Está en la página 1de 1

EL ENSAYO

“Un buen ensayo es como una buena pintura, las frases al igual que los colores, se deben combinar
de una forma agradable. La armonía resultante de esta mezcla es el gran secreto de los ensayistas; no basta
que las ideas de un ensayo sean armoniosas, deben ser además, como los elementos de un cuadro, vivos y
pintorescos, para que puedan mostrar las tesis confrontadas por los argumentos de una forma cautivante”.1

Rasgos fundamentales que lo suelen caracterizar pero no de forma absoluta, sino que son una tendencia:

 Es un escrito que presenta una visión personal del autor sobre alguna cuestión, donde lo importante es la perspectiva
que elige el autor para tratarlo, y no tanto el tema en sí mismo.
 Es subjetivo. El autor se convierte en protagonista del tema: vuelca sus ideas sobre el asunto, sus impresiones propias,
incluso sus recuerdos. Es decir que más que analizar el tema lo que hace es interpretarlo y juzgarlo desde su propia
perspectiva. Por ello es común la aparición de la primera persona y la adjetivación valorativa en la que se puede
observar la personalidad, ideología, gustos y aversiones del ensayista.
 El autor no pretende llegar a conclusiones definitivas, universalmente válidas. Por ello prefiere la reflexión, la
sugerencia, su propósito es mostrar nuevas perspectivas y suscitar la reflexión del lector. Utiliza argumentos para
defender sus ideas, pero las mismas pocas veces son pruebas explícitas e irrevocables. Prefiere la expresividad,
argumentos capaces de sugerir al lector determinadas impresiones, por lo cual es frecuente incluir anécdotas propias o
ajenas, recuerdos personales, comparaciones, referencias a lecturas, etc.
 Va dirigido a un público amplio sin conocimientos profundos sobre el tema, pero con interés por informarse y
dispuestos a la reflexión. Por lo cual se emplea la sencillez expositiva y la amenidad. Pero también el ensayista no solo
busca transmitir ideas, sino que busca dialogar con el lector, por lo cual es común que se hagan alusiones y llamadas de
atención al mismo.

Jiménez V., C.A.; “El arte de escribir ensayos”; Fuente: http://es.slideshare.net/aryprof/el-arte-de-escribir-ensayos


(17/10/2014)

EL ENSAYO
“Un buen ensayo es como una buena pintura, las frases al igual que los colores, se deben combinar
de una forma agradable. La armonía resultante de esta mezcla es el gran secreto de los ensayistas; no basta
que las ideas de un ensayo sean armoniosas, deben ser además, como los elementos de un cuadro, vivos y
pintorescos, para que puedan mostrar las tesis confrontadas por los argumentos de una forma cautivante.”1

Rasgos fundamentales que lo suelen caracterizar pero no de forma absoluta, sino que son una tendencia:

 Es un escrito que presenta una visión personal del autor sobre alguna cuestión, donde lo importante es la perspectiva
que elige el autor para tratarlo, y no tanto el tema en sí mismo.
 Es subjetivo. El autor se convierte en protagonista del tema: vuelca sus ideas sobre el asunto, sus impresiones propias,
incluso sus recuerdos. Es decir que más que analizar el tema lo que hace es interpretarlo y juzgarlo desde su propia
perspectiva. Por ello es común la aparición de la primera persona y la adjetivación valorativa en la que se puede
observar la personalidad, ideología, gustos y aversiones del ensayista.
 El autor no pretende llegar a conclusiones definitivas, universalmente válidas. Por ello prefiere la reflexión, la
sugerencia, su propósito es mostrar nuevas perspectivas y suscitar la reflexión del lector. Utiliza argumentos para
defender sus ideas, pero las mismas pocas veces son pruebas explícitas e irrevocables. Prefiere la expresividad,
argumentos capaces de sugerir al lector determinadas impresiones, por lo cual es frecuente incluir anécdotas propias o
ajenas, recuerdos personales, comparaciones, referencias a lecturas, etc.
 Va dirigido a un público amplio sin conocimientos profundos sobre el tema, pero con interés por informarse y
dispuestos a la reflexión. Por lo cual se emplea la sencillez expositiva y la amenidad. Pero también el ensayista no solo
busca transmitir ideas, sino que busca dialogar con el lector, por lo cual es común que se hagan alusiones y llamadas de
atención al mismo.

Jiménez V., C.A.; “El arte de escribir ensayos”; Fuente: http://es.slideshare.net/aryprof/el-arte-de-escribir-ensayos


(17/10/2014)

También podría gustarte