetos útiles e inútiles; establece vínculos complejos
entre planos visuales cromáticos y espacios supuestamente arquitectónicos; sitios abiertos
y cerrados, llenos y vacíos… Esos elementos, entre algunos, incorporados a composiciones
dinámicas aparecen sujetos a situaciones contradictorias. Así, a un plano ingrávido se
opone otro con fundaciones que escapan al espacio del cuadro, por ejemplo. Y, mientras
diversos objetos parecen llenar cubos o espacios vacíos, otros flotan sin dirección clara. Esas
relaciones compositivas y, muchas más, son reiterativas. Son buscadas por el pintor. No son
accidentales. Son aplicaciones controladas por una razón narrativa muy consciente. En
suma, esos vínculos composicionales constituyen una herramienta expresiva para el pintor,
porque son parte de su abecedario creador.
Cádiz sabe que la aparente desconexión de las imágenes sirve para provocar una
ambigüedad conceptual que, en una primera mirada huidiza, tendemos a identificar con el
lenguaje onírico. Es así y lo acepta. Pero, más que un ilimitado automatismo síquico, es un
juego de imágenes que -conforme lo aplica- se transforma en un método eficaz para
construir su discurso. Un relato mucho más actual. Una historia cuyas raíces culturales están
más cerca del creciente y convulsionado mundo consumista que le toca vivir.
Además, tampoco se queda ajeno a las situaciones políticas española y chilena que vive
directamente. Circunstancias que, desde la década de 1970 en adelante, van adquiriendo
un soslayado sitio en su trabajo. Ello se refleja -en distintos momentos- bajo la forma de
rechazo a situaciones, cuya temática englobada en un tema mayor, se puede entender
como el desamparo comunicativo.
Una visión tangible a través de muros superpuestos, alturas laberínticas y soledades de
personajes huidizos que, desde el decenio último de 1970 comienzan a aparecer.
Poco a poco, Cádiz abandona sutiles gamas restringidas y, con frecuencia, monocromáticas.
Incorpora, en cambio, ricas cromías. Vibrantes armonías colorísticas se integran al escenario
plástico como una manera de reafirmar ese delicado desequilibrio existente entre lo real y
lo imaginario.
Ahora, como antes, la imagen modélica no tiene sitio. Lo objetivo interesa en la medida en
que se transforma en dato esencial. Por eso, la reproducción del motivo carece de
importancia. Cádiz no quiere copiar la realidad, la ilustra.
La comenta usando fantasiosos datos fragmentados que le sirven para evadir lúdicamente,
una y otra vez, la gravedad del clima sicológico interno de la obra. Con ese fin, la
complejidad compositiva aumenta. Cajas y grandes planos abstractos soportan, a veces,
detalladas aglomeraciones de objetos. Entre ellas, la presencia humana es banal e ínfima.
Cádiz camina en varias direcciones... sin rechazar ninguna.
Personajes robóticos y amplios fondos de cielos abiertos de antaño, han cedido lugar
a un mundo aparentemente más natural, pero también inventado. Paisajes descriptivos, en
base a ordenadas y geométricas formas que descansan en meditadas perspectivas lineales,
muestran una desnaturalizada realidad quirúrgica. Cádiz continúa provocando. Establece
nexos y contrapuntos de delicada ironía y, a la vez, desoladora nostalgia.
En los últimos tiempos, el pintor incursionado -como otras veces- en la acuarela. Este medio
le sirve para reafirmar su interés discursivo. Completas y expresivas superficies de planos
saturados acogen a personajes lúdicos. Y, en pintura, vuelve a los escenarios
deshumanizados de planos que simulan ciudades que extienden cintas o brazos -como si
fueran tentáculos- para mantener una conexión con una dimensión más existencial. En este
sentido, el trabajo de Ruperto Cádiz es un permanente comentario a la inestabilidad
metafísica del hombre contemporáneo. Y, respecto del asunto estilístico, su obra -con
depurada técnica- parece enmarcarse más apropiadamente, por cronología autoral y
circunstancias históricas, en el abierto contexto neoexpresionista internacional que bien
supo retomar los más diversos influjos vanguardistas del siglo pasado.

Carolina Abell
TÉCNICAS MIXTAS
(ACUARELAS, TÍNTAS, ACRÍLICOS)

“Juego de cartas” 50x70 cms.


“Cinema Z” 50x70 cms.
“S/T” 60x80 cms.
“El bote de papel” 50x70 cms.
ESCULTURAS EN MADERA

“Venus” 80x35x15 cms.


“S/T” 80x35x15 cms.
“S/T” 48x30x9 cms.
“Personaje” 50x25x25 cms.

Intereses relacionados